Issuu on Google+

Año 1, No. 1 (enero 2009)

www.grupoconvergencia.org

Sociedad y análisis Boletín virtual del Grupo Convergencia

Nota del editor ¡Qué tal año!

ediciones) con artículos escritos por alumnos de múltiples universidades (tanto públicas como privadas), carreras, doctrinas y precedencias.

E

mpezamos este flamante 2009 con una nueva propuesta de análisis y reflexión. Un espacio abierto a todas las opiniones, a todos los perfiles ideológicos y a una gama diversa de temas e inquietudes. Se trata de Sociedad y análisis, el nuevo boletín virtual que el Grupo Convergencia lanza al espacio público, con el fin de recoger voces y perspectivas en búsqueda de una consiguiente convergencia de actores y opiniones para el desarrollo del país. Los temas aquí discutidos serán principalmente coyunturales, mas no por ello mediáticos. Garantizando ello al tratar cuestiones de relevancia y pensando en su trascendencia de largo plazo. Y lo mejor de todo, apelando a la pluma 100 por ciento universitaria (léase, solo estudiantes universitarios). Dada la apertura y tolerancia a las distintas posturas, ideas y opiniones y la independencia ideológica e institucional del Grupo Convergencia, ciertamente resulta natural extender dichos valores a la dinámica de la presente publicación. Por ello, se espera contar en estas páginas (tanto en la presente como en las próximas

La diversidad cultural, un activo en favor del Perú.

Una de las últimas actividades realizadas por el Grupo Convergencia durante el año 2008 fue el conversatorio “Vacíos en la Educación Universitaria: cómo afrontarlos”, realizado en las instalaciones de la Universidad del Pacífico. Derivados de dicha actividad, en la presente edición del boletín tenemos dos artículos referidos al tema, tratado desde el punto de vista de los mismos universitarios. Esta larga brega por la concienciación de las juventudes del Perú tiene al frente

Que empiece la reflexión El fin no justifica los medios La utilización de un delito para la denuncia de otro permite advertir una vez más la decadencia moral que continúa afectando a nuestra sociedad.

D

os siniestros acontecimientos han revestido la cúpula del poder de una turbulenta nebulosa. En primer lugar, el escándalo de corrupción en la concesión de lotes petrolíferos a favor de la compañía noruega Discover Petroleum –cuyo representante en el Perú era el tristemente célebre Rómulo León Alegría– y, en segundo, la delictuosa manera en que se obtuvo esa información: el espionaje telefónico efectuado por una asociación ilícita vinculada a la Marina de Guerra del Perú. Y a pesar de que no han sido sancionados en forma equitativa, han permitido vislumbrar el laxo sentido moral que impera en nuestro país.

Cuando la balanza se inclina A raíz del caso de los llamados petroaudios, se conformó en el Congreso una comisión multipartidaria cuya misión era investigar los hechos, a fin de determinar la responsabilidad, sea política o Sociedad y análisis 1 (enero 2009)

duras barreras que sobrepasar. Sumado a los problemas de la gestión pública de la educación (con resultados desastrosos a nivel formación primaria y secundaria), los mínimos estándares para la creación de universidades de calidad y la lógica homogenizante y despersonalizada de gran parte (sino la mayoría) de las ya existentes configuran la situación dramática que nos ubica en la cola de Latinoamérica. ¿Qué responsabilidad le toca a la juventud en ese sentido? La acción colectiva. Siempre y cuando esta sea la natural respuesta a la iniciativa individual y espontánea de cada persona. En otras palabras, la organización microfundada, donde la motivación individual no tiene por qué ser incompatible con los principios colectivos (mas no, a criterio personal del autor, colectivista). Saber elegir, aprender a discernir, no dejarse llevar por la ola de la homogenización cultural, menos aun en un país marcado por la diversidad. Respetar al distinto, y comprender que vale (él y su herencia histórica) exactamente lo mismo que nosotros. Esos también son deberes de los jóvenes. Es muy fácil decirlo a nivel teórico, nos toca poner ello en práctica, ya. Rodrigo Velit Economía – Universidad del Pacífico Grupo Convergencia

penal, de las autoridades implicadas en la maculada negociación, como Jorge del Castillo, Hernán Garrido Lecca y Carlos Vallejo, entre otros. Después de tres meses de investigación, en una muy ilustrativa muestra de cómo no se debe trabajar en grupo, se resolvió presentar dos informes finales: uno a cargo de los representantes del oficialismo, el aprismo y el pepecismo; y otro, en minoría, promovido por el congresista nacionalista Daniel Abugattás. El desenlace de esta desavenencia fue la absolución de la responsabilidad penal a los ministros cuyas voces se dejaron escuchar en tan polémicas grabaciones. Y si se tiene en cuenta la militancia partidaria de acusados e investigadores, la suspicaz hipótesis de la confabulación tiende a la certidumbre.

“ En una muy ilustrativa muestra de cómo no se debe trabajar en grupo, se resolvió presentar dos informes finales: uno a cargo de los representantes del oficialismo, el aprismo y el pepecismo; y otro, en minoría, promovido por el congresista nacionalista Daniel Abugattás.” Y mientras el faenón alarmaba e indignaba a la opinión pública, Página 1 de 4


los medios de comunicación anunciaron la detención de los integrantes de la empresa de servicios de seguridad Business Track (BTR), sindicada como la responsable de la intercepción telefónica. La respuesta de la justicia, esta vez, fue radicalmente diferente. El Ministerio Público inició una investigación que culminó con la acusación fiscal por los delitos de intervención telefónica y asociación ilícita para delinquir. En otras palabras, los descubiertos roedores fueron exculpados, mientras aquellos que – bajo métodos ilegales– destaparon la alcantarilla, están siendo procesados.

una asociación ilícita para delinquir, una cofradía hamponesca cuya misión era lucrar con la privacidad de cierto sector potentado de la población (cobraban hasta $50 mil por cada operación). Y aquellas personas que contrataban sus servicios no serían más que reducidores que se servían de productos ilegales para beneplácito de sus propios intereses.

¿Deber de informar o tráfico de información? En ese sentido, hay quienes sostienen la legitimidad de este controversial mecanismo de recolección de evidencias, en tanto se circunscribe al derecho a la información de todo ciudadano (art.2° inciso 4 de la Constitución Política del Perú); sin embargo, la misma Carta Magna exige el respeto por el secreto de las comunicaciones (art.2° inciso 10). Además, es necesario mencionar que los ex agentes de la Marina de Guerra acusados de intervenir las conversaciones entre los acusados de colusión (art.384° del Código Penal) no cometieron los actos ilícitos en razón de su animus informandi, sino que prestaron sus servicios – presuntamente- a la empresa norteamericana PetroTech, competidora de Discover en la licitación para la concesión de los terrenos petrolíferos, y en proceso de venta a una transnacional de origen colombiano-coreano –quizá para evadir responsabilidades-.

Una frase que no pierde su vigencia Y como si no bastara para la repulsión generalizada, en un reportaje elaborado por la unidad de Investigación del diario La República, fuentes en reserva vinculadas al caso informaron que Business Track no solo se había dedicado al espionaje empresarial; por el contrario, bajo el antifaz de una compañía de seguridad, había interceptado las líneas de al menos treinta funcionarios públicos entre ministros, congresistas, diplomáticos y otras autoridades gubernamentales. En otras palabras, BTR constituyó

El fantasma de Gaza

E

l 2009 comenzó con zozobra y horror para el Medio Oriente. El pasado 27 de diciembre se iniciaba la ofensiva militar israelí “Plomo Fundido”, que arrasó fatalmente con la vida de 1315 personas, siendo más del 40 % de éstas mujeres y niños. Los israelíes solo tuvieron 13 bajas. Los numerosos ataques aéreos israelíes destruyeron la ciudad palestina y acarrearon daños que superan los $ 900 millones, distribuidos en 5 mil viviendas, 20 mezquitas y 16 instituciones gubernamentales destruidos. Gaza, franja inundada actualmente por escombros, muertes y terror, es la zona más densamente poblada del mundo. Habiéndose retirado los militares israelíes de la zona y cesado la ofensiva militar, los pobladores en Gaza intentan volver a la normalidad. Pero no es fácil conseguirlo. Los niños regresan a sus escuelas para descubrir qué compañeros fallecieron en el conflicto, y el resto de Palestina vive con horror al ver su ciudad en escombros. La estrategia israelí fue perfecta. Abandonaron Gaza un día después de la Sociedad y análisis 1 (enero 2009)

El “faenón”: la lógica del atrasador, del vivo, el ganador...

