Page 1

AUTOEDICIÓN

Apuntes Hipnóticos Sergio Eduardo Meza C.

21/05/2012


1

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Sergio Eduardo Meza C.


3

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apuntes Hipn贸ticos Sergio Eduardo Meza C.

Sergio Eduardo Meza C.


5

© Sergio Eduardo Meza Concha. Se ha realizado la inscripción correspondiente en el Registro de la Propiedad Intelectual Primera Edición : Rengo, Chile; Mayo 21 de 2012; ejemplar digital en extensión PDF. Diseño Gráfico : El Autor Reservados todos los derechos, sin perjuicio de lo cual se permite la impresión de un solo ejemplar de uso personal. Toda cita, parcial o total, deberá referirse a su autor. El autor en la web: http://smcarq.blogspot.com Errores, faltas o sugerencias para futuras ediciones, hacerlos llegar a sergio.meza@yahoo.com

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Sergio Eduardo Meza C.


7

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apuntes Hipn贸ticos

Sergio Eduardo Meza C.


9

2012


Apuntes Hipnóticos

a Sergio Eduardo Concha Valdés [7 de Julio de 1914 – 22 de Agosto de 2010]

Sergio Eduardo Meza C.


11

2012


Apuntes Hipn贸ticos

A modo de introducci贸n...

Sergio Eduardo Meza C.


13

2012


Apuntes Hipnóticos

[Lea, si tiene paciencia, mi primera intentona de destartalar al idioma para ver si surge, acaso y si Dios lo quiere, no ahora pero alguna vez si persisto, una nueva manera de decir lo que aún ni siquiera se ha pensado pues no se ha inventado radicalmente la forma y el fondo adecuado. No corrija; abra el criterio y baje las barreras. Usted se encuentra en estos momentos, en un laboratorio lleno de tubos de ensayo adonde no se barre hace semanas y el piso de baldosas burdeos se encuentra chorreado y descolorido; en el rincón, sobre una mesa se acumulan las tazas sucias con restos de café, sopa y otros líquidos hace días ingeridos. Gotea la llave del lavatorio, los vidrios de las ventanas se encuentran trizados y parchados con nylon y cinta adhesiva, pero en un sitio de unos cuarenta y cinco por setenta, bajo una luz clara y sobre un mesón donde se amontonan un sinfín de restos extraños e irreconocibles, se aprecia una suerte de artilugio sin sentido aparente, del cual no termino de hacerme cargo…] Sergio Eduardo Meza C.


15

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 1

Sergio Eduardo Meza C.


17

2012


Apuntes Hipnóticos

Mira solamente la extraña manera de exponer lo dicho que extrae del ritmo su intrínseca y rara disputa (coma)

Moriremos

todos

pero de nada se vale tal apariencia Moriremos cuando dejemos la letanía de persistencia de encadenamiento de un hecho en otro y si de aquello se valiera la vida y solo de aquello se viera La muerte no sería sino la distracción fisiológica que de todo se apropia y de nada se abstrae Déjate ir entonces en la plana dispuesta para tales fines concretos como si mi palma latiera y su corazón distrajera de la doliente manera pulsante y cercana de morir en la vida que retoma su dejación en cada portentosa manera de verse entendido y si nada cayera y todo ascendiera no habría ante nosotros sino perplejidad eterna hecha monótona desidia (coma) cual roca moribunda y abandonada a su esperanza en la cueva errante del más abandonado aerolito viajero y solitario (punto) Ves la cima decae a la sima y vuelve a remontarla Sergio Eduardo Meza C.


