Issuu on Google+

diafragma

yo me

llamo No son ni se parecen, aunque llevan el mismo nombre. Son los tocayos de personajes que desde sus trincheras —y a su manera— defienden lo que han llamado revolución. SoHo presenta a Rafael Correa, Gabriela Ribadeneira, Alberto Acosta, Vinicio Alvarado y Alexis Mera, ecuatorianos del común que bien podrían integrar un gabinete paralelo.

20 SoHo

una revista para gente de izquierda


YO ME LLAMO

Fotografía: Nikola Kraljevic

Rafael Correa Alberto Rafael Correa es casi más difícil de ubicar que el propio presidente. Pero solamente porque en el colegio en el que trabaja la recepción del celular es bastante mala. Es profesor de física y matemáticas desde hace dos años. Antes de eso se dedicaba a “componer” computadoras. Vive en Cotacachi, pero su colegio está en Parambas, vía a San Lorenzo. A las tres de la tarde termina su jornada y aprovecha para salir con sus amigos, buscando fiestas o algo divertido que hacer. Héroes del silencio, Ricardo Arjona y Maná son parte de su soundtrack vital. La gente lo compara a menudo con el presidente, pero más que nada para interactuar con él. Admite que así ha hecho muchos amigos, aunque siente que no se parece en nada al mandatario. Lo admira y lo respeta, pero, en su opinión, aún le queda mucho por hacer por los maestros ecuatorianos.

una revista para gente de izquierda

SoHo 21


YO ME LLAMO

Alexis Mera nes, pero la mayor parte de su trabajo lo realiza a domicilio en las casas de sus clientas. Estas lo llaman a cualquier hora del día y él acude presuroso. Alexis Mera, peluquero de 43 años de edad, conoce los secretos mejor guardados de muchas de las mujeres de su ciudad, Portoviejo. Sabe cómo se ven sin maquillaje, el verdadero color de sus raíces, si son lacias naturales o con queratina, etcétera. Pero él no suelta prenda al respecto. Es cauto y discreto, lo contrario del estereotipo del peluquero. Tiene diez hermanos y su familia es correísta, pero él se considera neutral en cuestiones políticas. Le encanta bailar y disfruta de un buen vallenato, una bachata o una balada. Sin embargo, no tiene tiempo libre para divertirse porque trabaja de lunes a lunes. De su homónimo conoce muy poco. No lo ama. No lo odia.

22 SoHo

una revista para gente de izquierda

Fotografía: Rodolfo Párraga

Alexis es el nombre de su salón de belleza, su centro de operacio-


YO ME LLAMO

Vinicio Alvarado Fotografía: Andrés Jaramillo

No se confunda: no es el Vinicio Alvarado que usted ya conoce,

pero es igual de importante. Dice que la diferencia más grande entre él y su famoso tocayo es su situación económica. En cuestiones de política se define como neutral. Reconoce los aciertos del actual régimen, pero considera que el presidente podría escoger mejor a las personas que lo rodean. Vinicio es maestro de Estudios Sociales desde hace 22 años, y en este momento trabaja en el colegio Luis Ribadeneira, de la comuna Julio Moreno, en Santo Domingo de los Tsáchilas. Tiene 46 años y disfruta de las cosas simples de la vida: la película La última canción de Miley Cyrus, deslizarse en algún tobogán con su esposa Vilma y sus hijas Estéfani y Maholy, en uno de los balnearios de por ahí, o un almuerzo distendido, de cálidas reflexiones frente a un buen plato de tallarines.

una revista para gente de izquierda

SoHo 23


YO ME LLAMO

Alberto Acosta técnico en mantenimiento, músico y futbolista aficionado. De lunes a viernes trabaja en el Museo Nacional de Medicina y los fines de semana pueden verlo tocar en el restaurante Leña Quiteña, en el sector La Ronda. Otra de sus grandes pasiones es el fútbol. También trabaja para la AFNA en el control de puertas, tiene 41 años y es divorciado. Dice que sí tiene su compromiso: sus hijos. No le gusta esa sensación de control y presión que siente con este gobierno. Se reconoce como un hombre “amiguero” que tiene muy poco en común con su homónimo. En su cumpleaños, su manjar preferido es carne frita con ensalada de remolacha.

24 SoHo

una revista para gente de izquierda

Fotografía: SANTIAGO CALERO

Este Alberto Acosta hace muchas cosas al mismo tiempo: es


Yo me llamo (Izquierda)