Page 147

—No tienes por qué estar aquí —dice con un hilo de voz. Está destrozado y esta es la mejor ocasión para que el enemigo te aplaste. Solo espero que, por mucho que tengan entre ellos, haya un mínimo de respeto. —Estaré aquí siempre que tú me quieras a tu lado, y nada ni nadie lo impedirá. Sin importarle los formalismos, Bryan se gira y me abraza como si le fuera la vida en ello. Me besa con fuerza y puedo ver sus ojos cargados de lágrimas, pero ahora no es el momento. —Bryan, ahora no, ahora tienes que ser lo fuerte que llevas siendo estos dos días… Asiente y se recompone al momento. El primero en darle el pésame es Alfred. Yo me mantengo al margen; eso sí, sin moverme del lado de Bryan. Este hombre no me gusta nada. Es alto, regordete y tiene una cara de mala leche que no se la quita ni Dios. Su cara se define muy cuadrada, quizá si se quitara el bigote podría parecer otra cosa. —Aunque no lo creas, era como un hermano para mí. Bryan no le contesta y pasan los siguientes, hasta que llega Abigail. Ella, sin importarle nada ni nadie, se tira al cuello de Bryan y lo abraza llorando. —Lo siento, lo siento tanto. Jamás me imaginé que este día llegaría. Quiero que sepas que estaré siempre para lo que necesites, si quieres podemos quedar y… Bryan no la deja terminar, y menos mal porque a mí me están llevando los demonios. La separa de él muy fríamente y solo se limita a decir: —Gracias. Mi mujer ya está para aguantar mis penas… ¡Zasca, en toda la boca! Interiormente sale mi demonio mirándome a través de sus pestañas con la risa más malvada que se haya visto en el mundo. Y cuando todo el mundo pasa, queda la última persona… Jim. Se para frente a él y escucho atentamente lo que le dice: —Lo siento mucho, compañero. Era un gran pilar para nuestra familia. ¿Disculpa? ¿Familia y compañero en la misma frase? Otra pista más. Negocios… Cuando pienso que se va a marchar, me mira y me da un beso en la mejilla. Noto como Bryan

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement