Issuu on Google+

EL POEMA COSMICO GALACTICO DEL Aテ前 2012 CALENDARIO SAGRADO MAYA-.

Daniel Matul


La humanidad y el planeta estĂĄn vulnerables.

Parece que las ideas y el modelo de desarrollo que creo la ĂŠpoca de la industria, se encuentra en crisis irreversible.


Hoy estamos experimentando una nueva manera de entender y de interpretar la vida.

La ciencia ha logrado organizar una nueva forma de ver el universo.


Este nuevo conocimiento, lleva

consigo un cambio tan completo de aquella vieja visi贸n de la vida que, separa a los seres humanos del universo y que fractura el esp铆ritu de la materia.


El sorprendente y dramรกtico

descubrimiento, realizado por los astronautas cuando por primera vez observaron la Tierra desde el espacio, nos ha permitido comprender que, nuestro planeta no es estructura muerta y no puede ser explotada y saqueada al mejor postor.


Somos parte de la Tierra, conformamos una sola unidad que nos obliga

a ser, vivir, compartir, comunicar y

comulgar con ella, como seres vivos creadores

y recreadores de la vida.


En correspondencia con los modernos descubrimientos de la nueva ciencia, desde la más lejana antigüedad, la cosmovisión maya se nutre de las ciencias de la Tierra, de la ecología, de la biodiversidad y de la ética.


Son estas sabidur铆as las que nos permiten situar y relacionar la condici贸n humana en el cosmos, en la Tierra y en la vida.


Situar nuestra condici贸n

humana en la naturaleza quiere decir: tener conciencia de

nuestra unidad con la Madre Tierra para vivir en amplitud y hermandad.


Según este pensamiento cósmico el significado de la existencia y de la vida, consiste en correlacionar la conciencia más pequeña con la conciencia más grande: Criatura-Universo.


La cosmovisión nos se relaciona directamente con la conciencia más profunda, con el pulso más tierno del espíritu cósmico.


En el pensamiento maya el Agua, el Sol, la Tierra y el Aire, en sus diversas manifestaciones, constituyen la verificaci贸n cotidiana que el cosmos es un ser vivo y sagrado.


Estas correlaciones:

Universo Tierra Naturaleza Ser Humano

generan nuestros valores.


Uno de los mayores logros, edificado por el talento de los antepasados es el calendario.

Realmente es una maravilla de la humanidad. Correlaciona tres calendarios c贸smico, f铆sico y espiritual.


Es un calendario perfecto, por ejemplo, al relacionar el Calendario de 365 días con el de 260 días, una fecha solamente puede repetirse hasta haber transcurrido 18,980 días. Equivale a 73 vueltas de 260 días

o 52 vueltas de 365 días.


Culturalmente hablando el concepto de tiempo es circular y cĂ­clico. Cada persona retorna y completa su ciclo.


Ahora mismo estamos por cumplir un ciclo de 5,125 a帽os que comenz贸 en 3113 A.C., y que va a terminar el 21 de diciembre de 2012. En Izabal, al sureste de la punta de Manabique, 1864., el ingeniero holand茅s Van Braam, hall贸 una hermosa placa de jade, pulida y grabada, de 21.6 cm de largo y 8 cm de ancho.


La “Placa de Leyden”, se encuentra en exhibición desde 1903 en el museo etnográfico de Holanda. Representa, la inscripción glifica, que corresponde a la fecha de la cuenta larga de 5,125 años comenzada en el 3113 antes de Cristo, y que terminará el próximo 21 de diciembre del 2012.


Van Braam, sin quererlo, realizó uno de los hallazgos más destacados de la arqueología maya. Actualmente, se sabe que la fecha 3113 antes de Cristo, contenida en de la Placa de Leyden, se encuentra relaciona con el fin de un ciclo de 5125, años a concluir en el 2012, año en el que ocurrirá un repentino cambio en el campo magnético de la tierra.


Sucede que los Códice de Madrid, Dresde y Paris contienen estudios acerca de cómo el Sol influye no sólo en el ciclo de la vida y el surgimiento y caída de las sociedades, sino que también determina nuestra forma de ser.


Tanto es as铆 que el C贸dice de Dresde ha sido utilizado por la astronom铆a moderna, proporcionando detalladas tablas de eclipses lunares y de otros fen贸menos celestes.


En 1986, el científico y matemático irlandés Maurice Cotterell llevó adelante una revolucionaria teoría referente a los ciclos de la astrología y del sol. Esto se debía a que durante varios años sospechó que el campo magnético del sol tenía consecuencia para la vida en la tierra.


Cotterell al estudiar el C贸dice de Dresde,

descubri贸 que el calendario Maya confirmaba su

teor铆a, ya que es un documento cient铆fico basado en

el conocimiento del sistema solar.


Esto explic贸 la pasi贸n Maya por concentrarse en los largos ciclos del tiempo y su previsi贸n en la subida y ca铆da de las cuatro edades de la humanidad descritas en el Pop Wuj.


SegĂşn los cĂĄlculos del calendario maya el 21 de diciembre de 2012, concluye una larga era, para dar inicio al Quinto Sol.


¿Cómo fue posible que desde la antigüedad los antepasados entendieran la importancia y existencia de este ciclo para calcular, la inversión magnética solar ?


El Calendario Sagrado contribuye a conocer el funcionamiento de nuestra

estructura psíquica, biológica, física y espiritual, determinada por las correlaciones entre el Sistema Solar y el ser humano.


Todos los seres tenemos herencia genĂŠtica. Las grandes pautas de personalidad y de carĂĄcter se deben principalmente a la herencia genĂŠtica. Heredamos

enfermedades,

conductas, rasgos de nuestros antepasados.


Querámoslo o no, siempre llegamos a formar una cadena de vínculos con el cosmos y con nuestros antepasados. Todas estas energías que traemos al nacer, constituyen nuestra herencia cósmica.


El Calendario Sagrado también está sincronizado con nuestro propio cuerpo. El cuerpo humano tiene 13 articulaciones principales en total y 20 dedos.

Así podemos considerar la energía generada por la combinación de 13 x 20 como la herencia genética de nuestra galaxia.


El Telar Maya o m贸dulo arm贸nico, representa el Tzolkin o Calendario Sagrado como telar de 13 columnas y 20 filas.


“Para mantenernos sanos es necesario comprender el cosmos, amar la naturaleza y sentirnos parte del universoâ€?. Seguramente, por esta hermosa pauta hemos podido continuar cultivando relaciones relevantes entre saberes, polĂ­tica y habitualidad cotidiana.


Sin amor no puede haber autĂŠnticos saberes. Sin amor es imposible el ejercicio de la solidaridad polĂ­tica. Sin amor tampoco puede cultivarse la relaciĂłn cotidiana.


Nosotros mismos somos universo de amor. Nuestros Ăłrganos tienen un tipo de conciencia que podrĂ­amos llamar parcial y que pueden animarse o estĂĄn animados por el amor.


El 21 de diciembre del 2012 Ocurrir谩 el fen贸meno del tr谩nsito de Venus por el disco del Sol en alineaci贸n con la Tierra.


Eric Thompson demostró por medio de sus estudios, que el calendario de ‘Cuenta Larga’ de 5,125 años comenzaba en el 11 de agosto del 3113 antes de la era cristiana, y que terminaba en el 21 de diciembre del 2012 de nuestra era común.


Durante ese día

del solsticio, el sol en su órbita eclíptica va a pasar

exactamente por el centro ecuatorial galáctico,

desde el punto de vista de

la tierra


El sol, sufrirĂ­a un renacer al pasar por la cerviz de la matriz estelar de la gran Madre, tambiĂŠn conocido como el sendero de Xibalba.


El centro de la Vía Láctea o camino de Xibalba no está compuesto de estrellas visibles, sino de un espacio obscuro, el cual visto desde nuestro planeta, da la impresión de ser un túnel o pasadizo cervical.


El 21 de diciembre del 2012 el sol va a nacer por una matriz celestial cuando

su órbita pase por el centro de la galaxia, lo cual sucederá durante el solsticio de invierno.

La última vez que sucedió un evento así fue hace más de 26,000 años atrás.


Es así que desde el punto de vista nuestro, el planeta Tierra, Venus, el Sol y el centro de la galaxia se alinearán en un evento astronómico extremadamente bello.


El poema astronómico no solamente será de importancia física y astronómica, sino que también de significado espiritual y simbólico para la humanidad.


Debido a que el Sol está compuesto por gas en continuo movimiento, posee diferentes velocidades de rotación en los polos que en el ecuador, de manera que se sincronizan exactamente cada 260 días:

Campo magnético polar Campo magnético ecuatorial


Investigaciones llevadas a cabo por el satélite SOHO revelan un proceso

que podría poner en marcha la inversión del campo magnético del Sol.

El fenómeno consiste en el efecto acumulativo de más de mil

erupciones.


Las erupciones solares, enormes eyecciones de masa, lanzan miles de millones de toneladas de gas electrificado al espacio, llevĂĄndose el viejo campo magnĂŠtico solar y permitiendo que se forme otro, aunque con orientaciĂłn invertida.


La inversión del campo magnético solar es un fenómeno importantísimo en el ciclo de actividad de 11 años del Sol, cuando la estrella pasa de estar relativamente “tranquila” a estar activa, y viceversa.


El nuevo estudio proporciona por primera vez evidencias de la conexi贸n entre la citada inversi贸n y las erupciones solares.


El Dr. Nat Gopalswamy, del

Goddard

Space

Flight

Center, compara el Sol con una serpiente que muda peri贸dicamente su piel, en este caso, su piel magn茅tica.

El proceso es largo y a menudo violento.


Actualmente, se precisan mรกs de mil erupciones solares, cada una arrastrando miles de millones de toneladas de gas de las regiones polares, para poder

eliminar el viejo magnetismo.


Lo curioso es que cuando todo ha acabado, el nuevo campo magnĂŠtico tiene una polaridad Invertida. El polo magnĂŠtico sur pasa a ser el norte y el polo magnĂŠtico norte pasa a ser el sur.


Los científicos han llegado a estas conclusiones revisando casi 8 años de datos de erupciones solares aportados por el observatorio solar SOHO, así

como información enviada por el satélite militar P78-1 y por diversos instrumentos terrestres en Estados Unidos y Japón.


Revisando todo este material, los expertos han descubierto un patrón sistemático en las erupciones. Cuando el SOHO ha observado a principios de 1996, se veían pocas manchas solares y las erupciones solares ocurrían menos de una vez al día.


Pero durante el período de actividad solar más intensa, en 1999-2000, se producían en promedio más de cinco al día, el doble de lo que se esperaba.

La Tierra ha pasado por lo menos catorce veces por inversiones de sus polos magnéticos.


Para llegar a estas conclusiones los

cient铆ficos investigan las capas geol贸gicas,

donde existen sedimentos correspondientes

a las distintas edades del planeta.


Lo que antes fue lava, contiene todavía minerales que conservan su alineación magnética original, que puede medirse con la tecnología del radio carbono.


Nuestro planeta alterna su polaridad cada vez que completa un ciclo, unas veces los polos magnĂŠticos de la Tierra, estĂĄn alineados como nosotros los conocemos ahora, y en otras, estĂĄn invertidos.


Esto tiene que ver con la direcci贸n en la que rota la Tierra alrededor de su eje.

La velocidad de rotaci贸n es variable, y seg煤n esta cambie, los campos magn茅ticos se manifiestan con mayor o menor intensidad.


A más velocidad de rotación corresponde un campo magnético más fuerte, y a menor velocidad de giro, un campo magnético más débil.


En el ciclo actual, el punto de máxima intensidad del campo magnético se alcanzó hace 2.000 años, mientras que en nuestros días la Tierra gira más lentamente.


La paradoja es: ahora nuestros días son más largos, sin embargo sentimos que el tiempo se acorta, porque la forma como lo percibimos depende de

otro factor, que es la afinación de nuestras células con el pulso de la Tierra (o Frecuencia Schumann), que ha venido acelerándose.


En una escala de 1 al 10, siendo 10 la medida de magnetismo mรกs fuerte, en 1.996 estรกbamos en 1.5 y ahora nos encontramos por debajo de 1.


Este indicador nos muestra que estamos en la antesala de una inversión de los polos magnéticos que, según los

entendidos, ocurrirá antes de finalizar

el año 2012.


Por lo pronto la Tierra seguirá rotando alrededor de sí misma cada vez más lentamente,

hasta que llegue el momento

en que posiblemente se quedará quieta.


Permaneceremos en un

estado magnetismo

nulo

de

por

cierto

tiempo y luego nuestro planeta comenzarรก a girar en sentido contrario.


Al girar en movimiento inverso donde antes quedaba el polo norte magnĂŠtico, ahora estarĂĄ el polo sur; y donde estaba antes el polo sur magnĂŠtico, tendremos ahora el polo norte.


Hay que advertir que este cambio se da

solo a niveles electromagnĂŠticos y que no se trata de

que la Tierra vaya a dar fĂ­sicamente un vuelco de 180

grados.


Es el momento en que la Tierra ascender谩 para situarse en la escala evolutiva como mundo de quinta dimensi贸n. Sin embargo, el proceso de ascensi贸n de los humanos es, como el de la Tierra, asunto de libre elecci贸n.


Lo lograrĂĄn quienes para entonces hayan creado su propia zona nula, esto es: cero en miedos y bĂşsqueda de la paz interior.


Es decir el ser humano debe tambiĂŠn sintonizarse con estos cambios de polaridad, en el sentido de invertir nuestra polaridad, segĂşn los valores del espĂ­ritu, y no con el deseo apuntando a la bĂşsqueda del poder, la fama y el dinero.


Actualmente los cambios dentro de la Tierra estĂĄn afectando los patrones de sueĂąo, las relaciones, la habilidad para regular el sistema inmune y la percepciĂłn del tiempo.


Estamos viviendo un proceso iniciado hace, poco más o menos unos 2,000 años, como preparación para aceptar cambios tremendos dentro del cuerpo. El cambio ya lo estamos experimentando: Migrañas, dolores de cabeza, cansancio.


Sensaciones elĂŠctricas en los miembros y la columna vertebral. Calambres en el sistema muscular.

SĂ­ntomas parecidos a la gripe. SueĂąos intensos.


ยกTodo esto puede ser ocasionado por los cambios que estรกn tomando lugar en la Tierra ahora! El cuerpo humano se volverรก mรกs sensible como resultado de las nuevas vibraciones.


El cuerpo f铆sico ya comenz贸 a cambiar.

Se esta creando un nuevo cuerpo de luz.

Nuestro ADN esta siendo modificado

desde el Universo.


Grandes habilidades intuitivas y curativas emergerán.

Cada año esto se incrementara diez veces. Los ojos se volverán como de gato para poder ajustarse a la nueva atmósfera y a la luz. ¿Quién Sabe?


ยกQue aclare! ยกQue amanezca! ยกNo habrรก Gloria ni grandeza hasta que se forme la humanidad real! La humanidad verdadera: Halach Winic.



Poema cosmico galactico daniel matul