Issuu on Google+

72 /agost 2011 

David Lladó/ Intrascendència

Ruleta rusa / David Lladó / Intrascendència Random writings / Francesca Viana / Hitos DeGéneros /Adolfo Martín / Ozzy Rizomas pictóricos / Pilar Cobo / 44 A solas con el mundo /Albert Pérez / Luces, colores, sombras III Caraduras /Albert Lladó / Àngel Guimerà Títol esgotat /Jaume Bagés / Lima limón

www.sisifo.es


72 HITOS Y PITOS

eledendo Habitació de convidats Soneto íntimo … de la ingente cascada de la vida - donde es la libertad, donde es el vuelo tomo y pulso las fuerzas con que anhelo librar esta batalla enceguecida; … rota está la verdad, su luz uncida, preso el atardecer, herido el cielo; la sangre con que clamo rasga el velo cual nieve sideral y enardecida; … no es tormento caer en ardua guerra ni el llanto al que el espíritu se aferra, si el instante de luz es exquisito; … y urgiéndome el valor que necesito, aquí en el corazón, la mente encierra, la espada con que hender el infinito.

L’article publicat a l’habitació de convidats és seleccionat cada mes al fòrum de www.sisifo.es

2

La marea de gente baja la avenida, suenan los silbatos y las pancartas acogen versos improvisados. Hay que volver a las tierras bajas, a las ciudadelas presas del gatopardismo y la postura, para reclamar el uso de la voz y la voluntad. El símbolo es amplio e interpretable, pero nunca vacío. Nos pertenece. Lo físico aparece para recordarte que esto es una fiesta con fecha de caducidad, que la banda sonora va transformándose según tu mirada y tu experiencia. Sin escaleras, sin el ascensor de un rascacielos con luces de neón y psicólogos que buscan recursos en los humanos, que premian tu valentía, sin querer digerir todas las sombras. Nos escondemos, pero no eternamente. Es el anonimato lo que les asusta. La ausencia de nombre y apellidos a los que perseguir en su particular auto de choques mediático. Creen que tienen todas las fichas, pero no se han dado cuenta que son de plástico. La intrascendencia de la mujer que se aleja, con una bolsa de un comercio cualquiera – sin marcas ni códigos -, es una suerte de física cuántica. Las partículas, aún, nos relacionamos. Y la feria continúa.


Francesca Viana

Random Writings

Hitos

foto: www.wikipedia.org

Las tetas. Periodo significativo donde los haya, tu libertad indeterminada se ve cercenada. Pablito y tú, que hasta ahora habéis sido iguales, o casi, tomáis posiciones. A ti te toca llevarlas y a Pablito desearlas. Los dos os hacéis mayores. Fin de carrera. Descubres que cualquier tentativa de ser feliz es imposible. Desde ahora, tendrás que trabajar y ver desaparecer tu comodidad de estudiante. No importa, en eso consiste hacerse mayor, además, Pablito y Martita están igual que tú. Continúas. Plan de puta madre. No sabes bien cómo lo has hecho, pero estás ahí. Viajas, aprendes y conoces a muchos Pablitos. Sigues llevándolas, pero sin resignación. Tienes claro la caducidad del periodo, sabes que acabará pronto y empiezas a urdir un plan nuevo. Desilusión. Tus planes han fracasado, te toca buscar un trabajo y ganarte la vida. Te cuestionas sobre el sentido de la vida, pero sin planteamientos metáfisicos, más bien a lo práctico. Te parece gracioso, o mejor dicho, que tiene puta gracia el tener que trabajar para tener menos que cuando tirabas de tus padres. Apaciguamiento. Las aguas recuperan la calma, vives con un Pablito y crees haber alcanzado la edad adulta. Tienes alguna que otra idea clara, o eso creías, hasta que todo se va a la mierda. Mierda. Periodo cíclico que apesta, pero que como vino, desaparece. La verdad de frente. Un día te sorprendes a ti misma cantando a coro una canción casposa de los ochenta. ‘’Mierda’’, piensas. Ves claro que eres una pureta. El techo de la discoteca se cierne sobre ti, ves tu vida pasar en imágenes. ‘’¿Pero qué ha cambiado?’’, te preguntas. Y lo ves de frente, las tetas empiezan a estar caídas, pero también te das cuenta de de aquel Pablito de la barra te está mirando. Qué simple es todo. Luz fatua.

3


Ozzy

Adolfo Martín

De géneros

foto: www.wikipedia.org

Sharon, esposa d’Ozzy Osbourne, li suggerí, una vegada, que portés coloms a una roda de premsa, i que els deixés anar com a símbol de la pau. En comptes d’això, Ozzy li va arrencar el cap d’una mossegada a un dels coloms en directe. Una al•legoria de la transició del “hippy” al “heavy”, el pas de la immersió pacifista en drogues psicodèliques a la rebel•lia politoxicòmana del rock més dur. De l’origen més humil a la mansió de l’actualitat, passant per moments crítics com ara la presó, la depressió, la bogeria i gairebé la caiguda total, Ozzy Osbourne, en solitari o amb Black Sabbath, va iniciar tot un estil musical al que deuen la seva existència Metallica i molts altres grups dels vuitanta, noranta i d’ara. Potser hom hauria de plantejar-se si fóra possible que Ozzy denunciés Metallica perquè els seus estils s’asseblen massa. No mereixerien menys, després de la persecució que fan i han fet a qualsevol eina que permeti compartir arxius, de música o d’altres tipus, entre individus de manera privada. Aquesta obsessió, aquest vici de posar el símbol de dolar rere absolutament tot, de voler cobrar per qualsevol reproducció que es faci de la “seva” música, no s’imagina en l’Ozzy que arrencava caps de coloms. No es pot imaginar en tots aquells que es dediquen a FER MÚSICA, i no a comerciar-ne. Diferent és el fet que algú s’atribueixi l’autoria d’alguna obra artística, però voler cobrar sense fer res és més propi dels lladres. La música no és de l’autor, l’autor destil•la les seves influències i les ordena segons la seva experiència. Juga amb allò que ja coneix i ho combina d’una manera nova.

4


Pilar Cobo

Rizomas Pictóricos

44

Sin título. Acrílico sobre cartulina, 21 x 32 cm

5


Albert Pérez

A solas con el mundo

LUCES, COLORES, SOMBRAS III Arcos, ojivas, pináculos… con maestría precisa; las casa de Dios: el gótico Parcerisa. … Alargadas figuras, cual títere o muñeco, siempre imperecedero: el incomprendido Greco. … La prematura muerte a su padre exalta, pudiendo haber sido otro gran Ribalta. … Azucenas, claveles y rosas del valiente pagano, margaritas y ranúnculos: el florista Arellano.

foto: www.instantanies.net

6


Albert Lladó

Los caraduras

foto: Meritxell Gutiérrez

ÀNGEL GUIMERÀ Con tu romanticismo tan realista, te sientes cómodo entre los pintores callejeros que te rodean los domingos, intentando captar la luz de una acuarela, o al turista despistado. Guimerà, con la elegancia de tus bigotes, y unas gafas redondas para ver pasar el tiempo, permaneces sentado, con la tranquilidad que dan los días y las tormentas, que bien sabes por experiencia que siempre acaban apaciguándose. Miras tu querida Catalunya, con tantos lobos persiguiendo al Manelic de turno, con la música de tanta cultura de palacios de tierras bajas, ensombrecida por la corrupción de pocas familias que lanzan sus tentáculos, llenos de tantos por cientos y obras públicas. Guimerà, por mar y cielo, defiendes una patria que te costó un Nobel, y recuerdas con nostalgia las tardes de café y puro en el Ateneu hasta que, a finales de julio, morías muy cerca de donde estás ahora. Un único botón te cierra la americana, y la pajarita es el lazo a tu teatro, el regalo que nos ofreces como herencia.

7


Jaume Bagés/ Lima limón

Editat per:

Amb la col·laboració de:

Dipòsit legal B-39550-2005 Direcció Albert Lladó Direcció adjunta Adolfo Martín Direcció www.sisifo.es Pablo García de Paz Disseny gràfic Jaume Bagés

Signen David Lladó Adolfo Martín Pilar Cobo Francesca Viana Pablo García de Paz Albert Pérez Jaume Bagés Patrocina Biblioteca M. Serra i Moret

Sísifo no es fa responsable dels continguts dels articles ni de les opinions dels col·laboradors.

www.sisifo.es


Revista Sísifo. Agost 2011.