Page 1


Es la primera edición de la revista IMAGINA y el comienzo de una nueva etapa para Home Vega. Nuestro objetivo, acercarte trimestralmente contenidos y temas trascendentales en el mundo del diseño, la arquitectura y la decoración, que te permitan imaginar los espacios donde habitas y mejorar tu estilo de vida. Estamos convencidos de que Ecuador tiene un gran potencial para el desarrollo de proyectos inmobiliarios, que su patrimonio histórico y cultural son fuente inagotable de inspiración y que el talento humano en estos campos amerita ser explorado. A través de varias secciones revisaremos las diversas regiones del país, las tendencias arquitectónicas que particularizan al paisaje urbano, las personalidades y empresas que lideran estos campos de la creatividad, los avances tecnológicos que transforman incesantemente nuestras formas de vida y la trayectoria histórica de los objetos que pueblan nuestra cotidianeidad. La presente edición, en su mayoría, está dedicada a Quito, ciudad que en recientes años ha experimentado el auge de la industria de la construcción. Las consecuencias no son solo la expansión vertical de la ciudad y la transformación del paisaje urbano, sino la generación de nuevas ideas sobre lo que debe ser la experiencia de habitar la ciudad y la discusión de paradigmas arquitectónicos como el promovido por el Green Building Council. Los invitamos a acompañarnos en esta travesía y esperamos que sea de su agrado.

IMAGINA , DISEÑA , CONSTRUYE, REMODELA… Y SIGUE IMAGINANDO.

1


DIRECTOR GENERAL Ramón Vega COORDINACIÓN GENERAL Y CONSEJO EDITORIAL El Sindicato Audiovisual / SIRAUVIS Cia. Ltda. DIAGRAMACIÓN El Sindicato Audiovisual / SIRAUVIS Cia. Ltda. FOTOGRAFÍA Jorge Velásquez Andrea Reinoso CORRECCIÓN DE ESTILO Oscar Molina IMPRESIÓN Imprenta El Comercio Derechos reservados 2014 Revista IMAGINA es un producto de HOME VEGA. Prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación, por cualquier medio o procedimiento, sin para ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito de los responsables del producto.

2


Producto ecológico Verde y sustentable

Galápagos Santiago Cornejo Proyecto Home Vega Línea del tiempo

Patricio Hidrobo Hogar Genealogía Disección Fuera de contexto Casa ecuatoriana

5 6 9 10 12 15 16 19 20 22 24 27 28 32 36 39 43 44 47 48 50 52 57 58 61 62 65 74 76

Cocina Genealogía Disección Fuera de contexto Arquitectura del sabor

Baños Genealogía Salud y baños Fuera de contexto Disección

Cerámica Genealogía Disección Cerámica + Arquitectura Fuera de contexto

Diseña con Home Vega Recomendaciones Web

3


COCINA DE INDUCCIÓN

5


De las cumbres del Chimborazo a su cocina

L

os chinos fueron los pioneros. Hay escritos, que datan de un milenio antes de Cristo, en los que se cuenta que los chinos tenían una ceremonia religiosa vinculada con la recolección y la conservación del hielo. Los griegos y los romanos también lo usaban: sobre todo en épocas de calor, para enfriar las

6

bebidas. Ambos guardaban los trozos de hielo en compartimentos con paja, pasto y ramas. Los indios y los egipcios tenían su propio método: llenaban con agua vasijas poco profundas, hechas con arcilla porosa, y las tapaban con paja. La combinación del aire frío, seco y una noche sin nubes originaba finas capas de hielo.


La conservación de alimentos fue el paso consecuente tras el descubrimiento de las propiedades del hielo. Los desplazamientos de los pueblos requerían de un método para preservar durante más tiempo la comida. Los ejércitos, por ejemplo, necesitaban cargar durante largas jornadas sus alimentos sin que se estropearan. Por eso, en 1810, el emperador francés Napoléon Bonaparte abre una convocatoria para encontrar a la persona que desarrolle la mejor tecnología para conservar la comida. El premio era de 1200 francos y lo ganó Nicolás Appert. Él inventó los enlatados, utilizados hasta la actualidad. En 1815, en cambio, Oliver Evans, un médico norteamericano, creó un sistema de refrigeración por razones médicas: fabricó hielo para dárselo a los pacientes que padecían de fiebre amarilla y que necesitaban mantener baja la temperatura del cuerpo. Años después, en 1876, el científico Charles Tellier fue el primer que se arriesgó a usar el sistema de refrigeración en un barco para llevar carnes de Argentina hacia Europa. Lo hizo con la meta de hacerse millonario con ese negocio. La estrategia, sin embargo, le salió mal: los alimentos se estropearon porque en las bodegas de los barcos no se podía mantener la temperatura. En el transcurso del XIX, muchos otros in-

ventores intentaron diseñar refrigeradores mecánicos, que dependían de las sustancias conocidas como refrigerantes. Lamentablemente, estos eran muy grandes y aparatosos, además de que usaban amoníaco, una sustancia tóxica. Recién en el siglo XX, y tras varios experimentos, la empresa General Electrics empezó a fabricar las refrigeradoras domésticas. Para 1920, las personas ya podían elegir entre 200 modelos distintos de este electrodoméstico que, en breve, pasó a ser un elemento básico de cada cocina. El principal beneficio de la congelación es impedir la multiplicación de los microorganismos como las bacterias, que pudren la carne o las frutas, y esto nos permite hoy en día adaptar nuestras necesidades alimenticias a las condiciones de la vida urbana. En Ecuador, desde tiempos incalculables, existen los hieleros del Chimborazo. Son hombres que, los martes y viernes, se acercan hacia el frío sólido del volcán para, a punta de pico y pala, despedazar trozos de ese manto inagotable. Después cargan esos pedazos sobre el lomo de un burro y así lo llevan hasta el mercado de Riobamba, donde otras personas los compran para preparar raspados -trozos de hielo de sabores-, jugos y helados, o bien para mantener fríos otros productos orgánicos. 7


