Page 246

Ni a decirme te quiero… Nada… Intento mantener la compostura mientras muchas personas pasan por mi lado para darme el pésame. Estamos todos destrozados y no existe consuelo alguno para remitir ese dolor que siento ahora mismo. Un hombre con sombrero y una chaqueta que tapa hasta sus hombros se acerca a mí y se para a escasos centímetros. Sé quién es… —¿Qué haces aquí? —digo de malas maneras. —Pensaba que no me reconocería nadie. —Te vuelvo a repetir, ¿qué haces aquí? Hablamos bastante bajo, no quiero alterar a nadie. Prefiero pasar por esto yo sola. Total, ya no puedo sufrir más de lo que estoy sufriendo ahora. —He venido a darte el pésame. —Muy bien, pues adiós. —Al final, no has tenido tus felices para siempre… ¡Pum! Mi mano se estrella directamente contra su cara, el estridente ruido hace que los asistentes nos miren. —¡Lárgate de aquí! —escupo como veneno en mi boca. Se ríe como un maldito cabrón. —No quiero volver a verte en mi vida, Jim. ¿Te queda claro? —Me queda claro. Yo tampoco quiero volver a verte en mi vida. A fin de cuentas, creo que no vales nada… No me duelen sus palabras, al revés, me alivian. —Entonces, hemos terminado de hablar. ¡Lárgate! Sonríe y desaparece por el campo verde. No quiero volver a toparme con este hombre en la vida.

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement