Issuu on Google+


ii


elevatio Nicolás Narváez

Artes plásticas Universidad Nacional de Colombia

Rosario López Directora de tesis

Laura Angarita Diseño gráfico:

iii


2011

iv


Introito

iv

El Sentir

vii

El Reflejo

xi

Lo fotogr谩fico

xvi

La Ficci贸n de la realidad

xxii

La duraci贸n del deseo

xxiv

Bibliograf铆a xxviiii

v


Introito.: Las fantasías y los resplandores de la imaginación si se pueden materializar y uno de los medios que me brinda la posibilidad de hacerlo es la fotografía , un invento que ha revolucionado, no solo la forma de mirar si no la manera como pensamos al mundo; cualidades casi transformar y

Ella se nos presenta con sus

alquimistas, porque tiene el poder de hacer visible

lo intangible y etéreo (LA

LUZ) , llevándonos a un territorio en donde lo indefinible se vuelve maravilloso

por que las palabras no son

suficientes para contenerlo.

La cámara se ha convertido para mí, en una herramienta y en un modo de proceder artístico, a través de ella digiero el mundo que habito y construyo nuevos mundos que habitar.

He querido partir de auto reflexiones

de

mi propia

existencia, desde una forma honesta y franca, entrelazando un proceder técnico con un pensamiento sobre el mundo, en donde el fragmento

fotográfico

ocupa un lugar

fundamental, ya que con ellos reorganizo y reconstruyo nuevas estructuras de lectura y órdenes mas propios, cual si fueran bloques de ladrillo .

vi


Las imágenes que presento están conformadas por varios fragmentos de fotografía, uno al lado del otro

dando

forma a nuevas realidades, evidenciando la maleabilidad de la vida. Más que un discurso teórico y profundo de la existencia, de la fotografía o del arte, lo único que he buscado es abrir una ventana al juego, a soñar, a imaginar

mundos en

donde sean otras las leyes que los rijan y en donde todo pueda ser verdadero y falso al mismo tiempo.

“El mundo no es otra cosa que arte, nos dice Nietzsche en Ecce Homo. Esta afirmación sentencia el principio de una metafísica de artista que refiere a la justificación de la existencia sólo como fenómeno estético; sólo el arte hace la vida no solamente bella, sino digna de ser vivida. Generada de esta concepción resulta fundamental la idea del arte en relación con la vida: tanto en un sentido fisiológico como psicológico, el arte es concebido como el Gran Estimulante, como aquello que impulsa eternamente al hombre a vivir, a vivir eternamente.”

vii


El Sentir.: ¿Qué hacer cuando todo parece moverse por inercia, cuando la velocidad del mundo es acelerada a

un ritmo

en el que se me dificulta estar a la par, cuando el ruido de las cosas es tan alto y estruendoso que pierdo el sentido de la escucha

y el valor de poder disfrutar

de lo

intrascendental? En estos momentos, es cuando solo queda

la autonomía para detenerse y contemplar, una

contemplación que puede estar dada hacia la nada o

al

vacío, que en vez de ir en línea recta se pueda caminar en diagonal, en círculos y en elipses, chocando contra las paredes, sin la presión del avanzar. A partir de ahí me empiezo a preguntar: ¿Cómo construyo lo que soy? ¿Cómo se ve reflejado lo que soy en las cosas

viii


que hago? ¿Qué me caracteriza a mí como individuo de este tiempo, de esta versión de la realidad? será, acaso el tedio y la desesperanza, ¿o serán estos, factores que solo corresponde a mi subjetividad? ¿Cómo hallar respuestas a todas estas preguntas? Quizás no las hay y lo único que quedaría seria el acto, o mejor dicho el no acto. Elevarse y flotar, sutil y leve alejado del piso, de la gravedad que hala esclavizándolos al

tiránicamente los cuerpos,

mundo, atados a la tierra.

Mi cuerpo

entonces, será aquel objeto que se niegue así mismo, en donde la levedad y la ausencia

se encarnen, para dar

sentido al contrasentido. La levedad es una postura corporal hacia la vida, el cuerpo se constituye como materia que flota y deambula, el peso se relaciona mas con una idea de realidad (pisar la tierra) de lo ya instituido, la levedad vuelve ligeros los cuerpos, libres en la ligereza, conectados mas con el mundo de la imaginación y de la ensoñación que con un mundo objetivo,

moviéndose

bajo

parámetros

de

cambio

dinámicos, libres de lo estático, generando una cadena de continuas

transformaciones.

Por

qué

el

peso

de

la

existencia misma imposibilita el movimiento, limitando los cuerpos a sus designios. Puede que sea una posición que raye en la cobardía, enajenarse, abandonar, pero puede ser ahí en donde se encuentre mas libertad; al flotar, los limites del espacio se vuelven

infinitos,

la

vida

se

existencia y fragilidad.

ix

reafirma

como

simple


“Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra

estará nuestra vida, más real y verdadera será. Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno,

Que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes”

Milan Kundera- La insoportable levedad del ser

El Reflejo.: Por medio de la cámara, encuadro y construyo una realidad, una realidad a la que yo no pertenezco pero a la cual le doy forma; ese que está ahí no soy yo y nunca fui yo, quien está ahí

no tiene peso, flota y simplemente

habita, aquel individuo de las imágenes se parece

a mi

pero vive una realidad completamente diferente, un tiempo sin tiempo, que no es el mismo que nos marca, un tiempo del deseo, ese

cuerpo que esta ahí solo quiere sentir la

levedad y el vacío. Su cuerpo solo es esclavo de si mismo, cada parte sometiendo a las otras. En él, no solo no pesa su cuerpo físico, sino que tampoco pesan sus pensamientos. Es una imagen idealizada del yo, leve, libre en su estado y libre a la interpretación de quien lo observa.

x


Enfoco,

centro

y

doy

detalle

al mismo tiempo que

idealizo, y resalto. Mi imagen estará mediada no solo por las condiciones de la máquina, sino también por la visión subjetiva de lo que quiero mostrar, de lo que soy, de lo que se ve de mí y de lo que los demás toman para sí. Esta dinámica se genera a partir de la confrontación con mi imagen, el autorretrato se convierte así en una forma de auto reflexión, en donde al exponerse y verse desde afuera se pueda concebir un estado de interioridad. Si la imagen se construye como significado honesto de la propia mirada sobre

el

yo,

su

lectura

estará

matizada

por

las

contradicciones, los temores y la dualidad personal, en donde converjan

la pureza con el vicio

y en donde

podamos fortalecernos frente el inevitable exterminio de nuestra existencia. Y es que la fascinación por la imagen posee un misterio profundo, es la

idealización del sujeto convertido en

objeto pero con el aura sublime que condensa ese espacio atemporal y quieto.

Nace del miedo a desparecer a no

trascender, en donde se busca la inmortalización del referente objeto-sujeto, la imagen se relaciona con la función del espejo, refleja y representa, rompiendo el espejo subjetivo de la realidad, nos quedamos con el espejo del yo, el verse reflejado en una imagen, logra que nos veamos como un tercero, como una persona distinta, haciendo

mas

claro

y

profundo,

el

ejercicio

de l

autoconocimiento. Pero también esta el peligro de hipnotizarnos con nuestra propia imagen; sublimada, esta parece ser perfecta y suave, conteniendo en si toda una red de deseos propios, perpetuada y a la vez encarcelada en su propia naturaleza. Toca desterrarla del cuerpo mismo, arrojarla a su propio

xi


mundo, en donde será única y distinta al sujeto, viéndola como una extraña habitando otro espacio y otro tiempo. Además ella reclamara para si su independencia, por que al estar fijada en su propio universo, tendrá un destino completamente distinto, cada vez más lejano del sujeto de quien tomo su apariencia, borrando los referentes que ell a enmarca

y

existiendo

con

su

naturaleza

propia

generando nuevas miradas para quien la observa.

Tal vez suceda que la fotografía es usada entonces en función de las necesidades del sujeto de contacto con el exterior, para que el mundo le devuelva la imagen de si mismo. Si es así, entonces es bastante probable que esa reproducción de uno mismo sea un intento continuo de interiorizarse"

Josep A. Pérez Castelló- La autoconciencia frente al espejo digital

xii

y


Lo fotográfico.: La contemporaneidad se entrelaza de manera profunda con lo fotográfico, la reproductibilidad, el fragmento, el tiempo, son elementos que problematiza la fotografía. es

Y

precisamente la utilización de fragmentos, un medio

que me permite jugar de distintas formas.

