Page 29

29

PUBLIRREPORTAJE

Imagen aérea de Vencillón

alcanzado un perfecto equilibrio entre la sostenibilidad social y la medioambiental. Esta concesión recuerda todo el compromiso de estos pobladores que se instalaron en las décadas de 1950 y 1960 en nuevos pueblos creados en los entornos del canal de Monegros, la zona de Flumen y el canal del Cinca. Gracias a su trabajo, posibilitaron la reconversión de tierras de secano en tierras fértiles que, hoy por hoy, son una parte fundamental del Altoaragón y son ejemplo de cómo es posible la convivencia entre trabajar la tierra y ser respetuosos con el entorno medioambiental.

PUEBLOS DE TIERRA Pero todo lo hecho hasta el momento, lamentablemente, no parece suficiente para parar la sangría que corre por las calles y caminos de nuestra provincia. Los 15 pueblos que nacieron con el Plan General de Colonización han ayudado a despertar una tierra casi yerma pero el mal prevalece, y la acción de los gobiernos debe incrementar su trabajo en esta y otras provincias de la España del interior. Las instituciones más cercanas –Ayuntamiento y, sobre todo Diputaciones- han definido planes de atracción de población que a duras penas consiguen retener la ciudadanía local. Es necesario que los gobiernos nacionales –declarar la despoblación un asunto de Estado ha sido un logro de las instituciones próximas- se impliquen e impliquen, de paso, al Parlamento Europeo para que asuma las riendas de un problema que acabará -y si no al tiempo- poniendo en riesgo el futuro de las sociedades occidentales. Al menos, como las conocemos a estas alturas del siglo XXI.

PROBLEMAS DE LA COLONIZACIÓN Los colonos no solo se enfrentaron a las dificultades del terreno, sino que tuvieron que hacer frente a otras vicisitudes. En primer lugar, la colonización y el sistema agrario que se había pensado para los colonos eran puramente productivos, no se había previsto la comercialización, por lo que los colonos tuvieron que organizarse y crear cooperativas que dieran un precio competitivo a sus productos y que abarataran su acceso a los insumos como semillas o fertilizantes. Por último, los lotes de tierra no podían dividirse y tenían que ir a parar a un único heredero, lo que dio lugar a que la mayoría de los hijos de las familias numerosas que había demandado el INC no tuviera otra alternativa que emigrar.

Pueblos de colonización en la provincia de Huesca 1. Valsalada, Almudévar (1957) 2. Artasona del Llano, Almudévar (1957) 3. San Jorge, Almudévar (1957) 4. El Temple, Gurrea de Gállego (1948) 5. Sodeto, Alberuela de Tubo (años 50) 6. Curbe, Grañén (1959) 7. San Lorenzo de Flumen, Lalueza (1963) 8. Montesusín, Grañén (1958) 9. Valfonda, Torres de Barbués (años 50) 10. Frula, Almuniente (1958) 11. Orillena, Lanaja (1957) 12. Cartuja de Monegros (1968) 13. San Juan de Flumen, Sariñena (años 50) 14. Vencillón, La Litera (1965) 15. Cantalobos, Lanaja (1964)

Somos Litera Noviembre 2017  

Somos Litera Noviembre 2017

Advertisement