Por todo ello, el congresista Luis Gonzales Pozada (Apra) ha presentado un proyecto de ley que pretende modificar el artículo 162° del Código Penal, a fin de incrementar la exigua pena para los chuponeadores (cinco años como máximo). Sin embargo, si la intervención telefónica persiste desde décadas atrás (durante el fujimorato alcanzó su cenit), es porque la información obtenida por este medio se considera valiosísima. Y esto debido a que las conversaciones en las altas esferas del poder suelen esconder una atmósfera fétida, a que determinados agentes continúan mostrando su avidez por los materiales ilícitos y a otras premisas más que conducen a afirmar que, mientras una reforma moral no se haga patente, donde se ponga el dedo seguirá saltando la pus. Jair Rolleri Periodismo – Universidad Nacional Mayor de San Marcos Grupo Convergencia

asunción de Barack Obama a la Presidencia de Estados Unidos, realizaron una ofensiva aérea para evitar bajas y salieron fortalecidos para las elecciones este mes de febrero. Si antes de la incursión militar, los pobladores de Israel dudaban de sus líderes políticos, lo cierto es que actualmente gozan de un amplio respaldo entre sus nacionales. Es el caso de la canciller israelí, Lipzi Tivni, quien aparentemente no tendrá problemas en salir airosa en febrero próximo.

“ Los niños regresan a sus escuelas para descubrir qué compañeros fallecieron en el conflicto, y el resto de Palestina vive con horror al ver su ciudad en escombros.” La gran interrogante continúa siendo el futuro de los involucrados, es decir, si se sancionará a los responsables de estos ataques o si quedarán nuevamente impunes. La comunidad internacional rechazó el ataque tímidamente, pues solo algunas organizaciones de derechos

humanos han solicitado abrir una investigación para sancionar estos crímenes de guerra. Israel, previendo esta situación, ha decidido “blindar” a sus soldados mediante una nueva ley que establece una garantía de defensa legal y política por parte de su Gobierno para cualquier militar que sea denunciado por los hechos producidos durante su incursión militar en terreno palestino. La postura de Israel resulta, por decir lo menos, indignante. No obstante, el ciego apoyo del Congreso de los Estados Unidos (al aprobar con el 100 % de los votos la incursión israelí en la Franja de Gaza, lo que ni el mismo Congreso israelí logró) advierte que una posible condena a los responsables se haya aun lejos. La misma Unión Europea, al declarar su postura a los pocos días de iniciarse el ataque, no condenó los bombardeos a civiles ni el bloqueo israelí. Entre tanto, tanto Israel como Estados Unidos, aducen que el ataque no constituye vulneración alguna a la Convención de Ginebra por tener derecho a defenderse. En el derecho internacional contemporáneo se establece que la legítima Página 2 de 4


defensa debe darse a través de un medio razonable y proporcional al ataque previamente sufrido. En el caso concreto, no existe proporcionalidad alguna en los ataques de Hamas y los del Ejército israelí, ya que los primeros no cuentan con la tecnología de los últimos lo que se ha visto reflejado en el número de victimas por parte de ambos.

Grupo Convergencia

Vacíos en la Educación Universitaria: cómo afrontarlos Universidades empresas: ¿Conformismo vs. Desarrollo? Reflexiones a partir de la ponencia de Salomón Lerner

C Caos y terror en Gaza. (Foto de The Associated Press)

De similar modo parece actuar Naciones Unidas. A pesar del bombardeo a la sede de esta organización en Gaza (debido a que ahí se escondían miembros de Hamas, según señalan soldados israelíes), el bloqueo a la ayuda humanitaria, el bombardeo a escuelas y ataques a civiles y a personal de la ONU, el secretario general, Ban Ki Moon, al arribar a Gaza, no imputó ninguna responsabilidad a Israel por estos sucesos. Esta dicotomía en el actuar de Naciones Unidas lo hace ver como una entelequia burocrática, más que como una instancia garante de paz y respeto por los derechos humanos.

“ Se debe convocar a la Liga de Países Árabes con la finalidad de buscar alternativas para una paz duradera, que incluya la creación del Estado de Palestina y el respeto al Estado de Israel.” Lo necesario en este momento es que se abra una investigación que esclarezca los hechos ocurridos y permita determinar responsabilidades. Asimismo se debe convocar a la Liga de Países Árabes con la finalidad de buscar alternativas para una paz duradera, que incluya la creación del Estado de Palestina y el respeto al Estado de Israel. De lo contrario, seguiremos viviendo en un mundo donde la violencia impera y se mantiene impune, continuando el espiral de violencia que, ignorando el paso del tiempo, pasará a las generaciones futuras y se seguirá viviendo. Graciela Hijar Derecho – Pontificia Universidad Católica del Perú Sociedad y análisis 1 (enero 2009)

onstantemente se trae a discusión la polémica entre las universidades con fines no lucrativos y las comúnmente denominadas “universidades empresas”. Tal escisión de las universidades se produjo en el año 1996 con el Decreto Legislativo No 882, el cual permitía la creación de empresas educativas. Es decir, en vez de que se constituyan como asociaciones o fundaciones, cuyo fin era no lucrativo, se aceptaba que colegios así como universidades y demás instituciones educativas generen excedentes y que éstos sean repartidos entre sus socios. Ciertamente, tal decisión resulta contraria con el fin último de la institución.

producto de discusiones, investigaciones, etc., ya que la universidad provee todos los elementos para la conjunción de ideas y aporta la experiencia que posee para mejorar sus errores cada día. La segunda, se refiere al incremento del conocimiento por parte de los alumnos así como de los docentes, fomentando el diálogo existente entre ellos. Los profesores no sólo se limitan a asistir a la universidad a dictar una cátedra; por el contrario, su actuación trasciende las aulas universitarias y éstos se convierten en mentores, guías para sus alumnos. La tercera, se fundamenta en la responsabilidad social universitaria (RSU), concepto que si bien es frecuentemente mencionado, no cala totalmente en el accionar de las universidades. La RSU consiste en tener una relación saludable con la sociedad que nos rodea, que permita vincular a la universidad con su entorno a través de estrategias y planes de acción que promuevan el desarrollo en las comunidades aledañas. No se trata únicamente de publicitar a la universidad mediante una obra o proyecto social, sino más bien, que se adopte como una práctica reiterada, formando conciencia entre la universidad y la comunidad. Lamentablemente, en muchas oportunidades dicha situación no es más que un mecanismo de publicidad a favor de algunas instituciones.

“ …la universidad no solo debería ser vista como un medio para llegar al éxito sino también ser parte del éxito…”

Los 80s y la universidad peruana con período de debacle.

Es pertinente aclarar que la universidad, en tanto constituye un recinto de conocimiento y libertad de creación, fomenta el diálogo entre sus estudiantes y docentes, con la finalidad de dirigir la crítica constructiva hacia la excelencia académica de quienes integran esta conjunción de valores y libertades que es la universidad.

“ …el clima ideológico en el que vivimos nos lleva al del mito del éxito…” Como bien señalaba el Dr. Lerner, la universidad destaca por cumplir las tres siguientes funciones: la primera, consiste en la creación de conocimiento, sea éste

Con todas las necesidades que una universidad requiere, se ve con preocupación que los socios de estas instituciones se repartan las cifras positivas que generen de éstas. Una universidad incurre en gastos en infraestructura (laboratorios, bibliotecas, áreas verdes, etc.) que permiten al estudiante disfrutar y descubrir el mundo a través de ella. Los docentes también constituyen una fuente de gasto para estas entidades, ya que no solo comprende el sueldo de éstos sino sus constantes capacitaciones. Del mismo modo, las universidades deben presentar mejores incentivos que tengan como finalidad atraer al mejor capital humano. Así también, las publicaciones e investigaciones que realicen son un nexo permanente entre el saber y la sociedad. Es por tal motivo que parece extraño –e incluso sospechoso- que una universidad finalice sus balances con saldos positivos. Una universidad jamás debe conformarse con lo que posee y debe comprometerse todo el tiempo a ser mejor. En consecuencia, ¿de qué excedentes se está Página 3 de 4


hablando? ¿Realmente excedentes?

existen

tales

“ …la universidad como conciencia crítica de la sociedad…” La universidad no es un medio para alcanzar otros fines, es un fin en sí mismo, ya que aporta elementos invalorables a la vida de los estudiantes. Genera la conciencia crítica y moral del país. Gracias a sus estudios de filosofía, economía y política podemos enfrentar las complejidades que nos toca vivir cada día. No solo constituye un beneficio para el individuo, también lo es para el país. Graciela Hijar Derecho – Pontificia Universidad Católica del Perú Grupo Convergencia Laura Lozada Economía – Universidad del Pacífico Grupo Convergencia

Sobre la educación superior en el Perú Tras las ponencias de nuestros destacados expositores, y luego de la participación de muchos jóvenes a través de atinadas preguntas y de importantes comentarios, concluimos.

Responsabilidad social y liderazgo de la universidad

L

a Responsabilidad Social (RS), concepto originalmente ligado sólo a las empresas, debe ser practicada por todos los miembros de la sociedad, y obviamente por la universidad. La Responsabilidad Social Universitaria (RSU) ha de ser entendida como la RS de los actores que componen la universidad, es decir, la RSU está constituida por la RS de estudiantes, docentes, y de la institución propiamente.

Si la universidad se percibe indiferente antes los problemas de la sociedad, es porque estos tres estamentos no están cumpliendo adecuadamente su rol. La RS de los alumnos consiste en su participación en iniciativas que beneficien a la sociedad. La RS de los docentes está en otorgarles una formación integral a los alumnos, en formar profesionales con una elevada cuota de humanismo. Y la RS institucional será cumplida cuando la universidad transmita civismo y lidere las luchas de la sociedad contra lo malo, es decir, cuando recupere el liderazgo de la sociedad y de la opinión pública. “Sin un liderazgo comprometido, la Responsabilidad Social Universitaria es insostenible e irreal”. La RSU no debe reducirse a un mecanismo de propaganda social; debe más bien permitir “ampliar la cancha”, al conseguir generar sensibilidad en más actores respecto de la idea de bienestar social. Debido al desprestigio de nuestra clase política, la RS ha reemplazado el compromiso político.

-

-

-

Segunda reforma universitaria Como tantas otras cosas en el país, la “Universidad Peruana” está sobrediagnosticada. Resumiendo, sus problemas pueden expresarse en dos palabras: crisis, y pasividad. Crisis que no sólo afecta a la universidad sino al sistema educativo en general. Pasividad que se manifiesta en el fracaso para implementar soluciones viables, debido al conflicto de intereses en los entes decidores, que ha frenado toda iniciativa de cambio. Definiendo mejor pero brevemente esta crisis, anotamos lo siguiente: -

-

El proceso de masificación de las universidades (públicas y privadas) ha ocurrido “sin proyecto y sin recursos para sostenerla”. Oferta distorsionada e irresponsable de carreras sobresaturadas en el mercado, o

totalmente incompatibles con las necesidades de desarrollo del entorno. Presencia de docentes mediocres que no otorgan una formación adecuada a los estudiantes, que no investigan, y por ende que no contribuyen al bienestar de la sociedad y hacen que la universidad sea percibida como una institución marginal. Deficiencias en la actual ley universitaria. El concepto de autonomía que sacraliza, “deviene anacrónico cuando se desarrollan estados democráticos que buscan integrar el desarrollo universitario dentro de una visión de desarrollo nacional de conjunto”. “Autonomía, sí, pero no como autarquía y confrontación”. Universidades con fines de lucro y proliferación de universidades y sucursales, casi carentes de control alguno respecto del servicio que brindan.

Ahora mismo se debe estar fundando alguna nueva universidad en el Perú.

Hay, debido a este estado de crisis, la necesidad de una segunda reforma universitaria, que “vuelva a establecer a la universidad como un centro de investigación y profesionalización de acuerdo a las necesidades de desarrollo del país”. Remigio Chujutalli Economía – Universidad Nacional Federico Villarreal Grupo Convergencia

Sociedad y análisis Boletín virtual del Grupo Convergencia Editor Rodrigo Velit, Universidad del Pacífico Equipo de redacción Remigio Chujutalli, Universidad Nacional Federico Villarreal Graciela Hijar, Pontificia Universidad Católica del Perú Laura Lozada, Universidad del Pacífico Luis Alberto Ponce, Universidad del Pacífico Jair Rolleri, Universidad Nacional Mayor de San Marcos Lucía Valencia-Dongo, Universidad del Pacífico Ángel Yaulilahua, Universidad Nacional de Ingeniería Hongrui Zhang, Universidad del Pacífico Lee y descarga el boletín virtual en www.grupoconvergencia.org

Sociedad y análisis 1 (enero 2009)

Página 4 de 4


Sociedad y análisis - Primera edición