Page 255

—Entonces… Nosotras seremos las que quieres con amor verdadero, como las princesas, ¿no? —Exactamente, como las princesas —dice Max arrugando un poco el entrecejo. —Entonces vale, no nos enfadaremos, ¿verdad que no, Lucy? La pequeña Lucy niega con la cabeza y se abrazan a Max como una lapa. ¡Son de lo que no hay! Suelto una carcajada monumental y Max echa una mirada de malas formas para que deje de reírme. Ay, el amor… Pienso mientras sigo moviendo el chocolate blanco. Por amor casi me suicido yo hace un año… Sí, efectivamente eso es lo que iba a hacer. Cuando Bryan me agarro de la cintura casi me muero. No me lo podía creer. Pero sí, estaba vivo, estaba allí. El dolor me cegó de tal manera que no reparé en la carta que tenía en la mesita de noche explicándomelo todo. Nadie sabía nada, excepto Max. Pero él tampoco sabía que Bryan había hecho una breve carta para mí a última hora. Explicándolo todo y prometiéndome volver en unos meses. Ponía lo siguiente, recuerdo punto por punto su preciosa letra escrita: Any; Todo te parecerá muy extraño, pero habla con Max. Él no sabe de la existencia de esta carta, cuando se la enseñes entenderá que no podía irme sin darte una explicación, aunque sea mínima. Necesito desaparecer un tiempo y la única manera es estar muerto. Debes guardar las apariencias y hacer como tal. En el mundo en el que yo me movía todo es muy difícil y aunque no lo creas es mejor ser invisible. Prometo ir a buscarte en unos meses y explicártelo. Sé dónde estarás, Max se quedará contigo ese tiempo para ayudarte. No olvides que te quiero y que siempre estaré a tu lado. Bryan. Finalmente cuando conseguimos hablar me contó que no podía irse de esa manera sin darme

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement