Issuu on Google+

Reuniones Vea detalladamente este informe en nuestro sitio Web:  http://www.siluetax.com/reuniones.html Martes 03 de Noviembre – FERIADO Martes 10 de Noviembre – Tema #1 La Condición Masculina Los fines de los talleres sobre la condición masculina es que las participantes tomen conciencia  de   que   la   condición   de   los   hombres   es   producto   de   un   sistema   y   que   para   que   exista   la   equidad, también ellos deben participar en un proceso de cambio. El simple hecho que seamos  mujeres   transgéneros,   nos   coloca   en   un   punto   de   desventaja   de   genero   en   la   actualidad,   porque   así   como   adquirimos   derechos   (aun   invisibles   de   mujeres   biológicas),   así   mismo  adquirimos el rol de ser controladas en la mentalidad de la masculinidad.  Reflexiones   de   las   chicas   en   general:   Los   hombres   se   encuentran   en   una   condición  caracterizada   por     VIVIR   EN   UN   MUNDO   DONDE   A   ELLOS   SE   LES   CONSIDERA  CREADORES.  Lo que un hombre crea en el espacio público en el rol de artista, casi siempre  es   valorizado.   SE   DESARROLLA   EN   ELLOS   LA   CAPACIDAD   DE   DESCUBRIR   Y   DE  AVENTURAR.   Los   hombres   son   educados   para   atreverse,   para   descubrir.   Lanzarse   a   un  trabajo nuevo, “ir a sitios nuevos”, “atreverse a cambiar cosas” forma parte de su identidad.  SE   CONSIDERA EL TRABAJO COMO ESPACIO MASCULINO.   Es un trabajo visible, pagado,  valorado. Aunque un hombre sea mal pagado y explotado, tiene poder y prestigio por el sólo  hecho   de   ser   hombre   y   trabajar.   El   trabajo   doméstico   de   las   mujeres   es   invisible,   no   se  considera trabajo.  Cuando las mujeres biológicas y las transgéneros trabajamos además fuera  de casa (Muchos casos de las transgéneros que ya conviven con sus parejas) no sentimos que  sea  un  derecho,  lo  vemos  como  una  obligación.  LOS   HOMBRES  SON EDUCADOS  PARA  SENTIRSE DUEÑOS DEL MUNDO, SOLO POR SER HOMBRES.  Los hombres son dueños  de   sus   cuerpos   (las   mujeres   biológicas   y   transgéneros   "nos   entregamos",   "los   hombres  poseen").  Son educados para sentirse dueños del mundo público, del trabajo, del dinero, de la  política y de la familia (se sientan a la cabecera de la mesa, y “entregan” su apellido a mujeres  e hijos). Son dueños de su espacio, de sus decisiones, y pueden influir en la vida de otros a  través del poder de dominio: en las mujeres, mujeres transgéneros, hasta gays y lesbianas y en  otros hombres más jóvenes, más viejos o discriminados. Por esta razón los hombres tienen el  poder   de   reconocer   o   desconocer   a   alguien;   por   ejemplo,   no   se   sienten   “representados   políticamente” por una mujer, no aceptan que una mujer sea su jefe, etc. A pesar de todo lo   anterior,   los   hombres   también   son   oprimidos   por   el   sistema   patriarcal.   La   educación   que  reciben para probar su fortaleza, para acceder a poder mediante el trabajo, la propiedad, el  dinero... y la exigencia de la sociedad patriarcal de que no sean dominados sino dominadores  les produce un cansancio cada vez mayor de tener que vivir demostrando cuán hombres son.  Ahora imaginemos este estilo de vida en una mujer transgénero de closet; es una pesadilla  aparentar lo que no se es. 

Sede Centro: Clemente Ballén 721 y García Aviléz 5to Piso, Oficina #3 Sede Norte: Garzota Mz 51 Villa 10 Calles Hidrovo Rosales y Eloy Velásquez (Corp. KImirina) Sitio Web: www.siluetax.com / Correo: diane@siluetax.com Teléfono: 042245287 Celular: 099659426 Guayaquil ­ Ecuador


La crisis económica y social, el desempleo, la violencia social, etc., hace que muchos hombres  no puedan cumplir con las expectativas. Muchos van en la dirección inversa: No trabajan, no  asumen sus responsabilidades, no se comprometen: ya no quieren vínculos conyugales y, peor  aún,   no   asumen   mínimamente   su   paternidad.     Sin   poder   o   sin   querer   cumplir   con   su   rol   asignados,   desvalorizados,   sin   autoestima   y   atacados   por   las   ideas   patriarcales   de   otros  hombres y mujeres, recurren a lo único que les queda: la violencia. Concluimos entonces, que  a veces no existe netamente un machismo, si no un sistema patriarcal fundamentalista, que  afecta a la sociedad en general, y por ende somos las mas perjudicadas al querer traspasar al  genero   femenino,   puesto   que   ante   este   sistema   “supuestamente”,   se   desvaloriza   el   ilógico  privilegio de haber nacido “VARON”. 

Martes 17 de Noviembre – Tema #1 Condición femenina El Objetivo del taller es que las participantes estén en capacidad de reconocer el impacto que  causa cualquier tipo de violencia en nuestras vidas y la relación entre la violencia individual y la  violencia social, así como la violencia a mujer biológicas somos parte de este sistema e incluso  mucho mas enfatizado por ser transgéneros (En otros talleres se ha comentado porque el ser  transgénero supuestamente denigra al sexo masculino). Reflexiones   generales:   La   condición   femenina   se   refiere   precisamente   a   cómo   las  mujeres  están siendo valoradas por sí mismas y por la sociedad en relación a los hombres. En esta  valoración de la condición femenina uno de los aspectos más importantes es el CUERPO DE  LAS   MUJERES   (lo   que   la   mayoría   de   las   transgéneros   no   tenemos,   pero   al   asumir   el   rol  femenino   adquirimos   los   PROS   y   CONTRAS   del   dominio   patriarcal).   Recordamos   que   si  nosotras mismas no podemos controlar, aceptar y cuidar nuestro propio cuerpo, la condición de  subordinación   que   tenemos   es   inmensa,   en   relación   a   la   de   las   mujeres   biológicas.     

Sede Centro: Clemente Ballén 721 y García Aviléz 5to Piso, Oficina #3 Sede Norte: Garzota Mz 51 Villa 10 Calles Hidrovo Rosales y Eloy Velásquez (Corp. KImirina) Sitio Web: www.siluetax.com / Correo: diane@siluetax.com Teléfono: 042245287 Celular: 099659426 Guayaquil ­ Ecuador


Podemos señalar algunos aspectos sobre la desvalorización que tienen las mujeres biológicas: •

La mujeres viven sintiéndose inferiores e impotentes.  Esta situación nos lleva a estar  bajo la “tutela” o cuidado de otros, no importa la edad que tengamos.   Las mujeres  siempre estamos pensando que vamos a equivocarnos y por eso no decidimos por  nosotras mismas.  La sociedad tampoco nos da derecho a equivocarnos.  Las mujeres vivimos con una timidez permanente. Esto se debe a que desde niñas se  nos   educó   para   ser   aprobadas   por   otras   personas.   Esos   “permanentes   ojos”   que  vigilan nuestro comportamiento producen la timidez en nosotras.  Compartimos nuestra  timidez con otros oprimidos: los pobres, los indios, los niños y niñas.  Las mujeres vivimos renunciando a todo lo que queremos y a lo que tenemos derecho,   EN favor de otros. Esta capacidad de renunciar a nuestros sueños, al pasar de los  años   nos   sume   en   profundas   frustraciones:   nunca   logramos   llegar   a   donde   nos  propusimos, pero sí somos capaces de darlo todo para que otras personas lo hagan.   La   idea   no   es   que   perdamos   nuestra   capacidad   de   dar.   Sin   embargo   también  debemos considerar recibir de manera equitativa lo que entregamos a otras personas.  Permanentemente vivimos diciendo "no puedo”...  Como la sociedad permanentemente  duda de nuestras capacidades teóricas, de utilización de la tecnología, capacidad de  mando,   etc.,   nosotras   mismas   llegamos   a   imprimir   en   nuestras   mentes   que   no  podemos.   Además   la   sociedad   sólo   reconoce,   valora   y   aprueba   en   nosotras   las  capacidades   de   cuidar   a   los   demás.   Esta   situación   se   refleja   en   las   carreras  profesionales que escogemos, las capacitaciones que pedimos, los ministerios a los  cuales accedemos.  Vivimos siendo propiedad de otros.  Ser para los otros y cómo ser de los otros. 

