Page 245

Nos quedamos inmersos en un mundo de dolor y soledad… A los dos días del accidente preparamos un funeral con todo el dolor del mundo. Esto no puede estar pasando, me repito una y otra vez, pero sí, sí está pasando. —Qué difícil es esto —dice Giselle a mi lado. Asiento. Llevo dos días sin hablar prácticamente nada. Solo hago lo que me dicen y punto. Me levanto de la cama porque tengo que hacerlo para atender a mis hijas que ahora mismo es lo que me queda de él. Pero sin él, no se vivir… —¿Estás lista? Asiento de nuevo. Salimos de la que ya no será nuestra casa. Debido al gran revuelo que se ha montado al ver que Román filtró toda la información, nos vamos a Cádiz, a la casa que Anthony me dijo que tendría que ir alguna vez. Así nos evitaremos problemas, sobre todo mientras su muerte sea tan reciente. No descartamos la duda de que el accidente de Bryan haya sido por esto. Ya que él no salía imputado por ningún sitio. Todas las cosas han sido enviadas ya. Lo han hecho entre Ulises, Brenda, Nina, John y Max. Ni Giselle ni yo tenemos fuerzas para ponernos a empaquetar cosas tan rápido. Salgo, y antes de cerrar la puerta, miro la casa que tantos recuerdos y tantos momentos me ha traído. Lo que más me duele es que no volveré a ver al hombre con el que he compartido todo esto. —Adiós… —murmuro levemente. Llegamos al cementerio y encuentro un montón de gente, pero nadie conocido. Miles de flores adornan el ataúd de Bryan. No hemos podido ni verle, ya que el cuerpo quedó completamente calcinado, debido a la explosión. Solo pensarlo, hace que mi corazón se haga mil pedazos. No lo volveré a ver más… No volverá a abrazarme… No volverá a besarme… Ni a tocarme…

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement