Page 1

Descanse en Paz Jack Layton 

El líder del Partido nuevo Democrático de Canadá, fallecido el día 22 de Agosto del presente. Pocos días antes de su muerte, redacto una carta a modo de testamento para todo el mundo. Trae mucha esperanza y claridad que nos hace falta. La carta nos puede dar ánimo y renovar nuestra fe en la lucha en la que tod@s participamos en estos días de reacción e incertidumbre. Hoy estamos muy tristes, hemos perdido a un líder carismático y visión, y hemos perdido a un amigo.

Queridos amigos y amigas,

Decenas de miles de canadienses me han escrito en las últimas semanas con sus buenos deseos. Quiero agradecer a todos y cada uno de ustedes por sus notas, tarjetas y regalos tan considerados, inspiradores y a menudo hermosos. Su espíritu y su amor han iluminado mi casa, mi espíritu y mi determinación.

Por desgracia mi tratamiento no ha tenido el efecto que yo esperaba. Por lo tanto voy a entregar esta carta a mi pareja, Olivia, para que la comparta con ustedes en la circunstancia en la que yo no pueda continuar.


Recomiendo que la diputada por Hull-Aylmer, Nycole Turmel, continúe como nuestro líder interino hasta la elección de una o un sucesor permanente.

Recomiendo que el partido lleve a cabo la votación de jefe de partido lo antes posible en el año que viene, replicando aproximadamente los mismos plazos que en 2003, a fin de que nuestro nuevo líder tenga tiempo suficiente para reconsolidar nuestro equipo, lograr la renovación de nuestro partido y de nuestro programa, y avanzar hacia las próximas comicios.

Reflexiones adicionales:

A mis compatriotas canadienses que están pasando por su propio viaje de lucha por derrotar el cáncer y vivir su vida, les digo esto: por favor no se desanimen porque en mi propio viaje no me ha ido tan bien como yo esperaba. Ustedes no deben perder su esperanza.

Nunca hemos tenido mejores tratamientos y terapias de cara a esta enfermedad. Ustedes tienen toda razón de ser optimistas, decididos y centrados en su futuro. Mi único otro consejo es apreciar cada momento con sus seres queridos en todas las etapas de su viaje, como lo he hecho yo en este verano.

A los miembros de mi partido: Hemos logrado cosas notables en conjunto en los últimos ocho años. Ha sido un privilegio dirigir el Nuevo Partido Democrático y estoy muy agradecido por su confianza, su apoyo, y las interminables horas que las voluntarias y los voluntarios comprometidos han dedicado a nuestra causa. No faltará quién intente convencerle a renunciar a nuestra causa. Sin embargo, la causa es mucho más grande que cualquier líder. Respondan con un compromiso renovado de llevar nuestro trabajo adelante con energía y determinación. Recuerden nuestra orgullosa historia de luchar por la justicia social, la atención universal de salud, las pensiones públicas y por que nadie se quede atrás. Vamos a seguir adelante. Vamos a demostrar en todo lo que hacemos en los cuatro años que nos quedan por delante que estamos dispuestos a servir a nuestro amado Canadá formando su próximo gobierno.


A nuestra bancada parlamentaria: He tenido el privilegio de trabajar con todos y cada uno de ustedes. Nuestras reuniones de grupo siempre fueron el punto culminante de mi semana. Me ha tocado pedir mucho de ustedes. Y ahora voy a hacerlo de nuevo. Los canadienses los estarán observando muy de cerca en los próximos meses. Colegas, sé que su actuar será motivo de orgullo para las decenas de miles de afiliados a nuestro partido, al demostrar el perfecto trabajo de equipo, y la solidaridad que nos ganó la confianza de millones de canadienses en las últimas elecciones.

A mis compañeras y compañeros de Québec: El 2 de mayo ustedes tomaron una decisión histórica. Decidieron que la mejor forma de reemplazar a los conservadores del gobierno federal de Canadá con algo mejor quedaba en trabajar en colaboración con las fuerzas progresistas del país entero. Acertaron ese día, y la decisión sigue siendo la correcta hoy, como lo será a hasta las próximas elecciones, cuando volveremos a tener éxito juntos. Ustedes han elegido a un magnífico equipo de Nuevos Demócratas al Parlamento. Ese equipo hará cosas extraordinarias en los próximos años para hacer de este país un mejor Canadá para todos y para todas.

A las y los jóvenes canadienses: Toda mi vida he trabajado por mejorar las cosas. La esperanza y el optimismo han definido mi carrera política, y sigo siendo esperanzado y optimista con respecto a Canadá. La juventud ha sido una gran fuente de inspiración para mí. Me he reunido y conversado con muchos de ustedes acerca de sus sueños, sus frustraciones y sus ideas para el cambio. Cada vez más, su motivo por participar en la política pasa por un deseo de cambiar las cosas para mejor. Muchos de ustedes han puesto su confianza en nuestro partido. Como mi tiempo en la vida política ahora llega a su fin, quiero compartir con ustedes mi creencia en la capacidad de ustedes de cambiar este país y este mundo.

Quedan grandes desafíos ante ustedes, desde los abrumadores cambios climáticos hasta la injusticia de una economía que excluye a muchos de nuestra riqueza colectiva, y los cambios necesarios para construir una sociedad canadiense más inclusiva y generosa. Tengo fe en ustedes. Su energía, su visión, y su pasión por la justicia son exactamente lo que este país necesita hoy en día. Ustedes deben quedar al centro de nuestra economía, de nuestra vida política, y de nuestros planes para el presente y el futuro.


Y, por último, a todos las y los canadienses: Canadá es un gran país, entre las grandes esperanzas del mundo. Podemos ser mejor - un país de mayor igualdad, justicia y oportunidades. Podemos construir una economía próspera y una sociedad que comparta sus beneficios más equitativamente. Podemos ocuparnos de nuestras y nuestros ancianos. Podemos ofrecerles un mejor futuro a nuestros hijos y nuestras hijas. Podemos hacer de nuestra parte por salvar el medio ambiente del planeta. Podemos recuperar nuestro buen nombre en el mundo. Podemos hacer todas estas cosas, porque por fin tenemos un sistema de partidos a nivel nacional que ofrece opciones reales, donde el voto cuenta, y donde el trabajo por el cambio puede resultar en un cambio de verdad. En los meses y años venideros, los Nuevos Demócratas les ofrecerán una alternativa atractiva y nueva.

Mis colegas de partido representan un equipo impresionante, muy comprometido. Les pido escucharles atentamente, y considerar las alternativas. Consideren que podemos hacer de Canadá ser un país mejor, más justo, y más equitativo, mediante el trabajo en conjunto. Que nadie les diga que no es posible lograrlo.

Mis amigos, es mejor el amor que la ira. La esperanza es mejor que el miedo. El optimismo es mejor que la desesperación. Seamos, pues, de amor, esperanza y optimismo. Y así vamos a cambiar el mundo.

Con mis mejores deseos,

Jack Layton

Descanse en Paz Jack Layton  

Descanse en Paz Jack Layton

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you