Page 1









ϭ




WĂƌĂyŝďĂůďĂ



'ƌĂĐŝĂƐ͕ƉŽƌƐĞƌĞůĨĂŶƚĂƐŵĂƋƵĞŵĞŵŝƌĂ



ŶĞƐƚĂǀĞŶƚĂŶĂƐŝŶĐŽƌƚŝŶĂƐ



ƵĂŶĚŽŵŝƐŽũŽƐƐĞĐƵďƌĞŶĚĞƚŝ͘



zŵĞĚĂƉŽƌĞdžƚƌĂŹĂƌƚĞ



ƵĂŶĚŽƐƵĞŹŽƋƵĞǀƵĞůŽ͕ zƚĞĂƌƌĂŶĐŽĚĞůƐƵĞůŽ zƚĞŚĂŐŽŵƵũĞƌ͘

hZKZ ͘Z͘ΞhƌƌƵƚŝĂsĂůůĞũŽŝĞŐŽDĂŶƵĞů͕ϮϬϭϭ ŵĂĐƵnjĂĐEŽ͘Ϯϯ͕Žů͘,ĞƌŵŽƐŝůůŽ

ƵĂŶĚŽĞƐƉĞƌŽĞůĚşĂ

ϬϰϮϰϬ͕DĞdžŝĐŽ͕͘&͘

ŶƋƵĞƚĞĚĞĐŝĚĂƐĂǀŽůǀĞƌ͘

dĞů͗;ϱϱͿϱϰͲϰϱͲϱϬͲϵϴ

zŵĞĚŝŐĂƐ͗ EĞĐĞƐŝƚŽƵŶĂďƌĂnjŽƋƵĞ DĞĂƌƌĂŶƋƵĞƚŽĚŽƐůŽƐƚĞŵŽƌĞƐĚĞůĐƵĞƌƉŽ zĂƋƵşĞƐƚĂƌĠ͙ĞƐƉĞƌĂŶĚŽ͙ ŽŶůŽƐďƌĂnjŽƐĂďŝĞƌƚŽƐ͘ 'ƌĂĐŝĂƐ͕hŶŵŝůůſŶĚĞĂŹŽƐĚĞ'ƌĂĐŝĂƐ͘ 

ǁǁǁ͘ĚŝĞŐŽƵƌƌƵƚŝĂ͘ĐŽŵ͘ŵdž /^E͗ dŽĚŽƐ  ůŽƐ  ĚĞƌĞĐŚŽƐ  ƌĞƐĞƌǀĂĚŽƐ͘  ƐƚĂ ƉƵďůŝĐĂĐŝſŶŶŽƉƵĞĚĞƐĞƌƌĞƉƌŽĚƵĐŝĚĂƚŽƚĂůŶŝ ƉĂƌĐŝĂůŵĞŶƚĞ͕ŶŝƌĞŐŝƐƚƌĂĚĂŽƚƌĂƐŵŝƚŝĚĂƉŽƌƵŶ ƐŝƐƚĞŵĂ  ĚĞ  ƌĞĐƵƉĞƌĂĐŝſŶ  ĚĞ ŝŶĨŽƌŵĂĐŝſŶ  Ž ĐƵĂůƋƵŝĞƌ  ŽƚƌŽ ŵĞĚŝŽ ƐĞĂ ĞƐƚĞ ĞůĞĐƚƌſŶŝĐŽ͕ ŵĞĐĄŶŝĐŽ͕ ĨŽƚŽƋƵşŵŝĐŽ͕ ŵĂŐŶĠƚŝĐŽ͕ ĞůĞĐƚƌſƉƚŝĐŽ ƉŽƌ  ĨŽƚŽĐŽƉŝĂ  Ž  ĐƵĂůƋƵŝĞƌ  ŽƚƌŽ͕  ƐŝŶ  ƉĞƌŵŝƐŽ ƉŽƌĞƐĐƌŝƚŽƉƌĞǀŝŽĚĞůĂƵƚŽƌLJůŽƐƚŝƚƵůĂƌĞƐĚĞůŽƐ ĚĞƌĞĐŚŽƐ 

Ϯ 

ϯ 


A pesar de todo...



De tus manos nació mi redención...

AURORA

Mi esperanza... Mi motivo... A pesar de todo... Lo que no fue ni será, De todo lo que se ha convertido, Se ha trasmutado... A pesar de todo... Y aun aplastado bajo el mar... Nació mi Aurora.