Ahora toda esta desvalorización es transmitida a las mujeres transgéneros. En nuestra reunión  muchas llegamos a la misma situación vivida o dicha por nuestras madres o algún familiar  femenino nuestro: “No querías ser mujer, ahora lava plancha, cocina y asea la casa”, todas sin  excepción en algún momento de nuestras vidas escuchamos esta frase (hablando de mujeres  transgéneros que no son de closet). Esto nos lleva a la firme conclusión de que a pesar que   estamos rodeadas de un sistema patriarcal, no podemos ser parte de este de ninguna forma.  Indiscutiblemente que unas estuvieron de acuerdo y otras no. Muchas compañeras prefieren el  sistema   patriarcal   donde   las   mujeres   son   desvalorizadas,   maltratadas,   controladas   o  manipuladas por sus parejas o algún hombre; pero así mismo hubo otro sector que se identifico  con el feminismo y se mantienen en la firme convicción que el adquirir roles femeninos no la   desvalorizan, que por lo contrario el hecho de sentirse mujer no significa vivir a los pies de un  hombre, si no enseñar a la sociedad que el adquirir roles femeninos es uno de los retos mas  grandes puesto que mujeres biológicas se encuentran bajo el control del sistema patriarcal, y  esta es una forma de demostrar que el ser mujeres transgéneros se puede demostrar que el  feminismo en nuestra comunidad existe. Ahora algunas nos hacemos llamar trans feministas,  entre las que no aceptamos el sistema patriarcal del machismo dominante a la feminidad. 

Sede Centro: Clemente Ballén 721 y García Aviléz 5to Piso, Oficina #3 Sede Norte: Garzota Mz 51 Villa 10 Calles Hidrovo Rosales y Eloy Velásquez (Corp. KImirina) Sitio Web: www.siluetax.com / Correo: diane@siluetax.com Teléfono: 042245287 Celular: 099659426 Guayaquil ­ Ecuador


Martes 24 de Noviembre ­ Tema #1 Manual diagnóstico y estadístico de  los trastornos mentales. Tema #2 Dia internacional de lucha contra el  VIH Debido   a   la   campaña   que   nos   hemos   unido   a   “ATC   LIBERTAD   –   RED   PARA   LA  DESPATOLIZACION   DE   LA   TRANSEXUALIDAD   2012”,   necesitamos   abordar   con   urgencia  este tema. Se indico a muchas compañeras trans que significa toda esta campaña, empezando por el “El  Manual de Diagnóstico de la Asociación Psiquiátrica Americana (APA), el DSM IV”, considera  que un trastorno de identidad sexual (en inglés: Gender Identity Disorder) representaría una  profunda alteración del sentido de identidad del individuo con respecto a la masculinización o a  la feminización, es decir, una identificación intensa y persistente con el otro sexo, acompañada  de malestar persistente por el propio sexo (1). Según la APA deben cumplirse los siguientes criterios para efectuar el diagnóstico de dicho  trastorno (2): • •

• •

Criterio A: Deben haber pruebas de que el individuo se identifica, de un modo  intenso   y persistente, con el otro sexo, lo cual constituye el deseo de ser, o la insistencia en  que uno es, del otro sexo. Criterio B: Esta identificación con el otro sexo no es únicamente el deseo de obtener  las   supuestas   ventajas   relacionadas   con   las   costumbres   culturales.   Deben   existir  también   pruebas   de   malestar   persistente   por   el   sexo   asignado   o   un   sentido   de  inadecuación en el papel de su sexo. Criterio C: El diagnóstico no debe establecerse si el individuo padece una enfermedad  física intersexual (ejemplo: síndrome de insensibilidad a los andrógenos o hiperplasia  suprarrenal congénita). Criterio D: Para efectuar el diagnóstico deben existir pruebas de malestar clínicamente  significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del  individuo.

Entonces, ¿todas las personas que se identifican con el género opuesto al esperado para su  sexo, que hacen cambios en sus cuerpos para cumplir con los estereotipos establecidos por la  sociedad y no presentan malestar significativo, ni deterioro social alguno por su condición, no  padecerían de un trastorno de identidad sexual? Basándonos en el manual de diagnóstico de la  APA   efectivamente   NO   sería   un   trastorno,   y   no   tendríamos   que   reclamar   el   calificativo  patologizador   de   trastorno   a   la   comunidad   médica   psiquiátrica   hacia   los   trasgeneros   y/o  transexuales. Pero, ¿qué sucede?, ¿por qué el reclamo? 

