Page 53

Laura y Roberto son los mecenas de lo extraño. Podría definirlos así a tenor de su tienda Sebastian Melmoth, donde venden objetos de arte, diseño y rarities varias. Alguien lo llamó “materialismo espiritual” y creo que lo define bastante bien. La tienda, ubicada en el bajo de un antiguo edificio del centro histórico de Valencia, es sólo los cimientos de lo que es su casa, distribuida en tres plantas del mismo edificio y guardando mucha historia tras sus muros. Me reciben temprano, Valencia aun despierta de resaca un domingo por la mañana. Empiezo mi exploración de su mano hacia los recovecos que guarda su casa, y por supuesto del placer de pasar un rato con ellos quienes tienen un montón de cosas que contar. CASAS SINGULARES

Primera planta, unas golfas que hacen las veces de sala para exposiciones. Laura me enseña un par de inscripciones a mano que hay en el techo abovedado, donde se indica la fecha de construcción del edificio, 1906. Subimos por unas escaleras retorcidas hechas de obra y piedra antigua que bien podrían ser sacadas de un cuadro del mismísimo M.C. Escher, y llegamos al salón. Aquí no hay puertas, algunas cortinas de terciopelo negro separan las estancias. El salón está presidido por un enorme mural de fotos, espejos antiguos y un pothos aventurero. Un sofá, una mesa y dos sillas, y la guitarra de Roberto, por supuesto.

SINGULARESMAG #22 | 53

Singulares Magazine #22  

Primera revista digital de interiorismo en español.