Page 1

Mi credo pedag贸gico. John Dewey


Artículo 1: Lo que es la educación. Experta: Silvia Cano Holer. Entre las ideas principales que el autor destaca en el texto podemos señalar: - Que la educación procede de la participación. - La influencia de la conciencia social de la raza. - Proceso inconsciente que va formando hábitos, educando sus ideas y despertando sus sentimientos y emociones. - La educación verdadera se realiza estimulando la capacidad del niño por las exigencias de las situaciones sociales. - Hay que sacar el máximo partido al niño. - La conciencia del autor acerca del bienestar social. - Se debe tener en cuenta el aspecto psicológico y social para una buena educación. - El niño tiene instintos, pero necesita de la sociedad para poder interpretarlos. - La necesidad de ser activo en las relaciones sociales y la importancia del bienestar del grupo. - Es necesario conocer la finalidad, el uso y la función de cada una de las capacidades del niño. - La adaptación, concepto que surge del desarrollo de las capacidades. - Hay que partir de lo psicológico, las capacidades y los hábitos, y dirigirse hacia el servicio social, es decir, a ser ciudadano.

- Prepararle para la vida ulterior significa prepararle para que tenga el pleno y rápido uso de todas sus capacidades. Entre las principales ideas de John Dewey que podemos relacionar con la actualidad estarían: - La idea de que la raza influye, pero no es determinante. - Se pretende sacar el máximo partido al niño. - La importancia del bienestar social, de las relaciones sociales y del bienestar del grupo. - Se tiene en cuenta lo psicológico y lo social en el aprendizaje del niño. - La sociedad influye de forma determinante. - Es necesario desarrollar al máximo las capacidades del niño y fomentar la interacción. - La enseñanza se adapta a las capacidades del niño.


Artículo 2: Lo que es la escuela. Experta: Beatriz Palma García-Page. Para Dewey, la escuela es una forma de vida en comunidad, con todos los medios más eficaces. Debe representar la vida real y ser funcional para un futuro, ya que toda educación que no se basa en una forma de vida se aleja de la realidad. Un aspecto importante es que la forma de educar debe ser simple. La forma de aprender del niño debe ser a través de sus experiencias, creando así un aprendizaje significativo. La educación recibida en la escuela debe ser una continuidad de la impartida en la familia. También, debe existir un vínculo de relación entre los maestros y alumnos, y no solo limitarse a la opinión de los maestros. Por último, tiene que existir una totalidad entre los conocimientos adquiridos y los exámenes deben evaluar si los niños están capacitados para la vida social.

Artículo 3: Las materias de enseñanza. Experta: Paloma Ocaña Aranda. En este artículo Dewey habla de la vida social como la base del desarrollo educativo del niño y afirma que gracias a ella se adquiere el concepto del esfuerzo y el pleno desarrollo global. El plan educativo de ese momento estaba diseñado para que las materias estuvieran aisladas sin relacionarlas con la vida cotidiana del niño, algo de lo que Dewey estaba en contra. El autor piensa que el aprendizaje del niño debería ser significativo. Se debe empezar desde los conceptos básicos, centrándose en las propias actividades del niño y no introduciéndole directamente en materias como literatura, ciencia o historia. Dewey define literatura como la expresión refleja y la interpretación de la experiencia social. También asegura que para que tenga sentido la historia, debe estar relacionada con la vida social plenamente. La base primaria de la educación se basa en las capacidades formadas del niño. Incluye las denominadas actividades expresivas o constructivas a las que pertenecería la cocina, la costura, trabajos manuales…Éstas son el verdadero centro de la actividad social y deberían servir como medio para el desarrollo del estudio de materias más formales. La enseñanza de las ciencias se presenta de forma objetiva sin relación a la experiencia previa del niño, siendo ésta la que le da valor. El estudio de la literatura y el lenguaje ha perdido valor al eliminar el elemento social y delimitarse solo a la expresión del pensamiento. La educación debería basarse en la experiencia del que aprende y su progreso debe estar determinado por las actitudes e intereses que surjan en el individuo. Por último, la finalidad de la educación no debe basarse simplemente en la consecución de unos objetivos, sino en dar un sentido a lo aprendido vivencialmente.


Artículo 4: La naturaleza del método. Expertas: Isabel Alonso García de la Parra y Elena García Castaño. Para Dewey, el método es la manera que tiene el niño de desarrollar sus capacidades e intereses; el alumno es un elemento activo y no pasivo dentro del aula. El movimiento y la acción preceden a la razón y así, las ideas son el resultado de la acción, por lo que ésta debe ir ligada a la transmisión de conocimientos. Las emociones son el reflejo de las acciones, por lo tanto, el niño primero siente y luego actúa. Por un lado, no debemos reprimir los intereses del niño y debemos dejar correr su curiosidad, pero tampoco podemos basar el aprendizaje solo en sus intereses, ya que éstos son muy variables, por lo que debemos introducir nuevos aprendizajes que se encuentran dentro del currículo. Dewey defiende que es necesario lograr un equilibrio entre los intereses y sentimientos con los que se tiene que aprender. Así, su método de aprendizaje debe ser un método experimental a través de preguntas, hipótesis y comprobaciones, que van a ser el germen de la acción para conseguir un proceso de investigación-acción.

Artículo 5: La escuela y el progreso social. Experta: Milagros Guio Peces. La educación es el método fundamental del progreso y de las reformas sociales, es decir, para que la sociedad progrese la base debe ser la educación. Hay que tener en cuenta los ideales individuales y sociales; individuales porque se debe formar por sí misma, y sociales, porque se debe formar para la vida en sociedad y moralmente. La educación representa la unión más perfecta de la ciencia y el arte. Si lo unimos concebiríamos la experiencia humana, conjugando las materias que se imparten en la escuela con la propia cultura adquirida. El maestro tiene la misión, no solo de educar a los individuos, sino de formarles para la verdadera vida social, de modo que el maestro no solo debe transmitir conocimientos sino debe educar en valores y enseñar a vivir en sociedad.


BIOGRAFÍA. John Dewey, pedagogo y filósofo norteamericano (Burlington 1859-Nueva York 1952). Sus estudios de filosofía se vieron muy influidos por Hegel, Darwin y William James. Enseñó en las universidades de Michigan (1884) y de Chicago (1894). A partir del pragmatismo, elaboró una orientación propia, llamada <instrumentalista>, en la cual la inteligencia es concebida como un útil entre otros, y es restituida funcionalmente a la vida cotidiana. Fundó en Chicago la university elementary school (1896-1904), verdadero <laboratorio-escuela>, en la cual, niños de 4 a 16 años aprendían según sus principios: actividades colectivas sobre la base de talleres y trabajos artesanales, sustitución de la disciplina por el interés y el esfuerzo individual, donde el niño aporta su propia experiencia en la búsqueda del conocimiento y fragmentación de los programas en función de <problemas> pedagógicos. Este método llamado de los proyectos influyó sobre O. Decroly, C. Freinet y sobre el método soviético de los complejos. Dewey pretendía identificar la vida escolar con la vida social, hacer de la escuela una microsociedad en la que el trabajo adoptaría su verdadero sentido. Teórico de la <educación progresiva>, entre sus obras destacan: The school of society (1899), Democracia y educación (1916) y La experiencia y la naturaleza (1925).

Mi credo pedagógico. John Dewey  

Trabajo de tendencias educativas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you