Page 1


Editorial Humanos, lectores insaciables, el presente mass media se propone, presentarle a nuestro querido y bigotudo público (que por muy imaginario que sea) el extravagante mundo de Psicología y otras artes absurdas que se derivan de su “p” impronunciable. Para comenzar, pequeños, estamos en tiempos donde ya muchas voces han proliferado en coro de nuevas propuestas dentro de los reinos de la información, el entretenimiento, la publicidad y de la propaganda. Es por ello, que un grupo de agentes especiales decide tomar el “testimonio” y correr de relevos en pro de nuestros feligreses… hemos querido chupar un poco del mate y de pasada, ponerle un poco de “malicia”… Queremos decir, a lo caballero: ¡Aquí está toda esa información que por “diversas” razones se pasan por sus nalgas y no pos sus caras!

Extraído de La Cacerola N°6 “Suplemento Humorístico Revista Cauce (Edición 16), Hacia la Democracia con Humor”, Chile, 1984.

Digámosle a la corte, ¡Que la fiesta está llena de maleantes! ¡Hemos decidido repartirnos el botín! Se ha dado a luz a un nuevo monstruo, un boletín que como idea embrionaria nace de una de tantas asambleas de carrera celebradas en nuestro hogareño y folclórico Auditorio Wundt, ubicado dentro del pabellón, más conocido como “El T” que con la nueva pasada de pintura parece un hospital (otros dirán, un manicomio). Prosigamos, dentro de esas aulas, ocurren choques de ideas y de iniciativas titánicas que le ponen correa a los apuntes de cualquier cuaderno… sólo miren más allá de sus cuentas de Feisbu. He aquí mucho trigo que sembrar, mucho tema que discutir con la mamá, mucho lienzo que garabatear y muchas escaleras que subir y que bajar. Siga leyendo, por favor, porque afuera, tenemos demandas que revientan el globo. Tenemos que participar y dejar el circo de amarillos de una vez por todas. Intentaremos tomar el micrófono y empujar a otros talentos frustrados que se esconden detrás de tanto diván. Debemos ser serios con algunos discursos beatificados y volver a armar el rompecabezas, y sobre todo, hay una deuda con nuestra generación, (no los nietos del futuro ni los hijos perdidos de la historia), con nuestra alma matter en Chile, en Temuco, en la Universidad de La Frontera.

La señora interesante

Ahhh!

El femenino Don Juan Tenorio Sin más preámbulos, ármese de su equipaje y disfrute de nuestro humilde boletín soviético en autoría pendejos ultras, de nuestros llamativos comunicados color magenta y forme parte de esta gran familia incestuosa, porque aquí comienza los viajes del Gulliver que tiene lucazos. Es aquí donde aprenderán a cocinar las nuevas recetas del banquete mentalista, a criticar las problemáticas sin salir del spá, a boxear con los profes en el ring de la digresión, a jugar a la rayuela epistemológica. Eso y mucho más ¡Bon appetit! Comité central revista Disgrafia.

Dora la Exploradora El Dormilón

Gepeto

www.facebook.com/disgrafiarevista

Propuestas, comentarios, sugerencias y todo tipo de aporte será bienvenido

Frank el Conejo


.

Un jueves cualquiera.

En la asamblea se discuten muchos temas, de lo humano a lo divino las palabras surgen. Hoy hablaron de la marcha que se viene el jueves, se viene fuerte, dicen por ahí. Me muevo dentro del grupo que pactó con el sistema y decidió entrar al juego de “ser alguien en la vida”, aquellos que formamos parte de esta cadena que crea trabajadores dedicados a ganar plata. Dentro de este mundillo, me pregunto sobre la baja participación, inconstancia y dispersión. Gente que participa, pero que ingresa a jugar en una selva donde los partidos apartidistas (perdón, quise decir organizaciones políticas) buscan algún caos que dirigir. Hay una sala llamada Martin Baro en esta universidad, en un departamento que parece una isla perdida en el infinito océano de concreto, tras pasar un lomo de toro con el pavimento achicharrado. En uno de sus trabajos respecto a lo que él (Martín Baro) llamó Psicología de la liberación, hizo énfasis o más bien hincó el diente en un problema transversal a nuestra folclórica realidad latinoamericana: el fatalismo. Eje de nuestra idiosincrasia, de nuestra mentalidad pasiva, nuestra resignación de algo que creemos que es inevitable. Pareciese que estamos programados para refunfuñar en silencio, a delegar nuestra responsabilidad y ver la vida pasar. Heredamos la autoprofecía de la derrota o desarrollamos la patología única de hacernos los weones, de conformar un fatalismo existencial que favorece el inmovilismo. Me retiro un poco enojado y simplemente duermo… Día jueves, lluvia anunciada por el informe meteorológico, una gran paja para salir de la cama. Hace frio y no tengo ganas de nada. Las sábanas tientan a quedarme otros “cinco minutos”. - El tiempo es oro- dijo Henry Ford, presuroso, golpeo mi cara y me pongo de pie, camino sonámbulo con pasos de borracho, llego hasta la puerta del baño y me deslizo suavemente hasta quedar desnudo, viéndome frente al espejo y pronunciando “chucha que estoy guatón”. El agua está fría porque no he podido pagar el gas, escarcha baja por mi espalda, y mientras aguanto la respiración no dejo de sentirme ansioso. El viento helado sopla en mi rostro y con una cerrada de boca el frio no pasa, pero quiero sentir el frio, así que abro mi hocico y con una gran exhalación, camino.


literatura de las ciencias sociales, ¿a qué clase de atrofiado y macilento arte se refieren? El humo de los cañones, que en la ciudad debo atravesar, aún se siente en mis pulmones, las manos en los bolsillos del pantalón entre mis testículos para capear el intenso frio. Llego a mi destino y siento a mis camaradas de ideales llegar, con la vista al frente, con la cabeza llena de memoria, caminando en dos patas... erguidos. ¿Somos tan pocos? No, somos muchos. Somos muchos los que soñamos, somos muchos los que apuntamos a la misma dirección, somos muchos los que debemos llevar el peso del mundo sobre nuestros hombros, mientras otros se sientan a mirar y tomar sol sobre él, somos muchos los que, dispersos, nunca seremos suficientes, somos muchos los que unidos… avanzamos El tumulto de personas, en un festín de pasos… marchamos. Con las voces en lo alto rugiendo de ira y cambio… cantamos. Con los cuerpos fríos por la intensa lluvia… caminamos. Ya nada nos detiene, nos reímos de la lluvia, o como le dice mi viejo “espanta flojos”. Una voz se escucha al final de la columna ¡CÓMO ESTAMOS COMPAÑEROS! Todos rugimos con vigor desde lo más profundo de nuestros corazones ¡COMO LAS WEAS! Y así… recorrimos. Recorrimos la misma ruta de siempre, las mismas calles, la misma gente. Es extraño ver a los demás caminando por la acera ¡NO SE HAGAN LOS WEONES! Se escucha a unísono, una voz majestuosa e inclasificable de manera individual, era la voz de los que renuncian al sentido común. ¡Ahhh! & Gepeto

Serán varios los que se sienten fusilados al momento de investigar o dilucidar con mayor placer los atisbos que vislumbran… Hay quienes tienen sus dudas con la galaxia de las ciencias y sus intentos por hacer del conocimiento una elite al servicio de quienes le dan a luz. Y si me expreso mejor, poder definirlas a veces como un fin en sí mismas, producir un prolijo y prometedor promotor (con propiedad promiscua). En opinión más personal (más maquillada), alusivo a la labor más letrada, nunca me ha sido un placer pensar que la mayor parte de mis palabras, (ensayo de ideas) tengan que ser el vómito de las ilustraciones de otro renombrado qué sé yo. Esto podría sonar (hacer ruido para las yeguas) de alguna forma como una resistencia de calibre individualista, pero me niego y me opongo a formar parte de esta comunidad aséptica y cobarde, metareferenciados e industriales de documentación extraterrestre, carente de praxis y de mimosas guías.

Si los investigadores creen que están en pleno safari, capturando hallazgos asombrosos, o que son descubridores, me apenará decirles que están equivocados. Deberían ver el Basilisco que han alimentado al redactar sus informes. Pero vamos sin calma, todos tenemos el derecho a masturbarnos, ¿o no? Si tengo que citar, citaré al inigualable, un grande, el profesor Hawk del laboratorio de Déxter (dijeron que estaba loco como un pájaro). Y dice así, (con música): “tu mente es una máquina creativa, las respuestas de la vida tú las buscarás, si la mente la usas con creatividad, la luz podrás tu ver”… Porque crear no es referenciar, ni con talento, ni con esfuerzo, ni con abyectas verbigracias… {no os endilguéis por ellos}

El femenino

el café más caro del mundo es hecho con granos de café cagados por gatos, se llama Kopi Luwak y es producido en países del sudeste asiático y algunos de “primer mundo”.


Vituperio a las

normas APA Sumergiéndonos en las heladas aguas de la cascada del escrutinio intelectual y, refiriéndonos al capital de la matriz teórica presente en Psicología (y las demás ciencias sociales), tenemos que, en primer lugar, arrodillarnos y someternos a ciertos códigos y estrictas normas. Entendiéndolo de un modo más económico, tenemos que coartarnos y disminuir nuestras pretensiones para enaltecer las pretensiones de otros. Los siguientes párrafos no pretenden realizar una sacra deconstrucción ni tampoco parir una crítica con “espíritu crítico” (válgame la redundancia), de ésas que se acompañan de una artillería lingüística crónica y sádica, que demuele y demuele sólo desde un frente en la guerra de “renovación disciplinar”. Son tan sólo reflexiones del desayuno. estudiosos estudios de ex estudiantes que estudian lo estudiable. Ahora intentemos ser sinceros, hay a quienes les ha resultado engorroso familiarizarse con ellas y en la medida que se trabaja, respetar las condiciones que propugna. Y sí, es realmente tedioso revisar intachablemente aspectos tan nimios, tanta fecha, tanta palabra, cerciorarse de que cada “coma” o “punto” vaya en su lugar idóneo. De cursivas, abreviaturas, subrayados, paréntesis, etcétera. Pero no recaeremos en ese llanto de flojos, porque hay más ingredientes en la sopita. Y sucede… de repente somos víctimas de la cita, de la cita, de la cita. Somos líderes en rumiación y parejas de mayúsculas y caprichosas órdenes. La masticación misma.

Puedo reconocer que varios están al tanto del tan aclamado formato APA, las tablas de la ley de un Moisés que perdió “sus competencias interpersonales” hace rato... Las renombradas pautas de trabajo. Nos referiremos a ellas como la sarta de reglas establecidas que controlan la elaboración del prurito investigativopsicológico, las que tienen como meta (además de invadirnos) evitar el plagio y de pasada, beneficiar la trayectoria del dogma, resguardando categóricamente

Sinceramente, me es triste saber que esta fórmula de exploración y de mano de obra tiene el sentido de recopilar, recopilar y recopilar, muchas veces en defensa de intereses plenamente ortodoxos, de una erudición que se hace más digna con sólo su autoría. Es incomodísimo… pero bueno, habrán ciertas posturas que ontológicamente defienden que las ideas flotan y que todos tenemos la oportunidad de tomarlas… algunas palabras distorsionadas que sustraje de Varela, que con mucho respeto no citaré, pero por favor, cuando dicen revisar el “estado del arte” en la


THE BLACK KEYS El Camino (2011)

