Memorias SMAES 25 años

Page 1



Memorias de la SMAES, 25 aĂąos



Capítulo I

La SMAES 1991, La Fundación Socios Fundadores y Expresidentes

Alejandro Rebolledo Zenteno Arq. Jaime Latapí López Arq. Sergio Mejía Ontiveros Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga Arq. Luis Enrique López Cardiel Arq. Salvador Rodríguez Salinas Arq. Mario Alejandro Gaytán Cervantes Arq. Francisco Javier Ortiz Islas Allende Arq. Rubén Arreola Campero Arq. Enrique García Formentí Arq. José María Gutiérrez Trujillo Arq. Juan Enrique Mejía Rojo Arq. Víctor Adolfo Merchand Rojas Arq. Rafael Murià Vila Arq. Arq. Félix Salas Guerrero

Índice

Arq.

Socios Fundadores Fallecidos

Arq. Hilario Galguera Torres Arq. Luis Enrique Méndez Ramírez Arq. Guillermo Ortiz Flores Arq. Margarita Rodríguez Otal Arq. Francisco Torija Guerrero Arq. Luis Zedillo Castillo

Capítulo II

Expresidentes Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez Arq. Salvador Duarte Yuriar Arq. César Mora Velasco Arq. Susana Miranda Ruiz

3 5 9 11 13 15 19 23 27 31 35 39 43 47 51 55 59 63 67 71 75 77 77 77 78 78 78 79 81 85 89 93

3

Índice Prólogo Prefacio Introducción


Capítulo III

Amigos de la SMAES Dr. Mario Villafaña Guiza Dr. Rodolfo de Mucha Macías Dr. Francisco Méndez Bueno Ing. Andrés Arzani Torruco Lic. Luis Felipe Alva Hernández Ing. Jaime Eluani Pulido C.P. Raúl Montaño Soriano

Capítulo IV Visión de La SMAES

Capítulo V

Objetivos y Socios de la SMAES Objetivos Consejos Directivos Socios Fundadores Socios de Número Socios Eméritos, Honoríficos, Asociados y Voluntarios La SMAES a través del tiempo

Capítulo VI

97 99 101 103 105 119 113 115 117 125 127 129 134 135 138 140 147 149 152 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164

Agradecimientos

165

4

Patrocinadores Motion Corp Seisa Med Bayards Adix Ralph Wilson Sibim Sanilock Fameinteriores Vip system Trox Formica Sika


M

e ha sido encomendada la honrosa tarea de escribir el Prólogo del libro MEMORIAS DE LA SMAES, 25 AÑOS. Por lo que primero quiero reconocer los comentarios vertidos por cada uno de sus participantes en esta obra, todos de gran valía, pero que sobre todo reflejan la enorme experiencia que hay en cada uno de ellos. Reconocer que al escribir unas memorias por 25 años de unión profesional con el fin común de ser mejores, en los proyectos inmobiliarios de unidades de salud es una tarea necesaria y que refleje ese avance, por lo tanto debo ponderar el trabajo que se manifiesta en este documento. Al leer el contenido que cada uno de los participantes vierte, sobre todo hablando del pasado, es evidente que no requiere mayor explicación, sin embargo, en otras aportaciones se aprecian ya las inquietudes hacia el futuro, y es cuando se despierta la necesidad de hablar de lo que médicos y arquitectos han realizado en el sector salud mexicano, lo que permite aprovechar esta introducción sin salir del contexto inicial, escribir sobre lo que los arquitectos especializados en salud en su relación con los médicos han realizado y aprovechar para esbozar algo del futuro.

Éstos cambios que se dan en varios siglos son poco determinantes, en el que la evolución y modificaciones de los pabellones, básicamente como concepto de hotel prácticamente eran mínimos, por su velocidad de implementación si lo comparamos contra cambios formados durante todo el siglo XX. A partir de los años 50, en el siglo pasado, cuando en el ámbito gubernamental de la república, se suma a la histórica y consolidada Salubridad y Asistencia, las instituciones de seguridad social, se dan cambios en los proyectos inmobiliarios, dando inicio también al concepto de modelos operativos médico más organizados. En particular El Instituto Mexicano del Seguro Social al construir el Hospital de la Raza, adquisición y transformación del Centro Médico Nacional de la Ciudad de México (inicialmente propiedad de la SSA y a la postre adquirido por el IMSS), desarrollos en Guadalajara, Monterrey, León y muchas ciudades más de la República Mexicana. No puede uno dejar de mencionar la formidable estructura hospitalaria para la asistencia médica a pacientes con sistemas de aseguranza particulares o privados, que ha evolucionado de forma importante en México, también en los últimos 5060 años. En el sector salud la colaboración entre médicos y arquitectos fue evidente y creciendo, con espíritu sumatorio dando origen a diversos tipos de unidades, cuya denominación se relacionó siempre con el modelo médico operativo vigente a saber: unidades de campo, de medicina familiar, hospitales T1 y T2, hospitales de especialidades, hospitales generales, hospitales regionales, centros médicos, y un sinfín de diseños alrededor de ellas que han sustentado firmemente el papel de los arquitectos especializados en salud, diferenciándolos de aquellos otros que con otras especialidades no alcanzan los niveles de resolución que ellos poseen.

5

Prólogo

La construcción de hospitales tiene una larga historia, desde la época prehispánica, la colonial y la de post independencia, cada etapa con sus propias características, diseños y construcciones específicas, con los enfoques tradicionales históricos de influencia: religiosa, de beneficencia, militares y muchos más.


Definiciones de hospitales de especialidad monotemáticos, de especialidades, unidades médicas generales etc. siempre han dependido de los modelos médicos de trabajo y en algunas otras ocasiones, porque no decirlo, de caprichos de los propios médicos o de decisiones políticas sin un plan maestro general. Es hasta 1978-80 cuando la restructuración del modelo operativo en niveles de atención modifica nuevamente el patrón inmobiliario, al crear unidades de medicina familiar de diferentes dimensiones acordes con la cobertura de población. Un trabajo formidable encabezado por el Dr. Rodolfo de Mucha Macías, en el cual tuve el honor de participar. La aparición de los hospitales de Subzona, Zona y Regionales crean otra diferencia. Los hospitales de alta especialidad que son los denominados hospitales de Especialidad o Especialidades aislado o en Centros Médicos muestran nuevas tendencias El reto hoy, es nuevamente revisar el modelo de atención médica en donde desde los albores de este nuevo siglo XXI se reconoce y propone cuatro niveles de atención a la salud, el primero exclusivamente para la salud de la población (salud comunitaria) los otros tres dedicados a la atención del daño: un segundo nivel dedicado a la medicina Familiar o de familia, tercer nivel hospitales Generales y cuarto nivel Centros Médicos, organizados de acuerdo a su capacidad resolutiva, cercanía de la población, sistema de referencia y contra referencia. Lo anterior implica nuevos conceptos de diseño, dimensiones, espacios intercambiables, aprovechamiento de los recursos naturales, bioenergía, accesibilidad en el entorno y en las propias unidades, el aumento de las discapacidades y el reconocimiento de sus derechos, forzará nuevos diseños. En el nivel de la salud comunitaria, los nuevos retos serán el resultado de las acciones de prevención y educación higiénica y dietética y fomento a la salud que se lleve a cabo en la salud comunitaria, en enlace con los comités de participación social y su reflejo en las instalaciones médicas, la accesibilidad a los puntos más recónditos del país en donde el inmueble será el receptor de la corresponsabilidad de la salud entre gobierno y población, las unidades de salud comunitaria. La medicina de familia con las premisas de una amplia capacidad resolutiva, atención continua en donde el eje médico de la familia deberá de contar con los recursos tecnológicos en su unidad que le permitan resolver con prontitud y calidad estos enunciados. Los hospitales tanto en el segundo con el tercer nivel se verán altamente modificados, como resultado de la medicina a distancia (telemedicina) el acercamiento de la tecnología a la población en resumen la inteligencia instrumentada en la palma de la mano, tecnología de cambio tan rápida que los paradigmas históricos dejan de serlo y aparecen otros. A los principios de calidad, calidez en la atención médica se agregará el de confort.

6

El principio de la universalidad en el acceso y disponibilidad de la población en los servicios de salud, se ha vuelto el eje de la planeación de los mismos. Actualmente el enfoque es mayor hacia los sistemas de financiamiento, sin embargo cuando se reconoce al sistema de atención a la salud como el elemento nuclear, al reconocer que en el binomio HUMANISMO – ECONOMIA, DEBE HABER UN EQUILIBRIO PRACTICAMENTE PERFECTO. Las perspectivas de la universalidad se transforman y permiten una planeación estratégica más escalonada y factible, regresar a los orígenes.


Insisto el cambio básico en este enfoque médico es la separación de la atención a la salud y la atención al daño, la primera con todo su ámbito de prevención y salud comunitaria; la segunda la atención al daño del que se ocupa la medicina curativa. Ambas igual de importantes y no excluyentes el uno del otro. Es en las unidades médicas en su expresión inmobiliaria en donde las áreas estructuradas de: consulta externa, hospitalización, auxiliares de diagnóstico y tratamiento, enseñanza e investigación, apoyos administrativo y operativos, tendrán importantes modificaciones, a los que denominaríamos “futuros de desarrollo de la medicina”. Un primer grupo está representado por: Telemedicina. Robótica. Cirugía a distancia. Tele transportación. Telementoring (cirugía y procedimiento dirigidos a distancia) Expediente electrónico (voz, imagen y datos). Imagenología (invasiva). Medicina Nuclear

El diseño de las áreas de Imagenología en auxiliares de diagnóstico y consulta externa, se verán influido por el tipo de aparatos, equipos médicos, equipos electrónicos, accesibilidad a usuarios y pacientes. El segundo grupo de avances serán dados por: Medicina genómica (genoma humano, genética, NUGO nutrición genómica) . Farmacoterapia (a órgano blanco, dosificaciones individuales). Histocompatibilidad. Banco de tejidos Biomarcadores

Las modificaciones que repercutirán en laboratorios, farmacias y almacenes son las consecuencias de estos cambios. Un tercer grupo está dado en el ámbito de la:

7

Endocirugía (cardíaca, neurológica vascular). Terapias ambulatorias: hemodiálisis (en unidad o a distancia). Apoyo respiratorio. Quimioterapia (monoclonales. Cuidado de catéteres). Laparoscopia, Toracoscopia, artroscopia, craneoscopia. Radiología intervencionista (gamma knife) Trasplantes. Microcirugía Alta tecnología a domicilio. Participación de personal técnico en procedimientos de diagnóstico y tratamiento Enseñanza transformada e investigación incorporada a las unidades médicas.


Los diseños de las áreas quirúrgicas, imagenología, talleres de cirugía, incorporando conceptos del tránsito de personal y pacientes y del control de infecciones; áreas sin obstáculos serán los impactos que reciban los inmuebles, la fibra óptica, los implantes microscópicos son otros de los elementos agregados. Un cuarto grupo se dará como consecuencia de la operación de todo lo anterior y estará altamente influido por: Minimalismo. Áreas sin bloqueo. Iluminación (máximo rendimiento con mínimo gasto). Ecosistemas. Manejo de desechos. Circulaciones amplias (tele transportación). Ámbito geográfico (riesgos regionales) Entorno costumbrista

La concepción del diseño de las unidades, su mantenimiento y conservación nos hará ver inmuebles diferentes. Apareciendo el concepto de áreas de reserva para la expansión o modernización con que evolucionan. Como se puede ver el futuro inmobiliario de las unidades médicas será tan cambiante como la imaginación lo permita, las estrategias de operación están sufriendo cambios que en el siglo pasado apenas se percibían; la administración, la economía, el financiamiento, los impactos demográficos, el entorno legal y la participación responsable de la sociedad son las piezas alrededor de este cambio. Recordemos que estas unidades serán manejadas por personas de la denominada generación mileniums, que tiene la inteligencia extendida a la mano de sus dispositivos electrónicos, que conciben las ideas en un mundo estereotáxico y sobre todo diferente. Por todo esto hay al celebrar los 25 años de la SMAES, reconocemos el resultado de una simbiosis entre profesiones, médicos y arquitectos, que son capaces de llevar a cabo los cambios que harán de México un país incluyente, universal y responsable con la salud de sus ciudadanos, en un camino que apenas empieza de nuevo. Enhorabuena

8

Dr. Luis Mario Villafaña Guiza Septiembre 2016.


E

ste importante documento, MEMORIAS DE LA SMAES, 25 AÑOS, editado por nuestra Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud, A.C., recaba las experiencias de una Sociedad que está resultando trascendente y de alto impacto para la infraestructura para la salud del país en el momento actual y seguramente en el futuro.

Para esa fecha, México como país, contaba con una experiencia nacional importante y un prestigio que lo ubicaba como líder en América Latina, en el campo de las unidades médicas. Enormes programas de inversiones realizadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social en los años 60, nos siguen maravillando por su concepción integral de la salud humana, toda vez que, en todas las ciudades importantes del país, se construyeron conjuntos arquitectónicos para la atención y desarrollo de la salud fisiológica, psicológica y espiritual de la población de cualquier edad y género. Estos extraordinarios conjuntos, incluyeron diversos edificios y espacios abiertos y cerrados de diversos tipos: Hospitales Generales, Clínicas, Centros de Bienestar Social, Teatros, Parques y Jardines, Centros de Capacitación, Unidades Deportivas, Iglesias y en muchos de ellos, se incluían grandes conjuntos habitacionales. Es de aplaudirse la visión que tuvieron quienes estuvieron involucrados en su planeación integral. Hace 25 años los Arquitectos, ya soñábamos en una Visión de Futuro de los inmuebles para la atención de la salud de los mexicanos y visualizábamos la importancia de tomar en cuenta las recomendaciones y puntos de vista de otros especialistas en el campo de la salud, como son además de los médicos, los biomédicos, los ingenieros en todas sus especialidades, los expertos en planeación estratégica, los administradores de unidades médicas, los investigadores, los desarrolladores de nuevas tecnologías, entre muchos otros especialistas relacionados con el tema de la salud, rebasándose el viejo concepto del “binomio médico-arquitecto”. En esos 25 años, grandes cambios en la concepción de los modelos de atención a la salud han ocurrido en México y en el mundo. Cambios demográficos, axiológicos, tecnológicos, sociales, culturales, económicos, y epidemiológicos, entre otros, se siguen gestando, muchos de los cuales ya intuíamos, pero lejos estábamos de visualizar lo que sería nuestra realidad actual y futura. Con la pretensión de visualizar el camino a seguir en infraestructura médica en México, dos años después de fundada nuestra Sociedad, decidimos realizar el primer Congreso Internacional “El Hospital del Futuro”, casi siempre realizado en la sede de la Academia Nacional de Medicina. Este congreso, al principio anual y ahora bianual, dio pie a vincular aun más a nuestra querida Sociedad, con distintas Instituciones oficiales y privadas dedicadas a la Salud, con los más importantes funcionarios públicos, expertos nacionales e internacionales, así como con

9

Prefacio

Hace 25 años, los Arquitectos que nos dedicábamos a planear, diseñar y/o construir inmuebles para la atención a la salud de la población, decidimos formar una Asociación Civil con el interés de dejar registro e intercambiar experiencias, unificar criterios, capacitarnos, prepararnos para apoyar mejor a las instituciones del sector salud, vincularnos estratégicamente con los expertos en salud en otras disciplinas y con los responsables de la realización de los programas de inversión en infraestructura del sector público y privado.


empresas productoras de productos para la construcción y de equipamiento médico. En estas MEMORIAS DE LA SMAES, 25 AÑOS, los Arquitectos, Médicos y empresarios vinculados con nuestra Sociedad, tenemos nuevamente la oportunidad de exponer nuestros puntos de vista y nuestra visión al futuro sobre la infraestructura para la salud de México, con entera libertad y siempre con el sano propósito de contribuir con nuestras ideas, en coadyuvar, apoyar, revertir y presentar propuestas para resolver la triste realidad actual y de corto plazo, que colocan a nuestro País en los últimos lugares a nivel Latinoamericano en cuanto a calidad y capacidad física instalada de infraestructura para la salud, lo que repercute a su vez, en la calidad de la atención médica y como consecuencia en la salud de los mexicanos. Este enorme rezago, seguramente obligará a las Instituciones públicas que atienden la salud y seguridad social, a buscar nuevos modelos de atención a la salud para los mexicanos, nuevos esquemas de financiamiento y a realizar en el futuro inmediato, un enorme número de nuevas unidades médicas así como a sustituir, actualizar y ampliar gran número de ellas que están en operación. Ante esta situación, se visualiza a futuro un enorme campo potencial de trabajo para los arquitectos especializados en salud, para los médicos, para los constructores, para los proveedores de equipos médico-administrativo y de sistemas, así como para las distintas empresas que ofertan servicios médicos, todo ello, para acercar a México a los niveles mínimos de infraestructura para la salud, recomendados para Países en desarrollo por organismos internacionales. La noticia buena es que nuestra SMAES, se está transformando en un bastión de defensa de la salud y de la seguridad social de los mexicanos, al proponer a las instituciones cambios en su normatividad, en sus conceptos de planeación y de tecnología desde su visión profesional especializada, presentados en propuestas directas, en foros de especialistas y en congresos nacionales e internacionales. Su vigencia se actualiza cada semana en reuniones permanentes, con la participación de un buen número de arquitectos especializados, para tratar importantes temas que atañen al Sector Salud y a nuestra Sociedad, citando la presentación de tecnologías innovadoras sobre equipamiento médico, nuevos modelos médico arquitectónicos, metodologías constructivas, nuevos esquemas de financiamiento, capacitación y formación de nuevos recursos humanos, así como analizar el quehacer y futuro de la arquitectura hospitalaria. Somos una Asociación en expansión, reconocida ampliamente en el ámbito de la salud, que pretende hacia el futuro participar en mayor medida como consultores en la toma de decisiones de las instituciones públicas y privadas, que conocemos ampliamente las necesidades de nuestro País en el tema de infraestructura para la salud y que continuamente durante veinticinco años, hemos estado en el análisis de nuevas propuestas y alternativas, con el único y principal objetivo de hacer mejor las cosas para nuestro querido México en beneficio de nuestros hermanos mexicanos.

10

Arq. Jaime Latapí


Por tal motivo las Memorias de la SMAES, 25 años es un Libro conformado por 6 capítulos, donde se recopila la historia desde el nacimiento de la Sociedad hasta la fecha, va dirigido a los socios de la SMAES, profesionales relacionados con la arquitectura para la salud, institucionales del sector salud, público, privado, a la Sociedad de Arquitectos Mexicanos, a arquitectos de las nuevas generaciones y a personas interesadas en el área del sector salud. El objetivo es distinguir a los arquitectos y las arquitectas que tuvieron la iniciativa de crear la SMAES con el fin de impulsar el estudio, desarrollo y reconocimiento del ejercicio profesional de la especialidad en la arquitectura para la salud, además de informar y difundir las actividades realizadas por la Sociedad. Este libro está conformado principalmente por entrevistas realizadas a los arquitectos fundadores y en algunos casos presidentes de la Sociedad, quienes fueron una fuente invaluable de información, con la intención de rescatar la filosofía, los valores y las anécdotas, cuyas valiosas aportaciones dieron vida a las Memorias de la SMAES. Iniciamos con el Prólogo y el Prefacio, ambos son el preámbulo del libro. Se buscó que el Prólogo, se realizara desde el punto de vista Médico y el Prefacio, desde la visión de la Arquitectura. Nos hicieron el honor de escribirlos dos grandes personalidades, quienes han acompañado a la Sociedad desde su fundación. Son 25 nombres de socios los que aparecen en el acta constitutiva. El Arq. Rebolledo en su informe de labores de la Mesa Directiva (junio 91-noviembre 93) indica que fueron 30 socios fundadores, de los cuales dos fueron mujeres, Arq. Margarita Rodríguez Otal y Arq. Ma. del Carmen Rodríguez. Se les envió una invitación cordial a todos los arquitectos para participar en este proyecto, fueron 15 socios quienes aceptaron participar con un gran entusiasmo, en otros casos por su avanzada edad no fue posible su participación, en otros casos, como el de la Arq. Ma. del Carmen González Garza, no se logró localizar y otros expresaron su imposibilidad a participar. Se aplicó un cuestionario de 11 preguntas a cada entrevistado. Existe un capítulo dedicado a nuestros amigos que se nos adelantaron y que siempre vivirán en nuestro recuerdo y en el acervo fotográfico de la sociedad. Se realizaron entrevistas a socios que fueron presidentes —aunque no son socios fundadores forman parte importante de la historia de la SMAES—, a ellos se les aplicó un cuestionario de 9 preguntas y en el caso de la Arq. Susana Miranda Ruíz, quien fue la primera mujer presidenta de esta sociedad, se le aplicó un cuestionario de 10 preguntas. Como parte de la historia de la sociedad se invitó a participar a un grupo de amigos

11

Introducción

E

n el 2016 la SMAES cumplió orgullosamente 25 años, desde que fue legalmente constituida de manera permanente como Asociación Civil, el 15 de abril de 1991. Esto amerita una reflexión profunda y es el mejor momento para conmemorar el pasado, recordar, agradecer y reconocer a todos aquellos arquitectos y arquitectas que estuvieron a la altura de su tiempo, que con su esfuerzo, talento, esmero, perseverancia y visión dieron vida y sustento a esta Sociedad.


de la SMAES quienes le han dado seguimiento desde su inicio, entre los que destacan médicos, ingenieros, empresarios, entre otros; mediante un cuestionario de 6 preguntas, ellos nos compartieron su punto de vista desde su ámbito profesional hacia la Sociedad. En el capítulo titulado Visión de la SMAES, el Arq. Francisco Javier Ortiz Islas Allende, Presidente del Consejo Directivo 2016-2018, expone la visión del presente y futuro de la Asociación. En el transcurso de este cuarto de siglo, la Sociedad ha admitido en el gremio a arquitectos que han cumplido con lo estipulado en los estatutos, por lo que actualmente somos aproximadamente 165 socios, de los cuales varios estamos vigentes y activos, algunos están inactivos, otros han fallecido, así mismo existe un número de personalidades que por su virtud han obtenido el cargo de Emérito, Honoríficos, Asociados y Voluntarios. Al final del libro existe un capítulo dedicado a las empresas patrocinadoras, en algunos casos las empresas han apoyado a la Sociedad desde sus inicios y este proyecto no fue la excepción. El objetivo de este capítulo es conocer los nuevos materiales y avances tecnológicos que ofrece la industria de la construcción de inmuebles para la salud. En la portada del libro se presenta la historia del desarrollo del logotipo de la SMAES a lo largo de estos 25 años. La base del logotipo de la sociedad es una “cruz” y una “S”, elementos claramente diferenciados que incluso pueden funcionar por separado, sin embargo en este caso se encuentran fundidos en un solo elemento, son partes de un todo y funcionan juntos, donde “S” simboliza, Sociedad y la Cruz se relaciona con la medicina misma que representa a las unidades médicas. El Arq. Jaime Latapí Clausell propuso desde el inicio de la Sociedad este logotipo que a lo largo de estos 25 años se ha convertido en un símbolo emblemático de la SMAES. Las nuevas generaciones de arquitectos socios de la SMAES tendrán la posibilidad de recibir la estafeta en congruencia con la esencia de nuestra Sociedad, entendiendo que el porvenir de nuestro gremio será el resultado de nuestras acciones hoy, pero tenemos la suerte de contar con el cobijo de los socios fundadores, los necesitamos, sus consejos, recomendaciones y críticas son muy bien recibidas y siempre tenemos algo nuevo que aprender de ellos.

Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada

12

Recopiladora


13

La SMAES 1991, La Fundaciรณn Socios Fundadores y Expresidentes


14


Arq. Alejandro

Rebolledo Zenteno

Líder visionario que fundó la SMAES

15

Con una amable sonrisa y la placidez que brinda la satisfacción de la misión cumplida, el Arq. Alejandro Rebolledo comparte en su oficina los recuerdos de una época altamente significativa para nuestra Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud (SMAES): los tiempos de su fundación.


Con los recuerdos a flor de piel, rememora que identificó la necesidad de contar con una agrupación mexicana de arquitectos especializados en la salud luego de su participación en el Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), celebrado en mayo de 1990 en la ciudad de Montreal, Canadá. “Asistimos a ese evento varios arquitectos dedicados al sector salud como parte de la delegación mexicana. Entramos a las sesiones del Grupo Salud y nos dimos cuenta de que no se hablaba español y tampoco había traducción a nuestro idioma. O sea, no les interesaba lo que podríamos decir ni lo que podríamos escuchar, a pesar de que nosotros en México estábamos haciendo más camas y consultorios que varios países desarrollados, sobre todo de Europa. Sólo entre 1970 y 1990 aquí ya se habían hecho más de 30 mil camas y más de 10 mil consultorios. Datos que causaron asombro en aquel congreso”.

después la protocolizamos ante notario público, la firmamos 25 socios fundadores y así se constituyó formalmente la Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud el 15 de abril de 1991”. Recuerda que la creación de la SMAES fue realmente sencilla. “Formar la sociedad fue muy fácil, la verdad, ya que todos aportaron ideas y estuvieron de acuerdo, comprendimos que era una necesidad. Sabíamos que los proyectos de las obras que ya estaban construidas o en proceso las habíamos hecho bien. No eran invento, sino una realidad. Todos intervinieron con aportaciones y cuando los empecé

Al regresar a México impulsó entre sus colegas la creación de una agrupación que tuviera, entre otros propósitos, la difusión, tanto dentro como fuera del país, de la enorme labor arquitectónica mexicana realizada en el sector salud. “Cuando regresamos me avoqué a platicar con mis amigos arquitectos, a quienes les comentaba que cómo era posible que México siendo un país tan importante en el medio de la salud no tuviera una representación ante la UIA y contactos con sociedades de especialistas de otros países”. Sembrada la idea de la creación de una sociedad, pidió a su amigo y fundador de la Sociedad de Arquitectos Valuadores (SAVAC), Juan Ramón Gurrola, los estatutos de la SAVAC, quien entonces la presidía, y con base en ellos desarrolló los propios estatutos de la Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud. “Cuando quedaron listos los estatutos hicimos el acta y la firmamos cuatro socios,

Toma de protesta de la primera Mesa Directiva con la presencia de distinguidas personalidades como Arq. Lorenzo Aldana, Arq. Alberto Walker, Arq. Joaquín Álvarez, Arq. José Reygadas, Arq. Javier Cortés y el Ing. Antony Smith, entre otros.

Auditorio. Toma de protesta de la primera Mesa Directiva.

16

Firma de acta constitutiva 15 de abril 1991. (De izq. a der.) Arq. Ramón Pruneda, Arq. Francisco Ortiz, Arq. Lorenzo Aldana, Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Jorge Ortega y notario público Lic. Alfredo González.

a convocar al Colegio de Arquitectos se formo un grupo muy sólido y en sesión me eligieron para ser el primer Presidente, entre todos escogimos el nombre de nuestra Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud. Recuerdo


que en la toma de posesión del Consejo Directivo, celebrada el 9 de agosto de 1991, llenamos el auditorio del Colegio de Arquitectos. Me acompañaron en el 1er comité directivo distinguidos profesionistas y amigos como Jaime Latapí, Vicepresidente; Jorge Ortega Loera, Secretario y como Tesorera Carmen González Garza. A quienes agradezco su capacidad y entrega. La Junta de Honor estuvo formada por notables maestros, José María Gutiérrez, Hilario Galguera, Guillermo Ortiz Flores, Luis Zedillo”.

Hacerle frente al TLC con unidad

Estas acciones fueron coordinadas por Pedro Cosío y participaron activamente, César Mora, Luis Zapiain, Jaime Latapí, Sergio Mejía, Héctor Pimentel, Jorge Ortega, Héctor Manjarrez, Enrique López Cardiel y muchos otros compañeros. Recuerda que al no tener aún una sede de la SMAES acondicionaron un espacio de su despacho para llevar a cabo las juntas del Consejo Directivo. “El primer lugar para la SMAES fue mi sala de juntas. Contratamos a Yolanda Campero, quien había trabajado en el IMSS y conocía a todos los arquitectos. Entonces, a través de ella, pudimos estar en contacto y comunicarnos fácilmente”. Organizando las reuniones en la sala de consejo del CAM-SAM.

El Arq. Alejandro Rebolledo resalta que la creación de la SMAES también obedeció a ese contexto histórico en el que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se estaba desarrollando. “Debíamos prepararnos para que no vinieran a vendernos espejitos. Quisimos dar una sensación de fortaleza y enseñar lo que hacíamos. Quisimos decirles que nuestro nicho es fuerte, de calidad, que cuenta con planeación, programación y buenos resultados. Afortunadamente se delimitaron mucho los campos de acción del TLC en la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana motivados porque habíamos gente en varias especialidades que hacíamos bien nuestro trabajo”.

Para prepararnos más, se organizaron ciclos semanales de conferencias “Universo de la Salud en México”, “La medicina en los albores del siglo XXI”, con la participación de Miembros de la SMAES, así como amigos de otras profesiones como el Dr. José Luis Estévez, Alberto Castro Montiel, Dr. Rodolfo Rojas Rubí, José María Gutiérrez, Dr. Jorge Ruiz de Esparza, Dr. Mario Villafaña, Dr. Rubén Arguero, organizados por un equipo liderado por Margarita Rodríguez y Luis Enrique Méndez. “Una acción que juzgo muy importante fueron las relaciones con sociedades de otros países y las visitas a sus hospitales de Dallas, Houston, Londres, San Diego, San Francisco y la importante ‘Conferencia combinada’ en Chicago con la participación del Instituto Americano de Arquitectos (AIA), Instituto Real de Arquitectura de Canadá (RAIC) y nuestra sociedad”.

XIII Seminario Internacional de Salud Pública; Buenos Aires, Argentina. Arq. Sergio Mejía, Arq. Jorge Ortega, Arq. Ma. del Carmen González, Arq. César Mora, Arq. Alejandro Rebolledo; Dr. en Arq. Richard Sahl, Presidente del Grupo Salud de la UIA y Arq. Debuchy. Mayo 1992.

A partir de entonces, la presencia de la SMAES fue incrementándose, incluso se internacionalizó. “En mayo de 1992 una representación de la SMAES participó en el XIII Seminario Internacional de Salud Pública, organizado por el Grupo Salud de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA) y celebrado en Buenos Aires, Argentina. Para entonces, yo ya había sido nombrado representante de México ante el Grupo Salud de la UIA. En ese seminario presenté el proyecto del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI”.

La planeación debe hacerse con especialización Amplio conocedor del sector, el Arq. Rebolledo Zenteno considera que actualmente es necesario sensibilizar a las autoridades acerca de la importancia de la planeación inmobiliaria y el diseño de hospitales. “Siento que se ha perdido la evaluación de las unidades y eso es grave. La

17

De hecho, una de las primeras actividades de la recién creada SMAES fue una semana de conferencias en la que especialistas de diversas ramas hablaron acerca del TLCAN. “Todos estábamos espectantes al no saber qué pasaría con el TLC y teníamos que darnos a conocer, por lo que también organizamos en el Colegio de Arquitectos una exposición paralela de proyectos y obras realizadas por arquitectos mexicanos en el sector salud”.


normatividad se ha ido dejando, aunque hay intentos de participación de la SMAES. Un problema es que gente sin especialización ocupo puestos directivos del sector público”. . Considera que un reto importante de la SMAES es la retroalimentación. “La sociedad debe incrementar su participación en las bases de evaluación, porque también nos falta retroalimentarnos y saber cómo se está atendiendo, qué está fallando, qué está funcionando correctamente. No hemos hecho evaluaciones”.

18

En su opinión, la SMAES “ha promovido la calidad, ha difundido el conocimiento entre sus miembros y ha reafirmado el prestigio de una especialización que ha dado frutos muy importantes en México. A pesar de las limitaciones de presupuesto y tiempo se han realizado proyectos dignos. No obstante, sigue habiendo poca valoración de la necesidad de contar con una arquitectura funcional, lógica, productiva y de bajos costos de operación para las instituciones”.

Conocimientos, aptitudes y actitudes Creyente como Winston Churchill de que “las actitudes son más importantes que las aptitudes”, sabe que actualmente desde la arquitectura es necesario saber adaptarse rápidamente a los cambios de la tecnología médica, y saber acudir a la planeación y la evaluación para “poder anticiparse y realizar mejores proyectos”. Finalmente, nuestro entrevistado comparte una de sus frases célebres favoritas: “Solo puede ser útil el conocimiento que nos hace mejores”, del filósofo Sócrates. En congruencia con este socrático pensamiento, el Arq. Alejandro Rebolledo, con su liderazgo y actitud visionaria, contribuyó a desarrollar no sólo una mejor arquitectura en el sector de la salud en México, sino, incluso, mejores profesionistas y seres humanos.


Arq. Jaime

Latapí

López

Una amplia visión de la arquitectura.

19

Hombre de admirable talento artístico y alta capacidad de liderazgo, destacado conocedor de la arquitectura hospitalaria y su contexto nacional e internacional, el Arq. Jaime Latapí López comparte recuerdos y puntos de vista para conmemorar los primeros 25 años de la SMAES.


El Arq. Jaime Latapí López contaba ya con una experiencia profesional de 25 años cuando se involucró en la fundación de la SMAES. Aquellos momentos así los rememora: “Recuerdo que éramos un grupo de arquitectos entusiasmados con la idea de unirnos para hacer mejor las cosas. Teníamos muchas expectativas. Siempre he pensado que los interesados en el tema estábamos conscientes de la importancia de continuar con el desarrollo de la arquitectura hospitalaria. Considero que se contó con la buena voluntad de las instituciones oficiales”. Destaca que antes de la creación de la SMAES la arquitectura mexicana en el sector salud “ya tenía una gran tradición, era ejemplar en el contexto internacional y contaba con un enorme acervo de información sobre planeación y normatividad. Existían ejemplos arquitectónicos extraordinarios de la década de los cincuentas, gran desarrollo durante el periodo 1960-1980, tomando en cuenta la solidez financiera y social de instituciones como el IMSS y el ISSSTE”.

“En ellos participaron numerosos especialistas de alto nivel y funcionarios del gobierno federal relacionados con el tema de la salud. Con ello, la SMAES se posesionó y proyectó en una nueva dimensión nacional entre los organismos y las instituciones nacionales, estatales, públicas y privadas, así como universidades y academias del país”, resalta. Asimismo, recuerda que de manera simultánea realizaron las primeras exposiciones de productos relacionados con la infraestructura para la salud con la participación de empresas privadas e instituciones relacionadas con la salud y su equipamiento, las cuales “han permitido la autosuficiencia financiera de la SMAES en apoyo al cumplimiento de sus programas de trabajo”.

Segundo Presidente El Arq. Jaime Latapí presidió la SMAES durante el periodo 19931995, y fue su segundo Presidente. De esa época recuerda que cuando recibió la Presidencia el principal problema fue, como el de muchas otras sociedades, subsistir, sobre todo en el aspecto financiero. Para ello, fue fundamental la realización de los dos primeros congresos internacionales bajo el nombre de “El hospital del futuro” en la Academia Nacional de Medicina e inaugurados por el entonces Director General del IMSS, Genaro Borrego Estrada.

Primer Congreso Nacional “El Hospital del Futuro”. Noviembre de 1994. (de izq. a der.) Arq. Mauricio Rivero Borrell, Presidente de la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana; Arq. Jaime Latapí López; Lic. Genaro Borrego Estrada, Director General del IMSS y Dr. Jorge Ruiz de Esparza.

El Arq. Latapí López considera que con estos eventos “se logró la vinculación y el respeto de todas las instituciones oficiales de salud y seguridad social, al transformar a nuestra sociedad en el principal foro de intercambio de conocimientos en materia de infraestructura para la salud”.

20

30 de Noviembre de 1993. Toma de protesta segunda Mesa Directiva. Pódium (de izq. a der.) Lic. Genaro Borrego Estrada, Director General del IMSS; Arq. Mauricio Rivero Borrell, Presidente del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México; Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Sara Tolpelson de Grinberg y Arq. José María Gutiérrez Trujillo. Toman protesta (de izq. a der.) Arq. Luis Enrique López Cardiel, Arq. Jaime Latapí López, Arq. Sergio Mejía Ontiveros y Arq. Rodolfo Flores Lara.

En ello, afirma, “fue fundamental el apoyo en planeación y financiamiento del CEDESS (Centro de Desarrollo Estratégico para la Seguridad Social), institución dedicada a la planeación estratégica de las reformas a la Ley del IMSS en pensiones, salud, riesgos del trabajo y prestaciones sociales, del cual yo era Director General y que por razón de sus funciones mantenía una vinculación estrecha con la mayoría de las instituciones de salud y seguridad social del país, pudiendo obtenerse la participación activa como ponentes de altos funcionarios públicos y personas clave en ese contexto”.


Primer “Expo Hospi”. Noviembre de 1994. (de izq. a der.) Arq. Jaime Latapí Clausell, Arq. Sergio Mejía, Arq. Alejandro Rebolledo, Lic. Renee Lorena Terán, Arq. Luis Enrique Méndez Ramírez, Arq. Jorge H. Ortega Loera, Arq. Rodolfo Flores Lara, Ing. Sebastian Latapí Clausell, Arq. Jaime Latapí López, Arq. Adolfo Merchand y Act. Héctor Zurita

Los retos presentes y futuros

De igual manera, considera que otro desafío es “proponer nuevos esquemas para la generación de unidades para la salud que consideren el respeto al diseño y propuestas de los profesionistas especializados en salud, refiriéndome a evitar aquellos esquemas que supeditan la calidad de los proyectos a los intereses de las empresas constructoras”. Otro reto que identifica es proponer a las instituciones de salud y seguridad social nuevos modelos de unidades de menor costo y alta productividad. “Hacer más con menos

ante una disminución de recursos financieros para la generación de una nueva infraestructura médica destinada por el gobierno federal a este tema. En septiembre pasado se anunció una disminución más de estos recursos, lo que representa una política equivocada si se toma en cuenta el incremento de los riesgos para la salud de la población”. Asimismo, cree que la SMAES podría participar en la evaluación de las propuestas de los programas y proyectos de inversión en infraestructura para la salud de las instituciones, así como promover la capacitación o selección correcta de los servidores públicos y arquitectos relacionados con el tema de la infraestructura para la salud de acuerdo a su perfil profesional. También le parece viable “incorporar a los temas de nuestra especialidad aquellas unidades para la atención de la salud y protección de la población como casas para la tercera edad, centros de bienestar social, espacios para la salud mental y espiritual, así como espacios para mejorar la salud física”.

21

En opinión del Arq. Latapí, la SMAES enfrenta el reto de “consolidarse como organismo consultor de las instituciones oficiales dedicadas a la salud y seguridad social en el país, así como de las privadas en temas como la planeación, la normatividad y la gestión de las futuras unidades médicas. Para ello, es necesario transformarla en una sociedad con dientes que evalúe, critique, fundadamente y presente propuestas con mayor agresividad a las instituciones de salud y seguridad social”.


desgastados, con grandes obsolescencias y desde hace muchos años no han contado con los recursos mínimos para su conservación, mantenimiento y actualización, poniendo en riesgo la salud de la población. Por otra parte, el país casi no ha invertido en nueva infraestructura en los últimos años, a pesar del crecimiento de la población, lo que ocasiona un rezago enorme y un futuro inmediato deprimente”.

Evento Secretaría de Salud. (de izq. a der.) Dr. Juan Ramón de la Fuente Ramírez, Secretario de Salud; Arq. Xavier Cortés Rocha, Director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM; Arq. Jaime Latapí López, Arq. Sergio Mejía Ontiveros y Arq. Luis Zedillo Castillo.

Amplio conocedor del contexto en el que se desarrolla la arquitectura hospitalaria nacional e internacional, el Arq. Jaime Latapí no duda en aseverar que México es un enorme campo de oportunidades para los especialistas en la planeación, el diseño, la construcción, el equipamiento y la operación de las unidades médicas. “Todo hace ver que aún cuando disminuyan los recursos en esta administración federal para la construcción de infraestructura, ante la inconsciencia de las autoridades, será necesario en el futuro próximo, realizar programas agresivos de implementación de unidades médicas para la atención a la salud y a la enfermedad de la población mexicana”.

22

Sin embargo, alerta que las instituciones de salud y seguridad social en México están en crisis. “Cuentan con una infraestructura para la salud, clínicas y hospitales sumamente

Para sustentar su comentario hace referencia al índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) donde México “ha caído en pocos años del lugar 49 al lugar 71 y seguirá bajando. Este índice marca el nivel de bienestar social de los habitantes de cada país y toma en cuenta las condiciones de salud y riesgos de la población”.

El fuerte impacto de la SMAES En su opinión la SMAES ha tenido un impacto fuerte en el desarrollo de la arquitectura hospitalaria mexicana. “Desde su fundación ha capacitado continuamente a nuevas generaciones de especialistas y propuesto cambios importantes en la normatividad. Sus asociados participan activamente dentro y fuera de las instituciones de salud y seguridad social y, en general, realizan la mayoría de los proyectos arquitectónicos de las mismas. Asimismo, el intercambio semanal de experiencias nos mantiene actualizados en los avances arquitectónicos y tecnológicos nacionales e internacionales”. Como colofón de la entrevista, el Arq. Jaime Latapí comparte una frase célebre de su predilección, autoría del antropólogo y humanista inglés Ashley Montagu: “Lo importante será morir joven… lo más tarde posible”.


Arq. Sergio

Mejía Ontiveros

“Debemos hacer buena arquitectura social”: Sergio Mejía Ontiveros

23

Arquitecto politécnico, socio fundador y expresidente de nuestra Sociedad, Sergio Mejía Ontiveros recuerda el origen de la SMAES y expresa su convicción sobre el carácter social que el ejercicio de la arquitectura para la salud debe asumir.


Un origen, dos caminos A finales de los años sesenta, en los inicios de su carrera profesional, se formó una agrupación gremial denominada Sociedad de Arquitectos y Técnicos Especialistas en el Sector Salud, concebida por el Arq. Guillermo Ortiz Flores con el propósito de “prepararnos y mantenernos al día como profesionales para enfrentar los retos que venían de la mano del crecimiento del país. En realidad no sé por qué esa sociedad desapareció, comenta”. Posteriormente, “nos reunimos algunos de los socios fundadores y otros colegas para sentar las bases de una nueva agrupación con el mismo sentido que la anterior y que a la postre sería nuestra actual sociedad; sin embargo en esta oportunidad se limitó erróneamente el origen disciplinar de los socios, ya que en aquella primera vez estábamos unidos los arquitectos y los ingenieros. Ahora solamente nos agrupamos arquitectos, lo cual me parece insuficiente porque en el diseño y construcción de hospitales los ingenieros en su conjunto representan una parte importante del valor de las obras. No entiendo por qué nos limitamos. El gremio de ingenieros por su cuenta formaron otra sociedad, con la cual, por cierto, tenemos poca relación. En mi opinión deberíamos estar, si no juntos, por lo menos con objetivos comunes, ya que el fin de ambas sociedades es el mismo”.

Con relación al contexto en el que fue fundada la SMAES, indica que en esa época la realidad del país era otra y las políticas gubernamentales tenían un marcado enfoque social. “Sobre todo para el gobierno era importante que la gente tuviera servicios de salud suficientes, aceptables y económicos, debido a esto había un auge de la arquitectura hospitalaria, ya que se pretendía darle acceso a los servicios de salud al mayor número de mexicanos”. Ahora, en su opinión, las condiciones han cambiado. “Actualmente quienes rigen y dictan las políticas tienen una agenda distinta a los intereses del pueblo de México, y actúan en correspondencia con el modelo económico neoliberal. La salud entonces, transita de ser un derecho a tomar carácter de mercancía, donde solo es viable si es rentable…si tienes recursos te curas, sino, te vas a la calle. Lo estamos viendo con la formación del Seguro Popular que está limitado a un determinado catálogo de enfermedades, por lo que si te enfermas de algo que no está cubierto… a ver cómo te las arreglas con la iniciativa privada”. Él piensa que la infraestructura para salud en el futuro se caracterizará por “una baja en la producción del diseño y en la construcción de unidades médicas para atender a una población que paradójicamente crecerá, envejecerá y requerirá más servicios”.

Mesa de discusión. XV Congreso “Hospital del Futuro. Reinventando Paradigmas” Toma de protesta tercer Mesa Directiva. Diciembre 1995. (de izq. a der.) Arq. Rafael Muria Vila, Arq. Luis Antonio Zapiain, Arq. Sergio Mejía Ontiveros y Arq. Margarita Rodríguez.

24

Sergio Mejía es socio fundador de la SMAES y recuerda cómo se gestaron las primeras reuniones del grupo fundador. “Quien tuvo la iniciativa fue el Arq. Alejandro Rebolledo y quien realizó todos los trámites legales fue el Arq. Jorge Humberto Ortega Loera, los demás socios fundadores participamos en las diversas actividades que se nos encomendaron”.

Logros y retos Sergio Mejía quien fue presidente de la SMAES en el periodo 1995-1997, celebra al respecto de la trayectoria de la sociedad: “primero, que estamos juntos como en un principio; segundo, que poco a poco ha crecido la conciencia de crear un banco de información y de investigación sobre nuestro quehacer y, tercero, algo muy importante y necesario, que estamos incluyendo a los jóvenes”.


“Si bien la SMAES cumple 25 años —explica—, el promedio de edad de los socios es alto. Yo estoy por ejemplo en los 68 años. Entonces, es primordial incluir a miembros jóvenes que suplirán a los que ya vamos de salida”. Muy importante es: “seguirnos preparando, para mantenernos vigentes en los nuevos enfoques del diseño y los nuevos paradigmas de la arquitectura para la salud. Ahora, por ejemplo, es necesario reconocer que el ejercicio de nuestra profesión tiene que integrar los conocimientos de biomédicos, biólogos, sociólogos, antropólogos, psicólogos, etc. es decir, formar equipos interdisciplinarios para estudiar cómo deben diseñarse las unidades médicas”. En su gestión como Presidente de la SMAES, resalta la oportunidad de organizar dos congresos sobre el “Hospital del Futuro”. “Vendimos todos los espacios comerciales que se requerían para su factibilidad, además tuvimos copiosa asistencia en nuestra sede, la Academia Nacional de Medicina”. En la oportunidad de su participación en la presidencia de la SMAES se trabajó en la integración de sus agremiados: “Nuestra Sociedad tenía un problema, ya que si el Presidente en turno no tenía un cargo como funcionario público, la asistencia y participación de los socios disminuía. Cuando asumí la Presidencia a pesar de que venía del ejercicio profesional independiente, logramos que gran parte de los miembros se involucraran en la dinámica del trabajo”. Comenta que en esta época se conformó la estructura organizacional actual de la sociedad. “Logramos crear varias vicepresidencias con diversos objetivos estratégicos tal como hoy sucede, además la hicimos autosuficiente financieramente” Una de nuestras prioridades fue la actualización profesional continua, “tuvimos la oportunidad de organizar ciclos de conferencias con diversos temas y ponentes, generalmente referentes al ámbito de la arquitectura y la salud”.

(de izq. a der.) Arq. Sergio Mejía Ontiveros; Lic. Genaro Borrego, Director General del IMSS; Arq. Mauricio Rivero Borrell, Presidente de la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana; Arq. Luis Antonio Zapiain y Arq. Luis Enrique López Cardiel.

En este sentido, señala que en la actualización profesional se debe tener en cuenta que el profesional que se dedica al diseño hospitalario no debe olvidar las bases fundamentales de la arquitectura. “Tratamos de invitar a ponentes que se dedicaran a la arquitectura, aunque no fuera hospitalaria, para que nos recordaran que nuestra forma de pensar y abordar una demanda de espacio físico debe ser desde los usuarios, la cultura, la teoría, el arte, el espacio, los aspectos de uso, la relación con el contexto, es decir, todos los conceptos que hacen de un edificio, arquitectura”.

La responsabilidad social de la arquitectura Para el Arq. Sergio Mejía Ontiveros el principal reto que ahora enfrenta la SMAES es el cambio de políticas públicas en el sector salud. “Ahora, ya no tenemos como promotor al gobierno y a las instituciones públicas de seguridad social, tendremos en lo sucesivo a la iniciativa privada que a veces, atendiendo a sus propios fines, no le da el valor que se debiera a la arquitectura y por ende a los usuarios de las unidades médicas. “En el futuro inmediato vamos a presenciar un incremento de muertes por falta de atención médica oportuna, ante lo cual algo tiene qué hacer la SMAES para que el gobierno no se olvide de las políticas sociales”.

25

Auditorio “El Hospital del Futuro. III Congreso Internacional”. Noviembre 1996

Agrega: “El 80 por ciento de la población del país no tiene acceso a los servicios médicos privados. Entonces si el Seguro Popular limita el rango de enfermedades a atender, ¿cómo se atenderá este 80 por ciento de la población?, sobre todo de las enfermedades crónico degenerativas. Uno de nuestros grandes retos como socios de la SMAES es seguir luchando, involucrándonos ética y decididamente en la política para coadyuvar a que sigan existiendo los sistemas sociales”.


Explica que estamos en una transición demográfica y epidemiológica donde la población, antes mayoritariamente joven, deja de serlo y la gente adulta transita a la vejez, “por lo tanto esto indica que requieren más servicios de salud; sin embargo, paradójicamente, el gobierno ha intentado reducir el gasto público en salud, justo ahora que más se necesita. Nosotros como sociedad debemos pugnar porque se destine un mayor porcentaje del gasto público en atender el rezago y la equidad en salud y al mismo tiempo comprometernos a hacer mejor nuestra labor”.

Resalta que la SMAES ha tenido mucha influencia en la arquitectura para la salud. “De hecho, la arquitectura pública de las instituciones de salud en México, había sido referente en el diseño y la construcción de inmuebles hospitalarios. El IMSS, por ejemplo, desarrolló una serie de normas que también se establecieron en Centroamérica, Sudamérica e incluso Europa. Sin embargo, esto es algo que tiende a desvanecerse por que las políticas sociales y económicas están cambiando, perdiéndose el trabajo logrado por las instituciones a lo largo de mucho tiempo”.

Resalta que los arquitectos agrupados en la SMAES han diseñado gran parte de las unidades médicas que existen en el país, sin embargo: “La mayor parte de los hospitales del IMSS, ISSSTE y SSA tienen más de 35 años de haberse construido y no han recibido el mejor mantenimiento.

La vigencia de estos temas se trataron en el último congreso SMAES, El Hospital del Futuro, “Reinventando Paradigmas”; se pudo ver que la salud y su atención implican procesos interdisciplinarios donde ahora más que nunca es necesario el compromiso ético de los profesionales y las instituciones involucradas en la materialización de la arquitectura para la salud.

26

Si bien, anteriormente la labor principal consistía en la proyección y construcción de unidades médicas, ahora, el objetivo debe ser su rehabilitación y actualización, en el caso de que no haya presupuesto para construir unidades nuevas”.

Sergio Mejía, finalmente señala el ideal que ha tratado de llevar a cabo en su trayectoria profesional: “Hacer buena arquitectura, sobre todo buena arquitectura social”.


Arq. Luis Antonio

Zapiain Lechuga

Tenemos el reto de mejorar la calidad de nuestro trabajo: Arq. Luis Antonio Zapiain

27

Registrado en la SMAES como el socio número 3, el Arq. Luis Antonio Zapiain ha sido Presidente y Vicepresidente de nuestra asociación, en la que se ha distinguido por su actitud siempre propositiva y participativa. En esta entrevista comparte diversas reflexiones acerca del que hacer arquitectónico en el sector salud y propone algunas ideas que podrían ayudar a mejorarlo.


La mancuerna que dio origen “Fui invitado a participar como socio fundador por el Arq. Alejandro Rebolledo, quien fue el ideólogo de la creación de la SMAES. La consolidación de la fundación fue en el auditorio del Colegio de Arquitectos. En el presídium estaban los arquitectos Alejandro Rebolledo, como Presidente Fundador, y Joaquín Álvarez Ordoñez, en ese momento Director de Obras del Instituto Mexicano del Seguro Social. En el auditorio estábamos algunos de los invitados a participar”.

Recuerda gratamente aquél día en que firmaron el acta constitutiva de la SMAES. “Días después de esa ceremonia en el Colegio de Arquitectos, acudimos a una notaría pública, ubicada en la calle de Baja California de la colonia Roma, donde firmamos el acta fundacional de la SMAES. En ese momento éramos 25 socios fundadores. Creo que ahora ya somos muchísimos. Éramos arquitectos que practicábamos el ejercicio libre de la profesión en materia de salud y funcionarios de dependencias que requerían de esos servicios con quienes hicimos una muy buena mancuerna”. Desde un principio tuvo una activa participación en las reuniones que se llevaban a cabo en el Colegio de Arquitectos en las que se destacaba por su entusiasta aportación de ideas, comentarios y propuestas. “Inicié mi participación como Vicepresidente de la Sociedad y luego lo hice como Presidente. Ahora sigo participando como miembro fundador”.

(de izq. a der.) Antrop. Antonio Zedillo, Arq. Margarita Rodríguez, Arq. Jorge Ortega, Arq. Jaime Latapí y Arq. Luis Antonio Zapiain. Marzo 1992.

28

Arq. José Ma. Gutiérrez, Arq. Sergio Mejía, Arq. Luis Anchetia Ávalos, Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga, Arq. Rodolfo Flores Lara, Arq. Luis Zedillo, Arq. Alejandro Gaytán, entre otros.


Fue el cuarto Presidente de la SMAES, misma que encabezó en el periodo de 1997-1999. “Fui Presidente cuando la Sociedad era aún joven, estaba verde todavía. Nos juntábamos en el Colegio de Arquitectos para discutir los temas y las problemáticas a las que nos enfrentábamos y nos enfocamos a establecer relaciones con diversas instituciones y dependencias que consumen los servicios de los arquitectos que hacemos hospitales. Teníamos estrecha coordinación con el Seguro Social, el ISSSTE y, en menor grado, la Secretaría de Salud”.

Asimismo, resalta que trabajaron con la intención de abrir al mundo a la SMAES con la idea de consolidarla, sobre todo en el aspecto del ingreso a ella. “En aquella época discutí en buenos términos con alguna gente que quería abrir mucho a la Sociedad, cuando mi idea era más bien consolidarla, primero, y luego abrirla. De hecho, una de las cláusulas del acta constitutiva de la Sociedad establecía que los miembros deberían tener, para su ingreso, por lo menos cinco años de experiencia en la materia”. Amplio conocedor del desarrollo que ha tenido nuestra Sociedad en estos primeros 25 años, el Arq. Zapiain considera que ahora uno de los retos que enfrentamos cada uno de los socios de la SMAES es “mejorar la calidad de nuestro trabajo, que finalmente es nuestra imagen ante los consumidores de nuestros servicios, sobre todo ahora que somos más”. Considera que seguramente él no conoce el trabajo de todos los socios de la SMAES y habrá quienes no conocen el suyo, por ello “debemos abrir nuestro trabajo a toda la Sociedad, enseñárnoslo y hablar de lo que hacemos los socios de la SMAES. Las pláticas que llevamos a cabo semanalmente son útiles pero no estamos viendo nuestro trabajo”.

Teoría de la arquitectura para la salud V Congreso Internacional. Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga; Ing. Erick Moreno, Subdirector General de Obras ISSSTE y Arq. Oscar Ávalos Domenzain, Subdirector de Obras y Proyectos ISSSTE; entre otros. Noviembre 1998.

Indica que en su periodo como Presidente le correspondió organizar un par de congresos con “muy buenos resultados, que nos ayudaron al financiamiento de la Sociedad”.

En su opinión, el contexto en el que fue creada la SMAES tiene similitudes con el contexto actual. “La SMAES no influía en la manera como hacíamos nuestro trabajo. Cada uno lo hacía y lo hace a su manera. Si bien no creo que deba haber un control por parte de la Sociedad, sí debería existir una influencia de tipo ideológica. Deberíamos tener una pequeña teoría de la arquitectura de la salud en México y ponerla en práctica, porque todos hacemos arquitectura tan disímbola, que alguna puede ser muy buena, como otra puede ser muy mala, eso no lo sé”. Además, señala que las instituciones no tienen el cuidado de evaluar los proyectos arquitectónicos para saber si han dado los resultados estimados. “Si evaluaran nuestro trabajo podríamos mejorarlo, pero como no nos dicen si lo que estamos haciendo está bien o mal, repetiremos los patrones, dado que casi siempre nos dan poco tiempo para trabajar”

29

“VI Congreso Internacional. Hospital del Futuro”. Noviembre 1999 Inauguración de la exposición Expo – Hospi Construcción. Arq. Luis Enrique López Cardiel; Arq. Luis Antonio Zapiain; Lic. Genaro Borrego, Director General del IMSS y Arq. Mauricio Rivero Borrell, Presidente del Congreso Panamericano de Arquitectos.

En este sentido, el Arq. Antonio Zapiain propone que la SMAES organice diversas reuniones entre especialistas donde “hablemos de arquitectura, que es lo que tenemos que hacer porque es de lo que se trata nuestra Sociedad, para compartir el conocimiento y la experiencia que tenemos y poder desarrollar esa teoría de la arquitectura de salud que necesitamos”.


Arquitectura austera Cree firmemente que la arquitectura hospitalaria debe ser “austera, no lujosa, acorde con la economía del país que cada vez es más delicada, por lo que debemos ser respetuosos con el proyecto y desarrollar edificios útiles, funcionales, duraderos y bellos, porque esa es nuestra obligación como arquitectos”.

Finalmente, aprovecha la ocasión para expresar una felicitación por el 25 aniversario: “Quiero expresar mis mejores parabienes a la SMAES. Con mi crítica o mi oposición a ciertos programas siempre he tratado de contribuir en beneficio de la Sociedad”, puntualiza.

Con relación a las aportaciones y los logros que la SMAES ha alcanzado en este primer cuarto de siglo considera que ha ayudado a visibilizar el quehacer arquitectónico en el sector salud, ya que actualmente “las dependencias ya exigen la participación de arquitectos especializados en la salud”. “También ha contribuido a mejorar nuestro aprendizaje con las pláticas, conferencias y todo el bagaje que hemos recibido, tanto en esta época como cuando estábamos en la sede del Colegio de Arquitectos”. Opina que uno de los principales retos que tiene el ejercicio de la arquitectura en el sector salud es encontrar terrenos propicios para desarrollar hospitales, ya que actualmente los han estado edificando lejos de las poblaciones que ya no son funcionales para el derechohabiente.

30

Como cierre de la entrevista, con humor, comparte una de sus frases favoritas: “La vida es una enfermedad mortal que se contagia sexualmente”.

XV Congreso Internacional. Noviembre 2015. (de izq. a der.) Arq. Luis Antonio Zapiain y Arq. José Turniansky. (atrás) Arq. Daniel Rendón Castrejón.


Arq. Luis Enrique

López Cardiel

La arquitectura para la salud, más allá de lo que sabemos, pretendemos o nos imaginamos: Arq. Luis Enrique López Cardiel

31

Activo participante en el proceso de fundación de nuestra Sociedad, la cual presidió durante el periodo 19992001, el Arq. Luis Enrique López Cardiel comparte su testimonio de esos momentos de formación por el que atravesó la SMAES, así como su visión de los retos a los que actualmente se enfrentan los arquitectos en el sector de la salud.


Acuerdos y credibilidad Recuerda que “la posibilidad de participar en un cuerpo colegiado en el que pudiéramos compartir e intercambiar nuestras experiencias”, fue el principal motivo por el que se animó a participar en los trabajos de fundación de la SMAES, “además de tener la oportunidad de conocer a entrañables personajes arquitectos de la talla de Alberto Castro Montiel, José María “Chema“ Gutiérrez, Luis Zedillo, Guillermo Carrillo Arenas, Enrique García Formenti, Hilario Galguera Torres, Guillermo Ortiz Flores, Rutilo Malacara, Enrique Mejía Rojo y Joaquín Álvarez Ordoñez, entre otros”.

Considera que en ese momento “el contexto en general seguía siendo bueno y por tanto, la práctica del diseño de inmuebles para la para la salud se fundamenta en la visión social sobre la institucional, en la utilitaria sobre la artística o la plástica y en que predominara la función sobre la forma”. Además, estimó como una fortaleza “el que ya existieran en las instituciones tanto profesionales expertos, como políticas de planeación para hacer frente a una amplia demanda y los recursos económicos para reducirla”. Recuerda que en esos primeros momentos el proceso para determinar el liderazgo de la SMAES fue difícil. “La idea era que el primer presidente fuera un arquitecto que no estuviera en funciones dentro de la estructura de las instituciones, por tanto, definir al grupo que encabezara la sociedad no estuvo ajeno a uno que otro jaloneo”. Durante la primera y representativa presidencia del Arq. Alejandro Rebolledo al frente de la SMAES, el Arq. López Cardiel menciona que participo en el grupo de actividades internacionales “encontrando en ello un nicho que me llevó a los mayores niveles de representación gremial, siendo Secretario de Asuntos Internacionales de la FCARM”.

Indica que su participación en esos momentos fundacionales la hizo junto con el Arq. Jorge Ortega Loera, y fue, básicamente, apoyando en las actividades de coordinación con el Notario Público y opinando sobre el contenido de los primeros estatutos. De acuerdo a su visión, el principal obstáculo que tuvieron que enfrentar durante la creación de la SMAES fue la credibilidad de las instituciones: “hacer notar que este grupo no pertenecía al IMSS, ni al ISSSTE y tampoco a la entonces SSA, que era una organización independiente, que tenía objetivos de mejora profesional continua contraria a intereses económicos, políticos y sobre todo, abierta a las diferentes ideologías y maneras del hacer”.

Posteriormente menciona que fue invitado a participar como tesorero durante la presidencia del Arq. Jaime Latapí López, a quien, dice “le aprendí durante la organización del 1er Congreso Internacional el Hospital del Futuro, a ver las cosas de manera integral. Fue en ese evento cuando la SMAES obtuvo su mayor reconocimiento, ya que cubría un espectro más amplio al de solo los hospitales, penetraba en temas de toma de decisión de política pública, más allá de la planeación de la infraestructura y más allá de la atención médica y su cobertura. Fue cuando la SMAES tuvo su mayor exposición en los medios, convirtiéndose en referente nacional e internacional”.

32

Arq. José María Gutiérrez Trujillo, Arq. Alberto Castro Montiel y Arq. Luis Enrique López Cardiel. Septiembre 2000.

(de izq. a der.) Arq. Luis Enrique López Cardiel, Arq. Héctor Manjarrez, Arq. César Mora, Arq. Carmen González y Arq. Alejandro Rebolledo. 5to. Symposium Health Care Design, Instituto Salt, San Diego California, E.U. Septiembre 1992.


Poco tiempo después señala que participo como vicepresidente durante la presidencia del Arq. Luis Zapiain “quien le imprimió a la SMAES un aire empresarial y crítico, de mayor cuestionamiento hacia la normatividad institucional vigente y particularmente para ser reconocida como un cuerpo de elite. Fue la época en que ya se implementaban algunos ejercicios de desconcentración en las decisiones de política pública, de la distribución y flujo de recursos económicos, bajo administraciones que desconocían del tema, generando, no en pocas ocasiones la irresponsabilidad de su dispendio”.

arquitectura como concepto para reencontrar una opción de nuevo involucramiento, para recibir y adoptar el cambio”. Explica que “considerando que no teníamos a nuestro alcance los actuales medios”, el principal logro fue el intercambio de experiencias y la comunicación. “Con ello pudimos implementar un Programa Anual de Superación Profesional (actual Desarrollo Profesional Continuo) que concluía con el Congreso mismo, y que estaba orientado al proceso de Acreditación-Certificación”. Destaca las siguientes publicaciones como medio de comunicación; “un documento mensual desarrollado por los arquitectos Salvador Ibarra, Susana Miranda, Adolfo Merchand, José Luis Ortiz, Pedro Ramos, Fernando Garduño y César Mora, entre otros, denominado Boletín-SMAES, cuyo objetivo específico era difundir y transmitir las actividades destacadas y anunciaba las siguientes relevantes; la publicación, en conjunto con el Arq. Eduardo Langagne, del libro Génesis de la Arquitectura para la Salud y; con la entonces Secretaria de Comunicaciones y Transportes y el Arq. Gilberto Muñoz el libro de Recomendaciones de Accesibilidad para personas con discapacidad”.

Certificación e integración, los retos

Comunicación e intercambio Como Presidente de la SMAES su periodo inicio a finales del año 1999 para terminar en el 2001, significativo lapso que coincidía con el término de un milenio y el inicio de otro. Menciona que “lo anterior fue el motor detonador para no escatimar recursos y para multiplicar esfuerzos, ya que si consideramos una gran línea del tiempo, el cambio de un mileno a otro, solo la han vivido 6 o 7 generaciones en la historia…fue una suerte” remarca. El cambio del milenio le motivo a considerar que ya no se debería continuar haciendo lo mismo, por ello en los documentos de Programas de Actividades de la SMAES para el año 2000 y 2001 menciona “utilizar el término de

Acerca de los futuros de la arquitectura hospitalaria en el mundo y en México, el Arq. López Cardiel explica: “en el mundo existen cuatro tipos de mega tendencias en los

33

Toma de posesión Mesa Directiva SMAES 1999-2001. Arq. Susana Miranda Ruiz (Tesorera), Arq. Luis Enrique López Cardiel (Presidente), Arq. Salvador Rodríguez Salinas (Vicepresidente) y Arq. Salvador Ibarra Palacios (Secretario General). (Atrás) Arq. Víctor Cruz. Diciembre 1999.

Al preguntársele acerca de los retos presentes y futuros de la SMAES, expresa que “como actividad presente, el principal reto es continuar con el proceso de institucionalización de la Certificación de la Especialidad y su complemento de una política de desarrollo profesional continuo (entendiéndose como un intercambio de experiencias). Lo anterior se basa tanto en la actual Ley Reglamentaria del Artículo 5o. Constitucional que señala el que los colegios pueden registrar ante la Dirección General de Profesiones los correspondientes listados de peritos por especialidad, como en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) integrado por los Estados Unidos, Canadá y México, a través del Acuerdo de Reconocimiento Mutuo (ARM), firmado entre los gremios de arquitectos y reconocido por los países respectivos”. Señala “también debemos de considerar y no descartar que existen importantes avances y diálogos constantes relacionados al proyecto de iniciativa de una nueva Ley General de Colegiación y Certificación Obligatorias, lo que implicaría una inminente certificación de los arquitectos especialistas en arquitectura para la salud, por lo tanto, el continuar construyendo la certificación profesional de la especialidad solo está, por un lado apegada y cumpliendo el texto de la ley reglamentaria y al acuerdo de reconocimiento mutuo del TLC y por el otro, adelantarnos a lo que parece es ya una necesidad de cambio impostergable”.


sistemas de atención a la salud y su infraestructura: aquellos países que cuentan con sistemas integrados e inmuebles de adecuada capacidad tecnológica, cuyo objetivo es la promoción a la salud (Canadá, Cuba, Inglaterra, Francia, etc.); países con sistemas fragmentados e inmuebles de amplia capacidad tecnológica, cuyo objetivo es la promoción a la salud (Estados Unidos, Rusia, Alemania, etc.); los países que cuentan con sistemas fragmentarios e inmuebles diversos, cuyo objetivo es la atención de las enfermedades (México, India, países latinoamericanos y algunos asiáticos); y los países que cuentan con sistemas en desarrollo e inmuebles de baja capacidad resolutiva, cuyo objetivo es la atención de las enfermedades (africanos y del Medio Oriente). En este sentido —indica— la arquitectura para atender las enfermedades en México se reorientara cuando exista una mayor integración del sistema de salud, un sistema de salud universal. Es decir, la arquitectura (la efectividad de los inmuebles) se verá favorecida, en términos de optimización, cuando el sistema no solamente genere acciones de beneficios a la demanda, sino que, desde un punto de vista sostenible, sea de mayor aportación al equilibrar las cargas de las tecnologías, la administración y la operación, integrando, armonizando o reduciendo el número de organismos públicos dedicados al mismo objetivo”.

34

Dr. Julio Frenk Mora, Secretario de Salud y Arq. Luis Enrique López Cardiel Agosto 2001.

Con relación a la trascendencia que ha tenido la SMAES en el desarrollo de la arquitectura hospitalaria mexicana, resalta que “algunas autoridades de instituciones públicas han reconocido y siguen reconociendo a la SMAES como un nicho de profesionales que cuentan con la experiencia y el conocimiento para coadyuvar como asesores o consultores a sus responsabilidades. Ello ha llevado a contar con una infraestructura histórica reconocida internacionalmente, sin embargo, recientemente otras tantas autoridades no han permitido su colaboración, creyendo que con la aportación de profesionales sin experiencia pueden alcanzar los mismos niveles de calidad, dando por resultado un detrimento en la arquitectura y por consiguiente en el mismo sistema de salud”. Agrega que “a través de reconocidos profesionales, la influencia de la SMAES se distribuye de una manera indirecta. Sin embargo, los ejercicios de actualización de normas realizados recientemente para el ISSSTE y el IMSS, incluyendo la Magna Exposición celebrada en Bellas Artes en 2014, son casos significativos que pueden representar un avance en la recuperación de nuestra imagen y reposicionamiento institucional”.

Más allá de lo que imaginamos Finalmente, comparte su punto de vista acerca de los retos futuros de la arquitectura hospitalaria en el mundo y en México: “La arquitectura hospitalaria va más allá de lo que los arquitectos sabemos, pretendemos o nos imaginamos. En la actualidad, mundialmente se reconocen, entre otros, dos grandes mega-retos (incluidos en los objetivos del desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas): por un lado, la tarea que se debe de realizar para reducir los rezagos en el cumplimiento de los derechos humanos (en donde se encuentra el derecho a la protección de la salud) y, por el otro, el entender y coadyuvar a la lucha contra el cambio climático (en donde por la contaminación del medio ambiente, la población requiere de una mayor cantidad de servicios de atención medica). En ambos megaretos, la arquitectura de los inmuebles para la salud o para la atención de las enfermedades puede coadyuvar a reducir sus efectos negativos”, asegura.


Arq. Salvador

Rodríguez Salinas

Incorporar a nuevas generaciones de arquitectos, reto de la SMAES: Arq. Salvador Rodríguez Salinas

35

Presidente de la SMAES en el periodo 2001-2003, el Arq. Salvador Rodríguez Salinas recuerda, en esta entrevista, el contexto en el que fue creada nuestra Sociedad, así como analiza el camino recorrido, las enseñanzas y las necesidades actuales.


Un origen rápido, claro y puntual En primer lugar, resalta el carácter pionero de la SMAES: “En Latinoamérica fuimos pioneros como arquitectos especializados en hospitales, inclusive recibimos a arquitectos y médicos de países sudamericanos que vinieron a tomar cursos impartidos por nosotros en las instalaciones del Instituto Mexicano del Seguro Social. El Doctor Gustavo Baz Prada, primer Secretario de Salubridad y Asistencia 1943 – 1946, creó el binomio médico-arquitecto, con la finalidad de que el trabajo en conjunto, vendría a beneficiar la planeación y la operación, así como la construcción, mantenimiento y conservación de todas las unidades hospitalarias del país. La experiencia obtenida al paso del tiempo, nos puso en condiciones de lograr una maestría en el tema de planeación y diseño de hospitales. En ningún otro país latinoamericano tenían estos estudios. Nosotros nos preparamos y compartimos estos conocimientos; aunque caímos en el error de nunca validar académicamente esos conocimientos. Ahora la Organización Mundial de la Salud cuando interviene como jurado en concursos internacionales

pide un diploma que valide ser arquitecto especializado en diseño de hospitales”. Recuerda que fue en la Secretaría de Salud donde coincidió con varios de los socios fundadores de la SMAES. “Yo trabajaba en la Comisión Constructora e Ingeniería Sanitaria de la Secretaría de Salud donde trabajábamos todos los que originamos la SMAES, para posteriormente irnos al IMSS. Después me fui becado a Checoslovaquia (1971-1972) para prepararme en la restauración de ciudades, que es otra de mis especialidades. Regreso y me encuentro que las autoridades no impulsaban la restauración en México; aunque realicé algunas restauraciones en el Centro Histórico y de algunos hospitales catalogados como monumentos. Posteriormente regresé al sector salud, donde estuve a cargo de la remodelación de 25 hospitales en el Distrito Federal”. Cuando iniciaron las reuniones para la creación de la SMAES, él era parte del equipo de trabajo del Seguro Social. “Nuestro jefe era Alberto Castro Montiel y se planteó la idea

36

Firma de acta constitutiva 15 de abril 1991. (de izq. a der.) Arq. Salvador Rodríguez, notario público Lic. Alfredo González, Arq. Alejandro Rebolledo y Arq. Francisco Ortiz.


de crear una sociedad de arquitectos especializados en salud porque veíamos venir una serie de intervenciones privadas y el crecimiento del sector salud, y lo importante sería que tuviésemos ese aval. Ese fue el primer escalón para hacer la Sociedad”. Su participación en la creación de la SMAES fue mediante la aportación de ideas y puntos de vista generados de su experiencia y de la realización de diversos viajes. “Tuve la oportunidad de viajar por parte del Seguro Social a diversas ciudades de los Estados Unidos en donde conocí el funcionamiento de algunos hospitales”, destaca. Respecto al proceso de fundación de esta Sociedad, resalta que fue un proceso “rápido, porque sabíamos lo que queríamos y teníamos mucha voluntad”. Indica que coincidió la total disposición de un grupo de contratistas externos y otro grupo de trabajadores internos del sector salud. “Fue todo muy rápido, claro y puntual”.

(de izq. a der.) Arq. Salvador Rodríguez Salinas , Arq. Humberto Ortega Loera, Arq. Alejandro Rebolledo y Arq. Jaime Latapí.

“Como funcionario del Seguro Social, una de mis funciones fue resguardar el patrimonio artístico del Instituto, por lo que realizamos una propuesta para transformar los espacios públicos de los hospitales en salas de exposición artísticas”.

Preparación y especialización, los retos

Los logros El Arq. Salvador Rodríguez considera que durante su periodo como Presidente de la SMAES en 2001-2003 uno de los principales logros fue “regularizar a la Sociedad ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, porque no teníamos ningún antecedente”. “También dimos a conocer a la SMAES con la exposición ‘Arquitectura Hospitalaria en México’, la cual fue presentada durante tres meses en el Museo Nacional de Arquitectura, ubicado en el Palacio de las Bellas Artes. Así como los trabajos de manera conjunta con la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, con quien organizamos varios cursos de capacitación especializada dirigidos a arquitectos e ingenieros del sector salud”.

Afirma que otro de los retos de la SMAES es involucrar en sus actividades a las nuevas generaciones de arquitectos. “Actualmente son pocos los jóvenes arquitectos especializados en hospitales. Para la alta demanda del sector salud público y privado somos unos cuantos. Creo que las instituciones de enseñanza no le dan la importancia a esta problemática. Me parece que este es el talón de Aquiles de la SMAES”. En este sentido resalta que en Europa, por ejemplo, no existe la especialidad en hospitales. “Allá les enseñan todas las generalidades de la arquitectura, pero no están especializados en la arquitectura hospitalaria”. En su opinión, “actualmente se ha opacado mucho la creatividad”, ya que, explica, “se han repetido proyectos, en los que lo único que cambia son las fachadas pero los interiores siguen siendo los mismos. Debemos recordar

37

(de izq. a der.) Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Enrique López Cardiel, Arq. César Mora, Arq. Luis Antonio Zapiain, Arq. Jaime Latapí, Arq. Salvador Rodríguez Salinas y Arq. Luis Gerardo Soto.

“México es un país de improvisación”, afirma el Arq. Salvador Rodríguez y explica: “Para mí fue importante haber sido Director del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, porque estuve inmerso en la problemática y diversidad de nuestras actividades. Me di cuenta que la improvisación que se hace en el ámbito de la construcción es terrible, desde la vivienda popular hasta edificios con grandes inversiones. También me di cuenta que hay personas que se dicen arquitectos pero no lo son, ya que ostentan títulos falsos. Ahora tenemos el problema de que existen personas que dicen saber de hospitales, pero no es así”.


que cada edificio tiene su propia problemática de localización, clima, orientación, etc., y habría que resolverlo profesionalmente, y sobre todo, tenemos la obligación de mantenernos actualizados técnicamente”. Finalmente, considera que el impacto que ha tenido la SMAES en la arquitectura hospitalaria mexicana “es fundamental, pero está incompleta. No es suficiente porque la SMAES como Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud debería tener representaciones en todo el país, a través de la Federación de Colegios de Arquitectos de México”.

38

Arq. Salvador Rodríguez, entrevista 29 de Septiembre 2015


Arq. Mario Alejandro

Gaytán

Cervantes

La SMAES, garantía de calidad en la arquitectura hospitalaria: Arq. Mario Alejandro Gaytán Cervantes “Cuando hay una tormenta, los pájaros se esconden; las águilas vuelan más alto”: lee en voz alta el Arq. Mario Alejandro Gaytán Cervantes y regala una amplia sonrisa.

39

Antes de ello, quien fungiera como Presidente de la SMAES durante el periodo 2008-2011, había compartido en entrevista las remembranzas de su incorporación a nuestra Sociedad y de cómo ha participado en ella en estos 25 años.


Legado de una tradición En primer lugar, recuerda que la principal motivación que tuvo para integrarse a la SMAES fue la necesidad de contar con un organismo que aglutinara a los arquitectos dedicados a la especialidad de la salud y ser parte de él. Por ello, “Acepté la invitación del Arq. Alejandro Rebolledo, cuando me planteó la necesidad de crear esta Sociedad y al conocer sus propósitos y metas, me integré”. Como parte del contexto en el que surgió la SMAES, identifica varias etapas en la formación de arquitectos dedicados a la especialidad, aún antes de existir la SMAES, “todas de gran calidad”. En la primera de ellas ubica a “los iniciadores”, como José Villagrán García, que desarrollaron los primeros proyectos dentro de un concepto globalizador de atención universal a la salud y la construcción de unidades médicas nacionales, con sus tres principales funciones: la atención médica, la investigación y la enseñanza. Después, “los realizadores” de los primeros grandes hospitales, como Enrique Yáñez de la Fuente, Enrique del Moral, Raúl Cacho, Joaquín Sánchez Hidalgo, etcétera, consolidaron esta concepción. Podríamos señalar una tercera etapa con “los creadores” de unidades médicas, que ante la gran cantidad de obras por realizar, en los tres niveles de atención médica, formaron y fortalecieron grandes estructuras institucionales, para el desarrollo masivo de proyectos, obras y conservación de las unidades médicas en operación.

En esta tercera etapa reconoce a arquitectos como “Alejandro Prieto, José María Gutiérrez Trujillo, Alberto Castro Montiel; la continúan, Guillermo Carrillo, Jaime Latapí y el propio Alejandro Rebolledo, por la parte institucional. En forma externa Enrique García Formentí, Luis Antonio Zapiain, Sergio Mejía, Félix Salas, Jorge Ortega, Luis Zedillo, entre otros muchos”. “Antes de la creación de la SMAES, para enriquecer los cuadros de la especialidad con nuevos y jóvenes arquitectos, se estableció en la Facultad de Arquitectura de la UNAM, la Especialidad en Planeación y Diseño de Edificios para la Salud, con un equipo encabezado por los arquitectos José María Gutiérrez Trujillo, Jaime Latapí López y un servidor”. Con relación al periodo en que fue Presidente de la SMAES, el Arq. Gaytán expresa: “En la época que me correspondió la responsabilidad de la presidencia se logró establecer un trabajo de participación general de los arquitectos de la especialidad, para la actualización permanente del conocimiento profesional, lo que se logró con una participación semanal de más de veinte miembros, en esos programas de trabajo. Ello se ha logrado incrementar, en las presidencias sucesivas, con el interés gremial en el enriquecimiento profesional, por lo que ahora estas “asambleas” semanales han continuado creciendo con el tiempo”.

Con esta estructura se establecieron sistemas nacionales, desde la planeación, investigación, normatividad de espacios, conceptos de proyecto, normas de materiales, equipos, instalaciones, etc., para las propias unidades médicas, así como para los demás géneros de edificios, complementarios de la función de otorgar la salud.

Toma de protesta Mesa Directiva 2008-2011 (de izq. a der.) Arq. Joaquín Sánchez Hidalgo; Arq. Gilberto Muñoz; Arq. Teresita de Jesús Trejo; Arq. Luis Zedillo; Arq. Napoleón Torres; Arq. Daniel Rendón; Arq. Alejandro Gaytán y Arq. Guillermo Enrique Cramer Hemkes, Presidente del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México.

Ética profesional, indispensable

40

V Congreso Internacional. Hospital del Futuro. Noviembre de 1998 (de izq. a der.) Arq. Alejandro Gaytán Cervantes, Arq. Guillermo Carrillo Arena y Arq. Jaime Latapí López.

Por otra parte—añade—, Con la firma, por parte de todos sus miembros, se estableció un Compromiso de la SMAES, que plantea: “Dado que nuestro país; nuestro México, se encuentra ante una crisis económica casi permanente que afecta principalmente a las capas de población más


necesitadas, todas las actividades involucradas en el otorgamiento de servicios a estos grupos de población deben ser analizadas profundamente, a fin de proporcionar el mayor número de satisfactores, con la mejor calidad y con los menores gastos posibles. Proporcionando: 1.- El Mejoramiento de los mecanismos y procedimientos que forman parte de los procesos de realización de una obra, para garantizar la mayor calidad en las resultantes, dentro de una economía inteligente. 2.- Entendemos por calidad en la arquitectura social, la realización de obras que permitan el máximo aprovechamiento de los recursos existentes para su realización; pero sobre todo en su operación. 3.- La arquitectura Institucional para la salud será flexible, para permitir la permanente actualización y crecimiento de sus espacios, e incorporación de nuevos sistemas de atención. Sustentable, pues sin ser más costosa permitirá la máxima utilización de los agentes naturales para su buena operación, incorporando el aprovechamiento de diseños ecológicos y usando energías alternas. Racional, al aprovechar cada espacio que la configura. 4.- No será ostentosa, ya que la imagen que es necesario que muestre la arquitectura para la salud, es la de contener espacios eficientes, seguros y confiables.

El arquitecto especializado en salud, miembro de nuestra Sociedad, procurará estar permanentemente actualizado en los criterios de operación, en la normatividad, en las nuevas tecnologías y técnicas de su especialidad: Su ética evitará las influencias perversas y será valiente, en cuanto a defender sus convicciones profesionales y sociales, al anteponer las necesidades sociales a las personales. Asimismo, entre las diversas actividades, se realizó nuestro Congreso Internacional El Hospital del Futuro, en forma conjunta con la Asociación Mexicana de Hospitales, A.C. ”. El Arq. Gaytán considera que uno de los principales retos que enfrenta la SMAES actualmente es la consolidación de una actitud de “responsabilidad social profesional para realizar en todo momento una arquitectura acorde con las características y necesidades nacionales”. Cree firmemente que ante los constantes avances tecnológicos se debe tener mesura para hacer más eficientes los recursos. “En el mundo, la ciencia y la técnica se encuentran en un crecimiento explosivo, que cada día producen nuevos descubrimientos y, por lo tanto, diferentes procedimientos y equipos médicos indispensables de asimilar. Pero es importante cuidar siempre de no caer en situaciones retorcidas del cambio, sólo por el cambio; percibir lo que es útil dentro de nuestro sistema y continuar

41

Congreso Anual 2011. Hospital Universal: Hospital del Futuro (de izq. a der.) Dr. Francisco Bañuelos Téllez, Presidente de la Asociación Mexicana de Hospitales (AMH); Dr. José Ángel Córdoba Villalobos, Secretario de Salud; Dra. Maki Ortiz, Subsecretaria de Innovación y Calidad; Arq. Alejandro Gaytán y Arq. Teresita de Jesús Trejo.


usándolo, acorde con nuestras necesidades y características económicas y sociales”.

La salud como derecho básico Piensa que en nuestro país necesitamos desarrollar “un verdadero Sistema Nacional de Salud, en el que todos los mexicanos estén inscritos y en formas no onerosas tengan acceso a los tres niveles de atención a la salud, tanto en la medicina preventiva como en la curativa y la de rehabilitación”.

permitido garantizar un mínimo de calidad en el desarrollo de los proyectos, construcciones y conservación de las unidades médicas”. Finalmente, opina que la arquitectura hospitalaria mundial y nacional enfrenta el reto de “ver la atención a la salud, antes que otra cosa, como un servicio que debe ser proporcionado a todos los seres humanos del orbe. En ello, México tendrá que ser parte importante, utilizando las experiencias y las capacidades del gran capital humano con que se cuenta y por supuesto las experiencias adquiridas por los miembros de la SMAES”.

“Lo importante –agrega– es dar una misma atención a todos los habitantes de nuestro país, sin convertirlo en un sistema oneroso, evitando el exceso de burocratismo, para que esto no resulte una carga excesiva para el Estado. Es necesario racionalizar los recursos y establecer, regionalmente sistemas de atención a la salud, únicos, para que no se dupliquen los servicios administrativos y la atención se otorgue racionalmente; esto es, evitar las duplicaciones en las instalaciones, la subutilización y los excesos”. Además, cree conveniente la implantación de una atención social, “donde se integren la salud, la educación y el trabajo, así como la habitación, como sucede en las sociedades desarrolladas, no como en otras donde se anteponen las ganancias del capital a todo lo demás”.

42

Con relación a la influencia que la SMAES ha tenido en el desarrollo de la arquitectura hospitalaria, cree que ésta “ha

Arq. Alejandro Gaytán Cervantes. VI Congreso Internacional. Noviembre 1999


Arq. Francisco Javier

Ortiz Islas Allende

“La arquitectura es el reflejo del amor y el espíritu que pone el ser humano con su alma”: Francisco Javier Ortiz Islas Allende, presidente SMAES 2016-2018

43

Hombre que lleva la arquitectura en las venas, su padre fue el Arq. Guillermo Ortiz Flores, miembro de la primera generación de la Especialidad de Planeación y Diseño de Unidades Médicas para la Salud, impartida por la Facultad de Arquitectura de la UNAM, socio fundador y activo colaborador de nuestra Sociedad, el Arq. Francisco Javier Ortiz Islas Allende comparte su punto de vista acerca de la fundación, el desarrollo y el futuro de la SMAES.


Primera generación de especialistas Acerca de sus motivaciones para participar en la creación de la SMAES, recuerda que entre 1989 y 1990 cursó la Especialidad de Planeación y Diseño de Unidades Médicas para la Salud, en la Unidad de Posgrado de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, por recomendación de su padre, ya que en esa época surgió el rumor de que los jóvenes arquitectos no podrían tener la oportunidad de hacer proyectos para el IMSS u otra institución de salud a menos que cursaran esa especialidad. “Me encantó cursar esa especialidad, ya que tuve como profesores a gente sumamente brillante, entre ellos mi padre, el Arq. Alberto Castro Montiel, el Arq. Chema Gutiérrez, el Arq. Jaime Latapí, el Ing. Ortiz Monasterio, entre otros”, recuerda con entusiasmo. Resalta que al finalizar la especialidad, en 1991, con varios de sus compañeros de esa primera generación consideraron crear una Sociedad de Arquitectos con la Especialidad en Planeación y Diseño de Unidades Médicas para la Salud, ya que eran los únicos con un título universitario de especialidad reconocido por la Secretaría de Educación Pública, a través de la Dirección General de Profesiones. “Esta idea se la comenté a mi padre ya que él y otros especialistas habían hecho una asociación de arquitectos y especialistas en arquitectura para la salud en los años setenta, y me alentó a hacerlo”.

Firma de acta constitutiva. Abril 15 de 1991 Arq. Francisco Ortiz, Lic. Alfredo González (Notario Público), Arq. Alejandro Rebolledo.

44

Comenta que, por otro lado, un grupo de arquitectos con gran experiencia en hospitales en esa misma época había decidido crear una asociación de arquitectos dedicados profesionalmente a la arquitectura de la salud en nuestro país. “Este grupo estaba encabezado por los arquitectos Jaime Latapí López, Alejandro Rebolledo Zenteno, Luis Zapiain, José María Gutiérrez Trujillo, Félix Salas y muchos otros más”.

Al conocer los similares planes de ese grupo de arquitectos con amplia experiencia en el desarrollo de la infraestructura hospitalaria, “decidimos sumar esfuerzos y conformar una Sociedad fuerte con gente muy experimentada y jóvenes entusiastas que ya contábamos con un grado académico de Especialidad en Planeación y Diseño de Unidades Médicas para la Salud. Así surgió la SMAES”. Recuerda que cuando se inició la formación de la SMAES él se desempeñaba como Director General de Proyectos de la Coordinación General de Obras de la Secretaría de Salud y el Coordinador General de esta dependencia era el Arq. José María Gutiérrez Trujillo, quien le expresó su interés de impulsar a las nuevas generaciones de arquitectos que quisieran dedicarse al desarrollo de la infraestructura para la salud, por lo que se le dio oportunidad a varios despachos de jóvenes arquitectos, mismos que se integraron a la SMAES luego de su fundación. “Yo participé como parte de los jóvenes arquitectos que deseaban desarrollarse en el campo de la arquitectura hospitalaria y defendí que tuvieran pase directo a la SMAES quienes hubiesen cursado la Especialidad en Planeación y Diseño de Unidades Médicas para la Salud. Al final logramos que así se estableciera en los estatutos y el acta constitutiva de la Sociedad”. En su opinión, un obstáculo a vencer en aquella época de la creación de la SMAES fue que se aceptara la inclusión de jóvenes arquitectos dedicados a la arquitectura para la salud y a los egresados de la Especialidad de Planeación y Diseño de Unidades Médicas para la Salud. “Parece mentira, pero los mismos arquitectos que crearon la especialidad para que se enseñara a las nuevas generaciones eran los que ponían más trabas para ingresar a los jóvenes, sin embargo había otro grupo que quería que surgieran nuevas generaciones especializadas con nuevos bríos; dentro de los arquitectos que siempre han estado a favor de las nuevas generaciones figuran desde mi punto de vista los arquitectos José María Gutiérrez Trujillo, Guillermo Ortiz Flores, Alejandro Gaytán, Alberto Castro Montiel, entre varios más, y mi persona”. Como anécdota de aquellos tiempos de la fundación de la SMAES recuerda las reuniones que tuvo “con los arquitectos de la vieja guardia para convencerlos de que los jóvenes teníamos los mismos derechos de participar en la sociedad y como ejemplo les decía que yo encabezaba la dirección de proyectos de la Secretaría de Salud”.

Los logros Al preguntársele acerca de los principales logros que la SMAES alcanzó durante el tiempo en el que él participó en el Consejo Directivo, el Arq. Francisco Ortiz indica que “primeramente


fue crear y consolidar en los primeros dos años una sociedad de arquitectos especializada, que le correspondió encabezar al Arq. Alejandro Rebolledo Zenteno, como nuestro primer presidente, y al Arq. Jaime Latapí López, como primer vicepresidente y que posteriormente fue nuestro segundo presidente. Para mí también destaca la relación estrecha que había de la SMAES con las instituciones de salud: SSA, IMSS e ISSSTE, ya que en esa época todas las direcciones de proyectos de las diferentes instituciones de salud y otros puestos directivos de mayor y menor rango eran encabezadas por socios fundadores y miembros de la SMAES, lo que le dio una gran oportunidad para consolidarse como una sociedad prestigiada, tanto para las instituciones de salud como para el CAM-SAM y la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana. Desgraciadamente este impulso se ha ido desvaneciendo con el tiempo”.

Opina que también “se debe hacer y tener el oficio de la política para poder impulsar que en los puestos directivos y de toma de decisiones en las instituciones de salud se ubique gente experimentada y capacitada en la planeación y el desarrollo de la infraestructura para la salud, tal y como era cuando fundamos la SMAES, cuando los puestos más altos en todas las instituciones de salud en las direcciones de proyectos los encabezaban miembros de nuestra SMAES”.

“Otra acción relevante —resalta— fue que por primera vez se pensó en impulsar a la Sociedad y a sus miembros creando lo que denominamos El Congreso del Hospital del Futuro, donde queríamos proyectar lo que se tendría que ver a futuro del desarrollo de la infraestructura hospitalaria, la medicina y el equipamiento. Con este primer congreso nos posicionamos en el mapa de nuestro país y en algunos países de América del Norte, Centro América y Sudamérica. Fue un éxito y es tan importante que se han desarrollado varios congresos a través de los años y actualmente todavía los seguimos haciendo y desarrollando en la SMAES”.

“Y sobre todo —agrega— el gran reto es renovarse y promover que nuestra Sociedad crezca con más miembros especializados, que nos empoderemos y promovamos fuertemente la participación de los asociados en la realización de los planes, proyectos y construcción de la infraestructura hospitalaria actual y futura; y que no nos quedemos cada vez más relegados a un segundo o tercer término por parte de las constructoras o los consorcios que desarrollan los hospitales y clínicas en el país. Ese para mí es el gran reto”.

Además, cree importante “volver a estar con un lugar y una presencia importante a nivel nacional a través de la Federación de Colegios de la República Mexicana (FCARM), ya que la SMAES nació con la idea de ser de la República Mexicana, no sólo de la Ciudad de México ni del CAM-SAM. De hecho, en los primeros años llegamos a ser como 150 socios, muchos de ellos de diversos Estados de la República”.

Los resultados Al preguntársele qué influencia ha tenido la SMAES en el desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria mexicana, el Arq. Ortiz Islas Allende expresa: “Desde mi punto de vista y de acuerdo con mis vivencias, los arquitectos que participaron en sus inicios en la SMAES fueron quienes desarrollaron toda la infraestructura hospitalaria desde 1960 a 1990; ellos mismos siguieron desarrollando proyectos entre 1990 y 2015”.

Los retos Con relación a los retos que enfrenta la SMAES a mediano y largo plazo, considera que el más importante es “volver a posicionarse dentro de las instituciones del sector salud como la SSA, IMSS, ISSSTE, fuerzas armadas e iniciativa privada, como una sociedad participativa, pensante y que aporte al sector salud sus conocimientos y experiencias”.

Considera que en la actualidad, “como decían los políticos de antaño, ‘la caballada esta flaca’, ya que desde el inicio de la década de los años 2000 a la fecha existe un gran número de arquitectos no afiliados a la SMAES que han desarrollado proyectos de unidades médicas en toda la república

45

Academia Nacional de Medicina, Noviembre 2013. Congreso Internacional “Hospital del Futuro”. Arq. Francisco Ortiz, “Coordinador de Ciudades Saludables”.

“Podría decirse —abunda— que los miembros que han pertenecido a la SMAES a través de su existencia han contribuido en la planeación, el desarrollo y el diseño del 60 o 70% de toda la infraestructura hospitalaria pública que existe en el país. Creo que ni nosotros mismos nos hemos dado cuenta de la importancia de lo que hemos hecho y mucho menos, me atrevo a decir; que lo hayamos valorado, sin embargo pienso que no habría hospitales si no es gracias a los médicos y muchos otros profesionistas, pero sin los arquitectos hospitalarios no habría nada”.


mexicana. Creo que a través del tiempo perdimos la fuerza que se tenía en otra época. Actualmente son pocos y contados los miembros que encabezan y desarrollan grandes hospitales, aunque existen muchos nuevos miembros que inician con un gran esfuerzo, sin embargo las oportunidades no se dan tan fácil, además de que hemos perdido el control del desarrollo de los proyectos y diseños, los cuales ahora los realizan las constructoras grandes y, si bien nos va, nos toman en cuenta y nos contratan”.

Museo de la Arquitectura del Palacio Nacional de Bellas Artes, Noviembre 2013. Exposición “Más Arquitectura Más Salud”. Arq. Francisco Ortiz y Leticia Enriqueta Ortiz Godínez.

El futuro Luego de expresar que vivimos una etapa de grandes cambios en todos los aspectos médicos, “lo que afectará la concepción y el desarrollo de la infraestructura hospitalaria en el mundo y en nuestro país”, el Arq. Ortiz opina que el desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria en nuestro país y en el mundo está en crisis, “debido al cambio dramático de la morbilidad y la expectativa de vida del ser humano, lo que ha hecho surgir como un mal terrible a las enfermedades crónico-degenerativas en las cuales el proceso de curación y tratamiento es de varios años con unos costos altísimos y sin recursos económicos para solventarlos, además en nuestro

país ocupamos el primer lugar de obesidad infantil a nivel mundial, lo que a mediano plazo será el detonante y factor de riesgo de varias enfermedades”. Por otra parte, considera que en los países desarrollados se está trabajando en la alta investigación para desarrollar nuevas tecnologías en varias áreas de la medicina preventiva. “El genoma humano y otras nuevas disciplinas han venido a revolucionar cómo se tratará la enfermedad; por ejemplo, algunos países toman muy en serio el tema de las ciudades saludables, que es un concepto de salud integral total, mientras que en otros países están viendo la manera de regenerar órganos o fabricarlos. Todo lo relacionado con la manipulación genética hará cambios radicales en los tratamientos médicos y de las enfermedades, la medicina robótica, la nanotecnología, etcétera”. Resalta que los retos son “muchos y gigantes”, ya que tenemos en México una infraestructura hospitalaria de 10, 20, 30, 40 y 50 años, “las nuevas tecnologías y los procedimientos médicos van en una carrera vertiginosa y la infraestructura y nosotros los arquitectos hospitalarios nos hemos quedado atrás. Los arquitectos tenemos en nuestras manos el futuro del desarrollo de las unidades médicas y hospitalarias nuevas con características muy diferentes y la modernización de la infraestructura existente y obsoleta. El reto será buscar los mecanismos y modos para participar en todo el nuevo desarrollo hospitalario que obedecerá a las nuevas técnicas médicas, tecnologías de tratamiento y prevención de la enfermedad”. Firme creyente de que “la arquitectura es el reflejo del amor y el espíritu que pone el ser humano con su alma”, el Arq. Francisco Ortiz finalmente expresa una certeza: “Tenemos que ponernos al día y ver hacia el futuro, si no lo hacemos a partir de ahorita estaremos muertos en vida”.

46

Toma de Protesta Consejo Directivo 2016-2018, 31 de marzo 2016. (de izq. a Der.) Arq. Fernando Garduño, Arq. Ramiro Ortiz, Arq. Adriana García, Arq. Briseyda Reséndiz, Arq. Francisco Ortiz, Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Salvador Ibarra, Arq. Eduardo Muñoz, Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada, Arq. Julio Escandón. (Atrás) Arq. Susana Miranda y Arq. Félix Salas.


Arq. Rubén

Arreola Campero

Actualización constante, reto de la arquitectura de la salud: Arq. Rubén Arreola Campero

47

Entrevistado en su domicilio, el Arq. Rubén Arreola, con una amplia sonrisa, comenta, de entrada, que él fue uno de los cinco personajes que firmaron el acta constitutiva de la Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud (SMAES). “La idea de formar una Sociedad surgió de una plática que tuvimos ‘entre cuates’ el Arq. Rebolledo y yo. Después de 25 años de proyectar y construir hospitales decidimos formar la Sociedad para continuar la labor efectuada hasta esa fecha”.


Siempre sonriente durante la entrevista, recuerda que por aquellas fechas de la fundación de la SMAES, él ya tenía 25 años trabajando en el sector salud, en específico en el IMSS, y por las características de su actividad laboral prácticamente pasaba la mayor parte del tiempo fuera del Valle de México,

por tal motivo le fue difícil participar activamente en las reuniones de la Sociedad. No obstante —indica— pudo participar “coadyuvando en la creación de los puntos o bases/artículos que debían contener los estatutos”.

Firma de acta constitutiva. Abril 15 de 1991 Arq. Rubén Arreola, Lic. Alfredo González (Notario Público), Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Francisco Ortiz y Arq. Jaime Latapí.

Con relación a los retos presentes y futuros de la SMAES, el Arq. Arreola indica que el principal es “actualizarse constantemente de acuerdo con los avances médicos y el desarrollo de servicios y normatividades”.

Resalta que en realidad fueron nulos los obstáculos que enfrentaron para la creación de la SMAES, sobre todo por la entusiasta participación de sus colegas.

Ante el vertiginoso avance tecnológico actual, considera que la arquitectura hospitalaria tendrá que desarrollarse “de acuerdo con los avances médicos”.

Asimismo, destaca que el principal logro alcanzado durante la primera gestión de la SMAES fue “reafirmar los criterios del proyecto”.

Respecto a la influencia que ha tenido nuestra Sociedad en el desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria mexicana, el Arq. Rubén Arreola Campero indica que “la SMAES ha contribuido a bajar mejores proyectos”.

48

Con relación al contexto de la arquitectura hospitalaria en la época del surgimiento de la SMAES, el Arq. Arreola indica que el desarrollo de “los proyectos y las normas técnicas hospitalarias se basaban en los instituidos por el IMSS”.


Con relación a los retos futuros que enfrenta la arquitectura hospitalaria en el mundo y en México, nuestro entrevistado considera que “debido al crecimiento de la población es necesario proyectar y construir hospitales más oportunamente”. Finalmente, el Arq. Rubén Arreola Campero felicita a cada integrante de nuestra Sociedad “por los 25 años de la SMAES y al equipo que llevó a cabo las memorias”.

Entrega de diploma de Socio Fundador. Enero 1992 (de izq. a der.) Arq. Mauricio Rivero Borrell, Arq. Rubén Arreola y Arq. Alejandro Rebolledo.

49

Congreso Internacional “Hospital del Futuro” (de izq. a der.) Arq. José Luis Ortiz, Arq. Luis Enrique Méndez, Arq. Armando Ajuria, Arq. Rubén Arreola, Arq. Alejandro Gaytán, Ing. Enrique Zambrano, Arq. Leopoldo Encizo, Arq. Roberto Ávila, Arq. Adolfo Merchand, Arq. Federico Merchand, Arq. J. Manuel Villanueva, Arq. Oscar Benítez, entre otros.


50

(de izq. a der.) Arq. Rubén Arreola Campero, Arq. Enrique Mejía Rojo y Arq. Hilario Galguera II Congreso “Hospital del Futuro”. Diciembre 1995.


Arq. Enrique

García Formentí

Gómez

Para hacer el proyecto de un hospital, se requiere un programa médico arquitectónico y un despacho de arquitectura.

51

Merecedor del Premio Nacional de Arquitectura en 2013, socio fundador de la SMAES, el Arq. Enrique García Formentí comparte sus remembranzas del inicio de nuestra sociedad, así como sus posturas con relación al ejercicio de la Arquitectura Hospitalaria en México.


Una Organización Natural. Considera que la SMAES surgió en un momento histórico en el que existía una gran cantidad de proyectos relacionados con la salud en México, por lo que era importante que los arquitectos que participaban en ellos pudieran unirse para intercambiar experiencias y conocimientos. “Cuando surgió la idea de conformar la sociedad nos entusiasmamos todos porque nos pareció sumamente conveniente”. Resalta que el grupo de arquitectos que trabajan en el área de hospitales siempre ha sido cercano y unido, sobre todo en aquella época cuando eran menos. “Creo que todos quienes participamos en la fundación de la SMAES éramos amigos. Organizarnos fue sencillo, ya que había coincidencia absoluta. Además era un momento bueno para el país, porque existía honestidad, limpieza, ética, por lo que era más fácil organizarse gremialmente”. Considera que en realidad no existía una necesidad de organizarse a través de la SMAES, sino que pensó que unidos podrían prepararse y avanzar. “La arquitectura siempre ha sido una profesión de servicio y es nuestra obligación ser más eficientes y conocedores de nuestro trabajo, y creímos que organizándonos lograríamos estar más informados todos y podríamos ofrecer mejores resultados”.

Era tal la cercanía entre el grupo de fundadores de la SMAES que en realidad no hubo obstáculos. Así lo recuerda el Arq. García Formentí: “No había contraparte, estábamos todos, no habían los de adentro y los de afuera, todos teníamos una finalidad común, mejorar los resultados, fue cómodo. Todo lo hicimos juntos con el objetivo de ser mejores, por eso no hubo obstáculos.

El Antecedente. El Arq. García Formentí ubica a finales de la década de los 60 del siglo pasado un primer antecedente de la SMAES. “En 1969, el Instituto Mexicano del Seguro Social organizo en el Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social el primer curso de especialización sobre Planeación y Diseño de Unidades Médicas. Cerca de una veintena de arquitectos tomamos ese curso diariamente, lo que nos unió mucho. Creo que 80 por ciento de los arquitectos que cursamos esa especialización participó en la creación de la SMAES”. Recuerda y reconoce a los maestros de esa especialización, entre quienes menciona a Alberto Castro Montiel, Guillermo Ortiz Flores, Carlos Villaseñor, Luis Zedillo, José María Gutiérrez, Cesar Lechuga, Rodolfo de Mucha, entre otros. Ellos se dieron cuenta que se avecinaba una gran demanda de arquitectos especializados y sembraron la primer semilla de lo que ahora conocemos como la SMAES.

52

Arq. Carlos Bejan, Arq. Héctor Acevedo, Arq. Enrique García Formentí, Arq. Luis Enrique Méndez, Arq. Alberto Castro Montiel, Arq. Jorge Ortega Loera, entre otros.


Unidad y Conocimiento. Con relación a los logros que la SMAES ha alcanzado a lo largo de su existencia, considera que “uno de los más importantes es haber podido crear una sociedad prestigiada que ha ayudado mucho a reunir a los arquitectos que desarrollan esta especialidad. También ha fomentado el conocimiento y, lo que quizá es más importante, ha logrado magníficas relaciones humanas entre todos sus miembros”.

“Lo anterior –a decir del entrevistado– lleva a la idea de que para hacer un hospital no se requiere ser especialista en hospitales sino un buen arquitecto. El ejemplo del Programa Nacional de Salud es la confirmación de esta idea, ya que en ese momento no existía un grupo especializado que diseñara hospitales, sino que los mejores arquitectos participaron en ello. Sus obras siguen ahí y fueron ejemplares, lo que demostró que con ser un buen arquitecto se puede diseñar un hospital si se tiene la información suficiente”. Considera que ante los vertiginosos avances médicos, el arquitecto debe diseñar con flexibilidad. “La tecnología médica cambia a una velocidad enorme, de tal manera que incluso cuando se inicia el diseño de un hospital puede ser que al finalizarlo algún equipo médico ya sea obsoleto, por lo que se debe corregir el diseño, por ello, ahora es necesario pensar en espacios flexibles para adaptarlos a las posibles modificaciones que deban hacerse, pero no sólo los espacios sino también los apoyos de equipamiento como subestaciones eléctricas y el relacionado con el consumo de energía, porque es lo que más varía”.

V Congreso Internacional. Noviembre 1998. (de izq. a der.) Arq. Enrique García Formentí y Arq. Guillermo Carrillo Arena.

Entre los principales retos que enfrenta la SMAES identifica la necesidad de tener más control y cuidado sobre su funcionamiento. “No conozco los nuevos estatutos, pero espero que logren crear un marco más institucional que no dependa tanto de quienes ocupen la Mesa Directiva. Por ejemplo, existen posiciones radicales en cuanto a cómo admitir nuevos miembros y también las hay muy flexibles, lo que ocasiona que no exista una política definida acerca de los criterios de admisión a la SMAES”.

Buenos Arquitectos. Para el Arq. García Formentí México siempre se ha caracterizado por una buena arquitectura hospitalaria. “De hecho, es de los primeros temas que toca la arquitectura moderna en México. Los grandes teóricos de la arquitectura moderna en nuestro país casualmente se dedicaban a hacer hospitales. Existe una etapa en la Historia de México en la que se desarrolló el Programa Nacional de Salud con participación de los mejores arquitectos del país haciendo hospitales”.

Entrega de diploma de Socio Fundador. Enero 1992. (de izq. a der.) Arq. Mauricio Rivero Borrell, Arq. Ramón Pruneda Padilla, Arq. Enrique García Formentí y Arq. Alejandro Rebolledo

En su opinión, la SMAES ha tenido una muy importante influencia en el desarrollo de la arquitectura hospitalaria en México, ya que agrupa a los arquitectos que han hecho buena parte de la infraestructura hospitalaria del país. “Sin la SMAES el desarrollo de la arquitectura de hospitales hubiese sido más conflictiva, ya que pertenecer a un grupo hace que todo sea más sencillo, que exista un respeto natural entre sus miembros”.

53

En su opinión el proceso de certificación que está por iniciar la SMAES debería aplicarse antes de que los socios ingresen a la sociedad, para que ya siendo miembros estén certificados.


Respecto a los retos de la arquitectura especializada en el Sector Salud en México, considera que son muchos. “Un reto importante es lograr hacer que las autoridades y los organismos que promueven la construcción de unidades médicas entiendan la importancia de la arquitectura y se den cuenta que es algo serio y no crean que pueden imponer a gente que no conozca de arquitectura y sus características, es decir que se den cuenta del costo de un hospital, el bajo porcentaje que representa el costo del proyecto y la gran importancia que tiene. Hay que asignar tiempos correctos para el proyecto y la construcción”. Indica que la SMAES puede colaborar en esta toma de conciencia y conocimiento, siendo más influyente e incidente. “Está pasando que en muchos institutos federales y estatales las áreas correspondientes a la construcción de hospitales no son dirigidas por arquitectos sino por abogados o administradores que no cuentan con la preparación para entender la importancia de la arquitectura. La SMAES puede influir para que esos cargos sean ocupados por arquitectos que cuenten con los conocimientos necesarios, aunque no sean miembros de la asociación”.

54

Finalmente, expresa que la arquitectura es una profesión de servicio “y todo lo que hagamos debe ser para beneficiar a la gente. Trabajar en esta rama de la arquitectura es un privilegio porque permite ayudar a los necesitados”.

Congreso Internacional. Hospital del Futuro. Arq. Enrique García Formentí Gómez


Arq. José María

Gutiérrez

Trujillo

El Arq. José María Gutiérrez Trujillo y la virtud de vivir sumando. 1er Presidente de la Junta de Honor.

55

La luz del mediodía se cuela por diversos espacios dentro de esa agradable estancia. Una pacífica atmósfera impera en toda la casa. Con la parsimonia que le dictan sus 92 años, toma con ambas manos el álbum fotográfico en el que se resguardan 25 años de recuerdos de la SMAES y que ese día se le compartió para convocar a la memoria. Se ajusta las gafas, mira las imágenes con detenimiento, alguna sonrisa se le escapa al reconocer aquellos rostros familiares. “¡Muy buen archivo!”, exclama emocionado.


Él es el Arq. José María Gutiérrez Trujillo, quien en entrevista realizada en su hogar comparte su sabiduría, sus recuerdos, su siempre buena estrella para celebrar, mediante la memoria, los primeros 25 años de nuestra Sociedad.

Los primeros esfuerzos El Arq. “Chema” Gutiérrez, así llamado cariñosamente, trabajó 37 años en el IMSS, institución que lo envió a Houston para aprender sobre el diseño de hospitales y en donde desempeñó los siguientes cargos: Subjefe de Proyectos y Construcciones; Jefe de Conservación; Jefe de Construcción; Coordinador General del Programa IMSS–COPLAMAR, y Subdirector General de Obras y Patrimonio Inmobiliario. Fue Jefe de Desarrollo Urbano y Vivienda en el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT). Posteriormente fue Subdirector General del Instituto Nacional para el Desarrollo de la Comunidad y de la Vivienda Popular (INDECO) y Director General del Centro para el Desarrollo de la Infraestructura en Salud, así como Director General de Obras y Servicios Generales de la UNAM y Subdirector General de Programas del Instituto de Vivienda del Distrito Federal. Él es el hombre con mayor experiencia en el ámbito arquitectónico especializado en la salud que existe en nuestro país, ha sido Presidente de la Junta de Honor de la SMAES durante cuatro periodos y siempre ha significado un gran apoyo para todos los consejos directivos que nos han presidido.

Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, el Arq. Gutiérrez recuerda que fue el Arq. Alejandro Prieto quien desde el IMSS empezó a desarrollar una estructura en el ámbito institucional para el desarrollo de la arquitectura hospitalaria. “El Arq. Prieto encabezó la idea de desarrollar normas técnicas para diseñar y edificar hospitales, junto con el Arq. Joaquín Sánchez Hidalgo. Ellos fueron realmente los iniciadores. Quien empezó a estructurarlo fue el Arq. Alejandro Prieto”. Explica que ellos fueron de los primeros arquitectos que comenzaron a trabajar en hospitales y desarrollaron las normas. “En esa época comenzaron a desarrollarse muchos programas de construcción de hospitales y la mayoría de los arquitectos no estaban preparados para ello, sólo unos cuantos. Alejandro Prieto los encabezó y así empezaron a desarrollarse las normas técnicas para que los arquitectos pudieran diseñar y especificar qué debería tener un laboratorio, por ejemplo, o cómo debía ser la estructura general de los hospitales, como son los servicios de consulta externa, de hospitalización y los intermedios”. El Arq. Gutiérrez, también galardonado en 1999 con el Premio a la Participación Gremial por el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, destaca la presencia del Arq. Enrique Yañez quien diseñó el Centro Médico Nacional La Raza, mismo que fue el primero en México en ser edificado con las normas técnicas desarrolladas en el IMSS. “El primer arquitecto que comenzó a hacer un hospital con todas las reglas fue Enrique Yañez”, resalta. Asimismo, reconoce en la persona del Arq. Jaime Latapí una labor de suma importancia. “El Arq. Latapí fue muy importante, ya que fue el primero que pensó en el SMAES. Fue gran promotor de la Sociedad”.

Reunión de Consejo Directivo (de izq. a der.) Arq. Luis Antonio Zapiain, Arq. Luis Zedillo, Arq. José María Gutiérrez.

Evento del Colegio de Arquitectos (de izq. a der.) Arq. Jaime Latapí, Arq. José María Gutiérrez, Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Juan Enrique Mejía Rojo, entre otros.

56

Merecedor del Premio Nacional de Arquitectura en 1999, otorgado por el Gobierno de la República e instituido por la


Presidente del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, de la Federación de Colegios de Arquitectos de la Republica Mexicana (FCARM) y de la Academia Nacional de Arquitectura, entre otras asociaciones, recuerda que había mucho entusiasmo con la fundación de la SMAES, ya que el Seguro Social inició la construcción de hospitales en la república mexicana y se contrataron muchos arquitectos para ello.

La vida, como la bicicleta

También ganador del Premio Nacional de Vivienda al Programa de Mejoramiento de Vivienda en 2002, el Arq. Gutiérrez Trujillo considera que la SMAES ha tenido una influencia “muy importante en la preparación de los arquitectos, en la creación y afinación de las normas técnicas”.

En este sentido, recuerda una frase por él dicha en varios momentos de su vida profesional, con la que explica la imperiosa necesidad que tiene el arquitecto de actualizar sus conocimientos: “Debemos seguir, porque la vida es como la bicicleta: si dejas de pedalear te caes”.

En su opinión, “la arquitectura va de la mano con el desarrollo de la medicina, misma que ha avanzado de tal forma que la hospitalización se ha reducido a lo mínimo. Antes existía un número importante de camas de hospital. Actualmente la atención médica se hace, sobre todo, en consulta externa”.

En su opinión, el arquitecto debe estar actualizado y saber cuáles son las causas que generan las enfermedades, muchas de esas causas están relacionadas con la ciudad, la calle, el medio ambiente. “Es importante el mejoramiento ambiental como una manera de mejorar la salud. Por eso es importante el programa Ciudad Saludable”.

Cabe recordar que en 2014, al Arq. José María Gutiérrez se le rindió un homenaje en el Palacio de Bellas Artes denominado Vivir Sumando: Una vida profesional, gremial y académica, por parte del Instituto Nacional de Bellas Artes, el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México, la

57

Inauguración Exposición, 1er. Semana de Salud 1992. (de izq. a der.) Estela Herrera, Yolanda Campero Gutiérrez, Arq. José María Gutiérrez, Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Teresa Ortiz, entre otros.


Sociedad de Arquitectos Mexicanos, la Academia Nacional de Arquitectura, la Federación Nacional de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional. En honor al Arq. José María Gutiérrez, la SMAES otorga una medalla con su nombre a los socios Eméritos a partir del periodo 2012-2014, en la Presidencia del Arq. César Mora. Hombre siempre modesto y sensato, el Arq. José María Gutiérrez, con relación a ese tipo de reconocimientos y homenajes, considera que “la alabanza es como el incienso: huele bien, pero tizna al santo”.

58

Votaciones elección Presidente SMAES. Arq. José María Gutiérrez, (al fondo de izq. a der.) Arq. Francisco Rueda, Arq. Salvador Rodríguez y Arq. Héctor Pimentel.


Arq. Enrique

Mejía

Rojo

Mantener su vigencia, principal reto de la SMAES: Arq. Enrique Mejía Rojo

59

Hombre de hablar directo y sin tapujos, con una visión crítica del trabajo arquitectónico en el sector salud, el Arq. Enrique Mejía Rojo comparte sus recuerdos de los momentos iniciales de nuestra Sociedad, así como su punto de vista acerca del desarrollo de la SMAES en este su primer cuarto de siglo.


La historia Con relación a cómo llegó a la SMAES y cuál fue su participación inicial, el Arq. Mejía Rojo indica: “Fui invitado por el Arq. Alejandro Rebolledo que en aquella época era mi jefe. Él era Director de Proyectos del IMSS y yo el

Subdirector. Mi participación fue con la revisión de los estatutos y del reglamento de la SMAES, y también con la invitación a otros arquitectos para que formaran parte de esa nueva Sociedad”.

Reunión AIA, 6to. Simposium de Diseño de Arquitectura y Hospitales. Chicago, E.U. Noviembre 1993. Arq. Sergio Mejía, Arq. Alejandro Rebolledo, Héctor Manjarrez, Arq. J. Enrique Mejía Rojo y Arq. Luis Enrique López Cardiel, entre otros.

En su opinión, “antes y después de la SMAES, el ejercicio de la arquitectura hospitalaria en México no se modificó, aunque con su creación sí se origina la idea de hacer una modificación de fondo, sustancial, a todo el entorno del diseño de hospitales y una apertura para todos aquellos que íbamos a participar en esta sociedad”.

60

Recuerda que todas las personas que fueron convocadas a formar parte de la SMAES “lo hicieron con mucho agrado, con un gran deseo de participación, porque considero que todos nos conocíamos más o menos 30 años antes. Todos iniciamos en el proceso desde 1966 y desde entonces nos dedicamos al sector público del diseño de hospitales”.

(de izq. a der.) Arq. J. Enrique Mejía Rojo, Arq. Enrique López Cardiel (contendientes a la presidencia SMAES1999-2001) y Arq. Armando Ajuria.


Resalta que fue precisamente por aquella época “y en el sector público donde nos conocimos gente como Rebolledo, Latapí, Arreola, Ruelas, González Garza, Enciso, Jiménez, ya que trabajamos en la SSA, IMSS, ISSSTE, las tres dependencias básicas del sector salud. Señala que con la llegada del Arq. Guillermo Carrillo como Director de Proyectos del IMSS y parte de su equipo de

la SSA, se hizo “el primer gran esfuerzo para modificar la normatividad después de los famosos libros negros, originados en la época de los arquitectos Guerrero, José María Gutiérrez y Alejandro Prieto”. Recuerda que cuando inició la SMAES fue necesario allegarse de recursos para solventar los trámites de su conformación formal. “Diré que una de las personas que con mucha generosidad ayudó fue Jorge Ortega Loera, me consta personalmente. Gracias a él se inicio la SMAES”. En este sentido, considera que “el mayor logro de la SMAES fue que se conformara e iniciara su operación. La gran mayoría de esas personas que la conformamos teníamos un promedio de 30 años de experiencia en el asunto de los hospitales”.

Congreso Internacional Hospital del Futuro. (de izq. a der.) Arq. J. Enrique Mejía Rojo y Arq. Enrique García Formentí.

61

El Arq. Mejía Rojo agrega: “Iniciamos en la Comisión Constructora de Ingeniería Sanitaria de la Secretaría de Salubridad y Asistencia que era, digamos, el brazo constructor de la secretaría; en una vocalía encabezada por el Arq. Joaquín Álvarez Ordoñez, aunque el Director de Proyectos era el Arq. Guillermo Carrillo Arenas, mi compañero de la universidad y de la generación 1958”.


Primer Ciclo de Conferencias “Universo del Sector Salud en México” 1991. Arq. Oscar Benítez, Yolanda Campero, Arq. Héctor Manjarrez y Arq. J. Enrique Mejía Rojo entre otros.

Retos En su opinión, uno de los principales retos de la SMAES es mantenerse vigente y actualizada. “Perdón que así lo diga, pero creo que va a desaparecer el club si no se actualizan compartiendo cosas simples pero muy difíciles de lograr. Uno de los grandes retos es que el sector, todo, reconozca esa sociedad, que no permanezca como un club de halagos mutuos, sino que sea un lugar al que se acuda cuando se requiera diseñar un hospital. No entiendo por qué el sector salud no busca a los arquitectos registrados en la SMAES o reconocidos para que sean quienes hagan el futuro de este país en la arquitectura hospitalaria”. Recomienda que la SMAES fuese invitada para dar más transparencia a los procesos de adjudicación en el sector salud público. También sugiere realizar promociones internacionales, es decir que tengan representación en otros países donde exista la seguridad social para lograr intercambios de conocimientos.

62

Otro aspecto que sugiere es promover asociaciones y sociedades entre los asociados, ya que, asegura, “todos

quieren ser como el hombre solo. Reconozcamos que es una característica de la formación del arquitecto. Recomendó voltear la mirada a otras agrupaciones gremiales, como el Colegio de Ingenieros, para que se puedan retomar los aspectos positivos de su organización y funcionamiento. Asegura que desconoce la influencia que la SMAES tiene en el desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria mexicana, ya que tiene varios años desligado. “Creo que ha influido poco, aunque reconozco esfuerzos individuales de algunos arquitectos”. Al solicitarle que comparta alguna frase célebre o alguna idea que le haya servido de guía en su desempeño profesional, el Arq. Enrique Mejía indica que “México está condicionado a que la construcción del sector público se delimite por la vigencia de los funcionarios. La frase obedece a eso: El concreto no seca por decreto. Tomando en cuenta que los funcionarios y los políticos o se van o mueren, pero el país continúa. Lo peor que hay es heredarle a un país proyectos con obras mal hechas”.


Víctor Adolfo

Merchand Rojas

Retomemos el camino andando y compartamos nuestra amistad: Arq. V. Adolfo Merchand Rojas

63

Socio Fundador y miembro de la Junta de Honor, el Arq. Víctor Adolfo Merchand Rojas ha estado presente con su entusiasta participación en estos 25 años de la SMAES, por ello, su testimonio, que a continuación se presenta, adquiere gran relevancia para conocer el origen y desarrollo de nuestra Sociedad.


Desde la amistad Entrevistado en su amplia oficina invadida por la luz de una clara mañana, el Arq. Merchand recuerda que la SMAES fue fundada por un grupo de amigos contemporáneos con un ejercicio profesional promedio de 25 años, “unos ejerciendo su profesión en el ámbito empresarial y otros en campo institucional, pero todos unidos por un lazo que es la arquitectura hospitalaria. Este grupo de amigos son los responsables de proyectar y construir gran parte de la infraestructura hospitalaria de nuestro país”. Con apacible sonrisa, resalta que entre ese grupo de amigos se encontraba el Arq. Alejandro Rebolledo, primer Presidente de la SMAES y compañero de su generación, 1957, de la Facultad de Arquitectura de la UNAM. Entre los motivos que lo animaron a participar en la creación de nuestra Sociedad indica el “poder lograr un reconocimiento con las instituciones, impulsar la superación profesional, difundir y promover los trabajos profesionales y la actualización del conocimiento”.

fundación “la contratación, por parte de las instituciones, era dirigida a los arquitectos en general, sin tomar en cuenta su experiencia y trayectoria”. Asimismo, destaca que uno de los principales obstáculos a los que se enfrentaron como fundadores de la SMAES fue “el reconocimiento de instituciones, arquitectos e ingenieros, de que la elaboración de los proyectos arquitectónicos ejecutivos para unidades hospitalarias fuesen reconocidos como una especialidad”.

Atender las prioridades En su opinión, los retos presentes y futuros de la SMAES son “presentar propuestas para sustituir, actualizar, reciclar, certificar, el patrimonio inmobiliario existente, establecer parámetros de indicadores M2/cama, así como del costo por /M2 de equipo médico, de mobiliario, dependiendo del tipo de hospital, complementar los programas médicos y los médico-arquitectónicos, así como acrecentar la investigación y la evaluación” Remata su opinión con una frase del Dr. Rubén Agüero Sánchez: “los arquitectos no deben pensar en el hospital que sueñan, sino en el que necesita este país”. Al preguntársele su punto de vista acerca del desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria en el mundo y en México, el Arq. Merchand indica que esa interrogante “me transporta a la definición de arquitectura del Mtro. José Villagrán García:

(de izq. a der.) Arq. Adolfo Merchand Rojas, Arq. José Luis Ortiz, Arq. Evelio González, Arq. Carlos Rojas y Arq. Víctor Mayen.

Su participación como miembro fundador básicamente fue “coadyuvando en las bases y los objetivos de la sociedad y motivando a otros amigos afines a compartir este sueño”.

64

Siempre con visible gusto por los recuerdos que le brotan de su memoria, resalta que en aquel tiempo previo a la

Evento SMAES ante la AIA - CAH. Chicago, Estados Unidos. Junio de 1993 (de izq. a der.) Arq. Adolfo Merchand Rojas y Arq. Salvador Ibarra.


‘La arquitectura se ubica cual si fuere un punto matemático por medio de dos coordenadas; la del espacio geográfico y la del tiempo histórico’. Existen grandes diferencias en lo social, económico, cultural, tecnológico, humanístico,

político, etc. en el mundo y en México, donde se deben incorporar sistemas y tecnologías para mejorar la calidad de la atención médica y disminuir los costos de operación”.

Sesión de Consejo Arq. Adolfo Merchand Rojas, Arq. Raúl Villanueva, Arq. Fernando Zalvidea, Arq. Martha Helguera, Arq. Susana Miranda, Arq. María Luisa Yeverino, Arq. Carlos Clausell, Arq. Félix Salas, entre otros.

Con relación a la influencia que ha tenido la SMAES en el desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria mexicana, afirma que “ha creado nuevos cuadros de profesionistas que se han integrado en el desarrollo de los proyectos ejecutivos con capacitación y conocimientos actualizados en diplomados, conferencias, adquiriendo nuevos conocimientos y más experiencias”.

El Arq. Merchand Rojas declara que “como ciudadano mexicano, arquitecto, miembro del SMAES, asumo un compromiso con la sociedad que es el de coadyuvar en fomentar la función central del sistema nacional de salud”. Amplio conocedor del sistema nacional de salud, considera que entre los retos que se deben enfrentar en este ámbito se encuentran la promoción de la nutrición, el abastecimiento de agua potable, el saneamiento básico, la asistencia maternoinfantil, las inmunizaciones, el control de las enfermedades endémicas locales, la educación para la salud, el tratamiento apropiado de enfermedades y traumatismos comunes, así como el suministro de medicamentos esenciales.

65

Asimismo, considera que “falta crear el concepto del hospital de crecimiento dinámico, favorecer hospitales funcionales más que estéticos, sacrificando esto último en pro de la eficacia. No construir para un futuro, sino para edificar inteligentemente, poner un ladrillo en el momento preciso y más conveniente. La planeación es el detonante para cualquier acción humana”, indica.


“Promover una atención primaria a la salud (medicina preventiva), encontrar soluciones para que en la humanidad no existan carencias, ignorancia y falta de trabajo, crear un mundo con salud, estas medidas se anteponen a cualquier arquitectura hospitalaria”. Para concluir, el Arq. V. Adolfo Merchand Rojas comparte una frase que le nace del corazón: “Retomemos el camino andando y compartamos nuestra amistad”.

66

V Congreso Internacional. Evento Expo-Hospi. Noviembre 1998 (de izq. a der.) Arq. Fernando Anguiano, Arq. Adolfo Merchand Rojas, Arq. Monrroy y Arq. Merchand Cravioto.


Arq. Rafael

MuriàVila

La SMAES ha influido con trascendencia en la arquitectura hospitalaria del país: Arq. Rafael Murià Vila

67

Hombre convencido de que el ejercicio profesional de la arquitectura debe estar al servicio de la comunidad en la que se origina y desarrolla, el arquitecto Rafael Murià Vila comparte su punto de vista acerca de los motivos por los que se asoció a la SMAES y de los retos presentes y futuros a los que ésta se enfrenta.


Hacer valer el trabajo profesional del arquitecto El motivo principal por el que se adhirió a la SMAES fue el de dar valor al trabajo profesional del arquitecto ante la población a la cual se debe y sirve. “Tuve motivaciones de carácter gremial y fundamentalmente la de coadyuvar, desde nuestro terreno, en la justicia social. Dando valía al trabajo profesional del arquitecto, serio, creativo, crítico, honesto, responsable y comprometido con las partes vulnerables de la sociedad, que desafortunadamente son la mayoría”. Recuerda que en la época de la fundación de la SMAES trabajaba en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y recibió una invitación para incorporarse en la naciente Sociedad. “Participé con entusiasmo en la impartición de diversas ponencias y como representante ante la Secretaría de Salud en la actualización de normas oficiales mexicanas de hospitales, así como en la organización y coordinación de conferencias, seminarios y cursos sobre temas relacionados con la planeación, evaluación, normalización y diseño de edificios para la salud. He tenido el honor de pertenecer a la mesa directiva de la

SMAES como Secretario General de la misma e integrante de la Junta de Honor en los periodos 1996 – 1997 y 1998 1999 respectivamente”. Identifica otro motivo para la gestación de la SMAES: “Al manifestarse, desde mediados del siglo pasado, notorias aportaciones en el quehacer de la arquitectura mexicana de hospitales. Éstas sirvieron de plataforma para que los profesionales de dicho quehacer, se agruparan gremialmente en lo que hoy se conoce como la SMAES; la cual, a mi modo de ver debería llamarse Sociedad Mexicana de Arquitectos Expertos en Salud; o sea, en lugar de utilizar el término de ‘especializados’ cambiarlo por el de ‘expertos’”. Recuerda que no existieron obstáculos mayores para su creación. “Siempre noté camaradería y pluralidad. El grupo fundador de la SMAES fue diversamente rico en posiciones y pensamientos. Prevaleciendo siempre un espíritu de compañerismo con simpatía y respeto”. “La etapa en la que me tocó participar – dijo - se consolidó la presencia, el reconocimiento y el prestigio de la SMAES en el sector oficial y se empezó a tener una incursión importante en las instituciones de educación superior, así como en sectores de la sociedad no gubernamentales”.

68

V Congreso. (de izq. a der.) Arq. Rafael Murià Vila, Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga, Arq. Sara Topelson


Considera que el principal reto de la SMAES es “ampliar la presencia crítica y orientadora en materia de arquitectura para la salud en nuestro país. Aunado a ello, debemos trabajar en la permanente innovación y evolución de la arquitectura a la par de la medicina”.

Simpatizante de aquella frase de Antoni Gaudí, quien consideraba que “originalidad es ir al origen de las cosas”, nuestro entrevistado indica que también es importante mantenerse a la vanguardia, “pero sin descontextualizarse, es decir, sin perder de vista que tenemos un medio ambiente humano, natural y artificial específico en el cual debemos insertarnos”. De manera enfática reitera, “en el caso de la infraestructura física para la salud, lo que debemos hacer es mantener óptimamente el vasto patrimonio inmobiliario nacional existente y adecuarlo para que siempre se encuentre dentro de la vanguardia tecnológica de la edificación y de la medicina. Creo que es imprescindible conservar y transformar constantemente lo que tenemos.

V Congreso. (de izq. a der.) Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez, Arq. Rafael Murià Vila y Luis Enrique López Cardiel

Arquitectura digna para la salud Con relación al desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria resalta que son “momentos de cambio en los que la intervención del arquitecto adquiere mayor relevancia, tomando en cuenta la transformación de los modelos de atención a la salud; así como de la evolución galopante de la tecnología médica y edificatoria”. En opinión del arquitecto Murià Vila, la SMAES ha tenido una influencia importante en el desarrollo de la arquitectura hospitalaria en México. “Su influencia no es menor y ha sido de gran trascendencia para que se reconozca que el arquitecto, siendo de la SMAES o no, deba participar en la planeación y diseño de edificios para la salud. Por otro lado, en varios momentos y cada vez más, hemos influido en que la toma de decisiones sea predominantemente sobre una base técnica sólida y no sobre bases fortuitas, improvisadas o de intereses políticos”.

Arq. Rafael Murià Vila

Destaca que actualmente, además de intervenir en la generación de nuevos modelos arquitectónicos para la salud, es impostergable e insoslayable la inclusión especial del adulto mayor dentro de las premisas básicas del diseño universal de unidades médicas. Precisando que, “como todo

69

En su consideración, la arquitectura debe acompañar dignamente al paciente que finalmente es a quien se le presta el servicio médico. “El paciente y en general para todas las personas que habitan un edificio para la salud, debe crearse un medio espacial de alta calidad en lo funcional, en lo ambiental, en lo técnico-constructivo-estructural y en lo formal. El arquitecto debe diseñar cuidadosamente aquellos lugares en donde exista mayor permanencia crítica y delicada del paciente de tal manera que sean los más dignos para ellos; como pueden ser, entre otras, las áreas de: recuperación, encamados, salas de día, salas de terapia intensiva, salas de espera, vestíbulos, corredores, consultorios, etcétera”.


ser humano, el adulto mayor, al igual que los infantes y las personas con discapacidad nunca deben estar ausentes del quehacer arquitectónico ni de cualquier campo del diseño”. Asimismo, resalta que las áreas de servicios de urgencias requieren de mayor atención. “Diría que en los últimos veinte años se ha buscado cómo encarar la problemática desbordada de los servicios de urgencias médicas en los hospitales públicos de la nación; para lo cual, de manera multidisciplinariamente coordinada entre médicos, arquitectos y administradores de hospitales, es pertinente replantear tanto los modelos de atención de urgencias como la norma oficial mexicana correspondiente acordes a una realidad operativa muy complicada”. Finalmente, el arquitecto Rafael Murià comparte una tesis que lo ha acompañado desde hace tiempo: “No a la razón del poder y sí al poder de la razón”.

70

Ponencia desayuno gremial 2015.


Arq. Félix

Salas Guerrero

Los hospitales, reflejo de cómo la sociedad trata a sus ciudadanos: Arq. Félix Salas Guerrero.

71

Presidente de la H. Junta de Honor de la SMAES, el Arq. Félix Salas Guerrero, en la amplia sala de juntas de su despacho, brinda su generoso testimonio de los cerca de 25 años que ha pasado como socio de nuestra Asociación y comparte su punto de vista acerca de la trascendente labor de los arquitectos en el sector salud de nuestro país.


En busca de la capacitación Como Socio Fundador —cuenta con el número de socio 25—, el Arq. Félix Salas rememora el contexto en el que fue creada la SMAES: “Por esa época, principios de años noventa, ya existía un grupo importante de arquitectos, que el propio Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) venía capacitando con cursos y seminarios relacionados con el sector salud”. Recuerda que algunos de esos cursos fueron acerca de temas relacionados con la especialización en la planeación y diseño de unidades médicas, impartido en el Centro Interamericano de Estudios de la Seguridad Social, la adecuación bioclimática y las fuentes alternativas para edificios hospitalarios. “El hecho de haber participado en la elaboración de las primeras normas (los libros negros) y en la realización del estudio y análisis de las normas de diseño del IMSS, en colaboración con el área médica, tanto operativa como de planeación, nos permitió obtener un mayor conocimiento y mejor comprensión en la operatividad y funcionalidad de las unidades médicas. Sin embargo, para la época en la que se fundó la SMAES todas esas actividades de capacitación que nos permitían estar actualizados en la materia habían dejado de existir, por lo cual surgió la idea de crear una sociedad que nos fortaleciera y nos permitiera organizarnos como grupo para continuar obteniendo información de actualidad por medio de congresos, simposios, etc.”

salud, sin embargo cuando se contratan con los nuevos esquemas de tipo integral para la construcción de unidades médicas correspondientes a instituciones públicas, el ejercicio de la arquitectura ha resultado muy problemático, ello en virtud de que a quien le otorgan el contrato de construcción es a promotores inversionistas o a constructoras cuyos intereses son totalmente de tipo económico y, por lo tanto, afectan tanto al diseño arquitectónico como a los propios arquitectos que desarrollan estos trabajos”.

Liderazgo y renovación constante Socio siempre participativo en la SMAES, el Arq. Salas destaca que aunque en lo personal no ha formado parte de los consejos directivos anteriores, “actualmente, en mi calidad de Presidente de la Junta de Honor, me correspondió conformar la Comisión para la Revisión de los Estatutos de nuestra Sociedad, a los cuales se les detectaron varias inconsistencias, además de ser conveniente actualizar sus objetivos, mismos que al ser concebidos 25 años atrás están totalmente rebasados, tanto en el marco legal como en el ámbito profesional, los cuales deben ser congruentes con lo que la SMAES busca que es la capacitación permanente y la promoción del ejercicio profesional de los socios”.

Exposición “Edificios para la Salud”. Marzo 1992 ( de izq. a der.) Arq. Félix Salas Guerrero, Arq. Alejandro Rebolledo Zenteno, Arq. Rafael Murià Vila y Arq. Jorge Ortega Loera. Curso de capacitación. Arq. Félix Salas Guerrero.

Con un gesto divertido, confiesa que no fue tan fácil convencer a algunos arquitectos para que se unieran a la Sociedad, “pues alguno llegó a expresar su duda de si estábamos conformando un sindicato”.

72

Luego de expresar que en esa época ejercer la arquitectura en el sector salud dependía mucho de las relaciones personales que se tenían, destaca que “actualmente existe un mayor reconocimiento para los arquitectos que se dedican al sector

En su opinión, el reto presente de la SMAES “es crear un liderazgo con reconocimiento dentro del sector salud, tanto público como privado, teniendo una sociedad activa y participativa en la planeación, diseño y reglamentación”. Mientras que el reto futuro “es conservar el liderazgo, promover la sociedad como un regulador, supervisor de la arquitectura hospitalaria en los campos privado y público, fomentar las buenas prácticas profesionales con ética y profesionalismo en los arquitectos jóvenes que entran en este medio”.


Arq. Salvador Rodríguez, Arq. Lorenzo Aldana, Arq. Félix Salas; Arq. Mauricio Rivero Borrel, Presidente de la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana; Arq. Ramón Pruneda, Presidente del Colegio de Arquitectos.

(de izq. a der. ) Arq. Diego Manrique, Arq. Félix Salas Guerrero y Arq. Carlos Rojas.

ha permitido que con el mismo número de camas se atienda a mayor número de usuarios. Por lo mismo, los diseños arquitectónicos se han actualizado constantemente, tomando en cuenta estas y otras nuevas necesidades en la operación de las unidades médicas”. Desde su punto de vista, la arquitectura se está desarrollando en dos campos sociales: la atención médica pública y la privada. “En el caso de las unidades médicas públicas, la falta de definición de políticas públicas y escasez de presupuesto ha generado una carencia de capacidad de atención a la ciudadanía, porque el número de unidades médicas no ha crecido proporcionalmente al incremento de la población. En el caso de las unidades médicas privadas están ascendiendo por la necesidad de la población de tener una mejor atención”. Para el Arq. Salas Guerrero, los arquitectos agrupados en la SMAES están dejando importante legado. “Como sociedad, la SMAES probablemente de manera indirecta ha tenido influencia en el desarrollo actual de la arquitectura especializada en hospitales, esto es debido a los conceptos y principios que emanan de la propia sociedad y que, a través de sus agremiados si se ha dejado huella en la arquitectura hospitalaria de México.

73

Con relación al desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria, considera que los equipos y las nuevas tecnologías médicas “han permitido que muchos padecimientos cambien el procedimiento de su tratamiento, manejándolos de tipo ambulatorio, lo que ha reducido la estancia hospitalaria del paciente, esto ha incrementado las áreas de esos servicios y


Espacios humanizados y acogedores Con su amplia experiencia profesional en el sector salud, identifica los retos de la arquitectura hospitalaria actual. “Dadas las condiciones y características económicas de México, sus edificaciones deben tener un aspecto contemporáneo, sin caer en la tentación de realizar una arquitectura con tintes modernistas que al fin de cuentas es efímera y pasajera, resultando por lo general muy onerosa. Los hospitales son el reflejo de como la sociedad trata a sus ciudadanos durante una enfermedad”.

74

Agrega: “Con un programa funcional enormemente complejo, en el que la organización de relaciones de proximidad entre áreas y la separación clara de los flujos, así como la diversidad tipológica y los requisitos tecnológicos son por si solos de difícil conciliación, un hospital debe ser más que una gigantesca ‘maquina tecnológica de curar’, un espacio humanizado y acogedor, donde la arquitectura

forma parte de la capacidad curativa. En ella intervienen la luz, el espacio, el color, las circulaciones o la organización funcional, todos ellos factores a considerar a la hora de proyectar un nuevo centro hospitalario, pues ayudarán o no a curar mejor y mas rápidamente a los pacientes”. La arquitectura hospitalaria tiene, además, otros retos importantes, “como es reducir drásticamente el consumo de recursos, pues estos gigantes tienen funcionamiento continuo y, por tanto, un gasto descomunal de energía, de agua, y generan constantemente residuos y gases que han de ser gestionados de forma eficiente”. Finalmente, señala que en los hospitales también son de mucha importancia las zonas ajardinadas, “tanto en forma de patios interiores como de jardines y plazas exteriores, capaces de mejorar el rendimiento climático del edificio, ventilar las instalaciones y mejorar el confort visual de los usuarios”.


75

Socios Fundadores Fallecidos


76


L

a muerte se llevó a unos excelentes colegas y amigos; nosotros los inmortalizamos en el recuerdo. Hacemos un resumen a la participación de nuestros socios fundadores fallecidos, quienes destacaron en el desarrollo de la arquitectura hospitalaria y contribuyeron de forma importante en la formación de la Sociedad.

Arq. Hilario Galguera Torres

Nacido en la Ciudad de México el 26 de marzo de 1928, Arquitecto por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México. Acaecido el 18 de mayo de 2005, fue socio fundador de la SMAES, se desempeñó como Vicepresidente de la Junta de Honor en el período 1991-1993.

Arq. Luis Enrique Méndez Ramírez

Nacido el 25 de febrero de 1936, Arquitecto por la Universidad Nacional Autónoma de México, fue socio fundador de la SMAES y miembro activo, se desempeñó como Coordinador de Ciclos de Conferencias 91-93, Presidente de la Junta de Honor en el Período 2001-2003 y Vocal de la Junta de Honor en el período 1999-2001.

Arq. Guillermo Ortiz Flores

77

Nacido en la Ciudad de Jalapa, Veracruz, el 11 de Noviembre de 1931, Ingeniero Arquitecto por el Instituto Politécnico Nacional. Acaecido el 27 de Febrero de 2009, fue socio fundador de la SMAES, y miembro activo, se desempeñó como Vocal de la Junta de Honor en el Período 1991-1993.


Arq. Margarita Rodríguez Otal

Arquitecta por la Universidad de Guadalajara (UDG), fue socia fundadora de la SMAES, y miembro activo, se desempeñó como Coordinadora de Ciclos de Conferencias 91-93, Tesorera del Consejo Directivo en el período 1997-1999, y Tesorera en el período 1995-1997.

Arq. Francisco Torija Guerrero

Nacido en la Ciudad de México el 14 de julio de 1952. Ingeniero Arquitecto por el Instituto Politécnico Nacional, Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura. Acaecido en Mayo del 2014, fue miembro y socio fundador de la SMAES.

Arq. Luis Zedillo Castillo

78

Nacido en la Ciudad de México el 13 de mayo de 1928. Arquitecto por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México. Acaecido el 13 de Junio 2014, fue socio fundador de la SMAES, en la que fue miembro activo y se desempeñó como Vicepresidente de la Junta de Honor en el período 1993-1995, y Secretario de la Junta de Honor en el período 1991-1993.


79

Expresidentes


80


Arq. Luis Gerardo

Soto Vázquez

“La arquitectura, reflejo del momento histórico que se vive”: Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez

81

El Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez fué el séptimo Presidente de la SMAES, su periodo de gestión fue de 2003 a 2005, sin embargo, desde su incorporación a la sociedad, participó intensamente y con mucho entusiasmo. En esta entrevista nos recuerda momentos importantes de aquella época.


Activo desde el inicio

Ciudad de México, recorriendo los Hospitales del periodo Virreinal.

Desde el primer momento en que supo de la existencia de la “Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud”, tuvo el interés de integrarse y fue aceptado el 20 de octubre de 1994 como Socio Activo de la SMAES.

En este mismo período, coordinó los primeros cursos de “Edificios para la Salud” en la Facultad de Arquitectura de la UNAM con el apoyo de la SMAES.

“Una vez integrado como miembro de la SMAES, al poco tiempo viajé con un grupo de socios a Estados Unidos invitado por el 1er Presidente de la SMAES, el Arq. Alejandro Rebolledo Zenteno, a conocer hospitales en Texas y Arizona. Desde entonces he llevado una muy bonita relación con todos. Con el 2º Presidente de la SMAES, el Arq. Jaime Latapí López, participé en la organización del primer congreso con su Expo Hospi y me sumé de manera intensa en la coordinación del evento junto al Arq. Luis Enrique Méndez Ramírez (QEPD)”.

Su gestión y las obras Bajo el lema: “Sólo con unidad y permanente actividad, sólo con lealtad será una mejor sociedad”, en 2003 asume la Presidencia de la SMAES y le corresponde organizar los congresos décimo y undécimo. “Al tomar la estafeta reactivé los congresos y las exposiciones. Invité al entonces Secretario de Salud, Dr. Julio Frenk Mora, para que inaugurara el décimo Congreso El Hospital del Futuro y nuestra décima Expo-Hospi”.

Al año siguiente se realizó el segundo congreso y la participación del Arq. Luis Gerardo Soto fue más fuerte y directa, “inclusive estuve en el estrado, coordinando a ponentes, cuidando que el Arq. Latapí tuviera todo a la mano para entregar reconocimientos, obsequios, etcétera. En ese segundo año mi participación fue más directa”. Su contribución en la SMAES fue cada vez más intensa y durante la gestión del 3er Presidente el Arq. Sergio Mejía Ontiveros continuó participando en la organización de los congresos y las exposiciones. “Me encargué de todo lo relacionado con las ponencias de cada congreso. En coordinación con el Arq. Mejía definimos las temáticas y los ponentes. Al final recopilé la información que dio forma a las memorias de aquellos congresos”. Al notar su gran interés y entusiasta participación, en 1997 el Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga, como 4º Presidente de la SMAES, lo nombra su Secretario General y entonces su participación fue mayor. “Empezamos a tener más contacto con el Colegio de Arquitectos y buscamos incrementar la vinculación con diversas asociaciones públicas y privadas”. El 18 de octubre de 2001 por elección fue nombrado Vicepresidente de la Sociedad, apoyando de manera directa al 6º Presidente de la SMAES, Arq. Salvador Rodríguez Salinas.

82

Debido al especial gusto que tiene por la historia de la arquitectura, participó en la preparación de la primera exposición que la SMAES montó en el Palacio de Bellas Artes, relacionada con una serie de láminas acerca de la historia de la arquitectura hospitalaria que se expuso en el Salón de Arquitectura del mencionado Palacio. Así mismo, organizó y lleva al cabo visitas guiadas en el Centro Histórico de la

(de Izq. a der.) Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez.- Presidente de la SMAES y Dr. Julio Frenk Mora.- Secretario de Salud. Inauguración del 10° Congreso “El Hospital del Futuro”.

“Consideré que el congreso además debería tener ámbitos culturales y no solamente hablar de salud. Para ello contacté con la empresa CEMEX que estaba desarrollando una serie


de trabajos relacionados con biodiversidad. Acordamos que en su stand promovieran la sustentabilidad y la protección del medio ambiente”. El Arq. Luis Gerardo Soto recuerda que en aquella décima edición del congreso invitaron a estudiantes de diversas universidades de la Zona Metropolitana para que participaran en un concurso de salud, desarrollando un proyecto de un centro geriátrico. “Recibimos alrededor de 70 proyectos que fueron revisados en el Colegio de Arquitectos y a los ganadores se les entregaron unos libros preciosos, editados por la empresa CEMEX, que abordaban temas de sustentabilidad, biodiversidad y ecología”. Denominado Ciudad, Sociedad y Salud, el décimo congreso también contó con manifestaciones culturales como el teatro y la música. Así lo recuerda el Arq. Soto: “Le pedí a Mónica Serna que adaptara al teatro el libro de Paul Valéry “Eupalinos o el Arquitecto”. Ella misma presentó la obra teatral, con una escenografía compuesta con imágenes de arquitectura clásica que yo preparé. También invitamos a la Orquesta de Cámara de la Ciudad de México que tocó para todos los asistentes bajo la dirección del Mtro. Miguel Bernal Matus. Asimismo, pedí al Dr. Jaime Abundis Canales que presentara una ponencia especial denominada Obras de Arte del Centro Médico Nacional Siglo XXI”.

(de Izq. a der.) Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez.- Presidente de la SMAES, Arq. Adrian Alanís Quiñones.- Senador de la LIX Legislatura y Lic. Enrique Jackson Rámirez.- Presidente Cámara de Senadores. Entrevista en la Cámara de Senadores

En su gestión también buscó vinculación con la LIX Legislatura del Senado de la República con el apoyo del Senador Arq. Adrian Alanís Quiñones: “Tuvimos reuniones con senadores para impulsar el concepto de la salud desde el aspecto legislativo y los avances se dieron a conocer en el 10º y 11º Congresos de la SMAES”. Asimismo, con motivo de la celebración de los 100 años de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos en 2003, la SMAES participó intensamente en los festejos, por lo que el logo de la Sociedad aparece en la placa conmemorativa que se develó en el Palacio de Bellas Artes y que actualmente se encuentra ubicada en la Sala de Consejo del CAM-SAM.

Considera que una labor de suma importancia realizada durante su gestión fue la regulación de la SMAES. “Me tocó regularizar a la SMAES administrativa, hacendaria y legalmente. El único documento que existía era el acta constitutiva de los fundadores. Tuve que regularizar ante notario público todos los cambios de gestión, así como los estados contables e incluso los estatutos”.

Retos, actualización y vanguardia En opinión del Arq. Luis Gerardo Soto la SMAES ha tenido una participación decisiva en el desarrollo de la salud en México. “Ha sido un gran reto que la SMAES esté siendo reconocida. Por lo que debe de mantenerse actualizada y mantenerse a la vanguardia”.

83

(de Izq. a der.) Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez.- Presiente de la SMAES y Mtro. Miguel Bernal Matus.- Director de la Orquesta de Cámara de la Cd. de México. Evento Cultural del 10° Congreso “El Hospital del Futuro”

Durante su gestión, el entonces Secretario de Salud, Dr. Julio Frenk Mora solicitó a la SMAES apoyo para la implementación de los Proyectos para la Prestación de Servicios, conocidos como PPS. “A la SMAES le correspondió desarrollar todo el mecanismo técnico-financiero para la implementación de los PPS. Eso también nos permitió generar trabajo para los arquitectos que iniciaban con este nuevo esquema y fue así como nació el PPS Tropicalizado el cual se adecuó a nuestro sistema político-económico .”


“La arquitectura es el reflejo del momento histórico que vivimos. Ya no podemos hacer pirámides egipcias. El reto es hacer hospitales contemporáneos con todas las actualizaciones que implican. Nuestra organización tiene que responder a eso”, indica. Finalmente, señala que “los arquitectos no hacemos leyes, sino hipótesis y que como consecuencia la arquitectura hospitalaria se va transformando de manera constante. Tenemos el compromiso de seguir vigentes en el tiempo actual y además, debemos tener la capacidad de que al analizar la historia nos permita ser visionarios, adelantándonos a los acontecimientos venideros”.

84

(de izq. a der.) Arq. Adrian Alanís Quiñones.- Senador de la LIX Legislatura, Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez.- Presidente de la SMAES, Arq. Claudio Gabriel Gutiérrez Rodríguez.- Presidente del Consejo Directivo del CAM – SAM, Dr. Julio Frenk Mora.- Secretario de Salud, Dr. Filiberto Álvarez Campos.- Director Médico del Centro Médico Dalinde. Inauguración de la Expo – Hospi del 10° Congreso “El Hospital del Futuro”.


Dr. Salvador

Duarte Yuriar

Un hospital, el edificio más complejo al que puede enfrentarse un arquitecto: Dr. Salvador Duarte Yuriar

85

Presidente de la SMAES en el periodo 2005-2008, el Dr. en Arquitectura Salvador Duarte Yuriar, egresado de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X) y profesional de los espacios para la salud, considera que el quehacer de la arquitectura debe cumplir con un objetivo esencial: diseñar, construir y materializar los espacios para el bienestar y la felicidad de la gente.


En entrevista realizada en la oficina que ocupa como responsable del Laboratorio de Habitabilidad y Desarrollo Sustentable de la UAM-X, el Dr. Duarte recuerda que se incorporó a la SMAES con el propósito de adentrarse de manera mucho más decidida al tema de la arquitectura para la salud. Corría el año 1996 cuando inició su participación en la sociedad, pero fue aceptado como miembro en el año 2000. Su participación fue incrementándose conforme pasó el tiempo, hasta que llegó el momento de hacerse cargo de la Presidencia de la SMAES. “Ya tengo un buen trecho de vida participando en las actividades de la sociedad. Cuando presidí la SMAES mi participación alcanzó el clímax. En esa época fue una dedicación de tiempo diferente, ya que nos reuníamos dos veces a la semana con el Consejo Directivo de la sociedad para organizar las actividades”.

Convenio UAM – SMAES (de izq. a der.) Dr. José Lema Labadie, Rector General de la UAM y Arq. Salvador Duarte Yuriar. Noviembre de 2006.

Seminario Mexicano de Arquitectura Hospitalaria Recuerda que cuando fue Presidente de la SMAES una de las actividades que requirieron mayor inversión de esfuerzo fue la organización de la nueva versión del Seminario Mexicano de Arquitectura Hospitalaria que pretendió ser una continuación de un seminario que en la década de los 50 iniciaron el arquitecto José Villagrán García y el doctor Salvador Zubirán Anchondo, “quienes abrieron este espacio de reflexión para decidir el rumbo que debería tomar el sistema nacional de salud y la arquitectura para la salud en ese momento”. Toma de Posesión 2007-2009 (de izq. a der.) Arq. José Antonio Maroñas Cortizo, Arq. Salvador Duarte, Arq. Daniel Rendón Castrejón, Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada y Arq. Daniel Azcárraga.

86

Siempre tuve un gran respeto por quienes habían sido los fundadores de la SMAES porque considero que fue una decisión muy importante que dio la pauta para empezar a generar este proceso de hiperespecialización en el tema de los espacios para la salud, porque aún cuando el perfil de formación de los arquitectos es generalista, es decir en la escuela o facultad a nivel licenciatura nos enseñan en teoría a diseñar cualquier género edilicio, desde una casa-habitación hasta un conjunto habitacional, para proyectar un hospital se requiere un conocimiento muy profundo que difícilmente se adquiere al desarrollar por única vez un proyecto académico en la escuela. En el ejercicio profesional, tampoco es suficiente proyectar un solo hospital, el conocimiento se va adquiriendo y ampliando en la medida en que participas en varios proyectos, y cuando reflexionas sobre ellos y buscas la manera de hacerlo cada vez mejor”.

Estos seminarios se llevaron a cabo en la SMAES durante año y medio y eran espacios en los que invitaban a especialistas del medio, como médicos, arquitectos, ingenieros, servidores públicos, profesores universitarios, entre otros. “El grupo de trabajo de la Sociedad con el que tuve el gran honor de compartir la Presidencia desplegó un gran esfuerzo que es lo que se requiere de la gente cuando decide participar como socio e integrante de los consejos directivos”. Destaca que en ese Seminario Mexicano de Arquitectura Hospitalaria participó junto a otras destacadas personalidades de las distintas disciplinas asociadas a la arquitectura para la salud, el doctor Serafín Mercado, profesor destacado de la facultad de Psicología de la UNAM, quien hizo una disertación acerca de la psicología ambiental. “El Doctor Mercado está considerado como el padre de la psicología ambiental en México, que es una rama que estudia la relación entre los espacios y el comportamiento de las personas. Es una disciplina joven, pero en auge que considera que el espacio en el que nos desempeñamos influye en nuestro comportamiento y viceversa. Es decir,


existe una influencia recíproca, dialéctica. Eso, en el caso de los hospitales, es particularmente importante, porque se considera que los espacios hospitalarios no deben ser solo contenedores de actividades sino que deben ser parte de la terapia de recuperación del paciente. Este enfoque le da un giro diferente a la manera en que se ha abordado tradicionalmente la arquitectura hospitalaria, ya que se considera como un contenedor de actividades y no como un instrumento que ayuda a acelerar la recuperación del paciente”.

Lo más complejo El Dr. Salvador Duarte recuerda con gratitud el esfuerzo y el gran trabajo que realizó el Consejo Directivo que lo acompañó durante su Presidencia, especialmente durante la planeación y el desarrollo del congreso internacional que le correspondió organizar en 2007. “Estaba previsto llevar a cabo el congreso en noviembre de 2006, sin embargo se atravesó un grave conflicto político poselectoral de ese año y la venta de los espacios de exhibición era muy baja. Tuvimos que tomar una decisión drástica que consistió en cancelar la sede inicial que era el World Trade Center, lo que ocasionó una pérdida de 30 mil pesos, cambiamos también la fecha, porque el clima político del país estaba muy ríspido. Tuvimos que trabajar a marchas forzadas, ahora con la sede del Centro Médico Nacional Siglo XXI con fecha de abril de 2007, y finalmente el congreso y la exposición fueron un éxito con la presencia de 850 personas en dos y medio días y en el aspecto económico rebasamos las expectativas, lo que nos permitió fondear a la Sociedad. Esto fue posible gracias al gran esfuerzo que desplegó todo el Consejo Directivo”.

manera natural en un proyecto ejecutivo de un hospital no solamente los arquitectos que eventualmente lideramos el proyecto sino también especialistas en mecánica de suelos, en topografía, diseño y cálculo estructural, diseño y cálculo de instalaciones electromecánicas y de telecomunicaciones, diseño de mobiliario, diseño de interiores, médicos, enfermeras, administradores… es decir, un hospital es el edificio más complejo al que puede enfrentarse un arquitecto”. Dentro de tal complejidad, considera que no se debe perder de vista cuál es la misión principal de su quehacer profesional como arquitectos: “diseñar, construir y materializar los espacios para el bienestar y la felicidad de la gente”.

La gran importancia de la evaluación post ocupacional Inmerso en el estudio de las tendencias de habitabilidad y desarrollo sustentable, el Dr. Duarte habla apasionadamente de un tema que considera de suma importancia: la evaluación post ocupacional: “Los arquitectos, en general, los arquitectos en salud, en particular, necesitamos ampliar nuestro horizonte. Es decir, nuestro trabajo no debe terminar en el momento en que se concluyó el proyecto ejecutivo. Deberíamos de considerar como parte de los alcances de los contratos de prestación de servicios la participación en todo el proceso: desde la planeación, el diseño, el desarrollo del proyecto arquitectónico y ejecutivo, la dirección arquitectónica durante el proceso de ejecución de la obra, que es tradicionalmente hasta donde llegan nuestros servicios, pero nunca regresamos a evaluar el edificio una vez que fue ocupado por los usuarios. Me parece que tendríamos que empezar en completar este ciclo, de tal suerte que pudiéramos corroborar si la hipótesis de diseño que dio origen a los espacios efectivamente se está corroborando una vez que se ocupa el edificio, porque eso nos dará la posibilidad de implementar procesos de calidad y mejora continua”. Este método supone no solamente la posibilidad de evaluar nuestros propios proyectos sino el de nuestros colegas. Justamente en esa evaluación post ocupacional radica una gran cantidad de lecciones de arquitectura viva, o sea, cuando el usuario utiliza los espacios se puede corroborar si los arquitectos que los diseñaron efectivamente tenían razón o tuvieron algún tipo de desacierto, para aprovechar los primeros y evitar los últimos”.

En su opinión, la arquitectura es “necesariamente multidisciplinaria, interdisciplinaria y transdisciplinaria, pues concurren de

La evaluación post ocupacional resulta de suma importancia sobre todo porque el país enfrenta un envejecimiento de la infraestructura hospitalaria, algunos edificios ya tienen más de 50 años. “El parque inmobiliario del sistema nacional de salud lo componen alrededor de 4,500 hospitales y 17,500 clínicas, entre públicas y privadas, por lo que se debe

87

XII Congreso Internacional de Arquitectura para la Salud. El Hospital del Futuro. Abril 2007 Arq. José Antonio Maroñas Cortizo; Arq. Teresita de Jesús Trejo; Dra. Maki Ortiz, Subsecretaria de Innovación y Calidad; Arq. Salvador Duarte; Arq. Daniel Rendón; entre otros.


implementar una política pública que determine lo que se hará con esa infraestructura que ya llegó al término de su vida útil. Si la determinación fuera tirar todas y hacerlas nuevas, sería el paraíso para nosotros como arquitectos de espacios para la salud. El problema es que nuestro país no está en condiciones económicas para ello. Entonces debemos desarrollar modelos de evaluación para que, con base en una relación costo-beneficio, se determine en qué casos es viable sustituir por unidades nuevas o darles un segundo aire mediante procesos de reconversión integral que incluyan la parte bioclimática y energética, para hacerlos además amigables con el medio ambiente”. Otro aspecto que considera básico para el desempeño de los arquitectos es el tema del cambio climático: “Como todos sabemos, el cambio climático es un fenómeno planetario de gran gravedad. Afortunadamente los países, incluyendo a México, han empezado a tomar medidas importantes sobre el tema y se empiezan a implementar alternativas urbano-arquitectónicas y medioambientales que permitan que los edificios existentes operen con fuentes de energía alternativas como la solar, eólica y/o biomasa, que se utilicen las aguas pluviales y reutilicen las aguas residuales. Me parece fundamental que el tema del cambio climático empiece a incorporarse en la agenda de los arquitectos especializados en la salud para retomar el desarrollo de diseños bioclimáticos, la utilización de fuentes alternativas

de energía, materiales, sistemas y procedimientos de construcción ecológicos y la utilización de flora endémica”. Otro tema que considera de gran relevancia y que propone se incorpore también a la agenda de la SMAES, es el relativo a la prevención y mitigación de desastres ocasionados por fenómenos naturales como los sismos, huracanes, inundaciones que con frecuencia dañan o colapsan espacios para la salud, sacándolos de operación, provocando con ello que no estén disponibles cuando la población afectada acude a ellos para recibir atención médica con las terribles consecuencias que ello implica. Finalmente, el Dr. Salvador Duarte, considera que entre las aportaciones que puede hacer la SMAES, a través de sus asociados, ante los retos actuales de la arquitectura hospitalaria, se encuentra entre otras acciones, la generación de un banco documental con los planos de los edificios de los hospitales que se hayan proyectado, construido y ocupado, desde el más modesto hasta el más sofisticado, para investigar en gabinete y campo el grado con que se han satisfecho las necesidades de los usuarios y con base en los resultados, se desarrollen modelos de evaluación post ocupacional, que permitan formular mejores indicadores y parámetros cuyos resultados sean susceptible de aplicarse en el mejoramiento cualitativo y cuantitativo de la sustentabilidad y habitabilidad de los espacios para la salud preexistentes y de los nuevos que se diseñen y construyan.

88

Congreso Internacional Hospital del Futuro. Abril 2007 Honores a la Bandera e Himno Nacional, Banda de Guerra, Secretaría de la Defensa Nacional.


Arq. César

Mora

Velasco

89

El Arq. César Mora Velasco, Presidente de la SMAES en el periodo 2012-2014, en esta entrevista hace una apreciación del crecimiento que ha tenido la Sociedad en estos primeros 25 años, así como también plantea la necesidad de debatir ideas en el seno de nuestra asociación para mejorar y renovarnos.


