Issuu on Google+

Coordinadora Nacional de Sindicatos Publicos del Ecuador Solidaridad Quito, 14 de octubre de 2009 Compañero Martín Esparza Flores SECRETARIO GENERAL DEL SME Saludos compañeros del Sindicato Mexicano de Electricistas Atención compañero Fernando Amezcua

Ante la delicada situación por la que vienen atravesando los compañeros electricistas de México, su Organización Sindical SME y la Empresa Para Estatal de Electricidad de la Ciudad de México Luz y Fuerza del Centro, que tuvo como prólogo en la intromisión gubernamental en asuntos internos de la organización, permítame a nombre de la Federación Nacional de Trabajadores Petroleros del Ecuador y de la Coordinadora Nacional de Sindicatos Públicos del Ecuador, expresar a usted, y por su intermedio hágalo extensivo a todos los compañeros y compañeras, nuestra absoluta solidaridad y respaldo con la lucha que ustedes están desarrollado en defensa de la Empresa - que es del pueblo mexicano – y de sus legítimos derechos humanos, constitucionales y laborales.

Ha sido una vieja práctica neoliberal la de desaparecer a las empresas del Estado a través de la asfixia económica, por acción de los gobiernos, para satisfacer los intereses de las oligarquías criollas y de las grandes transnacionales que son a quienes realmente representan. De por medio está el desconocimiento de los derechos de los trabajadores, la desarticulación de sus organizaciones y la persecución en contra de los dirigentes, para que no exista, ningún bastión de resistencia y oposición e esas nefastas intenciones.

Condenamos la actitud prepotente y dictatorial del gobierno derechista de Felipe Calderón y de los gobiernos que aparecen hoy disfrazados de izquierdistas, y hasta se dicen socialistas, que tienen las mismas mañas pero con diferentes matices, como en el caso ecuatoriano, cuyo gobierno se encuentra desmantelando su principal empresa e industria, la petrolera, para entregar la operación de los campos más grandes, rentables y productivos a empresas transnacionales, como en el caso de Sacha y otros campos. Solo la conciencia de clase y la unidad social, popular y proletaria, dentro y fuera de nuestras fronteras, nos permitirá salir incólumes de la adversidad, para continuar empujando los procesos de los verdaderos cambios estructurales de nuestras sociedades. SOLO EL PUEBLO, SALVA AL PUEBLO CON LA FUERZA DE LOS TRABAJADORES, VENCER LAS LEYES DE LOS EXPLOTADORES POR LA PATRIA, HASTA LA VIDA Diego Cano Molestina PRESIDENTE DE FETRAPEC COORDINADOR DE LA COORDINADORA NACIONAL DE SINDICATOS PUBLICOS DEL ECUADOR


apoyo_int_55