Page 25

Hundimiento regional en el Valle de México interesados y al público en general información que se pretende sea cada vez más confiable y actualizada, en particular a través de su sitio de internet y de publicaciones como el volumen III del libro El subsuelo de Ciudad de México (Auvinet et al., 2017). La combinación de las valiosas aportaciones de las instituciones participantes en el Simoh ha permitido realizar trabajos de interpretación preliminares y elaborar documentos de referencia útiles para los ingenieros que construyen en el valle. En la figura 2 se presenta un mapa de velocidad de hundimiento que abarca la totalidad de la zona lacustre de la cuenca (Auvinet et al., 2017). Se observa que en algunos sitios la velocidad de hundimiento se acerca a los 40 cm/año. Estos sitios corresponden a las zonas donde el subsuelo presenta mayores espesores de arcilla.

ARTÍCULO TÉCNICO

TEMA DE PORTADA

En las etapas siguientes del Simoh, se pretende proponer nuevos programas de instrumentación combinando técnicas directas e indirectas, incluyendo estaciones instrumentadas profundas que permitirán observar la contribución de los distintos estratos al hundimiento y definir de manera precisa las condiciones piezométricas hasta profundidades del orden de 250 m (Auvinet et al., 2009). La información obtenida constituirá una valiosa base para el desarrollo y la calibración de modelos analíticos y numéricos que permitan describir la evolución del fenómeno y predecir sus tendencias, para definir diferentes estrategias de manejo del agua en el valle. Al respecto, de gran utilidad se consideran tanto los modelos hidrogeológicos desarrollados en el Instituto de Ingeniería (Cruickshank y Chávez, 1969; Cruickshank et al., 2014; Herrera et al., 1989) y en otros centros de investigación, como los modelos numéricos comerciales de N gran potencia actualmente disponibles (Leake y Galloway, 2007). Debe tenerse presente que la física del problema es compleja. El modelo debe estar basado en un conocimiento preciso de la estratigrafía del subsuelo del valle. Por otra parte, no se conoce con exactitud el estado actual de las condiciones piezométricas en el acuífero. Si bien se sabe que los niveles estáticos en pozos profundos tienden a presentar abatimientos preocupantes año tras año, resulta necesario confirmar la hipótesis de que ya se han presentado condiciones de desaturación en los estratos permeables. De ahí la importancia de realizar mediciones piezométricas profundas. PERSPECTIVAS DE CONTROL Y MITIGACIÓN DE EFECTOS

0

5

10

20

30

40 km

Figura 2. Velocidad de hundimiento en centímetros por año (periodo 1999-2007).

Núm. 252 Junio - Agosto 2019

Globalmente, el control de los hundimientos pasa por la implementación de una política de abastecimiento de agua diferente de la actual. Para reducir el bombeo local es posible recurrir a fuentes externas o profundas (Aguirre, 2014), pero debe darse prioridad a otras acciones, como la promoción de un uso más racional del agua y el eficiente control de fugas en el sistema de distribución de agua potable. Con este objetivo, una estrategia concreta basada en el concepto de sustentabilidad y en principios robustos de la mecánica de suelos fue propuesta en un trabajo reciente (Reséndiz et al., 2019).

❘ 23

Profile for SMIG

Revista Geotecnia - SMIG - Número 252  

Revista Geotecnia - SMIG - Número 252  

Profile for smigorg
Advertisement