Page 230

Se levanta, coge mi pelo con una mano y tira de mí hacia él. Me coloca justamente enfrente de su paquete. Con solo mirarlo sé que esta duro y preparado. Quiero que termine ya. Es lo único que me repito sin parar. —Vamos a ver qué sabes hacer —dice bajándose la cremallera del pantalón. Sonrío de medio lado. —Creo que no acabas de entenderlo. Yo no tengo que hacer nada. Tú querías follarme a cambio de Bryan, y eso es lo que vas a tener —digo tajante. Veo como un atisbo de rabia se refleja en sus ojos a la misma vez que asiente. Me agarra más fuertemente del pelo y termina de bajar su cremallera de la cual emerge una gran erección. No aparto mis ojos de los suyos cuando me dice: —Abre la boca. Hago lo propio y de una estocada se mete dentro de mi boca. Empieza a moverse a un ritmo pausado y lento hasta que, poco a poco, se acelera y noto como me dan arcadas. No para en su ataque brutal y sigue empujando mi cabeza hacia delante hasta que, frustrado, me suelta rudamente. —¿¡Por qué no pones de tu parte!? —me chilla. —Porque no me apetece —digo chulescamente. Otro guantazo llega de la nada y se estampa en mi oído, haciendo que este me retumbe unos segundos. Levanta mi cuerpo bruscamente cogiéndome del codo y me arrastra literalmente hasta la cama. De un tirón me tira en ella y caigo completamente espatarrada. Jim se pone encima de mí y por un segundo parece que lo ha poseído el demonio. Aparta brutalmente a un lado mi tanga y, sin más, entra dentro de mí. Suelta un gruñido y empieza a empujarme sin parar a un modo frenético. —Si esto es lo que quieres, ¡esto es lo que tendrás! Da fuertes empujones dentro de mí, lo que hace que me arrastre al centro de la cama. Cojo

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement