Page 1

La tecnología 3D. no es nueva, es mas fue desechada en un tiempo atraz. Una tecnología que nadie reclamaba y que podría haber seguido décadas fuera de nuestras vidas, pero que algunos fabricantes y el sector del entretenimiento digital está empujando de manera artificial como algo necesario. Tanto, que a pesar de ya estar comercializándose, ha dejado de lado ciertas normativas o prevenciones que debían de haber sido estudiadas antes de hacerlo. ¿alguien ha visto algún cartel de advertencia en Cines 3D? ¿Son conscientes los padres del peligro o de las posibles reacciones que pueden tener sus pequeños ante estos contenidos? Quizás es hora de que los mismos (Gobierno) que fuerzan la ley para exterminar la descarga de películas se preocupen más por la salud de las personas que por el bolsillo de las grandes empresas capitalistas. La tecnología 3D avanza en el cine y la televisión, pero muchos no pueden disfrutarla. Dolores de cabeza o mareos deberían alentar una visita al oculista. La nueva tecnología 3D está avanzando en el cine, la televisión y otros ámbitos de lo audiovisual. El éxito de Avatar significó el anuncio de varias películas en este formato. La televisión tampoco se queda atrás, y la publicidad tridimensional durante el Super Bowl XLIV fue el paso más reciente hacia la llegada del 3D a las series y las transmisiones deportivas. Pero muchas personas no pueden disfrutar de los efectos en 3D, y esta dificultad les ha permitido diagnosticar problemas en su vista. La masividad que está alcanzando este fenómeno está teniendo como consecuencia un aumento en las consultas a especialistas. Según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los principales males que pueden aparecer durante o tras ver una película en tercera dimensión son dolor de cabeza, visión borrosa y mareos, este último debido a las dificultades de los mecanismos fisiológicos de la vista para adaptarse a la tecnología tridimensional. La compañía japonesa de videojuegos, Nintendo, pronta a lanzar su consola 3DS en


Estados Unidos y Europa, ya ha advertido a los consumidores sobre los riesgos que implica el uso de la tecnología 3D. Ante ello, la firma decidió aumentar la edad mínima recomendada para usar su dispositivo hasta los seis años y recomendar la realización de pausas frecuentes durante los periodos de juego, mismas realizadas por el Ministerio de Sanidad de Italia, primer país donde se ha aconsejado su uso por debajo de esa edad. Lo anterior parece estar en línea con los planteamientos de OCU, quienes advierten que los niños menores de seis años todavía no tienen maduros sus mecanismos de visión binocular, y en todo caso, todos los espectadores están expuestos a ese riesgo, sobre todo si se trata de una exposición larga. Asimismo, las personas que padecen un problema visual que dificulta la visión en relieve (un sólo ojo funcionando, ojo vago o estrabismo), probablemente no puedan disfrutar de la misma. Por otro lado, existe también el riesgo de trasmitir enfermedades en los ojos o en la piel, como conjuntivitis u hongos cuando las gafas son utilizadas por varias personas, sin ser desinfectadas entre una y otra.

¿Qué hacer? Si eres un fiel amante de esta tecnología no te aflijas, puesto que existen algunos hábitos que minimizan la posibilidad de verse afectado por alguno de estos males. Para quienes frecuentas este tipo de películas en los cines, la OCU aconseja: Evitar las gafas ya usadas por otros espectadores, si no existe una garantía previa de desinfección. En este caso, el simple lavado con agua y jabón evita el riesgo. Los niños pequeños (menores de seis años) no deben asistir a este tipo de películas . Si durante la película notas mareos, dolor de cabeza, o visión borrosa, quítate las gafas y relaja tu visión. En el caso de aquellas personas que pretenden adquirir consolas basadas en la tecnología tridimensional, como la Nintendo 3DS, la compañía recomienda: Realizar pausas cada 30 minutos. Esta frecuencia temporal es inferior a la habitual en las consolas tradicionales, cuya recomendación suele ser de una pausa cada hora. Dejar de jugar inmediatamente si los usuarios detectan cualquier signo de fatiga. La salud ocular de los menores es más frágil, por lo que el fabricante japonés recomienda que los padres limiten el consumo de sus hijos mediante la desactivación de la función 3D cuando lo consideren oportuno. No recomendado para menores de seis añosTipos de gafas 3D Para conseguir ver las imágenes existen distintas "tecnologías". Los sistemas más antiguos son los denominados "pasivos". Por un lado las clásicas gafas de dos colores, que ya se utilizaban en los años 70 y cuyo principal problema era la pobreza de color de las imágenes; por otro, las gafas polarizadas que permitían ver las imágenes proyectadas sobre la pantalla por el método "línea a línea" que polariza las líneas consecutivas del televisor. El problema de esta tecnología es la reducción de la resolución original de la


pantalla a la mitad, pues sólo la mitad de la información está disponible para cada ojo, lo que provoca que sea complicado reproducir películas con gran detalle. Las gafas "activas" por su parte, se basan en la transmisión de imágenes a la pantalla para el ojo izquierdo y el derecho de forma secuencial y a muy alta velocidad. En este sistema las gafas se sincronizan con el televisor para mostrar en cada ojo solamente la imagen que le corresponde, permitiendo una mayor calidad de los vídeos.

Digital 3D El Digital 3D, simula el efecto que se produce en el ojo humano mientras percibe un objeto tridimensional real. El proceso se genera cuando el proyector digital del cine reproduce las imágenes del ojo izquierdo y derecho a 144 cuadros por segundo, intercaladamente. Los filtros polarizadores, en el caso de los IMAX (IMAX 3D especificado abajo) y RealD, La rueda de color, en caso de los Dolby 3D, o un emisor infrarojo en caso de XpanD 3D. Para ver la imagen y decodificarlas, se necesitan de lentes especiales. Debido a la velocidad de cuadros y los lentes utilizados, cada uno de los ojos del espectador recibe una imagen, con puntos de vista distintos, haciendo que el cerebro interprete profundidad mediante la fusión de las imágenes. En la actualidad, el sistema se está comenzando a usar mucho más, llegando al punto de ser llamado "El futuro del cine". El número de pantallas ha aumentado significativamente, de manera mundial, y a cada estreno 3D, se abren más. Asus, presentó en el último trimestre de 2009, uno de los primeros ordenadores 3D, compuesto por las Gafas 3D, el transmisor, con NVIDIA 3D Vision, y una pantalla LCD con 120Hz. Los principales fabricantes de televisores, tienen anunciados sus nuevos aparatos con la tecnología que permitirá ver imágenes en este nuevo formato en 2010. Sony ha creado una división para sacar juegos en Digital 3D durante 2010. En México, está la producción de "Brijes" en 3D que llenará las salas digitales de México en 2010. Siendo esta la primera película digital 3D de México y Latinoamérica, sin embargo, Televisa ya había presentado el partido America-Chivas en el formato digital 3D en salas seleccionadas


Vivir en 3D, ¿tiene riesgos? Grandes compañías como Nintendo hablan de un aumento en la fatiga ocular al utilizar este tipo de tecnología. tecnología tridimensional, conocida como 3D, es uno de los avances tecnológicos más llamativos de los últimos años, aunque su verdadero boom en la sociedad se comenzó a experimentar tras el estreno de la película Avatar, que gracias a su histórica recaudación impulsó el interés de otros directores a basar el desarrollo de sus obras en esa gráfica. El séptimo arte da así la bienvenida a la tecnología definida como una visión que tiene tres dimensiones: largo, ancho y profundidad, atribuyéndole un volumen a nuestra visión. De este modo, y gracias a unas gafas especiales, los espectadores creen que los personajes salen de la pantalla como si se tratase de algo que ocurre frente a nuestros ojos. El efecto producido por estos films es diferente, asombroso y entretenido, pero lamentablemente cuenta con un problema: puede causar problemas visuales. ¿Por qué? Las películas en 3D funcionan de esta manera: las escenas son filmadas con dos cámaras diferentes para obtener así dos ángulos distintos, conocidos también como “visión estereoscópica”. Con la ayuda de unas gafas, que en un principio se valían de un trozo de cartón con un lente de color rojo y un lente de color azul, se logra un efecto parpadeante que permite el ingreso de grandes cantidades de luz a los ojos. Aunque existen varios tipos, todas ellas funcionan gracias al mismo principio: hacer posible que cada uno de los ojos perciba una imagen ligeramente distinta a la del otro, imitando lo que sucede en la visión real, de forma que el cerebro interpreta en tres dimensiones lo que en realidad son imágenes bidimensionales (2D). Como resultado, la visión de una película en 3D puede provocar graves efectos a la salud visual de las personas, ya sea de manera transitoria o a largo plazo.

.

peligros de 3d  

lo que no se sabe del 3d