Organizaci贸n, espacio y ahorro de energ铆a, son las cualidades que marcan la nueva tendencia en neveras side by side. Encuentra en Home Vega las mejores marcas y modelos. Nevera side by side 25 pies GE / 01.009.07043

8


9


INGREDIENTES • • • • • • • • • • • •

Por la Chef Mariana Mendoza Esquivel 4 porciones

• • • •

E

sta sección propone una síntesis entre lo efímero de la gastronomía y lo perdurable de la arquitectura. La consigna, solicitar a un chef latinoamericano que desarrolle una receta inspirándose en algún proyecto arquitectónico, también latinoamericano. En esta ocasión la referencia es la extraordinaria obra de “arquitectura orgánica” del mexicano Javier Senosiain, denominada “El Nido de Quetzalcoalt”: un lujoso conjunto residencial que evoca una serpiente ubicado en Naucalpan, Estado de México. El proyecto enfrentaba grandes retos, por las características irregulares del terreno, así como por la convicción del arquitecto de no alterar el medio natural. Los diez departamentos que componen el conjunto ocupan las entrañas de la gran serpiente y todos ellos poseen una vista espectacular del paisaje. El diseño se integra de manera orgánica con el medio ambiente en la búsqueda de mejores condiciones de vida. ¿Qué tipo de platillo podría inspirar un edificio como el de Senosiain? Mariana Mendoza, chef internacional mexicana, nos presenta esta peculiar y deliciosa receta de ceviche inspirada en el “Nido de Quetzalcoatl”. Para ella, lo sorprendente de esta obra es la integración de elementos disímiles en un todo orgánico, y así surgió el ceviche agogó.

100 gramos de picudo 100 gramos de atún fresco 100 gramos de camarón fresco 100 gramos de pulpo 100 gramos de dorado 100 gramos de concha abanico 1 mango de comer 1 pepino ¾ de piña madura 1 ají rocoto 1 pimiento amarillo 1 aguacate Un ramo de culantro Tomate cherry rojo y amarillo Jugo de naranja Jugo de limón Jugo de mandarina

PREPARACIÓN 1. Pelar los camarones y cocer en agua hirviendo con sal durante 7 minutos. Una vez cocidos enfriar en agua y picar en trocitos uniformes. 2. Cocer el pulpo en agua hirviendo durante 25 minutos. Enfriar con agua y cortar en trozos uniformes. Tener en cuenta que los tiempos de cocción son más cortos a nivel del mar. 3. Cortar en cubos uniformes el atún, el picudo, la concha y el dorado. 4. Picar la cebolla, el ají, el culantro muy fino. 5. Cortar el mango, el pepino, el pimiento, el aguacate y la piña en rectángulos o cubos pequeños y uniformes. 6. Cortar los tomates cherry en cuartos. 7. Exprimir el jugo de 3 limones, 2 mandarinas y una naranja. 8. Una vez listos todos los ingredientes, mezclar en un bol. 9. Agregar el jugo de los cítricos. 10. Sazonar con sal y pimienta al gusto. 11. Guardar en el refrigerador durante media hora. 12. Servir y acompañar con galletas saladas.

Para conocer más de la arquitectura orgánica de Javier Senosiain, visita www.arquitecturaorganica.com 10


11


EDIFICIO CUBIC Un paradigma arquitectónico para el futuro

E

n la esquina de un barrio residencial de Quito se levanta un edificio de seis pisos. Allí aún se ven trabajadores afinando los últimos detalles, por dentro huele a nuevo. Se podría pensar que es una de las tantas construcciones que se alzan actualmente en esta ciudad, pero no es verdad. El edificio Cubic será, muy pronto, uno de los primeros edificios sustentables certificados del país. Antonio Naranjo, creador de este proyecto y fundador de ENNE Arquitectos, es un apasionado por la arquitectura sustentable, pasión que creció mientras estudiaba en Portland, conoci-

12

da como la ciudad más verde de Estados Unidos. Ahí se vinculó al US Green Building Council (USGBC), ONG presente en 89 países y creadora de LEED (Leadership in Engenering Enviroment Design), la más importante certificación mundial vinculada a la construcción sustentable o arquitectura verde, como también se la conoce. Para que un proyecto arquitectónico sea considerado sustentable por parte del USGBC debe cumplir requisitos estrictos. El edificio Cubic fue diseñado siguiendo estas normas y es, sin duda, un referente de arquitectura sustentable certificada. Sus instalaciones están equipadas


e

“Un edificio v rde es un edificio ordinario pero que funciona de manera eficiente”

con inodoros que ahorran una considerable cantidad de agua en cada descarga; las duchas, que funcionan con presión de aire, ahorran 30% de agua potable; y el agua lluvia es almacenada para regar jardines y lavar los autos. Otra de la innovaciones que busca LEED, y que se ha implementado en Cubic, es la eficiencia energética de sus instalaciones. Se han colocado sensores de iluminación que evitan el derroche de energía, así como sensores de CO2 y un sistema de flujo de aire interno que renueva el aire de los espacios interiores en su totalidad tres veces al día. Estos detalles son

prioritarios en la actualidad, ya que los edificios usan el 40% de la energía del mundo y generan el 30% de las emisiones de carbono. Cuando una persona entra a una casa por estrenar hay un ‘olor a nuevo’ inmediato. Este olor, sin embargo, puede ser causante de alergias y problemas respiratorios, pues está relacionado con el uso de lacas contaminantes que son estrictamente prohibidas por el USGBC. La arquitectura sustentable tiene entre sus objetivos la búsqueda de la calidad del ambiente interno, por lo que exige el uso de pinturas que no emiten gases contaminantes. Mientras recorre las oficinas de ENNE, Antonio Naranjo afirma que estar ligado al USGBC es una cuestión de convicción. Es claro cuando opina que hay personas que buscan lo sustentable por imagen o marketing empresarial, pero a él lo que le interesa es que las prácticas sustentables se implementen en la industria de la construcción, pues este sector es uno de los que mayor impacto tiene sobre el cambio climático. Al preguntarle cuál es el futuro de la arquitectura sustentable en el país, él responde muy seguro: “Es el futuro, en todo el mundo. El Ecuador es un país con muchos recursos naturales, pero estos algún día van a terminarse. El ahorro de ahora permitirá que tengamos recursos por más tiempo.” LOS EDIFICIOS SUSTENTABLES OFRECEN: 26% menos de uso de energía 13% menos en costo de mantenimiento 27% más de satisfacción de los ocupantes 33% menos emisiones de carbono 13


ESPACIO PUBLICITARIO


15


De Arquímides a Morrison

P

udo ser blanca, sin esmero. Pudo haber estado sostenida por cuatro patas de león. Pudo haber contenido agua tibia, fría, ya oscura. No se sabe. Aun así se dice, se repite, que ahí, sumergido en una tina, Arquímedes descubrió su principio. Él —barbudo, griego, científico— estaba recostado, en silencio, bajo el agua fría, ya oscura, cuando tuvo la epifanía: todo cuerpo, parcial o totalmente sumergido en un fluido, es empujado hacia arriba. Y el peso de esta fuerza que lo expulsa es igual al volumen de líquido desalojado. El descubrimiento. La emoción, el famoso grito de Eureka. Arquímedes corriendo desnudo, feliz por su hallazgo. La tina desbordada, en silencio. En otra historia, en cambio, sí hay una certeza. La tina siempre estaba llena de leche. Era leche de cabra y estaba mezclada con gotas de miel. En ella se sumergía Cleopatra, la reina más joven de Egipto, la mujer que, según descubrimientos recientes, no era bella, aunque sí muy inteligente. Ella se bañaba con esa mezcla todos los días para conservar la piel tersa, joven. Porque Cleopatra, la del delineado eternamente imitado, sedujo a Julio César y fue repuesta en su trono. Y así siguió bañándose, poderosa, en su tina cómplice. Lo de ella fue placentero. Lo de él, obligatorio. Marat, el estadista de la

16


revolución francesa, el partidario de la izquierda de los jacobinos, el representante del pueblo francés en la Convención Nacional, permanecía inmóvil durante horas dentro de una tina. Tenía que bañarse en agua caliente para reducir el ardor y la picazón que le producía una rara enfermedad de la piel. Y tanto fue su calvario que así, sumergido en una bañera y rodeado de los panfletos que escribía, fue encontrado muerto. Lo había apuñalado Charlotte Corday, una joven opositora, identificada con el ala de los girondinos. Quedó, entonces, el cuadro de Jacques Louis David con esa imagen: Marat sangrando, con el gesto doloroso y el brazo sin fuerza sobre la tina blanca, su tina compañera.

Hay otros brazos, otras piernas, un pelo ondulado, icónico, que ya no crecerá. Sobre una tina, la mañana del 3 de julio de 1971, se encontró el cuerpo muerto de Jim Morrison, vocalista de The Doors. Los 27 años del poeta terminaron en París. Su esposa Pam dijo que las circunstancias de su muerte no fueron claras. Los especuladores apuraron la explicación de que fue por sobredosis. Sea como haya sido, el detalle inolvidable es que fue ahí, recostado en una tina, quizá blanca, sin esmero, sin las patas de león, que Morrison aulló solitario por última vez.

17


18


19


3. 4. 1.

5.

2.

6.

Despierta tus emociones con los elegantes diseños de griferías hove, una marca exclusiva de Home Vega. Cada una de nuestras colecciones dan un toque de distinción a tus ambientes de baño y cocina.

20

1. Colección Rodhas baja / 04.024.00151 2. Colección Vitali baja / 04.024.01159


10. 7.

9.

8.

