Page 1


2

Ago-Oct 2015


Jhody Mendoza: Espacio Fotografía acreedora del tercer lugar del concurso interno de fotografías DESDE EL ESPACIO PATIÑO: Fotografiando cultura y públicos

Nombre de la revista

3


ÍNDICE

Muñecas Pag. 12

La sonrisa deBea pag. 16

Pasos que promueven cultura Pag. 20

Un poeta con la locura quemada por el sol Pag. 22 4

Ago-Oct 2015


Un lugar de historias e historietas Pag. 10

Trasfondo de galerĂ­a Pag. 18

FotografĂ­as para la historia Pag. 30

Ciudad de arcilla Pag. 31

Nombre de la revista

5


NOTA 1 Con mucho gusto presentamos el primer nĂşmero de esta revista, cuyo nombre, al igual que su contenido, se irĂĄ construyendo junto al aporte creativo de sus lectores. Esperamos, en cada uno de sus nĂşmeros, reflejar los trasfondos y las diferentes facetas del trabajo de personas y espacios que llevan a cabo la actividad cultural en La Paz. Los invitamos, lectores, a disfrutar de esta primera entrega.

6

Ago-Oct 2015


PONLE NOMBRE A ESTA REVISTA Bases del concurso Primera etapa El participante deberá llenar el formulario ubicado en nuestra página www.espaciopatino.org en el área de convocatorias o en nuestras redes sociales, en Facebook, twitter o en google+.

Segunda etapa Nuestro comité seleccionador elegirá 3 nombres que serán sometidos a votación de los usuarios en nuestras redes sociales.

Plazo del concurso Primera etapa: Del viernes 16 de octubre al viernes 6 de noviembre Segunda etapa: Del lunes 16 al viernes 20 de noviembre

2015 Premios 1er lugar: Lote de libros de la Fundación Simón I. Patiño y una suscripción en el CEDOAL para el 2016 2do y 3er lugar: Un libro de arte de la Fundación Simón I. Patiño

Nombre de la revista

7


L

a escena es frontal. Tres planos. Al fondo, yace en el suelo (¿de un patio?) un bulto; deducimos que bajo el plástico negro que lo recubre y oculta está un cadáver. En segundo plano, al medio, un hombre joven de pie, en uniforme, de soldado o policía. A su izquierda, se entrevé parte de un edificio. Desde el primer plano, del costado a la izquierda del espectador, avanza una mujer, en diagonal, hacia el joven que ocupa el segundo plano. Mediana edad, viste un abrigo de cuero, me parece que es negro, gafas; sus cabellos, que rozan los hombros, ondulan desordenados por el viento. Es una jornada gris y fría. La mujer mira el bulto en tercer plano, se arroja sobre el soldado -o policía-, quien sorprendido por el inesperado/desesperado abrazo revela en el rostro su desconcierto; busca ayuda con la mirada, una instrucción quizás, un relevo. No sabe qué hacer, turbado la ciñe en un tímido abrazo. La mujer se desploma lentamente, prolongando el abrazo a lo largo del cuerpo del joven uniformado: estatua de cera que se derrite por el dolor, gime. Es lo indecible. Intuyo, no, estoy segura, ella es la madre de quien yace bajo el plástico negro. Sublime, me conmuevo. ¿Neorealismo italiano? ¿Película rusa? Ucrania, febrero 2105. Todo es arte. ¿Ética? ¿Estética? Apago el televisor, voy a la cocina a calentarme la cena.

8

Ago-Oct 2015


Michela Pentimalli Direcctora Sergio Velasco Muñoz Idea original, redactor y editor, fotografía, diseño y maquetación Jaqueline Calatayud Revisión de textos Nombre de la revista

9


e d r a g u l n U S A I R O T S I H s a t e i r o t s i h e

Cuando llegué por primera vez al C+C, animado por las entusiastas recomendaciones de algunos amigos, noté desde la entrada que no se trataba de una biblioteca cualquiera. Al abrir la puerta mi nariz se topó con su ya característico olor, mezcla de café, revista y grafito de lápiz, que acompañaría mis lecturas los días y semanas posteriores.

10 Ago-Oct 2015

El C+C es un centro de promoción y difusión de artes alternativas que, con el tiempo, se ha convertido en la guarida de lectores, dibujantes, ilustradores, caricaturistas, y animadores de todo gusto y edad. “El Centro del comic nació de la idea de establecer un Café de las Culturas, y, con el paso del tiempo, se adoptó la idea de establecer un

café con comics, puede que haya sido el primer café con estas características en toda Bolivia”, cuenta Francisco Leñero, responsable del C+C Espacio. Lejos de la idea inicial, el camino recorrido por el C+C lo ha llevado a ser el principal impulsor del boom de la historieta y la animación en Bolivia. Un asiduo lector me dice:


“Cuando uno entra al C+C, siente otra cosa, el ambiente mismo se disfruta y da gusto quedarse aquí”; por sus palabras comprendo por qué es una biblioteca tan concurrida, la familiaridad y la confianza se reflejan en detalles como la estantería abierta, cuyo sistema he visto en pocos lugar de Bolivia. El C+C es una invitación a que las personas compartan lecturas, dibujos, ilustraciones… y en el transcurso se hagan amigos, se conformen colectivos, y se salte todo tipo de brechas. Todos aprenden de todos, en una dinámica donde las historias fluyen, se cuentan, se dibujan y te invitan.

La historia del C+C comienza en el año 2003 y

no se ha detenido

Nombre de la revista

11


MUÑECAS

Un museo en Sopocachi Muchas veces los recuerdos son los que recorren los hilos, la tela, la madera, la cerámica, las piezas, la historia y los lugares. Las muñecas son piezas que llevan en sí las características de algún momento, de algún lugar y de determinada cultura.

12 Ago-Oct 2015


Nombre de la revista

13


Más de 2000 piezas “La gente ve en un recorrido de una hora muchísimos países y puede contrastar las similitudes y las diferencias con lo nuestro” Roxana Salazar Paredes directora del Museo de las Muñecas

14 Ago-Oct 2015

Elsa Paredes de Salazar empezó a coleccionar las muñecas que le regalaban desde que era muy niña; el cariño que desarrolló hacia las mismas creció con el tiempo, generando en ella la necesidad de compartirlas, de mostrarlas… De esta necesidad surgió la iniciativa de fundar el Museo de las Muñecas, que se abrió al público el año 2009 y que actualmente cuenta con alrededor de dos mil piezas en exposición permanente, con ejemplares de diferentes partes del mundo. Las muñecas en exposición fueron traídas desde los países en los cuales fueron elaboradas, y por ello muestran las características propias de cada cultura, asimismo, los materiales de las piezas son diversos: porcelana, tela, pasta, latón, yeso, papel maché, goma, plástico, madera, migajón, etc.


“La gente ve, en un recorrido de una hora, muchísimos países, y puede contrastar las similitudes y las diferencias con lo nuestro”, nos dice Roxana Salazar, actual directora del museo. El museo ha tenido muy buena respuesta del público, esto se vio claramente en la Noche de los Museos, cuando la fila de personas que querían ver su exposición se extendía por varias calles. “Tanto niños como adultos muestran su alegría al ver nuestras vitrinas y, en general, tienen comentarios favorables hacia nuestro museo”, comentó su directora. El museo abre sus puertas los días martes y jueves en los horarios de 16:00 a 19:00 Hrs. Dirección: Calle Rosendo Gutierrez 550 Contactos: Teléfono: 76201981 E-mail de Contacto: info@museoelsaparedes.com