19

(coma) sube y baja y entrega tu trance cual díscola manera retranqueada y portentosa de barcaza y flotador de volátil arrebol y destinado empeño (coma) para ser y estar y dejarse ir como trueno y brisa cual brizna y codicia y destino y malicia que estrena su pericia de manejo y fortuna (punto) Más cuando no si de si que no dar que deja y tras que lo dicho mantiene y destina mastín y felino parimos jocosos y vamos alevosamente

desaparecidos

como

si

el

desaparecimiento en sí fuera la abrupta Eso y cual voy y mantengo la duda que aclara restituidamente estanco y feliz me entrego y alejo cortando la cosa y la espesa falsía mujer que te extraes dichosa y tendida deja que tranco superado de su disputada entregada y manifiesta mora dura y vuelo febril me transo y te obtengo par y trino tetra pentagonizado futuro revestido o travestido de fe hexagonal (coma) y duda cual si todo encadenara la fútil trascendencia de abismo y superficie amigos no pero si enemigos sometidos a su cambio al cual se distraen ante mi dejada forma de estarse y destinar se ves que no ves y 2012


Apuntes Hipnóticos

traes tu propia propiedad de tu edad y tu maldad pero nada es tuyo ni mío si descascaras lo extraño y lo duerme

como

pájaro

y

despierta

cayendo

o

precipitando a tus propios miedos cobarde aceitada y lasciva mansedumbre Ya despierta (coma) Vuelve a tu sueño y vístelo de tules tras los cuales la sintaxis te apodera… …Conciencia, al revés es todo esto. Piensa. Ya pensaste. Duerme. No lo hiciste. Corrobora la cordura. Bien. Deja este texto. Porfiados. Distrae tu atención. Mal. Bien. Ambos son el doquier. Fuera del doquier nada sustituye su presencia. Doquier vamos con la fuerza y la destinada apariencia. Esta extraña realidad se desgaja. Se desgaja esta extraña realidad. Se realiza y se desgaja la extrañeza de lo abrupto. Se abruptamente pone en ristre la presencia cual alero de palacio y arrabal. Nada así. Disculpen lo poco. Encadenadamente estivamos las portadas y rescoldos de suerte y costumbres más quien ser con la sin faz de tu yo la de mas de tu propia prioridad nos destinamos Sergio Eduardo Meza C.


21

al destinado destino que destina la afanada fastidiosa, y costumbrista vestida de seda y jalo y roba lo alejado que viene y aproxima tu distancia y altura. Repentinamente te ves en la cumbre de una abstracta medida inapropiada de tan lejana y caes hacia con la vez de más y tras cual voy de mi tendencia sorteada… …Más fácil que enhebrar una aguja es pretenderla en su esencia de enhebramiento virtual que se avecina en la potencia de mis dedos que solo cogen y recogen su encogimiento y contracción a lo que (coma) como decía Salvador Dalí en relación a un cuadro de Vermeer(coma) no es solo materia sino la inmaterial aguja e inmaterial hilo que surge de la propuesta del otro cuerpo que señala hacia el infinitamente pequeño punto de una determinada pintura que no señala sino lo que nunca estará salvo como su propia negación, o tal así o mal deshaz te.

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 2

Sergio Eduardo Meza C.


23

2012


Apuntes Hipnóticos

Enfrenta tu verdadero confín y destino, que la suerte y mi diferente apresto me duermen y te distancian, que lo díscolo y lo latente facilita todo arribo, y tropieza su abrupta medida de fuga, dilución y fatuo sosiego que en suma detentamos. Mas ¿cuándo estaría la manera trémula pero potente de dejar el abandono del detalle aquel, que se nutre de su quieta y determinada pericia que, si la fortuna así lo quisiera, perdería su atributo en desmedro del paraje y tanto muro que cual metáfora evidente destina y nutre la falsa pero representativa detonación y fulgor del suave retorno?. Averigua aquello, acaso gustas y requieres, pero no te abandones a la prístina ternura en la distante forma extraña que participa y establece perplejidades persistentes, ya que siempre formamos, entre todos, una suerte de velo suave que encubre aquel festín dotado de brillo y martirio. Como la vida es todo esto, Sergio Eduardo Meza C.


25

aludiendo a lo evidente, y dejando abierto el fatal vuelo y el planeo de tragedia imprevista, para quien no entiende de complejas manifestaciones abstractas pero accesibles. Y bueno, así todo y todo concluso, con la pericia de mi estruendo pero sin la fortuna del canalla, manejo el trazo de las propias y próximas estridencias. Monotonal capricho el de quien vela, pero no desarma, la delicada colina desde donde revienta cual volcán, tu estrepitoso brío. Déjalo en paz entonces, si acaso frecuentas rincones a la vista de toda costumbre. El hombre se desata en su pasión, pero retiene su porfía, cuando determina el límite fecundo donde dejar su alma hecha obra y feliz arremetida. Y así, como si todo dejara su suerte en manos de la forma inercial que ordena la vida y demarca la alternativa. Forma insolente en su persistencia. 2012


Apuntes Hipnóticos

Formulario en suma. Forma atada y atávica, pero formal objeto, que deja rastro de mayor ordenanza. Arte decimos, más ¿cual artilugio deja su dictado de lenguaje febril que obedece y no inaugura?. Soy de todos menos uno; soy el que deja y fortalece. Y ya enfrentado tu verdadero objeto antepuesto, a aquel esplendor de los inicios, medida la fortuna y despierta la atención, continúa presto en tus afanes de divino y humano hacedor. Como si nada fuera antecedente, a la inversa acaso de ese atavismo que somete por momentos, planeo suelto, y más que suelto, liberado. Costumbre en sí. Solo

afán

decimos

o

dirás

o

entablaremos.

Mansedumbre. Costumbre. Falsedad antepuesta y expuesta; Honor. Gloria. Forma. Paz. Soledad. Honra. Sobriedad. Mesura. Abstraídos de toda generación, no son sino pose y vestimenta. Así con todo, vayan que me deshago y fluyo, desde mi estantería plena, de tanto dato y palabra altisonante. Sergio Eduardo Meza C.


27

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 3

Sergio Eduardo Meza C.


29

2012


Apuntes Hipnóticos

[Toda pregunta se cierra en sí misma, cual escorpión que entierra su aguja en pos de su propio fin antecedido; observen cómo el fin requiere del inicio para dejar establecido en sí mismo el germen de la respuesta que se quiere detonar]

¿Ante qué solitaria y feliz veneración

quedamos

antepuestos, como si se tratara de una suerte de generadora matriz de alegría y contrapunto moral, desde el cual todo creyente sometido a su atávica generatriz hace y deshace, cual cometa díscolo y altisonante, que olvida su cumbre y desvela su abismo en cuanta extraña y sorprendente fuga de olvido voluntario destructor, acaso, pero justificado en la especie de equilibrismo universal del impacto febril que se antecede a mi aquietada fortuna de ser un ente perceptible e inteligible, por esencia ya sea en espejos Sergio Eduardo Meza C.


31

o reflejos burdos de inmanente penetración furtiva en cuanto sistema ineludible de causa y efecto sucedido, cual impacto hacedor de mundos o en su desmedro de golfos y bahías exterminadoras del florecimiento que igualmente como sube, baja, y cede su predominio ante la especie expectante de sobria y recóndita potencialidad, como si toda nuestra vida hubiera estado refrendada hacia un solo ser cualquiera, que en su

indefectible

momento

terminal

requiriera

precisamente del agente salvador que coincide con mis más espurios atributos simultáneos, capaces de ser puente de febril designio de aquel o aquella que en su miserable vida, desechado bajo un puente, sostuviera todo el precario equilibrio de ser y permanencia de células y mitocondrias subyacentes, surgidas a santo de aquella gesta solemne y eficaz reducida a la caricia de todo cuanto pueda encausar la solitaria manera de surgir en minúscula alegoría de su propio poder y creación? 2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 4

Sergio Eduardo Meza C.


33

2012


Apuntes Hipnóticos

[El argumento del compás y la cadencia]

Comositodofueraunaespec iedecontinuofebrilydispues totemporalmenteenposdeu nconvoyinfinitoLaderivadel avidaseencadenaasudestin oenlasimpletrayectoriademisuerteymiregazoYaquesin ofuerapocorretendríalamemoriadelascosasquedeapoc ocomparecenamimenteNoesmentiranivenganzaloque digoyestablezcopiensenhaciasupasadoyademáshaciasu fondoRarísimamentetoscoestodamaledicenciaenpaso sdemalandanzasysinodesuerteadversaCasicomosiestu vieradejandomitranshumanciaEndichosyseñastruncas pordiasynocheslargas.

Sergio Eduardo Meza C.


35

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 5

Sergio Eduardo Meza C.


37

2012


Apuntes Hipnóticos

[Pura neumática, como diría Joaquín Edwards Bello, creo que ya arribamos a un fondo. Si discrepan me lo dicen...]

…La mirada se nubla como la precaria procedencia de un sortilegio

acostumbrado,

deshecho en trazos de suerte y riesgo. Y de esa forma se expande hacia los campos que abre, inaugura, promete, avecina y estremece. Con esta manera de extender, es que sumamos atributos al modo diáfano pero constante de decir y hacer al mundo, como si fuera un desayuno cualquiera el que desmerece en sus rutinas de letargo y anulación. Suma y no restes; deja y recoge, pensando en que si lo primero fuera renuncia y lo segundo cosecha, todo sería establecido en un constante y

Sergio Eduardo Meza C.


39

comprimido saco de funciones rectoras y delineantes. Costos de aquello, acaso excesivos, pues la soledad y la altanería propia de los que se creen poseedores del poder de lo creado, determina que nada viene a conferir grandeza, sino el paso de los años que detonan alrededor de los merecedores, en no más que anhelos leves y forjadores, para así establecer un puente homogéneo de coherencia y sobriedad. La cosa es una y diversa en estos rumbos, como si estallara el capullo de esporas, hacia una brisa que desencadena la pluma potencial de reverdecimiento o parasitismo del florecimiento.

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 6

Sergio Eduardo Meza C.


41

2012


Apuntes Hipnóticos

-

Sigo

coherencia fecunda,

la

continua extraña

desde

la

y cual

renace el trino de un surgimiento abrupto y esporádico. - Cual humareda continental que tiñe el desastre, con la grandilocuencia del grano que destruye entrañas y rasga laringes… - …con la abrupta y relativa suerte de los siglos que, venideros en impronta, terminan remeciendo el alma de un valle y su fauna, así estallo a mi potencial y anhelada palabra, que se enlaza a sus iguales con la claridad del estanque acometido, por la piedra que desciende y estremece. -¿Distingues acaso entre lo que es una aturdidora condición altisonante y lo que reduce el alma a la mínima estridencia?... Sergio Eduardo Meza C.


43

- …no, me imagino que no; tal comparación involucra la potencia del rasgo merecido y modelado desde el tiempo y la distancia consagrados. - E ir y venir; pendularmente arrastrados en un fárrago de extrañas relaciones. Tal correspondencia simétrica rescato

-¡Cuanto poder en suma!, al decir y revelar…

… Lo que ni en signo ni en rechazo se potencia, cual ave tardía que en su planeo deja al cielo ser en su contraste…

…y así aparece el potente devenir de lo inmenso. Hacia lo leve. Referido.

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 7

Sergio Eduardo Meza C.


45

2012


Apuntes Hipnóticos

[El Momento es mixto, complejo y esquivo]

Voy hacia el tiempo con la amplitud

propia

de

una

expansión, que en su tamaño involucra el campo que desplazo. Soy mi tiempo y soy mi espacio, como si irradiara una ameba tridimensional de percepción que, en la menor de las posibilidades es todo lo que se genera, si solo existiera en mi lugar, y si solo mi conciencia existiera, y fuera, yo, el monstruo cartesiano que duerme en su vigilia de artesonado de distancias,

aromas,

y

físicas

materializaciones.

El momento, cual recorte de disminuido espesor, es resumen de la propia existencia reconociendo, asociando, separando y relacionando percepciones. Sergio Eduardo Meza C.


