Page 1

Jueves 14 marzo 2013 Expansión 23

ECONOMÍA/ POLÍTICA

Las 100 medidas de Rajoy se quedan cortas, según los expertos

La empresa española soporta la sexta fiscalidad laboral más alta del mundo

P.Cerezal.Madrid

contrate a más trabajadores? En mi opinión, serían más eficaces medidas que fomenten el afloramiento y regularización de la economía sumergida,muyespecialmentedeuna buena parte de profesionales que con sus ingresos recurrentes no pueden pagar los nivelesquelacotizaciónmínima de autónomos les exige. Tal vez flexibilizar esos mínimos, que son unos 160 euros mensuales,noasequiblespara todos, y dar oportunidades para regularizar en un período transitorio, ayudarían a aliviarlasituaciónyamejorarun poco las cuentas de la SeguridadSocialydelpaís. Presidente de Novaster y profesor de la Universidad de Barcelona

IRPF Y COTIZACIONES SOCIALES/ El empresario medio en España paga sobre un sueldo de 23.000 euros

7.700 euros más en costes laborales. Esta cifra supone un 33,47% del salario bruto, según un estudio. El Ejecutivo no baja cotizaciones

Mercedes Serraller.Madrid

Las empresas españolas hacen frente a una fiscalidad laboral de las más elevadas a nivel mundial, en concreto, la sexta más alta, según un estudio de UHY, red de auditoría y consultoría que ha recabado información de 25 países entre los que están presentes miembros del G7 y economías emergentes. El informe mide los costes en Seguridad Social e impuestos por trabajador que tiene que efectuar una empresa, es decir, cotizacionessocialeseIRPF. UHY deduce en su estudio que el empresario medio en España tiene que pagar 7.700 euros extra sobre un salario de 23.000 euros (un 33.47% delsalariobruto)enfiscalidad laboral. Estas cifras sitúan a España como el sexto país con mayores cargas para los empresarios por trabajador, frente a una media europea de6.200euros(un26,95%). Además, la fiscalidad laboral en España es más alta cuanto más bajo es el salario del trabajador. España desciende al octavo puesto del ránking para un salario de 57.700 euros, y al número 16 en el caso de un sueldo de 231.000euros. El Gobierno español anunció en dos ocasiones rebajas de entre uno y tres puntos de las cotizaciones sociales (ver informaciónadjunta),promesa que ha aparcado a pesar de que acaba de lanzar un paquete de medidas contra el desempleo y de apoyo a pymesyautónomos. Siete de los diez países señalados en el estudio con las cargas más elevadas para trabajadores con sueldos bajo y medio son europeos. La media del coste que un empresario europeo debe pagar sobre el sueldo bruto de un empleado que gana 57.700 euros es de 13.700 euros (un 23,74%), mientras que en Estados Unidos es de 4.800 euros (un 8,31%), y en Canadá de 4.000 euros(6,93%). UHY añade que hay diferencias significativas entre los costes por empleado para las empresasenEuropa. Deestaforma,losempresarios de Italia –el país europeo con la fiscalidad laboral más elevada, seguido de Francia– tienenquepagar12.000euros sobre el salario de un trabaja-

El ministro de Economía, Luis de Guindos, fue el primer miembro del Gobierno en apuntar que se acercaba una subida del IVA, que fió para 2013. Lo hizo el pasado 27 de abril, y ligó el alza a una rebaja de cotizaciones sociales de 5.000 millones, hasta tres puntos. De Guindos mantuvo la promesa cuando se acercaba el anuncio de la subida del IVA en julio, según ratificó Mariano Rajoy. De hecho, el Gobierno mantuvo que la rebaja se iba a producir hasta en el Plan Bianual que mandó a Bruselas el 3 de agosto. En concreto, una reducción de un punto en 2013 y de otro adicional en 2014, que supondrían 3.000 millones.Todo esto ha quedado descartado.

El Gobierno anunció rebajas de hasta tres puntos de las cotizaciones, promesa que aparcó Siete de los diez países con los costes más elevados para salarios medios y bajos son europeos dor con un sueldo bruto de 23.000 euros (un 52,17%). En cambio, en Dinamarca, los empresarios únicamente pagan1.300euros(un5,65%). La media en los países del G7 es de una carga laboral de 5.587 euros sobre un salario bruto de 23.000 euros (un 24,29% del salario bruto) y de 47.000 euros sobre un salario bruto de 231.000 euros (un 20,35%). En los países emergentes, los costes son de 6.500 euros (28,26%) sobre un sueldo de 23.000 euros y de 43.500 euros (18,83%) sobre un sueldo de 231.000 euros, respectivamente. Joseph Fay, socio director de UHY Fay & Co en España, apunta que “con un desempleo de casi seis millones, que supone una tasa de paro del 26,02%, España no puede continuar ignorando una rea-

SUBE EL PARO El estudio de UHY concluye que los costes laborales elevados impiden el crecimiento de la tasa de empleo. La disminución de cotizaciones sociales ayuda a flexibilizar el mercado laboral y a la creación de nuevas empresas.

lidad económica básica: altos costes laborales y bajo desempleo no van juntos. En países con una precaria situación económica y problemas de desempleo estos costes impiden el crecimiento de la tasa deempleo”. Por ejemplo, señala Fay, “Reino Unido, Alemania, IrlandaoDinamarcatienenuna ventaja competitiva clara ya que su fiscalidad laboral es muchomásbaja.Enestospaíses, es mucho más barato abrir un negocio y contratar a personal que en cualquier otrositiodeEuropa”. A juicio de Fay, “muchas de las estructuras de la Seguridad Social en España se levantaron hace décadas, y los principios sobre las que se crearon no han sido revisados,conloqueloscosteslaborales han ido creciendo sin el controlnecesario”.

Fay remacha: “La disminución de los costes laborales ayudan a flexibilizar el mercado laboral y la creación de nuevasempresas”. El estudio muestra que Brasil es el país con la fiscalidad laboral más alta del mundo, del 59,13% sobre un salario bruto de 23.000 euros, aunque los impuestos directos sobre las personas físicas son bajos. Eric Waidergorn, miembro de UHY en Brasil comenta: “Los costes sobre el empleoenBrasilimpediránel desarrollo de nuevas empresasylacreacióndeempleo”. En cambio, países con fiscalidad laboral muy baja como Dinamarca pagan estas cargas en transferencias del Estado, o sea, impuestos. Pero esta fiscalidad laboral baja fomentaelempleoydesincentiva la economía sumergida, señalanlosexpertos.

lea Sala. Propiedad de Unidad Editorial. Prohibida su reproducción.

“Hay que eliminar la dualidad laboral, porque perjudica la situación de los jóvenes”en un país en el que el paro juvenil supera el 50%, critica el informe del grupo de expertos europeos CESifo, presentado ayer en la Fundación BBVA.John Driffill, profesor de la Universidad de Londres, señaló que las reformas que el Rajoy anunció“van en la buena dirección, pero el Gobierno debería concentrarse más en políticas activas de empleo, como la formación y ayudas a la contratación, rebajando las ayudas a los parados”. El economista criticó la proliferación de contratos y apunta que la simplificación vendría de “un contrato único con indemnización creciente”. Para ello, Driffill recomienda que España haga una devaluación fiscal,“bajando los impuestos al trabajo y subiéndolos al consumo y propiedad”. Sin embargo, Julio Saavedra, director de Relaciones Internacionales del CESifo, cree que apenas hay“2 ó 3 puntos de margen”. Driffill indica la necesidad de reducir el gasto público:“Hay un límite a partir del cual el gasto público ya no sirve para impulsar el empleo, y España lo ha superado”.

Emrpesa  

La empresa española soporta la sexta fiscalidad laboral más alta del mundo.

Advertisement