Como un tributo al pasado Lollapalooza del presente año y, en sintonía con una de las bandas más discurridas dentro del rock moderno y del mercado musical con sello independiente, traemos hoy ante ustedes una breve reseña de su más reciente trabajo, “El camino”, su séptimo álbum. De entrada, debemos considerar que el dúo de Ohio consolidó su carrera con una trayectoria de más de diez años. Además, gracias a su trabajo anterior, “Brothers”, alcanza y la atención alrededor del globo, en los canales de reproducción y dentro de la estética de la chaqueta de cuero y camisas a cuadros. El conjunto comienza a ganar mayor protagonismo con algunos sencillos en las listas radiales, alcanzado la cúspide de la fama con más reciente premiación en la última versión de los premios Grammy‟s. The Black Keys se destaca particularmente por ser una banda que trabaja bien la fórmula del rock en sus múltiples aristas. Su evolución se marca principalmente desde un garage/blues rock hasta un rock mucho más melódico con actuales influencias de elementos derivados del rock „n‟ roll, el blues, el surf rock o el rockabilly, por nombrar algunos. Actualmente, se subraya la incorporación de otros miembros

en la agrupación que adornan con la inclusión de bajos, teclados o coros que le entregan diferentes matices a la hora de crear y de tocar, generando un sonido que pasa por la carretera, por el taller mecánico, por las los rincones del pueblo; con sus almacenes, sus hoteles, sus bares y sus iglesias. Dentro del disco, tenemos una interesante gama auditiva de ritmos fornidos, estribillos comunales, riffs pegajosos y de algunos silencios angelicales. Temas como “Lonely Boy” desentrañan la energía y el arranque de motores al bermellón en breves minutos. “Dead and Gone” y ”Gold On The Ceiling” se encargan de mantener la atmósfera, de tener en buenas condiciones los neumáticos en la carrera, ninguna de las dos pierde la dirección a pesar de sus diferencias métricas. “Little Black Submarines” es quizás la más diferente de la lista y merece crédito por subrayar en un principio la calma y la templanza de una voz que (a perspectiva de quien escribe), perdona nuestros pecados para después desarraigar las pasiones más indómitas a través del surtido ejercicio de una batería que irrumpe como el estallido de un volcán, seguido de la compañía en voces que puntualizan un desenlace con semblante de himno. Los siguientes temas como “Money Maker” y “Run Right Back” mantienen la ejecución de la maquinaria, destacando un sonido de fábrica, de persecución y de alarma. Después le sigue “Sister”, entretenida, sencilla y bien acompasada. En “Hell of the Season” se toman la molestia de regalarnos en profundidad

un cántico que pareciese esconder otras delicadezas detrás de sus obscuras estrofas. Los últimos temas tienen un aire más urbano como “Stop Stop” y por otro lado, sigue la fantástica e incluso romántica “Nova Baby”, una catarsis incandescente, que por muy “sweet” que sea (como mucho de los últimos temas), no deja de ser grandiosa. El recorrido se termina con “Mind Eraser”, que se entiende como un honor al rock más clásico, un tema que parece estar apunto, a pesar de la gran abundancia de carbón en la parrilla. En resumidas cuentas, nos encontramos con un disco célebre, en donde cualquier canción podría haber sido un single exitoso. Un álbum digno de la crítica y abierto a la recepción más abierta (¡Ojo!, ¡no se dejen llevar por tanta epifanía hipster!). Dan Auerbach con voces magistrales, limpias, del noreste,

aprovechando la mayor calidad de su registro y con composiciones dignas de ser estrellada en cualquier Fender y por otro lado, un Patrick Carrey más versátil, rápido y “esforzado” en la percusión, sin dejar de lado su notable labor productiva alrededor de estos casi treinta y ocho minutos de deleite auditivo. Cabe mencionar que, a pesar de ser uno de los discos más exitosos del dúo y que a pesar de tener un sonido mucho más orientado a un público que busca “lo fashion”, lo “novedoso” (por no decir popero), la obra completa no deja de ser magnífica en su calibre. Muy recomendable.

El femenino

Disgrafia 1ra edición  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you