Page 144

día. —No, creo que no te pondré nunca en duda. Sería mi sentencia. —Por ti haría cualquier cosa, Bryan. —Lo sé. Cojo su mano y doy un casto beso en ella. La aprieto con fuerza. Ella es mi luz diaria. Llegamos a casa y me asomo al dormitorio donde está mi madre dormida. —Déjala descansar; mañana podrás hablar con ella, no la despiertes ahora —dice Any tocando mi brazo. Asiento. Sé que es la que peor lo está pasando de todos. Y Román sin dar señales de vida… Subo al dormitorio y doy un pequeño beso a mis niñas para no despertarlas. Brenda y Ulises salen y me abrazan. Un gesto simple que me hace ser un poco más fuerte. Entramos en el dormitorio y Any se cambia para irse a la cama. Una vez en ella, da unas leves palmaditas a su lado para que me siente junto a ella. Lo hago y me acurruca de manera cariñosa, tocando mi pelo sin parar. —¿Estás bien? —pregunta cuidadosamente. —No… No lo estoy. —Es difícil, pero lo superarás, Bryan. Todos lo superaremos. Solo tienes que darte un tiempo. Yo estaré contigo para ayudarte. Levanto mi cabeza del escondite en el que estoy y la miro a los ojos. Los tiene encharcados en lágrimas y yo sigo intentando hacer lo posible para no echarme a llorar como un niño pequeño, pero sé que poco me falta. —Hazme olvidar, aunque sea por un momento…—le pido en un susurro apagado y desgarrador. Coge mi cara con ambas manos y posa sus labios en los míos de manera dulce y cariñosa. Hace que me siente en la cama y me quita la camisa. Coge el dobladillo de su vestido y se lo

Angy skay solo por ti 3 eternamente