Sede Centro: Clemente Ballén 721 y García Aviléz 5to Piso, Oficina #3 Sede Norte: Garzota Mz 51 Villa 10 Calles Hidrovo Rosales y Eloy Velásquez (Corp. KImirina) Sitio Web: www.siluetax.com / Correo: diane@siluetax.com Teléfono: 042245287 Celular: 099659426 Guayaquil ­ Ecuador


Porque en la última revisión de la Clasificación estadística Internacional de Enfermedades y  otros   problemas   de   salud   (CIE­10)   de   la   Organización   Mundial   de   la   Salud   (OMS)   se  consideran   dentro   de   los   trastornos   mentales   y   como   trastornos   de   la   identidad   sexual:   el  transvestismo no fetichista y el transexualismo. Y, el Manual de diagnóstico de la APA, el DSM  IV, señala que recoge estas entidades dentro de una misma categoría, denominada trastorno  de la identidad sexual (3).  ¿Qué dice el CIE­10 sobre transvestismo y transexualismo? El CIE­10 define estos trastornos   de la siguiente manera: Transvestismo no fetichista (4), consiste en llevar ropas del sexo opuesto durante una parte de  la propia existencia a fin de disfrutar de la experiencia transitoria de pertenecer al sexo opuesto,  pero sin ningún deseo de llevar a cabo un cambio de sexo permanente y menos aún de ser  sometido a una intervención quirúrgica para ello. Transexualismo,   consiste   en   el   deseo   de   vivir   y   ser   aceptado   como   un   miembro   del   sexo  opuesto,   que   suele   acompañarse   por   sentimientos   de   malestar   o   desacuerdo   con   el   sexo  anatómico propio y de deseos de someterse a tratamiento quirúrgico u hormonal para hacer  que el propio cuerpo concuerde lo más posible con el sexo preferido. Esta clasificación no detalla los criterios para diagnosticar estos trastornos y da a entender que  toda persona travesti y/o transexual padece de un trastorno mental, es decir, están enfermos.  Indistintamente si esto les produce algún malestar significativo o deterioro social de algún tipo.  La   Asociación   Psiquiátrica   Americana   estaría   aceptando   esta   posición   en   su   Manual   de  diagnóstico, el DSM IV. Al   parecer   detrás   de   la   respuesta   existe   el   prejuicio   marcado   hacia   la   aceptación   de   la  diversidad   sexual   o   de   cualquier  posibilidad   que   difiera   de   los   parámetros  que   la   sociedad  impone. Y estos prejuicios NO pueden ser motivo para no analizar ni responder cabalmente a  las interrogantes que estas identidades plantean a instancias como la APA y la OMS, así como  a la sociedad en su conjunto.  Tenemos que tener claro que estos manuales de diagnóstico no contemplan las causas para tal  o cual trastorno, sino que describen las características necesarias para diagnosticarlos. Por  ello, cuando estos manuales dicen que para diagnosticar el “trastorno de identidad sexual” la  persona   debería   presentar   deterioro   social,   quiere   decir   que   el   entorno   más   próximo   a   la  persona   que   lo   padece   debe   dar   fe   de   que   éste,   no   puede   adaptarse   a   las   situaciones  cotidianas de la vida (trabajo, estudio) y ello limita su desarrollo personal; se trata de una regla   para cualquier trastorno mental.  Nosotros creemos que el deterioro social que se puede presentar, en este caso en la población  trans   (travestis,   transexuales   o   transgéneros)   es   una   consecuencia   de   su   relación   con   la  sociedad,   porque   ésta   no   acepta   las   distintas   identidades,   dificultando   sus   procesos   de  socialización, desde la familia, la escuela, el espacio laboral y/o la comunidad en general; en   suma,   limitando   sus   espacios   de   desarrollo   personal.   Esto   es   lo   que   provoca   en   muchas  personas de identidad trans deterioro social por la discriminación y la exclusión social de la que  son objeto. Por tanto, lo que estos manuales describen como un síntoma en la persona puede  considerarse más bien una consecuencia del accionar social y bajo esa premisa no tendría por  qué estar considerado un trastorno individual.

Sede Centro: Clemente Ballén 721 y García Aviléz 5to Piso, Oficina #3 Sede Norte: Garzota Mz 51 Villa 10 Calles Hidrovo Rosales y Eloy Velásquez (Corp. KImirina) Sitio Web: www.siluetax.com / Correo: diane@siluetax.com Teléfono: 042245287 Celular: 099659426 Guayaquil ­ Ecuador


Luego de esto se abordo el tema del 1ero de diciembre para coordinar nuestra casa abierta y el  plantón y de que forma incluiríamos a las demás organizaciones. 

_____________________                  ____________________ Srta. Diane Rodríguez Srta. Maria Sol Mite Directora          Asistente

Sede Centro: Clemente Ballén 721 y García Aviléz 5to Piso, Oficina #3 Sede Norte: Garzota Mz 51 Villa 10 Calles Hidrovo Rosales y Eloy Velásquez (Corp. KImirina) Sitio Web: www.siluetax.com / Correo: diane@siluetax.com Teléfono: 042245287 Celular: 099659426 Guayaquil ­ Ecuador


Informe Reuniones 30-11-09