Page 1

DESARROLLO SOSTENIBLE EN EL AMAZONAS

LA TALA DE ARBOLES

CARLOS MAOJO MOLINA


FASES DEL APROVECHAMIENTO Planificación del aprovechamiento •Operaciones de corta •Operaciones de saca •Operaciones de carga •Operaciones de transporte •

PLANIFICACIÓN DEL APROVECHAMIENTO La planificación de la explotación maderera forma parte de la planificación global de la ordenación forestal, que a su vez es un componente de la planificación general del uso de la tierra. Los planes de aprovechamiento pueden ser de dos tipos: estratégico y táctico. El plan estratégico es un programa a largo plazo que prepara el equipo de planificación forestal, en relación a la concesión forestal en su conjunto, para dar respuesta a las siguientes cuestiones: • qué tipo de aprovechamiento debe realizarse; • por qué debe realizarse; • dónde debe realizarse; y • cuándo debe realizarse. El plan estratégico de aprovechamiento debe delimitar las zonas no aprovechables, dividir el bosque que se va a explotar en zonas anuales de corta y diseñar el principal sistema de transporte. El plan táctico de aprovechamiento, que prepara el equipo directamente responsable de supervisar las operaciones de aprovechamiento, es un plan a corto plazo para dar respuesta a las siguientes cuestiones: • cómo debe realizarse la corta, especificándolo de forma detallada; • quién ha de realizar las operaciones; • cuándo se realizarán las cortas en cada una de las zonas establecidas.


OPERACIONES DE CORTA La corta incluye todas las actividades dirigidas a apear los árboles en pie y prepararlos para el desembosque. La operación de corta comprende el apeo del árbol en pie, su medición para determinar el tamaño idóneo de las trozas, el desramado y el tronzado del tronco (y a veces también de las ramas más grandes) en trozas. La operación de corta comprende también cuando corresponda el descortezado del tronco. En los países en desarrollo es frecuente que las operaciones de corta estén a cargo de trabajadores mal equipados, poco calificados y con escasa preparación. Estos no son supervisados ni se les ofrece incentivos para que reduzcan al mínimo los daños mediante un apeo cuidadosamente dirigido. La corta incontrolada no sólo causa graves daños a la masa en regeneración y a los árboles restantes sino que limita notablemente la eficacia de la operación subsiguiente de extracción. En cambio, la corta dirigida puede limitar los daños a la vegetación y al suelo, evitar que los árboles caigan sobre los cursos de agua y aumentar el volumen utilizable de madera al reducir el quiebre de los troncos.


OPERACIONES DE SACA La saca es el proceso de transporte de los árboles o rollizos desde la zona de corta hasta un cargadero o un apartadero en la carretera, donde serán convertidos en trozas o apilados junto a otros árboles para su transporte a la fábrica de elaboración o hacia otro destino final. Existen varios sistemas de saca reconocidos: saca por arrastre, saca con vehículos que transportan la carga levantada del suelo, saca con cable, saca aérea, saca con animales de tiro, entre otros. Con independencia del sistema de explotación maderera que se emplee, la saca es una operación difícil y arriesgada que puede causar graves daños a los ecosistemas forestales. Para realizar las operaciones de extracción de forma eficaz, segura y respetuosa del medio ambiente es importante que los supervisores y los trabajadores posean una buena preparación. Los daños que sufren los ecosistemas forestales durante el proceso de extracción son, generalmente, de tres tipos: • alteración y compactación del suelo que, si alcanzan un nivel excesivo, pueden aumentar el potencial de erosión, retrasar el crecimiento de los árboles que se conservan y dificultar el establecimiento o la regeneración de la masa arbórea. • daños a los arroyos, ya sea por vía directa cuando las máquinas de arrastre cruzan los cursos de agua que no han sido protegidos o arrastran los troncos por ellos, o por vía indirecta al introducir sedimentos o combustible y lubricantes en los arroyos desde las pistas de arrastre y otras zonas de suelos alterados; • daños a los árboles remanentes y a otra vegetación, que pueden entorpecer la recuperación del bosque y reducir el volumen y el valor de la madera disponible para el aprovechamiento sucesivo. Todos estos problemas pueden reducirse notablemente con una planificación global del aprovechamiento, unida a un sistema de control operativo que garantice la aplicación del plan y su adaptación si así lo requieren las nuevas condiciones.


OPERACIONES DE CARGA


Los cargaderos son lugares en los que se reúnen las trozas durante el proceso de extracción. En los puntos de carga se clasifican o almacenan temporalmente las trozas en plataformas para luego transportarlas a las fábricas de elaboración o a otro destino final. Los cargaderos son lugares concurridos y ruidosos ya que generalmente están en funcionamiento grandes máquinas y motosierras para igualar los troncos irregulares o talar las ramas que pudieran haber olvidado cortar los miembros del equipo de corta. Son lugares embarrados y polvorientos y hay en ellos plataformas de carga donde se acumulan las trozas en pilas de varios metros de altura. En suma, se trata de lugares que pueden presentar muchos peligros y han de ser considerados como tales. Una planificación y un trazado adecuados pueden contribuir a reducir el riesgo y garantizar que todas las operaciones se realicen con eficacia y seguridad.

OPERACIONES DEL TRANSPORTE


El transporte por carretera, mediante vehículos madereros, es la forma más habitual de transportar las trozas desde el bosque hasta las fábricas de elaboración. En algunas zonas del mundo se utilizan también sistemas de transporte por agua y por ferrocarril. Desde el punto de vista del medio ambiente, el transporte de trozas desde los puntos de carga hasta las fábricas de elaboración u otro destino final no tiene graves repercusiones. El impacto ambiental más directo se debe a la infraestructura (por lo general, carreteras) más que a las operaciones de transporte. Sin embargo, algunas prácticas pueden ser perjudiciales y poner en peligro la seguridad pública y también incrementar los costos y reducir el valor de las trozas cuando éstas llegan a su destino final. Los gastos de transporte suponen, generalmente, la mitad o más del costo total de las operaciones de explotación maderera.

SOSTENIBILIDAD EN EL AMAZONAS


La selva del Amazonas es el bosque tropical más extenso del mundo. Se considera que su extensión llega a los 6 millones de km² repartidos entre ocho países, de los cuales Brasil y el Perú poseen la mayor extensión de la Amazonia, seguidos por Colombia, Bolivia, Ecuador, Guyana, Venezuela, Surinam y la Guayana Francesa. La Amazonia destaca por ser uno de las ecorregiones con mayor biodiversidad en el mundo. La deforestación en toda la cuenca del río Amazonas, considerada el gran pulmón del mundo, es peor de lo que se creía hasta ahora. Fundamentalmente, porque las actividades humanas están degradando la selva amazónica al doble del ritmo estimado previamente. Considerada la cuenca fluvial más grande del mundo, la región amazónica es un gigantesco ecosistema de selvas tropicales sobre una extensión de 7 millones de kilómetros cuadrados. También se le considera como la reserva biológica más rica del mundo, con millones de especies de insectos, plantas, pájaros y otras formas de vida, muchas de las cuales todavía no han sido registradas por la ciencia. La tala de árboles Pero más allá de eso, la cuenca es la que regula el clima de casi toda América del Sur y sus árboles son los grandes procesadores de dióxido de carbono y suministradores de oxígeno. El principal factor de la deforestación es la tala indiscriminada de árboles, a lo que se han sumado ahora las actividades de la industria maderera en la región. Hasta ahora, los métodos basados en las imágenes proporcionadas por satélites sólo detectaban las extensiones de terrenos en las que los árboles habían sido talados para dar espacio a las granjas o los pastizales. Sin embargo, un nuevo método de imagen por satélite desarrollado por los científicos de la Institución Carnegie, encabezados por Gregory Asner, ha logrado determinar niveles más precisos de la deforestación amazónica. El método llamado Sistema de Análisis Carnegie Landsat, en cuyo desarrollo también participó la NASA, permitió a los científicos identificar muchas zonas donde la floresta tropical ha sido reducida a través de lo que calificó como "una tala selectiva". En este tipo de deforestación sólo se cortan ciertas especies de árboles comercializables y los troncos se transportan a los aserraderos ubicados fuera del campo. Para detectar y cuantificar ese tipo de árboles, en los cinco estados madereros más importantes de la Amazonía brasileña, los investigadores aplicaron el sistema que les permite analizar cada uno de los píxel de la imagen producida por tres satélites. A través de ese análisis lograron determinar el porcentaje de tierra con floresta y sin floresta dentro de cada punto de la imagen. Los investigadores señalaron que entre 1999 y 2002, la tala selectiva añadió entre 60 y 128% más de área de floresta dañada a lo que se había informado hasta entonces.


Según los autores, el volumen total de árboles talados representa entre 10 y 15 millones de toneladas métricas de carbono retirado del ecosistema. Pérdida de humedad en la selva La tala genera graves consecuencias ambientales. Entre ellas se produce una eliminación de la humedad característica de la selva y se aumenta el peligro de incendios.


Inconvenientes de la tala selectiva El método de "tala selectiva", que supuestamente es menos agresivo, lleva frecuentemente a una completa deforestación de determinadas zonas de la selva del Amazonas. Para la tala selectiva son elegidos para el comercio árboles especialmente valiosos, sólo de uno a tres por hectárea. Frecuentemente son destruidos en ese proceso otros árboles y vegetación que se encuentran en el camino durante la tala o el transporte. Aproximadamente una sexta parte de los territorios observados por ellos desde hace un año tras el inicio de la tala selectiva estaba completamente deforestado, y después de cuatro años casi un tercio. El método sería un "precursor" de la deforestación causada por agricultores y criadores de ganado. Casi toda la tala se realiza en el Amazonas a unos 25 kilómetros de las calles principales, y en estos territorios la posibilidad de deforestación es hasta cuatro veces mayor que en las zonas donde no se realiza tala comercial. La tala selectiva no le da a los bosques tiempo suficiente para la regeneración. Casi toda la tala selectiva en Brasil no protegió los bosques.


En teoría, la tala en la Amazonía está controlada mediante estrictas licencias que solamente permiten la extracción de madera en ciertas áreas. Sin embargo, existe una gran cantidad de evidencia de que la tala ilegal es bastante común en Brasil. En años recientes, el Ibama—la agencia de protección ambiental de Brasil— ha realizado varios decomisos de madera talada de manera ilegal, incluyendo uno en septiembre de 2003 en donde fueron arrestadas 17 personas sospechosas de haber talado una superficie de 10,000 hectáreas. La tala de la amazonía está estrechamente ligada con la construcción de carreteras. En resumen, se prevé que como se siga a este ritmo el amazonas va a sufrir un gran deterioro y dará lugar a la extinción de una gran cantidad de especies de flora y fauna. Por tanto, es tarea de todos contribuir en la protección del medio ambiente y optar siempre por métodos de desarrollo sostenible. Ver video: http://www.youtube.com/watch?v=wfACTvCx7iw FUENTES DE INFORMACIÓN •Código modelo de aprovechamiento forestal de la FAO •Revista science, estudio de investigación •Noticia de ELPAIS.com •Amazonas2030.net •Video youtube del desarrollo sostenible de las naciones unidas •Diagramas de mongbay.com •Reportaje de discovery channel sobre el Amazonas


Tala de árboles en Amazonia  

Tala de árboles en Amazonia

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you