Nombre de la revista

15


La sonrisa de Bea

Un homenaje a la vida, la sonrisa de Beatriz Cajías

Una mañana de febrero de 1995, los alumnos de primer año de la carrera Ciencias de la Educación esperábamos a la docente; nos habían dicho que era una persona muy exigente y que le gustaba que sus alumnos se esforzaran tanto en las aulas como en las actividades extras que designaba. En medio de un ambiente de total incertidumbre vimos llegar a una mujer cargada de libros, con un paso lento y una sonrisa tranquilizadora. Desde ese momento, ambas estuvimos vinculadas a través de diferentes facetas, ella como docente, amiga, maestra y colega. Beatriz Cajías de la Vega, la Bea para los conocidos, nació un 21 de octubre de 1952, hija de don Huáscar Cajías y Beatriz de la Vega. Durante su infancia compartió mucho con sus nueve hermanos y aprendió cosas de cada uno de ellos; mientras que unos le hablaban de unas materias los demás le hablaban de otras, por ello su formación intelectual se gestó en el seno de su familia. Ella comentaba, como anécdota, que cada fin de año su mamá le hacía una lista de los libros que tenía que leer durante el año, y que con su papá discutía sobre los libros que había leído. Estudió hasta el bachillerato en el

16 Ago-Oct 2015

colegio Alemán, lugar que recordaba con mucho cariño porque ahí aprendió a leer. Fue una de las impulsoras para la creación de la Carrera de Ciencias de la Educación, en plena dictadura de Banzer, en la Universidad Mayor de San Andrés, de la cuál sería docente por alrededor de veinte años. El descubrimiento más hermoso que marcó su infancia fue aprender a leer y desde el momento que empezó no paró nunca más, siempre estaba leyendo y motivaba a sus alumnos a hacer lo mismo. Una de las facetas de su vida que le dio grandes satisfacciones fue la maternidad, adoraba a su hijo, pero eso nunca le impidió inculcarle el estudio, la lectura y la constante presencia de las letras. Como docente universitaria, su mayor preocupación fue la calidad educativa, que mantenía en sus

clases, proponiendo lecturas de autores reconocidos, debates en profundidad y charlas más informales en las cuales generosamente brindaba toda su experiencia al servicio de sus estudiantes. Los que hemos tenido la fortuna de compartir más directamente con ella podemos dar fe de su coherencia al llevar a la práctica lo que leía. Sus grandes preocupaciones eran: cómo se estaba enseñando en los colegios, cómo se enseñaba en la universidad; estaba en total desacuerdo con las formas tradicionales y repetitivas de enseñanza y consideraba que los docentes debían ser personas propositivas, críticas, conocedoras de sus alumnos y del contexto en el cual éstos se desenvuelven. Una de sus cualidades, que ha marcado la relación con sus estudiantes, amigos y conocidos, era su


generosidad, la Bea se caracterizó por poner a disposición todos sus libros, sólo bastaba que le mencionaras que necesitabas algunos libros para una materia, investigación o lo que fuera y ya ella te citaba para que recojieras la pila de libros que ponía a tu disposición. Sus grandes pasiones eran el cine, el que empezó a disfrutar cuando era muy pequeña acompañada de su papá, y la cocina, le gustaba preparar platos muy sofisticados para los amigos cercanos y familiares, así que no era raro escucharla intercambiar sus recetas. La Bea amaba la vida y una forma de manifestar su amor por la vida era su sonrisa, típica en ella. Después de algún disgusto, molestia o problema, no importaba cuán grande fuera éste, te regalaba una sonrisa. Ella quería que la recordáramos así, como una mujer que

enfrenba las desavenencias de la vida con una sonrisa, una mujer valiente, que hasta el último momento le dio lucha a la enfermedad, valorando cada minuto de la vida discutiendo sobre la Educación Boliviana. Este es mi reconocimiento a una de las primeras pedagogas bolivianas. Con todo el cariño y agradecimiento, Sussy Soto Portugal.

Nombre de la revista

17


Trasfondo de galería

Lo que hay detras de una exposición Mientras uno disfruta de una exposición, una presentación de libro, un concierto o una charla en el Espacio Simón I. Patiño, hay detrás toda una historia de semanas de planificación que los visitantes a la galería apenas imaginan. Los detalles a cuidar, desde el diseño de las invitaciones hasta el complejo y moroso “arte” de montar una exposición, son algunos de los aspectos que con diligencia, habilidad y sobre todo experiencia, lleva a cabo todo el equipo de trabajo del Espacio Patiño. Una actividad que demanda mucho compromiso y atención a los detalles son las exposiciones, Juan Conde, técnico montajista del Espacio Patiño, dice al respecto “Uno aprende a ser y a hacer de todo. Cada exposición es diferente y todas tienen su complicación; ninguna deja de ser magnífica”. Obviamente, en el caso de una exposición pictórica, ésta va más allá del simple colgar cuadros en la pared, se ha fijado usted, por ejemplo, en la simetría entre cuadro y cuadro, en la posición de las luces o en las fichas de datos de las obras, todo fríamente planificado con mucho tiempo de anticipación y realizado con mucho cuidado. Aparte de ello podemos mencionar el trabajo que significa pensar en la disposición de las obras en el espacio físico, ordenadas por temática o por estilo; el trabajo en coordinación con los artistas, con periodistas y con todos aquellos

18 Ago-Oct 2015

que de un modo u otro se ven involucrados. De igual modo los conciertos representan otra cantidad de desafíos a ser vencidos, micrófonos, parlantes, amplificadores, consolas, pruebas de sonido de cada uno de los instrumentos y hasta el cableado han sido colocados y testeados varias horas antes. Pero en este caso específico el trabajo no termina cuando inicia el concierto, mientras Ud. disfruta de la música hay mucha gente que por detrás está atenta a que nada falle, que las luces se apaguen y enciendan en los momentos correctos, que todos los micrófonos manden señal sin saturación de sonido y, en algunos casos, que la proyección de video sea la correcta para que todos puedan disfrutar de la actividad. Lo arriba mencionado son dos ejemplos de los muchos que podríamos dar respecto a los trasfondos que ocurren detrás de cada actividad cultural pero nos quedamos con éstos porque, sin duda alguna, son los que mejor evidencian el trabajo de coordinación que se lleva a cabo. Luego del brindis de honor y de haber disfrutado de la música, la danza, el teatro, la poesía o la plástica, sólo queda espacio para un pequeño respiro de satisfacción por la labor bien cumplida porque inmediatamente después hay que empezar con la planificación de la siguiente actividad.


FotografĂ­a: Sergio Velasco M. Nombre de la revista

19


Pasos que promueven cultura y educación

Andrés Choque: Piensa Arte

Fotografía acreedora del primer premio ex aequo del concurso interno de fotografías DESDE EL ESPACIO PATIÑO: Fotografiando cultura y públicos

20 Ago-Oct 2015


El Espacio Simón I. Patiño celebra sus 30 años El 14 de septiembre de 1984 abría sus puertas el Espacio Portales, un centro que se convertiría en uno de los espacios, culturales y de formación más reconocidos del país. “Comencé a trabajar en una pequeña oficina en el edificio Alborada; de ahí, en 1993, el Espacio se trasladó al edificio Alameda en el Prado, en el que contaba con una oficina, una sala pequeña para exposiciones, conferencias y presentaciones de libros”, cuenta María Tapia, actual coordinadora del Espacio Simón I. Patiño. Con el pasar del tiempo, la asistencia a las actividades del Espacio Portales fue incrementándose, convirtiéndose en referente de arte y cultura en la ciudad de La Paz. El 26 de noviembre de 1993, con alrededor de 100 personas, el Espacio Portales cerró el primer ciclo “Conozca al autor”, con la presentación del Dr. Jorge Alejandro Ovando-Sanz y la intervención del Dr. José Roberto Arze, quien hizo referencia a la vida, profesionalidad y obras del participante. El jueves 2 de marzo de 1995, se realizó la presentación del disco compacto y cassette de la película “Para recibir el canto de los pájaros”, a cargo del enton-

ces periodista Carlos D. Mesa, ante una sala completamente llena. La música, interpretada por Emma Junaro, había sido compuesta por Cergio Prudencio para la película del Grupo Ukamau, dirigida por Jorge Sanjinés. Dos meses después, el miércoles 7 de junio, se presentó la obra teatral “Cancionero del mundo” del grupo Teatro de los Andes, con la actuación de Lucas Achirico, Gonzalo Callejas, María Teresa dal Pero y Filippo Plancher, bajo la dirección de César Brie. Al inicio del espectáculo se escuchó una canción de cuna española, a partir de ese momento entraron en juego muchos elementos que determinan la esencia del grupo. Ya no se trataba de músicos eruditos, folklóricos y populares, se trataba de cuatro actores que a través de sus voces reunieron veintiocho canciones de diferentes nacionalidades, para escenificarlas mediante detalles sutiles, realizados por manifestaciones gestuales, tonales y corporales. Fueron muchas las personalidades que pasaron por el Espacio Portales: el artista Milguer Yapur con una exposición de óleos, la escritora Blanca Wie-

En el año 2014 el Espaio Simón I. Patiño cumplió 30 años una celebración que anuncia un nuevo ciclo y bastantes sorpresas. Nombre de la revista

21


22 Ago-Oct 2015


huchter con la presentación del poemario El rigor de la llama, artistas plásticos como Osvaldo Figueroa y Freddy Murillo o el fotógrafo Luis Zavala Castro, entre otros. En el año 1996, el Espacio Portales cambió su nombre a Espacio Simón I. Patiño y se trasladó a la zona de Sopocachi. El ex director de la Fundación Simón I. Patiño, Jhon Dubouchet, se refirió a tal suceso a través de un informe de actividades del mismo año: “En 1984, la Fundación Simón I. Patiño inauguraba su espacio Cultural en El Prado y, aunque durante esos doce años de actividad tal lugar ha jugado un papel de valor en la cultura paceña, ha sido sin la envergadura y ambición que la Fundación ha

siempre nutrido a este respecto. Con la disposición de los nuevos locales, situados en un barrio de creciente desarrollo cultural, con ambientes amplios y adecuados, no hay duda que podremos, al fin, desarrollar los programas que siempre hemos considerados apropiados, tanto para la capital administrativa del país como para el país mismo…”

Nombre de la revista

23


24 Ago-Oct 2015


FotografĂ­a: Sergio Velasco Nombre de la revista

25


HACIA NUEVOS HORIZONTES Con el pasar de los años, las actividades se fueron incrementando, por lo que, según palabras de María Tapia, se vio la necesidad de crear áreas que satisfagan la demanda del contexto. Una de las áreas del actual Espacio Patiño es el CEDOAL, que colecciona, preserva y difunde documentos, en diferentes soportes, en artes y literaturas de América Latina, además de promover y organizar actividades educativas, culturales y artísticas de acceso público. Su acervo documental consta de 26.907 títulos entre textos en formatos diversos (libros, revistas y periódicos), música escrita y grabada en diferentes soportes y materiales audiovisuales, afiches y diapositivas. El C+C Espacio, que en sus inicios llevaba el nombre de Café de las Culturas, está abocado a la difusión y promoción del arte se-

26 Ago-Oct 2015

cuencial (historieta), la animación y la ilustración, y dispone de una biblioteca especializada en historieta, única en Latinoamérica, que cuenta con más de 2500 libros y revistas de todos los continentes, principalmente en español, en francés, portugués e inglés. El Centro de Acción Pedagógica, CAP, tiene como objetivo fundamental proyectar y concretar acciones de apoyo complementarias y/o alternativas a la educación formal, algunas de ellas están dirigidas a fortalecer el trabajo en aula de maestros y educadores, orientado a la promoción de la lectura y escritura creativa para niñas, niños y jóvenes. Entre los muchos momentos importantes para el Espacio Patiño, sin duda resalto su participación en eventos internacionales como el FITAZ o la Bienal del Cartel, así como en otras actividades que ya no se realizan, como el

Foto Encuentro. Uno de los momentos más significativos vividos en 2014, para el Espacio Patiño, fue que una de sus publicaciones, el libro Bolivia los caminos de la escultura, haya sido incluido en la Biblioteca del Bicentenario de Bolivia, como una de las 200 obras fundamentales del acervo cultural boliviano. El Espacio Patiño se ha caracterizado por ser una institución de múltiples intereses, comprometida con la colectividad, con muchos proyectos por realizar. “Quisiéramos llegar ahora a atender a zonas de la población sin acceso a manifestaciones artísticas, llegar más a los jóvenes, ya lo estamos haciendo con diferentes proyectos, y lo seguiremos haciendo”, afirmó Michela Pentimalli.


Nombre de la revista

27


Un espacio propio: el Espacio Simón I. Patiño se prepara para llenar aún más la ciudad de La Paz de arte, cultura y acciones pedagógicas desde el corazón de Sopocachi, barrio cultural y bohemio del centro paceño. El nuevo edificio, nos cuenta la arquitecta Zulema Montaño, quien hace el seguimiento del proyecto, tendrá siete pisos y contará con un moderno teatro-auditorio para 200 butacas, un nuevo Centro del Comic, mucho más funcional, con espacios para talleres de dibujo digital y animación. “Existirán dos salas de exposición, una de ellas se conectará con una terraza. En el mismo nivel, se tendrá la biblioteca del CEDOAL, el C Musical y un rincón de lectura para los niños”, afirmó Zulema. En los siguientes números de la revista ofreceremos a nuestros lectores más noticias de este monumental proyecto que el Espacio Patiño ha emprendido para continuar su labor dedicada al fomento de la cultura y la educación en la ciudad de La Paz.

28 Ago-Oct 2015


Nombre de la revista

29


Rodny Montoya

Un poeta con la locura quemada por el sol Rodny Montoya Rojas se autodenomina “poeta y carnívoro” además dice que “cree en ovnis y no en la iglesia, tiene la locura quemada por el sol y sufre del mal de altura”. Nació en la ciudad de La Paz en 1981, es además fotógrafo y apasionado de la producción audiovisual. Sobre Toda sombra es un abismo su primer libro de poesía presentado en 2013, dice el poeta orureño Sergio Gareca: “es un viaje por lo atemporal, una danza obscura con la muerte hasta el descubrimiento de una luz propia y con ella la vida”. También la literata Mónica Velásquez escribe refiriéndose a los poemas del libro de Montoya: “Abismo, sombra y palabra es un triángulo frecuente en la poesía contemporánea. En esta escritura, sin embargo, dicha tradición toma sus singularidades y lenguajes propios. Si el abismo es lo innombrable, radica justamente en su latencia, a punto de abordar o revertir cualquier significante, pero en todo caso suele estar a la vera del sujeto poético”. A continuación compartimos con ustedes algunos de los poemas que se encuentran en Toda Sombra es un Abismo.

30 Ago-Oct 2015

“Toda sombra es un abismo Es una boca a la medida Como la de la muerte Donde caben todas las palabras, Pero no se pronuncia Ninguna…” La sombra, La palabra, El abismo, Así diciendo…


[Una hoja de coca...] Una hoja de coca Mal pijchada Me dijo sobre la muerte: “Es como sombra en la boca, Ya no necesitas Mordisquear las uñas De los muertos Para saber más...” Mi abuela Que estaba en todo Y también sabía de estas cosas Me decía: “Toda sombra es un abismo Es una boca a la medida Como de la muerte Donde caben todas las palabras, Pero no se pronuncia Ninguna…” La sombra, La palabra El abismo, Así diciendo… Nombre de la revista

31


FOTOGRAFÍAS PARA LA HISTORIA cido en el que están presentes otros temas socioeconómicos específicos de la región.

Fruto de la alianza entre el Espacio Patiño de La Paz y la Universidad Técnica de Oruro, nace Fotografías para la historia. Simón I. Patiño: estaño y vida cotidiana, 1900-1930, un libro en el que la calidad de los textos va acompañada por una cuidadosa presentación que equilibra diseño y fotografía.

El contenido del libro “En él encontramos167 fotografías de indudable importancia testimonial, legado de la familia Patiño, que abarcan un período significativo de la historia de Bolivia. Las mismas están acompañadas por cuatro artículos escritos por especialistas: Silvia Arze, Fabrizio Cazorla M., Carlos Serrano B. y Raúl J. Azurduy R.

La historiadora Silvia Arze es autoLa historiadora Silvia Arze es autora del artículo Bolivia en la primera mitad del siglo XX. Su trabajo

32 Ago-Oct 2015

destaca los importantes cambios que sufrió el país en este medio siglo, en los ámbitos político, social, cultural y económico. Este artículo se complementa con un cuadro que muestra una línea de tiempo desplegable que abarca más de un siglo -de 1860 a 1975- y ordena en ella los eventos más importantes en la vida de la República; en el límite superior, vincula estos hechos con los acontecimientos internacionales que tienen impacto en Bolivia: guerras, revoluciones, inventos, y, en el extremo inferior, sitúa la industria minera del país y la vida de Patiño, industrial minero boliviano. Es, entonces, un documento de referencia muy importante para el estudioso que se aproxime a ese momento de nuestra historia”. (Luis Oporto Ordóñez) “En La ciudad de Oruro a principios del siglo XX, Fabrizio Cazorla aproxima la problemática social y económica a un contexto más redu-

Carlos Serrano presenta, de manera muy sucinta, la vida de El industrial Simón I. Patiño y su entorno familiar. Inicia con los orígenes de Patiño, marcados por la pobreza, extendiéndose luego narrando la formación del imperio minero de Patiño y el desarrollo de su poderío económico. Finalmente, Raúl Azurduy es el autor de Los trabajadores de la empresa minera La Salvadora. Estructura social y relaciones laborales; como indica la segunda parte del título, este investigador hace énfasis en el hallazgo del germen de derechos y obligaciones del derecho laboral, en las organizaciones mineras de Bolivia. El libro es una invitación a conocer, mediante textos e imágenes, los tres decenios en los que la industria extractiva de materias primas en Bolivia definió su economía y su destino”. (Ana María Gottret)


CIUDAD

DE

ARCILLA EL LIBRO ARTE

El libro como arte llegaría a ser la continua transformación del objeto en sí mismo. El elemento que llega a alcanzar un significante variable no siempre se consolida en la significación sugerida por el artista.

Eloísa Paz ha logrado visibilizar y representar, a través de su arte, los objetos urbanos que se narran por sí solos navegando en el inconsciente colectivo del hombre urbano en lo lúdico de su relación con la materia. En este entendido, quiero remitirme a la afirmación de Chistian Dolker, un estudioso de las percepciones humanas para la reconstrucción de la realidad en realidades: “…la cotidianidad de la sociedad mantiene invisibles hechos y objetos por estar tan en la superficie de las cosas”.

La realidad lúdica del sujeto observador se apropia de la realidad material para poder interactuar con ella, desde la tensión en los cables “Bocetos sobre cielo”, pasando por las nocturnas y trasnochadas esculturas de formas aleatorias condensadas en espacios públicos, “esculturas encontradas” hasta llegar a consolidar una “ciudad de arcilla” maleable e irrepetible. Artículo: Sergio Velasco M.

La realidad objetiva de los espacios compartidos urbanos se llega a re-construir en las diferentes realidades (subjetivas) de cada persona, este es el momento en el que la obra de Eloísa involucra al espectador invitándolo a ser partícipe de la misma.

Nombre de la revista

33


34 Ago-Oct 2015 Fotografía: Sergio Velasco M.

Fotografía: Sergio Velasco


Visitenos en nuestra pรกgina web

http://www.espacio.fundacionpatino.org/

Nombre de la revista

35

Espacio Compartido Nº 1  

Con mucho gusto presentamos el primer número de esta revista, cuyo nombre, al igual que su contenido, se irá construyendo junto al aporte cr...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you