  

¿No será que quiere rodearse de una densa oscuridad que sea suya y nada más que suya, que trata de adueñarse de cosas incomprensibles, ocultas y enigmáticas, con la conciencia de que de ello surgirá su mañana, su propia redención, su propia aurora? Friedrich Nietzsche

   





 ϰ 

ϱ 


Escucho la canción, que hace años me hacía llorar… ahora, sin embargo... No solo me roba el llanto… me parte la madre y el corazón. ¿Cuándo te das cuenta, de que el pasado finalmente quedo atrás? Tanto tiempo luche, por no olvidarte. Por qué te me quedaras grabada en el alma. Por cada uno de los tantos, pinches maravillosos momentos que vivimos, sé me quedara dentro del alma… y ahora… ¡Y ahora! No hay nada… Nada... Ni siquiera me importa si vienes o vas… o si ya fuiste… sé que es parte de olvidar. Sé que nos hace bien el olvidarnos. Pero ¡Como chingados duele!.. Duele hasta la punta del alma misma. Me rasga la piel desde adentro. Es un dolo tan fuerte que se me queda atorado por la garganta y de repente se me sale por los ojos y sin poder controlarme, rompo a llorar. Sé que este es el punto final. Que no habrá puntos suspensivos. Este miedo que siento, de no volverte a verte. Me inunda de pánico. Sé que todo se fue al carajo y con justa razón. Sé que es lo mejor… Pero… ¡Puta madre! como me saco del alma este clavo... ¿Cómo? Dime como me arranco cada día a tu lado. ¿Cómo me olvido de ti? Como dejo de temblar en las noches.

cada uno de ellos, solo puedas ver a quien perdiste. A ver… Si así me pendejadas. ¡Carajo!

siguen

aconsejando

Dicen que el tiempo lo cura todo… Lo que no dicen: Es que el tiempo es como la quimioterapia… Duele tanto… Te destruye por dentro… Y corres el riesgo de morirte... Aun así, por la cura o el mismo cáncer del amor… No lloro por lo que perdimos… Lloro porque ha llegado a su fin... Y me da tanta rabia que así haya sido… No lloro por ti, lloro por mí... Por todo lo que quedo suelto…Lloro. Porque el viento me recuerda a ti… Y aun así, quisiera ahogarme en el… Dejar que el viento se lleve todo de mí... Y que el tiempo, se encargue de una vez por todas, en terminar con lo una vez por un descuido comenzó… Puedes irte… Puedes irte, aunque te hayas ido ya… Ha llegado la hora, el reloj marca el tiempo final. Es hora de decir adiós… Adiós mi amor… Adiós. Tuya Aurora. 3 de enero de 2011

¿Cómo dejo de pensar, que me voy a quedar sola? Que nadie nunca me volverá a amar… Me han dicho mil pendejadas sobre el queso y el caldo de pollo y la mierda. ¡A ver! ¡Que les rompan el puto corazón en mil pinches pedazos! Y en

ϲ 

ϳ 


Así te conocí jodida y radiante

Como ese dulce sueño

Al final de la acera…

De veranos que terminan

Indecisa, temerosa, etérea.

En lluvias tormentosas.

Así te conocí...

¿Aun vas a los callejones

Pequeña y brillante

a recordar a tus muertos?

Mas niña que mujer.

Aun te hundes en canciones

Con esa sonrisa que me robaba

De desamor y sueños rotos.

El aliento…

Aun sonríes…

Con esos ojos, cerrados

Cuando te acuerdas…

Que se iban abriendo.

De nosotros…

 Así te conocí…



Aprensiva, inquieta…



Tan capaz de herirme,



Como de volverme loco.

 

Tan mía...



Tan mía...

 ϴ



ϵ 


Con el martillo en la cabeza, pienso en ti. Tengo costras de hierro encarnadas en mis Con los ojos enrojecidos por el llanto. manos. Con los pulmones infectados por el moho. Tengo rotas las alas. Existo en las cavernas de tu ira. Me arrastro, Soy el único recuerdo que sobrevive, Me arrastro. Alimentado por la noche. Rumbo a tus piernas… Vivo obsesionado con la muerte… De rodillas… Embriagado en la tristeza. Voy rogando, Lejano y desvirtuado por la edad. Por una mujer que me mienta… Muerto y podrido… Pero nadie mira abajo. Aplastado bajo tu sombra. Nadie mira hacia los muertos, Desentiérrame de este panteón. Nadie le reza al diablo. Desentráñame… Con los ojos cerrados Olvídame y ámame. Veo cortinas de fuego. Llévame por favor. Donde mis huesos van buscando Que no ves que me muero. Tus brazos para enredarse en ellos. Que no ves que apesto. Siempre fui el último… Huelo a fracaso y a horror.

ϭϬ 

ϭϭ 


Y nunca pedí ser el primero,

Pido a dios que me devuelva la razón.

De tus hijos…

Pido un único y sombrío regalo…

Amen patris, fucking deus

Pido todos y cada uno…

Llévame…

De los trozos de tu corazón…

 Mátame…

 Arráncame a jirones los pedazos

 De este pinche cuerpo.

 Y quiébrame el corazón.

 Soy el lastre que te ahoga cuando duermes,



Soy el eco que se pierde,



Soy el eco que se muere.



Soy el fuego…



El fuego que se funde entre esta voz.



Pido al tiempo los años que he desperdiciado.



Pido a dios cada uno de mis pasos



Le pido a dios tu corazón…



El fin de mi desamparo.



ϭϮ 

ϭϯ 


Brilla… Acuna mi cuerpo. Que tus ojos destellan Siémbrame otra vez. Y se incendia mi alma.

Brilla y cultívame, Brilla e ilumíname,

Que mis piernas tiemblan

Incéndiame… Y mi cuerpo se tambalea, Incéndiame… Para caer en tus brazos.

Con la luz de tus ojos. Brillo de mil cometas.

Brilla... Ilumíname…

De soles que estallan.

Haz que el cielo entero

Que se hinchan y disparan

Se inunde de tu luz

Mil supernovas de tu luz.

Abraza la luna

De la estela que dejas…

Con tu arrullo eterno…

Del calor que me impregnas,

Eleva mis rezos,

Cuando me haces temblar.

Desnuda tu cuerpo.

Arrópame en tu mal.

Y déjame ver tus adentros.

Con tu golpe de siroco.

Desviste y cúbreme con tu piel.

Con las lunas del despojo,

ϭϰ 

ϭϱ 


Ella duerme… Y déjame brillar en tu luz. Bajo la tranquilidad de mi cama. Y lléname de luz. Devorándole los sueños la insaciable almohada.

 

Ella Duerme…

 Y sus labios tiemblan al respirar.

 El vaivén de su pecho, rozando Las sabanas,

 Y mis ojos necios que no se saben cerrar

 Ella duerme…

 Y yo le rezo a sus pezones,

 Que me concedan un último compás.

 Sus piernas, inquietas, se abren y cierran

 invitándome a entrar,

 Como si me llamaran a necesitarte cada vez más.

 Ella Duerme…

 Y sus manos se aferran y abrazan la almohada

 Me lanza a patadas,

 al otro lado del mar.

 Me destierras…

ϭϲ 

ϭϳ 


De mi patria al otro lado de la cama,

y todo el jodido tiempo que en tus sueños te he de

A un abismo brutal.

robar.

Ella Duerme…

Porque la contemplo toda la noche.

Y se adueña del espacio de mis sueños,

Porque la hago mía a cada suspiro.

De mi paz.

Porque a pesar de no notarme,

me despojas de cobijas y sabanas,

Ella platica conmigo, me cuenta sus temores

y tan solo la puedo contemplar.

Se muere de frio.

Soñando, sudando y Suspirando, temblando y

Y cuando hay pesadillas se aferra a mis brazos.

Respirando,

La contemplo y sé que esta noche no dormiré.

Rodando por las sabanas.

Aun así hay vida en mis ojos

Develando una pierna, un brazo y algo más.

Y mis temores desaparecen.

Sus cabellos rubios rozando mi cara,

Hay paz esta noche,

Y al vaivén de sus turbios sueños los secretos y el misterio se develan sin más.

los grillos cantan La brisa es suave y

Una mano misteriosa hurga en tu pasado

Ella duerme…



y sin querer revela el pubis negro que apenas



empieza a brotar.

 Y eres mía en tus secretos tu pasado tu futuro

 ϭϴ 

ϭϵ 


Tengo miedo de no gustarle… a ese fantasma necio, que siempre me obliga a arrodillarme. Tengo miedo de no ser suficiente, de no ser buena, de no ser la mejor. Tengo miedo a mis padres y a sus huesos y aún más a sus huesos que los llevo a cuestas, arrastrando junto con mi infancia rota y mis amores fracasados.

de este cascaron… sé que esta noche no acaba hoy. Sé que este no es el fin… este más bien es un comienzo…

Tengo miedo a la sangre que derramo y a tu voz que no escucho por teléfono. Tengo a miedo a que me olviden y a olvidar. Y aun así, me olvido de todos…

dƵLJĂƵƌŽƌĂ͘

Y ahora me toca mandar al diablo a todos mis miedos y saltar… solo saltar.

ϭϱĚĞ&ĞďƌĞƌŽĚĞϮϬϭϭ 

Y aun así vendo al mejor postor mi afecto. Por qué el puto miedo me desgarra y me desvela. Me desgarra las entrañas y me chinga. El miedo me chinga y no se hacer nada… nada más que quedarme quieto, perplejo y callado, mientras el miedo se lleva todo lo que puedo querer.

  

Tengo mi motorcito adentro, muy sucio y averiado, listo para un último acelerón: “el miedo vale madres” me dijo, y yo le creí. Y ahora desde este puente que me separa del vacío… me siento tentada a saltar.



Sé que el retorno existe y es mi mayor miedo y aun así estoy aquí. Sin sogas, ni grilletes, sin mentiras, ni estupideces, tan desnuda y sola, tan tuya, tan tuya… Dispuesta a todo… a dar el último salto…



Sé que nací enferma y nací sucia. Sé que nací con los gustos malsanos… se bien que en esta historia yo soy la villana. Y un así quiero saltar, quiero intentar y así quizá descubra, lo que debajo



 

 

 

ϮϬ 

Ϯϭ 

Previo Aurora  

Previo del uevo poemario de Diego Urrutia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you