Issuu on Google+


Hay en el fondo de todo aquello que se sabe algo que se ignora; en lo más viejo, en lo más estudiado, en lo mejor conocido, hay siempre algo nuevo que decir.

Estimados miembros, compañeros y amigos:

I

niciamos actividades dentro de la Sociedad y la primera sesión estatutaria se relaciona con la obesidad, que es un tema actual y sin embargo añejo, que hoy de tan importante que es, se le considera la epidemia del siglo; el porqué, lo que determina, de lo que se acompaña y lo que requiere para el tratamiento integral es demasiado amplio para tratarse en tan solo una sesión. Pero si queda el interés, el ímpetu y el deseo de hacer algo para prevenirlo, la sesión habrá sido útil. Hay en el fondo de todo aquello que se sabe algo que se ignora; en lo más viejo, en lo más estudiado, en lo mejor conocido, hay siempre algo nuevo que decir. Una de tantas confirmaciones a este aserto es la obesidad, las primeras observaciones que vincularon a la obesidad con la diabetes se hicieron hace 85 años y poco tiempo después se relacionó para fines de seguro de vida lo conveniente de tener un buen peso, un peso adecuado para incrementar la esperanza de vida o ser más longevos. Estas observaciones parece ser que no tuvieron la atención ni los impactos deseados, casi un siglo después la obesidad se considera una epidemia mundial de proporciones tales que debe ser controlada a corto plazo.

alimentarias y en nuestra precaria actividad física, que requieren de una revisión y que deben ser drásticamente modificados. Este tema y todo aquel motivo de interés por parte de los miembros de la Sociedad serán abordados en las sesiones estatuarias. La Mesa Directiva considera que la comunicación es primordial, el envío de correos electrónicos con temas de interés general y temas de las sesiones estatuarias continuará. Seguiremos con el proyecto del doctor Manuel Gil de fomentar la comunicación, intercambio y presentación de casos a través del correo electrónico y del portal de la Sociedad. Tenemos ya la colaboración de empresas farmacéuticas que ofrecen la búsqueda de artículos que ustedes soliciten. La presencia de ustedes en las sesiones, la comunicación constante por cualquier medio y el intercambio de opiniones nos permitirá consolidarnos como grupo, heterogéneo por los diferentes miembros que lo componen pero con metas comunes y esfuerzos grupales.

En los Estados Unidos de Norteamérica el problema es mayúsculo: el 50 por ciento de la población tiene sobrepeso y un 20 por ciento es obeso. Es la obesidad un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas en el adulto o es la obesidad una enfermedad con disfunción fisiológica del organismo por estímulos ambientales, predisposición genética y alteraciones en otros órganos y sistemas como el cardiovascular, endocrino, pulmonar e inmunológico entre otros. La obesidad en niños y adolescentes mexicanos es de ya un problema a resolver, las encuestas nutricionales muestran que hay sobrepeso y obesidad en estas edades y que son más frecuentes en las zonas urbanas que en las rurales. La combinación de ingesta de calorías elevada y un menor tiempo para la realización de actividad física son una combinación que favorece esta condición. Es necesario unir esfuerzos en la prevención de las enfermedades que afectan al corazón, la obesidad es una de ellas, el conocer cuándo se inicia y por qué, es un buen comienzo; las consecuencias de su cronicidad son motivo de múltiples estudios y tratamientos y aun de debate. Tal vez la respuesta o lo nuevo esté en nuestros niños, en nuestras nuevas costumbres

Dr. Alfonso Buendía Hernández Presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología Periodo 2006-2008

3


D I R E C TO R I O Editor y Director General Luis del Villar García director@medicosdemexico.com Consejo Médico Dr. Luis Lepe Montoya Dr. Enrique Udaeta Mora Dr. Miguel Ángel Rodríguez Weber Dra. Ana Lucrecia Arias Romero Dr. Luis Alberto Fernández Carrocera Dr. Claudio Serviere Zaragoza

06 Hitos en la Historia de la Sociedad Mexicana de Cardiología

Directora de Ventas Publicidad Silvia Juárez Toro ilviajuarez@medicosdemexico.com Directora de Relaciones Públicas Adriana Salazar Juárez adrianasalazar@medicosdemexico.com

10 Alfonso Buendía Hernández Presidente

Asesor Jurídico Lic. Cristian García Tavera Coordinación de Ediciones Mensuales María Luisa Santillán Silva masantil@medicosdemexico.com Coordinación de Proyectos Especiales

16 Jorge Gaspar Hernández Vicepresidente

Santiago Fuentes Sáenz fs@medicosdemexico.com Coordinación de Proyectos en los Estados Ricardo Alberto Islas Cortés icardoislas@medicosdemexico.com Director de Arte y Diseño Héctor Dorantes López

22 Juan Verdejo Paris Secretario

Diseño Gráfico e Ilustración Estudio Arte Dorantes Reporteros Patricia Aceves Aguirre paceves@medicosdemexico.com Rodolfo Bautista Valdez

28 Guillermo Fernández de la Reguera Secretaría Adjunta

odolfobautista@medicosdemexico.com Coodinadora de Sucripciones Karla Juárez Salazar (5590 4241) karlajuarez@medicosdemexico.com Webm@ster Mario Aceves Dávalos

34 Araceli Añorve Gallardo Vocal de Enfermería

Fotógrafos Eduardo Melo Édgar Mendoza Año VI. No. 74, Noviembre de 2007. Médicos de México es una publicación mensual editada por Alianza 3 Grupo Editorial, S.A. de C.V., Av. Río San Joaquín 285-4 Col. Granada, México D.F., C.P. 11490, Tels. y Fax: 52 50 27 00, 52 50 27 01 y 58 87 31 16. Reserva al uso exclusivo del título No. 04-2007-050909573500-102, otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor, de la Secretaría de Educación Pública. Certificado de Licitud de Título No. 12112, Certificado de Licitud de Contenido No. 8764, otorgados por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación. Registro Postal PP09-0998, otorgado por Sepomex. Impresión a cargo de Equilibrio S.A. de C.V. Dr. Andrade #321, Col, Doctores, Del. Cuauhtémoc, México, D.F. El contenido de los artículos es responsabilidad exclusiva de los autores. El material publicitario se acepta con criterio ético, pero los editores se deslindan de cualquier esponsabilidad respecto a la veracidad y legitimidad de los mensajes contenidos en los anuncios. Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción parcial o total del material publicado sin consentimiento escrito de los editores. PRINTED IN MEXICO

38 Capítulos 58

Interacción con Sociedades hermanas


Hitos en la Historia de la Sociedad Mexicana de Cardiología* Fue en París en los Hospitales Broussais y de la Pitié en d o nde el maestro Chávez enriqueció sus conocimientos de Cardiología que lo consolidaron como el primer cardiólogo mexicano. En 1930 se fundó la primera revista especializada que se denominó Archivos Latinoamericanos de Cardiología y Hema tología. Dicha revista precedió a lo que posteriormente fue el órgano oficial de la Sociedad Mexicana de Cardiología (SMC): Archivos del Instituto Nacional de Cardiología de Mé xico, actualmente Archivos de Cardiología de México. En 1933 se llevó a cabo el primer curso de Cardiología para posgraduados en el Pabellón 21 del Hospital General de México.

La fundación de la Sociedad Mexicana de Cardiología Fue el 27 de mayo de 1935 cuando Don Ignacio Chávez convocó a una reunión con sus alumnos en el Pabellón 21 del HGM en la que se protocolizó la Sociedad Mexicana de Cardiología. Los firmantes del acta constitutiva fueron los doctores Salvador Aceves, Alejandro Betancourt, Rafael Carral, Ignacio Chávez, Alfonso de Gortari, Manuel Díez Martínez, J. Joaquín Izquierdo, Salvador García Téllez, Manuel Martínez Báez, Luis Méndez, Francisco de P. Miranda, J. Quintín Olascoaga, Teófilo Ortiz Ramírez, J. Manuel Rivero Carballo, Manuel Vaquero, Eduardo Vergara y Enrique Villela.

Dr. Ignacio Chávez

Antecedentes La Cardiología moderna mexicana se gestó en el Hospital General de México (HGM), cuando el Dr. Ignacio Chávez fue comisionado por la Dirección de ese nosocomio para fundar el Servicio de Cardiología en su Pabellón 21; corría el año 1924. Su primer alumno fue el Dr. Teófilo Ortíz Ramírez.

6

Fundación de la SMC en el antiguo Pabellón 21 del hospital General de México

Para esa época existían ya unas cuantas sociedades como la Sociedad Mexicana de Oftalmología. Siguiendo a la de Cardiología, se fundó la Sociedad Mexicana de Hematología, surgida del círculo del Maestro Chávez. Los objetivos planteados fueron: el fomento al estudio de la Cardiología, de la investigación, de los problemas cardiológicos y la difusión de su importancia. Los primeros invitados extranjeros que parti-

Primer curso formal de Cardiología para posgraduados, 1933


ciparon en el seno de la Sociedad fueron los doctores George Herrmann y G. Decherd, de Galveston, Texas. Posteriormente acudieron figuras de gran prestigio internacional como el doctor Paul D. White. A la fundación del Instituto Nacional de Cardiología el 18 de abril de 1944 siguió el traslado de la sede de la SMC a dicha institución, quedando como primer presidente el Maestro Chávez hasta esa fecha.

En los primeros trabajos publicados en su órgano oficial aparecen los nombres de destacados investigadores mexicanos y extranjeros de alto nivel académico como Samuel A. Levine, Paul D. White, Arturo Rosenblueth, Juan García Ramos, Demetrio Sodi Pallares, Manuel Vaquero, Rafael Carral e Isaac Costero, entre otros. Desde entonces hasta la actualidad se ha impreso de manera ininterrumpida la revista actualmente denominada Archi vos de Cardiología de México durante los últimos 77 años. Se han editado también numerosos libros sobre temas diversos, entre los que se puede señalar el que se tituló “Functionality of the Endothelium in Health and Diseased States: a Comprehensive Review” editado por los docotres Gustavo Pastelín, Rafael Rubio, Guillermo Ceballos y Jorge Suárez, coordinados por el doctor Gustavo Sánchez Torres y que fue fruto de los trabajos presentados en noviembre de 1993 con motivo del XVIII Congreso de Cardiología y al cual acudieron 41 investigadores, pioneros a nivel mundial de la Endoteliología. Con motivo de los 60 años de la SMC se publicó en 1995 el libro: “La Sociedad Mexicana de Cardiología: Crónica de 60 años de esfuerzos y logros” cuyos autores fueron Carlos Viesca Treviño, Xochitl Martínez Barbosa y José Sanfilipp del Departamento de Historia y Filosofía de la Medicina de la UNAM y Florencio Rustrián Sosa, Miembro titular de la SMC, libro del cual se tomaron muchas de las citas que se mencionan en este escrito.

En la parte central destaca la presencia del Maestro Ignacio Chávez, acompañando a los invitados extranjeros participantes en el II Congreso Interamericano de Cardiología realizado en 1946.

Con motivo de la inauguración del Instituto Nacional de Cardiología se reunió un numeroso grupo de cardiólogos destacados y por la iniciativa del doctor George Herrmann se fundó la Sociedad Panamericana de Cardiología, confiriéndosele a tal reunión el carácter de su primer congreso formal. Poco tiempo después se cambió el nombre por el de Sociedad Interamericana de Cardiología presidida por el doctor Ignacio Chávez. En esa ocasión se acordó designar como sede permanente de la Secretaría-Tesorería al INC que permanece hasta el día de hoy. Los secretarios han sido elegidos entre miembros distinguidos de la SMC. El doctor Marco A. Martínez Ríos ocupó recientemente el puesto de Presidente de ésta. El mismo grupo de cardiólogos fundó en fecha posterior la Sociedad Mundial de Cardiología, conocida inicialmente como International Society and Federation of Cardiology, actualmente denominada World Heart Federation. En esta Agrupación han ocupado los puestos de secretarios también miembros distinguidos de nuestra Sociedad.

Acerca de la membresía

Doctores Manuel Vaquero (sentado) y Rafael Carral (de pie), ambos de bata blanca, presidentes de la SMC. Al lado derecho de Carral, aparece el doctor Rosenblueth.

La SMC cuenta actualmente con un numeroso grupo de médicos cardiólogos mexicanos y extranjeros, así como médicos de otras especialidades afines. Las categorías de las membresías son: afiliado, titular, titular vitalicio, correspondiente, asociado por invitación, honorario y honorario emérito. En 1979 se integró la membresía de enfermeras con categorías de afiliadas y titulares. El número de miembros que

7


Ignacio Chávez

Salvador Aceves

Rafael Carral

actualmente tiene la Sociedad sobrepasa los 1,500. Desde hace 20 años se han afiliado los miembros de varias sociedades de varios estados de la República Méxicana. A partir de mayo de 1990 se instituyeron los Capítulos correspondientes a las diversas subespecialidades que se cultivan en la Cardiología, presididas por miembros destacados de la SMC designados por la mesa directiva en funciones.

deus Mozart en el bicentenario de su muerte, presentado por el doctor Raúl Izaguirre, excelente musicólogo, Jefe de Hematología del INC y Miembro Asociado por Invitación de la SMC.

Acerca de las sesiones estatutarias

A partir de 1957 se han llevado a cabo 24 congresos nacionales de Cardiología en forma ininterrumpida, aun a pesar de situaciones tan adversas como el terremoto de 1985 y los huracanes de 1995 y 2005. Como era de esperarse, las ponencias en dichos congresos consistentes en simposia, conferencias, mesas redondas y trabajos libres han abarcado los numerosos temas de la Cardiología. El número de ponencias presentadas a través de los años ha sido progresivamente mayor. No es posible por falta de espacio mencionar todos y cada uno de los temas tratados en tales congresos.

La SMC ha organizado numerosas sesiones estatutarias. En los primeros años se llevaban a cabo mensualmente, pero en la actualidad son trimestrales. Han sido foro para miembros y no miembros de la organización. Se han presentado innumerables temas. Los profesores generalmente son los miembros de la SMC pero también han participado médicos de otras especialidades afines y en casi todas ellas uno o varios médicos extranjeros. A partir de la Mesa Directiva del bienio 1994-95, además de tales sesiones estatutarias se han presentado varias sesiones culturales con la participación de miembros de la SMC o de sus familiares con inquietudes artísticas diversas, principalmente en la pintura, escultura y aun en la música. Fueron invitados también artistas profesionales de alto nivel como el chelista Carlos Prieto, el pianista Jorge Federico Osorio y el conjunto musical “Los Folkloristas”. Destaca en 1991 el homenaje que se realizó a Wolfgang Ama-

8

Demetrio Sodi Pallares

Manuel Martínez Báez

Luis Méndez Hernández

Acerca de los congresos

Acerca de las Mesas Directivas Como está señalado previamente, el primer presidente fue el maestro Ignacio Chávez, seguido de los doctores Teófilo Ortiz Ramírez y Salvador Aceves, quienes no contaron oficialmente con colaboradores. A partir de 1949 los Presidentes y sus Secretarios fueron los que a continuación se mencio-

Francisco De P. Miranda

J. Quintín Olazcoaga


Armando Cuéllar Padilla

Salvador Garcia Téllez

nan: Manuel Vaquero y Mario Vizcaíno; Demetrio Sodi Pallares y Felipe Mendoza; Luis Méndez y Rodolfo Limón; Salvador Aceves y Samuel Zajarías; Rafael Carral y Alberto Limón; Felipe Mendoza y Luis A. Mata; Demetrio Sodi Pallares y Abdo Bisteni; Jorge Espino Vela e Ignacio Chávez R.; Samuel Zajarías y Ricardo Correa; Herman Villarreal y Manuel Cárdenas; Patricio Benavides y Moisés Gorodezky; Luis A. Mata y Luis Hurtado; Ricardo Correa y Fause Attié; Ignacio Chávez Rivera y Fause Attié; Manuel Cárdenas y J. Antonio González-Hermosillo; Eduardo Salazar y Simón Horwitz; Abdo Bisteni y Sergio M. Férez; Jorge Soní y Sergio Trevethan; Luis Hurtado y Guillermo Fernández de la Reguera; Fause Attié y Fermín Valenzuela; Marco A. Martínez Ríos y Manuel Gil; Gustavo Sánchez Torres y Jorge Marcuschamer; Carlos Zamora y Gustavo Pastelín; José F. Guadalajara Boo y David Huerta; Eulo Lupi Herrera y Carlos Martínez Sánchez; Sergio Feréz Santander y Victor Díaz de la Vega con Manlio F. Márquez; J. Antonio González-Hermosillo y Manuel Gil con Manlio F. Márquez y Jorge Cossío; Jesús Vargas Barrón y Marco A. Peña Duque con Fco. Javier Roldán. El presidente actual para el bienio 2006/08 es Alfonso Buendía Hernández y sus Secretarios son Juan Verdejo Paris y Guillermo Fernández de la Reguera.

Alfonso De Gortari

José Joaquín Izquierdo

una disculpa a quienes consideren que debieron ser integrados en esta revisión algunos otros hechos destacados por miembros de nuestra querida Sociedad Mexicana de Cardiología. * Dr. Carlos Zamora González, Presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología. Bienio 1994-1996

La información aquí presentada puede consultarse en el libro “La Sociedad Mexicana de Cardiología. Crónica de 60 años de esfuerzos y logros”, editado por la propia SMC en 1995, bajo la presidencia del doctor Carlos Zamora González

Debido a lo limitado del espacio, no ha sido posible destacar muchos otros hitos que ha tenido la Sociedad Mexicana de Cardiología a través de su larga vida, por lo que se ofrece

Teófilo Ortiz Ramírez

José Manuel Rivero Carvallo

Manuel Vaquero

9


Alfonso Buendía Hernández Presidente

P

residente de la Sociedad Mexicana de Cardiología (SMC) por el periodo 2006-2008, el doctor Alfonso Buendía Hernández afirmó que ésta es una agrupación incluyente en la que sus integrantes, tanto de la Mesa Directiva como de los diferentes Capítulos que la integran, son gente avezada en cada uno de los temas inherentes a éstos.

Unir y servir: metas fundamentales El Presidente de la SMC enfatizá en que ésta tiene como meta unir a todos los cardiólogos del país; favorecer el intercambio de conocimientos y la convivencia entre sus miembros, fortaleciendo así los lazos de unidad. “Eso nos permite que los miembros de la Sociedad estén siempre al día en cuanto a la información de interés cardiológico que se requiere en este campo, además de lograrse una mejor comunicación hacia dentro y fuera. Estamos haciendo entre todos una comunión para trabajar en grupo, hemos establecido nexos con otras sociedades, con las cuales hay un intenso intercambio de conocimientos y experiencias. 10

“La única manera de progresar en cuanto a conocimientos es compartir lo que sabemos y aprender lo que otros saben. Ello nos permite enriquecernos, más en la actualidad en que la especialidad de Cardiología se ha dividido en varios ramales, generando grandes especialistas, como en el campo de la Hemodinamia, donde el intervencionismo es ya una terapéutica de primera intención; mismo caso es el manejo de las arritmias”.

Evolución de la especialidad Como ejemplo de lo anterior, refirió que el Instituto Nacional de Cardiología, en sus orígenes en 1944, fue hecho con el fin de manejar pacientes con fiebre reumática, mal que aquejaba sobre todo a niños, inflamando y deteriorando las válvulas del corazón y, por tanto, determinándose entonces que la vida de esos pacientes sería limitada por muchas incapacidades. “Ha habido cambios en lo que respecta al manejo de la faringitis estreptocócica, que han hecho que hoy en día prácticamente no veamos esta enfermedad: el último caso que vi-


mos fue hace aproximadamente ocho años. Ello no quiere decir que no exista, sino que a diferencia de aquellos años, de 1944 y hasta la década de 1980, el Instituto estaba lleno de pacientes reumáticos, pero de pronto eso cambió y al disminuir la incidencia de éstos, el campo de las coronarias comenzó a adquirir una mayor relevancia para el cardiólogo. “Así, el poder verlas, meterse en ellas, estudiarlas mejor y ver cuándo y cómo se podían manejar, ha hecho que hoy en día uno de los campos y Servicios más importantes del manejo cardiológico en cualquier hospital sea el laboratorio de Hemodinamia, abordando adecuadamente el problema, evitando la cirugía, disminuyendo la estancia hospitalaria y brindando una mejor calidad de vida a las personas.

Así, mencionó, la tercera reunión se hizo en Aguascalientes, “con muy buenos resultados porque logramos llamar la atención de personas de estados más distantes” a quienes les era más fácil trasladarse al centro geográfico (no administrativo) de la república.

En sus 72 años de existencia, la SMC ha sido testigo, partícipe y ges tor de la evolución del conocimiento en materia cardiológica

“La Cardiología actualmente tiene otras ramas que están orientándose mucho hacia la imagen: la resonancia magnética, la tomografía y el cateterismo permiten ya no ver sólo una figura sino visualizar el movimiento y poder calcular la función del corazón y el porqué de su deterioro.

“Anteriormente se transportaba a médicos para dar clases en otros lugares; ahora lo que hacemos es ir e intercambiar con los del lugar y sitios aledaños lo que nos quieran informar, lo que además de brindar conocimientos propicia mayor cercanía”.

Congreso Nacional “El segundo año tiene tres sesiones estatutarias y culminamos con un Congreso Nacional, que en esta oca-

“En la Cardiología Pediátrica han habido también cambios favorables, porque las limitaciones en operación que había en la década de 1980 y parte de la de 1990 se han ido superando y hoy en día prácticamente todos los pacientes con malformaciones cardiacas se pueden operar y mejorar su vida, lo cual ha hecho que haya un nuevo grupo de pacientes importante que antes no existía y que crece día con día, que son los adultos con cardiopatía congénita, que en su momento fueron pacientes pediátricos, muchos de los cuales ya no pueden ser enviados en otros hospitales y son enviados al Instituto Nacional de Cardiología”.

Transmisión del conocimiento Todos estos avances que se van logrando y permiten una mejor atención a los pacientes con cardiopatías, agregó, “son los que se transmiten dentro de la Sociedad: ésta conoce lo que se hace en diversas instituciones de todo el país y hace intercambio con las mismas, o con miembros de la propia Sociedad que estén en otros lugares”. Se organizan reuniones en donde todos ellos convergen, y esto favorece el intercambio. Dichas reuniones no son aisladas ni esporádicas, afirmó el doctor Buendía: “hay al año cuatro reuniones estatutarias, en las que se tocan temas de interés para los miembros. Habitualmente se hacían en el Distrito Federal, pero cuando hicimos las dos primeras vimos que gente de los estados más alejados que llegaba era acaso de San Luis Potosí, por lo que muchas entidades no estaban participando”.

La Sociedad tiene su sede en el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, en el edificio “Santiago Galas”

11


sión se llevará a cabo en la ciudad de Veracruz, del 24 al 28 de noviembre de este 2007. Se escogió esa sede porque nos permite atraer gente de esa y de áreas cercanas, incluyendo a médicos de todas las especialidades, puesto que el programa de precongreso contiene temas relacionados con diversas especialidades, como Neumología, Ginecología, Nutriología y otras, lo que nos permitirá que un mayor número de personas tenga acceso a esta información, y no necesariamente la especializada de Cardiología “Al Congreso Nacional esperamos que acudan 2 mil cardiólogos del país, pero además hay otro congreso aledaño, que es el Congreso Latinoamericano de Cardiología Pediátrica, en el que esperamos de 400 a 600 cardiólogos de toda Latinoamérica”.

Participación activa ante las autoridades de salud

Este tipo de acciones, que revisten una parte de concientización hacia la sociedad civil, se han venido desarrollando con el apoyo de diversos laboratorios de la industria farmacéutica y hay ya una red que opera en este rubro.

Difusión y prevención

La Gaceta Cardiológica es el órgano de difusión oficial de la SMC y se ha consagrado como un valioso instrumento para transmitir el conocimiento

El doctor Buendía Hernández apuntó que la participación de la Sociedad ante las autoridades y diversas instancias de salud en el país es intensa en varios aspectos: “por ejemplo, ahora mismo, concretamente ante la Secretaría de Salud, se está planteando la posibilidad de una polipíldora. “El concepto no es nuevo y está ya en proceso en varios países. Se trata de un medicamento con cuatro componentes: aspirina, estatinas para controlar la presión y algún diurético. Esto se ha retomado ya como un plan directo de la Secretaría de Salud, el cual está en camino y en el cual la Sociedad Mexicana de Cardiología, junto con otras sociedades, es consultante.

Como resultado de las diferentes acciones en materia de investigación, intercambio, docencia, asistencia, desarrollo de programas y acciones por parte de los miembros de la Sociedad, aunado a la evolución diaria de los padecimientos cardiovasculares y los nuevos descubrimientos para combatirlas, evidentemente se cuenta con un enorme acervo de conocimientos, los cuales son dados a conocer a través de congresos, simposios, talleres, cursos, reuniones estatutarias, publicaciones, participaciones de sus miembros en medios de comunicación y página de Internet de la misma.

De igual manera, la Sociedad Mexicana de Cardiología también se ha ocupado de apercibir a la población de que la creciente ola de padecimientos en este aspecto es ya un hecho epidemiológico, difundiendo desde su ámbito la información resultante. Sin embargo, puntualizó el doctor Buendía Hernández, “no es sólo esta Sociedad, sino todas en general, especialmente la de Pediatría, Endocrinología, etcétera. “Y es que hay una clara visión de que la enfermedad comienza en la edad pediátrica. Es ahí donde tenemos que hacer los cambios y correcciones en el estilo de vida y hábitos. La prevención forma parte de ese programa. Por ejemplo, la

“De igual manera, la Sociedad a través de diferentes consensos que está desarrollando, realiza una evaluación de la presión alta en la población; hay cursos que se están llevando a cabo por parte de la agrupación médica, en los cuales se trabaja en distintos puntos del Distrito Federal y Estado de México en una primera plataforma que a su vez transmitirá esta información al resto de sus compañeros. “Esto es de una alta relevancia porque se ha comentado que más de la mitad de personas que son hipertensas no lo saben; y de los que lo saben, sólo la mitad recibe tratamiento. Sólo la mitad de quienes reciben dicho tratamiento lo continúan con apego, lo cual representa un gran problema porque con el correr del tiempo el corazón termina cediendo ante la presión”. 12

El personal de apoyo a la presidencia de la Sociedad muestra su profesionalismo y entrega en cada momento


polipíldora se planea darla a pacientes de alrededor de los 45 años, pero en alguna reunión yo preguntaba que por qué nos olvidábamos de los pacientes de 45 años hacia abajo y no hacíamos algo por cambiarlos. “Por supuesto no es que no lo tuvieran presente, todos sabemos que cuando algo comienza es el mejor de detenerlo o evitarlo. Así, lo que vamos a hacer es una serie de campañas para ello; de hecho ya se están haciendo, por ejemplo, por parte del Hospital Infantil de México. Una de las ventajas de esto es que nadie puede nombrarse ‘el abanderado’, porque además hoy en día los abanderados son grupales, esa es la forma en que trabaja la Sociedad, porque este es un quehacer de todos y una preocupación de todas las sociedades médicas”.

Orientando de su gestión

“De esta manera se fueron dando las cosas y un buen número de compañeros que no están en la Sociedad han manifestado su deseo de estar en ella, lo cual quiere decir que encontraron una situación de interés para estar con nosotros.

“Los miembros de la Sociedad están siempre al día en cuanto a la información de interés cardiológico. Hacemos entre todos una comunión para trabajar en grupo y hay un intenso intercambio de conocimientos”

Al inquirirle al doctor Buendía qué fue lo que vislumbró en vísperas de asumir la presidencia de la Sociedad Mexicana de Cardiología y cuál fue la dinámica que quiso imprimir a la misma, acotó: “cuando surgió la opción de poder ser presidente de esta Sociedad me puse a pensar varias cosas, entre ellas que uno tiene que ver cómo quiere quedar en esta vida: uno puede pensar en hacer más que los demás o intentarlo; uno puede ver lo que a juicio propio son errores de los demás para no incurrir en ellos, pero lo que decidí finalmente es que tendría que ser como yo soy, tal y como me he conducido toda mi vida, sin entrar en comparaciones ni pretenderlas. “Después de todo no me corresponde a mí establecer comparaciones, sino que es la actividad propia la que nos califica ante los ojos de los demás. Así, al ser como siempre he sido, me incliné por el trabajo en grupo, me esmeré en escuchar otras razones, pero sobre todo en rodearme de compañeros y amigos, lo cual resultó bastante gratificante.

14

“Así, como Presidente de la Sociedad siempre busqué llegar a más gente, o mejor dicho, a cuanta gente se pueda. Sabía que no se va a quedar bien con todos, pero hay que buscarlos y tener presente que la generalidad es lo que cuenta. Por lo tanto, aún a pesar de que soy pediatra cardiólogo, no le presté más atención a los pediatras cardiólogos, sino a los cardiólogos, que son lo importante de la Sociedad.

“Una de las cuestiones que considero de mayor relevancia fue el haber promovido la comunicación digital, empezando a enviar con ella artículos de interés para todos y cada uno de los grupos, haciéndoselos llegar semana tras semana, incluso a personas de otras sociedades médicas. Junto con la información médica y científica había cuestiones de humor o a veces de reflexión filosófica, porque también hay que estar conscientes que, a la par de la Medicina, hay otras cosas que hacer. Y si esto fue bueno, aceptable y provechoso, entonces se cumplió con algo de lo que nos propusimos al inicio de esta gestión.

“La Presidencia de la Sociedad Mexicana de Cardiología ha sido para mí algo muy enriquecedor, porque me ha permitido estar presente en muchos lugares y ver otras formas de estudio, darme cuenta de que hay cosas que otros hacen y uno no las está haciendo y que pueden ser de utilidad. Conocí otras formas de pensamiento, muchas de las cuales podré poner en práctica en mi servicio. Así que si me preguntan qué es lo que quiero hacer al terminar esta presidencia, la respuesta es: regresar a trabajar por los demás”.


Jorge Gaspar Hernández Vicepresidente

P

or norma estatutaria, el doctor Jorge Gaspar, actual Vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología, en enero próximo asumirá la presidencia de la misma para el periodo 2008-2010. Sobre la interacción que la Sociedad mantiene con otras similares para el intercambio de conocimientos y la nueva dinámica adoptada en este sentido para establecer un escenario deseable al respecto, comentó: “Definitivamente, la Sociedad no debe estar circunscrita exclusivamente a sus miembros, sino que debe ser muy activa con otras sociedades médicas y con la sociedad civil, debiendo con esta última tratar aquellos problemas de salud pública que por su frecuencia, importancia y severidad presentan urgencia”. En el ámbito cardiológico, señaló, “están la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia y el tabaquismo, fundamentalmente, y como colaterales está la diabetes, el sedentarismo y cuestiones relacionadas con la dieta”. 16


Por una mayor conciencia en la población civil Así, el objetivo que se ha planteado la SMC para el futuro inmediato es lograr un mayor alcance e impacto en la sociedad civil, lo cual se obtendrá con programas que permitan que las personas tomen una mayor conciencia de los padecimientos y todo lo relacionado con los mismos, que sepan qué hacer, a dónde acudir, cuáles son los signos y síntomas. Como ejemplo, mencionó, está el programa de hipertensión arterial, problema creciente en el que, si bien se detectan cada vez más casos, “los que se cataloga como hipertensos desconocidos corresponden aproximadamente al 60 por ciento del total. Así, mediante campañas para saber cuál es su presión arterial, y si ésta se encuentra elevada, podrán acudir con su médico y sabrán qué cuidados tener.

Necesaria una mayor conciencia entre la población para evitar este tipo de padecimientos

“En cuanto al colesterol, que sepan que la enfermedad de las coronarias que causa el infarto al miocardio es ahora la causa de muerte más frecuente en nuestro país, y uno de los principales factores que lo predisponen es el colesterol alto, así como el tabaquismo y la diabetes. Por ello resulta de suma importancia que la población civil se haga checar el colesterol, la presión arterial y la glucosa sérica, sea en las instituciones de salud públicas o a nivel privado, puesto que es fundamental tomar medidas preventivas que permitan disminuir el riesgo de enfermedad coronaria o aminorar su severidad”. “En lo que respecta al tabaquismo, con las campañas que realizan las Sociedades Mexicanas de Neumología, de Medicina Interna, la propia de Cardiología, la idea es conjuntar esfuerzos. De esa manera vamos a tener una mejor posibilidad de éxito a que si lo hicieran esas sociedades de manera aislada”.

Interacción con otras sociedades médicas Los conocimientos de las diferentes sociedades médicas se empalman, explicó el doctor Gaspar, es decir, llegan a unirse en puntos comunes de confluencia. “Por ejemplo, la hipertensión arterial no es exclusiva del cardiólogo: debe ser bien conocida y tratada por los médicos familiares, por los internistas, los nefrólogos y los pediatras.

“De igual manera, por ejemplo, esto requiere la interacción con la Sociedad Mexicana de Gastroenterología para analizar la importancia del diagnóstico diferencial correcto de estas patologías. Muchas veces se ven pacientes con angina de pecho (que es la manifestación dolorosa de una mala oxigenación al corazón por una obstrucción ateroesclerosa) que se maldiagnostican como hernia hiatal o gastritis; inclusive hasta a endoscopia llegan, lo cual hace que se desarrollen complicaciones hasta que se diagnostica que tenían angina de pecho. “Esta interacción es recíproca y es importante para penetrar más en los campos que permitan afinar el diagnóstico. Otro ejemplo que considero de suma trascendencia es invitar a los especialistas de la Sociedad Mexicana de Endocrinología para que hablen con nuestros cardiólogos para que se nos actualice sobre los criterios actuales para el manejo del paciente con diabetes y cuáles son los medicamentos nuevos y su uso apropiado. “Y así podemos seguir con los especialistas en dolor, donde el paciente no tiene que llegar al neurólogo, ya que sucede con frecuencia que se presenta con nosotros atribuyendo su cefalea a la hipertensión arterial, lo cual resulta no ser así y puede requerir un manejo más simple. Entonces, el compartir información entre Sociedades es algo muy importante para la nuestra”. Esta interacción también se hará con los médicos generales, a efecto de brindarles información actualizada de interés que permita diagnósticos mucho más claros y oportunos y ma-

17


“Otro aspecto importante que queremos abordar, y que no se ha hecho en el país, es el siguiente: sabemos que cuando se presenta un infarto al miocardio, en la primera hora muere la mitad de quienes llegan a sufrirlo; de los que llegan a algún Servicio de Urgencia para atenderse, son sólo una fracción del 50 por ciento de los que sobrevivieron. Por ello, para poder disminuir la mortalidad en este grupo es importante actuar rápido, ya sea con medicamentos para deshacer el coágulo que obstruyó la arteria coronaria o con la otra opción, que es hacerles un cateterismo para destapar dicha obstrucción con técnicas mecánicas, lo que se conoce como angioplastia coronaria.

nejos pertinentes en su ámbito de acción. Para ello, agregó, “ya se ha comenzado a elaborar una serie de directorios de los afiliados a las diferentes sociedades médicas, con la finalidad de ponerse en contacto con ellos, establecer una relación e interactuar para llegar a definir mejor el nivel de atención por especialidad que requieren los pacientes para hacer más eficiente dicha atención”.

En vísperas de la nueva presidencia de la SMC El cargo que próximamente asumirá el doctor Gaspar no está exento de retos. Frente a ello, la dinámica que planea imprimir a la Sociedad evidentemente continuará en la línea de la actual presidencia de ahondar en el conocimiento de las enfermedades de alta prevalencia, sin descuidar las que van en descenso. Sin embargo, entre las áreas de interés que vislumbra “están enfermedades propias de personas de edad mayor que antes eran poco frecuentes, como la degeneración de la válvula aórtica, que dentro de 20 años será una de las que mayor frecuencia presentará la población de edad avanzada.

18

“En cuanto a los problemas de la enfermedad coronaria, a diferencia de lo que ha ocurrido en Estados Unidos, donde afortunadamente han podido hacer que alcance una meseta y tienda a descender la incidencia de infartos, en México sabemos que esta enfermedad registra una línea ascendente; es precisamente ahí donde queremos impactar con las campañas de medición de presión arterial y colesterol, así como de abandono del tabaquismo.

“Existe una cifra que se acepta como ‘el máximo permisible’ para realizarlo y atender ese infarto, desde que se tuvo el inicio de los síntomas, y son 90 minutos. Entonces, otro de los planes es llevar un registro de atención del infarto del miocardio, saber cuánto se está tardando en darle atención, identificar las causas del retraso y con ello implementar medidas para acelerar la atención adecuada y con ello tratar de impactar positivamente el desenlace de estos pacientes. “Empero, no existe la infraestructura adecuada para ello en muchos sitios del país y en algunas ciudades sólo existe una sala, por lo que no es posible atender de esta manera a toda la población que lo requiera. Sin embargo, sí está a su disposición la primera alternativa, el tratarlo con medicamentos que deshacen el coágulo, por lo que el enfoque va a ser penetrar a los Servicios de Urgencias y a la atención en ambulancias para que ese medicamento esté siempre disponible, además de buscar que baje el precio del mismo y así se pueda atender adecuadamente a esta población. “De esta manera no sólo se van a prevenir muertes, que es lo que más buscamos, sino que también se va a rescatar músculo del corazón, lo cual va a determinar la calidad de vida de los sobrevivientes y su sobrevivencia a largo plazo”.

Propuesta para la reducción de mortalidad por infarto al miocardio Ante la importancia que revisten hechos como los descritos, sin duda es prioritario hacerlos del conocimiento de las diferentes instancias de salud para normar criterios y coadyuvar así en la eventual toma de decisiones en la materia. El especialista consideró que la mejor forma de lograrlo son las estadísticas: “por ello una más de las ideas es hacer un pequeño comité, con representantes de las diversas regiones del país, con objeto de establecer contacto con las auto-


ridades de salud, directamente con el Secretario José Ángel Córdova Villalobos, porque sabemos que suministrar oportunamente ese medicamento es un aspecto del tratamiento que incide dramáticamente en la reducción de la mortalidad. “Desafortunadamente no se encuentra disponible, tanto por el costo del medicamento como porque no se han llevado a cabo las acciones que permitan contar con el mismo. Concretamente nos referimos a los antifibrinolíticos, de los que hay de diversos tipos, unos más accesibles que otros, pero cualquiera que sea, es necesario que se cuente con ellos”.

Consensuar el conocimiento

“El cardiólogo deberá mantener un nivel académico alto, reafirmar su compromiso con la sociedad civil y ser consciente de los problemas que presenta este campo”.

Otro factor importante es el establecer consensos a nivel nacional que permitan el establecimiento de guías, directrices e incluso que se acepten las normas generales para el manejo y tratamiento de los pacientes de las diversas enfermedades cardiovasculares que ya ha publicado la Sociedad Mexicana de Cardiología. El especialista ha considerado que, para lograrlo, “la manera más adecuada es que la Sociedad se acerque a la Academia Nacional de Medicina de México, que es el órgano consultor del gobierno federal en materia de salud. Esta sería la vía más adecuada para llevar a cabo muchos de los planes que hoy existen”.

Perfil del cardiólogo del México actual La transición epidemiológica, el envejecimiento poblacional, la adopción de hábitos y esquemas de las sociedades occidentales, entre otros, son factores que han elevado no sólo los riesgos sino los padecimientos cardiovasculares, situación que sabemos que se incrementará en los años por venir.

Señaló que indudablemente dichos planes van en función de mejorar la atención al paciente. “Cuando dentro de la especialidad de Cardiología se vio que había ciertas actividades que requerían de un cúmulo de conocimientos, habilidades y destrezas que no tiene el cardiólogo general, el paciente estaría en riesgo si cualquiera se pusiera a hacer dichos procedimientos. “Se vio que esto debía regularse para asegurar que la calidad de la atención al paciente fuera buena y con bajo riesgo. Fue así como surgieron algunas de las subespecialidades, donde se contó definitivamente con todo el apoyo de la Academia Nacional de Medicina de México”. 20

“Lo que más buscamos es mejorar la calidad de vida de los pacientes y su sobrevivencia a largo plazo”

Para hacer frente a esos retos, el especialista refirió que, el perfil del cardiólogo que deberá encararlos, será: “en el centro de todo está el mantener un nivel académico alto, con actualización continua, además de pugnar porque ese médico reafirme su compromiso con la sociedad civil y sea consciente de los problemas que presenta a este respecto. “Un ejemplo de ello es la obesidad, que es una situación que está llegando a niveles extremos, pero que va acompañada de otras cuestiones como la hipertensión arterial, desarrollo de diabetes y un sinnúmero de efectos colaterales, para los cuales el nuevo cardiólogo debe tener una visión integral, sin soslayar que se trata de problemas médicos, pero también sociales”, puntualizó.


Juan Verdejo Paris Secretario

L

a Secretaría de la Sociedad Mexicana de Cardiología, refirió su titular, doctor Juan Verdejo París, tiene a su cargo una de las funciones más importantes, que es la de llevar el registro de todas las actividades que se realizan en la misma. Aunado a las actividades de registro de documentación y miembros, protocolización de actas y documentos, verificación y control de mecanismos operativos, archivo, correspondencia y demás cuestiones que son atribuciones del cargo que desempeña en la SMC, mencionó el doctor Verdejo Paris que el Presidente de la misma, doctor Alfonso Buendía, “me ha dado la oportunidad de que, a través de la propia Secretaría, se pueda desarrollar una serie de programas que tienen como meta cumplir con uno de los objetivos primordiales de la SMC: la difusión del conocimiento cardiológico”.

22

Integración y difusión del conocimiento: objetivo toral “En los últimos años y debido a las modificaciones que ha tenido la sociedad civil en el país, que paulatinamente se vuelve más vieja y por ende hay cada vez más problemas de carácter cardiovascular, hemos tenido la idea de que los conocimientos cardiológicos no sean exclusivamente para los cardiólogos, sino que se vayan ampliando y vayamos integrando dentro de la misma Sociedad a otras especialidades”.


Ello, apuntó, es en razón de que el aparato cardiovascular no se encuentra aislado dentro del organismo humano y tiene una relación muy estrecha e importante con otras áreas de especialidad, precisamente por las complicaciones que en la actualidad se ven, las que se relacionan con diferentes campos del saber médico. “Quizás quienes comienzan a ver los orígenes de los problemas cardiovasculares, en una etapa muy precoz son los médicos de primer contacto, los médicos familiares. Muchas veces nos hemos olvidado de ellos en el sentido de que el conocimiento cardiológico ha llegado a niveles muy altos al desarrollarse en forma vertiginosa en los últimos años”. Estos conocimientos, agregó, quedan precisamente en una especie de “elite” conformada por aquellos cardiólogos altamente especializados. “La idea que hemos tenido es que estos conocimientos también se distribuyan entre los médicos de primer contacto. “En ello se consideran cuestiones sobre la modificación del estilo de vida, la detección precoz de problemas de carácter cardiovascular, congénitos, de hipertensión arterial, de trastornos de lípidos que a la larga nos llevarán a desarrollar un infarto del miocardio. La intención es que dichas situaciones se puedan detectar lo más precozmente posible y manejar por parte del médico general, porque dada la población en riesgo que existe en el país los cardiólogos no somos suficientes para poderlos atender”.

La prevención, condición inaplazable Ante el panorama de riesgo que existe tanto por el envejecimiento demográfico, la transición epidemiológica, la adopción de hábitos y estilos de vida distintos y diversas situaciones que intervienen para elevar la incidencia de padecimientos cardiovasculares en la población, “tenemos la conciencia

de que las técnicas que debemos desarrollar en la actualidad, más que ser de carácter curativo deben ser preventivas, terreno en el que debemos avanzar mucho. “A través de la Secretaría hemos creado varios cursos que están enfocados primordialmente a médicos de primer contacto y a médicos familiares. Básicamente, los que tenemos ya bien estructurados y en funcionamiento son los que pertenecen a lo que denominamos Red Médica Antihipertensiva y la Red Médica Hipolipemiante, proyectos ambos que incluso ya han sido adoptados por programas como el del Seguro Popular y en varias entidades, como Tamaulipas, el Estado de México o Guanajuato. “Ello está permitiendo una mayor difusión de conocimientos hacia los médicos de primer contacto, para quienes existe un respaldo por parte de especialistas tanto de Medicina Interna como de Endocrinología y Cardiología, todo ello supervisado por un grupo de expertos que desarrollan todos los temas en el seno de la Sociedad Mexicana de Cardiología. “Sin embargo, la interacción que se establece con estos cursos es recíproca, porque si bien se entrega información al médico general, éste a su vez tiene el respaldo y la orientación para poder presentar sus casos y exponer dudas, además de que la información referida se le sigue proporcionando. Estos proyectos han tenido gran aceptación tanto por los médicos, que muestran gran interés y afán de aprendizaje, como por las autoridades”.

Actividades académicas, culturales y sociales Otra de las funciones de la Secretaría es la de organizar las sesiones estatutarias de la SMC. “Estas sesiones se desarrollan cada tres meses y es precisamente la Secretaría la

“Los médicos cardiólogos muestran gran interés por capacitarse continuamente y compartir sus conocimientos y experiencias”

23


responsable de organizar la parte eminentemente académica. En ellas se desarrollan programas científicos de muy alto nivel, en las que tratamos de transmitir este conocimiento tanto hacia los miembros de la Sociedad y médicos que tengan interés en las actividades de la misma, como también hacia las enfermeras cardiólogicas. A todos ellos brindamos los últimos conceptos surgidos en la especialidad”. Asimismo, se desarrollan actividades de índole cultural y social, “para que de manera periódica los miembros de la Sociedad establezcan y fortalezcan nexos de relación e incluso amistad más allá de la cuestión de carácter científico”. De igual manera y considerando la relevancia que reviste el aspecto familiar, se organizan actividades para los acompañantes de los miembros participantes en los diferentes eventos organizados por la Sociedad. “Este tipo de situaciones nos ha permitido que cada vez las sesiones estatutarias tengan un número mayor de asistentes, así como una mayor influencia y efectos en materia de difusión del conocimiento. En ese sentido hemos ido alcanzando de manera progresiva nuestras metas”. De manera colateral y con el apoyo de la Presidencia de la Sociedad Mexicana de Cardiología, otra actividad destacable ha sido la transmisión de información a través de métodos electrónicos. “Anteriormente la página electrónica de la SMC servía como medio de información quizás muy limitado. En la actualidad, al menos en forma quincenal, se les está enviando a todos los miembros, información sobre los más recientes artículos que puedan revestir interés científico para ellos y les puedan ser útiles, los que se transmiten desde y hacia varios centros cardiológicos o médicos. “Así, contamos también ya con métodos de enseñanza de carácter electrónico, presencial y con sistemas de retroalimenta-

ción que nos ayudan a que nuestras metas de difusión del conocimiento cardiológico pueda lograrse adecuadamente”.

Interacción con la industria farmacéutica Por su propio carácter científico y médico, la Sociedad tiene una amplia e intensa interacción con la industria farmacéutica. Una parte importante del aspecto técnico y ejecutivo de esta relación recae sobre la Secretaría a cargo del doctor Verdejo Paris, al respecto comentó: “La relación con la industria farmacéutica es una simbiosis de la cual no nos podemos sustraer, puesto que la organización y realización de todas nuestras actividades y eventos siempre implican un costo elevado. En consecuencia, los fondos con que cuenta la Sociedad son insuficientes para desarrollarlos de manera autónoma. “La industria farmacéutica participa con nosotros auxiliándonos en toda la estructura logística de estas actividades académicas, y el papel de esta Secretaría es mantener muy estable y muy bien definido el delgado hilo en el cual debemos mantener la ética profesional y la imparcialidad con relación al conocimiento científico que podría en un momento dado estar influido por dicha industria. “Algo que se pide precisamente en las sesiones estatutarias es lo que se denomina ‘Declaración de conflictos de intereses’ que pudieran tener los ponentes con la misma industria farmacéutica. Al mismo tiempo, cuando se nos presenta por ésta algún proyecto de enseñanza, de simposio o de alguna sesión, precisamente buscamos el que no se tenga este tipo de sesgos o, si éstos se llegan a presentar, dejarlos muy b i e n e s t a b l e c i d o s y c l a r o s . Tr a t a m o s d e mantener a un lado todo lo que tenga una implicación comercial para que la relación sea abierta y transparente, y se mantengan definidos e incólumes los principios de la Sociedad Mexicana de Cardiología”.

Responsabilidad social “Quizás la actividad más importante desde el punto de vista social que tiene la Sociedad Mexicana de Cardiología es el apoyo a un programa internacional, que es el Día Mundial del Corazón, surgido por iniciativa de la Federación Mundial de Cardiología, a través del cual se busca llevar este tipo de conocimiento a la población en general.

24

“Nuestras sesiones estatutarias cada vez cuentan con mayor asistencia e influencia, alcanzando así nuestras metas”

“Así, transmitimos a los niños que debemos modificar estilos de vida; retomar actividades que en un momento dado pueden ser benéficas a largo plazo para el corazón; lo-


grar que nuestros jóvenes lo primero que hagan sea tomar conciencia de que pueden llegar a tener algún problema cardiaco y que, si acuden a checarse para detectar problemas de manera temprana, será más fácil tratarlos y hasta evitarlos”. Se trata, sin duda, de establecer una interacción sana, transparente y corresponsable con todos los sectores involucrados de alguna manera en el tema, cuyos resultados se reflejen en nuevas formas de vida, en mayor conciencia social, en una cultura de la prevención y en actividades al alcance de todos precisamente para lograr una vida más saludable. “Toda esta serie de actividades están, y mucho, apoyadas por la industria “La sociedad civil paulatinamente envejece y por ende hay cada vez más problemas farmacéutica, pero también ya en la cardiovasculares” actualidad estamos contando con el apoyo de la industria de alimentos; estamos logrando también apoyo por parte de la industria de corazón, al que apoyamos, al año siguiente lo apoyamos inartículos e implementos deportivos, con el fin de que noso- cluido ya en la Semana Nacional del Corazón en México, y tros podamos incrementar la difusión de conocimientos so- ahora estamos hablando ya de que sea todo un mes de acbre salud cardiovascular y motivar a la gente a que incre- tividades para el corazón. mente su actividad física. “Este tipo de situaciones es precisamente lo que estamos “Estamos buscando también el interés y el respaldo de otro haciendo como parte de la responsabilidad social y extrapotipo de empresas, porque queremos que las actividades de lando nuestras actividades hacia la población en general. Si la Sociedad Mexicana de Cardiología tengan un reflejo be- a través de esto logramos impactar cuestiones tan importannéfico en la salud de la población. Y si la iniciativa de la Fe- tes como la educación básica, que en un momento dado se deración Mundial del Corazón fue hacer un día dedicado al les pueda enseñar a los niños cómo cuidar su organismo, estaremos propiciando la oportunidad de que puedan llevar una vida más larga y en mejores condiciones”.

Espíritu de servicio

26

“Es fundamental incrementar la difusión de conocimientos sobre salud cardiovascular y motivar a la gente a que incremente su actividad física”

“Desde el año de 1935 en que se funda esta Sociedad, ha sido una lucha constante, pero extraordinariamente agradable, la cual ha estado marcada por el ánimo de servir, lo que juntos hemos ido logrando. Hubo un tiempo en que la Cardiología se consideraba como una especialidad elitista dentro de la Medicina; en la actualidad podemos decir que la Cardiología es algo con lo que convivimos de manera cotidiana, y que nuestras acciones para que esto pueda ser cada vez más cercano y amigable, más conocido y más entendible son la meta principal, que hemos venido logrando”, concluyó.


Guillermo Fernández de la Reguera

Secretaría Adjunta

L

as atribuciones y responsabilidades que tiene la Secretaría Adjunta de la Sociedad Mexicana de Cardiología son, en palabras de su titular, el doctor Guillermo Fernández de la Reguera, coadyuvar y cooperar al descargo de la enorme cantidad de actividades que recaen sobre el Secretario. Obviamente, agregó, “también se trata de cooperar con todos en la Sociedad: el Presidente, el Tesorero y la Junta Directiva no sólo en sus actividades sino en la toma de decisiones, en la logística y organización de eventos, de las sesiones estatutarias y congresos, así como en la búsqueda de oportunidades para que la misma cumpla su cometido, que básicamente es mantener a los cardiólogos unidos para intercambiar experiencias, difundir conocimientos y definir nuevas opciones terapéuticas o diagnósticas y, en general, los nuevos avances cardiológicos”.

28


Conocimiento, lazos de unión y superación

pecialmente en países en los que aparece mucho la llamada ‘comida rápida’, se tiene una vida agitada, se come a deshoras y fuera de lugar, la dieta es rica en grasas, carbohidratos y azúcares, así como alimentos provenientes de otras culturas como hamburguesas, papas fritas y demás alimentos de ese tipo”.

El doctor Fernández de la Reguera hizo una reflexión sobre la misión de la Sociedad, señalando: “uno podría decir que para qué se requiere pertenecer a una sociedad médica si prácticamente con estar sentado e ingresar a Internet se puede estar informado casi de todo. Pero al reunir a los cardiólogos y participar en sus debates es sin duda la forma más valiosa de acceder a conocimientos y experiencias. “Pero también está la parte social, donde es reconfortante ver a compañeros de residencia o amigos que uno no ha visto en mucho tiempo, además de que siempre se estimula a los cardiólogos a que hagan investigación, que hagan nuevos trabajos, que participen en diversos foros nacionales e internacionales.

Muchas de las personas que incurren en estos hábitos, agregó, no necesariamente son pacientes “pero sí tienen una dismetabolía, puesto que el metabolismo del mexicano no está hecho para ser sedentario y comer mucho. Por ello la tendencia actual es avocarse a buscar soluciones para ese tipo de problemas”. La Sociedad presente en todo evento que per mita la difusión del conocimiento sobre las en fermedades cardiovasculares

“Buscamos también hacer eventos –congreso bianual y sesiones estatutarias cada tercer mes– donde se reúnan las partes cardiológica y de Enfermería, tratamos de hacer cursos precongreso en donde buscamos que sean de interés para los médicos internistas y generales. Todo ello requiere de una gran logística, desde la selección de los temas, los participantes hasta la definición de horarios y detalles. “Tenemos también otro tipo de actividades como las reuniones con otras Sociedades en toda la república y el llevar una relación estrecha, responsable y equilibrada con la industria farmacéutica, buscando conciliar sus intereses y los nuestros siempre en beneficio del paciente, porque mientras más información tenga el cardiólogo más opciones le puede dar. Es un trabajo arduo e interesante”.

Promover hoy la salud futura

En el escenario actual y de los años por venir, en esta materia se involucra la transición epidemiológica, el envejecimiento poblacional y la adquisición de hábitos poco saludables surgidos de los nuevos esquemas que impone una sociedad cada vez más pragmática y deshumanizada, lo cual da como resultado una enorme preocupación por los años venideros. “Todo esto nos llevará a tener más gente con enfermedades cardiovasculares serias y, en una población que es tan grande, no va a haber sistema de salud que pueda solucionarlo; es decir, si no lo corregimos ahora, en el futuro no habrá dinero, infraestructura, médicos y medicamentos que puedan solucionarlo”.

Prevención, objetivo y medio “Sin duda alguna el tema más relevante y hacia donde queremos llegar es a tratar de ser más preventivos: en México tenemos problemas muy serios, como el de la obesidad, donde ya somos el segundo país con más obesos en el mundo; tenemos un gran número de diabéticos que se incrementa alarmantemente; ocupamos en número uno a nivel mundial en cuanto a disfunción cintura-cadera en mujeres, es decir, tenemos a las mujeres con las cinturas más grandes del mundo. “Por ello y otras muchas causas hacia lo que vamos es a tratar de prevenir todas estas alteraciones metabólicas, que no sólo se dan en el país sino que son un problema mundial, es-

La salud de la actual y nuevas generaciones, objetivo prioritario de la SMC

29


Hay ya toda una generación de personas, especialmente de adultos mayores, que irremediablemente deberán someterse a cuidados especiales y tratamientos de por vida; hay una segunda de adultos que aún podrían modificar su estilo de vida para atenuar diversos síntomas y disminuir riesgos, pero concretamente las acciones preventivas deben centrarse en aquellos niños y adolescentes que conforman el bono poblacional. Al respecto el doctor Fernández de la Reguera enfatizó en que “son los niños los que requieren más esta atención y creo que los padres hemos dejado de dárselas, ya sea por necesidades económicas y situaciones laborales, puesto que en la actualidad, para mantener un hogar se necesita que el padre y la madre trabajen; igualmente el porcentaje de madres solteras que trabajan es muy alto. Todo ello implica que haya niños que se quedan solos, teniendo una tendencia a ser sedentario al tener demasiadas cosas que los aferran a los sillones: televisión, videojuegos, computadora, etcétera, donde ya no se sale a la calle a ejercitarse, a caminar, porque se ha perdido el interés o simplemente eso ya no les gusta. “Si, por la razón que sea, están menos cuidados que otros niños, su alimentación tenderá a ser con ‘comida rápida’: con el advenimiento del horno de microondas es más fácil comprar comida congelada o precocinada, muchas de las veces elaborada con altas cantidades de carbohidratos y grasas. Es más fácil prepararle esto a un niño que el buscar darle una comida balanceada. Eso es en casa, pero en la calle es mucho más sencillo que tengan acceso a cualquier puesto de comida o comprar en cualquier estanquillo la llamada ‘comida chatarra’. “El problema viene cuando esto se vuelve cotidiano y se incorpora como parte del estilo de vida, que además es una forma de aprendizaje que el niño tarde o temprano repetirá. El alimentarse ya no implicará sentarse a la mesa, compartir y disfrutar de una comida sana”.

“Vamos a tratar de prevenir las alteraciones metabólicas, que no sólo se dan en el país sino que son un problema mundial”

Nociva influencia mediática y cultural Además, agregó, “la misma sociedad ha impuesto cambios a favor de la ‘comida rápida’, en la que se involucran grandes intereses económicos. Con la influencia de los medios y el ejemplo de los mayores, “se aprende a vivir así y es muy difícil que un niño al que se le da comida rápida para que esté quietecito y se le ponen al alcance videojuegos y computadoras para que no salga de casa, pueda después volverse activo; en la mayoría la tendencia será a replicar estos esquemas. “Ante ello la verdadera solución es la educación, de los padres y de los niños. Donde más se puede incidir es en esta última y las escuelas deberían enseñarle a los niños sobre esto, pero el problema es terrible y parte desde el hecho de que en las escuelas la educación física es sólo una hora a la semana y son las mismas tiendas escolares las que surten a los niños de este tipo de alimentos”. Añadió que una parte muy seria de este problema económico-social es el abandono de los niños, que son dejados por horas bajo la tutela de las “niñeras electrónicas”, especialmente la televisión y la computadora. “Entonces sería conveniente enseñarles hábitos saludables y cuidados de su salud a través de la propia televisión. Sabemos que a las empresas televisivas eso no les conviene, pero bien podrían hacer una labor social y enseñar a los niños la importancia de ser más activos”.

30

Desafortunadamente, muchas ideas como esta suelen quedarse en letra muerta. Al preguntarle al doctor Fernández de la Reguera qué es lo que la Sociedad Mexicana de Cardiología puede hacer al respecto, señaló: “a veces uno quisiera que estas ideas llegaran y permearan más en la gen-


te que puede hacerlo. Es frustrante, por ejemplo, que cada año con motivo del Día Mundial del Corazón los medios informativos durante dos o tres días dediquen parte de sus espacios al tema, señalando la importancia de comer bien, hacer ejercicio, hacerse checar la presión, etcétera, pero los restantes 362 días del año lo olvidan o evitan en aras de otras cuestiones. Y no sólo eso, sino que permanentemente se transmiten anuncios que invitan al consumo de alimentos poco saludables, y ante un sistema publicitario de tal magnitud es imposible competir”.

Responsabilidad social Al reconocer que no se trata de adoptar posturas antagónicas o críticas y que se vive en un régimen de libertades, el Secretario Adjunto de la SMC fue enfático al aseverar que “también la libre empresa puede tener a sus empleados y a los familiares de éstos con enfermedades que como empresa no va a poder solucionar. Se trata de un problema social en el que estamos involucrados todos. “Por ello la responsabilidad social de las empresas no debe ser sólo el otorgar donativos: se necesita dar información continua que le ayude a la gente a vivir mejor. Muchas cosas han mejorado, como el dejar de transmitir anuncios para comprar cigarrillos o alcohol en los que además se prefabricaban estereotipos de personalidad que hacían pensar que el consumidor de estos productos era alguien exitoso, conquistador. Sin embargo, está pendiente aplicar medidas similares a la cuestión alimenticia, aunado a que como parte de esa responsabilidad social les corresponde también desalentar el sedentarismo.

ciones más concretas como medición de colesterol en sangre, tomas de presión arterial y otras que permitan a la gente tener información fiable y tener la opción de buscar un tratamiento médico y cambiar su forma de vida. Lo importante es sensibilizar a la población a través de información útil”.

Incidir en la niñez, la clave “Quisiéramos dar mucha más información pero muchas de las veces los recursos son limitados como para hacerlo a nivel masivo. Además, al tratar de incidir en las empresas productoras de ciertos alimentos no se ha tenido la respuesta esperada por parte de las mismas, aunado a que la población en general no está preparada para asimilar el trasfondo de este tipo de mensajes. “Por eso se ha pensado que tenemos una generación que ya se nos perdió al no aceptar propuestas para una nueva forma de vida, que vive en la angustia por problemas políticos y económicos causantes de gran incertidumbre que impelen a que sus miembros busquen la satisfacción de todas sus necesidades y que difícilmente aceptaría nuevos hábitos de vida en lo económico, en lo social o laboral. “Sin embargo el niño es más receptivo para esto, y muchas veces vemos a menores que le dicen a sus padres que no tiren basura, que no fumen, y bien podrían cuestionarles por qué no comen mejor, por qué tienen más actividades físicas. Los niños aprenden mucho y muy rápido, cada vez hacen mayor conciencia y es en ellos en donde mejor se podrá incidir si se les educa, tanto por la Secretaría de Educación Pública como en sus casas”, finalizó.

“Al respecto, se podrían tomar escuelas como proyecto piloto para aplicar medidas de este tipo y mejorarles la alimentación –de hecho aquí mismo eso existe– y los hábitos contra el sedentarismo. Incluso, a nivel de las familias, podría comenzarse con caminar para ir a la escuela, prescindiendo del automóvil cuando sean trayectos cortos”. La responsabilidad social también está presente en la SMC y, por ello, manifestó su Secretario Adjunto: “si no involucramos hoy estos temas en la educación, a futuro el problema crecerá hasta convertirse en una enorme carga para sociedad y autoridades, la cual pudo haber sido prevenida. Esto es un tema fundamental en nuestras sesiones estatutarias y en todos los eventos en los que participamos, donde invariablemente buscamos llegar al público con información o con ac-

31


L

a última innovación en cardiología intervencionista es una solución más de Siemens diseñada para apoyar el diagnóstico y el trabajo diario en la rutina clínica. Esta opción de software funciona con los sistemas syngo X Workplace y se interfasa a los sistemas Axiom Artis.

¿Existe alguna forma para optimizar el diagnóstico en cardiología intervencionista? Cardio Intervención en 3D (IC3D) proporciona información acerca de longitudes y diámetros de lesiones, las cuales requieren de una óptima planeación para la selección de stents. El efecto óptico (foreshortening) en este tipo de recontracción es eliminado a través del uso de herramientas 3D que proporcionan una exacta medición en la longitud del vaso. La posibilidad de rotar el modelo 3D libremente y visualizarlo desde varios ángulos permite seleccionar una optima proyección de trabajo durante la intervención. IC3D aumenta las capacidades del medico para hacer un diagnóstico preciso en procedimientos de cardiología intervensionista.

IC3D es una innovación más de Siemens Medical Solutions en el campo de la cardiología intervensionista, llevando su sala de hemodinámica al Top de la tecnología.

Contacto: Ing. Juan Antonio Valencia D. Modality Manager AX Tel. (55) 5329 5387 E-mail: juan.valencia_delgado@siemens.com

www.siemensmedical.com


Araceli Añorve Gallardo Vocal de Enfermería

S

in duda alguna, en los últimos años la especialización que ha adquirido la Enfermería en distintas ramas de la Medicina moderna la ha impulsado a los más altos niveles de profesionalización, proceso permanente que se orienta a un mejor y más seguro cuidado de los pacientes.

La Enfermería Cardiovascular es un claro ejemplo de esta especialización, ya que la estrecha interacción que sus miembros establecen con los médicos cardiólogos tiene un impacto benéfico en el paciente. De esta manera, y consciente de la importancia que ello reviste, la Sociedad Mexicana de Cardiología incluye en su estructura una Vocalía dedicada a esta materia. Sobre el particular, la titular de dicha Vocalía, licenciada Araceli Añorve, comentó: “La misión fundamental que tenemos es ayudar a la profesionalización de la Enfermería. Si bien es cierto que la población en general no percibe todavía el impacto real de esta profesión sobre el cuidado y la salud de sus integrantes, como enfermera estoy totalmente convencida de que la Enfermería es una parte fundamental del sistema de salud, y dado que actualmente los problemas cardiovasculares ocupan las primeras tasas de morbimortalidad a nivel mundial y principalmente en nuestro país, es prioritario que la enfermera esté capacitada en estas áreas”.

El nuevo rol de la enfermera Refirió la licenciada Añorve que realmente la enfermera es una piedra angular en el cuidado de la salud, dado que es quien está al cuidado del paciente las 24 horas del día y, “es quien debe detectar oportunamente cualquier cambio, alteración o signo de alerta en

34

la condición de salud del paciente. A la vez, es quien transmite la información del paciente al médico para la toma de decisiones en forma conjunta para el tratamiento a seguir. “Hemos trascendido ya la época en que la enfermera sólo obedecía las indicaciones que el médico daba y era él quien tenía que pasar mucho mayor tiempo a la cabecera del paciente para hacer las detecciones necesarias; ahora es la enfermera, sobre todo en las unidades de Cuidado Crítico, la que a través del diagnóstico enfermero y de la respuesta humana observada en el paciente la que implementa o toma decisiones para el cuidado enfermero. Esto es parte de lo que estamos impulsando para que se aplique en nuestra profesión”. Agregó que la vocación en Enfermería es básica, puesto que aparte de requerir de gran conocimiento implica sacrificios en los diversos roles que la mujer desempeña como madre, esposa, ama de casa y demás, que implican un esfuerzo adicional al laboral y que pueden socavar el desempeño. “Sin embargo, la enfermera cada vez está más capacitada para desempeñar cargos de mayor responsabilidad: el panorama de la Enfermería es otro, a diferencia de hace unos cuantos años en donde a lo mucho que podía aspirar a mandos medios. Hoy en día la enfermera ha demostrado competencias para el desempeño directivo”.


La enfermera como un ser integral La enfermera no es sólo una trabajadora de la salud, operativa, científica y académica: además de enfermera(o) y ser humano con aspiraciones. “Muchas veces se olvida este punto y siempre le exige que cumpla con lo que es la responsabilidad profesional sin tomar en cuenta sus necesidades. “Solemos pasar por alto la parte humana, pero si el personal no está satisfecho en este ámbito difícilmente podrá cumplir con las demás responsabilidades, no tendrá interés en una mayor profesionalización y no podrá pasar a una siguiente etapa. En particular, en el Instituto Nacional de Cardiología la Directora de Enfermería, Sor María Guadalupe Suárez Vázquez es una gran humanista que, como líder ha luchado por la profesionalización de Enfermería, ocupándose por desarrollar las competencias del personal. “En cuanto a lo que se está haciendo desde esta Vocalía en forma conjunta con las autoridades del Instituto para facilitar la labor de Enfermería, es lograr que se permita al personal respectivo asistir a las sesiones académicas sin descuidar el área de atención al paciente. Existen otros mecanismos de apoyo como becas: la Sociedad por sí misma tiene dos becas para asistir a congresos nacionales e internacionales de especialización en el área”.

Perfil de la enfermera cardiovascular Los nuevos descubrimientos en Medicina, los cambios que la sociedad en general registra cotidianamente como resultado de su acelerada evolución, la necesidad de una mayor especialización para tratar los diversos padecimientos, tanto los establecidos tradicionalmente como los que están tomando una mayor relevancia por la transición epidemiológica, envejecimiento poblacional, cambio de hábitos y estilos de vida, hacen imperativo que los profesionales de la salud reúnan una serie de características que los capacite para enfrentar esto retos, de los cuales el personal de Enfermería no está exento. Definitivamente, comentó la licenciada Añorve, “el personal de Enfermería debe contar licenciatura como nivel básico y es muy recomendable cursar un posgrado en Cardiología, aunque algunas escuelas todavía mantienen la especialidad como curso postécnico”.

Especialización, requisito impostergable Es importante que desde la formación básica el estudiante de Enfermería visualice el área donde va a desempeñarse, para que se enfoque en adquirir los conocimientos y desarrollar las competencias necesarias para ejercer la profesión con el nivel de especialización que se requiera. “Anteriormente todo esto no era considerado tan a fondo, pero es de suma importancia puesto que el pasante de Enfermería todavía no tiene la experiencia para conjuntarla con la teoría y de esta forma ampliar su horizonte. Considero que sería mejor que el estudiante que va a cursar la especialidad tenga como mínimo dos años de experiencia en el área clínica”.

“La enfermera tiende a la profesionalización y está cada vez más capacitada para ocupar cargos de mayor responsabilidad”

El varón en la labor de Enfermería En el pasado se consideraba que la Enfermería era una profesión sexista, ya que de los pocos varones insertados en ella, una gran parte había llegado a la misma por cuestiones circunstanciales, no necesariamente por elección. De igual manera, en la profesión siempre se apostó a las cualidades femeninas como una mayor tolerancia, entrega, abnegación, mayor capacidad de rendir. Esta concepción hoy en día ha cambiado, y al respecto la licencia Añorve señaló: “Por mucho tiempo la formación en Enfermería se inclinó hacia esos aspectos de atributos femeninos; actualmente vemos que cada vez es más el número de hombres que se dedican a esta área. “En ello había influido la cultura, ya que en ocasiones el paciente siente inseguridad, ansiedad o se resiste a recibir cuidados por parte de un enfermero, sobre todo cuando se trata de aspectos de higiene personal, lo cual paradójicamente no sucede cuando es un médico quien requiere hacerles una exploración. Poco a poco estos paradigmas han cambiado y actualmente el género ya no es tan marginado en el área de Enfermería”.

Actividades de la Vocalía Refirió que sus funciones al frente de esta Vocalía son de coordinación de las actividades en materia de Enfermería derivadas de las acciones que la Sociedad realiza para la promoción de la salud y la difusión del conocimiento especializado sobre el área cardiológica. “Tenemos sesiones estatutarias para la revisión de temas actualizados y a mí me compete, junto con un grupo de expertos en las áreas de Cardiología y de Enfermería, estructurar y coordinar los programas académicos”.

Órgano de difusión propio “Asimismo, funjo como directora ejecutiva de la revista Enfermería Cardiológica, que es el órgano oficial de la Vocalía para la difusión del nuevo conocimiento que se está generando con la investigación en esta materia.

35


“En la revista se manejan cinco puntos, que son: Estudios de Investigación; Revisiones bibliográficas; Estudios de caso; Práctica diaria y tópicos generales. Se invita a la población en general de Enfermería a que publique en nuestra revista; obviamente hay un comité editorial que revisa las colaboraciones, determinando si tienen el rigor científico requerido. Para cada apartado de la revista se estipulan los requisitos a cumplir para la publicación y el comité revisa el contenido, metodología y demás aspectos de los artículos a publicar. La revista está indexada, se publica cuatrimestralmente y se encuentra tanto en su forma impresa como en la electrónica en Internet”.

Atendiendo inquietudes del personal de Enfermería De igual manera, la Vocalía atiende las inquietudes del personal de Enfermería, agremiado o no de la SMC: “Para ello son diversas las estrategias que se han seguido: al iniciar mi periodo de trabajo, junto con el grupo de enfermeras que colaboran en la Sociedad a través de esta Vocalía, se hizo un diagnóstico situacional para conocer las necesidades de formación académica de los profesionales de Enfermería que acuden a nuestras sesiones”. Refiere que se aplicaron encuestas para definir los temas de interés y de acuerdo a ello estructurar los programas académicos que sirven como referencia para orientar la práctica profesional de la Enfermería Cardiológica.

Mayor presencia en la república “Dentro de las áreas de oportunidad que detectamos, la principal es que el profesional que está en los diversos estados del país siente que en ocasiones no tienen acceso a los cursos de actualización continua y de ahí que la Sociedad realice tres sesiones estatutarias en el Distrito Federal y una en el interior de la República, además de colaborar con los estados en donde se tiene una represenatación a través de los diferentes capítulos, con lo que se busca intensificar la participación de la SMC y de esta Vocalía con miras a una mayor difusión del conocimiento que impacte en la salud de la población”. Otra forma de participación es la colaboración com instituciones que imparten cursos de actualización y que son asesorados por esta Vocalía, otorgándoles el aval de la Sociedad.

Interacción con sociedades hermanas Considerando que son diversas instituciones y sociedades similares las que tienen relación con el área cardiovascular, se ha establecido interacción con algunas de ellas para fortalecer el intercambio de conocimientos y experiencias, que sin duda enriquecerán aspectos determinantes en el área de Enfermería. Al respecto, la licenciada Añorve comentó: “tenemos una gran comunicación y participación con diferentes sociedades, por ejemplo, con la que más intensamente trabajamos es con la Sociedad Mexicana de Terapia Intensiva; también, a nivel del Instituto Nacional de Cardiología y por la labor de docencia que éste realiza, recibimos a estudiantes en formación de diferentes áreas y escuelas, tanto de la capital como de diversas sedes en la república y del extranjero”.

36

Finaliza señalando que los puntos expuestos “son sólo una muestra de la gran responsabilidad que la Sociedad Mexicana de Cardiología, y por ende esta Vocalía, tienen para con los profesionales de la salud y la población mexicana”.

ipp coversil


Baxter es una compañía dedicada a la salud, que aplica la tecnología e innovación para desarrollar dispositivos médicos, productos farmacéuticos y áreas terapéuticas que salvan y mantienen la vida de los pacientes con padecimientos críticos como la hemofilia, cáncer e insuficiencia renal. En México, es una importante generadora de empleos y contribuye con la estabilidad económica y el crecimiento de las ciudades donde mantiene operaciones, beneficiando a miles de familias mexicanas. Su notable historia de innovación tecnológica y científica es testimonio del compromiso de la gente de Baxter por mejorar la atención a los pacientes, ampliar el acceso global a una atención médica de buena calidad y hacer más eficientes sus productos y terapias para generar ahorros en los sistemas de salud. Recientemente Baxter ha obtenido varios reconocimientos que demuestran su liderazgo y compromiso con la salud, como es el Premio “Shingo” a la Excelencia en Manufactura otorgado a una de sus plantas y la certificación por parte del Instituto Great Place to Work como una de las mejores empresas para trabajar en México. Además ha recibido reconocimientos por parte de organismos internacionales, nombrándola como una de las Empresas más Éticas a Nivel Mundial y como una de las Compañías Globales de Mayor Sostenibilidad.


Medication Delivery Su amplia experiencia en bombas, anestésicos inhalados, medicamentos inyectables, productos de nutrición parenteral y técnicas de formulación, mejora, fabricación y empaque de medicamentos por contrato hacen del trabajo un compromiso con la innovación. Además, su herencia en la producción de soluciones intravenosas ha demostrado su calidad tecnológica en la disminución de infecciones nosocomiales, garantizando la seguridad del paciente.

