Page 253

No paro de repetirme para mí una y otra y vez… —¿Estoy muerta? Epílogo —P api, papi —chilla Natacha escondiéndose de su hermana. De repente pasa el huracán Lucy por al lado mía. Tengo que levantar las manos para que no me tire todo al suelo. Sigo partiendo trozos de galleta a la velocidad del rayo, para hacer el pastel de tres chocolates. ¡Hubiera sido mejor comprar la tarta hecha! Me meto en cada berenjenal… —¡Eh! ¡Id con más cuidado!¡Lucy! —chillo— Pequeñas diablillas…— murmuro. Unas manos me cogen la cintura y depositan un pequeño beso en mi cuello. —Como su madre… —Mmm… No, como su padre, mejor dicho. ¿Dónde está el pequeño Anthony? Le pregunto a Bryan cuándo escucho las carcajadas del niño. —Por ahí viene con el tío Max. Y el tío Max entra en escena, se sienta en el taburete de la cocina. Lo miro un segundo y arqueo una ceja. —Tenéis que dejar de hacer niños tan guapos —dice haciéndole carantoñas a Anthony. —¿A qué viene esa cara de tonto que traes? Suspira fuertemente. Huy… —¡Ay! Bryan y yo nos miramos sin entender nada. ¿Y ese suspiro? Lo interrogamos con la vista. —Creo que he encontrado a la mujer de mi vida. Abrimos los ojos como platos y ambos nos pegamos a la barra para verlo más de cerca. Le insto con la mirada a que siga. Pero él niega con la cabeza. —¡Vamos, habla! ¿Quién es la afortunada?

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement