Page 146

La abrazo contra mi cuerpo para que sepa que estoy con ella. No está siendo nada fácil, pero es ley de vida, por desgracia. Bryan baja los escalones, cabizbajo, y a mí se me parte el alma en mil pedazos. Cogemos el coche y nos vamos a darle la última despedida a Anthony… En el entierro me encuentro con Max, que viene corriendo hacia mí. Bryan está con su madre y sus hermanos, incluido Román. La masa de gente que ha venido al entierro les da el pésame. —Any ¿vienes conmigo al coche un momento? Lo veo bastante alterado y no sé a qué se debe. Hasta que mis ojos cruzan el campo verde del cementerio y se posan en un hombre alto que viene andando a lo lejos, junto con Abigail, Alfred y más personas que no conozco, excepto una. El chófer. El chico que nos recogió en Sevilla, Laurent... El mismo hombre que se presentó en mi casa haciendo de pizzero; siempre recuerdo una cara, siempre la recuerdo. También está el ruso que nos acorraló en la empresa Darks… Todo esto es tan extraño que empieza a dolerme la cabeza, pero mi rompecabezas empieza a encajar de tal manera que me tambaleo un poco. Miro a Bryan y noto, a distancia, la tensión que le origina, pero no dice nada. —Jim…—susurro. Max me observa y me agarra para que no caiga al suelo, y mira a Bryan. No cabe la menor duda de que todos ellos, o la gran mayoría, tienen algo que ver con Anthony y con Bryan. Pronto me enteraré y se acabará toda esta agonía de no saber qué papel tienen en la vida de cada uno. Paso por al lado de Max para ir con Bryan, pero él me coge del brazo delicadamente y me detiene. —Any, espera, no creo que… Le corto. —Prácticamente, el cincuenta por ciento de las personas que van ahí sabe quién soy, Max, y yo no soy estúpida… Me acerco a paso ligero adonde está Bryan y él me mira de reojo.

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement