Page 33

Algunas prácticas sugeridas a especialistas en geotecnia A manera de ejemplo, se muestra en la tabla 2 una clasificación de daños en estructuras metálicas (Rodríguez, 1995). La clasificación de daños correspondiente al caso de mamposterías se presenta en la tabla 3. También resulta de interés un procedimiento más detallado, que es el mostrado en el esquema de la figura 3. Ya en este último procedimiento se menciona una evaluación preliminar que implica examen del sitio y evaluación de documentos y de materiales. También se incluye el impacto de un estudio de costos. La parte final de la evaluación definitiva incluye algo tan relevante como el examen de los documentos y de los planos de proyecto existentes, así como la revisión de documentos relativos al control de la calidad. Al final se realiza una evaluación de detalle. Es en esta parte donde se juzga si la información es suficiente. En estos procesos deben concurrir los diferentes especialistas, en Tabla 1. Clasificación de uso de una edificación (Rodríguez, 1995) Clasificación de uso (color) Habitable (Verde)

Seguridad en duda (Amarillo)

Insegura (Rojo)

Área insegura

Descripción No se encuentra en peligro aparente. La capacidad original para resistir cargas no presenta disminución significativa. No ofrece peligro para las vidas humanas; se puede ocupar. Presenta disminución significativa en su capacidad para resistir cargas. La entrada de propietarios sólo es permitida con fines de emergencia y únicamente bajo su propio riesgo. No se permite para ocupar o entrar, excepto por las autoridades. Alto riesgo, posible derrumbe ante réplicas del temblor principal. La entrada está prohibida. La edificación es insegura para ocupar o entrar, excepto por las autoridades. El área específica designada en este letrero es insegura. No se debe entrar ni ocupar, excepto por las autoridades.

Tabla 2. Criterios para determinar el grado de daños de elementos de acero estructural (Rodríguez, 1995) Grado I II III

IV

V

Estado de daño de miembros estructurales Sin defectos visibles Con deformaciones dentro de las tolerancias que establecen las normas para fabricación y montaje de estructuras de acero. Con deformaciones ligeramente superiores a las especificadas en las normas. En vigas o columnas que forman parte de marcos: pandeo local, fractura o alguna evidencia de daños en secciones del elemento estructural fuera de zonas de posible formación de articulaciones plásticas. En vigas o columnas que forman parte de marcos: pandeo local, fractura o alguna evidencia de daños en secciones del elemento estructural dentro de zonas de posible formación de articulaciones plásticas. En vigas de alma abierta que forman parte de marcos: fractura o pandeo de alguna cuerda o montante. En uniones viga-columna: pandeo local, fractura o alguna evidencia de daños, fractura de soldadura, tornillos o remaches faltantes o con algún tipo de daño. Pandeo o fractura de elementos de contraventeo.

NOTA TÉCNICA

Tabla 3. Criterios para determinar el grado de daño de edificaciones a base de muros de mampostería Grado I II III

IV

V

Estado de daño de miembros estructurales Grietas pequeñas, difícilmente visibles sobre la superficie del muro. Grietas mínimas en castillos y dalas de confinamiento (grietas con anchos menores de 0.2 mm). Grietas claramente visibles sobre la superficie del muro (grietas con anchos entre 0.2 y 1.0 mm). Inicio de la formación de agrietamiento diagonal en muros confinados con castillos y dalas. Grietas considerablemente grandes en la superficie del muro (anchos entre 1 y 3 mm) Agrietamiento diagonal en muros confinados con castillos y dalas, o en muros de relleno ligados a marcos de concreto reforzado (ancho de grietas mayor de 3 mm). Inicio de la formación de agrietamiento diagonal en muros sin castillos ni dalas. Desprendimiento de partes de piezas. Aplastamiento local de la mampostería. Prolongación de agrietamiento diagonal en muros sin castillos ni dalas. Deformación, inclinación horizontal o vertical apreciable del muro.

particular ingenieros geotecnistas y estructuristas, así como profesionales en instalaciones. En la práctica es poco usual que se siga esta metodología en la inmensa mayoría de los edificios con deterioros; son muchos los factores que lo dificultan. Los representantes de edificaciones en los sectores público y privado, salvo algunas excepciones, no tienen la voluntad de realizarlo. Es común que los documentos de proyecto no estén disponibles y, lo que es peor, los resultados de control de la calidad realizados, si es que se efectuaron, tampoco están accesibles. Esta problemática se observa, por desgracia, con mucha frecuencia en nuestro medio. Es así como a menudo se tiene que hacer una labor de ingeniería forense más detallada con poca información. Esta última actividad, desde luego, la debe realizar personal calificado y experimentado. ALGUNAS PRÁCTICAS SUGERIDAS PARA ESPECIALISTAS EN GEOTECNIA

Si bien los párrafos siguientes tienen que ver con algunas reflexiones sobre prácticas generales en el ámbito de la ingeniería civil posteriores a un evento sísmico, es posible que nuestra especialidad, la geotecnia, pudiese participar con estas actividades, dada la relación que existe con otras especialidades y manejo de materiales. 1. Es prometedor que desde el año 2002 la Sociedad Mexicana de Ingeniería Geotécnica (SMIG) junto con el Colegio de Ingenieros Civiles de México cuenten con un programa de capacitación de peritos profesionales en geotecnia. Ello sin duda representa un grado de seguridad mayor en la preparación de estudios y proyectos para los usuarios finales. Desde luego que también tales peritos se desempeñarán mejor en los procesos de evaluación de edificios dañados por acción sísmica. 2. Con referencia al Reglamento de Construcciones del Distrito Federal (ahora Ciudad de México), los especialistas

Núm. 248 Junio - Agosto 2018

❘ 31

Revista Geotecnia - SMIG - Número 248  

La SMIG (Sociedad Mexicana en Ingeniería Geotécnica) presenta su revista en geotecnia, en su edición No. 248

Revista Geotecnia - SMIG - Número 248  

La SMIG (Sociedad Mexicana en Ingeniería Geotécnica) presenta su revista en geotecnia, en su edición No. 248

Advertisement