47

El momento es el reflejo fecundo de la vida puesta en marcha en aquello que deslumbra sus propios confines y modales desarrollados. Sin perjuicio de lo dicho, el continuo de momentos diluye las posibles encadenaciones de plenitudes, siendo solo algunos de ellos los que se definen en la memoria que, a la vez, devuelve al mundo su luz de percepci贸n generadora. Fanales de mundo entrecortado somos, a la sombra de los cuales duerme, acaso, la potencia hecha especie de memoria consistente del vac铆o y de la nada. Tal magnitud propongo para que, entre puestos, naveguen desde la imagen serena de un mundo en marcha, y el ojo del alma que nutre su herida de sangre acometida, cual suave cascada, de luz y resplandor favorecido.

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 8

Sergio Eduardo Meza C.


49

2012


Apuntes Hipnóticos

Cosa de nuevas fuentes y relativas maneras de señalar las cortas y agrestes derivas y resacas ardientes, de la manera estriada que suelen mostrar los troncos potentes de la selva madre de sinuosos desvaríos y enseñanzas. Como si nada y todo confiriera de estrande y malmirada bastión de augurio y retorno… así de ser y ver que todo navega y deriva entre gaviotas dispersas de marea y brisa entremezclada, cual valle convexo de arrojo hacia el cielo y su herida celeste de resplandor e inspiración, más que humana, animalmente resplandeciente, tras la que se ensaña, por decirlo potente y displicentemente, la entrega furiosa de una especie de caricia, engañosa y estridentemente sorda, vas y dejas la suerte de la fortuna maldiciente de portal y poesía abandonada, solo y suelto al campo, y en derredor estarse de retorno al mismo bosque que te trajo ante la trucosa y costantibuenodistante enconamiento y estrianentendimientosulfurado. Por tu faz y todo aquello desmembrado.

Sergio Eduardo Meza C.


51

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 9

Sergio Eduardo Meza C.


53

2012


Apuntes Hipnóticos

[Tal letargo entremezclado en somnolencia de signo y detonación semántica, cual ejercicio de fragmentar, para que de aquello se nutra el surgimiento]

Mareado y voluble de la cual no te dejaremos ver la que si me trastornadamente estancada y profusa, benefactora

mentada, dote

pero y

veraz

andanada en vez de tu madejaderamente falaz pero triste (de esas tristezas leves que denotan su inverso arrimo). Cuando acaso dejas pero traes a contramano un estertor de trino y silencio entremezclando paz y dejándote pero haz tu de lo factorizando mi melancólica vergüenza de tu mi no ver lo que tras por lo de que no se deja estar pero se soslaya, acaso, cual anciano dejando salir su estancia lóbrega y extensa de conocimiento moribundo y del cual absolutamente nadie sabrá ni la más remota huella de la gloria que Sergio Eduardo Meza C.


55

fue y se diluyó, para dormirse en la absoluta y perentoria injusticia universal. Tal olvido, no es tan pero lo que tu tras me doy por ti que lo de tu que no mas de por tras mi ver, tu estar. Cual palada anversa de escupo y lágrima regada del agua de la fuente de la hipocresía.

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 10

Sergio Eduardo Meza C.


57

2012


Apuntes Hipnóticos

[Ficción: imaginario y enajenado texto, de un psicópata asesino en serie]

Valparaíso, 31 de Marzo de 1994, Cerro Artillería

Querido diario, por medio de la presente tengo a bien informarte, sin perjuicio de cualquier defecto en la escritura que pudiera darse, que de un tiempo a esta parte no considero oportuno establecer nexos pertinentes entre lo que podría llamarse la correcta y bien entendida manera y ademán de representar mis oportunos y frecuentes asesinatos y posteriores descuartizamientos, que por lo general te describo con lujo de detalles, por cuanto mis sentimientos adheridos a tales acciones, para algunos consideradas nauseabundas,

me

aquejan

sin

cesar

tan

sincopadamente, que me atrevería a decir que amenazo

locura

de

trastorno

superlativo

y

contraproducente, en mi autorizada y autodidacta manera de verlo, desde la pertinaz y estupefacta Sergio Eduardo Meza C.


59

cordura que se antepone en mis ojos cual nube gris de lluviosa trascendencia intemperante y contumaz, para dejar mis manos y extremidades correspondientes con las restricciones que esa , aquella más bien, condenada fuerza de voluntad impone como si fuera la conciencia la que pudiera decidir el pulso de mis extrañas e inmateriales tendencias a generar la desolación que anhelo como si fuera un atardecer el que irrumpiera en mi alma predispuesta. Sin más. Las caricias me fueron negadas cuando niño. Odio a quienes son plenos en su hogar, a contra canto de mis propios designios. Déjame pedazo de estiércol. Toda rutina es febril pero encubierta. Padezco un amor irrefrenable hacia la venganza profunda. Se expande el río de lamentos. Te dejo ausente. Espera mi retorno. Mi puñal es el de Bruto; Caín es mi maestro; ¿Es que acaso soy el guardián y protector de mis víctimas?. Entrego mis defectos al destino. La culpa es connatural a mi herencia. Yo solo cumplo mi deber, sean cuales fueren sus consecuencias. No es mi trabajo, es mi 2012


Apuntes Hipnóticos

pasión que, como todas, no brinda solamente alegría pues, y esto es profundo, la condición del hombre es pervertidamente obediente a sus pasiones profundas, de las cuales se hace cargo en su ejercicio. Debo hacer bien las cosas. A por ti que me refrendas. No quiero retribución por mis actos. Toda locura es temporal y matizada de estigmas de conciencia, cual porcelana craquelada. La vil realidad maquilla las trizaduras que me aquejan. A veces mi frío es interno y por momentos aflora impredeciblemente. Nadie ausculta mis heridas, nadie acusa recibo de mis ansias. Nadie me perdona, pues nadie me conoce. Soy nadie; soy, prácticamente nada. Debo invertir las causas de mis propios efectos. Soledad. Muerte. Motriz pendiente cuesta abajo. Mantén la templanza exterior. No pierdas la calma. La vida es lo único que tenemos. Mi muerte me aterroriza. No, la verdad es que me atrae, y la busco en la mueca final de mis sacrificados. Así con todo, espera por nuevas noticias, mi querido diario, que mañana será un día de aquellos. Sergio Eduardo Meza C.


61

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Apunte Hipn贸tico 11

Sergio Eduardo Meza C.


63

2012


Apuntes Hipn贸ticos

[La epifan铆a del Arc谩ngel Gabriel,... ...redactada en un tono sumamente arcaico]

Ni estallido ni alarde inaugural, por su propia y vehemente catedral, cual si quien se diera ap贸strofe en insigne acometida, para ser como si aquello en pos del brillo se decida, deslumbrara a su cuerpo en fortuna, sometida. Ordenado si en su fuerza descendiera, pareciera que en blancura se nutriera, para estarse en su sino y su

ceguera, que de pulso y de sentido construyera. Y de trazo y de regazo te alumbrara, cuando a valles y cajones conformara, sin su toque ni su impronta te llamara, ya que el aire y su destino reclamara. Por la forma y la quietud se desenfrena, por su mano que es fecunda y pasajera, cual eterna en tu flama se durmiera, con sus alas que son blanca fe sincera.

Sergio Eduardo Meza C.


65

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Propuesta Hipn贸tica...

Sergio Eduardo Meza C.


67

2012


Apuntes Hipnóticos

Mareo

Tal es el océano; eso que se mece y a la vez es quieto como la roca milenaria, y desde su vertical se expone en la gama más dispersa de calma y estallido. Se va la andanada de oleajes como se viene la espuma, ella que vuelca el navío que se vuelve al viaje entregado y doloroso. El mar es la paz expuesta en

mantos

volubles

y

volátiles. Cómo

es

él,

que

se

extiende en globos de océano latente que suben y bajan el frágil esquife del hombre que se adentra a saber de la comida que viaja del polo al ecuador. Y

Sergio Eduardo Meza C.


