Page 1


AARÓN Lema NEREA Castiñeiras

SILVIA López

ANDREA Cedeira

IAGO Camiño

ROSA Perdiguero

RAQUEL Edreira

VICTORIA

Suárez

MARTA Manes

ELÍAS Souto

CANDELA Alonso

YAISA Rodríguez

CARLOTA Núñez


EricEnmanuel Schmitt, nació en 1960, cerca de Lyon (Francia). Se licenció y doctoró en Filosofía en París. Fue profesor en las universidades de Cherburgo y Chambéry. Actualmente vive en Bruselas.


Es autor de ensayos, relatos cortos, novelas y obras teatrales. Entre sus obras destacan : La noche de los valognes”, “El visitante”, “Golden Joe”, “Variaciones enigmáticas”, “Federico o el bulevar del crimen”, “Pequeños crímenes conyugales”, “La secta de los egoístas”, “El evangelio según Pilatos” “La parte del

otro”, “Cuando yo era una obra de arte” y “El señor Ibrahim y las flores del Corán” Ha recibido diferentes premios, tales como el Premio Nuit des Molières, el Gran Premio de Lectoras de Elle Magazine y el Gran Premio de Teatro de la Academia Francesa.

El señor Ibrahim y las flores del Corán Esta pequeña novela de Eric-Emmanuel Schmitt, fue primero una pieza teatral. La historia que narra transcurre en el París de los años 60, concretamente en la calle Azul, donde viven los dos personajes principales: un tendero árabe, el señor Ibrahim, y un muchacho judío, Momó. Momó, el narrador en primera persona, es un niño de trece años que vive en una casa triste y oscura con su padre, un anciano abogado con el que no comparte nada. Momó, acusado por su padre de robarle dinero, decide romper su pequeño cerdito-hucha y gastarse los 200 francos ahorrados con una prostituta de la calle Paraíso. Es por esa época cuando conoce al señor Ibrahim, un hombre mayor y solitario que pasa el tiempo en la puerta de su tienda, sonriendo mucho y hablando poco. Se entabla entre ellos una tranquila y profunda amistad, rodeada de mucho humor. Momó recibe del señor Ibrahim muchas enseñanzas que contrastan con su triste vida familiar ya que le habla de sonreír , de ser amable... -cosas desconocidas para Momó hasta entoncesy así va descubriendo por fin algún momento de felicidad. Un día su padre se marcha y lo abandona. Momó intenta durante meses hacer ver que nada sucede ya que se siente abandonado por segunda vez –en su infancia, por su madre y ahora en plena adolescencia por él-. El señor Ibrahim le propone entonces


realizar un viaje a Normandía. Al regresar, las cosas cambian: la policía le avisa de que su padre se suicidó tirándose a la vía del tren y su madre regresa, pero la intenta engañar –aunque sin conseguirlo- haciéndole creer que él no es Momó. Cansado y triste, Momó le pide un día al señor Ibrahim que lo adopte y éste acepta. Entonces, en verano, deciden comprar un coche e irse a lo que el señor Ibrahim llamaba el “Creciente fértil”, su país. Atraviesan toda Europa y el anciano tendero le enseña a Momó muchas cosas: las palabras del Corán, como reconocer a los ricos, a bailar y a disfrutar con el movimiento del cuerpo, a caminar despacio por la vida y preocuparse de las pequeñas cosas… Cuando se aproximan al mar, el señor Ibrahim está cada vez más nervioso. Al llegar a su pueblo, Momó se acuesta a la sombra de un árbol a dormir y cuando despierta ve que el señor Ibrahim ha tenido un accidente con el coche y está muy grave. Desconsolado, se echa a llorar pero el anciano le dice que no lo haga, que él ya es viejo y que fue feliz en su vida. Cuando llega a París, Momó se da cuenta de que su padre adoptivo le ha dejado todo: su dinero, su tienda de la calle Azul y su Corán. Dentro del Corán encontró dos flores secas y una carta de su amigo Abduláh. El final del libro cuenta que Momó se hizo mayor, se casó, tuvo varios hijos, va todos los lunes a la casa de su madre –aunque sigue intentando mantener el engaño de que él no es Momó- y se convirtió en el árabe del barrio porque –como decía el señor Ibrahim- árabe quiere decir que “el colmado está abierto desde las ocho de la mañana hasta la medianoche, incluso los domingos”. El relato nos habla de la amistad, de la tolerancia, del cariño, de la alegría ante la vida y las cosas “sin importancia”, de la magia, de la posibilidad de que dos personas -aparentemente alejadas por su cultura y religión- se entiendan y de lo valioso que es aprender y enseñar cuando se hace con el corazón y la ternura. Tomado de: http://es.shvoong.com/books/232380-el-se%C3%B1oribrahim-las-flores/


Ha sido llevada al cine:

Naymark

(Myriam),

FICHA TÉCNICA: Título: El señor Ibrahim y las flores del Corán (Francia, 2003) Duración: 95m. Género: drama Guión: François Dupeyron y Eric-Enmanuel Schmitt. Fotografía: Rémy Chevrin. Producción: Michèle Petin y Laurent Petin Dirección: François Dupeyron. Intérpretes: Omar Sharif (Sr. Ibrahim), Pièrre Boulanger (Momo), Gilbert Melki (padre de Momo), Isabelle Ranauld (madre de Momo), Lola Isabelle Adjani (la estrella).

Libro de lecturas club 'Elvilendo I'  

seguimiento lecturas realizadas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you