En primer lugar, recuerda, que estuvo cerca y al pendiente de la creación de la SMAES. “Entendimos claramente que el propósito de su fundación era compartir, recibir y aportar experiencias, y es que aglutinó a expertos de todo el sector Salud”. El Arq. Mora se incorporó a la SMAES en 1993, y lo hizo mediante la invitación que diversas amistades le hicieron. “Prácticamente los 29 socios fundadores que aparecen en el Acta Constitutiva eran amigos a través de los cuales recibí la invitación”. Ya integrado, se incorporó activamente a varias de las Vicepresidencias y desde ese entonces ha participado en cada evento, sea nacional o internacional. En su opinión, antes de la fundación de la SMAES había en el país un ambiente económico con buen rumbo y “las mejores condiciones para poder desarrollar proyectos, obras, planeación e investigación de manera simultánea. Entonces era una época de bonanza antes de la fundación de la SMAES”.

Una SMAES incluyente. Desde su punto de vista, la SMAES respondió “fundamentalmente a la necesidad de aprovechar y sumar la experiencia de los primeros 70 años de la Arquitectura para la Salud en México. La SMAES tuvo el propósito de constituirse en una Sociedad gremial con alto conocimiento del tema hospitalario, sin embargo la conciencia de los arquitectos y de la SMAES estaba puesta en el tema de la Salud, por eso el nombre de la Asociación lleva el término de Salud y no el de hospitales”. Considera que “la necesidad de armar esta sociedad nació al tiempo en que se impartía la especialidad en la Facultad de Arquitectura de la UNAM de la que se recibieron varios arquitectos que sintieron la necesidad de agremiarse”. En su opinión indica que durante la formación de la SMAES no existieron dificultades, “pero sí la necesidad de armar grupos de trabajo, lo que probablemente originó alguna competición, sin embargo no trascendió y creo que quizás lo más difícil de organizar fue el Protocolo o la documentación necesaria para realizar trámites ante notario, por ejemplo”.

90

Los arquitectos José María Gutiérrez y Guillermo Ortiz Flores “quienes con su importante participación impulsaron la creación de la SMAES con fines mucho más abiertos de los que ahora tenemos. Yo creo que nuestra Sociedad deber ser más incluyente, que no fuera solamente integrada por Arquitectos porque eso nos limita ante el mundo entero. La anécdota que comparto es que desde su nacimiento

Arq. César Mora Velasco Presidente 2012-2014

existió la posibilidad de hacer una SMAES más incluyente y universal, sin perder, por supuesto, la orquestación de los arquitectos”.

Los logros. El Arq. César Mora encabezó el Consejo Directivo de la SMAES durante el periodo 2012-2014, bienio en el cual se alcanzaron logros que él mismo enumera en el siguiente orden: 1) El establecimiento de un Programa de Certificación. 2) El ingreso de nuevos miembros a nivel nacional. 3) Participación en Congresos Internacionales para llevar la voz de la SMAES e intercambiar experiencias. 4) Convenios de colaboración con diversas instituciones, universidades y cámaras. 5) Homenajes y reconocimientos a miembros de la SMAES y a personajes importantes del Sector Salud. 6) Realización del 14º Congreso Internacional El hospital del futuro, denominado “Más Arquitectura, Más Salud”. 7) Realización de la “Expo Hospi” que dio cartel importante ante proveedores del sector. 8) Encuentro internacional sobre “Ciudades Saludables”, paralelo con el congreso El hospital del futuro y con participación de la Academia Nacional de Medicina.


Los retos.

(de Izq. a der.) Arq. Ramiro Ortiz Treviño, Arq. Salvador Ibarra Palacios, Arq. César Mora Velasco, Arq. Susana Miranda Ruiz, Arq. Fernando Garduño Bucio. Inauguración de la “Muestra de Arquitectura para la Salud” en el Museo Nacional de Arquitectura del Palacio de Bellas Artes.

9) Realización en el Museo de Arquitectura de Bellas Artes de una “Muestra de Arquitectura para la Salud” en la que se expusieron los proyectos arquitectónicos realizados por sus agremiados en un periodo de 23 años, esta importante exposición permaneció tres meses y se convirtió en un escaparate especial para que el público en general conociera el trabajo de los socios de la SMAES y del desarrollo de la arquitectura hospitalaria en México con una prospectiva al año 2030.

Para el Arq. César Mora la SMAES enfrenta diversos retos, entre ellos menciona la necesidad de consolidar su estructura “teniendo en cuenta que hemos realizado un buen trabajo. Asimismo, es necesario sembrar y actualizar la fuerza social y profesional, tanto ética y moral de nuestros agremiados”. Señala como otro reto importante la ”Certificación Profesional” que no es obligatoria, pero tiene un plus que autoriza a los arquitectos especializados ante diversas instancias nacionales e internacionales. “El ingreso de nuevos miembros es uno de los retos que debemos seguir apuntalando de manera importante promoviendo la responsabilidad junto con las autoridades e instituciones de salud. Creemos que quienes ingresen a la SMAES deben demostrar que cuentan con una experiencia importante en el sector salud”. Otro reto que identifica es el incremento de la investigación. “Los arquitectos no somos investigadores. Somos creativos, prácticos y requerimos aprender, estudiar, pero debemos incentivar la investigación de una manera práctica, y en consecuencia su aplicación”. Con relación al desarrollo actual de la arquitectura hospitalaria indica que está supeditada a las políticas, sobre todo en el aspecto económico, y rebasa por mucho a las instituciones públicas. “No hay diferencia entre hospitales construidos en México con los hechos en los países vecinos del norte o del sur, ya que en otras naciones también se tiene la modalidad de la coparticipación de los sectores público y privado. Sin embargo, no hay que engañarnos, ya que esta modalidad de inversión tiene mayor énfasis en hospitales de tercer nivel. Creo que se debe poner atención en los niveles bajos, básicos para prevenir y no sólo corregir”.

Debate necesario.

10) Publicación del libro “Más Arquitectura, más Salud”, el cual requirió cerca de seis meses de edición y muestra un panorama del quehacer de la Arquitectura Hospitalaria mexicana por los miembros de la SMAES. 11) Consolidación de Diplomados en coordinación con la Unidad de Educación Continua de la Facultad de Arquitectura de la UNAM. 12) R egularización notarial de la SMAES que brindó la capacidad legal para seguir trabajando en el futuro con Instituciones, Sociedades y Empresas del Sector.

Hombre de grandes ideas, propone llevar a cabo un debate en un congreso interno “en el que se exprese y dialogue para estar todos plenamente convencidos”. Considera que después de los primeros 30 años del sistema de salud en México se requiere de una gran renovación. “Los médicos se reúnen para analizar lo que ha pasado en el sector salud. Nosotros tenemos que verlo desde la arquitectura ligada el tema de la salud e identificar cuáles son las aportaciones reales que hemos realizado en estos primeros 25 años de la sociedad. Tengo muy claro que al debatir nos exponemos literalmente a no coincidir con muchos miembros de nuestra Sociedad, pero creo que la SMAES tiene la obligación de decir todas las verdades, pero

91

(de Izq. a der.) Arq. Salvador Ibarra Palacios, Arq. Enrique García Formentí, Arq. César Mora Velasco, Arq. Marcos Mazari Hiriart Firma de Convenio SMAES - UNAM


que estemos convencidos todos. Si le tenemos miedo a la autocrítica o al diálogo entre nosotros no podemos salir a la calle a defender algo que es netamente de la SMAES”. En este sentido, cita “Las tres verdades” de Bertrand Russel: Existe la verdad tuya, la mía, y la correcta. “El debate es justamente eso. Somos felizmente distintos y tenemos la oportunidad de converger en la búsqueda de la verdad correcta, entendiendo que el paradigma de la verdad va cambiando con el tiempo”, concluye.

(de Izq. a der.) Arq. César Mora Velasco, Arq. José Turniansky Congreso Internacional de Arquitectura e Ingeniería Hospitalarias . La Habana, Cuba.


Arq. Susana

Miranda Ruiz

Lograr una arquitectura plena, competitiva debe ser el objetivo: Arq. Susana Miranda Ruiz Primera mujer en dirigir el destino de la SMAES, especialista con amplia visiรณn de la arquitectura, la Arq. Susana Miranda comparte en esta entrevista su punto de vista acerca de los retos que debemos enfrentar en el quehacer arquitectรณnico dentro del sector salud y expone algunos de los logros alcanzados durante su gestiรณn.


El punto de partida Mujer de elocuente hablar, recuerda que desde el primer momento en que supo de la existencia de la SMAES, cuando se desempeñaba como proyectista en el IMSS, tuvo la inquietud de participar activamente en ella. “Hace 23 años que ingresé a nuestra Sociedad. Entonces el IMSS daba mucha importancia a la nueva agrupación y el entusiasmo era evidente con grandes planes de organizar y fortalecer un gremio con aportaciones permanentes que no se vieran afectadas por los cambios inesperados que caracteriza a la administración pública, por lo que me uní a ellos”. Aunque su ingreso a la SMAES se dio casi de manera natural, ya que ella formó parte de la primera generación de la Especialidad de Planeación y Diseño de Unidades Médicas para la Salud, impartida por la Facultad de Arquitectura de la UNAM y el propio IMSS. Si bien en un principio su participación fue discreta, al paso del tiempo se incrementó su entusiasmo hasta llegar a ser la primera mujer en presidir a la SMAES. “Desde que llegué me sentí inspirada por la Arq. Margarita Rodríguez, quien fue funcionaria del IMSS, de las muy pocas mujeres en participar en el proceso de fundación de la SMAES. De cómo llegó a la Presidencia de la SMAES, la Arq Susana Miranda comparte: “Me considero muy afortunada, porque no encontré obstáculos para llegar a la Presidencia. Sólo necesité una decisión contundente, era el momento

(de izq. a der.) Arq. Carlos Real Morelos, Arq. Susana Miranda, Arq. Luis Antonio Zapiain y Arq. Mauricio Rivero.

adecuado en mis posibilidades y en la condición de la misma SMAES. Creo que se me facilitó el camino debido a la curiosidad que muchos tenían por saber qué haría una mujer dirigiendo a la SMAES. Siempre existe alguien que te impulsa y considero que en mi caso, el Arq. Alejandro Gaytán fue quien me animó a ocupar ese cargo y en la Vicepresidencia Académica con el Arq. César Mora fue cuando tomé la decisión”. Indica que su gestión “ha sido un proceso de maduración con grandes oportunidades de ser copartícipes sociales con nuestro país, hemos logrado un posicionamiento profesional nacional y mundial que beneficiará a nuestros asociados y mantenemos el reto de una constante superación profesional”.

Nutrida participación de mujeres arquitectas en la SMAES.


Los logros

La perspectiva de género

Con relación a los principales logros que la SMAES alcanzó durante el tiempo en el que ella presidió el Consejo Directivo, indica que ingresaron más mujeres a las filas de nuestra Asociación, “quienes participaron activamente, convencidas del prestigio y del futuro de la SMAES”.

Su gestión al frente de la SMAES se caracterizó por tener una visión de género que antes no se había contemplado. Al respecto la Arq. Susana Miranda comenta: “Como dirigentes tratamos de trabajar desde una perspectiva de género, aunque creo que aún no hemos podido permearla en la arquitectura para la salud. Organizamos varias sesiones en las que buscamos promover una visión de la arquitectura con perspectiva de género pero los compañeros no mostraron interés por esos temas. Queremos saber qué falló. Me quedo con la tranquilidad de que intentamos incidir en la arquitectura hospitalaria desde una perspectiva de género, no lo logramos, pero no quitaremos el dedo del renglón”

Asimismo, se logró “la continuación de los programas de acreditación y certificación de nuestros asociados, así como la interacción con estudiantes de seis universidades en proyectos de hospitales, logrando una relación sólida y con expectativa de continuar participando como asesores”. Otro objetivo cumplido fue “el desarrollo de las redes sociales disponibles, lo que permitió que nuestro pasado congreso fuera transmitido en vivo por Internet y visto en 15 países, desde donde recibimos muchos comentarios alentadores”. Agrega otro logro: “La consumación de nuestro registro en la Federación Internacional de Ingeniera Hospitalaria (IFHE) que nos coloca en una posición internacional muy importante. La fecha oficial del registro es el 10 de agosto del 2015 cuando se pagó la inscripción, pero la constancia fue entregada sorpresivamente en nuestro congreso el 27

En este sentido, explica que es importante la perspectiva de género en la arquitectura porque con ella se lograrán proyectos realmente integrales. “Por ejemplo: regularmente se instala el mismo número de muebles en los baños de hombres y de mujeres, lo que es un error, ya que por cuestiones biológicas y fisionómicas las mujeres requieren un mayor número de muebles. Necesitamos que el hombre proyectista (el 95 por ciento de los proyectistas son hombres) cuente con la información de lo que la mujer necesita, lo que es más práctico para las mujeres. Por ello queremos que nuestra Sociedad se entere de estos temas”. Como dato curioso, recuerda que la cuarta sesión de su administración se llevó a cabo un jueves primero de mayo “fecha que algunos socios consideraron inadecuada, sin embargo, nuestro ponente fue el Dr. Pedro Mario Escudero de los Ríos especialista en Oncología del Centro Médico Nacional y fue trascendente que asistieran socios del IMSS por ser día inhábil para ellos, porque ahí dio inicio la aventura de realizar el estudio de la normatividad de esa institución gracias al impulso de nuestro amigo Pedro Martínez”.

Los retos

de noviembre del 2015. Fue un momento muy emotivo”. También durante su administración se incrementó 39 por ciento el número de empresas interesadas en participar en nuestros eventos para mostrar sus productos y servicios relacionados con el sector salud.

En cuanto a los retos de la arquitectura hospitalaria considera que se deberá “responder a los paradigmas administrativos de cada país, para dar prevención y atención a la salud y cumplir las condiciones mínimas arquitectónicas para un funcionamiento que ofrezca un trato digno con calidad y calidez, que sorprenda a sus usuarios y, sobre todo, a los mismos arquitectos”.

95

Noviembre 2015. Entrega de Certificado de Inscripción a la Federación Internacional de Ingeniería Hospitalaria (IFHE). (de izq. a der.) Arq. Fernando Hernández; Arq. Susana Miranda y Arq. Liliana Font, Presidenta del IFHE.

Con relación a los retos que enfrenta la SMAES, la Arq. Susana Miranda indica que se deberá “mantener la atención con las instituciones del sector salud, las universidades y las asociaciones especializadas nacionales y extranjeras, así como fomentar la participación activa de los agremiados e integrar a jóvenes arquitectos interesados en participar en nuestras actividades”.


Noviembre 2015. XV Congreso Internacional, Hospital del Futuro, Reinventando Paradigmas.

“Veo con mucho agrado —agrega— que hay gran interés de todas las generaciones de arquitectos en aumentar y actualizar su conocimiento para enfrentar con arquitectura de calidad cualquier paradigma retador e innovador. También las instituciones buscan una arquitectura plena, competitiva que proyecte su presencia ante la sociedad. Espero que consideren la integración del arte como en antaño de la creación del CMN”. En este sentido, considera afortunado que “los arquitectos de la SMAES continúan participando e influyendo en el diseño hospitalario con identidad mexicana, ya que es un compromiso importante del dirigente, que motive a los agremiados a tener una destacada trayectoria profesional”.

Finalmente, comparte su punto de vista acerca del contexto del ejercicio de la arquitectura en el sector salud en México: “Estamos en una constante creación de nuevos paradigmas que nos obligan a estar atentos y bien informados de las políticas públicas que hay que atender como la expansión de los derechos humanos. Existe una gran expectativa por la Universalidad de la Salud, El Hospital Seguro, Certificado y Sustentable en las dimensiones económica, social y ambiental, así como muchas más novedades en diseño y los proyectos de iniciativa pública-privada. Para enfrentar estas necesidades se requiere fortaleza en las estructuras de especialistas profesionales y técnicas, organizados en redes Interdisciplinarias y de todas las generaciones. La alerta nuestra también incluye a los constantes cambios científicos y tecnológicos”.


Amigos de la SMAES



Dr. Luis Mario

Villafaña

Guiza

“Audacia es el juego”: Dr. Luis Mario Villafaña Guiza

99

Recuerda que su relación con la SMAES inició en 1988, al ingresar como funcionario de la entonces Subdirección General Médica, en la Jefatura de Hospitales Generales de Zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuando fue invitado a formar parte del equipo de revisión de los modelos y planos arquitectónicos de los hospitales que se construirían en aquella época.


“El equipo del IMSS estaba encabezado por el Dr. Rodolfo de Mucha Macías, en la parte médica. Así, entramos en contacto con arquitectos de gran valía del área de proyectos del IMSS y aprendimos a entender planos e indicadores de áreas físicas, modelos, instalaciones y aspectos funcionales de unidades médicas.”

de la atención médica, con un sistema de referencia y contra referencia perfectamente definido y, una capacidad resolutiva claras para cada una de las unidades médicas para de ahí modificar los diseños.”

Resalta que “la relación que se estableció con la SMAES fue inmediata, de gran profesionalismo y generosidad para compartir los conocimientos necesarios de cada área. Teniendo claro el punto de vista del valor de las agrupaciones gremiales, entendí rápidamente el valor de la Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud, conociendo sus fines y metas, con los cuales compaginé inmediatamente.” Con relación a los motivos que tuvo para colaborar con la SMAES, indica que precisamente a raíz del conocimiento de los fines, las metas y la idea que tenían para construir unidades médicas, “siempre participé con ellos, incluso tuve el honor de ser nombrado Médico Socio Honorario de la agrupación. En el curso de mi vida profesional aprendí con los arquitectos de la SMAES la diferencia entre un arquitecto hotelero y un arquitecto especializado en unidades de salud. Este contacto continuo me ha permitido permanecer actualizado y con una experiencia continua, captando los avances y las mejoras inmobiliarias.” El Dr. Villafaña Guiza expresa que las anécdotas que vivió con la SMAES son muchas, resultado de la convivencia cotidiana, el intercambio de ideas y la constante aventura de diseñar para innovar. “He de comentar que de alguna manera dentro de mi concepto de planeación estratégica, al convivir con los arquitectos, puedo afirmar que desarrollé un diplomado extraordinario, práctico, para entender que el médico también tiene que planear el inmueble que desea usar y que los arquitectos se tornan el instrumento idóneo para la realización ordenada y artística de los mismos.” Recuerda que en una ocasión cuando viajaban “en el entonces llamado autobús del Director General, que tenía una sala de juntas donde extendimos los planos de las unidades médico-hospitalarias de Coatzacoalcos, Minatitlán y Villahermosa, en el transcurso del viaje se desarrollaron en forma activa las modificaciones necesarias, algo que fue inolvidable, lo que se discutió de tecnología y de inmuebles fue invaluable, lo tengo grabado en mi memoria.” Así expresa su opinión con relación a los retos presentes y futuros de la SMAES: “Los modelos arquitectónicos médicos dependen del modelo operativo de atención médica, si bien estos modelos marcan perfectamente los niveles de atención, y que han sido la pauta para el diseño, es evidente que todavía son el gran reto, definir claramente el proceso

VI Congreso Internacional “El Hospital del Futuro”. Noviembre de 1999. Conferencia “Nuevos Modelos Inmobiliarios”. Dr. Luis Mario Villafaña Guiza .

Agrega que en el futuro, “además de las modificaciones del modelo de atención médica derivadas de los cambios en la tecnología que hacen obsoletos indicadores, materiales, flujo de pacientes, dimensión de las áreas, se deben reconocer los cambios de paradigmas en los modelos de atención a los pacientes, con el intercambio de tecnología; asimismo, es necesario pensar que las unidades ya no serán usadas por las generaciones actuales sino por los denominados mileniums cuyo enfoque ha evolucionado en formas diferentes y miles de cosas más.” Añade que “los módulos de consulta externa, de hospitalización, auxiliares de diagnóstico, de tratamiento, las unidades de enseñanza e investigación, los apoyos administrativos, con la aparición de servicios indirectos, etcétera, evidentemente modificarán indicadores y diseños.” Considera, además, que “políticas gubernamentales en apoyo a discapacidades, mayor participación de la población, transparencia, desconcentración de las funciones administrativas, son factores que influirán en los proyectos inmobiliarios.” Al analizar la influencia que ha tenido la SMAES en su persona, el Dr. Villafaña Guiza resalta, “desde luego, el enriquecimiento profesional en planeación estratégica, conocimiento del desarrollo inmobiliario y, sobre todo, el entendimiento de cómo el arquitecto especializado en salud sabe hacer un hospital.” Sin embargo, asegura, “lo más importante es haber conocido a profesionales claros, honestos y comprometidos con sus tareas.” Finalmente, nos comparte una frase célebre de su preferencia: “Audacia es el juego”.


Dr. Rodolfo Antonio

de Mucha

Macías

La arquitectura, profesión compuesta por gente especial: Dr. Rodolfo de Mucha. Socio Honorario de la SMAES El ejercicio arquitectónico hospitalario permite una importante interrelación entre dos mundos: el de la medicina y el de la arquitectura. Médicos de todo el sector salud han tenido contacto con la SMAES, pero no son muchos los que han dejado una huella tan profunda como la marcada por el Dr. Rodolfo Antonio de Mucha Macías, quien en entrevista comparte sus recuerdos de esa “muy afortunada coincidencia”, como él la llama.


Época de mutuo aprendizaje El Dr. Rodolfo de Mucha ingresó al Instituto Mexicano del Seguro Social en el año de 1951, como médico en Clínicas y Hospitales, práctica en la que se distinguió para ser ascendido a las áreas de normatividad y control de los Servicios Médicos del Instituto en donde se desempeñó como Asesor y Director, actualmente Titular de la Coordinación de Control Técnico de Insumos (COCTI) del IMSS. En primer lugar, el Dr. de Mucha resalta que “la gran mayoría de los arquitectos que conocí era gente muy capaz. Con ellos aprendí a desarrollar programas médico-arquitectónicos de acuerdo con las características y los requerimientos de cada unidad, clínica u hospital que se planeaba construir. El diálogo fue enriquecedor. Fui aprendiendo mucho y los arquitectos que platicaban conmigo también aprendieron cosas desde el punto de vista médico. A veces tenía yo más trabajo con ellos que con los servicios médicos. Llegaban a mi despacho con los proyectos y los planos. Los revisábamos y discutíamos, pero al final siempre estuvimos de acuerdo al estudiar cada uno de ellos”. Recuerda que en la época en que se formó la SMAES, él y su colega el Dr. Villafaña fueron quienes, en representación del IMSS, se integraron al grupo. “No puedo decir que nos dieron un cargo o nombramiento pero fuimos parte importante en ese momento, porque estábamos representando al área médica”. El Dr. de Mucha Macías, como anécdota cuenta que la primera vez que acudió a una reunión con la SMAES se perdió en el camino, ya que no supo cómo llegar a la sede de nuestra Sociedad que entonces estaba ubicada en el Colegio de Arquitectos. Tiempo después se apartó del área médica del Instituto y dejó de tener contacto con la SMAES. “Cuando regreso al Instituto, lo hago a otra área y ya no tuve oportunidad de tratar nuevamente con los arquitectos y lo lamento mucho, porque era muy agradable y gratificante el diálogo con ellos”. Recuerda que aquella “fue una época en la que se construyó mucho, ya que había prosperidad del Instituto, había recursos y programas médicos a seguir, también había necesidad de cubrir mayor población, por lo que había mucha construcción”. Rememora que tuvo algunos contactos iniciales con arquitectos antes de que se formara la SMAES, justo con el Arq. Guillermo Carrillo Arenas, entonces jefe de proyectos en el IMSS. “El primer contacto que tuve con él fue con relación a las buñas. Resulta que en aquella época en muchos locales médicos habían colocado buñas en la coincidencia de la pared y el techo. Para mí eso era un error grave porque era

un depósito de polvo y en los hospitales no puede haber nada que facilite la acumulación de polvo. Por tal motivo empecé a tener contacto con los arquitectos, peleando porque yo no quería las buñas y ellos argumentando que era la costumbre. Finalmente logré que dejaran de colocar las buñas y a partir de entonces empezó el intercambio y empecé a aprender el lenguaje arquitectónico”.

Impulso a la seguridad social Con notable memoria y entusiasmo, el Dr. Rodolfo de Mucha comparte detalles de diversos proyectos en los que participó con sus puntos de vista y su experiencia médica. Uno tras otro le llegan los recuerdos y con franca emoción los relata. “En conjunto con los arquitectos se fueron modificando y resolviendo muchas cosas y problemáticas en el IMSS”. Indica que la etapa en la que estuvo en contacto con la SMAES, “había dos tipos de personas: arquitectos de mediana edad que eran los hombres sabios, los maestros, entre los que recuerdo a los arquitectos Alejandro Rebolledo, Jaime Latapí, Alberto Castro Montiel, y un grupo grande de arquitectos jóvenes que estaban siendo conducidos por los primeros”. Reconoce que en el tiempo en que el Lic. Ricardo García Sainz dirigió el IMSS, “un grupo de funcionarios y profesionistas encabezados por mi gran amigo y maestro de maestros, el Arq. José María Gutiérrez, dieron un gran impulso a la seguridad social desde la arquitectura como pocas veces lo vi”. Indica que es “indiscutible que tiene que existir una técnica, un sistema, un método que encabecen los arquitectos, pero con una asesoría médica de primera. La medicina está cambiando radicalmente con la adición de nuevos equipos y nuevas tecnologías, sino existen médicos conscientes de ello y arquitectos que coincidan el edificio se les vendrá abajo por ineficiencias”. Luego de expresar que para él la cercanía entre ambas profesiones, medicina y arquitectura, fue una “muy afortunada coincidencia”, indica que trabajar con arquitectos fue muy agradable. “Para mí quedó claro que la arquitectura es una profesión muy bonita compuesta por gente especial”. En este sentido, asegura que los arquitectos “hacen salud cuando son buenos y aceptan el asesoramiento médico y tienen, a su vez, la capacidad para asesorar a los médicos”. Finalmente, el Dr. Rodolfo Antonio de Mucha Macías, con cuyo nombre se conoce ahora al Hospital General de Zona 1-A, antes llamado “Los Venados”, expresa su mejor deseo de que la SMAES “permanezca, crezca, que se difunda más la unión entre médicos y arquitectos en beneficio final de la salud”.


Dr. Francisco

MéndezBueno

La SMAES me enseñó la importancia del trabajo en equipo: Dr. Francisco Méndez Bueno. Socio Honorario de la SMAES

103

A lo largo de la historia de nuestra Sociedad, profesionistas y especialistas de diversos ámbitos han trabajado de cerca con nosotros y han dejado grandes enseñanzas y gratos recuerdos. Tal es el caso del Dr. Francisco Méndez Bueno, quien el tiempo que trabajó en el IMSS siempre fue considerado, y lo sigue siendo, un gran amigo de la SMAES. Aquí su testimonio.


Unirse para hacer algo juntos En primer lugar, comenta que de sus 40 años de servicio como médico en el IMSS, 25 los desempeñó “en áreas normativas de la institución relacionadas con la necesidad de incorporar o modernizar unidades médicas, tanto de medicina familiar como hospitales de segundo y tercer niveles de atención”. Reconoce que “la participación de los profesionales del diseño, planeación y construcción de esas unidades, atendiendo a la normatividad médico sanitaria y a las necesidades operativas tanto de usuarios como de personal profesional que labora en tales unidades, es fundamental y se identifica en el grupo de profesionales especializados en salud que conforman esa sociedad”. Por ello, explica, “la relación con la SMAES, en tal sentido, se da en forma prácticamente automática y se convierte en una actividad necesaria y fundamental en el diseño y desarrollo de las unidades de atención médica”. El Dr. Francisco Méndez resalta que su contacto y colaboración con la SMAES “se da en automático, en tanto se encuentra en el arquitecto especializado en salud la contraparte experta en el conocimiento y aplicación no sólo de las necesidades del usuario sino de la normatividad, en ocasiones extrema y compleja, de los requerimientos sanitarios. Así pues, la simbiosis médico planeador y arquitecto experto se hace ineludible si se quiere lograr un resultado profesional en todos los sentidos”. Durante el tiempo de su participación con la SMAES, asegura que vivió momentos gratificantes. “Anécdotas hay muchas, aunque prácticamente todas relacionadas con la actividad eventualmente agotadora de las visitas en campo a las unidades en construcción, en las cuales se hacían largos y detallados recorridos que implicaban ponerse el casco y acompañar al arquitecto. El sentimiento de estar un poco en el papel de trabajador de la obra, en una actividad profesional realmente muy ajena a la propia, es muy gratificante. Con relación a los retos presentes y futuros de la SMAES, considera que éstos “se relacionan íntimamente con el presente y futuro de los servicios de salud de este país. La universalización de los servicios sanitarios, la escasez de recursos, el envejecimiento de la población, las tendencias privatizadoras y los costos que implica la construcción de unidades de acuerdo a los avances tecnológicos y los requerimientos sanitarios plantean la necesidad de que esa dupla simbiótica del profesional de la salud y del profesional de la construcción de las unidades para la atención a la salud refuerce y fortalezca la creatividad y el empeño para ofrecerle a los mexicanos los servicios de salud que requieren y merecen.

Asegura que la SMAES influyó de manera positiva en su persona, “pues creo que me ayudó a desarrollar conciencia de que existen actividades para las cuales el trabajo en equipo es fundamental y en las que no basta el esfuerzo y la preparación individuales para lograr un objetivo final que cumpla con los requerimientos que se persiguen para tener resultados de excelencia. Con relación a esa idea del trabajo en equipo, comparte una frase del ensayista español Juan Donoso que le parece propicia para felicitar a la SMAES por sus primeros 25 años: “Hay que unirse no para estar juntos, sino para hacer algo juntos”.


Ing. Andrés

Arzani

Torruco

La categoría de los hospitales en México, en mucho se debe a los arquitectos de la SMAES: Ing. Andrés Arzani Fundada en 1984 como un fabricante de equipo de intercomunicación hospitalaria, a lo largo de su desarrollo Vip System se ha constituido en un importante aliado, una verdadera empresa amiga de la SMAES. En esta entrevista, su director, el Ing. Andrés Arzani, comparte su testimonio de esta relación que, como él dice, ha llegado más allá del interés comercial y se ha constituido en una verdadera amistad.


En primer lugar, el Ing. Andrés Arzani recuerda que antes de la fundación de la SMAES ya tenía relación con buena parte de los socios fundadores, ya que después de algunos años fabricando en México de manera artesanal los equipos de intercomunicación, consiguieron la representación de equipos más modernos que les abrieron las puertas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). “Iniciamos en 1984 como fabricantes de equipos modestos, casi artesanales. Al tiempo vimos que eso no era suficiente para el mercado mexicano, por lo que nos dimos a la tarea de traer de los Estados Unidos la representación de equipos más modernos de la marca Rauland Borg.”

En esta relación, comenta el Ing. Andrés Arzani, han encontrado una “reciprocidad en intereses y puntos de vista y formas de trabajo. Me honro en poder decir que somos amigos de muchos de ellos”.

Estos equipos de tecnología más avanzada fueron el vínculo inicial que tuvieron con la SMAES. “Con estos nuevos equipos empezamos a trabajar con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que era la fuente de trabajo fundamental para muchos de los arquitectos, por lo tanto tuvimos que relacionarnos con ellos que eran los responsables de los proyectos”.

El Ing. Andrés Arzani considera que fue en la década de los noventa del siglo pasado cuando se vivió lo que él denomina la “Época de Oro del Seguro Social”. “Creo que todos los arquitectos que participaron en ese entonces era gente muy brillante, con mucha capacidad. El que nuestros hospitales tengan la categoría de ahora en mucho se lo debemos a los arquitectos de la SMAES”.

La empresa Vip System vio la conveniencia de participar en los eventos organizados por la SMAES, ya que era el foro más adecuado para presentar sus productos. “Afortunadamente, todos se dieron cuenta de que desde entonces les ofrecíamos un producto de muy buena calidad y un profesionalismo absoluto. Así creamos una confianza mutua”.

Expo Hospi, Noviembre 1996. (de izq. a der.) Dr. Mario Madrazo, Director Médico del IMSS, Arq. Luis Antonio Zapiain, Arq. Sergio Mejía e Ing. Andrés Arzani. Expo-Hospital Noviembre 1994. (de izq. a der.) Ing. Vince Ward e Ing. Andrés Arzani.

La categoría, gracias a SMAES Recuerda que en un principio tuvo contacto con arquitectos que posteriormente fueron los fundadores de la SMAES, como los arquitectos Jaime Latapí, Sergio Mejía, Pedro Martínez, José María Gutiérrez, Luis Antonio Zapiain, Alejando Rebolledo, entre otros. “Lo que inicialmente se originó como un interés para nosotros se convirtió en grandes amistades, porque sentimos que nuestra relación con la SMAES no sólo es por la parte profesional de conveniencia, sino que nos hemos dado cuenta de que estamos hablando de gente muy profesional y capacitada que tienen un verdadero afán de ser útiles en un aspecto fundamental que es el diseño y construcción de hospitales”.

Importante foro para la innovación Divertido, recuerda las diversas ocasiones en las que ha participado con su empresa en exposiciones organizadas por la SMAES y que luego de ser inauguradas “siempre he esperado el momento de abordar a los invitados especiales para asegurarme de que visitaran nuestro stand para tomarnos la foto y mostrarles personalmente lo que estábamos exhibiendo. Mi querida hija Beth siempre me ha regañado y me pide que sea yo más discreto”. Asegura que la motivación de fondo por esta acción es que “nos sentimos tremendamente orgullosos de lo que ofrecemos, lo que hacemos, lo que vendemos. Nos sentimos orgullosos de la labor que hemos hecho en estos 31 años de presencia en el mercado”.


