Page 23

ARTÍCULO TÉCNICO

TEMA DE PORTADA

Gabriel Auvinet Guichard Édgar Méndez Sánchez Moisés Juárez Camarena Instituto de Ingeniería, UNAM.

Hundimiento regional en el Valle de México El hundimiento regional que afecta la zona lacustre del Valle de México tiene graves implicaciones para la conservación del patrimonio urbano y el adecuado funcionamiento de los servicios públicos de la capital mexicana. Se sabe que esta subsidencia es principalmente una consecuencia del bombeo de agua desde los acuíferos que subyacen el área metropolitana para el suministro de este líquido a la población. Aquí se describen los esfuerzos que se están realizando para disponer de información más precisa y actualizada respecto a su evolución.

E

l desarrollo demográfico de la cuenca de México ha creado una demanda acelerada de servicios, entre los que destaca el abastecimiento de agua potable. Paralelamente, es necesario construir en la capital mexicana obras de infraestructura cada vez más ambiciosas además de conservar el enorme patrimonio urbano ya existente. Estas necesidades se han vuelto conflictivas debido a las características mecánicas mediocres del subsuelo. Los materiales que conforman la estructura geológica de la cuenca de México son de origen volcánico y lacustre. El complejo sistema acuífero de la cuenca está formado por tres grandes cuerpos. En la parte superior se encuentran dos potentes estratos de arcilla de alta compresibilidad separados por una capa de material areno-limoso, también llamada Capa Dura, que tiene cierta importancia hidráulica por su alta permeabilidad. El acuífero actualmente en explotación se extiende por debajo de la segunda capa de arcilla y está formado por material granular grueso: piroclastos, arenas, limos, conglomerados con intercalaciones de arcilla. Le subyacen rocas volcánicas fracturadas pero cementadas, cuya base llega a estar a más de 3,000 m de profundidad. Bajo estas últimas se encuentran rocas carbonatadas de origen sedimentario y espesor desconocido. Una de las formas más económicas de resolver el problema del abastecimiento de agua potable ha sido la explotación del acuífero de la cuenca. La explotación inicial con

pozos artesianos tuvo que ser sustituida rápidamente por el bombeo de agua desde pozos profundos. Este bombeo induce abatimientos piezométricos que conducen a un aumento de los esfuerzos efectivos en los materiales del subsuelo que, a su vez, induce deformaciones y causa una subsidencia regional de magnitud excepcional. Debido al alto costo de otras alternativas, se prevé que el abastecimiento de agua en la cuenca a partir de fuentes locales continuará por muchos años, lo que depende en forma sustancial de los recursos subterráneos. El fenómeno de subsidencia hoy, a 95 años de su descubrimiento por Roberto Gayol (1925) y cerca de 70 años de su explicación científica por Nabor Carrillo (1948), persiste con efectos acumulados a través del tiempo que causan asentamientos totales y diferenciales considerables. El patrimonio inmobiliario histórico y reciente, así como instalaciones metropolitanas tan importantes como la red de agua potable, el metro y el Gran Canal, sufren sus efectos. Gran parte del problema del agrietamiento del suelo que se presenta en diversas alcaldías de la Ciudad de México (Iztapalapa, Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta), y que se ha agudizado con los sismos de 2017, es también consecuencia de la subsidencia (Auvinet, 2010; Ovando et al., 2012). Por ello, no obstante ser el hundimiento regional un fenómeno antiguo, su estudio y análisis siguen siendo temas

Núm. 252 Junio - Agosto 2019

❘ 21

Profile for SMIG

Revista Geotecnia - SMIG - Número 252  

Revista Geotecnia - SMIG - Número 252  

Profile for smigorg
Advertisement