Issuu on Google+

SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias

Juzgado de lo Social N° 1

Procedimiento:

Las Palmas de Gran Canaria

N° procedimiento: 0001097/2008

Avda. Maritima sIn. Edificio fundación Loyola

NIG:3501634420080010299 Fase: DECISORIA Materia: DERECHOS

DEMANDA

Resolución: 000193/2010

EN NOMBRE DEL REY

Se ha dictado la siguiente SENTENCIA N° 193/2010

En Las Palmas de Gran Canaria, a siete de abril de dos mil diez. VISTOS por DÑA. MARIA MERCEDES GONZALEZ JIMENEZ, Juez sustituta del Juzgado de lo Social N° 1 de Las Palmas de Gran Canaria y su Partido, los presentes autos N° 1097/2008 de Juicio ordinario por reconocimiento de derecho, siendo demandante D. José Julio Hernández Medina, asistido del letrado D. Jorge Betancour Rijo y demandada la ONCE, asistida de la letrada Dña. Susana Gómez Leal Pérez.

ANTECEDENTES

DE HECHO

PRIMERO.- Por D. JOSE JULIO HERNANDEZ MEDINA se formuló demanda de juicio ordinario por reconocimiento de derechos contra la ONCE, suplicando se dictase sentencia declarando haber lugar a la acción ejercitada

SEGUNDO.- Que señalados día y hora para la celebración de los actos de conciliación y en su caso juicio tuvieron lugar el día 24.03.2010. En trámite de alegaciones la parte actora se afirmó y ratificó en su demanda, manifestando la empresa demandada la desestimación de la demanda. Practicada prueba documental y testifical, y

dado

traslado a las partes para evacuar conclusiones quedó el juicio concluso para sentencia.

SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias


SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias

TERCERO.- Se han observado las prescripciones legales en la sustentación de este juicio.

HECHOS PROBADOS

PRIMERO.- El actor es trabajador por cuenta y dependencia de la empresa demandada con la antigüedad de 03.09.1994, categoría de agente vendedor y salario mensual de 911,69 euros (no controvertido, contratos de trabajo documentos nO 1 y 2 de la demandada). El trabajador es invidente (hecho notorio). SEGUNDO.- El actor ejerce la venta del cupón- pro ciegos y de los demás productos o juegos que la ONCE le entrega para su comercialización. Ejerce la venta de los referidos productos de manera personal, en los lugares, horarios, condiciones y con la utilización de los medios que se le asignen, según las pautas marcadas por la dependencia de la ONCE a la que estén adscritos. TERCERO.- En fecha 26.02.2008, después de que el actor ejerciera normalmente la venta de cupones y fuera a ingresar el resultado de la misma al banco,

le fue

intervenido por el Banco La Caixa un billete de 100 euros que había recibido como pago de un cupón. (documento nO2 del actor puesto en relación con los documentos 7 a 10 del actor y con la declaración testifical de D.CONFIDENCIALIDAD Francisco Álvarez González). CUARTO.- En fecha 3.03.2008 el actor como presidente del Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias presentó un escrito al delegado territorial de la ONCE en Canarias con el siguiente contenido: "Desde la ejecutiva de SITOCAN y en representación del colectivo de trabajadores, nos ponemos en contacto con usted para informarle de una serie de anomalías que estamos sufriendo el colectivo de vendedores y que le pasamos a relatar: Estamos en el ejercicio de nuestro trabajo en situación de desamparo ante cualquier cliente que venga a comprar nuestros productos y nos facilite para el cobro un billete que a primera impresión parece normal y que luego a la hora de abonar nuestra liquidación nos vemos con la desagradable sorpresa de ese billete es falso y lo retiene la entidad bancaria; pasando el vendedor a poner dinero de su bolsillo originando daños económicos hacia su persona. Por ello pedimos a la dirección de la

SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias


SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias

ONCE a la cual usted representa que se nos faciliten las herramientas necesarias para poder acabar con este problema; puesto que el vendedor de la ONCE es un trabajador por cuenta ajena y un mero intermediario entre la ONCE y sus compradores no pudiendo repercutir en él las pérdidas económicas derivadas del ejercicio de la venta por causas no imputables al trabajador, agravado todo ello por las peculiaridades propias de este colectivo ( ceguera total, deficiencia visual grave, etc). Sin más darle las gracias y esperando su contestación por escrito antes de 30 días naturales a partir de la presentación del mismo, sobre las medidas correctas o técnicas que se van a aplicar para su solución dada la gravedad del asunto del que se trata. Le saluda atentamente:..". (documento nO2 del actor).

~I

]~

QUINTO.- En diversos medios de comunicación se ha hecho eco de la noticia relativa a los timos provocados a los vendedores de la ONCE con billetes faltos (documentos nO

I

7 a 10 del actor).

(\1 '13

~

SEXTO.- En el suplico de la demanda se hace constar: " ..: y que en su día se dicte una

~e

sentencia por la que declare la existencia de la vulneración de los derechos de los

:§ e

trabajadoresy obliguea la empresaDIRECCiÓNGENERALDE LA ONCEESPAÑA,a

,~ ,s

proporcionaral trabajador un detector de billetes falsos y todo ello con cargo y a

~ « .!!! Q)

expensas de la ONCE". En el acto del juicio se hizo la siguiente aclaración por el actor: "En el caso de que no se facilite los instrumentos de detección de billetes falsos no

~o

recaiga sobre el trabajador la obligación de reintegro, así como el no reintegro de los

~

billetes emitidos por la TPV de forma defectuosa".

"")

Q)

"C

Qj

~

I

SEPTIMO.- A los empleados de la ONCE se les da cursos para detectar los billetes falsos y recomendaciones

para no aceptar billetes de 100 euros (testifical y documento

nO9 de la demandada).

OCTAVO.- Se celebró la correspondiente conciliación previa sin efecto.

FUNDAMENTOS

DE DERECHO

PRIMERO.- Hechos probados y pretensión ejercitada. Los anteriores hechos se han deducido de la admisión de los mismos por las partes, que los reconocen como ciertos y son confirmados por la documental aportada a los Autos, salvo el tercero que fue

SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias


SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias

contradicho por la demandada pero ha resultado del documento bancario en el que se declara la retención del billete falso (documento nO 2) puesto en relación con los documentos 7 a 10 del actor (noticias relativas a los timos con billetes falsos de los que los trabajadores de la ONCE han sido víctimas) y con la declaración de CONFIDENCIALIDAD D. Francisco CONFIDENCIALIDAD Álvarez González,

que reconoció que también es vendedor de la ONCE con una

deficiencia visual alta y que por ello le han colado billetes falsos, no pudiendo diferenciar estos de los verdaderos. En cualquier caso tampoco sería determinante este hecho probado para la hipotética estimación del suplico originario de la demanda que se basaría en el riesgo cierto de que los vendedores de la ONCE reciban billetes falsos, como se ha reconocido por la propia demandada al sostener que no está previsto la dotación de mecanismos de detección de billetes falsos pues son 20.000 vendedores en la vía pública, por la incomodidad y coste que ello supondría y porque no está previsto ni en el Convenio Colectivo (XIII Convenio Colectivo de la empresa Once, documento n° 10 de la demandada), ni en el contrato, ni en ninguna normativa, pero para evitar estas situaciones indeseables se les da a los vendedores

cursos para

detectar los billetes falsos y recomendaciones para no aceptar billetes de 100 euros (declaración de D.CONFIDENCIALIDAD Fernando José López Pérez, gestor comercial coordinador de zona de ONCE). Al aclarar el actor el suplico de la demanda en el acto del juicio, la demandada considera que se ha producido una modificación sustancial de la demanda produciéndole indefensión. Efectivamente, la súplica debe realizarse en los términos adecuados al contenido de la pretensión ejercitada, exigiendo la ley que cuando sean varios los pronunciamientos se expresen con la debida separación (artículo 399.5 de la LEC). y el actor puede variar su demanda, siempre que no sea en cuestiones sustanciales, entendiéndose que se introducen modificaciones sustanciales fácticas o jurídicas cuando afecten de forma decisiva a la pretensión ejercitada o a los hechos en que ésta se fundamenta (TCo 191/1987; 32/1992; TS 9.11.1989) y causen indefensión. Así pues, si la demandada vino preparada para el juicio para oponerse a la pretensión de conceder un aparato detector de billetes falsos al actor, no puede improvisar en el acto del juicio su defensa ante otras pretensiones no fijadas en el suplico. Así lo ha reconocido la doctrina al sostener que la súplica de la demanda debe de contener la petición de la pretensión, y respecto de ella no cabe admitir la existencia de ampliaciones como sucede con los hechos. Por todo lo cual, ha de concretarse la cuestión litigiosa a la inicialmente perfilada y fijada en el suplico de la demanda, esto es, al derecho o no del actor a un aparato detector de billetes falsos por cuenta de su empleadora.

SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias


SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias

SEGUNDO.- Valoración de la pretensión ejercitada. Se ha de partir de un hecho incuestionable, la relación de servicios que une al actor con la ONCE es laboral, así se viene reconociendo por la jurisprudencia desde hace tiempo (TS unificación doctrina 26.9.2000) y así se ha reconocido por la propia demandada (contratos de trabajo). Ello significa la obviedad de que en esta relación se identifican los elementos esenciales de una relación laboral, la dependencia y la ajenidad (TS uníf Doctrina 9.2.1994) y que por lo tanto se dan también los requisitos para apreciar esta última: ajenidad en los frutos y ajenidad en los riesgos, de manera que el coste del trabajo corre a cargo del

empresario

y que el fruto o resultado del trabajo se incorpore al patrimonio del

empresario. Y si el coste del trabajo corre a cargo del empresario significa que los enseres, utensilios y material que resulten necesarios para el desarrollo del trabajo deben de ser proporcionados por el empresario, y resulta obvio que el actor al ser

invidente necesita un aparato para detectar los billetes falsos, todavía con mayor justificación que los trabajadores que con carácter general disponen del mismo al realizar tareas de caja (empleados de supermercadós, de bancos, de tiendas, etc).

No sería necesario que el Convenio Colectivo o el contrato de trabajo

establecieran el derecho del actor a disponer de un aparato detector de billetes falsos porque estos no son las únicas fuentes de los derechos y obligaciones de las partes, este derecho se derivaría del propio artículo 1 del Estatuto de los Trabajadores que reconoce la ajenidad como uno de los elementos esenciales de la relación laboral (artículo 3.1 del Estatuto de los Trabajadores que regula las fuentes de la relación laboral). TERCERO.- Recurso. En virtud de lo dispuesto en el arto 189 de la Ley de Procedimiento Laboral, contra esta Sentencia no procede la interposición de recurso, porque aunque no se haya acreditado el valor del aparato demandado, en ningún caso excedería de la cuantía de 1.803 euros. Vistos los preceptos citados y demás de general observancia.

FALLO Que estimando la demanda interpuesta por D. JOSE JULIO HERNANDEZ MEDINA contra ONCE debo declarar y declaro el derecho del actor a disponer de un aparato detector de billetes falsos a cuenta de su empleadora y debo condenar y condeno a

SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias


SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias

ONCE a estar y pasar por esta declaración y por lo tanto a facilitar al actor un aparato detector de billetes falsos. Notifíquese esta resolución a las partes, haciéndoles saber que contra la misma no cabe interponer Recurso. Así por esta mi sentencia lo pronuncio, mando y firmo.

Diligencia de Publicación.- La extiendo yo el Sr. Secretario

para dar fe de que la

anterior resolución se publicó en el día de su fecha, estando el Ilmo. Sr. Magistrado que ~ I

';:: t1J c: t1J

la dictó celebrando Audiencia Pública. Reitero fe.

()

c:

0.1 t1J '(3 ~ 1/) ;j ..., 0.1 "O c: ,o '(3

~

.... 1/) 'c 'E "O <t:

E 0.1 "O

o '(3 :;:: o 0.1 "O Q) a. t1J a.

SEVICIO JURIDICO SITOCAN Sindicato Independiente de Trabajadores de la ONCE de Canarias


SENTENCIA BILLETES FALSOS