Pero a su vez cada fragmento se convierte en un elemento potencial para construir una nueva organización, o para existir como una unidad independiente, desligada de su anterior estructura. Se encuentra

en un estado latente,

esperando la unión con otro fragmento, una unión que no es más sino la cimentación de un conjunto de fracciones ordenadas. La fotografía, es de por si fragmentaria, y el hecho de señalar algo como un fragmento, no es mas sino hacer evidente algo que es muy obvio en las imágenes. Cada imagen es la fracción

de una “realidad”, pequeños

instantes, lugares y espacios, arrancados

a eso que

llamamos real.

La fotografía digital amplia la libertad de la imagen, puede emerger más fácilmente de una construcción mental y no de la dictadura del objeto a fotografiar. Las relaciones tiempo, memoria pueden ser elementos irreales, to do es falso y verdadero a la vez,

en donde la idea tiene la

capacidad de instaurarse como el pilar de su génesis.

xiii


“ La

explotación y duplicación fotográfica del mundo, fragmenta las continuidades y acumula las piezas de un legajo interminable, ofrece por lo tanto, posibilidades de control que eran inimaginables con el anterior sistema de registro d e la información: La escritura.”

Susan sontag- Sobre la fotografía

La fotografía es una construcción subjetiva experiencia

de

la

realidad,

en

donde

de la propia el

grado

intervención varía según el discurso ideológico se

de

con que

produzca la imagen. Una hacedora de múltiples

verdades, no un documento de la verdad, pero si se puede establecer

como

un documento cuya función es la de

mostrar un escenario singular, un elemento bidimensional, construido

a

encuadres

partir

de

formas,

figuras,

tonalidades,

etc., documentando la multiplicidad de la

realidad. No pueden ser vistas como un espejo certero de lo verdadero, o si no, estaríamos corriendo un gran riesgo de ser engañados.

La pregunta siguiente seria, ¿si

queremos o no ser engañados? Cada cual es libre del filtro, estético, moral e intelectual que pone en la lectura de cualquier imagen. Y en este juego que se forma a partir de lo real, cada cual decide si quiere enajenarse o disfrutar. Toda imagen fotográfica es una manipulación, en la manipulación

consciente

de

la

imagen

pensamiento, se da forma a un lenguaje propio,

un

nuevo

transformación

de

lenguaje

no

referente,

la imagen como

se

crea

fotográfico hay

una

huella a la imagen

como símbolo. Se crea una ficción más cerca a la realidad que la realidad misma

son verdades visuales que se

xiv


forman del mundo,

fabricando mentiras que se puedan

establecer como verdad. La historia de la fotografía ha estado muy ligada al objeto a fotografiar, a lo fotografiable(al modelo)

la búsqueda

ahora de la fotografía debería ser hacia lo infotografiable. Y al hablar de esto nos relacionamos más con el mundo de la ficción, y no literalmente con cinematográfica, sino directamente

de

la ficción literaria o

con aquella que la

imaginación;

se

desprende

materializada

irónicamente por el dispositivo de una máquina.

“Para los defensores de lo real desde Platón hasta Feuerbach, identificar la Imagen con la mera apariencia -es decir, suponer que la imagen es absolutamente Distinta del objeto representado- es parte del proceso de desacralización que nos Separa irrevocablemente de aquel mundo de tiempos y lugares sagrados donde se Suponía que una imagen participaba de la realidad del objeto representado”

Susan sontag- Sobre la fotografía

xv


xvi


La Ficción de la realidad.: Esta materialización construye realidades de la ficción y a su vez, esa nueva realidad tendrá la capacidad de construir nuevas ficciones. La cámara actuara como un

medio

transformador que convierta la metería (“real”) en imagen (“ficción-real”) y a su vez esa

imagen

será

la

materialización de un mundo interior. Los pensamientos, recuerdos, deseos y en general la imaginación, es la fuente de la que se nutre el ser para relacionarse con un mundo exterior que en ocasiones se hace tan lejano y extraño. La imaginación se establece como el lugar desde el cual asimilamos el paisaje del mundo, en ella todo es perfecto por que no posee límites en su naturaleza, dentro de ella todo esta permitido y es perfecta en la medida en que nos permitamos ingresar a ella. Entonces esa relación: MUNDO-CAMARA-IMAGEN y otra vez

MUNDO, permite la proyección del deseo, las

condiciones mecánicas

de la cámara no solo fijaran la

luz de ese mundo exterior, sino que retornaran al mundo la luz interior del ser. Imágenes que producen ilusiones, el único escondite, a las presiones de la vida diaria, un escape a la libertad creadora de la mente, en donde todo es dinámico y se renueva. Confundiéndonos por lo realmente ficticio, la vida, o la imagen, o la imagen es creadora de vida, y la vida es creadora de imágenes. Los sueños

y la imaginación se

contraponen a la pesadez del mundo, una cura marcada por la dinámica, la proyección hacia lugares más lejanos que los que alcanzaremos en el suelo.

