Page 1

Manifiesto del SME en el LI Aniversario de la Nacionalización de la Industria Eléctrica “COMPATRIOTAS: Al tomar posesión la Nación mexicana de la Compañía de Luz, se consuma un largo esfuerzo desarrollado por el pueblo de México para tener en sus manos la energía eléctrica que en el país se produce por manos de mexicanos. La nacionalización de la energía eléctrica es una meta alcanzada por el pueblo en el camino de la Revolución… No habrá en la industria eléctrica ni merinos ni ladrones, porque contamos no sólo con la energía del gobierno, que habremos de poner en juego, sino con la lealtad de los trabajadores electricistas, que habrán de ser soldados permanentes en la vigilancia de los intereses del pueblo… ¡Adelante... México es nuestro!” Lic. Adolfo López Mateos, 27 de Septiembre de 1960 Con este discurso, el presidente Adolfo López Mateos -ante un Zócalo repleto de decenas de miles de mexicanos, entre los cuales se encontraban los integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistasdefinió el carácter social del servicio público de electricidad, un servicio que debiera ser accesible para toda la población, eficiente, barato, con condiciones de trabajo dignas para los electricistas que lo hacen posible y una industria eléctrica nacionalizada que sirviera de palanca para el desarrollo económico independiente de México. Hasta ese entonces, el servicio público de electricidad sólo cubría al 40% de la población, era deficiente, las tarifas inaccesibles y las condiciones de trabajo precarias, para los electricistas.

Todo ello significaba una enorme traba para el desarrollo nacional. La industria eléctrica en manos privadas y extranjeras solo beneficiaba a unos cuantos que se apropiaban de las ganancias resultado de la sobreexplotación de nuestros recursos naturales y humanos. El 29 de diciembre de ese mismo año se agregó al párrafo sexto del artículo 27 de la Constitución el siguiente texto: “Corresponde exclusivamente a la nación generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica que tenga por objeto la prestación de servicio público. En esta materia no se otorgarán concesiones a los particulares y la Nación aprovechará los bienes y recursos naturales que se requieran para dichos fines”. Esta acertada política nacionalista permitió un impulso vigoroso de la industria eléctrica. En solo dos décadas llevó el fluido eléctrico a casi el 99% de la población, unificó sus frecuencias, modernizó el servicio, alcanzó un margen de reserva suficiente en su capacidad de generación y ofreció un precio accesible para los consumidores, como condiciones de trabajo dignas para sus trabajadores. Es indudable que todas estas bondades contribuyeron al largo período de crecimiento económico que se extendió de 1960 a 1975. La curva descendente del capitalismo, iniciada en 1975-76 y que ahora llega al punto más bajo que hemos conocido, constituyó el punto de arranque de una ofensiva neoliberal dirigida por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional destinada a destruir las conquistas laborales y a imponer la privatización de los servicios públicos, como mecanismos que permitieran la recomposición de la tasa de ganancia del capital. Los resultados de

Profile for sme1914 sme

Manifiesto SME LI Aniv NIE 27-09-11  

Manifiesto SME LI Aniv NIE 27-09-11

Manifiesto SME LI Aniv NIE 27-09-11  

Manifiesto SME LI Aniv NIE 27-09-11

Profile for sme1914
Advertisement