3. Colección Rodhas alta / 04.024.00152

5. Colección Milos alta / 04.024.00432

7. Colección Vitali alta / 04.024.01160

9. Colección Mykonos alta / 04.024.01156

4. Colección Attica baja / 04.024.01263

6. Colección Cirene / 04.024.01272

8. Colección Agnes cascada baja / 04.024.00531

10. Colección Agnes cascada alta / 04.024.00532 21


Entre el hábitat natural y el avance urbano

22

Iréri Ceja Cárdenas Martín Scarpacci


23


Soplan vientos fríos en el continente mientras, a 1000 kilómetros de distancia, viajeros de todo el mundo conviven con tortugas, lobos marinos, pinzones y especies vegetales endémicas. Las Islas Galápagos poseen características naturales e históricas excepcionales que sorprenden a todos. Por eso, para la ciencia, Galápagos ha sido el mejor ejemplo para ilustrar la teoría de la evolución de las especies desarrollada por el naturalista inglés Charles Darwin, quien llegó a este archipiélago a bordo de HMS Beagle en septiembre de 1835. Si en su momento Darwin logró comprender la evolución a través de las variaciones animales en un lugar tan alejado del continente, ahora el reto consiste en generar una convivencia sustentable entre la delicada naturaleza y la industria turística, buscar un equilibrio entre las necesidades del habitar urbano y la preservación ambiental. Galápagos representa un desafío singular y una responsabilidad ineludible para el urbanismo, pues ahí se sintetiza, quizá, el mayor problema que afronta la humanidad para su propia supervivencia: la convivencia armónica, sustentable y sostenible de la civilización humana con la naturaleza. Para entender los grandes desafíos que enfrenta Galápagos como lugar natural único y destino turístico internacional, es necesario mirar al pasado y recordar la agresividad humana de la que fueron víctimas las especies animales desde que los primeros piratas pisaron estos lugares inhóspitos. Las islas fueron descubiertas por casualidad por Fray Tomás de Berlanga quien, en un viaje emprendido en 1535 de Panamá a Lima para resolver los conflictos existentes entre Diego de Almagro y Francisco de Pizarro, fue desviado de su curso por las fuertes corrientes marinas. Fue él quien nombró a este archipiélago como Galápagos por la cantidad de tortugas con forma de silla de “galopar”. Este descubrimiento desató una catástrofe para las islas y las especies que la habitaban, que hasta ese momento se habían mantenido aisladas de todo contacto con la civilización humana. 24

“Galápagos es el lugar donde se debe innovar en todo lo referente a la infraestructura de la vivienda en pos de generar una sustentabilidad t urbano” del hábit

a

A partir de 1835 las especies de las islas fueron víctimas de la depredación y el saqueo, particularmente las mansas tortugas, que sirvieron de alimento fresco en las largas travesías náuticas. El extractivismo descarnado no se detuvo, sino que se intensificó hasta 1935. Una vez que la piratería fue parte del pasado, la explotación continuó por parte de los barcos balleneros y, en simultáneo, por la ciudad de Guayaquil, donde se utilizó a las tortugas galápagos para extraerles el aceite con que se iluminaba el espacio público de la ciudad. Hasta comienzos del siglo XX las islas se habían mantenido como un lugar de paso y ex-


tracción, habitadas sólo por unas pocas personas extravagantes condenadas a la aventura del vivir día a día en un lugar agreste, enclavado en algún confín del vasto Océano Pacífico. Con el tiempo Galápagos se convertiría en un sitio de relevancia geoestratégica. Entrada la Segunda Guerra Mundial, las islas se transformaron en base militar de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de Norteamérica, desde donde se buscaba vigilar el canal del Panamá. Desde ese entonces se construyeron —con recursos del lugar— las primeras viviendas. Para ello los marines utilizaron un particular árbol de características endémicas de las islas: el matasarno. Hasta el día de hoy los viajeros pueden apreciar las casas de madera construidas en aquella época, habitadas por galapagueños o convertidas en folclóricas agencias de turismo. Gran parte de las aceras, plazas, espacios públicos en general y malecones, son revestidas por vistosas figuras de roca volcánica, material geológico abundante y de características inertes que dio origen a estas islas. Este rasgo le da al entorno urbano una relación armónica y agradable con el medio ambiente natural inmediato. Prueba de ello son los lobos marinos que reposan a lo largo de todo el malecón,

sobre bancos de maderas industrializadas que no deforestan el delicado bosque nativo. En la actualidad, los asentamientos más importantes de Galápagos han priorizado la circulación peatonal con amplias aceras y ciclovías. Sin embargo, aún hay tareas pendientes: Galápagos es el lugar donde se debe innovar en todo lo referente a la infraestructura de la vivienda en pos de generar una sustentabilidad del hábitat urbano. Así, habría que estimular el uso de paneles y termotanques solares, el reciclaje de los residuos, eliminar la utilización de materiales no reciclables y, particularmente, el extremar los cuidados en el abastecimiento del agua potable, así como el cuidado de los efluentes cloacales. El reto de los habitantes de las islas, los dirigentes políticos, los planificadores urbanos y los guías turísticos consiste en permitir que Galápagos siga siendo un espacio continuo de naturaleza y urbanidad. Así como Galápagos fue el lugar que dio origen a una de las teorías que transformó la manera de entender la vida, puede ser también el espacio que nos otorgue las claves para pensar en un diálogo entre el urbanismo y la naturaleza y, en este sentido, salvar nuestras vidas.   25


26


30 años de arquitectura en Quito

L

a firma de arquitectura y construcción Guerrero y Cornejo lleva más de 30 años transformando los espacios urbanos en Ecuador. El arquitecto quiteño Santiago Cornejo, aun siendo estudiante de la Universidad Central, había montado un pequeño estudio en el que construía maquetas para diversos proyectos y fue ahí donde conoció como cliente al arquitecto mexicano Arturo Guerrero, con quien trabó amistad. Cuando consiguió su título resolvieron asociarse y ahí comenzó la historia.

27


Si por él fuera, habría pasado los últimos treinta años tras una mesa de dibujo, haciendo correr el rapidógrafo y dando vuelo a su imaginación. Santiago Cornejo expresa su pasión por la pintura, la música y el diseño, así como la férrea convicción de que la arquitectura es, ante todo, arte: “La razón fundamental de nuestra actividad fue y es el diseño. Por las circunstancias del país y en el afán de ofrecer un amplio abanico de posibilidades de servicio a nuestros clientes nunca buscamos una especialización, sino que fuimos afrontando diferentes áreas relacionadas con nuestra profesión: diseño arquitectónico, diseño interior, construcción, y ahora tenemos todas esas áreas en nuestra empresa.” 28

“El proyecto es para el usuario, para satisfacer las necesidades de quienes vayan a ocupar o vivir en ese e pacio”

s


Admiradores del trabajo de arquitectos que han cambiado la forma de construir el espacio, como Gehry, Piano, Calatrava o Barragán, la firma Guerrero y Cornejo tiene claro que no se puede desarrollar un proyecto sin pensar en aquellos que le darán vida: “El proyecto es para el usuario, hay que satisfacer las necesidades de quienes vayan a ocupar o vivir en ese espacio. Nuestra arquitectura siempre es una arquitectura presente, del momento que se está viviendo en la historia, pero al mismo tiempo tratamos de hacer una arquitectura que permanezca en el tiempo”. Los grandes arquitectos contemporáneos son su referente y una inspiración, pero en las ideas materializadas por la firma de arquitectos no se busca reproducir estilos y tendencias, sino reinventarlos: “Son momentos de la historia de la arquitectura que se deben entender, más no dejarse llevar como una ola. Nosotros estudiamos las necesidades particulares y el entorno en que se desarrolla cada proyecto, trabajamos con creatividad, porque eso es hacer arquitectura. La habilidad del arquitecto es saber conjugar y entender las necesidades del usuario y plasmarlas en el espacio arquitectónico ideal.”

Y es que para Santiago Cornejo ese sentido del arte y el juego debe prevalecer para mejorar las condiciones de vida de la gente de Ecuador, ya sea en la adaptación de un local para una multinacional de comida rápida, una casa particular o un hospital psiquiátrico. Como bien señala, incursionar no sólo en el área del diseño, sino también en la construcción, le ha permitido a esta renombrada empresa acumular una basta y profunda experiencia de los diversos factores económicos, sociales, culturales y materias que definen los espacios en los cuales vivimos los ecuatorianos. “Una de las características de la empresa Guerrero y Cornejo es que tenemos la suerte de haber incursionado en las dos áreas fundamentales de la arquitectura: diseño y construcción. Generalmente hemos construido lo que hemos diseñado. Es increíble, pues uno como arquitecto aprende a asimilar los materiales y a darse cuenta, con mayor exactitud, de los errores que pueden presentarse en el diseño por desconocimiento de los mismos”. Sorteando los altibajos del ramo de la construcción y las contradicciones intrínsecas al desarrollo y crecimiento urbano, Guerrero y Cornejo Arquitectos se afirma como una empresa sólida e innovadora en el país. 29


PROYECTO HOME VEGA

30


PROYECTO HOME VEGA

31


32


33


01

Fundamos un pequeño negocio en Riobamba.

1959

De una persona...

Riobamba

...Pasamos a ser una familia.

02

Nos movimos a Quito y decidimos centrarnos en los acabados para la construcción. Importamos productos innovadores para la época.

En una pequeña camioneta distribuíamos a otros negocios en ciudades cercanas.

03

04 34

Cuando aún se cocinaba en leña trajimos por primera vez estufas a gas.


07

Innovamos el área de construcción, arquitectura y diseño en el país y nos transformamos en Home Vega.

del

LÍNEA TIEMPO 06

Viajamos a Europa en busca de nuevos productos.

Más familias llegaron a nuestra empresa.

1967

05

Nos movimos a Quito y decidimos centrarnos en los acabados para la construcción.

Marcamos nuevas tendencias en diseño y construcción.

Quito

35


Guayaquil Cuenca

08

Ambato

Subimos peldaños y llegamos a otras ciudades.

10

Trajimos al país productos tecnológicos para el hogar nunca antes vistos…

11

09

Otros especialistas se unieron a nuestro equipo.

Actualmente somos un equipo de trabajo de más de 300 personas.

