Page 1

SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia


Sucede que a Veces D.R. © Urrutia Vallejo Diego Manuel, 2010 Amacuzac No. 23, Col. Hermosillo 04240, Mexico, D.F. Tel: (55)54-45-50-98 www.sucedequeaveces.in ISBN: Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida total ni parcialmente, ni registrada o trasmitida por un sistema de recuperación de información o cualquier otro medio sea este electrónico, mecánico, fotoquímico, magnético, electróptico por fotocopia o cualquier otro, sin permiso por escrito previo del autor y los titulares de los derechos


Para Ela, el amor de mi vida


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Réquiem Lorena (Y rogamos por tu alma)

-Y tú ruega por mí-

Mujer, que lontananza te cubra los poros, que la añoranza te salve los besos. (Tengo miedo, me arrepiento…)

Mujer, vuélvete cal, polvo, arena, Júntate con los desamparados de los siete cielos. (Ruega por nosotros)

Mujer, vuélvete tierra, agua, lagrimas, sal de los corazones, plántate en la tierra, cubre los panteones con el mar, con la llovizna de tus ojos.

(Vuélvete un velo y descansa tu sexo, en la flor de los siete aromas)

-ruega por nosotros-

Mujer, que dios reciba en su seno tu nombre,

Diego Urrutia 5


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

que los infiernos cuiden tu piel, que la coraza de tus ojos reciba la condena del tiempo, que revele el irrespetuoso secreto de la soledad.

(Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa te has ido, te ha muerto olvidaste en el ataúd los besos)

Dios te bendiga, puta, y te entierre con los muertos, o te mande de regreso, da lo mismo, es el mismo infierno.

(Bendícela, ruega por nosotros)

-padre nuestro que estas en el suelo. de los desencarnados es tu nombre, hágase mi voluntad, en mi tierra, como en sus cielos en sus bosques y sus senderos en su ropa sin su piel, danos la tentación de los labios del sexo,

Diego Urrutia 6


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

líbranos de amar de volvernos a ver. amen, amen deus, amen patris-

Mujer, vuélvete lluvia, brota de mis ojos róbame los besos, el adiós; la llovizna de los cuerpos la tormenta del amor.

-benedicamus domino per nunquam duo-

por no volver a estar juntos, por la muerte y la tristeza, llévatela, guárdala bien no la dejes salir, líbranos de ella que no vuelva... otra vez.

Mujer, vuélvete hierba, nutre el suelo bajo mis pies.

Mujer, fuiste buena, fuiste sangre, huesos, piel. mujer hermosa, diosa, musa afrodita del sexo y la inspiración fuiste todo. el sexo, el lodo, el talvez. olor a feromonas, el descanso

Diego Urrutia 7


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

de la piel, los labios, de mis hombros en tus pies, de mi boca en tu lago, dulce vagina del porque. sudor, gemidos, piel a piel.

lastima, termino… fuiste mujer la amada, eres polvo-nada.

como yo solo lagrimas.

Mujer –pregna per meRuega por nosotros. que tu alma se salve, que dios la reciba en su infierno, que ya no se canse de mis estúpidos ruegos.

Rezare -rezare por verlo-.

Moriré -moriré en tu cuerpo-.

Llorare -a cada latido-.

Diego Urrutia 8


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

A -cada rezo-. A -cada espasmo-. Del -fantasma del recuerdo-.

Rezare -por no volver a tenerte En sueĂąos-por quĂŠ no vuelvas nunca A Entrar en ellos-.

Rezare: In nomine patris, et fili, et spiritus sancti, Requiescat in pace Et Vai com deus Amen.

25 de marzo de 2000

Diego Urrutia 9


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

BESARTE Besarte es destilar mi cuerpo entre tus labios.

Es derramarme todo entre tu boca, es ser cintura y estar abajo.

Besarte amor mío, es morir un poco a cada rato.

Es ser silencio y surcar tus labios.

Es como el viento cuando toca tus brazos.

Es como la noche, o el mar, que redoblan sus ocasos.

Besarte, amor mío, es morir, morir un poco… a cada rato.

Diego Urrutia 10


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

De Rabia y Soledad De rabia y soledad lleno mi cama, lloro en mi almohada desconsuelo y ansiedad.

Bajo las cobija hay una mano a merced de tu cintura

(si supiera donde viajar a d贸nde vas).

De llanto y soledad se filtra a mis huesos, me quema los callos las andanzas, el viento, gotea en mi sombra, subyuga el mar, la lluvia en mis ojos, me obliga a ultrajar la fe, la desconfianza, la soledad.

Rabia, muerte, llanto. gritos, gritos desesperados

Diego Urrutia 11


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

de lujuria, de pasión, (Tu cuerpo desnudo y muerto entre mis brazos, tu risa trémula, tus labios descarnados).

Tus hediondos senos, cayéndose a pedazos, tu vagina putrefacta mar de los deseos, no es suficiente la necrofilia del sueño para venir ahora a joder al viento.

Rabia, sueños, muerte. cubren mi cara, besos fríos, nieve en tu pecho, en mi pene ardiente tu vulva de hielo, desdobla tu mente al infierno perecedero de besos carne y sueños. De rabia y soledad lleno tu cuerpo, maldiciones, voces, estruendos.

Diego Urrutia 12


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

el silencio se esconde en las comisuras de tus labios responde, ¡responde! no vayas a pisar al diablo y luego dios te moleste en el zapato.

No llenes de risa mis sueños. No maldigas mis huesos y digas:

¡no jodas deja ya mi cuerpo! , (no taladres mi alma detén el sortilegio)

¡no jodas, deja ya mis besos! yo te diré ramera y me entregare a ti en bodas de sangre para los muertos.

Te coronare con azahares y flor obscura del infierno. (Besos, labios, ofrendas de un dos de enero)

Diego Urrutia 13


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Y me digas, y te diga: No llenes de sangre mis huesos . ¡Basta! (Brota furiosa del cielo)

¡Basta! (Llena los todos de muerte)

¡Basta, no más! No llenes de sangre los besos, los labios, los recuerdos. déjanos solos,

(Déjanos lejos) Déjanos libres, (Llévame al infierno)

Déjame y vete (Quédate desnuda en el cielo);

En mi cielo o en tu cielo, de ritos católicos y noctilucentes luceros, en el valle de sinón en el hades o en el armagedon, cerca de getzemani en los huertos del sexo.

Diego Urrutia 14


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Quédate toda, déjame en el infierno de tus besos, de tu sexo.

De rabia y soledad lléname, bautízame en el lodo de tu cuerpo.

Exhuma mis huesos de tu templo y llévame al infierno de tus labios.

Déjame entrar en tu cuerpo déjame amarte, quedarme eternamente desnudo, atado a tus labios, a tu vulva, a tus huesos, a tus ojos, cuerpo a cuerpo.

En tu eterna inmensidad de noches rojas y lunas de enero

Diego Urrutia 15


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Ofrenda de muertos Ofrenda de muertos, destierro del tiempo, tierra sobre, tierra y llanto sobre el suelo.

Piedras a los muertos, sangre, sal y agua pa´l recuerdo. fruta de dulces olores, cítricos versos

Tierra sobre tierra, fuego, invoca fuego. Ruega a los infames de la seguridad mortuoria.

Muerte, tierra, fuego, ofrenda del destierro ríos de flores y cempaxochitl se vierten al danzar de los recuerdos, de las plegarias y los abrazos que nunca se dieron.

Ofrenda de muertos, tributo a la tierra, sálvame, ¡oh! recuerdo, de acabar exhumando tu fría calavera.

Diego Urrutia 16


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Postmortem Se desliza furioso, intempestuoso, al canto y termina silencioso, su r茅quiem su vuelta y su paso.

Sombras, ceniza, tierra, restos de tu cuerpo ensombrecido, trozos de tu voz.

Solo -tan soloruinas de los besos breves, del silencio que resbala en mis labios.

Lamentos del tiempo inundan de eco tu cripta en el pante贸n.

Cementerio de besos, cruz sobre cruces. sobre descarnados cuerpos, unos ojos sin brillo, un tenaz revolvedero de espantos y restos, de putrefactos cuerpos.

Diego Urrutia 17


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Solo -tan solorestos de ti.

Tu silencio derramándose en mis lágrimas.

De mis cuencas nacen hijos, fétiches mortuorios, engendros de tu piel, de ti, de mí, de nosotros,

Solo -tan soloEspectros.

Alevosía aclementada, desorbitada y desnuda, imperfecta. Hiedes a olvido, y aun así te veo, tu fuego, tu sexo con sabor a muerte, a silencio, a olvido a sepulcro, a infierno.

Solo, tan solo, sin ti… 10 /21/00

Diego Urrutia 18


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Anexo Frió, tu frío, cuerpo de hielo fundido, derretido en mareas de aliento y de vino.

Frío, tu frío, lejos, mas lejos -olvido- hiedes a olvido. Maldita muerte...

Lejos -más lejosruinas palabras, calavera. se van derrumbando cada ocaso, cada pierna, cada miembro se desborda de ti, de fantasmas, de silencio.

Un exequible olor a placer. callas, tú callas y tal vez te halles sangrando.

Ruinas -tan solo ruinas- de lo que fue, de lo que ha de volver (hasta tú vuelves) a morir a vivir, a joder, vuelves, tu vuelves. Hasta tú vuelves, a volver.

Diego Urrutia 19


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

(Primer Preludio a Carmen) Los fantasmas de Lorena exacerban las paredes, copulan con Carmen, ata単e su visita a la muerte.

Los fantasmas de Lorena se encuentran en los placeres, en los placeres de la carne de ser- estar de morir si vienes.

Los fantasmas de Lorena se esconden, me atacan, me matas, me mueres.

Los fantasmas de Lorena y de la Carmen son espejos de la dicha y las mujeres, de la carne y sus quehaceres, de la luna y sus sonidos. Eco de la brisa de lo que queda profundamente escondido,

Diego Urrutia 20


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

de lo profuso y lo intangible de lo ortodoxo y lo fantasmal, de lo tĂŠtrico y lo simple y llanamente cadavĂŠrico.

Los fantasmas de Lorena son dos ecos, dos notas es la Carmen putrefacta, vagina yerta que desemboca, que se llena de fantasmas, de insufribles lamentos.

Con su himen desgajado derrumbado el fatal templo. Los fantasmas de Lorena y de la Carmen son simples y absurdos recuerdos.

Diego Urrutia 21


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Tres Días Y me negaras tres veces I La sombra de tu cuerpo esparce cenizas en mi almohada.

Tu voz riega de tierra el templo a mis espaldas.

¿Qué pasa, renacen? del templo las serpientes y los gusanos que danzan.

Solo una tenue penumbra, sirve de preludio a la noche, que lentamente avanza.

II Hay demonios que te arrancan los ojos. Otros más dulces devoran tus piernas.

Pero no, tu no. tú desgarras la tierra rasgas las piedras,

Diego Urrutia 22


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

suicidas la noche.

Te empapas de silencio y reptas por mi cama, tétrica fantasmal, naces a media luz borrosa, imperceptible, solo un reflejo en la inmensidad.

Vienes, te apareces inherente al corazón.

Después te marchas lento espejismo, mar de nubes.

Te pierdes, te pierdes, oblicua, omnipotente mirándome, sin hablar.

III Tú no estás, tu no estas -tu no estas-... Tu vida no fue mi existencia. -tres veces me negaras, tres veces-

Diego Urrutia 23


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Tu voz no es más mi piel. -tres veces –

Tu eco no es mi risa -me negarasTu cuerpo no es ya de mujer, ni tus ojos mis ruinas.

Para que, para que -tú no existesNi yo te conozco, no te desgarro, ni te cubro de dolor.

Ni yo........ni tú....... Jamás te he visto luna fantasmal, eclipse medio de tu cuerpo.

-Tres veces me negaras, tres veces¿Porque vuelve? ¿Para que te veo aquí? ¿Acaso engendraras?

Tres veces... Reina de los desencarnados. resucita mis manos,

Diego Urrutia 24


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

desmiembra la ofenda de la voz, de las letras . -Resucitaste

Resucitaste

Resucitaste-

Tres veces te olvidare -tres veces-

De mi lengua, que traspasa tu costado, de mis manos que se pierden y se enga単an y se mueren y se matan tres veces, tres, tres, veces.

Diego Urrutia 25


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Marta Marta salió corriendo en fuga al paraíso.

