Page 15

Avances en la caracterización estratigráfica del subsuelo

LA GEOTECNIA EN LA HISTORIA

TEMA DE PORTADA Oriente Tlatenco

Pueblo Culhuacán

Mexicaltzingo

Poniente Zapata

Santa María Tomatlán

Periférico Oriente San Lorenzo

Tláhuac

Nopalera

Eje Central

Mixcoac

0 10 20 0 40 80 120 160 200 240 280 320 360 400 440

30 40

Contenido de agua, w(%)

Figura 3. Corte longitudinal a lo largo de la línea 12 del metro obtenido por geoestadística.

Los datos de los bancos de información pueden ser sometidos a análisis estadísticos con objeto de establecer correlaciones entre propiedades del suelo que resultan útiles para diseños geotécnicos. INTERPOLACIÓN GEOESTADÍSTICA

Para la representación de las variaciones espaciales de las propiedades de los suelos blandos es posible recurrir a la geoestadística (Auvinet, 2002). Esta técnica permite la interpolación racional en el espacio entre los resultados obtenidos mediante sondeos y pruebas diversas. Proporciona sondeos virtuales en zonas donde escasea la información y secciones estratigráficas estimadas que facilitan la definición de modelos geotécnicos simplificados para realizar análisis mecánicos (Juárez, 2015). Las estimaciones realizadas por los métodos conocidos como kriging simple y ordinario dan resultados semejantes. Para estimar propiedades mecánicas para las cuales se cuenta con un número limitado de resultados, es conveniente apoyarse en otras variables con mayor número de resultados que estén correlacionadas con la variable de interés, recurriendo a la técnica de cokriging (Delgado, 2017). En la figura 3 se muestra un perfil de variación del contenido de agua estimado en una sección transversal a lo largo de una obra lineal (transporte colectivo metro). Los perfiles de incertidumbre residual (desviación estándar de estimación) asociados a los de estimación y arrojados por los análisis geoestadísticos son útiles para definir la ubicación óptima de sondeos y pruebas de campo adicionales. Usando esta misma técnica, ha sido posible estudiar en detalle la estratigrafía de diferentes áreas de la zona lacustre de la Ciudad de México (Auvinet et al., 2017). Estos trabajos han contribuido a precisar la zonificación geotécnica de la Ciudad de México que ha sido incorporada en las nuevas Normas Técnicas para Diseño y Construcción de Cimentaciones del Reglamento de Construcciones para la Ciudad de México (2017). Una atención especial ha sido prestada a las anomalías geotécnicas existentes en la zona lacustre (Matus, 2011). Trabajos similares han sido realizados en ciertas

zonas de otras ciudades como Querétaro (Morales, 2005) o Tuxtla Gutiérrez (Ordóñez, 2014). HUNDIMIENTO REGIONAL

El hundimiento regional que presenta el Valle de México a consecuencia del bombeo de agua potable desde los acuíferos profundos ha sido un tema constante de evaluación e investigación durante el último medio siglo (Marsal y Mazari, 1959; Auvinet et al., 2017). Gracias a la creación del Sistema de Monitoreo de la Piezometría y de los Hundimientos del Valle de México por extracción de agua subterránea (Simoh) y al trabajo coordinado del II UNAM con las dependencias que llevan a cabo periódicamente levantamientos topográficos (Conagua, Sacmex, CAEM), ha sido posible establecer por primera vez un mapa que muestra la velocidad de hundimiento en toda la zona lacustre del Valle de México (Auvinet et al., 2017). Esta velocidad alcanza hasta 40 cm por año en algunos sitios. El hundimiento acumulado tomando como referencia el plano de Francisco Díaz Covarrubias de 1862 (anterior al inicio de la operación de pozos profundos) alcanza por su parte un valor máximo de 14.5 m. Es previsible que en un futuro cercano las mediciones del hundimiento se realizarán recurriendo a las prometedoras técnicas de percepción remota (Lidar e Insar; Auvinet et al., 2017), actualmente en proceso de calibración. Para la utilización óptima de estas técnicas, resultará de gran utilidad disponer de una red de estaciones geodésicas como la que ha sido propuesta por el II UNAM. El hundimiento regional causa daños considerables a las cimentaciones de edificios, líneas de metro, líneas de conducción de agua, etc., y ha obligado a la realización de obras faraónicas como el Sistema de Drenaje Profundo y el Túnel Emisor Oriente, éste actualmente en construcción. Ante tal situación, se buscan soluciones que permitan evitar estos graves inconvenientes. Recientemente se ha publicado un trabajo sobre el hundimiento de la Ciudad de México, en el que dicho fenómeno se describe con detalle

Núm. 248 Junio - Agosto 2018

❘ 13

Revista Geotecnia - SMIG - Número 248  

La SMIG (Sociedad Mexicana en Ingeniería Geotécnica) presenta su revista en geotecnia, en su edición No. 248

Revista Geotecnia - SMIG - Número 248  

La SMIG (Sociedad Mexicana en Ingeniería Geotécnica) presenta su revista en geotecnia, en su edición No. 248

Advertisement