Renal Baxter es uno de los líderes en México y el mundo en la fabricación de productos y en el desarrollo de terapias para el tratamiento de la insuficiencia renal. Su constante desarrollo tecnológico facilita a los pacientes el acceso en las terapias en el hogar como la Diálisis Peritoneal Automatizada que les permite llevar una vida familiar y laboral o escolar de manera normal al requerir que el paciente se dialice una sola vez al día mientras duerme.

Biociencias En esta área ofrece productos y terapias relacionadas con la hemofilia, insuficiencia inmunológica, vacunas y Medicina regenerativa. Baxter ha demostrado su compromiso con la ciencia y la innovación, ofreciendo tratamientos para la hemofilia como el Factor VII recombinante que, además de mejorar la calidad de vida de los pacientes garantiza su seguridad, al ser un producto libre de plasma. Dentro de estos tratamientos Baxter busca impulsar una terapia profiláctica que permita a los pacientes pediátricos contar con un desarrollo normal desde sus primeros años.


Las Enfermedades Cardiovasculares y los Aceites Saludables

L

as enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en nuestro país. El consumo excesivo de ácidos grasos saturados y trans es responsable principal de la hipercolesterolemia, que junto con otros factores de riesgo (hipertensión arterial, diabetes mellitus y obesidad) tiene un papel relevante en las cifras crecientes de morbilidad y mortalidad cardiovascular de origen isquémico La alimentación sana es una de las claves para la buena salud cardiaca: puede influir en la aparición de factores de riesgo para enfermedades del corazón y ataques cerebrales. Es crucial en el desarrollo y prevención de la enfermedad cardiovascular y es algo fundamental que uno puede cambiar. Con una dieta cardiosaludable se puede reducir la posibilidad de desarrollar ateroesclerosis, obstrucción de las arterias que causa la enfermedad cardiaca. Si la obstrucción arterial se ha iniciado, se puede retardar la rapidez con que ésta progresa. Esto es realmente importante si ya se tuvo un infarto miocárdico o se fue sometido a un procedimiento para restaurar el flujo sanguíneo al corazón u otras áreas del cuerpo, tales como la angioplastia o la cirugía de revascularización. Se ha comprobado que las dietas altas en grasa animal, bajas en frutas y vegetales frescos y altas en alcohol aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca. La manera más fácil de reducir las calorías y seguir teniendo una dieta balanceada es dejar de comer grasas, que por peso producen el doble de calorías que las demás comidas. Una dieta alta en colesterol y grasa, especialmente animal (saturada), aumenta el colesterol en la sangre y contribuye a la enfermedad arterial coronaria. El colesterol en exceso en el organismo es un factor de riesgo mayor para la enfermedad cardiovascular. Se produce naturalmente y se necesitan pequeñas cantidades de colesterol para fabricar y mantener las células nerviosas y para producir hormonas. La mayor parte del colesterol de la sangre se fabrica en el hígado a partir de las grasas, carbohidratos y proteínas que uno come. Aumenta éste en la sangre cuando se comen productos de origen animal como carne, huevos y lácteos, siendo muy importante el efecto de los ácidos grasos saturados y trans, que se encuentran en margarinas, panes, frituras y comidas rápidas (fast food). Tienen un efecto similar al de los ácidos grasos saturados en el aumento del colesterol total, el colesterol LDL (malo) y en la disminución del colesterol HDL (bueno), lo que aumenta el riesgo de obstrucción de las arterias, ataques al corazón y cerebro.

40

El LDL transporta mucho colesterol, depositando la grasa en las paredes arteriales favoreciendo la formación de la placa y la obstrucción de las mismas, proceso denominado ateroesclerosis. El colesterol HDL, de mucha proteína y mínimo colesterol, actúa en forma opuesta, limpiando el colesterol de la sangre y eliminando del cuerpo el exceso de colesterol, reduciendo así el riesgo de enfermedad cardiaca.

Metas de los Corazones Saludables Las metas de la dieta del corazón saludable son ingerir alimentos que ayuden a obtener o mantener niveles saludables de colesterol y otros lípidos, a través de: reducir los niveles de Colesterol total por debajo de los 200 mg/dL y del Colesterol de baja densidad en límites inferiores a 100 mg/dL; aumentando los niveles de Colesterol de alta densidad que son muy benéficos para el corazón; reduciendo otros lípidos peligrosos como triglicéridos y lipoproteínas. Cualquier dieta debe también ayudar a lograr un control del peso y de la presión arterial satisfactorio. En general, si el nivel de colesterol es alto o moderadamente alto y se disminuye 10 por ciento, se reducirá el riesgo de cardiopatía coronaria en 20 por ciento. Mientras que la mayoría de los planes dietéticos habitualmente indican lo que NO se puede comer, la estrategia nutricional más poderosa ayuda a enfocarse en lo que sí puede. La investigación en enfermedades cardiacas ha mostrado que agregar alimentos cardiosaludables es quizás tan importante como suprimir otros. Las personas interesadas en cuidar y proteger su corazón se apegan a las siguientes recomendaciones: evitan al máximo las grasas saturadas y las grasas trans; eligen carnes magras y alimentos libres de grasa o productos lácteos bajos en grasas. Después de iniciar cualquier dieta cardiosaludable, generalmente toma 3 a 6 meses en promedio antes de observar una reducción significativa en el colesterol, aunque algunas personas informan niveles mejores hasta en unas cuantas semanas. Podría ser necesario un programa intensivo para lograr mejoras significativas en los niveles de colesterol y así poder reducir los factores de riesgo cardiovascular. La idea es que se adopten hábitos saludables para el resto de la vida con cambios pequeños, progresivos y permanentes para alcanzar beneficios. Por su distribución de ácidos grasos, diferentes tipos de aceite, entre ellos Oléico, se ubican dentro del grupo de aceites saludables, porque están principalmente compuestos de ácidos grasos monoinsaturados, que contribuyen a reducir las concentraciones de colesterol total, del LDL (colesterol malo) sin reducir los niveles de HDL (colesterol bueno), los niveles de triglicéridos sanguíneos y mejorar la resistencia a la insulina, modificando así el riesgo de enfermedades coronarias y aterosclerosis. Los efectos benéficos sobre la salud de aceites como Oléico, cuya calidad dietética para consumo humano se considera como superior respecto a los aceites convencionales, se deben al alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, al bajo contenido de grasas saturadas y a un alto contenido de sustancias antioxidantes. Dr. Pedro García Velásquez Sociedad Mexicana de Cardiología


Capítulos De acuerdo a lo señalado en los artículos 49 al 51 de sus estatutos vigentes, la Sociedad Mexicana de Cardiología contará con Capítulos que aborden temas de interés para grupos especiales de sus miembros. La finalidad básica de los Capítulos es cooperar con el Consejo Consultivo y ambos con la Junta Directiva de la SMC en sus actividades académicas, de difusión, enseñanza e investigación en las áreas que les competan. Su objetivo principal es asesorar, con el aval de dicho Consejo, a la Junta referida, a efecto de dar recomendaciones sobre procedimientos de diagnóstico y/o tratamiento de las cardiopatías. Las acciones de los diferentes Capítulos se complementan y relacionan entre sí en apoyo recíproco. Los Capítulos que constituyen a la Sociedad Mexicana de Cardiología y sus actuales titulares son:

Anestesia en Cirugía Cardiaca y Reanimación Cardiopulmonar Dr. Francisco Javier Molina Méndez Aterosclerosis Dr. Marco A. Alcocer Gamba

Circulación Pulmonar Dr. Édgar G. Bautista Bautista Ecocardiografía Dr. José Luis Gutiérrez Bernal

Cardiología Clínica Dr. Juan Carlos Necoechea Alva

Electrofisiología Clínica y Estimulación Cardiaca Dr. Norberto García Hernández

Cardiología Experimental Dr. Gilberto Vargas Alarcón

Epidemiología y Prevención Dr. José Luis Cervantes Escárcega

Cardiología Geriátrica Dr. Guillermo Llamas Esperón

Hipertensión Arterial Sistémica Dr. Roberto Rentería Ibarra

Cardiología Intervencionista Dr. Julio Frade García

Insuficiencia Cardiaca Dr. José Enrique Hernández López

Cardiología Nuclear Dr. David Bialostozky K.

Rehabilitación Cardiaca y Prevención Secundaria Dr. Rodolfo Herrera Franco

Cardiología Pediátrica Dra. Emilia Josefina Patiño Bahena

Terapia Intensiva Cardiológica Dr. Carlos R. Martínez Sánchez

Cardiología Quirúrgica Dr. E. Samuel Ramírez Marroquín

41


Anestesia en Cirugía Cardiaca y Reanimación Cardiopulmonar

E

l doctor Francisco Javier Molina Méndez, Coordinador de este Capítulo, refiere que el mismo fue creado en respuesta a observaciones hechas por los últimos tres presidentes de la Sociedad Mexicana de Cardiología, “así como por un grupo de médicos de diferentes instituciones que iniciamos la impartición de las actualizaciones de la nuevas guías dictadas por la Asociación Americana del Corazón durante las sesiones estatutarias de dicha Sociedad”. Menciona que actualmente, se encuentra conformado por un anestesiólogo cardiovascular, tres cardiólogos subespecialistas y una enfermera especialista en cuidados cardiológicos; todos ellos entrenados en Reanimación Cardiopulmonar. El Capítulo ha tenido tres coordinadores desde su formación. Dr. Francisco Javier Molina Méndez

Como Misión fundamental del mismo, señala, está “satisfacer la necesidad de protección de la salud y la vida de la sociedad en general, conservando la vida y la salud de las personas en riesgo de sufrir un paro cardiorrespiratorio”. Ello se logra impartiendo programas dictados por especialistas en Reanimación Cardiopulmonar tanto básica como avanzada, “así como para amigos y familiares en sesiones teórico-prácticas con material audiovisual y simuladores para perfeccionar sus destrezas en la atención del paro cardiaco, con la intención de que todos los profesionales de la salud e inclusive la comunidad tengan conocimiento de la importancia de la prevención y la atención temprana para reducir la morbimortalidad que conlleva el paro cardiorrespiratorio”. En cuanto a la Visión señala que ésta es “constituir este Capítulo como líder en el ámbito cardiológico y en la comunidad en general en la atención del paro cardiorrespiratorio, siguiendo los lineamientos de la Asociación Americana del Corazón y del Comité de Reanimación Cardiopulmonar existente en México; haciendo énfasis en la prevención y atención primaria de los factores que pueden colocar al individuo en riesgo de requerir un apoyo cardiopulmonar”. Los Objetivos para los que el Capítulo fue diseñado son: Enseñar al personal de salud y no salud (mayores de 12 años) a actuar en forma oportuna, fácil y ordenada ante situaciones de alto riesgo y de gravedad extrema. Para alcanzarlos, señala el doctor Molina Méndez: “durante las sesiones estatutarias de la Sociedad Mexicana de Cardiología efectuadas en México D.F., se han impartido cursos de Reanimación Cardiopulmonar básicos, y para amigos y familiares los cuales son teórico-práctico, bajo la supervisión de personal entrenado para tal efecto, usando material escrito, audiovisual y de simulación (maniquí individual), los cuales son entregados a los alumnos para que lo difundan o lo practiquen entre sus familiares y/o amigos. Durante los congresos los miembros del Capítulo e invitados han participado en sesiones de relevancia para Anestesia Cardiovascular y Cardiología”. Comenta asimismo que se tiene proyectado que este Capítulo interactúe estrechamente en el ámbito de la valoración del paciente cardiópata en todos sus aspectos; así como la institución del curso de Reanimación Cardiopulmonar tanto básico como avanzado y que éste sea avalado por la Asociación Americana del Corazón o por las instancias correspondientes vigentes en México. Sobre la Anestesiología Cardiovascular explica que es esta una subespecialidad cuya característica es el manejo del paciente cardiópata para los diferentes procedimientos tanto médicos, quirúrgicos e intervencionistas, “donde un gran porcentaje tienen riesgo alto de apoyo cardiopulmonar. Asimismo, el anestesiólogo cardiovascular es experto en protección miocárdica tanto por métodos mecánicos como farmacológicos, ya que durante las operaciones de cirugía de corazón la mayoría de las veces éste es llevado a la asistolia, sufriendo las alteraciones secundarias a isquemia y repercusión, con el consiguiente daño que se puede manifestar con una simple arritmia hasta una disfunción miocárdica severa que requiera apoyo cardiopulmonar. De igual manera, el binomio anestesiólogo-cardiólogo conoce perfectamente la farmacología de las drogas que se usan en la reanimación cardiopulmonar”. La principal perspectiva que se tiene en el Capítulo para la difusión del conocimiento sobre los temas de su ámbito es “aplicar el método simplificado de enseñanza dictado por la Asociación Americana del Corazón para la Reanimación Cardiopulmonar e instituir los nuevos conocimientos y estrategias en el paciente de alto riesgo para disminuir la morbimortalidad.

42

“Consideramos que el médico en general y específicamente el cardiólogo debe ser experto en Reanimación Cardiopulmonar, por lo que se deberían de instituir programas para la enseñanza, difusión e investigación del manejo de la misma, donde la Sociedad Mexicana de Cardiología fuera la impulsora de dichos programas. La Reanimación Cardiopulmonar es de todos, no sólo del médico. La intervención durante los primeros minutos es fundamental. Sí la población estuviera entrenada, la mortalidad de este evento podría reducirse hasta en un 20 por ciento”, concluye.


Aterosclerosis

E

l Capítulo de Aterosclerosis de la SMC se encuentra conformado por un grupo de cardiólogos entusiastas y destacados en su localidad no sólo por su capacidad académica sino por su perfil de investigadores y de trabajo asistencial en pro de la prevención de la enfermedad cardiovascular, señala su presidente, el doctor Marco Antonio Alcocer Gamba, quien radica en el estado de Querétaro. El Secretario es el doctor Eduardo Julián José Roberto Chuquiuri Valenzuela (México, DF), en tanto que los Vocales son los doctores Jorge Cortés Lawrenz (Hermosillo, Son.), Fernando Mendoza Lizola (Mexicali, B.C.), José Trinidad Priego Brindis (Villahermosa, Tab.), Ricardo Alvarado Ruiz (Durango, Dgo.), Carlos Arturo Areán Martínez (Morelia, Mich.), Jesús Silva Torres (México, DF) y Manuel Odín de los Ríos Ibarra (Culiacán, Sin.). Como Misión, refiere el doctor Alcocer, se tiene “ser un brazo de la SMC que apoye a la actualización médica en el tema de la Aterosclerosis, que es la principal causa de muerte en nuestro país, ocasionando infarto del miocardio e infarto cerebral. Nuestra Visión es ser un grupo de apoyo en la actualización médica en Aterosclerosis no sólo en la Cardiología, sino en las áreas médicas afines, así como también ser un vínculo para la educación de la población en general”. Entre sus principales objetivos está el realizar una sesión trimestral bianual de la SMC (estatutaria); organizar un curso Internacional de Aterosclerosis en forma bianual; la participación en foros nacionales en temas relacionados con la Aterosclerosis y participar en campañas de prevención de aterosclerosis. En cuanto a las actividades principales desarrolladas en el Capítulo, menciona la participación en la 1ª Sesión Estatutaria de la SMC en marzo 2006 como coordinador del módulo de síndrome metabólico. Asimismo, “el sábado 2 de diciembre de 2006 se realizó la 4ª Sesión Estatutaria de la SMC con la participación activa como profesores y coordinadores de todos los miembros del Capítulo. Además, la organización del 1er Curso Internacional de Aterosclerosis en Querétaro, Qro, con la participación de más de 65 profesores nacionales y algunos provenientes del Mont Sinai, Nueva York EUA, del Instituto Cardiovascular de Madrid, España y de Argentina”. De igual manera, se ha tenido participación en foros cardiológico como el XXIV Congreso Nacional de Investigación Biomédica de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey, N.L. Agosto 30, 2007; a título personal como profesor invitado en el I Curso Estatal de Insuficiencia Renal Crónica, de la Facultad de Medicina, Universidad Autónoma de Querétaro, Escuela de Medicina, Universidad del Valle de México, Instituto Mexicano de Investigaciones Nefrológicas. Querétaro, Qro. en junio 8 de 2007; profesor invitado con el tema Hipertensión Arterial y sus complicaciones, Hospital Comunitario de Villagrán, Secretaría de Salud del Estado de Guanajuato, Villagrán, Gto. Mayo 11, 2007, además de la participación en publicaciones en revistas de difusión médica, periódicos, entrevistas por radio y TV con temas relacionados a la Aterosclerosis. Entre las principales aportaciones que ha hecho el Capítulo en la actual administración de la SMC está el continuar con el programa de un Curso Internacional de Aterosclerosis con la intención de fomentar la difusión de los conocimientos más actuales, refiere, en tanto que en lo relacionado con la salud de la población, menciona, “se busca tener un impacto en la reducción de los factores que condicionan la enfermedad llamada aterosclerosis, esto es, recomendando la actividad física, la dieta cardiosaludable, la detección temprana de obesidad, hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemia y síndrome metabólico como factores condicionantes de la cardiopatía isquémica; fomentar el diagnóstico precoz de la cardiopatía isquémica y sus mejores opciones terapéuticas actuales para reducir las complicaciones de morbimortalidad; así como apoyar la investigación nacional en este tema”. Para lograr este cometido, es necesario reorientar los esfuerzos y acciones que se desarrollan, y ello, señala, se logrará a través de “proyectar fundamentalmente los esfuerzos hacia la educación general de la población no médica, fortalecer la médica sobre los conceptos más actuales de la aterosclerosis, y con ello tener un mejor impacto en la prevención de esta enfermedad y de sus devastadoras complicaciones”. Finalmente, señala el doctor Alcocer, su deseo de agradecer a la SMC y en particular al doctor Alfonso Buendía “por la confianza y la oportunidad de participar activamente en proyectos tan apasionantes y trascendentes como lo es la aterosclerosis. Hay mucho por hacer y todos debemos participar de la mejor manera que cada quien sabe”.

43


Cardiología Clínica

E

ncabezado por el doctor Juan Carlos Necoechea Alva, este Capítulo forma parte de la estructura fundamental de la SMC. La Clínica de Cardiología, comenta el titular del Capítulo, al igual que en otras especialidades y en la Medicina en general, es uno de los pilares en el quehacer cotidiano.

“Ninguno de los métodos de estudio o tratamiento, por más vanguardistas que sean, es ajeno a su ponderación clínica. El contexto clínico es el que les otorga su mayor valor en el diagnóstico o en la terapéutica. Sin el concurso del juicio clínico estos métodos pierden parte de su utilidad”. Agrega que la relevancia de la clínica en Cardiología se refleja en el destacado papel que la especialidad en nuestro país tiene en el contexto internacional, “gracias a las aportaciones de nuestros distinguidos maestros, todos ellos grandes e ilustres clínicos”. Sobre éstos y sobre el impacto que directamente han tenido las acciones y aportes del Capítulo en la salud de la población en general, menciona: “nuestros maestros, eminentemente grandes clínicos, pusieron de relieve que la observación y exploración cuidadosa en la cabecera del enfermo, el análisis crítico y juicioso de las observaciones, no sólo permiten establecer un diagnóstico certero en un gran número de casos, sino también establecer los cambios fisiopatológicos que ocurren y que son corroborados con el apoyo tecnológico. “Estas observaciones en la clínica aunados a la experiencia y análisis crítico, son por un lado la piedra angular para un plan de estudio y tratamientos adecuados, optimizando los recursos y el beneficio del paciente, comunidad e instituciones; y por otro, la fuente generadora de nuevas hipótesis, base de la investigación, en la dinámica de la evolución de la especialidad”. Los objetivos de este Capítulo, refiere, son fortalecer la visión, misión y objetivos de la propia SMC, de ser el cuerpo colegiado que se constituya en el órgano rector y de referencia académico de la Cardiología nacional, con presencia y respeto internacionales. “Son constituir el foro nacional más importante para el estudio, docencia, investigación, ejercicio y aplicación de los conocimiento de la Cardiología y ciencias afines, con la participación de todas las escuelas cardiológicas del país”. Asimismo, señala, “ser fuente de divulgación del conocimiento, promover la investigación y su divulgación en un esquema de desarrollo permanente e integral. Un objetivo en particular del Capítulo es destacar la nobleza de la clínica en Cardiología, que nos permite una aproximación muy certera en el diagnóstico en la gran mayoría de los pacientes, constatar la sensibilidad y especificidad de los diferentes estudios y aprovechar la tecnología para investigar aquello que no es claro en el contexto de la clínica”. En cuanto a las principales actividades que desarrolla este Capítulo, señala que “son estimular el estudio, docencia, investigación y aplicación de los conocimientos, ponderando el valor de la clínica y la aplicación de la tecnología en el estudio y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, con una visión integral, práctica y ética de la Cardiología, comprometida con el bienestar de los pacientes y de la sociedad”. Una de las grandes aportaciones que ha hecho laCardiología nacional a la comunidad médica internacional, comenta el doctor Necoechea, “ha sido y es la Electrocardiografía, cuya base de hipótesis fue fundamentalmente la observación clínica. En la época actual de grandes avances tecnológicos, las aportaciones de la Cardiología nacional se derivan de un análisis integral, en el cual la clínica es parte fundamental y fuente generadora de nuevas hipótesis”. Finalmente, refiere que uno de los grandes problemas en esta época de desarrollo tecnológico y la gran cantidad de información que se genera día a día es la pérdida de la visión integral del paciente, con la problemática que esto conlleva de cimentar la fortaleza del análisis en los estudios, sin el concurso de la clínica. “Los esfuerzos de la Sociedad Mexicana de Cardiología y del Capítulo de Cardiología Clínica en particular son el rescatar el análisis crítico e integral derivado de la clínica y, en conjunto con la información que procede de la nueva tecnología, ponderar en su justo valor su aplicación diagnóstica y terapéutica”, concluye.

44


Cardiología Experimental

E

l doctor Gilberto Vargas Alarcón, titular de esta Capítulo, refiere que éste está constituido por investigadores que se dedican a realizar investigación Básica en distintas áreas de interés de la especialidad. “Son investigadores de amplia trayec toria en la Investigación Básica y que actualmente tienen interés en fortalecer s us nexos con investigadores del área Clínica. El Capítulo está constituido por un presidente, un secretario y tres vocales. De los cinco miembros, tres pertenecen al Instituto Nacional de Cardiología y dos a la Universidad Nacional Autónoma de México”. Todos los miembros de este Capítulo pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores, uno de ellos de Nivel III (Presidente) y los restantes como Nivel I. Este Capítulo fue encabezado anteriormente por el doctor Pedro Reyes López, actual Director de Investigación del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez. La Misión del Capítulo, señala el doctor Vargas Alarcón, “es aportar las herramientas necesarias para la realización de proyectos de investigación conjuntos entre los grupos de Investigación Básica y Clínica que permitan el aporte de conocimientos de vanguardia en Cardiología”.

Dr. Gilberto Vargas Alarcón

Respecto a la Visión del mismo, esta es “lograr a corto plazo la integración de grupos de investigación clínicos y básicos que permitan la generación de nuevos conocimientos con aplicación a la Cardiología”, en tanto que los objetivos son “aplicar las metodologías experimentales en la solución de proyectos concretos; integrar grupos de investigación conjuntos; apoyar a los investigadores clínicos interesados en aplicar metodologías experimentales básicas para la realización de sus proyectos, además de organizar eventos que permitan la difusión de la Investigación Básica en el área de la Cardiología”. Entre las principales actividades realizadas por este Capítulo destacan las reuniones periódicas “a fin de discutir y analizar proyectos de investigación; la participación de los miembros en actividades coordinadas por la Sociedad Mexicana de Cardiología y en sus propias sesiones estatutarias, así como la organización del simposio Bases Moleculares de las Enfermedades Cardiovasculares para su presentación en el XXV Congreso Nacional de Cardiología”. Actualmente el grupo de Cardiología Experimental realiza proyectos en colaboración con diversos Departamentos Clínicos del INCICH, como los de Electrofisiología, Ecocardiografía, Hemodinamia, Unidad Coronaria, Clínica de Hipertensión, Endocrinología y la Unidad de Medicina Nuclear. “Los resultados de estos proyectos han sido presentados en congresos nacionales (7) e internacionales (6) y algunos de ellos han sido ya publicados en revistas de impacto internacional”, habiéndose realizado a la fecha 8 publicaciones. Otra aportación importante del Capítulo “es la difusión a través de artículos de revisión del grupo. En este aspecto, en los dos años se publicaron tres artículos d erevisión en la Revista Archivos de Cardiología de Mé xico: uno sobre las cardiopatías congénitas, otro sobre la hipertensión y otro sobre la insuficiencia cardiaca, todos ellos enfocados a los mecanismos fisiopatogénicos de estos padecimientos”. En cuanto a la relación entre la subespecialidad que da nombre al Capítulo con la salud de la población: “las cardiopatías se encuentran dentro del primer lugar de morbimortalidad en la población mexicana. El gasto en salud para la atención de estos padecimientos crece exponencialmente, de tal suerte que actualmente se trabaja en la búsqueda de estrategias que permitan prevenir el desarrollo de estos padecimientos. “En este aspecto la Cardiología Experimental juega un papel preponderante, ya que se enfoca al estudio de la fisiopatogenia de las enfermedades, permitiendo un mayor conocimiento de todos los mecanismos que conllevan al desarrollo de la enfermedad. Entre los factores ambientales destacan el tabaquismo, la dieta y la falta de ejercicio. El estudio de los factores genéticos permitirá establecer con más claridad los factores de riesgo para el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares; esto a su vez permitirá llevar a cabo una vigilancia más estrecha en aquellos individuos que tengan los factores de riesgo y, en su caso, establecer mejores esquemas de tratamiento”. En cuanto a las perspectivas de evolución del Capítulo, y específicamente hacia dónde orientar sus esfuerzos, señala su titular: “me parece que la Investigación Biomédica en México adolece de forma importante de la colaboración de los grupos involucrados en ella –investigadores básicos y clínicos-. En la medida en que estos grupos participen de forma conjunta en la resolución de problemas, la generación de conocimiento emanada de esa colaboración será más fructífera y tendrá una mayor aplicación a corto plazo. El interés por ambos grupos existe y saben de la necesidad de dicha integración. Creemos que se necesitan plataformas adecuadas para que los grupos dialoguen y encuentren objetivos comunes en los cuales aplicar sus esfuerzos en pro de la Cardiología mexicana”.

45


Finalmente, señala: “las ciencias básicas y en especial la Cardiología Experimental jugará en los próximos un papel preponderante en la solución de problemas que atañen a la Cardiología. El conocimiento a fondo de la fisiopatogenia de las enfermedades cardiovasculares será fundamental en la prevención de éstas. La colaboración entre los grupos de Investigación Básica y Clínica permitirá que estos conocimientos se apliquen a los problemas diarios de esta especialidad. El Capítulo de cardiología Experimental tiene como función principal el fomentar esta colaboración”.

Circulación Pulmonar

L

a Misión, Visión y Objetivos de este Capítulo, refiere su Coordinador, el doctor Edgar Bautista Bautista, son, respectivamente:

Promover actividades docentes y de investigación concernientes a la circulación pulmonar, la función ventricular derecha y a la interacción cardiopulmonar. Difundir el conocimiento, habilidades y destrezas que conduzcan al diagnostico y tratamiento temprano de enfermedades cardiopulmonares, muchas de las cuales son poco conocidas, lo cual ocasiona que el diagnostico se omita o se haga en etapas tardías ocasionando un tratamiento tardío y un resultado menos favorable en estos enfermos. Proporcionar una mejor atención a los enfermos con padecimientos agudos y crónicos que afectan a la circulación pulmonar y al ventrículo derecho, así como prevenir de manera más eficiente el desarrollo y progresión de las enfermedades cardiopulmonares. Sobre las actividades principales que se realizan en este Capítulo, comenta: ”durante este periodo como Coordinador del Capitulo de Circulación Pulmonar, he tenido la oportunidad de participar en la elaboración de 3 guías; se han publicado 3 capítulos de libros y se ha organizado un curso pre-congreso en Falla ventricular derecha y un simposio en Hipertensión Arterial Pulmonar Idiopática en el seno del XXV Congreso Nacional de Cardiología en Veracruz”. Dichos documentos son: Guías para el Diagnostico, prevención y tratamiento de la tromboembolia pulmonar de la Sociedad Mexicana de Cardiología; Guías para el diagnostico, prevención y tratamiento de la tromboembolia pulmonar del Colegio de Medicina Interna (incluyente de 8 Sociedades Médicas); Guías para el diagnostico y tratamiento de la insuficiencia cardiaca. Asimismo, refiere, “se han incluido nuevos bloques de preguntas de conocimientos básicos y clínicos concernientes a la circulación pulmonar y al ventrículo derecho, como integrante del Comité Examinador del Consejo Nacional de Neumología del cual formo parte desde hace un par de años, ello aunado a la participación de los integrantes en congresos nacionales e internacionales en la difusión del diagnostico y tratamiento de enfermedades cardiopulmonares, por citar algunas: hipertensión arterial pulmonar idiopática, formas secundarias y formas asociadas, tromboembolia pulmonar aguda y crónica, Cor pulmonale”. Las principales aprtaciones realizdas por el Capítulo, considera el especialista, es la participación en la elaboración de los documentos ya citados; el proyecto de participación en las Guías Mexicanas para el Diagnostico y Tratamiento de la Hipertensión Arterial Pulmonar; la actualización del algoritmo diagnostico para la estratificación de pacientes con tromboembolia pulmonar, con un enfoque mayor sobre sus repercusiones hacia el ventrículo derecho, específicamente con marcadores biológicos tales como el péptido natriurético cerebral (BNP), troponinas (Trop I, T), TAC Helicoidal (cuantificar obstrucción y correlacionar con el grado de afección cardiopulmonar –actualización-, repercusión sobre la morfología del VD y alteraciones del parénquima pulmonar paralelas). En resonancia magnética, función del VD, dinámica. Finalmente, apunta, “los esfuerzos inmediatos y de manera permanente del Capítulo se orientarán a la promoción y difusión del conocimiento, abordaje diagnostico temprano y tratamiento adecuado las enfermedades cardiopulmonares”.

46


Ecocardiografía

T

eniendo como Coordinador al doctor José Luis Gutiérrez Bernal y como Secretario al doctor Samuel Guízar, el Capítulo de Ecocardiografía de la Sociedad Mexicana de Cardiología tiene como Vocales a los doctores Guillermo Hernández Godínez, Hugo Velázquez Moreno, Pedro Gutiérrez Fajardo, José María Hernández Hernández y Carlos Ixpamparij.

Su Misión, de acuerdo al lo señalado por el doctor Gutiérrez Bernal, es “la organización de profesionales comprometidos con la excelencia en el Ultrasonido Cardiovascular, así como en su correcta aplicación para el cuidado del paciente a través de la educación médica continua, investigación, apoyo e innovación y servicio”. En cuanto a la Visión del Capítulo, refiere, es la realización de estudios de calidad que permitan atender correctamente a los pacientes con eficiencia. Manifiesta el titular del Capítulo de Ecocardiografía que “el ultrasonido cardiaco es parte integral de la Cardiología Clínica. Existen pocas situaciones en la misma en donde el ecocardiograma no tiene un valor significante. La descripción y el entendimiento de los problemas cardiológicos casi siempre involucran a los hallazgos ecocardiográficos”. Agrega que la aportación del Ultrasonido Cardiaco en la definición de la estructura y función cardiaca está bien establecida: “la facilidad de su uso y bajo riesgo, comparado con otras técnicas de Imagenología, proporciona muchas ventajas, pero también favorece su uso excesivo e inadecuado. La interpretación inadecuada puede llevar a otros estudios costosos o tratamientos inadecuados. Por tal motivo es necesaria la acreditación de personal calificado y con formación de profesionales en instituciones de alto prestigio en el campo de la Ecocardiografía”. Dentro de la dinámica de modernización y evolución en todas las ramas de la ciencia y la tecnología, de la que evidentemente la Medicina y sus especialidades no pueden sustraerse, comenta que, “con el desarrollo tecnológico constante es importante promover la educación médica continua para el correcto uso de nuevas técnicas y su adecuada utilidad en el campo de la Cardiología Clínica, mediante cursos y reuniones. “El Capítulo de Ecocardiografía de la Sociedad Mexicana de Cardiología debe promover estudios de investigación principalmente multicéntricos, así como la creación de guías y lineamientos del Ultrasonido Cardiaco. Promover la información adicional que proporciona el ecocardiograma, al juicio clínico del cardiólogo, redundará en una mejor atención de los pacientes”, concluyó.

Epidemiología y Prevención

E

l Capitulo está constituido por un Coordinador, un Secretario y dos Vocales, cuyos titulares son en el orden señalado, los doctores José Luís Cervantes Escárcega, Pedro García Velázquez, Mauricio López Meneses y Hermes Ilarraza Lomelín. Han coordinado el Capítulo en los bienios anteriores los doctores Rafael Chávez Domínguez, Jorge Ramírez Hernández y Pedro García Velásquez.

La Misión y Visión del Capitulo son integrar intereses y voluntades afines orientados a prevenir los factores de riesgo cardiovascular en los niños, jóvenes y en toda la población afectada por ellos, con el fin de reducir la magnitud de los mismos y promover y encauzar normas sociales y hábitos culturales que apoyen la salud cardiovascular. En cuanto a los objetivos, refiere el titular, son: “lograr que la población en general incorpore las prácticas preventivas desde los primeros años de existencia, adoptando un estilo de vida saludable, con una nutrición adecuada, una actividad física regular y un ambiente libre de humo de tabaco. Fomentar la conciencia pública respecto a los factores de riesgo de aterosclerosis, las enfermedades concomitantes y sus complicaciones. Contribuir a mejorar la detección y el control de los factores de riesgo aterogénicos con el fin de reducir el nivel promedio de riesgo de enfermedad cardiovascular en toda la población”.

Dr. Hermes Ilarraza Lomelí

Asimismo, promover la participación de profesionales de salud, de los medios de comunicación, de los educadores, de los sociólogos, de la comunidad científica, de las agencias gubernamentales, del sector privado y de las organizaciones no gubernamentales en el desarrollo de proyectos y acciones dirigidas a promover la salud cardiovascular en los individuos y en la sociedad. En lo tocante a las principales actividades que se realizan, “desde hace 7 años, el Capítulo ha centrado sus esfuerzos en la realización anual de las actividades, cada vez más exitosas, del Día Mundial del Corazón que

47


se celebra el último domingo de septiembre de cada año. Se efectúan conferencias de prensa, seminarios científicos y culturales, detección de factores de riesgo cardiovascular en población abierta, la Caminata de la Salud y pláticas de educación al público sobre estilos de vida saludable. El Capítulo, a través de las actividades del Día Mundial del Corazón, ha logrado incrementar la conciencia pública de la adopción de un estilo de vida saludable que les permita impedir la aparición o progresión de los factores de riesgo aterogénicos. Las enfermedades cardíacas y los accidentes cardiovasculares, son la causa número uno de muerte en el mundo “y cada año acaban con la vida de 17,5 millones de personas, un ochenta por ciento de estas muertes ocurren en países de ingresos bajos y medios y muchas de ellas afectan a personas en edad de trabajar. Una gran cantidad de los accidentes cardiovasculares pueden prevenirse con una dieta sana y dejando de fumar. También es sumamente importante la actividad física habitual, ya que reduce en un 25 por ciento el riesgo de las enfermedades cardíacas y en un 40 por ciento el de enfermedades coronarias. Por ejemplo, en la actualidad, entre el 60 y el 80 por ciento de las mujeres del mundo no realiza la actividad física necesaria para mantenerse sanas”. Agrega que con 155 millones de niños obesos y con sobrepeso en todo el mundo, los estudios han demostrado que los padres pueden desempeñar un papel crucial ayudando a controlar el peso de sus hijos y desarrollando otros hábitos saludables para reducir los principales factores de riesgo de las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares cuando éstos sean adultos: “estudios de todo el mundo demuestran que los padres desempeñan un papel crucial a la hora de influir en los hábitos para mantener la salud cardiaca de sus hijos durante toda su vida, lo que incluye la dieta, la actividad física y el consumo de tabaco. Se debería recordar a los niños que su modo de comer, beber y moverse determina su salud cardiaca futura. “Los jóvenes obesos tienen un 80 por ciento más de posibilidades de tener sobrepeso de adultos y por tanto, el riesgo de enfermedades cardiacas y de accidentes cerebrovasculares será mayor. Los niños con sobrepeso tienen el triple o el quíntuple de probabilidades de sufrir un infarto o un accidente cerebrovascular antes de llegar a los 65 años que un niño con un peso normal, a lo que hay que añadir el riesgo inmediato de aterosclerosis en las arterias y de una probabilidad mayor de que desarrollen diabetes”. La actividad física, menciona, es vital para una buena salud cardiaca. Realizada en forma periódica ayuda a retrasar el estrechamiento de las arterias que van hacia el corazón y el cerebro, permite que el cuerpo consuma el exceso de grasa acumulada, puede ayudar a reducir la presión sanguínea alta, mejora los niveles de colesterol “bueno” (colesterol HDL) y mantiene los niveles de glucosa normales. “La falta de actividad física puede fomentar la obesidad, la diabetes y la hipertensión Al menos un 60 por ciento de la población mundial no llega a la recomendación mínima de 30 minutos de actividad física diaria de intensidad moderada (60 minutos para un niño). Sin embargo, los niveles de actividad de los niños pueden mejorar considerablemente con la participación de sus padres. “En los últimos diez años, el número de niños con sobrepeso ha aumentado de dos a cinco veces en los países desarrollados y casi cuatro veces en los países en vías de desarrollo. Un estudio descubrió que los niños que ven más de dos horas de televisión al día tienen un 50 por ciento más de posibilidades de tener sobrepeso. Los estudios han demostrado que los niños tienen menos probabilidades de fumar si sus padres no lo hacen y pasan en este modo más tiempo juntos. Cada vez hay mas pruebas que indican que los niños pueden recibir un impacto positivo gracias a los hábitos de salud de sus padres, como el consumo del tabaco, la nutrición y la actividad física”. En lo que refiere a a las perspectivas de evolución del Capítulo ante los nuevos retos en materia de salud, el doctor Cervantes Escárcega menciona: “el Capítulo tiene aún mucho trabajo por realizar. Es necesario fortalecer la participación social y comunitaria organizada, fomentar la cultura del autocuidado que permita que los individuos y sus familias soliciten oportunamente atención médica y participen en forma eficiente y activa en el manejo de los daños a su salud. “También es necesario consolidar alianzas que apoyen la prevención y el control de los factores de riesgo, promover la participación de la industria alimentaria en la promoción y difusión de los beneficios de los estilos de vida saludables, mejorar el conocimiento del enfermo y su familia en el manejo y control de la hipertensión arterial sistémica, la diabetes mellitus, la cardiopatía isquémica y la enfermedad vascular cerebral, con enfoque de consejería, capacitación y motivación, propiciando el desarrollo de habilidades, destrezas y capacidad para la toma de decisiones, destrezas de automonitoreo, conducta de autocuidado, conducta saludable y apropiada. Dada la alta prevalencia del sedentarismo en nuestro país, coadyuvar con otras instancias gubernamentales y privadas en la promoción del ejercicio regular, difundiendo información sobre sus beneficios y sobre el ejercicio supervisado”.

48


Finalmente, el Presidente del Capítulo de Epidemiología y Prevención señala que la mayor parte de las enfermedades cardiacas se relacionan con la manera en que vivimos: “el tener un estilo de vida activo durante la mayoría de los años de existencia es esencial para preservar una función orgánica óptima. “Las buenas noticias son que, estando físicamente activo, realizándose una revisión médica periódica, eligiendo una dieta saludable y no fumando, se pueden prevenir ataques cardiacos y cerebrales. El beneficio de prevenir un evento cardiovascular es mayor que el que se obtiene por atenderlo de manera oportuna y adecuada. Fomentar la cultura de la prevención cardiovascular es, sin duda, la que ha demostrado los mejores resultados. “De esa forma, podríamos decirle a nuestro público lector que haga las siguientes reflexiones, día a día, sobre la importancia y el objetivo de los cambios en el estilo de vida: “Tome pequeños pasos hacia un estilo de vida saludable. Si decide que necesita hacer cambios en su estilo de vida, probablemente la vida no le va a cambiar de la noche a la mañana. Imagínese cómo le gustaría verse y sentirse en la edad madura. Establezca objetivos para esa etapa de la vida. Aspire a una salud integral en el aspecto físico, emocional y espiritual, teniendo un peso adecuado y realizando una actividad física regular. De esa manera reducirá considerablemente su riesgo de tener enfermedades cardíacas. “Estamos hablando de hacer cambios pequeños, progresivos, crecientes y permanentes en sus hábitos. Esta es la única forma de lograr un cambio suficiente por un periodo largo de tiempo, para lograr beneficios”.

Insuficiencia Cardiaca

C

oordinado actualmente por el doctor José Enrique Hernández López, el Capítulo de Insuficiencia Cardiaca fue oficialmente constituido en el año de 2002 bajo la Mesa Directiva presidida por el doctor J. Antonio González Hermosillo.

Está conformado por el Presidente, que es nombrado por la Mesa Directiva de la Sociedad Mexicana de Cardiología en funciones; a su vez el Presidente nombra al Secretario y Tesorero quienes a su vez nombran a los vocales del Capítulo. Todos estos cargos tienen duración de dos años. Sólo han sido nombrados tres presidentes del Capítulo, antecediendo al actual los doctores Arturo Orea Tejeda y, posteriormente Víctor Manuel Ángel Juárez. Es prerrogativa de los miembros de la Sociedad participar en uno o en varios de los Capítulos de la misma, comenta el doctor Hernández López. “Sin embargo, esta visión de subdividir a los cardiólogos dependiendo de sus preferencias, no ha sido muy eficaz, posiblemente debido a la insuficiente difusión o bien a que no se les ha prestado mucha atención. “Por otra parte, en México no existe, todavía el número de cardiólogos suficiente y con intereses o subespecialidades que permitan realizar reuniones cuya única temática sea la Insuficiencia Cardiaca, así que hasta el momento los temas relacionados son incluidos en las reuniones de la SMC orientadas a cardiólogos generales, a excepción de los cardiólogos intervencionistas, ecocardiografistas y electrofisiólogos”. Agrega que este Capítulo debe de ser considerado un canal preferencial para que los miembros de la Sociedad Mexicana de Cardiología con interés en los temas relacionados, interactúen con los coordinadores y se fomente la presentación y discusión de temas, y como un medio para conseguir patrocinio orientado a la investigación. En cuanto la Misión, Visión y objetivos del Capítulo, señala el doctor Hernández López, “no es posible plantear lo anterior sin tener la perspectiva del problema de salud que implica la insuficiencia cardiaca para cualquier país del mundo a pesar de los avances en el conocimiento y de la terapéutica que prolongan la sobrevida y disminuyen la morbilidad de este padecimiento”, señala el titular del capítulo, y agrega: “al menos en los Estados Unidos fueron reportadas poco más de 1 millón de hospitalizaciones en el año del 2006 lo que equivale a un incremento del 175% comparado con el año de 1979”, de acuerdo con bibliografía especializada como Heart disease and stroke statistics-2007 update: a report from the American Herat Association Statistics Comité, por Rosamond, Flegal, Friday, Furie, Go, Greenland y colaboradores, documento ya en circulación.

49


Rehabilitación Cardiaca

E

l Capitulo de Rehabilitación Cardiaca y Prevención Secundaria es parte de la Sociedad Mexicana de Cardiología desde el 2004, año en que fue constituido. Está dirigido por un Coordinador: el doctor Rodolfo Herrera Franco; un Secretario, el doctor Hermes Ilarraza Lomelí y un Vocal, Samuel Justiniano Cordero.

La Rehabilitación Cardiaca, señala el doctor Ilarraza Lomelí, “es un conjunto de programas multidisciplinarios y por ende en el Capítulo participan cardiólogos, especialistas en Medicina Física y Rehabilitación, fisioterapeutas, psicólogos y licenciadas en Nutrición. Algunos de ellos son miembros titulares de la SMC y otros son miembros por invitación”. La Misión del Capítulo es promover la aplicación de programas de multidisciplinarios de rehabilitación y prevención cardiovascular. “Esto se hace mediante la difusión del impacto y la utilidad que estos programas han demostrado tener en la resolución de los problemas cardiovasculares, así como el papel de la prevención primaria y secundaria en la patología cardiovascular”, comenta el Secretario de dicho Capítulo. “La forma de lograrlo es con el fomento de la investigación original, el intercambio y discusión académica de la información obtenida, la estructuración de programas de trabajo y paralelamente la formación de recursos humanos. Es también nuestra misión que a mediano y largo plazos se encuentren cubiertas las necesidades de la población en cuanto a la rehabilitación de enfermedades cardiovasculares”. En lo que respecta a la Visión del Capítulo, ésta es integrar a los diversos participantes de los programas de rehabilitación cardiaca en México mediante la homologación de programas de prevención y rehabilitación cardiovascular. “De igual manera se espera que a corto plazo la subespecialidad de Rehabilitación Cardiovascular sea reconocida como una serie de programas científicamente fundamentados, requeridos para la reincorporación del enfermos a su vida de forma íntegra, dirigidos hacia la prevención cardiovascular. Así, los programas de rehabilitación cardiovascular se entienden como un complemento ideal para el manejo del paciente con cardiopatía”. Inmediatamente después de haberse formado el Capítulo de Rehabilitación Cardiaca y Reanimación Cardiopulmonar se comenzó con actividades académicas, contando entre ellas con sesiones interinstitucionales (bibliográficas, casos clínicos y protocolos de investigación) con periodicidad bimestral y con participación del Instituto Mexicano del Seguro Social, PEMEX, ISSSTE, Instituto Nacional de Rehabilitación, Hospital ABC, Hospital Español, Instituto Nacional de Cardiología. Por otro lado y buscando identificar el estado de los programas de RHC en México, en el XXV Congreso Nacional de Cardiología de la SMC se presentará el censo de centros de Rehabilitación Cardiovascular en México. “Fomentamos la participación con conferencias, trabajos de investigación en foros nacionales e internacionales donde se traten temas de Rehabilitación Cardiaca. El Capítulo ha participado activamente junto con el de Epidemiología en las actividades del Día Mundial del Corazón, desde 2004”. Entre las aportaciones, propuestas y proyectos de este Capítulo está la realización de un censo de los servicios y del personal de RHC que labora en la Republica Mexicana; unificar el lenguaje, normas y procedimientos en los programas de Rehabilitación Cardiaca en México. “Se proyecta a mediano plazo la realización de las Guías Mexicanas de Rehabilitación Cardiaca y Prevención Secundaria, así como seguir trabajando en las actividades anuales del Día Mundial del Corazón”. Los programas de Rehabilitación Cardiaca y Prevención Secundaria han demostrado mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren alguna patología cardiotorácica y la perspectiva de vida de éstos. “El enfoque preventivo de la subespecialidad la convierte en una potente herramienta para el control de problemas de salud, como lo son las enfermedades cardiovasculares. Además, este tipo de programas disminuye el costo económico que provoca la enfermedad CV y favorece la reincorporación más rápida y de un mayor número de pacientes a su vida productiva. La disminución del riesgo de eventos cardiovasculares mediante el control de los factores de riesgo, en sujetos aún sin cardiopatía, muestra el aspecto preventivo de la subespecialidad”.

50

En lo referente a las perspectivas y evolución futura del Capítulo, agrega el especialista: ”existen varios puntos que vislumbrar: la investigación original y el fortalecimiento de los fundamentos científicos que guíen las acciones y procedimientos del equipo multidisciplinario de RHC. Es trascendental la difusión de la información acerca de los programas de RHC tanto a nivel de la población general como a nivel de la comunidad médica, incluyendo estudiantes de pre y post grado, así como el personal paramédico. El esfuerzo actual y futuro debe orientarse a educar a la población que debe cuidar su salud desde la infancia hasta la vejez y que nosotros estamos en la mejor disposición de orientarlos”.


Finalmente apunta que ac tualmente el grupo de enf ermedades cardiovasculares constituye una pandemia, situándolas como la primera causa de muerte en México y el mundo, la que será imparable “a no ser que se instauren programas preventivos altamente eficientes y que incluyan a todos los sectores de la población, civil o médica. Por otro lado, debemos limitar los estragos que la presencia de estas cardiopatías hace en nuestra sociedad, mediante programas que reincorporen y no segreguen a los sujetos que han sufrido algún evento cardiovascular. Los programas de rehabilitación y prevención cardiovascular no son una alternat iva terapéutica, sino un complemento. Todos juntos, es más fácil”.

Cirugía Cardiotorácica

E

l Capítulo de Cirugía Cardiotorácica está coordinado por el doctor Samuel Ramírez Marroquín, el doctor Alejandro Juárez Hernández como Secretario y los doctores Jorge Cervantes Salazar, Mauricio Soulé Egea, Federico García Soriano y Víctor Galindo como vocales. Este grupo de trabajo se encarga de proponer, coordinar y llevar a cabo todas las actividades académicas de la Sociedad dirigidas al tratamiento quirúrgico de las cardiopatías.

Dr. Samuel Ramírez Marroquín

Agrupa a cerca de 250 cirujanos cardiotorácicos que se encuentran activos en todo el territorio nacional. Aunque sólo un pequeño porcentaje de ellos son Miembros Titulares o Afiliados de la Sociedad Mexicana de Cardiología, señala el doctor Ramírez Marroquín, “la mayoría mantiene un vínculo importante con SMC, participando activamente en cursos, sesiones estatutarias y congresos. Este vínculo se ha fortalecido a través de actividades conjuntas con la Sociedad Mexicana de Cirugía Cardiaca, A.C. (SMCC) que tiene afiliados a todos los cirujanos cardiotoracicos del país. Un ejemplo de esto han sido los Cursos de Cardiología y Cirugía Cardiaca Pediátrica organizados por la SMCC que se llevan a cabo cada dos años, en el que participa un grupo muy importante de miembros de la SMC y que cuentan con el aval de la misma otorgando puntos para la certificación o recertificación del Consejo Mexicano de Cardiología”. La misión del Capítulo, refiere, “es primordialmente la educación médica continua dirigida a todos los cirujanos cardiotorácicos del país, buscando una colaboración estrecha de las especialidades afines, proveyendo información actualizada a todos sus integrantes a través de cursos, congresos, jornadas científicas, reuniones, sesiones, etcétera, que dé cómo resultado una atención quirúrgica de alto nivel que se vea reflejada en resultados comparables a la de otros países con recursos semejantes o mejores a los nuestros”. Por ello, agrega, “debemos de contar con una visión globalizada del entorno profesional en el que nos desarrollamos y más aun en un tiempo como el actual en el que la información está al alcance de la mano de enfermos y familiares que cada vez exigen lo mejor de los médicos encargados de tratarlos”. En cuanto a los objetivos, señala, “la misión del Capítulo podrá llevarse a cabo si se cumplen los siguientes objetivos: organizar y procurar el financiamiento de cursos, seminarios, congresos, etcétera, a efecto de fomentar el desarrollo de nuestra especialidad a través de un programa de educación médica continua y fomentar los lazos de unión y colaboración con las sociedades médicas afines”. Las actividades del Capítulo, menciona, deben estar dirigidas a la educación médica continua para quienes lo integran. “En este sentido hemos participado en los programas académicos de las sesiones estatutarias y de los congresos nacionales. Gracias al apoyo de la nuestra Sociedad es que podemos establecer vínculos con destacados profesores nacionales e internacionales de gran renombre que vienen a nuestro país para fortalecer estas labores de enseñanza y actualización; de igual forma se establecen vínculos con hospitales y universidades a donde acuden cirujanos de nuestro país para complementar su formación o realizan visitas periódicas de actualización. Vale la pena mencionar nuevamente la colaboración en los cursos de Cardiología y Cirugía Cardiaca Pediátrica que organiza la SMCC, en donde la mitad de los profesores del curso son miembros de la SMC”. Una de las principales aportaciones del Capítulo a la Medicina en general y a la Cardiología en especial es la colaboración de sus miembros en la elaboración de guías de manejo de las diferentes cardiopatías con el objetivo de establecer estándares de atención médico-quirúrgica que puedan servir de guía y aplicarse en todos los servicios del país que manejen pacientes con patología cardiovascular. “Ya se han elaborado guías sobre el manejo de urgencias cardiovasculares, insuficiencia cardiaca aguda y crónica y manejo del infarto agudo del miocardio, entre otras. “En los programas académicos de los cursos, congresos y sesiones estatutarias, la participación de los miembros del Capítulo ha cobrado mucha importancia. Se discuten durante los mismos los aspectos controvertidos entre las diferentes modalidades de tratamiento, cuando uno de ellos puede ser el quirúrgico”.

51


Como en todas las ciencias médicas, agrega, la patología cardiovascular ha evolucionado y sufrido cambios con respecto a lo que se veía hace algunos años. “En la actualidad los problemas de los enfermos y las enfermedades que tratamos son mucho más complejos. Los enfermos se nos presentan con una o varias enfermedades, que nosotros llamamos comorbilidad, y esto hace que el cirujano tenga que estar preparado para entender y atender a estos enfermos. Esto nos ha exigido mayor preparación teórica y técnica y debemos contar con herramientas terapéuticas mucho más demandantes, como por ejemplo la revascularización coronaria por mínima invasión, el uso de tecnología láser, nuevas técnicas de protección miocárdica, etcétera”. Añade que en el caso de los defectos cardiacos congénitos, hasta hace unos años la mayoría de los niños que estaba condenado a morir a los pocos años o incluso meses o días de vida, sin tratamiento quirúrgico. En la actualidad son ya contados los padecimientos en los que no ex iste alternativa quirúrgica, de tal forma que prácticamente en todos estos pacientes existe una modalidad de tratamiento que ayude a mejorar su calidad y cantidad de vida y no en pocos a llevarlos a la curación definitiva. En cuanto a las perspectivas de evolución y hacia dónde orientar los esfuerzos del Capítulo, manifiesta: “considero que una de las grandes deficiencias de nuestra sociedad es no contar con un Registro Nacional de Cirugía Cardiaca y es hacia donde debemos dirigir nuestros esfuerzos sin descuidar el resto de nuestras actividades. Al contar con un registro de este tipo, tendremos la herramienta necesaria para planear en forma científica las necesidades de atención de nuestra población y saber cuántos cirujanos requerimos y de qué características para cubrir esta demanda no sólo en las grandes ciudades sino a todo lo largo y ancho del territorio nacional, además de fortalecer los centros ya establecidos. Como una reflexión final, agrega: “el desarrollo de la Cirugía Cardiotorácica requiere de la participación de todas las subespecialidades de la Cardiología. Es en el seno de la Sociedad Mexicana de Cardiología en donde se deben discutir los aspectos controvertidos de la atención médico-quirúrgica; es a través de todas las actividades académicas de nuestra Sociedad en donde se debe dar difusión a la comunidad cardiológica de los avances recientes de la Cirugía Cardiotorácica. Es por esto que deseamos expresar nuestro agradecimiento al doctor Alfonso Buendía Hernández, actual Presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología y a todos los integrantes de su Mesa Directiva, el apoyo que le ha brindado a los miembros del Capítulo de Cirugía Cardiotorácica”.

Cardiología Geriátrica

E

n México, al igual que en el resto del mundo, el envejecimiento de la población es cada día mayor, es decir, el aumento de la proporción de personas de edad avanzada con respecto al total de los individuos es un hecho irreversible que alcanza ya índices de un 17 por ciento (personas >65 años/total población) en los países europeos y que en América alcanza cifras hasta del 20 por ciento, estimándose que en nuestro país será de un 10 por ciento en el año 2010, comenta el doctor Guillermo Llamas Esperón, coordinador del Capítulo de Cardiología Geriátrica de la Sociedad Mexicana de Cardiología. “La esperanza de vida al nacimiento se ha elevado paralelamente, situándose hoy al filo de los 80 años para el sexo femenino, originando un verdadero envejecimiento del envejecimiento, entendiéndose por ello la creciente proporción del grupo de más avanzada edad con respecto al conjunto de la población envejecida”. En la vejez, agrega, existe un aumento de la incidencia y prevalencia de aquellas enfermedades, básicamente degenerativas, en las que la edad avanzada es, per se, un importante factor de riesgo y que tienden, en su evolución, hacia frecuentes situaciones de incapacidad. “Lo que realmente marca la diferencia es la tendencia evolutiva hacia situaciones de pérdida de autosuficiencia de muchas de estas enfermedades de alta prevalencia en el anciano. Se estima que al menos un 1 por ciento de la población mayor de 65 años está totalmente inmovilizada, un 6 por ciento padece severas limitaciones en las actividades de la vida diaria y hasta un 10 por ciento más presenta incapacidad moderada, disparándose las cifras por encima de los 80 años. “Las personas mayores son la principal razón de ser del Capitulo de Cardiología Geriátrica de la SMC. Apoyamos y promovemos todo lo que con criterios objetivos favorezca su bienestar. Con iguales criterios, y siempre dentro de nuestro campo de actuación, nos oponemos a todo aquello que no les beneficie y buscamos constantemente el conocimiento científico en bien de la atención cardiovascular de éstos. Los intereses de nuestros asociados son compatibles con dicha misión y visión.

52

“Nuestros objetivos los logramos a través del fomento al avance del conocimiento del proc eso del envejecimiento humano y específicamente sobre las enfermedades cardiovasculares que aquejan al adu lto mayor, agrupando a investigadores y profesionales que estudian y trabajan en cuestiones relacionadas con el mismo y a través de promover acciones dirigidas a mejorar la calidad de vida de las personas de edad avanzada.


Estamos conscientes de que es necesario también asesorar y apoyar a los organismos sanitarios y sociales y a instituciones legalmente reconocidas que se ocupen de los problemas sanitarios y sociales de la vejez. Finalmente, trabajamos también diseñando y promoviendo sistemas de atención y formación en el área de la Cardiología Geriátrica. “Quienes asumimos la responsabilidad de coordinar el Capitulo de Cardiología Geriátrica de la Sociedad, pensamos que la Cardiología Geriátrica constituye un campo del conocimiento médico los suficientemente extenso y cambiante como para constituirse en un centro de la actividad científica. Por ello nos hemos dado a la tarea de promover entre la comunidad cardiologica del país la necesidad de profundizar en el conocimiento de la diferencias diagnosticas y terapéuticas relacionadas con el proceso del envejecimiento humano”. El Capítulo, refiere el doctor Llamas Esperón, tiene como objetivos primordiales: a) Fomentar el avance del conocimiento sobre el proceso del envejecimiento del corazón humano mediante observaciones e Investigaciones Clínicas, Biológicas, Sociales y del Comportamiento. b) Agrupar a investigadores y otros profesionales que estudien los problemas cardiovasculares relacionados a la vejez siguiendo los criterios de la Sociedad Mexicana de Cardiología, de la Organización Mundial de la Salud y de la Asociación Internacional de Gerontología. c) Mantener relaciones científicas y vinculación con asociaciones nacionales o internacionales, así como con las instituciones universitarias, públicas o privadas, y cualquier otra institución interesada en el desarrollo de la Cardiología Geriátrica y la Gerontología. d) Promover movimientos de educación sanitaria y en general cuantas acciones vayan dirigidas a mejorar la calidad de vida de las personas de edad avanzada. e) Asesorar y apoyar a los organismos sanitarios y sociales de carácter oficial y a cuantas instituciones tanto de ámbito nacional como local, legalmente reconocidas y que se ocupen de la vejez en relación con los problemas médicos y sociales que plantea el envejecimiento. f) Diseñar y promover sistemas de formación básica, especializada y continuada para todos los médicos relacionados a las disciplinas vinculadas a las enfermedades cardiovasculares y sobre todo en pacientes geriátricos. g) Utilizar las posibilidades que otorgan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para lograr la máxima relevancia en el cumplimiento de los anteriores fines. “Nuestro Capítulo es uno de los actualmente más activos. Ello obedece al incremento progresivo de la población adulta mayor en nuestro país y que por ello cada día los profesionales de la salud tienen más interés en reforzar el conocimiento del manejo y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares en el adulto mayor, quien dadas sus características muy peculiares obliga a que el profesional de la Medicina tenga el conocimiento certero de cómo manejar sus patologías, dado que la gran mayoría de las veces ello tiene implicaciones de gran diferencia en relación al adulto joven”. Desde al año pasado, comenta, el Capítulo de Cardiología Geriátrica ha desarrollado múltiples cursos en forma de simposios, “donde se han discutido por expertos en la rama el manejo paso a paso de las diversas patologías que acosan al adulto mayor y asimismo ha analizado los resultados e indicaciones de diversos procedimientos terapéuticos médicos, de intervencionismo cardiovascular y quirúrgico. “Por primera ocasión en el seno del Congreso Nacional de Cardiología se contará con un curso pre-congreso y varios simposios que abarcan un análisis muy profundo de todas las patologías más frecuentemente relacionadas con la edad adulta y abordarán cuidadosamente las diferencias y los procedimientos más convenientes para la atención de cada caso. Las conferencias serán ofrecidas por expertos en cada materia y abordarán tanto las experiencias internacionales, nacionales y las propias. “Actualmente se está elaborando el Proyecto de la creación de las Normas Oficiales Nacionales para el manejo de la enfermedad isquémica del corazón, de la hipertensión arterial y de la insuficiencia cardiaca en el adulto mayor. Estas servirán para dar orientación decidida a la comunidad médica y a todos aquellos profesionales de la salud que están relacionados con la atención de estos pacientes”. Asimismo, agrega, “hemos considerado que algunos puntos del estudio cardiológico del paciente adulto mayor deberán ser especialmente abordados durante los cursos que el Capítulo desarrolle, tales como Referente a la Patología Cardiológica: Cambios anatomo-funcionales con el envejecimiento, identificación de arritmias y su manejo, síncope, enfermedad isquémica e hipertensiva; Síndrome de insuficiencia cardiaca; Valvu-

53


lopatías. Buscamos reforzar el conocimiento de las diferencias existentes en la interpretac ión electrocardiográfica, auscultación cardiaca, registro de la presión arterial, interpretación de la prueba de esfuerzo, adecuación de procedimientos invasivos y manejo farmacológico. “Finalmente, hemos considerado necesario insistir en la necesidad de realizar en estos pacientes una historia clínica orientada a los problemas geriátricos, sobre todo con un enfoque cardiológico del paciente y la forma de ofrecer información al paciente y su familia para la toma de decisiones adecuadas a la realidad de estos pacientes”, concluye. El Capítulo de Cardiología Geriátrica está conformado por los doctores Guillermo Llamas Esperón, Coordinador; Sergio González Romero, Subcoordinador; Luis Delgado Leal, y como vocales Santiago Ramírez Díaz Torre, Samuel Varela Ortiz y Arturo Lozano Cardoso.

Dr. Norberto García Hernández

Electrofisiología Clínica y Estimulación Cardiaca

C

oordinado por el doctor Norberto García Hernández, este Capítulo consiste en un grupo joven y poco numeroso de especialistas en arritmias cardiacas, pero de un rápido crecimiento y expansión en toda la República. “Aproximadamente 50 miembros están certificados por el Consejo Mexicano de Cardiología con la subespecialidad en Electrofisiología: J. Antonio González Hermosillo, Pedro Iturralde Torres, Benito Álvarez Mosquera, Luis Colín Lizalde y Juan Ramón Fabregat son sólo algunos de los electrofisiólogos destacados que han ocupado su dirigencia”. La Misión es difundir los adelantos científicos que se dan dentro de la especialidad, a la comunidad médica, “poniendo al alcance del cardiólogo y el internista los conocimientos como herramientas diagnósticas y terapéuticas y extender la especialidad a todos los rincones del país. Nuestra Visión es agrupar a los especialistas en un foro científico que sirva para la discusión de altura, actualizar los conocimientos y fomentar el desarrollo de la especialidad. Y los objetivos son tener participación en los foros nacionales e internacionales; crear libros y publicaciones y en general fomentar la enseñanza y la investigación”, señala. En cuanto a las actividades más destacadas que se realizan en el Capítulo, refiere: “hemos tenido participación en ponencias dentro de las Sesiones Estatutarias de la Sociedad Mexicana de Cardiología. Dentro del Congreso Nacional se nos ha invitado a participar en cursos y sesiones científicas. Se han publicado algunos de los conceptos expresados por miembros del Capítulo en boletines cardiológicos. Aunque joven, en cuanto a aportaciones, proyectos y propuestas que ha realizado el Capítulo de Electrofisiología, menciona el doctor García Hernández, “es ya un miembro permanente en los foros cardiológicos. La muerte súbita es uno de los tópicos de manejo y estudio de este grupo de médicos y una propuesta es que la población en general esté preparada para ejecutar maniobras de reanimación cardiopulmonar, así como la existencia de desfibriladores en espacios públicos de concentración”. Esta propuesta, añade, se lograría al promover los conceptos básicos en los medios de difusión masiva. Respecto a cuál es el impacto que se busca y la relación del Capítulo con la salud de la población en general, menciona: “las arritmias cardiacas deterioran la salud del paciente. Hoy es posible curar en el verdadero sentido del término, un gran número de alteraciones en el ritmo cardiaco con las técnicas de ablación; prevenir la muerte súbita con los cardiodesfibriladores y tratar la insuficiencia cardiaca con los resincronizadores. Todo eso hace que los pacientes tengan confianza en la vida, mejoren su calidad de vida y se integren a las actividades productivas”. Los centros hospitalarios con todos los adelantos diagnósticos y terapéuticos son pocos, comenta, “por lo que deseable sería que los avances tecnológicos estuvieran al alcance de todos los centros hospitalarios de cada estado de la República. Asimismo, las autoridades sanitarias aún no aceptan el uso abierto de las cardiodesfibriladores en la población en riesgo, y el empleo de los resincronizadores y los marcapasos secuenciales está limitado. El reto es convencer a estas autoridades del beneficio de estos dispositivos y que se ponga al alcance de la comunidad médica la tecnología necesaria”.

54

Finalmente, añade: “los trastornos del ritmo cardiaco y sus repercusiones como la muerte súbita, el síncope o la insuficiencia cardiaca son entidades que se diagnostican, y se tratan de acuerdo a la Medicina moderna basada en evidencias. En México hay especialistas en casi todo el país y la población con trastornos del ritmo cardiaco ahora cuenta con un manejo racional que los puede reintegrar a la vida productiva” y de ahí la relevancia de este Capítulo.


Terapia Intensiva Cardiológica

E

l Capítulo, al frente del doctor Carlos Martínez Sánchez, está conformado por un presidente, un secretario y 4 a 5 vocales. Su titular refiere que en cuanto a su Misión, “idealmente se deberá contar una base datos en donde se incluyan las Unidades Coronarias, Servicios de Urgencias Cardiológicas y de cuidados postquirúrgicos de corazón”, siendo su Visión la de, en un futuro, poder relacionarse con diferentes sociedades medicas interesadas en la Terapia Intensiva Cardiológica. Como objetifvos del Capítulo, menciona, está formar y actualizar a médicos especialistas de alta calidad científica y humana que brinden atención médica integral al paciente cardiológico en estado crítico con aplicación ética estricta en su quehacer. En un recuento de las principales actividades desarrolladas durante este bienio, señala, “el Capítulo realizó una reunión conjunta con el Instituto Nacional de Cardiología para la elaboración de las Guías Clínicas para el Diagnóstico y Tratamiento de la Insuficiencia Cardiaca (publicadas en el vol. 77, supl.1, 2007. de la revista del propio instituto).

Dr. Carlos Martínez Sánchez

“En julio de 2006 se publicó el libro Síndromes Isquémicos Coronarios Agudos; se realizó una reunión conjunta con SIBIC, en Morelia: Temas Selectos de Cardiología. En 2007 se publica el libro de Insuficiencia Cardia ca: de la Epidemiologia a su Tratamiento. De igual manera destaca la organización de dos simposios y un curso pre-congreso para el Congreso de Cardiología 2007”. El Capítulo, menciona, “debe de utilizarse como instrumento de la Sociedad Mexicana de Cardiología para la elaboración de diferentes guías de padecimientos en la fase aguda a nivel nacional, así como para organizar y facilitar la realización de actividades con las sociedades estatales y fomentar la colaboración y participación en las sesiones estatutarias”. Por ello, como retos a futuro inmediato se tiene el agrupar a los médicos relacionados con el Capítulo, realizar publicaciones periódicas en forma de clínicas en relación con problemas en fase aguda de los padecimientos cardiológico” y, “entre las perspectivas más importantes, está el enlace con las otras sociedades cardiologicas para, en forma conjunta realizar programas de educación de interés general que sean trascendentes para la Cardiología nacional”, concluye.

Capítulo de Cardiología Pediátrica

E

l capítulo está conformado actualmente, en el bienio 2006-2008, por un Coordinador, la doctora Emilia Josefina Patiño Bahena; un Secretario, el doctor Juan Carlos Carpio Hernández y cinco vocales, los doctores Luis Muñoz Castellanos, Lydia Rodríguez Hernández, Laura Camacho Reyes, Diana López Gallegos y Martha Selene Barrios Guyot. Agrupa a todos los miembros inscritos en la Sociedad Mexicana de Cardiología que son afines a este Capítulo, así como también a los no miembros de la Sociedad pero que son personas interesadas en la labor del Capítulo por invitación de la Directiva del mismo. Dentro de las personalidades destacadas que lo han coordinado, señala la doctora Patiño Bahena, “está el doctor Alfonso Buendía Hernández, ?bienio 1989-1999- actual Presidente de esta Sociedad y el doctor Carlos Zabal Cerdeira, ?bienio 2000-2001- Tesorero de la actual Mesa Directiva, dentro de otras personalidades distinguidas?.

Emilia Josefina Patiño Bahena De acuerdo a los estatutos de la Sociedad, los fines primordiales del Capítulo son los mimos de la Sociedad Mexicana de Cardiología elaborados durante su fundación en 1935 y son, refiere: “el estudio, la investigación, la docencia, el ejercicio y la aplicación de las cardiopatías congénitas y adquiridas en la población pediátrica y actualmente también el las cardiopatías congénitas del adulto. El capítulo de Cardiología Pediátrica coopera con el Consejo Consultivo y con la Junta Directiva en las actividades arriba mencionadas. “Sus acciones están encaminadas a complementar y apoyar a la Sociedad Mexicana de Cardiología, a los demás Capítulos y otras Sociedades como la Sociedad Latina de Cardiología y Cirugía Cardiovascular Pediátrica, entre otras, en la difusión, enseñanza e investigación en estas áreas”. Agrega la titular del Capítulo que, en colaboración con la junta Directiva actual, en el presente bienio se llevaron a cabo actividades de interés para el cardiólogo pediatra, “que tenía poca presencia en las Sesiones Estatutarias cuatrimestrales de esta Sociedad. Además de sesiones conjuntas, se dio un espacio para comentar rubros de nuestro interés, en los que se abordaron temas actuales, desde el síndrome metabólico en niños y sus diversas manifestaciones, las cardiopatías congénitas en todos sus aspectos anatomopatológicos, cuadro clínico, diagnóstico, hasta terapéutica médica, quirúrgica y por cateterismo. Para concluir con el 25º aniversario de la Sociedad Latina de Cardiología Pediátrica realizamos una reunión científica de alto nivel mundial”.

55


Sobre el impacto en la población que las acciones del Capítulo han tenido, señala: “las malformaciones congénitas más frecuentes son las cardiopatías congénitas, con una prevalecía de 2.17 a 12.3, con un promedio de 6 por cada 1,000 nacidos vivos. En los últimos años, de acuerdo al INEGI, el promedio de recién nacidos vivos es de 2,700,000, por lo que en México al año nacen alrededor de 12,450 niños que requieren en algún momento de su vida de atención cardiológica. El estudio de esas cardiopatías en estos tiempos se debe iniciar desde el periodo fetal para detectar las cardiopatías más complejas y poder ofrecer la intervención médica oportuna. Asimismo, el desciframiento del código genético ha permitido localizar algunas cardiopatías en su gen correspondiente, que sirve a modo de clasificación y en un futuro podría ayudar a plantear tratamiento de deleciones puntuales genéticas”. Sobre las perspectivas que normarán la acción futura del Capítulo, comenta: “los avances en los últimos 20 años de los métodos de diagnóstico y terapéutica principalmente en Cirugía y Hemodinámica han sido avasalladores, lo que ha permitido ofrecer tratamientos correctivos y no sólo paliativos en los pacientes portadores de cardiopatías congénitas, con lo cual se ha mejorado la mortalidad a menos de 10 por ciento, aun en procedimientos complejos, al igual que ha permitido mejorar calidad de vida y sobrevida, con lo que se ha hecho necesaria la creación de Servicios que manejen adultos con cardiopatía congénita y/o sus secuelas.

“De igual manera, la obesidad en niños y el síndrome metabólico se han agregado a los padecimientos que deben ser abordados y manejados, dentro de otros, por el especialista en Cardiología Pediátrica, ya que hoy en día sabemos que las lesiones de ateroesclerosis son causantes de infartos e hipertensión arterial y se establecen desde la infancia, siendo el riesgo cada vez mayor por los cambios en la conducta alimenticia que favorecen que haya más niños con obesidad, que de no modificar los hábitos serán adultos con hipertensión arterial, infarto y diabetes. Por lo tanto, la prevención de esas enfermedades consiste en trabajar con la población pediátrica desde ahora. “De acuerdo a lo anterior, los avances serán cada vez mayores por todos los trabajos de investigación y continuarán aportando mayores conocimientos para el manejo de los pacientes con cardiopatía congénita, con la idea de abatir más la mortalidad, morbilidad y tener mejores resultados. Asimismo, realizar terapéutica fetal que ya se lleva a cabo en algunos países, así como la cirugía por medio de robótica, hasta llegar a la terapéutica genómica con miras a resolver o disminuir la cardiopatita desde ese estadio, difícilmente se resolverá todo un cromosoma como en el síndrome de Down, pero sí las deleciones puntuales como la del cromosoma 22 causante de Tetralogía de Fallot y otras cardiopatías”. Finalmente, enfatiza la doctora Patiño Bahena, “es compromiso de la Sociedad Mexicana de Cardiología el apoyo a sus Capítulos para continuar la labor hasta estos momentos realizada”.


Interacción con Sociedades hermanas Testimonios

Luis Lepe Montoya. Ex presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos del CMN “La Raza” (1993-95): “La Sociedad Mexicana de Cardiología es la más grande y prestigiada en el país, con más de 70 años de tradición. Ambas sociedades son incluyentes y hemos tenido diversos acercamientos, participando en las sesiones estatutarias de la SMC con algunos temas, además de que en el congreso anual y en diferentes actividades que nosotros realizamos participan tanto los ex presidentes como miembros de la misma, incluyendo también al actual presidente, doctor Alfonso Buendía. Nuestro interés es la unión del grupo cardiológico mexicano”.

Joaquín Vargas Peñafiel. Actual presidente de la Asociación Nacional de Cardiólogos Egresados del CMN “La Raza”: “Todos nuestros asociados son líderes de opinión y la mayor parte pertenecemos también a la Sociedad Mexicana de Cardiología, con la que nuestro vínculo es el de ser una sociedad hermana, con la que tenemos un contacto directo. Los lazos se han estrechado más a partir de la presidencia del doctor Alfonso Buendía y esperemos que esta cercanía sea permanente, porque es importante a futuro unir fuerzas para definir lineamientos de tratamientos a nivel nacional, entre otras muchas estrategias. Somos un hospital escuela, con varias generaciones de egresados que tenemos muchas ganas de trabajar en forma conjunta por un mayor beneficio de los pacientes y una educación constante a los cardiólogos, así como por la homogeneidad de criterios”. 58


Médicos de México