Llena de sangre y dolores, paso a paso, caía su piel, lleno los vasos de llanto.

Flores a la tumba para cortejar a mictecaxihuatl furiosa, que a marta se ha de llevar.

Marta corre, su vestido se desgarra, su aroma se destila y se derrama.

Cae al paso silente y cítrico.

Un gemido reptante, hiriente, (Los esqueletos se despiertan, la transición al limbo comienza a brotar) -día de muertos-

Diego Urrutia 26


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

cae rendida y desangrada, sus ropas en hilachos se vuelven mortaja. Aspiro el dulce olor De la ceniza sacra. los dulces pechos de aromas de pan, el cĂ­trico de las piernas, vulva endulzada. (Marta cae en la mesa sus huesos reptan, mis manos desembarazadas bailan con la daga) Sus ojos dan el agua. Exprime los cantaros, el lacustre aullido llama a la melancolĂ­a. su cuerpo picado se destaja, cae en tormenta a mis pies. El fuego destila la transiciĂłn a la tierra, agua rumbo al mictla

Diego Urrutia 27


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Marta se desgarra, fin del segundo día.

Tu deseo de ser ofrenda se ha cumplido, tu dulce cuerpo, tu faz desnuda alumbra el portal.

Irónica muerta. mi boca desangrada te espera, destilando las venas. El portal se abre, marta se desgarra, cae tendida y desangrada, ambrosía terrenal, muere y mata.

Marta no vuelve Marta -Martase escapa.

Diego Urrutia 28


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Con Ganas de Llorar Y Seguir Llorando Con ganas de llorar y seguir llorando. De gritar y negar el tiempo, de correr, de no ver, de estar ciego, muerto, muerto.

Con ganas de gritar y seguir matando, de no verte huir, de anhelar ĂĄngeles muertos y cuerpos putrefactos.

De hundirse en la angustia del letal juego.

Con ganas de llorar de reĂ­r matando, de caer en fango, en mierda.

De santificar a mis putas, rameras, jodidas ÂĄyerba, yerba!

Diego Urrutia 29


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Con ganas de gritar de morir de noche, de despertar, de dolerse los ojos, y no llorar de amar, de amor.

Quiero morir y los versos ya no me consuelan, ya la risa se hunde en mi necia calavera.

Con ganas de llorar y seguir llorando, de persignarme con cruces con tres cruces absurdas, con un dios muerto y un putrefacto Cristo enternecido con los clavos en el pecho y un puto dolor en el ombligo.

Con ganas de reĂ­r, de gritar y matar, de volver atrĂĄs, atrĂĄs.

Con ganas de llorar, de no creer en nada. De matar a las mentiras

Diego Urrutia 30


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

y arrodillar a la verdad, abrir lentamente sus piernas y lamer su útero virginal.

Con ganas de fornicar y joder mil vírgenes, de incestar los sueños y chupar la vid.

Con ganas de morir en vuestras manos mientras yaces dormida.

De matar, de matarme de morir y gritarte, de volver y callar ante tu silente, desnudez lunar.

Con ganas de entremezclarme y probar tu veneno, de rezarte y ofrendarte besos y herejías. De sellar tus labios con mis pinches dudas. De joderte y chingarte. Con ganas de morir y olvidarte. De llorar y reír.

Diego Urrutia 31


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

De matar y morir. De soñar y dormir, dormir, dormir, lentamente desfallecer, entre tus piernas cobijado por tu vulva sucumbiendo ante el ocaso de vaginas relamientes y ovarios descarnados ante un dios muerto, Crucificado.

Con ganas de blasfemar y besar matando. Esa boca tuya amedrentada. Arrodillando, arrodi-llanto. Nooooo¡¡¡

Gritare y moriré. por ti, por si acaso, si lo pides, si lo lloras, es por ti pinche fracaso.

reinare entre las putas, me extirpare las corneas y lameré la mierda.

Diego Urrutia 32


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

¡Sí! es por ti. Te juro que rasgare tu falda en busca de tus venas . Pero ya, ya ¡Ya! calla y vuela...

Con ganas de llorar y seguir llorando.

Sucumbo lento antes tus ojos y miro tierno mi cuerpo muerto y roto, yerto desangrado.

Y rió – RIO- como nuca reí cuando te tuve entre mis brazos. con ganas de llorar y... 14/12/00

Diego Urrutia 33


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

A mi corta edad Tan solo soy. un diablo joven, un pretĂŠrito incubo que busca dormir.

A mi corta edad, tan solo soy, las ruinas de ti.

Un velero bogando, cayendo de bruces sobre ti.

A mi corta edad tan solo soy, lo que no fui.

Diego Urrutia 34


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

El traje que vestí mañana Un tributo a Vallejo. El traje que vestí mañana, descolgado esta siquiera, se encuentra a mi costado buscando encontrar la manera, de hallarme desnudo, para residir en mi vera.

El traje que vestí mañana lavado esta por lavandera, con sangre y con suerte, planchado con tu cuerpo y tus caderas.

El único vestido seguro, que esperan lento mis abrojos. Listo a sellar los cerrojos de mi deslumbrada lentitud, quietud, quietud, quie...

El traje que vestí mañana ha sido plantado por el sol, es ruina del viento, semilla reptante del tal vez.

El traje que vestí mañana es lo único seguro que esperare.

Diego Urrutia 35


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Qué dirán los extraños de mí Qué dirán los extraños de mí, cuando me vean llorar entre tus piernas, cuando mi boca escombre tus ganas, qué dirán los extraños de mí.

Qué dirán los gitanos de ti, cuando te pierda de vista la luna, cuando la curva de tus pechos sea el rastro de serpientes obscuras, qué dirán los gitanos de ti.

Qué dirán los ancianos de mí: cuando nos miren besar en el coche, cuando mi mano se arrastre en tus piernas, qué dirán los ancianos de mí.

Qué dirán los párrocos de ti, cuando les muestre la cruz de tu aliento,

Diego Urrutia 36


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

qué dirán los herejes de mí cuando me miren postrarme a tu velo, Qué dirán los ateos de ti . Que dirá Jesucristo de mí, cuando mi sudario se vuelvan tus ropas, cuando la marabunta se enrede en tu pelo, qué dirán los infames de mí, cuando mi credo sea tu saliva, cuando mi infierno se abrume en tu voz, qué dirán cuando descubran que mi cruz es tu amor.

Que dirá dios de mí cuando el diablos escupa mil besos, qué dirán en los infiernos cuando me quieras mas que a tu rosario, cuando me aferré a tu pecho cuando derrame en tu vientre mi paz.

Diego Urrutia 37


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Qué dirán los sagrados de ti cuando te hundas en el más grande orgasmo, qué dirán nuestras voces en si cuando mires (cuando mire) desiertos en silencio con las lunas raídas, qué dirán los que digan de ti . Cuando el eco de mis versos se pierda en ti, en tu cuerpo, que dirás tú de mí, que diré yo de ti, cuando nos miremos bailando con la mariposa tuerta, cuando todos los demás miren y digan... Cuando descubran, nuestra lengua muerta.

Diego Urrutia 38


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Por si no te vuelvo a ver Por si no te vuelvo a ver, dejo en blanco esta hoja, dejo el dolor desesperado, dejo mis riquezas, dejo mis encantos, por si no te vuelvo a ver.

Dejo en mi paso el andar preciso, dejo la luna, dejo mi boca, dejo un resumen de soles viejos, dejo secretos, palizas y estampas, el último y más triste aliento.

Por si te vuelvo a ver, tienes mis letras, mi único cigarro, tienes mi tiempo y mis garabatos, el amor que un día perdí. Tienes lo que tengo, tienes lo que te di.

Diego Urrutia 39


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Por si no te vuelvo a ver, te dejo escrito mi réquiem, te dejo mi vida, mis lágrimas, mis quereres. por si no te vuelvo a ver.

Por si no te vuelvo a ver, te dejo mi amor en tres palabras, volver, volver, volver Por si no…

Te vuelvo a ver.

18/02/01

Este es el punto final, no hay puntos suspensivos

Diego Urrutia 40


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

No es que la ame No es que la ame, es que la necesito.

Como necesita el adicto su droga, el alcoh贸lico su botella, el suicida su soga.

No es que la extra帽e, es que solo cuento las horas, para poder tocarte, para librarme de ti.

No, no es que te ame, es que necesito mirarte, saborear tus carnes, es que me urge besarte con el deseo del chacal.

Y no es que te ame, es que te necesito para poder respirar.

Diego Urrutia 41


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Preludios a ti Lorena re idolatrada, vestida en harapos, búscame sirena, que aun estoy desecho en los patios, con las vísceras de fuera y un yerto corazón en las manos. Búscame... Lorena... Que aun estoy lamiendo tus pasos.

2

Como decir lo que los ojos evidencian... Como librarme del demonio de ti...

Si tú sombra me come, me apresa. Y tu boca espera por mí...

Diego Urrutia 42


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Y es que no entiendo Y es que no entiendo, como respiro, como sueño, si tu cuerpo después del tiempo a mis brazos no llego.

Y es que no entiendo, papá y mamá esperan lejos, el refulge de una estrella, y esa no soy yo.

Y es que no entiendo, porque vivo si lo que quiero es morir hoy.

Creo que hoy he envejecido mil años… Y es que no entiendo, como puedo abrir los ojos, levantarme fingiendo algo que no soy.

Y es que no entiendo, si el silencio es mi recuerdo, y el vacío es mi amor,

Diego Urrutia 43


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

si tu cuerpo es etéreo fragmento de mi sueño, si tus labios desfallecen, y aquí estoy yo;

Susurrándole al misterio el secreto del recuerdo, de tu boca en mi colchón.

Y en verdad no entiendo, como vivo, como muero, sin siquiera saber que soy yo...

Diego Urrutia 44


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

La esperanza De esperar que vuelvas. La esperanza de volverte a ver.

La esperanza de mirar tus ojos.

La esperanza de tocar tu piel.

La esperanza se diluye al verso, al matar tu piel, al so単ar, el maldito sue単o, de so単ar que vuelves, de volverte a ver.

Diego Urrutia 45


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Tan tristemente Tan tristemente de ti, como lo soy de mí.

Tan huérfano de padre como lo estoy sin ti.

Tan tristemente como lo soy de ti.

Como la fruta prohibida que se acaba por pudrir, como el frió o el tañir de la última campana, de la última guitarra, que nos deja sonreír.

Tan tristemente soy así.

Diego Urrutia 46


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

El Dios más triste Yo soy el Dios muerto. la eternidad perdida.

La ubicuidad, el terremoto y el trueno. Soy el poder, la lujuria, el miedo, el silencio.

Soy el Dios de la tristeza de la furia y soledad.

Soy el más humilde, el más soberbio, soy la muerte y la pasión, el grito y el sexo, el llanto, el silencio soy el más triste de este universo.

El Dios más perverso, el más ajeno.

El dios de las sonrisas y la libertad.

El dios mas pendejo.

Diego Urrutia 47


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

el más ciego .El Dios de la noche y el tiempo.

El Dios del Apocalipsis y el sueño.

Yo soy Dios, (El Dios más lento) el único, el más pequeño, el alfa y el omega, el sueño y el infierno.

Yo soy Dios, y mi nombre resuena en tus sortilegios, en tus pechos, en tu cuerpo. soy dios.

El Dios más triste de este universo.

El Dios muerto, Crucificado. Jodido a besos. El único. Yo soy el dios más triste de este pinche universo.

Diego Urrutia 48


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Si yo supiera que escribir no escribiría estos versos.

Escribiría callado la doctrina del silencio, escribiría ciego, con mis manos por tu cuerpo.

Si yo supiera que escribir, no escribiría nada, nunca me dolería del recuerdo, si yo supiera que escribir, te escribiría lejos, desnuda y en silencio, que nuestros cuerpos hablen para conocernos en secreto, si yo supiera que escribir nunca hubiera escrito esto.

Diego Urrutia 49


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Para verte mejor te veré a la luz de esta luna, te desnudare de arriba, mezclare mis labios con tu cintura.

Para verte mejor, mujer. Te atare a mis pasos, te extirpare dos besos, te clavare en mi cama, exorcizare el deseo.

Para verte mejor Me callare. y el silencio será el espejo, en que te contemplé para verte mejor. Me olvidare del recuerdo, del adiós, del volver, del suicidio y mi cuerpo.

Para verte mejor te veré desnuda en los brazos de morfeo. Para verte mejor, te amare solo y puramente con mis ojos y sus besos.

Diego Urrutia 50


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Que putas ganas de besarte.

De succionar tus fluidos en mi piel.

Que putas ganas de chuparte, de beberte toda, de agotarte.

Que putas ganas, de adentrarme, de reptar mi lengua, de morder tu boca y acabarme tu vid.

Que putas ganas De besarte, de adentrarme en el aquelarre de tu boca. Que putas ganas de tocarte, de estremecer-me entre tus brazos.

Que putas ganas de besarte, de buscarte de ir tras de ti.

Que putas, que putas que putas hago aquĂ­.

Diego Urrutia 51


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Hoy Hoy me siento más triste que nunca, más maldito, más fulano, hoy me siento infinitamente humano.

Y un llanto resbala de mis ojos a tus manos, desértica duna del fatal desengaño, de sentirme tan solo, tan triste, tan humano.

Hoy yo no sé cómo me siento.

Solo sé que me voy... Arrastrando...

Diego Urrutia 52


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Iris Iris se desnuda. iris es pura y sacra, virgen de pensamiento. Ningún hombre jamás la ha tocado.

Iris se enreda entre mis piernas, iris es de tierra, gris quimera. Iris es de polvo, iris se marcha, y grita desesperada, ¿Dónde estoy? ¿Dónde estoy? Y calla... Y calla...

Al despertar desnuda en medio de una cama. Maraña su pelo, maraña en las sabanas Iris sabe que lo sé. Iris nunca dice nada. solamente vuelve a la calle tableada, vestida silente, resquebrajada..

Diego Urrutia 53


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Déjame tenerte así, por favor, no te muevas. déjame atraparte así. no suspires, no te envuelvas.

Que tus ojos sacros refulgen puros, a pesar del nubarrón que les inunda, a pesar del beso toxico.

Quédate, ya no rías, no te pares, ¡Deja en paz esa sombrilla! Que las gotas frescas se deslizan curiosas, esperando volver, deja, déjame tomarte toda, tenerte así, así sin ver. con los sueños colgados para atrás, con la piel más joven y el santo sudor lunar. Deja, déjame, que mañana, ya no volverás.

29/10/01 En la alameda mirando al fantasma de la primavera en pleno invierno.

Diego Urrutia 54


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Natividad VĂ­speras de navidad, y estoy mĂĄs triste que nunca.

Tengo tantas ganas de llorar, mi vida se derrumba, tan solo busco unos ojos, sus ojos tristes que me quieran mirar.

Tan solo busco un poco de libertad.

II Navidad tan triste, tan impura, tan glacial.

Ay amor, como me matas, como me haces llorar. AquĂ­ me tienes,

postrado en los despojos, entre la mierda de hinojos llorando rabia y soledad.

Diego Urrutia 55


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

¡Aquí me tienen ¡ Desnudo frió y triste, con sangre en las encías, con máscara de estúpida alegría creyendo ser feliz.

Aquí los tengo, cuerpos y cuerpos moribundos, cayendo al suelo, dando tumbos.

Aquí los tengo, ¡Y aquí me tienen! rogándole a los fantasmas el cariño de mis padres.

Aquí me tienen, aun no nos encontramos, y aun no sabemos, ni quienes somos, ni que buscamos, y sin embargo aquí estoy, perdido entre los restos del panteón, al excomulgamiento de tus besos.

Diego Urrutia 56


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Siguiendo al rostro del oscuro tiempo, siguiendo al eco, al camino que me lleve a ti.

El llanto cristalizado serรก el elixir de la verdad, y tu beso sucio la luz de mi perversidad.

Y aun te busco y no te encuentro, y es que no se mas que llorar. El olvido es mi cuerpo, la inclemencia mi bondad, et vai com deus, tiempo muerto et vai.

Diego Urrutia 57


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Tuve un sueño contigo Tuve un sueño contigo, y soñé que me querías, que te besaba y te morías de deseo entre mis brazos.

Tuve un sueño contigo, y soñé que me perdía, que me hundía entre tus labios.

Ayer tuve un sueño contigo. y soñé que me tocabas, que me lo hacías y me hablabas, y me bañe en sudor compartido.

Porque ayer tuve un sueño contigo.

Y soñé que me querías, y me dabas abrigo.

Y es que ayer cuando miraba tus pupilas perderse conmigo, y tus manos lamerme los muslos, no sentí tanto frió,

Diego Urrutia 58


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

me deleite de sabores de acordes viejos y tormentas de vino.

Y soñé que soñaste que morías conmigo, y desperté de repente y tú estabas conmigo, tan llena de sudores de olor compartido, que soñé que soñaste que lo hacías conmigo.

Y tome de la cama tu sabor, tus fluidos.

El sabor a humores a feromonas y frió.

Y soñé y soñaste, y al final te morías conmigo. Y desperté sonriendo porque tuve un sueño contigo.

Diego Urrutia 59


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Por escuchar tu voz, el embrujo de tus labios, descolgare el teléfono y marcare un numero nonato.

Y espere y esperare, oír aunque sea el adiós de tus labios, perderme en el aroma que dejan tus brazos.

Tan solo por oír tu voz tiritando entre mis manos, sería capaz de morir si es que dios se parece al brillo de tus ojos claros.

Solo por oír tu voz en el suicidio de mis años, solo por oír tu voz, sería capaz de tantos pecados.

Solo por oír tu voz en el embrujo de tus labios, intentaría un beso aunque muriera entre tus brazos.

Diego Urrutia 60


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Que nunca sepa, que no se dé cuenta que la amo, que siempre lo ignore, aunque de vez en vez me vea llorando.

Prefiero sus brazos limpios curando las heridas que me inventado, con tal de no decirle que es por ella que he llorado.

¡No! que nunca se entere que la amo, que no lo imagine, que no se figure, que sueño con ella, que siempre le canto.

Que nunca lo sepa, que sea feliz en otros brazos, aunque se me parta el alma en mil pedazos. mi único deseo es verla sonreír cada día del año.

Aunque me dé por sufrir los años bisiestos. aunque me dé por morir cada día entre sueños, ¡No! que no se imagine que la amo, que nunca lo sepa, que nunca lo lea, que jamás lo escuche de mis labios, me sacaría los ojos con tal de que no viera en ellos que la amo. Ojala nunca lo sepa... y si lo sabe, que no me mire de frente que lo olvide todo y me deje callado. 29/08/03

Diego Urrutia 61


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Bésame aunque sea para maldecirme. Aunque sea tu eutanasia. Aunque seas mi desgracia.

Bésame.

Bésame y no pares de besarme, aunque me obligues a adorarte aunque piense más en ti.

Bésame. pero no te desnudez todavía, que aun me queda la alegría de un beso más.

Bésame Y únete a mi cuerpo, en el abrazo más inmenso, en que te pueda yo sentir, cerca y apretarte contra mi pecho, mientras saboreo el beso que te acabo de robar.

Bésame aunque trates de matarme,

Diego Urrutia 62


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

aunque sea para acabarme, con un beso nada más.

Bésame y no me preguntes ya nada, que mis besos sean palabras, que te pueda yo escuchar.

Bésame aunque sea para maldecirme, aunque sea para decirme que ya te vas.

Bésame.

Bésame y ya.

27/05/03

Diego Urrutia 63


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Llanto, polvo, venus mutiladas se postran al pasar el ataúd, nubes de llanto en lenta llovizna, maldita ceniza que cae en las piernas de la maría descarnada de sórdidos huesos.

Sangre y sal, sudor, tiempo que cubre las pisadas que dejan los ecos de su voz.

(Ave maría llena de gratia de sutil orgasmo, liquida bendición)

Los lamentos se adueñan de ti, sangra tu boca y callas plural.

(Santa maría llena de gratia hágase tu voluntad y vénganos tu infierno. Tu cuerpo tierno en putrefacción. Santa María puta de dios, jode con nosotros)

Mujer de tierra de cruz y espanto,

Diego Urrutia 64


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

alevosía que calla tempestuosa.. (Santa María, perra sin dios, muere por nosotros) puta errante, santa jodida, sangra, sangran tus piernas fluye el llanto vaginal, que calma la ira de dios.

Santa vagina de carnosos deseos despelleja mis letras que caen sin saber sin perdón, sin lamentos Santa María muere por ello.

Diego Urrutia 65


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Si los dos fuésemos sinceros esta sería mi paz y yo sería tu cuerpo . Ahora este mar absurdo de recuerdos llegaría a mí como un millón de versos. Si ambos fuésemos más sinceros, ya estaríamos desnudos cuerpo a cuerpo.

Diego Urrutia 66


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Me gustaría Joderme La Vida Me gustaría joderme la vida, y así con gusto poder llorar. No por pendejadas como ahora, sino con más sinceridad. Quisiera matar a Dios, aborrecerlo, odiarlo, vengarme. (Pinche Dios hijo de los hombres te aborrezco en estos momentos, en que la cruel soledad se dedica a chingarme el alma, y gozar con mi dolor) Quisiera ser un ángel desertor, un perverso, un asesino. Quisiera (¿por qué no?) joder al diablo hermano de dios, joderme los ojos, la salvación, con la salvaje y cruel presencia del dolor. ¿Y por qué no?, besar a mi soledad, matarla, penetrarla, olvidarla, y así poder confundir con el placer mi alma. Y borrar de mi mente, los nombres malditos, de todas esas putas de las que me enamore, sellare sus nombres. ¡Que no salgan vivos! Por último quisiera matar al amor, acabar con mi vida, cortar mi respiración, escupir religiones, banderas, nacionalismo vil, quedarme sin amores, loco, solo y feliz. Octubre de 2000

Diego Urrutia 67


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Porqué ¿Porqué las nubes nadan como sirenas? ¿Porqué los pájaros lloran su duelo? ¿Porqué el lucero es siempre más grande de lo que es el tiempo? ¿Porqué la llovizna pervierte los pasos? ¿Porqué la noche me mata la sombra? ¿Porqué inundas mi espacio porqué río si tu lloras? ¿Porqué el tiempo asalta los sueños? ¿Porqué la brisa abriga tu cuerpo, acaricia tu cabello? ¿Porqué las hojas no tocan el cielo? ¿Porqué dios no existe ni en sueños? ¿Porqué la paz se apellida guerra? ¿Porqué la justicia no existe? ¿Porqué ya no canta el fusil de madera?

Diego Urrutia 68


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

¿Porqué el quetzal ya no bate sus alas? ¿Porque la serpiente se tuvo que ir? ¿Porque mi raza no descansa, y para ya de sufrir y morir? ¿Porqué gasto mi tinta escribiendo estos versos, porqué tu los lees si no tiene fin? ¿Porqué yo te beso y te mato si quieres? ¿Porqué ya nada tiene fin? ¿Porque la muerte pisa mis pasos? ¿Porque la noche tiene que perecer? ¿Porque se cierran mis ojos? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Porqué...? 26 de febrero de 2000

Diego Urrutia 69


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Los Lamentos de Diego Diego llora. Diego se crucifica, e implora. Sufre inexorable, inconfundible, entre los restos de sí. Diego se pierde, urrutia lo mata, lo lleva a la tumba, se entierra en sus huesos, lo envenena, lo hechiza de poesía, lo hastía hasta la muerte. lo urrutiza. Lo implica, lo desnuda, lo desflora. Y al fin queda desnudo y solo, rezándole loco con sonrisa loca a la tumba de su señora.

Diego Urrutia 70


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Ofertas de Verano ¿Qué es esto? ¿Carne en venta? ¿El exhibidor? Un vestido negro y ceñido, acariciando trémulo tu desnudez. Incitando al sexo rápido. ¿Qué es esto, la oferta del mes? La tela agazapada en las curvas de tu cuerpo. ¿De qué se trata? el liguero, las medias tu inusitada desnudez. ¿Qué es esto? el mercado, la venta de piel. ¿Que eres tú la oferta? ¿La barata? lo que queda por vender...

Diego Urrutia 71


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Niña Rubia ¿Qué hay tras de ti? ¿Porque te noto tan extraña? será tu belleza la que te incita a burlarte, a no dignarme tu mirada. ¿Es tu cabello rubio? O ¿tu sentido de mujer aria? es tu cuerpo, tus labios, o tus hermosos senos. ¡Eso es! eso eres carne y veneno.

Diego Urrutia 72


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

En mi última Carta... En mi última carta he escrito... Vale más tu recuerdo que el silencio infinito. En tus manos halle diez doblones de fuego, en las mías la miel con que compre tu veneno. Pero todo es gitano señora mía tu abismo, es todo luz de verano ajeno a su vestido. Brilla pues alondra desnuda en mi cama, que ya mañana seréis otra vez una dama.

Diego Urrutia 73


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

El Suplicio de Demians “ Exurgeodomine et judica Causam tuam » La miel de tu cuerpo corroe mis venas, miles de uñas, arañan mi piel, desgarran mi cuerpo. Sangre a borbotones se derrama ante tus pies. Tus ojos latigan mi espalda con puntas de hierro. Destrozas mi columna, aplastas mi cráneo con un beso. Arranca mis venas por juego, derrama aceite hirviendo en mi sexo, plomo fundido en mis llagas. Cuatro besos se atan a mis caderas, a mis brazos, a mis piernas. tu amor, tu odio, tu guerra, desgárrame fuerte, tira de ellas, arráncame con fuertes tirones los pies, corta mis tendones. Y apílame los miembros en el torso, y prende una fogata. una fogata en tu sexo húmedo, caliente como el ácido, como el licor de tus besos, ¡Ven y jodeme! canonízame a besos, Y mátame... De amor.

Diego Urrutia 74


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

El Llanto de Alda El llanto de Alda escapa por el espejo. Podrida -de tiempouna lagrima espera (Aterrada) a que se cierre el hocico del sueño. Lento lacera la llaga, y más lento absorbe el veneno, lento como beso de puta, como mano que masturba, una vagina de plástico seco. Lento y amargo, como la muerte, como la falda abierta, como muslos cerrados. Lento y triste, como la frente de un hombre muerto y acabado. Lento como la mirada de Alda cuando muere por la noches, cuando se levanta y tiende en su cama las mortajas. Y acomoda el despertador. Lento como el sueño, como la esperanza, como cada palabra de este poema. Lento como la crucifixión de un cuervo, como las palabras del otoño o las hojas del infierno. Lento y triste, lento y nuevo, como cuando sonríes, como cuando llueve en tu cuerpo. Lento, lento y sublime, como mirarte desnuda a través de un espejo

Diego Urrutia 75


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Es que dejas a la vista todo lo que escondes Es que dejas a la vista todo lo que escondes, dejas los secretos, dejas que te nombre, dejas tu sonrisa como velo de misterio, tu mirada fugitiva buscando mí consuelo. Y es que dejas a la vista todo lo que escondes, dejas las caricias, dejas que te toque, dejas que tu risa sea reflejo divertido, de tu erótico espasmo cuando ocultas tu delito, dejas a tu prisa transparente a mis ocasos, dejas que te nombre, dejas mi retardo, dejas el reflejo que me une a tus caderas, dejas la resaca, dejas a la tierra. Vibras danzarina en la tibieza de mayo, dejas que te vea, dejas el pecado, dejas descubierto el negro velo de mi abrazo, dejas cristalina que se archiven mis orgasmos . Y es que dejas a la vista todo lo que escondes, tapas lo que quieres, cubres en tu nombre, pero dejas descubierto el ojal de tu camisa, donde el erótico ensueño camina, comienza con la orgía, de místicos recuerdos, de antaño y brujerías y es que tu escondes, lo que devela mi sonrisa.

Diego Urrutia 76


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Deja que me hunda Entre tus piernas, que duerma abajo. que mis sueĂąos se vuelvan muslos firmes, mis recuerdos un mar salado. DĂŠjame hundirme en tu vientre, beber el licor de tu cuerpo. Nacer de nuevo. Morir un rato. Sentir de nuevo, la embriaguez de tu orgasmo.

Diego Urrutia 77


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

La noche obscura insondable,fría. Se entierra en mis venas, devora mis utopías. Me acerca más al infierno De ver tu silueta junto a la mía. Un fuego intenso recorre mis huesos, un fuego negro se vierte en mis rodillas, un mar inmenso consume las fantasías. Eres, Tú. señora del hielo, princesa del fuego, mi obscena cofradía. princesa de histlar. Reina de los Dioses muertos, he aquí tu oscuro caballero, que danza en la espada cubierto de hierro, y con los labios ardiendo en sangre, la sangre de tu espalda. con un cuervo negro cortando el aire, volando en círculos sobre mi alma. Señora de Histlar. princesa de la sangre envenenada. Vierte tu lágrima negra sobre mi pecho. Salva mi alma. Salva los restos de este oscuro caballero, que lento, y por tu ausencia se desangra. 23/07/02

Diego Urrutia 78


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Una botella de tequila cayendo por tu cuerpo, derramándose en tus labios, brotando de tu pecho. Una botella de tequila, destilando por tus hombros, cayéndose a mares, a ríos por tu cuerpo. Una botella de tequila que inunda las hebras de tus cabellos, una botella de tequila etílico sueño de noches profundas de bacos y eros.

Diego Urrutia 79


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Mi último cigarro, el que fumo tu boca, el que broto de tus labios haciendo ceniza del dolor. Mi último cigarro, el que nació de la noche de pasión loca, aquel que te di, cuando lo cuerpos arañados descansaban en la cama. Se apago, se apago, y con el mi alma.

Diego Urrutia 80


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Hueles a Desierto Hueles a desierto a dulce tierra libar, llevas en tu vientre el dulce canto de mĂ­ andar. Nombras al revuelo la ambrosia de la paz, el ser que nace y se revierte, se abreva y se convierte, en dulce savia de la mar. Hueles a desierto, a mar de tierra y soledad. Hueles al recuerdo a la dulce esencia de la libertad. Hueles a desierto. Hueles a mar. Hueles al recuerdo, al dĂ­a alevoso que nunca llegara, sabes, hay que aprender... A volar

Diego Urrutia 81


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Ay Bendita Tristeza... Ay Maldita Soledad...

Me matas, me llevas, no me dejas andar.

Ay maldita Tristeza... Ay Bendita Soledad... Sigo tus pasos sin cuestionar, con los ojos tan cerrados por el llanto...

Con un hueco de espanto entre mis manos, con los restos de tus besos, tiritando entre mi piel.

Ay pinche Tristeza... Ay de mi sรกdica Soledad...

Me comes, me besas no me dejas en paz. Y yo adolorido y aniquilado, mirรกndote pasar, del brazo del olvido, besรกndote con el silencio de mi brutal soledad...

Solo, solo, triste y desamparado, con los huesos en mis manos, herido de ti, herido de mi, herido de Dios

Diego Urrutia 82


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Ay de mi Tristeza... Ay de ti puta....

...Soledad,

me comes (devórame), me apresas (no me dejes) no me dejas andar (átame a ti) ay de mi, ay de mi, maldita, maldita, maldita tristeza¡¡¡¡ ay de mi amor la Soledad...

ámame, desconsuélame, regrésame, lo que me has quitado ya... Por favor, ten piedad... Bendita Tristeza Maldita Soledad...

Diego Urrutia 83


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Déjalo todo y escapa a mi aurora, deja mi sombra devorando tu voz, deja que el cuerpo te demuestre que ahora estamos tan solos en la habitación.

Deja que el cielo plagado de estrellas, evapore tu llanto de mi colchón. Deja que mi huella te siga, que mis besos te digan cuanto te extraño hoy.

Deja en mis labios, la agonía de tu cuerpo, deja en mis brazos tu calor, el olor de tu sexo en la habitación.

Déjame todos, todos los recuerdos, deja en mis manos tu adiós, el aquí y el ahora, tu nombre en septiembre las noches, un día en noviembre los agostos que mueren y el día de hoy déjame siempre el día de hoy.

A J. Ela, el amor de mi vida

Diego Urrutia 84


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Tengo la boca seca y las manos me saben a panteón.

¡Estoy maldito! perseguido por tus ojos, acosado por tu voz, lleno de miedo de furia de dolor.

Tengo los ojos muertos y los labios me saben a tu voz, huelo solo muerte, vivo impregnado por tu hedor.

Abierto, frio y tieso… esperando tu regreso, esperando tu dolor.

Mi amada, la más amada de mis muertas sálvame por favor.

Diego Urrutia 85


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Tu boca es un rio Lleno de lágrimas de tristeza, donde mi boca desierta aprende a amar.

Tus labios un bosque de suave indecencia, donde florece mi cuerpo.

Tus piernas un desierto polar.

Mis piernas de arena, tu sexo un volcán, donde cada día se mezcla la miel con la lava, el cielo y el mar.

Diego Urrutia 86


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Siento mariposas en el estomago, mirándome como sin nada. Que se convierten en murciélagos. una turba violenta de nervios devorando mis entrañas. A cada día, a cada rato y tu ahí, como si nada.

Esperando matarme con una palabra.

Siento Mariposas en el estomago revolotear, desgarrarme y tu ahí, ahí, mirandome como si nada.

Diego Urrutia 87


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Y los malos días seguirán… Las noches frías, mañanas lluviosas Y deprimidas…

Mujeres bellas que no te miran.

Escasea el dinero, también las risas.

El diario, la rutina, esta maldita monotonía.

Días nublados, lágrimas furtivas. Café con aroma a pasado, teléfonos mudos que no suspiran…

Y los malos días seguirán seguirá la vida, como hoy, como ayer así cada día y día a día.

Diego Urrutia 88


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Cuéntame los cuentos que te cuento Aquellos que te hacen feliz. Cuéntame los besos que no tengo, al menos no solo para ti. Las caricias que me sobran para todas, algunas para ti. Cuéntame las noches, a calma intermitente, cuéntame los dientes que no uso al sonreír. Cuenta mis mentiras, l as últimas verdades, cuenta de mis manos las amantes. Y cuéntame esos cuentos que te cuento al dormir Cuando sabes que me largo, Cuando sabes que no soy de ti. Cuéntame en silencio cuanto sabes de mi amor, Cuéntame mentiras, dime que soy yo. Y te creeré… la sonrisa, los abrazos… El amor. Cuéntame los cuentos que te cuento yo.

Diego Urrutia 89


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Y aquí estoy. Solo un poco más delgado y más siniestro, con el mismo gusto por las putas que por los muertos . Tan lleno de poesía, como falto de respeto.

Tan harto de la vida como vivo, como muerto…

Diego Urrutia 90


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Tengo las cuerdas gastadas de tanto callar, tengo las manos sangrantes contenidas en silencio.

Tengo llagas abiertas supurando en mi corazón.

Tanto daño a cuestas esperando tú regreso.

Tengo los fantasmas de mis muertos dando vueltas sobre mí.

Hay unos ojos claros acuchillando mi ego, tengo tu maldito cuerpo diciendo que no, tengo entre los labios el santo grial y tus ojos quietos, escribiendo mi voz.

El temblor de mis huesos, cada vez que te veo tienes mi cordura y mi pasión. Tengo mil años esperando tus labios cerrados maldiciendo mi razón.

Tengo delirios suicidas… Y maldito el corazón.

Diego Urrutia 91


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Sucede que a veces (Ida) Al despertar, con el roce de tu ausencia entre las sabanas, con los ojos ardiendo, con el llanto seco.

Sucede que a veces te miro partiendo y la distancia nos condena miro al cielo y pienso,si esta opresión en el pecho me ciega.

Te sigo esperando, te sigo llamando, y a cada segundo el tiempo se quiebra, me empapo de besos, de engaño y aun siento que me faltas aquí.

El teléfono calla, los mensajes de texto se pierden en tu indiferencia.

Sucede que a veces pasan los días, y tu canción se vuelve sucia, triste y repetida, y mi voz se apaga y el silencio me embriaga y me sofoca la prisa. Sucede que a veces tan solo soy el pasado en tus días.

Diego Urrutia 92


SUCEDE QUE A VECES

Diego Urrutia

Sucede que veces (Vuelta) siento la vida tan vacía, tan solo, tan jodido, sin sueños ni risas. Y siento el peso del mundo, y siento el fracaso agotarme.

Sucede que a veces hay que cambiar sentir la vida y continuar, a pesar de estar perdido, desamparado, a pesar de la rabia y la soledad.

Sucede que a veces no quiero rendirme, deseo continuar.

Este es mí tiempo, tiempo de andar es el momento ( es mi momento ) de girar, de dar vuelta a la página y escribir un día a día mas.

Sucede que a veces… La vida… Tan solo… Seguirá…

30/11/10 Emprendiendo el camino de vuelta

Diego Urrutia 93


Sucede que a veces  

Compendio de 57 poemas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you