69

valiente todo aquel que sin el medio escamoso se lanza al viaje extenso del velamen y el cascarón extraño. Todo lo humano en el mar no es más que la excepción sagaz del ponzoñoso extravío. El hombre en el mar es como el pez en la tierra, solo que el primero sabe del arrojo, y el segundo sabe de su muerte. ¿Cuál es la entrega entonces del fruto rendido en la red cuando todo es cosecha febril, y más que pesca es arrecife?. ¡Ah hombre dispuesto a la andanada del cardumen gris que atraviesa la explanada latente!, en ese mar que es sitio plagado de empresa atada a la referencia estelar, y como tal los marinos vuelan el tiempo en la distancia vertical del navío, que es como el puerto amurallado que se expone a la subida geográfica de casas e industrias trémulas y humeantes. ¿Cuál mar es el que engaña al terrestre testigo?.Todo

2012


Apuntes Hipnóticos

en la llanura de agua salada es sitio breve y contraído, cuando en la orilla ella es explanada de homogénea extensión igualitaria. Nada y todo. El hombre en el mar es huérfano de pie y de mano extensa. Para ir del lugar arrinconado al horizonte ondulado. ¿Cómo estamos los marinos?; como corazones sincopados. Poeta y marino, como inseguros navegantes de la vida y las aguas de la mar y de la vida distante en la certeza, cuando se avienen las aguas de la revelación consiguiente. Lee el hombre la Palabra destino y si en ella nada se aviene, regresará para estarse con su pipa a la espera del signo amortajado del viento y el envío. Navega el marino en las aguas turbulentas del mar bravío y navega el poeta en la Palabra ondulante que es la quietud del ser situado en la altura de la cresta de la ola que divisa la costa y teme el horizonte infinito. Sergio Eduardo Meza C.


71

El marino es el hombre en su infinita interrogante, y el hombre es el marino en su mar de palabras sosegadas, ascendiendo y descendiendo para estarse en el ámbito extraño de la marea sinuosa. Cómo estarse en la paz del estallido. Hombre marino que marea su destino y decae su fortuna. Somos pájaros a la mar, volando tras el buque de pesca algunos, a la saga del resto del delfín y la albacora.

Cuando

otros

atraviesan

el

rasgo

blanquecino del estuario y mar abierto. Nada seremos cuando decaiga la costa en amarillos confines, y nuestros cuerpos cansados moribundos se entreguen al sueño de la playa final. Muerte del mar en el océano reseco de la certeza. Todo decae cuando distrae el rumbo el marino o la ballena, y terminan muertos en su playa y su aldea.

2012


Apuntes Hipnóticos

Aventurero hombre el que vuelve vencido desde la sal saturada de algas. Y así solemos ir, como especie, de la paz al desafío. Mar que eres espejo de riesgo y de amenaza. Vuelvo al tardío estuario de mí ser. Duermo en paz, despierto sereno. Pero el fragor me alcanza en sí y para siempre. Solo de sentido estamos, y solo de sentido somos, aunque ese sentido no llegue, sino en el último confín de los latidos.

Sergio Eduardo Meza C.


73

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Sergio Eduardo Meza C.


75

2012


Apuntes Hipn贸ticos

Sergio Eduardo Meza C.


77

Sergio Eduardo Meza Concha es arquitecto, urbanista y escritor. Nació en Santiago de Chile el 12 de Enero de 1967. En 1983 inicia su actividad literaria, la que se desarrolló de modo ininterrumpido hasta 1995, año de su primera y a esta fecha única publicación convencional. Durante su primera etapa (1983 a 1991) elaboró cuatro libros, experimentales e inéditos. Con la aludida publicación de 1995, la del libro de 644 aforismos denominado “Milésimas”, suspende el autor su labor literaria por diez años. A partir del año 2005, reinicia su labor literaria, que se ha incrementado con más de setecientos textos publicados en internet. Entre los años 2011 y 2012 se ha dedicado a publicar sus textos digitalmente, en el formato de libros virtuales, los que a esta fecha suman siete, contando al presente volumen.

2012

Apuntes Hipnóticos  

Prosa "poética" experimental en once poemas hipnóticos y un mareo.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you