Baños

Confiamos en el país, por eso seguimos innovando…

Cocinas

Cerámica Hogar

36


43


44


De lo mínimo a lo magnífico

S

on rompecabezas artísticos. El mosaico es el arte de crear imágenes a partir de pequeños trozos de vidrio, piedra, cerámica u otros materiales, llamados teselas. Su principal característica es que, apreciados a la distancia, la mezcla de piezas de diversos colores, formas y texturas, se funden en una imagen reconocible, ya sea figurativa o abstracta. Su origen se remonta a Mesopotamia, alrededor del año 3500 antes de Cristo. El templo sumerio de la diosa Inanna, en la ciudad de Uruk, muestra sus muros recubiertos por pequeñas piezas cilíndricas de arcilla, de distintos colores, que crean formas y patrones geométricos. Las civilizaciones clásicas greco-romanas aportaron significativamente al desarrollo de esta técnica. Para estas culturas el mosaico no sólo perseguía fines estéticos, sino que también tenía otras ventajas. Sus materiales son más resistentes al tiempo y los factores ambientales, por lo que fueron utilizados en espacios públicos, como los baños romanos en los que, además de decorar, cumplían una función impermeable. Una de las obras más impresionante y conmovedores de este periodo histórico es el mosaico de Issos, encontrado en Pompeya, y realizado alrededor del 200 a.C. La mirada penetrante de Alejandro Magno se cruza, en un instante inmortal, con la del emperador

persa Darío III, cuyas tropas huyen aterrorizadas ante el centauro de macedonia. Este, como muchos otros mosaicos realizados durante la hegemonía romana, cumplían una función social y política, pues fijaban en la memoria hechos trascendentales, históricos o mitológicos, como en esta alegoría del poder representado por Alejandro Magno. A partir de entonces el mosaico se diversificó, así en sus materiales como en sus fines. Para los bizantinos el mosaico se convirtió en el medio para transmitir los preceptos del catolicismo ortodoxo; las teselas recubiertas con lámina de oro creaban un efecto impactante y profundo para los feligreses. Por su parte, las civilizaciones musulmanas de oriente, Europa y el norte de África durante la Edad Media, aprovechando la técnica de la cerámica vidriada y el importante desarrollo del conocimiento matemático, crearon complejos diseños de patrones abstractos, que recubrían fuentes, mezquitas, fachadas y minaretes. Muchos otros ejemplos de mosaicos memorables podrían ser citados. Hoy en día, este arte sigue embelleciendo espacios insospechados, como los andenes del subterráneo de Nueva York, el parque Güell de Barcelona, el hospital Teodoro Maldonado de Guayaquil, o la fachada de la Universidad Andina en Quito.

45


L Racionalismo arquitectónico y un edifico revestido con cerámicas 46

a arquitectura racionalista surge en Europa en las primeras décadas del siglo XX, un paralelismo tridimensional de la vanguardia cubista en pintura, que enfatizaba los volúmenes cúbicos y sus posibilidades formales. La escuela de diseño y arquitectura Bauhaus (1919) es la muestra de este vínculo. Sus investigaciones buscaron el ahorro en la construcción, la optimización en el uso del suelo, resaltar las características propias de los materiales empleados y, en especial, establecer una relación directa entre forma y función. Estos principios influenciaron a los arquitectos latinoamericanos entre las décadas de 1950


y 1970. En Ecuador existe un edificio sobre la avenida 10 de agosto de la ciudad de Quito que responde a estos postulados vanguardistas. El Edificio Casabaca fue construido en 1956 por el ingeniero austriaco Oscar Etwanik, también responsable del proyecto del Estadio Olímpico Atahualpa en la capital ecuatoriana en 1951. Emblema de modernidad por sus características innovadoras en el Quito de aquellos tiempos, en el edificio Casabaca son visibles tres elementos fundamentales del racionalismo arquitectónico: el uso del hormigón, la presencia de grandes ventanales de vidrio rematados con herrajes geométricos y, en especial, su

recubrimiento de cerámicas. Este último elemento, compuesto por pequeñas placas multicolor, logra crear la sensación de unidad entre los diferentes volúmenes que se despliegan en sus lados posterior y lateral, así como proponer un juego cromático que ayudan a resaltar las formas circulares y las superficies vidriadas. El espacial cuidado en los detalles no sólo se observa en el trazado de los azulejos, sino también en los remates geométricos del último piso del edificio y en las líneas verticales que dan definición a los volúmenes estructurales. Este edificio es prueba del pretencioso proyecto de modernización de la ciudad que vino acompañado del surgimiento de nuevos sectores económicos basados en la industrialización urbana, así cómo del flujo de inversiones extranjeras que traerían materiales, tecnologías y mobiliarios innovadores. Entre 1950 y 1970 se suscitaron profundos cambios urbanísticos y arquitectónicos que transformaron, principalmente, el ámbito de la vivienda. Los barrios del centro–norte de la ciudad, con la ocupación de sectores como La Mariscal o la González Suaréz, acogieron a la poblacional de la clase media acomodada que había abandonado de forma progresiva los barrios céntricos, dando paso a la construcción de nuevas edificaciones. Igualmente las políticas municipales enfatizaron su apoyo a la construcción de obras públicas como el desarrollo de las vías periféricas y ampliación de la red de agua potable.

47


3.

1. 2.

Porcelanatos, cerรกmicas, mallas decorativas, piedras naturales, piso bamboo, deck y mucho mรกs. La mejor selecciรณn para tus pisos y paredes, en marcas nacionales y extranjeras, estรก en Home Vega. 48


4. 5.

6.

1. Zirconio factor arcilla / 03.210.00732 2. Saloni revestimiento mosaico Numa Iris / 03.020.01164 3. Saloni Nautilus blanco / 03.020.07370 4. Mallas Safari Cebra / 03.241.0007 5. Saloni Made Nogal / 03.210.00795 6. Mallas Artist white / 03.241.00082

49


ENTREVISTA

50


ENTREVISTA

51


ENTREVISTA

52


ENTREVISTA

53


¿Sabes cómo se hacen las artesanías de

NATIVOS?

Esta técnica apareció simultáneamente en Europa y Latinoamérica. Consiste en la aplicación de fibra vegetal sobre madera previamente trabajada.

01

02

Las fibras, que vienen principalmente del trigo, son cortadas de forma longitudinal, calentadas y posteriormente alisadas con una piedra.

El artesano, entonces, procede a recortar la fibra y a darle color gracias a pigmentos naturales o minerales, para después aplicarlas, filamento a filamento, sobre la pieza de madera.

El resultado del Enchapado en Tamo se muestra a veces como un verdadero tejido de fibras vegetales, sorprendiéndonos tanto por su rigurosidad en las texturas como por la calidad de sus acabados.

04

Con piezas que pueden implicar cerca de 70 horas de trabajo en la decoración, la técnica del enchapado en tamo se perfila como una de las más minuciosas, finas y largas de ejecutar alrededor del mundo.

03

55 55


El reflejo en el tiempo y la literatura

E

l agua fue el primer espejo. En la superficie brillosa de un río, una fuente, el mar o un lago, el ser humano vio, por primera vez, su reflejo. Y la fascinación fue tal que sintió la necesidad de verse siempre, todo el tiempo, todos los días: nació la vanidad. La mitología griega lo cuenta a través de la historia de Narciso. Él era un joven de belleza casi divina, un rompecorazones. Una de sus víctimas amorosas fue la ninfa Eco, quien repetía las últimas sílabas de cuanto decía. Abatida por el desdén de Narciso, se refugió en una caverna hasta consumirse. Solo quedó su voz. Entonces Némesis, diosa de la venganza, hizo que el galante griego cayera enamorado de su propio reflejo; obsesionado con la imagen que el espejo de agua le devolvía, Narciso cayó y murió ahogado. Los primeros hombres y las primeras mujeres, además de fascinación, sintieron miedo al mirarse en un espejo. Pensaron que era obra de demonios, de fuerzas sobrenaturales. Incluso hubo quienes creyeron que, al atravesar un espejo, irían hacia otra dimensión. Los temores y mitos en torno al espejo se han transformado tanto como los materiales utilizados para su fabricación: cobre, bronce, rocas ígneas, oro y plata. Lo cierto es que los hallazgos arqueológicos muestran que los primeros espejos de cobre y bronce bruñido, encontrados en el valle del Indo y Egipto, fueron fabricados alrededor de 2900 años a.C. El descubrimiento y posterior desarrollo de la técnica de fabricación del vidrio cambió el

56

rumbo de la historia del espejo. A finales de la Edad Media, Venecia se había convertido en la capital occidental del vidrio, dotándolo de una transparencia y ductilidad nunca antes vista. Ya en 1507 se comenzaron a fabricar los espejos de vidrio con una lámina de metal bruñido en su parte posterior, y a penas unas décadas después, la gran demanda de espejos llevó a la instauración de una ley que penaba con la muerte a cualquier artesano del gremio que osara revelar el secreto de su fabricación. Para el siglo XVII, en Europa, los espejos se convirtieron en un objeto de lujo en la alta sociedad. Eran un símbolo de estatus para las clases dominantes. Por ello pasaron a ocupar grandes espacios en los salones, como la Galería de los Espejos, en el palacio de Versalles. La literatura y el cine continuamente han alimentado el enigma alrededor de los espejos. El escritor Lewis Carrol, autor de Alicia en el país de las maravillas, hace que su protagonista atraviese un espejo para situarse en otro mundo. Bram Stoker, creador de Drácula, juega con la idea de que los vampiros, por no tener alma, no pueden reflejarse en los espejos. Lo cierto es que los espejos siguen inquietando a la imaginación, y hasta se han dedicado versos a su presencia cotidiana e indescifrable. Como Jorge Luis Borges quien, melancólicamente, escribió esto: “Nos acecha el cristal/Si entre las cuatro/ paredes de una alcoba hay un espejo/ya no estoy solo/Hay otro/hay el reflejo/que arma en el alba un sigiloso teatro”.


57


Comedor Hatra Bernini / 11.005.00837 Sillas Hatra SL Monet / 11.005.00834

Un moderno comedor de vidrio y metal transforma cualquier espacio. La limpieza de su diseĂąo, combinada con el color blanco, resulta en una pieza versĂĄtil y elegante. Home Vega te invita a conocer su oferta de comedores en su lĂ­nea de hogar.

58


59


60


61


Se dice que los primeros habitantes de Nayón fueron mitimaes: indígenas rebeldes castigados por el Inca y desterrados de su pueblo originario en el Cuzco, a estas tierras. En la época colonial muchos de los pobladores de esta parroquia, ubicada a diez minutos de Quito, tenían el trabajo de barrenderos, mejor conocidos como capariches, quienes con grandes escobas hechas de ramas limpiaban la capital. Actualmente, Nayón es conocido como el jardín de Quito. Aquí se vende una infinidad de flores, cactus y árboles frutales. A pocos kilómetros del pueblo, hay una casa llena de estas plantas y de otros árboles nativos. No es una casa común, sus espacios están llenos de esculturas, de pinturas, 62


de objetos con significado e historia. Ahí vive Sara Palacios, escultora, y Fernando Pérez, ingeniero y educador por convicción. Después de años viviendo en departamentos, a principios de los 90 encontraron el terreno donde construirían finalmente su casa. En este lugar sólo había un árbol de guaba. Sara y Fernando no quisieron sacrificarlo así que la construcción estuvo determinado por este árbol, que hoy se alza grande y saludable sobre la puerta de entrada. “Nos arruinaron la vida”, se quejaban su hija y sus dos hijos aún adolescentes cuando llegaron a este lugar por un camino oscuro y empedrado, sin alumbrado eléctrico y con una sola casa vecina.

“Las esculturas necesitan espacio, s lo llenan todo” las escultur

a

63


EL GATO VIGÍA 64

EL TALLER EN LA CASA

GRIETAS HOJAS

ESCULTURA BIENVENIDA


f

“Es tradicional hacer la iesta del entechado como símbolo de que la casa ya está lista”

DESAYUNO EN EL PORCHE

La casa se construyó con calma. Sara sonríe y cuenta que no le importaba si la casa era de paja, lo que quería era que fuera grande, porque las esculturas necesitaban espacio. Y así fue. La casa se hizo grande, se levantaron las paredes, se sembraron árboles de tocte y de aguacate y se puso el techo. Fernando cuenta que en el austro ecuatoriano es tradicional hacer la fiesta del entechado como símbolo de que la casa ya está lista. Se reúnen amigos y familiares y colocan, generalmente, cruces o palomas. A Sara le gustan los gatos, así que decidió colocar un gato vigía de cerámica que cuide su casa desde lo alto. 65


Por fuera de la casa todo es muy verde. Huele fresco y a lo lejos se ve el Cotopaxi, que aparece entre dos eucaliptos enormes. Por dentro todo es amplio y, sin embargo, los espacios están llenos. Este tour de recuerdos empieza por la cocina donde canastas, ollas de barro y de acero son adornos que no se empolvan, son utensilios que aún cumplen su función y que componen un todo armónico junto a las esculturas moldeadas por Sara. De la cocina se pasa a una pequeña sala que, a su vez, dirige hacia el baño de invitados. Es pequeño, una tina ocupa gran parte del espacio, así como también ocupa un lugar importante en los recuerdos de Sara. Ella siempre quiso esa tina, desde el tiempo en que su madre la bañaba con agua de una vieja ducha eléctrica que emitía chorros indecisos entre calientes y fríos. Sara ubicó este objeto de nostalgia junto a pequeños elementos que hacen que el diseño de interiores cobre sentido. Algo tan simple como colocar ramas de eucaliptos del jardín en un jarrón blanco, hace que este espacio sea agradable y cómodo. El piso de la casa es de cemento pintado. Con el tiempo aparecieron grietas que, en vez de ser rellenadas, sirvieron como trazo inicial para dibujar pequeñas hojas que crecieron en todo el piso. En la segunda planta de la casa está el cuarto de Sara y Fernando. La luz favorece la vista. Sara se esmera por mantener un orden que ha sido construido durante años de trabajo y buenas decisiones al momento de elegir los objetos que ocupan los espacios. “No llenas por llenar —asegura Sara—, son cosas con las que te vinculas profundamente.” En la galería que Sara montó hace un año también hay profundidad. Alguna vez fue la sala, pero hoy es un espacio abierto al público donde mensualmente se exponen pinturas y esculturas de artistas ecuatorianos y extranjeros. La vida diaria y su cotidianidad tienen total independencia de la galería, aunque al ver tantas cosas agradables a la vista no se sabe bien cuando comienza la casa y cuando termina la galería. Este espacio estuvo planeado desde el tiempo del árbol de guaba solitario: “La idea de que la casa sea una galería siempre estuvo en mi mente. Yo le decía al Fernando, los hijos se van a ir, entonces hay que hacer un centro cultural porque Nayón va a crecer…”

66


g

“Yo hice una alerĂ­a porque me gusta compartir. En el arte es vital que la gente vea lo que haces, es como un puente a medio hacer. Me encanta que la gente venga y compartir con los artistasâ€?

67


La salida de esta vivienda es a través de un zaguán inspirado en las casas donde vivió Sara en su natal Cuenca. Para Sara, una casa ecuatoriana está planificada para ser vivida de acuerdo a las necesidades de la familia o de la persona. Actualmente se sobreponen las necesidades de los conjuntos habitacionales, las

68

necesidades de movilización, y esas son las que marcan la forma de vivir de las personas. Otro problema es que el espacio para el arte queda reducido a un solo cuadro que debe combinar con el sillón. En esta casa, lo que combina, es la importancia de los recuerdos que conservan los objetos, así de simple.


69


70


71

Revista Imagina  

Revista de diseño, arquitectura y decoración creada por el Sindicado Audiovisual para la empresa Home Vega.

Advertisement