Expo-SMAES, abril 2007. (de izq. a der.) Lic. Beth Arzani; Dra. Maki E. Ortiz Domínguez, Subsecretaria de innovación y calidad, SSA.

En su opinión, uno de los retos que tiene la SMAES y “tenemos todos” es la rapidez con la que ha crecido la tecnología. “Los cambios tecnológicos que hemos tenido que enfrentar han sido verdaderamente importantes y asombrosos. Creo que una de las labores fundamentales que ha tenido la SMAES ha sido absorber todas esas nuevas capacidades para poderlas transmitir a lo que ellos hacen”. Resalta que este reto lo han sabido afrontar mediante las reuniones semanales que la SMAES ha llevado a cabo con diversos proveedores de la industria en las que se ponen al día de las innovaciones tecnológicas. “El contacto que hemos tenido con la SMAES ha sido un importante foro para presentar productos, resaltar innovaciones, presentar nuevas representaciones, nuevos equipos y tecnologías que con gusto sometemos a consideración de los arquitectos especializados”.

“Expo-Hospi”, noviembre 2013. (de izq. a der.) Lic. Beth Arzani y Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada.


El Ing. Andrés Arzani no duda en indicar que la SMAES ha tenido una importante influencia en su persona. “Siempre conocer a una persona con calidad humana nos mejora. Conocer personas del calibre de un Chema Gutiérrez, un Pedro Martínez, un Latapí, un Zapiain… siempre beneficia a cualquier persona. Para nosotros ha sido un camino muy fructífero y agradable.

Por último, el Director de Vip System comparte algunas ideas del famoso entrenador de futbol americano Vince Lombardi, las cuales, desde su juventud, han servido como eje en su vida: “Llegar 10 minutos antes a una cita es llegar demasiado tarde” y “Cuando haces un esfuerzo máximo siempre deberás sacar un 10 por ciento adicional”.

Congreso Hospital del Futuro. (de izq. a der.) Ing. Andrés Arzani, Lic. Beth Arzani, Arq. Enrique López Cardiel y Dr. Julio Frenk Mora, Secretario de Salud.


Lic . Luis Felipe

Alva

Hernández

La SMAES siempre ha sido el foro adecuado para nuestra empresa: Lic. Luis Felipe Alva Con 27 años de presencia comercial en el sector mexicano de la salud, la empresa Motion Corp se ha constituido en una importante aliada de la SMAES, ya que gracias a su activa participación en exposiciones y congresos ha contribuido en la actualización constante de sus socios.


El Lic. Luis Felipe Alva Hernández, Director General de Motion Corp, en entrevista, recuerda que supo de la fundación de la SMAES a través de sus socios fundadores con quienes ya tenía contacto. “Ya trabajábamos en varios proyectos con los arquitectos fundadores de la SMAES que en aquel momento realizaban los proyectos de hospitales y nosotros los apoyábamos en la realización de los planos en la parte de los sistemas de transporte neumáticos. De hecho, participamos con la SMAES desde su primera exposición. Los hemos acompañado a lo largo de estos 25 años en todas sus etapas.

Personalmente tengo el orgullo de haber impartido algunas pláticas en varias secciones gremiales y una conferencia en el congreso XIV Más Arquitectura Más Salud”. Consciente de que el diseño de hospitales es un tema altamente especializado y que “son pocos los arquitectos que realmente saben de esto”, el Lic. Luis Felipe Alva indica que, al trabajar en este nicho, “debimos establecer una relación cercana con ellos, por lo que vemos como una asociación natural nuestra relación con la SMAES”.

Stand Motion Corp “Expo-Hospi”. Noviembre 2013. Arq. Jaime Latapí, Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada, Lic. Ma. Asunción Fernández, Arq. César Mora, entre otros.


Foro a la medida Asimismo, considera que las actividades que desarrolla la SMAES son de suma utilidad. “Creo que es una asociación muy buena, sobre todo para mí es muy querida, ya que he podido convivir con sus socios no sólo en la parte profesional, sino también en el aspecto personal”. Motion Corp, como empresa pionera e innovadora tecnológicamente, ha encontrado en las actividades desarrolladas por la SMAES, “el foro adecuado para mostrar a los arquitectos y al público en general las tendencias tecnológicas mundiales en el sector hospitalario, que ese es, finalmente, nuestro trabajo como proveedores, por lo que constantemente estamos visitando los top ten de hospitales en el mundo y asistimos a ferias y exposiciones internacionales para conocer las tendencias de modernización y automatización de nuestra especialidad y hacerlas una realidad en México”.

Actualización y capacitación constante Respecto a los retos que enfrenta la SMAES, considera que, “como en toda institución”, el principal radica en la gente que la conforma. “Los retos que tenemos, ellos como arquitectos especializados y nosotros como proveedores, es mantenernos actualizados en todo momento para allegarnos de la mejor tecnología y así poder realizar hospitales mucho más eficientes con menor costo operativo y constructivo. El reto de la asociación y sus socios tiene que ver con la actualización y el aprendizaje constante porque finalmente ellos son los que están proyectando los hospitales de México”.

5

Destaca que la presencia de la SMAES ha tenido un impacto positivo en el desarrollo de Motion Corp, ya que

“actividades como las exposiciones y los congresos nos han permitido establecer contacto con un número importante de especialistas en tan sólo 3 o 4 días, porque son un punto de encuentro realmente enfocado y especializado. Para nosotros es una ventaja tenerlos reunidos en un solo lugar, en vez de visitarlos de manera independiente a cada uno en su despacho”.

Stand Motion Corp “Expo-SMAES”. Noviembre 2015. Lic. Montero, entre otros.


En este sentido, asegura que la mancuerna entre los arquitectos especializados en salud y los proveedores del sector está dando buenos resultados, gracias a las actividades que hasta ahora realizan juntos. “Los desayunos semanales, las exposiciones periódicas son los canales adecuados para obtener buenos resultados”. Conocedor de las condiciones del sistema hospitalario mexicano, señala que más allá de la urgencia de nuevos hospitales, el reto del sector será la remodelación de los hospitales actuales y hacerlos más eficientes. “Me da la impresión de que, dada la falta de recursos, una salida viable es la modernización de los equipos instalados actualmente para disminuir los costos operativos y mejorar sus niveles de servicio”. Finalmente, el Lic. Luis Felipe Alva Hernández felicita a todos los integrantes de la SMAES. “Es un grupo muy querido para mí en lo personal y para nuestra empresa. Apreció mucho lo que han hecho porque sé que no es fácil que una asociación cumpla 25 años de trabajo en México y con un interés que busca el bien del país. Deseo que cumplan muchos años más con mucho éxito. Contarán siempre con el apoyo de Motion Corp”.

112

Lic. Felipe Alva, Oficinas Motion Corp.


Ing. Jaime

Eluani

Pulido

La SMAES siempre ha sido conductor de todas nuestras inquietudes: SEISA

113

A lo largo de su trayectoria, SEISA, como empresa líder en el mercado del equipamiento de hospitales en México, ha brindado un importante apoyo a nuestra Sociedad mediante su activa participación en exposiciones y congresos, así como en pláticas tecnológicas.


En esta entrevista, el Ing. Jaime Eluani Pulido y el C.P. Raúl Montaño Soriano, Director General y Director Comercial, respectivamente, comparten recuerdos, anécdotas y opiniones acerca de los numerosos eventos organizados por la SMAES en los que han participado.

Objetivos comunes En un principio, resaltan que siempre han buscado productos de innovación tecnológica y han ido más allá de lo que indican las normas. “En primera instancia cumplíamos con la normatividad del IMSS, aunque poco a poco nos dimos cuenta de que éstas se quedaban cortas ante las necesidades de los hospitales y los pacientes”. Los directivos de SEISA tuvieron la oportunidad de viajar para conocer diversos sistemas hospitalarios en otros países, por lo que, mediante acuerdos con el IMSS, introdujeron nuevos productos en México. Así fue como promovieron la innovación tecnológica en el sector salud de nuestro país. Fue en las diversas reuniones que llevaban a cabo en las instituciones públicas de salud y con proyectistas como tuvieron conocimiento de que estaba en ciernes la fundación de una sociedad de arquitectos especializados

en hospitales. “Para nosotros fueron un parteaguas esas reuniones, porque marcaron para siempre nuestro objetivo como empresa: buscar productos que realmente innovaran y ofrecieran beneficios”. Al acercarse a la SMAES ya conformada y saber de sus actividades de capacitación, exposiciones y congresos se dieron cuenta que los arquitectos especializados en salud también estaban tras la innovación, “lo que nos motivó a acercarnos para también aprender y no sólo ofrecerles productos”. Desde entonces, SEISA ha participado activamente en las actividades organizadas por la SMAES, tanto en congresos como en exposiciones. “De hecho, fue en una de esas expos donde pasamos por uno de los momentos más vergonzosos pero aleccionadores que hemos vivido como expositores. Tuvimos la idea de exponer en dos espacios una mini sala de cirugía totalmente equipada, sin embargo, cuando llegó la hora de la inauguración el montaje de la sala estaba incompleto. Pasamos el primer día del evento así y pudimos terminar el montaje en la noche. Fue realmente crítico porque no tuvimos tiempo de siquiera limpiar lo instalado. No obstante, al día siguiente, cuando la sala quedó totalmente instalada a nuestros visitantes les agradó bastante y recibimos muchas felicitaciones”.

114

Entrevista en oficinas Seisamed. 30 de septiembre de 2015. (de izq. a der.) Lic. Grecia Eluani, C. Misael Arturo Eluani Guevara, Ing. Jaime Eluani Pulido, C.P. Raúl Montaño Soriano y Lic. Raúl Montaño Gutiérrez.


C.P. Raúl

Montaño Soriano

Importante representación

115

Consideran que uno de los principales retos que tiene la SMAES en la actualidad es lograr la homologación de normas en todo el sector salud. “Que propongan cosas innovadoras que nos ayuden a trasladarnos al primer mundo, ya que nuestra gente mexicana lo merece. El esfuerzo que ha realizado la SMAES requiere de apoyo porque tiene los argumentos técnicos y de planeación para convencer a las autoridades de qué es lo que se necesita. La SMAES tiene el contacto directo con las autoridades y puede convencerlas de que no es malo tener una infraestructura de salud con la calidad de primer mundo”.


Noviembre 2015. Expo SMAES. (izq. a der.) Arq. Adriana García, C. Misael Arturo Eluani Guevara, Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada, C.P. Raúl Montaño Soriano, Ing. Jaime Eulani Pulido, Arq. Susana Miranda, Lic. Raúl Montaño Gutiérrez y Arq. Briseyda Reséndiz.

Los directivos de SEISA indican que otro reto para la SMAES es “llevar a todos los rincones su esfuerzo para que mañana tengamos en todo México ese sector salud de primer mundo”.

116

Con relación a cuál ha sido la influencia de la SMAES en el desarrollo de SEISA, indican que como ambas entidades tienen coincidencia de objetivos, “encontramos en ella a gente que piensa como nosotros, tiene las mismas inquietudes por lo que hemos logrado un entendimiento

mayor. Lo que representa la SMAES en el mercado es importantísimo, por lo que hemos buscado que sea un conductor de todas nuestras inquietudes y siempre han tenido a bien apoyarnos, escucharnos e incluso decirnos no”. Seguros de que “lo mejor está por llegar”, para finalizar comparten una frase que resume su sentir como empresarios del ramo de la salud: “La salud es la solución inteligente para la humanidad”.


117

Visiรณn de La SMAES


118


Han transcurrido 25 años desde que un grupo de destacados arquitectos interesados en el desarrollo y promoción de la “Arquitectura para la Salud” se reunieron con la finalidad de crear una asociación con los arquitectos que participaban en la planeación, el diseño, la coordinación, la supervisión, la construcción, y el desarrollo de normas de la infraestructura en salud, y así tener un espacio donde intercambiar experiencias para mejorar y poder lograr una actualización profesional continua que beneficiara a los propios asociados y a las instituciones de salud en las que estaban inmersos. Podemos afirmar que la “Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud A.C. (SMAES)” ha consolidado en estos 25 años su estructura y quehacer, ya que hemos realizado un extraordinario trabajo en beneficio de nuestros asociados y por ende de las instituciones de salud del país. Sin embargo, es necesario seguir con la fuerza con la que nos hemos desempañado y continuar con la siembra que nos ha caracterizado siempre, tanto en el ámbito profesional, ético y moral dentro de nuestra asociación, como en todos sus agremiados. Hace 25 años las circunstancias del país eran otras, las opciones y oportunidades de trabajo en nuestra especialidad eran diferentes a lo que estamos viviendo en esta época; en aquellos tiempos, había un país con un creciente impulso en el desarrollo de la infraestructura para la salud, que no inicio hace 25 años sino desde los años 60s y 70s; fue un detonante de bienestar social para los mexicanos a través de las instituciones de salud públicas del gobierno como la Secretaria de Salubridad y Asistencia (SSA), llamada así en esos tiempos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), las Fuerzas Armadas y en especial la Iniciativa Privada; a partir de los años 90s inicio un repunte importante en desarrollar hospitales y clínicas en todo el país.

119

La SMAES “deberá estar siempre relacionada íntimamente con el presente y futuro de los servicios de salud de este país”. Actualmente el nuevo paradigma en salud, encaminado a la universalización y portabilidad de los servicios sanitarios, las problemáticas de escasez de recursos financieros y humanos, el envejecimiento de la población, las tendencias privatizadoras y los costos que implica la construcción de unidades de acuerdo a los avances tecnológicos, los requerimientos sanitarios y modelos nuevos del sistema nacional de salud; plantean la necesidad, al “Arquitecto Especializado en Salud” que participa en el desarrollo de la planeación, las normas, el diseño, la supervisión y la construcción, además de estar involucrados con los profesionales Médicos, Enfermeras, Técnicos en Salud e ingenieros especialistas en instalaciones de fluidos y energético, de inmiscuirse con otros profesionistas como


los Ingenieros Biomédicos, Sociólogos, Antropólogos, Especialistas Financieros, Psicólogos Ambientalistas, etc… para que el desarrollo de las unidades de atención a la salud se lleve a cabo de una manera multidisciplinaria, con creatividad y empeño se refuercen y fortalezcan, y así ofrecer a los mexicanos con calidad y calidez, los “Servicios de Salud” que requieren y merecen en las próximas décadas. Es importante señalar la importancia y pertinencia que los arquitectos especializados en salud, los médicos y otras profesiones tienen que ver en el desarrollo de las unidades médicas, sin estos equipos multidisciplinarios no sería posible llegar a buenos resultados de calidad y eficiencia en el desarrollo de la infraestructura de salud y ésta debe ser una visión en la que debemos ser más participativos como SMAES en los próximos años. La medicina está cambiando radicalmente con la adición de nuevos equipos y nuevas tecnologías, si no existen médicos conscientes de ello y arquitectos que coincidan, el edificio se les vendrá abajo por ineficiencias, como ha venido sucediendo en algunas partes del país en las últimas décadas, donde por la falta de especialistas, se han construido unidades médicas ineficientes en su diseño, construcción y con un alto costo de inversión, pero sobre todo de gasto de operación. Por eso la SMAES con una visión en el corto, mediano y largo plazo deberá ser mucho más participativa y activa en las tomas de decisión del desarrollo de la infraestructura física para la salud, apoyando a las instituciones que la desarrollen. Otro de los caminos que la SMAES debe adoptar en los próximos años tiene que ver con la apuesta de “Naciones Unidas” hacia la reorientación de mejores futuros posibles (futuribles) para nuestro planeta, con la adopción por la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre de 2015 de una serie de prioridades comunes a los Estados y países miembros, que como políticas publicas internacionales se denominan “Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, mismos que cuentan con unas metas a cumplirse en un tiempo determinado y que se identifica como “Agenda 2030”.

120

Dentro de los objetivos de Desarrollo Sostenible el No.1 reitera la política donde se puntualiza que el “Desarrollo Sostenible tiene como una de sus principales funciones el reducir o acabar con la pobreza extrema señalando y recordándonos que son las personas en situación de vulnerabilidad el objeto y razón de este esfuerzo que está ligado y depende de la salud y bienestar social. El objetivo No. 3 establece: “Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos y todas las edades”, identificando los rezagos que existen en salud y para revertir la problemática establece 13 metas específicas que entre otras las más importantes que tienen que ver con salud son:

1.- Garantizar el “Acceso Universal” a los servicios de salud. 2.- Lograr la “Cobertura Universal”, en particular la protección contra riesgos financieros, el acceso a servicios de salud esenciales de calidad y el acceso a medicamentos y vacunas, y que los servicios de salud sean seguros, eficaces, asequibles y de calidad para todos. La agenda 2030 representa un compromiso actual de 13 años continuos, por lo que la parte de nuestra visión de la SMAES a corto, mediano y largo plazo es contribuir en la medida de nuestras posibilidades a poder ayudar con nuestra experiencia y conocimiento a cumplir este compromiso que tiene nuestro país a través de nuestras instituciones de salud. La SMAES debe ser un actor protagónico dentro del sector salud y apoyar en buscar alternativas para afianzar políticas públicas de largo plazo con programas y proyectos que den seguimiento a los objetivos del desarrollo sostenible sobre todo las que se relacionan con la cobertura universal que incluye además de la atención de las enfermedades, las herramientas de apoyo, el soporte de las tecnologías para la salud y su infraestructura física, los recursos humanos, equipamiento, medicamentos y sistemas operativos. Solo para tener una idea de lo que tenemos que ver en los próximos años recordemos que más de un 70% de la actual infraestructura física cuenta con un promedio de vida útil entre 30 y 40 años, con hospitales, clínicas y unidades de diversos tipos construidas en las décadas de los años 60s, 70s, 80s y 90s en los cuales se requiere la adecuación de sus espacios ya sea por ampliaciones, remodelaciones o rehabilitaciones; y si consideramos que éstas deberían de haberse hecho cuando menos cada 15 años en lo que respecta a la infraestructura y 5 años en el equipamiento; el atraso actual existente es mayúsculo y grave. Por otro lado como SMAES debemos apostarle al futuro y coadyuvar con las instituciones de salud para que en el año 2030 tengamos en nuestro país cobertura universal de servicios de salud, esto nos demandara cubrir entre otras cosas el rezago actual de número camas, tecnología médica, médicos especialistas, enfermeras, técnicos, etc…, y desafortunadamente esta brecha ira aumentando conforme al crecimiento anual de la población si no se toman medidas adecuadas y correctas para beneficio de la salud en nuestro país. Como podemos ver, el reto de nuestro país es mayúsculo y la SMAES será participe con su “Gran visión y experiencia”, deberá apoyar a las instituciones dentro del sector salud en los próximos 25 años. Los “Arquitectos Especializados en Salud” desde los años 50s y 60s han sido un pilar fundamental en la planeación, la


En los próximos años abriremos espacios para consolidar a la SMAES como un organismo consultor de las instituciones dedicadas a la salud y seguridad social en el país, en temas como la planeación, la normatividad, la gestión de los futuros sistemas de salud y sus modelos nuevos de unidades médicas. Por eso debemos ser una sociedad que evalué, critique con fundamentos reales y desarrolle propuestas de cambio y ajuste con el fin de mejorar y apoyar al sistema nacional de salud con la idea de crear modelos de unidades médicas a un menor costo, mayor calidad y productividad. “Hacer más con menos” es el camino que vislumbramos ante la actual disminución de recursos financieros para la generación de una nueva infraestructura médica y rehabilitación de la existente. “Igualmente debemos analizar los esquemas actuales y proponer nuevos esquemas para la generación de los nuevos modelos de unidades médicas para la salud que consideren el respeto intrínseco al diseño y a las propuestas de los profesionistas especializados en salud, refiriéndome a evitar aquellos esquemas que supeditan la calidad de los proyectos a los intereses de las empresas constructoras y en algunos casos a los responsables de las instituciones de salud en el país”. Debemos tener la visión de participar con nuestra vasta experiencia en la evaluación de propuestas, programas y proyectos de inversión en infraestructura para la salud, como apoyo y asesoría a las Cámaras de Diputados y de Senadores en las decisiones que se refieran al desarrollo de la infraestructura de las instituciones de salud en nuestro país. Actualmente creemos que existe poca valoración de la necesidad de contar con una arquitectura funcional, lógica, productiva, de bajo costo de inversión y operativa para las

instituciones; por eso debemos sensibilizar a las autoridades acerca de la importancia de la participación de los arquitectos especializados en salud y otras profesiones que intervienen en la planeación inmobiliaria y el diseño de hospitales y unidades médicas, además de promover la capacitación profesional y actualización profesional continua y en su caso apoyar o coadyuvar a la selección correcta de los servidores públicos y arquitectos relacionados con el tema del desarrollo de la infraestructura para la salud y también en apoyo en la toma de decisiones de la misma. Hemos observado que las instituciones de salud pública no tienen el cuidado de evaluar los proyectos de unidades para la salud que generan cada una, para poder saber si han dado los resultados esperados o estimados, por lo que uno de nuestros nuevos retos es la participación y apoyo a las mismas para tener una retroalimentación; debemos evaluar nuestra arquitectura para la salud y compartir el conocimiento, la experiencia y el resultado de las mismas para poder desarrollar una nueva política con indicadores y parámetros adecuados; más reales y certeros, cuyos resultados sean susceptibles de aplicarse en el mejoramiento cualitativo y cuantitativo de la sustentabilidad y habitabilidad de los espacios para la salud, tanto para los pre-existentes como para el desarrollo de la nueva arquitectura para la salud en el futuro de nuestro país. Debemos tener una visión nueva para abrirnos a los campos que nos presenta el nuevo paradigma de salud en donde “la prevención se convierte en el nuevo pilar de la salud como un enfoque inicial de la misma” en donde se tienen que observar y evaluar las “causas de las causas que generan la enfermedad y el detrimento del bienestar social” y que repercuten en la salud de las personas; este enfoque está íntimamente ligado con el concepto de “Ciudades Saludables”, en donde la salud se ve en forma integral, proponiendo que la salud no solo se atiende o cura en el hospital si no que debemos visualizarla en una forma más amplia está relacionandola con la vida en la ciudad, la calle, el medio ambiente, la vivienda por lo que incorporar a los temas de nuestra especialidad aquellos componentes como la movilidad, la seguridad, la infraestructura urbana entre otros espacios donde la salud se puede deteriorar, nos obliga como La SMAES a tener una visión más amplia y actuar también sobre los Espacios donde repercute la salud de los mexicanos. Como ejemplo a este nuevo concepto de unidades nuevas para la atención de la salud y protección de la población podemos mencionar las casas para la tercera edad, los centros de bienestar social, los espacios para la salud mental y espiritual, así como los espacios para mejorar la salud física, los parques, entre otros.

121

creación de espacios y normas de la infraestructura de salud que existe en el país, por lo que la SMAES en los años por venir ampliará su liderazgo actual dentro del sector salud, tanto en las instituciones públicas como privadas, siendo una sociedad más activa y participativa en la Planeación, diseño y normas, supervisión y construcción de la infraestructura física de salud, debemos reforzar nuestro posicionamiento dentro de las instituciones públicas del sector salud como el IMSS, ISSSTE, Secretaria de Salud, Fuerzas armadas e iniciativa privada como un actor pensante y participativo que aporte al sector salud sus conocimientos y experiencias, además de seguir fomentando las buenas prácticas profesionales con ética y profesionalismo de nuestros asociados y de los arquitectos jóvenes que se incorporan en el medio del sector salud.


“México es un enorme campo de oportunidades para los Arquitectos Especializados en Salud si la visualizamos como un todo integral”. Nuestros asociados y Sociedad han participado en el desarrollo de una serie de normas que también se establecieron como ejemplo en Centroamérica y Sudamérica. Sin embargo, esto es algo que a nuestras fechas a tendido a desvanecerse porque las políticas sociales y económicas han cambiando y las instituciones de salud no le han dado la importancia adecuada, perdiéndose el trabajo logrado por las instituciones a lo largo de muchos años, por ésta circunstancia la SMAES deberá promover y participar en el desarrollo de las normas de infraestructura de salud que requiere el país, contemplando las nuevas tecnologías y los cambios en los procesos médicos, para coadyuvar con las instituciones a tener nuevos modelos y mejores unidades médicas acorde con nuestro tiempo y en el futuro inmediato creando arquitectura que no sea ostentosa con espacios de calidad, eficientes, seguros y confiables. Por otra parte debemos mantener óptimamente el vasto patrimonio inmobiliario nacional existente y adecuarlo para que siempre se encuentre dentro de la vanguardia tecnológica de la edificación y de la medicina, como SMAES vemos que es imprescindible conservar y transformar constantemente la infraestructura que tenemos para la salud. Uno de los retos importantes y que es un talón de Aquiles en nuestro país y por ende en la SMAES, es la falta de jóvenes Arquitectos Especializados en Salud. Es importante que en los próximos años demos un giro involucrando a las nuevas generaciones de arquitectos a las actividades de la SMAES. “Actualmente son pocos los jóvenes arquitectos especializados en hospitales”. Para la alta demanda del sector de salud tanto público como privado somos unos cuantos. Si queremos avanzar, en el futuro debemos tener la visión de reforzar nuestra presencia en las instituciones de enseñanza de la arquitectura, ya que no le dan la dimensión adecuada que requiere el país, a la problemática de la salud. Actualmente se está construyendo infraestructura para la salud en todo nuestro país con grandes deficiencias en diseño y operación y a costos mayores, misma que es realizada por arquitectos no especializados y con una falta grande de conocimientos, lo que le ha costado al país miles de millones de pesos en su construcción y operación, debemos evitar que esto siga pasando y solo lo lograremos involucrando a los Arquitectos Especializados en Salud con su nuevas generaciones en el desarrollo de la infraestructura para la salud.

122

Igualmente es importante señalar el impacto que ha tenido la SMAES en la arquitectura hospitalaria mexicana “es

fundamental para nuestro país, pero actualmente no es suficiente porque la Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en salud deberá buscar ampliar su horizonte de agremiados al buscar tener representaciones en todos los estados del país. Actualmente solamente tenemos representación en algunos estados de la República, y debemos tener la visión, que en los próximos años, el desarrollo de la infraestructura del país se hará en todo el país; por lo que debemos tener una mayor presencia en los gobiernos estatales, en sus Instituciones de Enseñanza Superior, Colegios de Arquitectos y en nuestra Federación de Colegios de Arquitectos de México” Otro reto presente y futuro, es: “como actividad principal presente, continuar con el proceso de institucionalización de la Certificación de la Especialidad Profesional y su complemento de una política de desarrollo profesional continuo (entendiéndose como un intercambio de experiencias). Lo anterior se basa tanto en la actual Ley Reglamentaria del Artículo 5o. Constitucional que señala que los colegios pueden registrar ante la Dirección General de Profesiones los correspondientes listados de peritos por especialidad, como en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) integrado por los Estados Unidos, Canadá y México, a través del Acuerdo de Reconocimiento Mutuo (ARM), firmado entre los gremios de arquitectos y reconocido por los países respectivos”. Es importante involucrar a la SMAES con los señalamientos que indican “que debemos de considerar y no descartar que existen importantes avances y diálogos constantes relacionados al proyecto de iniciativa de una nueva “Ley General de Colegiación y Certificación Obligatorias”, lo que implicaría en un futuro próximo una inminente certificación de los arquitectos especialistas en arquitectura para la salud, por lo tanto, debemos continuar construyendo la certificación profesional de la especialidad, que está, por un lado apegada y cumpliendo al texto de la ley reglamentaria y al acuerdo de reconocimiento mutuo del TLC y por el otro, adelantarnos a lo que parece es ya una necesidad de cambio impostergable en nuestro país, para estar al igual que muchos países del mundo”. Si pretendemos ser más participativos en todos los procesos que se vinculan al desarrollo de la infraestructura para la salud, la SMAES debe tener la visión de insistir y poder participar en los procesos de adjudicación de trabajos en el sector salud como invitada para dar más transparencia a los mismos. Si queremos estar acorde con nuestra realidad actual, tenemos que incorporar a la SMAES en la agenda nacional relativa a la prevención y mitigación de desastres ocasionados por fenómenos naturales como sismos, huracanes, inundaciones que con frecuencia dañan y


Una de las faltas que existen para promover y desarrollar una cultura de la “Arquitectura para la Salud”, en el ámbito nacional es la falta documental y bibliográfica de arquitectura especializada en salud y es impostergable que la SMAES se apropie, como una tarea, realizar en el futuro próximo la generación de un “Banco Documental de Infraestructura para la Salud Especializado” con documentos referentes a la planeación, normas, planos de los edificios de las clínicas y hospitales que se hayan proyectado, construido y ocupado,

desde el más modesto y pequeño hasta el más grande y sofisticado, además de poder realizar investigaciones con instituciones de enseñanza superior e instituciones de salud. Con esta visión se pretende que la SMAES se convierta en la mejor referencia especializada ante cualquier aspecto que tenga que ver con la Infraestructura Física para la Salud. Por último debemos reiterar que arquitectos asociados de la “Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud A.C.”, han participado en la planeación, diseño, normas, supervisión, coordinación y construcción de espacios para la salud, por lo que podemos afirmar que hemos participado en el desarrollo del 70% de la infraestructura hospitalaria existente en nuestro país, donde actualmente se atienden a más de 80 millones de mexicanos, ese es el gran impacto que nuestra Asociación y sus arquitectos asociados, le han dado al país; por lo que nuestra visión y compromiso presente y futuro es seguir con este esfuerzo colectivo apoyando a nuestro país en desarrollo de la infraestructura de salud.

“La suma de voluntades nos fortalece”

Arq. Francisco Javier Ortiz Islas Allende Presidente del Consejo Directivo 2016-2018

123

colapsan los espacios para la salud, sacándolos de operación, dejando un costo social muy alto al no funcionar los servicios de salud en las zonas cuando más se requieren. Por eso debemos tener la visión de poder intervenir con las autoridades competentes coadyuvando en los programas de prevención de desastres o como en el que participamos actualmente de Hospital Seguro y así poder tener especialistas en ese rubro dentro del desarrollo de la infraestructura física para la salud.


124


125

Objetivos y Socios de la SMAES


126


Objetivos Vigentes 2016 La Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud, A.C., ha cumplido con lo estipulado en los estatutos y establece como sus objetivos los siguientes: I. Promover y vincular con los sectores públicos social y privado, asesorías y colaboración en lo conducente a la arquitectura especializada en salud, para mejorar la calidad de vida en los ámbitos rural y urbano. II. Coadyuvar a la definición de normas técnicas en los diversos campos de la arquitectura especializada en salud, para la mejor planeación de unidades médicas. III. Difundir las relaciones del ejercicio profesional de la arquitectura especializada en salud, así como la aportación de sus logros al desarrollo y progreso del país. IV. Establecer vínculos e intercambiar experiencias entre sus asociados(as) y grupos de profesionales afines, sean nacionales o internacionales, para elaborar propuestas de solución a los problemas de carácter público y de utilidad social, a través de la arquitectura especializada en salud. V. Estimular la ética profesional de los(as) asociados(as) especializados(as) en salud. VI. Estimular la superación profesional, progreso intelectual y material de los(as) asociados(as) especializados(as) en salud. VII. Fomentar el desarrollo comunitario en el entorno urbano o rural, con la arquitectura especializada en salud. VIII. Fomentar la participación colegiada de sus asociados(as), en el estudio y actualización profesional de la arquitectura especializada en salud. IX. Formar conciencia de la trascendencia política, social y económica del ejercicio de la arquitectura especializada en salud.

127

X. Impulsar el desarrollo de la arquitectura especializada en salud, en aspectos relacionados con la docencia e


investigación. XI. Impulsar el estudio, desarrollo y reconocimiento, del ejercicio profesional de la arquitectura, la planeación y proyecto de sistemas especializados en salud. XII. Impulsar la participación profesional con equidad de género e igualdad de oportunidades. XIII. Obtener los recursos económicos que permitan la autosuficiencia en sus funciones, un adecuado apoyo y servicio, tanto para la comunidad, como para sus asociados(as). XIV. Organizar y participar en reuniones técnicas y congresos relacionados con los campos de la arquitectura especializada en salud.

128

XV. Prestar los servicios de apoyo a la creación y fortalecimiento de organizaciones que realicen actividades conforme a la Ley Federal de Fomento a las actividades realizadas por Organizaciones de la Sociedad Civil. En específico a las relacionadas con la arquitectura especializada en salud.

XVI. Procurar y promover la capacitación, superación, mejoramiento y defensa, del ejercicio profesional de sus asociados(as). XVII. Actuar con criterios de imparcialidad y no discriminación en sus determinaciones. XVIII. Apoyar el desarrollo intercultural de los pueblos y comunidades indígenas, con la arquitectura especializada en salud. XIX. Celebrar todo tipo de actos jurídicos o administrativos, relacionados con su objeto social y que sean requeridos legalmente. XX. Ejecutar todo tipo de acciones necesarias para el cumplimiento de su naturaleza.