xvii


La duración del deseo.: Estas Imágenes se construyen a partir de un tiempo antagonista

al

tiempo

objetivo-compartido,

características no serán medidas de manera formal

sus por

que su esencia esta mas cercana a lo metafísico, la duración de un instante, que ni siquiera es una acción acontecida

sino

la

materialización

de

un

instante

imaginario y onírico, marcado por la recolección de varios tiempos fruto de los distintos fragmentos. El tiempo objetivo, socialmente construido, es pesado y rígido, caprichosamente

instaurado

como el pilar de

medición de nuestra existencia. Es un tiempo que coarta la libertad y la reduce a su fronteras, generando un angustia insaciable, al no podernos aj ustarnos a el, o a pretender siempre seguirlo a su ritmo.

“ Cuando yo sigo con los ojos, sobre la esfera del reloj, el

movimiento de aguja que corresponden a las oscilaciones del péndulo, no mido la duración, como parece creerse; me limito a contar simultaneidades, que es muy diferente. Fuera de mí, en el

espacio, no hay nunca más que una posición única de la aguja y del péndulo, por que de las posiciones pasadas ya nada queda. En mi interior prosigue todo un proceso de organización o de penetración mutua, que constituye la duración verdadera. Y por que yo duro de esta manera es por lo que me represento lo que llamo las oscilaciones pasadas del péndulo, al mismo tiempo que percibo la oscilación actual”

Henri Bergson- Ensayo, pp. 126

xviii


En la medida que se es

mas libre, que

el

tiempo se

convierte en una forma personal de percibir el mundo de respíralo

de

sentirlo,

aparecerá

la

levedad

como

detonador efectivo, para concebir la vida de otro modo. Durará

lo

que

duren

los

pensamientos

y

será

potencialmente activa en la mente de quien la observa. No es la congelación del tiempo,

es un bloque

en

combinación fragmentaria más compleja. Se rige

una bajo

parámetros distintos, en donde todo transcurre de manera más lenta y liviana, una ventana a otra dimensión de tiempo. Es tiempo del deseo en la medida que este marcara la velocidad

con

específicos en

que

transcurran

los

acontecimientos

esta realidad, deseo por que al ser

presencia de estados ideales del ser, estos gobernaran su naturaleza, la ligereza, el vacio, tienen otro ritmo un ritmo que transcurre al compas de sus propias leyes de tiempo.

“La duración completamente pura es la forma que

toma la sucesión de nuestros estados de conciencia cuando nuestro yo se deja vivir, cuando se abstiene de establecer una separación entre el estado presente y los estados anteriores”

Henri Bergson- Ensayo, pp. 120-121

xix


xx


Bibliografía . “Nan goldin: la intimidad en revuelta, la intimidad devuelta” de Sonia Vargas Martínez, Colección sin condición, Universidad Nacional de Colombia. . “Transición, Abstracto” de Guillermo Santos, Colección sin condición, Universidad Nacional de Colombia. . “Sobre la fotografía” de Susan Sontag, Editorial Alfaguara. .”El peso de la representación” de John Tagg, Editorial Gustavo Gili, SA . Revista Luna Córnea, Numero 28 del 2004. ."La cámara lucida, notas sobre la fotografía” de Roland Barthes, Editorial Paidos. .” El ojo interminable: cine y pintura” de Jacques Aumont, Editorial Paidos 1997. .” Los rostros de medusa, estudios sobre la retórica fotográfica” de Carlos Jiménez, Universidad Nacional de Colombia.2002. .”Especialización en fotografía de Juan Ricardo Rodríguez, Universidad Nacional de Colombia.

.” El Beso de judas” de Joan Foncuberta, Editorial, Gustavo Gili, 1998. .”La fotografía plástica, un arte paradójico” de Dominique Baque, Editorial, Gustavo Gili, 2003 .” La insoportable levedad del ser“ de Milan Kundera, Editorial, Tusquets editores, 2009. .” Josep A. Pérez Castelló- La autoconciencia frente al espejo digital. http://lamiradafotografica.es/2010/02/14/laautoconciencia-frente-al-espejo-digital/

xxi


xxii


xxiii


en azul