Page 244

Max se separa de mí y me mira. Toca mi cara y me da un leve beso en la mejilla. —Estaré aquí para lo que necesites. Niego con la cabeza enérgicamente. Me niego a creerlo. Aunque es una realidad. —¿Qué ha pasado? —pregunto fuera de mí. —No lo sabemos. El coche explotó y…Bryan… Se tapa la cara con las manos y empieza a dar vueltas de un lado a otro de la habitación. —No, me estás mintiendo. Max me mira. —Any, tú lo viste igual que yo. Estabas allí. —No puede ser… —murmuro. No puede, no, no, no… Niego con la cabeza y me levanto con las piernas temblorosas hasta que llego a Max. —¡Dime que es mentira! ¡Dímelo! —No, Any, me temo que no. —¡No puede ser! ¡Él no ha hecho nada! —La muerte no la elegimos… Empujo a Max y empiezo a llorar. —No está muerto, no está muerto… —murmuro repitiéndome una y otra vez para intentar creerme algo que no es verdad. —Any, cálmate… —intenta calmarme Max. —¡No! —le chillo—. ¡Me estás mintiendo! Doy puñetazos a su pecho hasta que me coge de las muñecas y me estrecha fuertemente. Los dos terminamos en el suelo de la habitación llorando abrazados. —Lo siento mucho… —No… —digo desgarradoramente.

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement