Page 38

Miro a Tania sorprendida de que ella sea la nuera. Ahora mismo me tiemblan hasta las piernas. Bryan se da cuenta y me agarra más fuerte de la cintura para que no me desplome en el suelo. ¿Cómo se han enterado? – ¿Tú eres su nuera? —le pregunto a Tania. Ella me mira con cara de circunstancias, como si no quisiera que nadie lo supiese. – Sí, pero no estoy con Mikel, si es a lo que te refieres… Estaba con Jeremy… Ay, Dios, que me desmayo… – Su…, su hijo Jeremy ¿ha muerto? —balbuceo. La mujer se limpia las lágrimas y me mira. – Sí, hija; murió hace dos semanas. Y de mi hijo Mikel no sabemos nada desde hace meses. ¿Tú sabes algo de él, niña? Lo que sea…, no sabe siquiera que su hermano ha muerto. Si no salgo de aquí inmediatamente me voy a desplomar en el suelo… – Lo siento mucho. No, María, no tengo ni idea del paradero de su hijo desde hace mucho tiempo ya —miento lo mejor que puedo. Si ella supiera… – ¿Podrías ayudarme a…, a… encontrarlo? —solloza—. Te lo pido como un favor… Mi cara es un poema, y creo dar un traspié hacia atrás. Tania me mira y arquea una ceja. – ¿Te encuentras bien, Any? —pregunta esta. – Sí…, sí… Estoy un poco cansada. Bryan, al ver mi malestar, me agarra de la cintura y continúa, como si tal cosa, la conversación con la madre de Mikel. – Señora, si sabemos algo del paradero de su hijo, le informaremos. Ahora, si nos disculpa, tenemos que irnos. La mujer se queda más tranquila, pero yo aún sigo viendo en Mikel tirado en la moqueta del apartamento de Bryan.

Angy skay solo por ti 3 eternamente