Consejos Directivos

Consejo Directivo 2016-2018 Presidente Vicepresidente Ejecutiva Vicepresidente Promoción gremial y Certificación profesional Vicepresidente de promoción Académica Vicepresidenta de finanzas y promoción económica Vicepresidente de comisiones

Arq. Francisco Javier Ortiz Islas Allende Arq. Briseyda Reséndiz Márquez Arq. Fernando Garduño Bucio Arq. Laura Martínez Herrera Arq. Adriana García Loredo Arq. Ramiro Ortiz Treviño

Junta de Honor Presidente Vicepresidente Secretario Vocal Vocal

Arq. Alejandro Rebolledo Zenteno Arq. Salvador Ibarra Palacios Arq. Eduardo Muñoz Miranda Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada Ing. Julio Escandón García

Patronato Arq. Jaime Latapí Arq. Enrique García Formentí Arq. Enrique López Cardiel Arq. César Mora Velasco Arq. Michel Rodríguez Arq. Félix Salas Guerrero Arq. Adriana García Loredo Arq. Gloria Magaña y Garcilazo Arq. Carlos Rojas Chávez Arq. Salvador Ibarra Palacios

129

Presidente Patrono Honorario Patrono Honorario Patrono Honorario Patrono Honorario Patrono Honorario Secretario Técnico Vocal Vocal Comisario


Consejo Directivo 2014-2016 Presidente Vicepresidente Ejecutivo Vicepresidente Promoción gremial y académica Vicepresidente de finanzas y promoción económica Vicepresidente Promoción gremial y Certificación profesional

Arq. Susana Miranda Ruíz Arq. Adriana García Loredo Arq. Gilberto Muñoz Mercado Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada Arq. Ramón Aguirre Olvera

Junta de Honor Presidente Vicepresidente Secretario Vocal Vocal

Arq. Félix Salas Guerrero Arq. Víctor Adolfo Merchand Rojas Arq. Eduardo Muñoz Miranda Arq. Lino Andrés García Morales Arq. Carlos Rojas Chávez

Consejo Directivo 2012-2014 Presidente Vicepresidente de finanzas Vicepresidente de Acción Gremial Vicepresidente Académica Secretario General

Arq. César Mora Velasco Arq. Rodolfo Paczka Rodríguez Arq. Fernando Garduño Bucio Arq. Susana Miranda Ruíz Arq. Salvador Ibarra Palacios

Junta de Honor Presidente

Arq. Enrique García Formentí

Consejo Directivo 2008-2011 Presidente Secretario Vicepresidente de finanzas y promoción económica Vicepresidente de promoción académica y certificación profesional Vicepresidente de promoción gremial

Arq. Mario Alejandro Gaytán Cervantes Arq. Daniel Azcárraga Fuentes Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada Arq. Gilberto Muñoz Mercado Arq. Joaquín Sánchez Hidalgo y Anda

Junta de Honor

130

Presidente

Arq. José María Gutiérrez Trujillo


Consejo Directivo 2005-2008 Presidente Vicepresidente de finanzas y promoción económica Secretario Vicepresidente de promoción académica y certificación profesional Vicepresidente de promoción gremial

Arq. Salvador Duarte Yuriar Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada Arq. Daniel Rendón Castrejón Arq. M. José Antonio Maroñas Cortizo Arq. Daniel Azcárraga Fuentes

Junta de Honor Presidente

Arq. César Mora Velasco

Consejo Directivo 2003-2005 Presidente Secretario Tesorero

Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez Arq. Gilberto Muñoz Mercado Arq. María Luisa Yeverino Ortiz

Junta de Honor Presidente

Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga

Consejo Directivo 2001-2003 Presidente Vicepresidente Secretario Tesorero

Arq. Salvador Rodríguez Salinas Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez Arq. Gilberto Muñoz Mercado Arq. Héctor Pimentel Sánchez

Junta de Honor Arq. Luis Enrique Méndez Ramírez Arq. César Mora Velasco Arq. Diego Manrique Acuña Arq. Margarita Rodríguez Otal Arq. María Luisa Yeverino Ortiz

131

Presidente Vicepresidente Secretario Vocal Vocal


Consejo Directivo 1999-2001 Presidente Vicepresidente Secretario Tesorero

Arq. Luis Enrique López Cardiel Arq. Salvador Rodríguez Salinas Arq. Salvador Ibarra Palacios Arq. Susana Miranda Ruíz

Junta de Honor Presidente Vicepresidente Secretario Vocal Vocal

Arq. Jaime Latapí López Arq. Alejandro Gaytan Cervantes Arq. Rodolfo Bernardino Flores Lara Arq. Luis Enrique Méndez Ramírez Arq. Jorge Ortega Loera

Consejo Directivo 1997-1999 Presidente Vicepresidente Tesorera Secretario

Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga Arq. Luis Enrique López Cardiel Arq. Margarita Rodríguez Otal Arq. Luis Gerardo Soto Vázquez

Junta de Honor Presidente Vicepresidente Secretario Vocal Vocal

Arq. Alejandro Rebolledo Zenteno Arq. Jaime Latapí López Arq. Alejandro Gaytan Cervantes Arq. Rafael Muria Vila Arq. Félix Salas Guerrero

Consejo Directivo 1995-1997 Presidente Vicepresidente Secretario Tesorero

Arq. Sergio Mejía Ontiveros Arq. Luis Antonio Zapiain Lechuga Arq. Rafael Muria Vila Arq. Margarita Rodríguez Otal

Junta de Honor

132

Presidente

Arq. José María Gutiérrez Trujillo


Consejo Directivo 1993-1995 Presidente Vicepresidente Tesorero Secretario

Arq. Jaime Latapí López Arq. Sergio Mejía Ontiveros Arq. Luis Enrique López Cardiel Arq. Rodolfo Bernardino Flores Lara

Junta de Honor Presidente Vicepresidente Secretario Vocal Vocal

Arq. José María Gutiérrez Trujillo Arq. Luis Zedillo Castillo Arq. Alberto Castro Montiel Arq. Alejandro Rebolledo Zenteno Arq. Enrique García Formentí

Consejo Directivo 1991-1993 Presidente Vicepresidente Secretario Tesorero

Arq. Alejandro Rebolledo Zenteno Arq. Jaime Latapí López Arq. Jorge Ortega Loera Arq. Carmen González Garza

Junta de Honor Arq. José María Gutiérrez Trujillo Arq. Hilario Galguera Torres Arq. Luis Zedillo Castillo Arq. Guillermo Ortiz Flores Arq. Alberto Castro Montiel

133

Presidente Vicepresidente Secretario Vocal Vocal


134

Socios Fundadores Arreola Campero Rubén

Méndez Ramírez Luis Enrique

Castro Montiel Alberto

Mendoza Treviño Julio

Flores Lara Rodolfo Bernardino

Merchand Rojas Víctor Adolfo

Galguera Torres Hilario

Muria Vila Rafael

García Formentí Enrique

Ortega Loera Jorge H.

Gaytán Cervantes Mario Alejandro

Ortiz Flores Guillermo

González Garza Carmen

Ortiz Islas Allende Francisco Javier

Gutiérrez Trujillo José María

Rebolledo Zenteno Alejandro

Hernández Retena Ricardo

Rodríguez De Zurita Margarita

Latapí López Jaime

Rodríguez Salinas Salvador

López C ardiel Luis Enrique

Salas Guerrero Félix

Manrique Acuña Diego

Salvidea y Díaz Fernando

Martínez Romo Juan

Torija Guerrero José Francisco

Mejía O ntiveros Sergio

Zapiain Lechuga Luis Antonio

Mejía R ojo Enrique

Zedillo Castillo Luis


Socios de Número Generación 93 Aponte Toriz Enrique

Mora Velasco César

Barba Ariza Ana Cecilia

Pimentel Sánchez Héctor Javier

Benítez Ortiz Oscar Fernando

Rendón Castrejón Daniel

Caso León Edgar

Rojas Chávez Carlos

Cosío Pesado Pedro

Rojas López Carlos

Ibarra Palacios Salvador

Rueda Espinoza Francisco Armando

Manjarrez Andión Héctor

Solana Murúa Gabriel

Marmoléjo López Manuel

Solares Gómez César

Mascareñas Ostos Alfonso

Vallarta Moreno Francisco

Abadía Abarca Carlos

Menéndez Mendoza Hugo

Aguirre Olvera Ramón

Meza Morales Miguel

Ajuría González Armando

Miranda Ruiz Susana

Alvarado Ruiz Raúl

Montoya Quiróz José Luis

Azcárraga Fuentes Daniel

Ortiz González Jorge

Camarillo Arcos Pedro

Ramírez López Sergio

Clausell Arroyo Carlos

Ramos Ocegueda Pedro de María

Elguea Viniegra Martha

Rivera Treviño Carlos Ramón

Enciso Venzor Leopoldo

Solana Gabriel

García Morales Lino Andrés

Soto Vázquez Luis Gerardo

Garduño Bucio Fernando

Tello Díaz Benjamín

González Pacheco Orestes

Thierry Castro Julio

Haro Haro Miriam

Villanueva López Raúl

Latapí Clausell Jaime

Yamamoto Fernández Pedro Javier

Mandujano Torres Faustino

Yeverino Ortos Ma. Luisa

Medina Medina Jorge H.

Zaldívar Castillo Jorge

135

Generación 94


Generación 95 Ávila Castelazo Roberto

Muñoz Mercado Gilberto

Hernández Camarena Octavio

Saldaña Jauregui Irma

Generación 97 Anguiano Ortiz Fernando

Mujica Venancio Abel

Barros García Gabino

Olivares Villagómez Alelí

Becerril Toriz Gerardo

Romero García Enrique

Castillo Eguia Hernando

Toca Fernández Antonio

Escalona Muro Silvia

Torres Fernández Carlos Napoleón

Loo Valverde Jorge

Vadillo Pereira Jorge de Jesús

López Borja y Alcalde Víctor M.

Vázquez García Jorge Ángel

Medina Castañeda Hernán J.

Generación 2000 Arrellín Bautista Luis

Ojeda Rosado Eduardo de Jesús

Duarte Yuriar Salvador

Roldán Villerias Jesús

García Del Valle y Blanco Gerardo

Rubio Medina Lucrecia

Guerra Spíndola Rolando

Sánchez Hidalgo y Anda Joaquín

Generación 2001 / 2011 Aramburo Álvarez José Luis Becerra Muñoz Blanca Fabiola Duarte Aznar Enrique Escandón García Julio García Loredo Adriana Gaytán González Iván Ernesto Ibarra Roque Eduardo Marcor Ramírez Julio César

136

Martínez Herrera Laura

Martínez Ornelas Pedro Merchand Cravioto Eduardo Merchand Cravioto Federico Arturo Ortiz Cortés Guillermo Palau Abee Linda Reséndiz Márquez Briseyda Reygadas Valdez José Rivas Acevedo María Josefina Rodarte Rangel César Gerardo


Roquina Guzmán Salcido

Solano Zepeda Héctor Carlos

Salazar García María del Carmen Tulia

Tapia Olarte Jaime

Sánchez Caso Miguel Ángel

Trejo Parada Teresita de Jesús

Generación 2012 Alarcón Medina José Pilar

Ortiz Cortés José Luis

Labastida Estévez Eduardo

Ortiz Treviño Ramiro

Magaña y Garcilazo Gloria

Paczka Rodríguez Rodolfo

Mólgora Guerrero Antonio

Quezada Vázquez Elías

Morales Álvarez Korina

Zazueta Medina Heriberto

Generación 2013 Balcázar Soto Carlos

Salvador Rincón Ramsés

Hernández García Fernando

San Juan Olvera Luis Arturo

Muñoz Miranda Eduardo

Tamayo Pacheco Mauricio

Ramos Villalobos Rafael

Vergara Cuellar Juan Andrés

Ruiz Martínez Ariel

Widmer López Carlos

Ruiz Ortiz Mitzy

Generación 2014 Amador Hernández Brenda Iracema

Martínez Nava Cynthia Marbella

Ángeles Torres Elizabeth

Núñez Lara Marcela

Campos Portillo Marcia

Pantoja Romero Carlos

López Guerra Almada Francisco

Santiago Flores Enrique Gustavo

López Santacruz Ana Itzel

Generación 2016 Delgado Hernández Oscar

Sandoval Rueda Max

Prietto Avalos Manuel

Solís Arellano Marlette

137

Romo López Teresita


Socios Emeritos Arq. Álvarez Ordoñez Joaquín Arq. Carrillo Arena Guillermo Arq. Castro Montiel Alberto Arq. Gutiérrez Trujillo José María Arq. Rebolledo Zenteno Alejandro Arq. Sánchez Hidalgo y Anda Joaquín

Socio Condecorado Arq. Alberto Castro Montiel

Socios Honorarios

138

Arq. Aldana Echeverría Lorenzo Arq. Alva Martínez Ernesto Arq. Ancheita Avalos Luis Arq. Báez Ortiz José Arq. Barclay Galindo Manuel Dr. de Mucha Macías Rodolfo Dr. Estévez Corona José Luis Arq. Gutiérrez Gutiérrez Felipe de Jesús Dr. Méndez Bueno Francisco Arq. Pruneda Padilla Ramón Arq. Real Morelos Carlos Arq. Reygadas Valdés José Arq. Rivero Borrel Mauricio Dr. Ruiz Esparza Jorge Dr. en Arq. Sahl Richard J. Dr. Villafaña Guizar Mario


Asociados Arq. Cruz Yepes Víctor M. Admon. Cruz Trejo Nallelli Arq. Mayen Mayen Víctor Arq. Ortiz Cortés Guillermo Arq. Pineda Muñoz Isaías Empresa Sistemas Neumáticos de Envío S.A. de C.V.

Voluntarios

139

Arq. Espíndola Osorno Rosa Arq. Muñoz-Márquez Vázquez Alma Ruth


La SMAES a través del tiempo

140

Escultura Logotipo SMAES 3D. Elaborada por D. G. Felipe Latapí Clausell.


1991-1993

141

1993-1995


1995-1997

142

1997-1999


1999-2001

143

2001-2003


2003-2005

144

2005-2008


2008-2011

145

2012-2014


2014-2016

146

2016-2018


147

Patrocinadores


148


Líderes en soluciones integrales ¿Por qué Motion Corp es Líder en soluciones Integrales para farmacia intrahospitalaria y en farmacias de consulta externa? Esta empresa está comprometida con ofrecer soluciones acordes a las necesidades actuales de los hospitales en México, se ha dedicado a diseñar e implementar soluciones que integran tecnologías de punta con equipos líderes a nivel mundial, (Aerocom® , WHR®, etc.), software especializado diseñado para ser la herramienta de gestión poderosa que contempla las necesidades del personal de salud. Implementa los procesos de sus soluciones alineados a las normativas definidas para manejo, control y distribución de medicamentos en dosis unitaria, automatizando los procesos farmacéuticos de los hospitales, contribuyendo con la mejora de los procesos de gestión alineados a los estándares de certificación por el CSG, al Modelo Nacional de farmacia, a los estándares centrados en la seguridad del paciente, cumpliendo con los lineamientos de COFEPRIS y la FARMACOPEA MEXICANA actual. Es una empresa mexicana con más de 27 años de experiencia innovando en el sector hospitalario con más de 400 hospitales en operación, tales como: IMSS, ISSSTE, ISSEMYM, SS, Grupo Ángeles, Centro Médico Zambrano Hellion y ABC, ha logrado desarrollar con una profunda sensibilidad en los ejes más importantes en el sector hospitalario (paciente, gasto, calidad y eficiencia).

operativa y en un impacto en ahorros de millones de pesos anuales, logrando amortizar la inversión en menos de un año. Hemos instalado en México más de 15,000 Sistemas Neumáticos de Envíos operando en hospitales y otros sectores, representando a Aerocom ® (Líder mundial) y más de 1,000 ductos instalados de basura y ropa sucia con nuestra división Vertical ®. En Motion Corp somos expertos en desarrollar e implementar Soluciones que contribuyen a mejorar la seguridad y atención del paciente, garantizando la disponibilidad y control de medicamentos mediante la incorporación de tecnologías y procesos para la automatización tanto de la farmacia intrahospitalaria, como de la farmacia de consulta externa. Los modelos de solución de Farmacia de Motion Corp ofrecen total control sobre los procesos de: Registro e ingreso de pacientes en servicios, prescripción electrónica de medicamentos, almacenamiento, solicitud, dispensación,

Motion Corp a través de sus proyectos ha beneficiado a las instituciones en los últimos años con mejoras contundentes en la disponibilidad de medicamentos, control, eficiencia

Integración de Procesos, Tecnología y Software

149

Preparación Dosis Unitaria y Empaquetado


distribución y administración de medicamentos. Lo anterior en cumplimiento con la Normatividad Nacional vigente del Modelo Nacional de Farmacia (Farmacopea Mexicana, Estándares para la Certificación de Hospitales por parte del Consejo de Salubridad General, MMU´s y Normas Oficiales Mexicanas). Nuestra propuesta está alineada con el 3er estándar indispensable de certificación de las Unidades de Salud (MMU) emitido por el Consejo de Salubridad General para la calidad y seguridad al paciente y por la Joint Commission International (1, 3). Por otra parte cumplimos con las recomendaciones emitidas por la Secretaria de Salud a través de la Subsecretaria de Innovación y Calidad y la Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud (DGPLADES) respecto al Modelo Nacional de Farmacia Hospitalaria y a la Política Nacional de Medicamentos en México del Sistema Nacional de Salud que beneficien la calidad de atención y seguridad a los pacientes,

el buen manejo, almacenaje y control de los insumos, el desarrollo de la innovación tecnológica y el uso racional de los medicamentos. La tecnología que integramos da cumplimiento a las mejores prácticas emitidas por la American Society of Hospital Pharmacy (ASHP) y con las disposiciones de seguridad a los trabajadores en salud y pacientes emitidas por Occupational Safety & Health Administration United States Department of Labor (OSHA) y por la Food and Drug Administration (FDA). Contribuir con la mejoras en la calidad de atención al paciente. Trazabilidad de los medicamentos o materiales de curación desde su alta/registro en el hospital, hasta su administración a los pacientes. Ahorros significativos por reducción en mermas por caducidades, devoluciones y/o gastos en medicamentos, insumos y reactivos de laboratorio.

Proceso de Suministro de Dosis Unitaria 2.-Registro y Escaneo de medicamentos

3.-Prescripción Médica

1.- Re - Surtimiento a CEDIME

4.- Recepción de Prescripción en CEDIME

9.- Registro de administración a Paciente

5.-Se imprime Receta

150

8.- Recepción en Servicio o área crítica, escaneo y registro de medicamentos

7.- Envío de Medicamentos

6.-Preparación de Sólidos orales a dosis unitaria y empaquetado


Dentro de los grandes beneficios que ofrecen las soluciones integrales de Motion corp están los que siguen (1,2,3,4): Mejora niveles de eficiencia en procesos que permiten asegurar la disponibilidad de medicamentos y materiales de curación, con evaluación de puntos de re orden, mínimos, máximos. La disminución del costo hospitalario asociado a la medicación, se hará eficiente, al minimizar el tamaño de los inventarios de medicamentos en cada servicio. Se reducen las pérdidas por optimización del gasto de medicamentos, mediante la automatización y control de los mismos, implementando la distribución interna de medicamentos en dosis unitaria por medio de la integración de soluciones tecnológicas acordes a las necesidades de cada Institución, garantizando así la suficiencia y el suministro oportuno. Mejor control y seguimiento del tratamiento fármaco terapéutico de cada paciente. “Se obtiene un abasto oportuno y exacto de medicamentos, en beneficio de la población derechohabiente y siguiendo los estándares para distribución de medicamentos que dicta la COFEPRIS” (1). “Se proporcionan dosis exactas a los pacientes hospitalizados las 24 horas del día, los 365 días del año, con una atención de mayor calidad y calidez por parte del personal de enfermería hacia el derechohabiente”.(1, 2)

Control de usuarios con accesos restringidos y reportes de insumos dispensados, surtidos y administrados, lo que garantiza seguridad en el uso eficiente de recursos. Manejo de tiempos efectivos para la atención del paciente. Mayor rapidez, control y seguridad en el traslado, permitiendo al hospital aumentar su capacidad de servicios y atención. Desplazamiento y entrega oportuna de documentación, material quirúrgico, medicamentos, plasma, muestras clínicas, entre otros. Reducción considerable en el tiempo que ocupa el personal médico y paramédico en el desplazamiento a las diversas áreas del hospital, obteniendo con ello un incremento en su productividad. Ofrecemos las mejores prácticas en farmacia. Proveemos de diseños automatizados de vanguardia. Aseguramos la optimización de espacios. Facilitamos el desalojo de ropa sucia en hospitales. Referencias: (1) Modelo Nacional de Farmacia Hospitalaria. (2)Plan de Desarrollo e Informe del IMSS, Jun 2015. (3)Estándares para la certificación de hospitales, CSG, 1º Abril 2012. (4)Informe al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión, Consejo Técnico y Administrativo del IMSS, Jun 2015. (5)Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos, 5ª. Ed, 2014.

151

Centros Automatizados de Distribución de Medicamentos e Insumos Terapéuticos


SEISAMED® se ha caracterizado siempre por mantener la más alta calidad en nuestros productos, verificando en cada uno de ellos las especificaciones marcadas por el cliente y siguiendo las normas nacionales e internacionales que deben regir para cada producto (según sea el caso), rebasando incluso las expectativas de nuestros clientes. SEISAMED® es una empresa mexicana líder en proveer sistemas y soluciones integrales para el sector salud, respaldada con más de 25 años de sólida trayectoria, con amplia experiencia, y profundo conocimiento de las necesidades hospitalarias.

En SEISAMED® hemos sido precursores de los avances tecnológicos en materia hospitalaria, impulsando e incorporando las diversas innovaciones y mejoras en nuestros productos, pensando siempre en que estos proporcionen una mayor eficiencia, un mayor ahorro y un mejor servicio.

SEISAMED® está constituida por personal especializado, con experiencia en cada una de sus áreas, tanto en el ámbito de la planeación y desarrollo de proyectos, como en la gestión, supervisión y ejecución de los mismos.

SEISAMED® está 100% comprometida con nuestros Clientes, por eso le brindamos la asesoría necesaria, estableciendo las mejores condiciones económicas, para la adquisición de nuestros productos.

152

Nuestra fuerza de trabajo es la mejor garantía de que su proyecto será plena y cuidadosamente ejecutado hasta cumplir totalmente con su expectativa.


SEISAMED®, cuenta con una amplia gama de productos y sistemas integrales para cubrir las diferentes necesidades en las áreas críticas Hospitalarias, tanto en Salas de Cirugía, Laboratorios, áreas de recuperación, terapia intensiva, áreas comunes como en el suministro de redes de gases medicinales. Contando para ello con tecnología de punta, que hoy es implementada en Hospitales inteligentes. Entre nuestros productos destacan los Sistemas Prefabricados para Hospitales, fabricados en materiales de acero inoxidable, en vidrio e Impact, soportados en una sólida estructura autoportante. Los Sistemas Prefabricados para Hospitales tienen las siguientes características: protección contra fuego, aislamiento acústico, hermeticidad y protección radiológica, superficies completamente lisas exentas de poros, resistencia a la corrosión (de productos de limpieza y desinfección, habitualmente utilizados en el sector hospitalario), e impiden la proliferación de microbios y bacterias. Además permiten la fácil colocación de: Aire acondicionado, Flujo laminar, Componentes eléctricos de alto y bajo voltaje, Sistemas de Audio y Video, Sistemas de Telemedicina, Fontanería, Gases Medicinales, Puertas automáticas, Ventanas, Equipos médicos (columnas de quirófano, brazos articulados, lámpara de cirugía, negatoscopios, paneles de control, mesas de cirugía y pantallas UHD). SEISAMED®, cuenta también con tecnología HT Control, que es un sistema qué, a través de una pantalla táctil de alta ingeniería, controla la operación de varios servicios como: la gestión del tiempo, el acceso de las puertas, la temperatura y ventilación del ambiente, señales de alerta, las alarmas, la iluminación, la música, el teléfono, y las imágenes, en las áreas funcionales importantes del hospital como es el Quirófano y las UCI.

153

En SEISAMED®, conocemos la importancia de las áreas destinadas para laboratorios, para ello disponemos de los Sistemas Prefabricados para Laboratorios, que permite edificar infraestructuras e ingenierías, acorde con las operaciones y el riesgo de los agentes infecciosos, incluyendo laboratorios de alta contención de Bioseguridad (BSL- 3 y BSL-4), referente al manejo de especies como, el virus de la Influenza y Ébola, por mencionar algunos.


Para las áreas de recuperación y las unidades de cuidados intensivos ( UCI ), SEISAMED®, cuenta con los Sistemas Arquitectónicos Hospitalarios como consolas para encamados, sistemas de terapia intensiva, brazos articulados, columnas para Quirófanos y módulos de iluminación, todos ellos fabricados individualmente según las especificaciones de cada proyecto. Los Sistemas Arquitectónicos Hospitalarios son equipados con todos los servicios necesarios para la eficiente atención de pacientes, como son: tomas de gases medicinales, servicios eléctricos, sistemas de intercomunicación, equipo perimetral (flujómetros, portavenoclisis, soportes para bombas de infusion, etc.). Los Sistemas de Redes de Gases Medicinales que SEISAMED® le ofrece son seguros, eficientes y confiables, pues cuentan con sistemas de monitoreo constante, sistema de alarmas de última generación, cajas seccionadoras de gases medicinales y tomas de gases medicinales con entradas individuales, entre otros muchos componentes. Los Compresores de Aire Grado Médico son fabricados utilizando compresores libres de aceite bajo las normas NEMA y ASME para sistemas médicos, su banco de filtros garantiza la calidad del aire, cumpliendo con las recomendaciones citadas en la NFPA99-2002. Contiene un tablero de control automático que permite la operación del sistema, registro de eventos, alarma sonora y un display digital con la posibilidad de enlace Ethernet. Estos sistemas pueden ser Duplex, Triplex, Cuadruplex, en diferentes capacidades. Las Bombas de Vacío grado Médico, utilizan una bomba de vacio médico de tipo aspas rotativas lubricadas con aceite y con filtros de admisión y salida de evacuación, según recomendaciones citadas en la NFPA 99-C. También cuenta con un sistema de almacenamiento con certificación ASME, y un tablero de control automático que permite la operación del sistema. Nuestros Complementos Hospitalarios son fabricados con los más altos estandares de calidad, con diseños y colores innovadores que se podrán adaptar a cualquier tipo de decoración cuidando antetodo las especificaciones técnicas para cada producto, prueba de ello son nuestras cortinas antibacterianas, las protecciones contracamilla y los sistemas de rieles portavenoclisis. Por todo esto y más SEISAMED®, es el respaldo y la garantía que le darán la solución que usted anda buscando…

154

Contáctenos: www.seisamed.com 01-800-00-734-72, Tel.(55) 2454-4353 (55) 2454-4352 info@seisamed.com ventas@seisamed.com


www.bayards.mx

Helipuertos más seguros

“Porque cada segundo cuenta”

puentes, equipos contra incendios, sistemas de iluminación para operación diurna y nocturna, sistemas de calefacción además de la plataforma de helipuerto en aluminio con canalón y malla perimetral. Naturalmente apegados de acuerdo a las regulaciones locales (D.G.A.C. de la S.C.T.) y con los estándares de calidad y seguridad internacional más exigentes (OACI, CAP 437).

Con más de 500 Helipuertos instalados alrededor del mundo BAYARDS es el especialista en diseño, ingeniería, fabricación e instalación de plataformas de helipuertos en Aluminio. Nuestros Helipuertos se pueden instalar en cualquier edificio, ya sea en un rascacielos, hospital o edificio de oficinas de manera segura y rápida. No se requiere ningún refuerzo estructural ya que el peso del aluminio es muy ligero. Ideal para edificios nuevos o ya existentes.

Beneficios de Helipuertos de aluminio Bayards: • 4 veces más ligero que el acero y 6 veces más que el concreto. • Cero mantenimiento ya que el aluminio es resistente a la corrosión y no requiere pintura. • Fácil de instalar. • Proyectos llave en mano. • Sustentables ya que no pierden su valor.

En Bayards podemos suministrar proyectos llave en mano, si así se requiere, incluyendo estructura de soporte, rampas, escaleras,

Arq. Carlos Bustamante Motta Carlos.Bustamante@Bayards.mx +52 1 55 2884 0186

Para más información visite nuestra página web www.bayards.mx o contáctenos:

155

La mayoría de los pacientes en condición crítica requieren de un traslado al hospital usando vías aéreas y más en las grandes ciudades. Para una pronta y oportuna atención médica es vital contar con un helipuerto hospitalario seguro y eficiente.


Adix ofrece sistemas de intercomunicación de llamado de enfermeras (Enfermo/Enfermera) de la marca Jeron, flexibles que se adaptan para satisfacer necesidades de atención especializada en centros hospitalarios. Los sistemas Jeron cuentan entre otras cosas: con VoIP y audio fullduplex, integración de teléfono y buscapersonas de bolsillo inalámbrico, operación sencilla de la pantalla táctil, funcionalidad automatizada de alerta y flujo de trabajo; sistemas de localización en tiempo real, aplicaciones de software, alarma centralizada de notificación código azul y los informes administrativos de la empresa.

156

Tel: 01 800 699 23 49

www.adix.com.mx


157


Integración Hospitalaria Ofrece soluciones para la elaboración y desarrollo de su proyecto de equipamiento y funcionamiento de Unidades Médicas Públicas y Privadas.

Contacto. Ciudad de México Tel. (55) 5524 5997 Ext. 105 01800 800 1000

Sucursales. Guadalajara, Jal.

158

Tel. (0133) 1814 0461 / 3627 8629

Morelia, Mich. Tel. (0144) 3340 5056 01800 6707 976


159


Producimos y distribuimos lo mejor en seguridad para hospitales, clínicas, centros geriátricos y de salud en general. Somos Innovación en protección. Fabricantes de las mejores Cortinas Antibacterianas

Resistencia Antibacteriana (ASTM-G-22). Propiedades retardantes de fuego (NFPA-701). Producto deodorizado, durable y antiestático. Cumplimiento de Normas para hospitales del gobierno.

Distribuidores Exclusivos de Juntas Constructivas JointMaster ® Sistemas especiales contra movimientos sísmicos. Juntas para techo, piso y pared. Para interiores, exteriores y uso rudo.

Barreras y espumas corta fuego.

Distribuidores de Protectores Contra Impacto IPC® Protectores de pared, esquinas y puertas.

Productos para calificación LEED®.

Manufactura estadounidense de gran calidad.

(55) 4171.1869 | (55) 6363.0056 | (55) 5700.7821

160

www.fameinteriores.com

ventas@fameinteriores.com


161


162


163


164


as MEMORIAS DE LA SMAES, 25 AÑOS fue posible gracias al interés, el entusiasmo y el ánimo de los amigos, socios fundadores y socios, en especial del Arq. Alejandro Rebolledo, Arq. Jaime Latapí, Arq. Sergio Mejía, Arq. Luis Antonio Zapiain, Arq. Adolfo Merchand, Arq. Salvador Rodríguez, Arq. César Mora, Arq. Susana Miranda, Arq. Luis Gerardo Soto y Arq. Luis Enrique López Cardiel, quienes amablemente nos compartieron sus recuerdos, algunas publicaciones y fotografías. Agradezco particularmente a la Arq. Susana Miranda Ruíz, quien me apoyó en su gestión como presidenta para iniciar este proyecto, así como al Arq. Francisco Ortiz, quien me permitió darle continuidad y concluirlo. También agradezco al Dr. Luis Mario Villafaña Guiza, Dr. Rodolfo de Mucha, Dr. Francisco Méndez, Ing. Andrés Arzani, Lic. Felipe Alva, Ing. Jaime Eluani y C.P. Raúl Montaño, amigos de la SMAES, quienes afectuosamente nos compartieron su experiencia y punto de vista sobre esta Sociedad. Mi agradecimiento a la Junta de Honor por sus comentarios y aportaciones para esta publicación. Reconozco el valioso apoyo de la Lic. Verónica Chapa, quien participó activamente apoyándome con la programación de las entrevistas y el seguimiento de cada una de ellas, así como con la búsqueda de información para el acervo histórico de la sociedad. Agradezco el apoyo a la empresa Imix Estudio, que me ayudó en la edición, diseño, corrección de estilo e impresión de este libro, en especial a la Lic. Meza, al Lic. Santiago Ríos y a la Lic. Lilián Delgadillo. Reconozco que el desarrollo de estas memorias se logró consumiendo una parte valiosa del tiempo familiar; por este motivo deseo reconocer una vez más la comprensión y el apoyo incondicional de mi pareja y de mi hijo. Quiero manifestar mi agradecimiento a quienes directa o indirectamente contribuyeron al resultado de estas memorias, ya que me sería imposible mencionarlos a todos. Por último, agradezco a las empresas patrocinadoras por su apoyo, entusiasmo e interés, con la SMAES y con mi persona.

Arq. Teresita de Jesús Trejo Parada

165

Agradecimientos

L