Page 113

Pienso por un momento. Lleva razón. Es nuestra boda, nuestro gran día. Después de todo, ha salido a pedir de boca. Giselle y Ulises cogieron mi vestido ayer de la tienda. ¡Menos mal que lo encontraron! Me paso el resto del día con Brenda en la estética de una conocida y luego la chica se viene con nosotras a casa. El tiempo que lleva aquí en Londres le ha servido para conocer a un montón de gente y perfeccionar su idioma. Brenda sabe desenvolverse muy bien en sitios nuevos, estoy muy orgullosa de ella. A las cuatro de la tarde llega mi hermana Nina con las niñas y se lía una revolución dentro de la casa. —Hola a todos. Por fin llego… Se tira en el sillón que tiene justamente al lado y yo me quedo mirándola de reojo mientras la maquilladora me esparce el maquillaje por toda la cara. —Any, no te muevas, por sexta vez —suspira. —Lo siento. Lo cierto es que me pongo nerviosa de estar tanto rato en un sitio sentada para que me ponga la cara pintada como una puerta. No me gusta mucho el maquillaje, no tan excesivo como esto. —¿Qué tal tu viaje? ¿Se está bien en Asturias? No te he preguntado... Nina se fue con John, aprovechando que él tenía dos meses de vacaciones. Se fueron a ver a la familia de John y han pasado un mes allí. Vinieron hace unos días y yo, como siempre, soy una mala hermana que no le pregunta. —Muy bien, la familia de John es encantadora. He conocido a todo el mundo. Me atrevería a decir que no me ha quedado nadie. ¿Y tú, cómo estás? —Bien, creo que bastante bien. Nina me mira, escrutándome con la mirada, y yo asiento. Sé lo que me quiere decir perfectamente, pero tengo a la maquilladora mirándome con mala cara. —Any, no menees la cabeza o no terminaremos ni el año que viene.

Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Angy skay solo por ti 3 eternamente  
Advertisement