Page 250

preferido de Bryan. Vierto dentro del líquido rosado el frasco de líquido blanco y lo muevo con la cucharita que me he traído junto a todo lo demás. <<Será instantáneo…no dolerá>>. Las palabras del contrabandista se repiten en mi cabeza como un resorte. <<Instantáneo…No dolerá>>. No, claro que no dolerá, porque allí donde esté, en el cielo o en el infierno, yo iré a por él. Cueste lo que cueste, estaré para siempre junto a él. Oigo como mi teléfono no para de sonar constantemente dentro de la casa, pero no me molesto en entrar, ya no. Sé que se trata de Max y de las demás personas que seguramente sabrán de mi decisión por él. Aunque no le llegué a decir exactamente cuáles eran mis intenciones, sé que él no es tonto y lo intuyó al instante. Cierro los ojos y aspiro el olor a mar que se filtra rápidamente por mis sentidos. Es el sitio perfecto para encontrar la tranquilidad. Pienso en mis pequeñas de nuevo y el dolor atenaza mi cuerpo. Soy una egoísta, pero no puedo vivir con esto, no puedo seguir así. Voy como un alma en pena día tras día. Solo le hago mal a los que me rodean. Y es… Triste… Muy triste… Recuerdo la última conversación que tuve con Max. Fue hace dos días y se enfadó bastante conmigo. Lógico. —No puedes seguir pareciendo un fantasma. Hice una mueca y continuó. —¿Any? ¿Me estás escuchando? Al ver que no le contestaba me cogió del codo y me giro completamente. Ese gesto me hizo recordar a Bryan, él siempre me cogía del codo. Me solté de Max cómo si quemara. —Déjame… —dije desganada. —No puedo dejarte cuando no eres tú. ¿Te has visto? Negué con la cabeza. Max suspiro exasperado.

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement