Page 251

—Any, nada de lo que hagas cambiará. Los ojos se me llenaron de lágrimas. Llevaba tantos días pensando en suicidarme… —Sí que puedo… Max me miró asustado. Pero yo seguí mi camino sin importame el escudriño al que me estaba sometiendo. —¿Qué quieres decir con eso? Le miré, pero no conteste de nuevo. —¡Any! Al ver que no contestaba, oí cómo respiraba con dificultad. —¡Te estoy hablando, joder! ¿No te das cuenta de que no te lo va a devolver nada ni nadie estando así? —Sí que me lo devolverán, sé que lo volveré a ver… Cuando yo muera… Pensé. —Any —se pasó una mano desesperado por la cara—. Bryan está muerto… Cogió mis manos y las tocó haciendo círculos invisibles en ellas para que no sonara tan brusco. Pero eso no apaciguó mi agonía. No tuve ganas de seguir con la conversación, así que me fui en busca de un buen trago que me hiciera recordar los buenos momentos. Salgo de mis pensamientos y cojo la copa de vino. La pego a mis labios en el instante en el que miro hacia el mar. Visión perfecta para caer en el sueño de Morfeo para siempre…. La canción que llevo días oyendo de David Bisbal, se identifica perfectamente con mi estado de ánimo: Nunca imagine que con el tiempo acabaría pasando… Que al tumbarme al lado izquierdo de esta cama ya no estés a mi lado… Proyectadas en el techo nuestras sombras parecían gigantes…

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement