Issuu on Google+

GÉNERO y PSICOEROTISMO Cortesía Lourdes Fernández


el patriarcado sociedades patriarcales se diseñan y organizan prescripción de valores y normas identificables con una determinada construcción simbólica de lo masculino y lo femino Esto define un sistema de prácticas que crean lo material y lo espiritual y que van logrando su continuidad a través de la socialización. La realidad social y personal se organizan, se construyen simbólicamente y se viven desde estos valores y normas.


Del patriarcado de coerci贸n al patriarcado sutil, consensual, con otros rostros de dominaci贸n


CAUSAS de la perpetuidad desigualdad en el empleo y el salario doble jornada laboral explotaci贸n del amor, del afecto y el cuidado de las mujeres en el 谩mbito privado (pareja, erotismo, sexualidad, intimidad amorosa) interrogar desde otro lugar a la realidad.


Género • El orden sociocultural configurado sobre la base de la sexualidad - definida históricamente. • construcción simbólica que integra los atributos subjetivos asignados a las personas a partir de su sexo • la organización diferencial y excluyente de los seres humanos en tipos femeninos y masculinos. jerarquización

dominación de lo masculino subordinación de lo femenino


El género implica... • actividades y creaciones de los sujetos • la intelectualidad, el lenguaje y la afectividad • concepciones, valores, el imaginario, las fantasías, los deseos • la identidad, autopercepción corporal y subjetiva • la capacidad para vivir, el sentido de la vida y de sí mismo (a) • relación con otros y los límites propios. • los recursos vitales, bienes materiales, simbólicos y el poder que se ejerce • posición social, jerarquía, estatus, oportunidades


SEXO. características genotípìcas y fenotípicas del cuerpo humano

reproducción La sexualidad humana es cultura, es una forma de comunicación


En la cultura patriarcal... sexualidad “normal” muy restringida desde una noción de lo masculino identificado con: genitalidad heterosexualidad entre adultos penetración - invaginación con búsqueda del orgasmo eyaculación.

En estos márgenes con no poca frecuencia ha quedado atrapado el erotismo.


¿Quién define lo que es erótico? ¿Qué es lo que erotiza a unas y otros? ¿Qué es lo erótico para cada cual ?


Erotismo (condicionado hist贸rico culturalmente) sensorial placer en el cuerpo y en la mente lo imaginario, lo espiritual, las relaciones, la vida cotidiana, la excitaci贸n y relajaci贸n del cuerpo


el erotismo trasciende las relaciones sexuales puntualmente entendidas. se expresa en actitud ante el placer y su descubrimiento en las diversas facetas de la vida cotidiana, en nuestra capacidad de gozar, de disfrutar. Tiene extrema relaci贸n con la subjetivaci贸n de g茅nero y con el desarrollo personal.


La escisión de género dicotomiza los cuerpos y las vivencias eróticas constituyendo: una identidad erótica de género, maneras de vivenciar el erotismo, de fantasear, de erotizarse diferentes para mujeres y hombres.


ASIGNADO A LAS MUJERES Maternidad, cuidado, ser para otros. Emociones, afecto, sensibilidad

LO FEMENINO

El quehacer y el sentido de la vida se orientan hacia los demás habitadas por los demás desplazadas de sí mismas educadas para cuidar valor social que interiorizado articula en buena medida la autoestima de las mujeres.


TRES MITOS ACERCA DE LA SUBJETIVIDAD FEMENINA: ser mujer = ser madre la er贸tica femenina= pasividad el amor rom谩ntico = centro de sus vidas


MUJERES emociones, los sentidos: oler, palpar, escuchar, intuir y necesitan un m铆nimo de afecto e intimidad antes de llegar al coito. Tocarse, besarse, abrazarse entre mujeres va desarrollando una er贸tica de los sentidos y de la corporalidad que integra los genitales y los trasciende. Se registra como sensaci贸n de bienestar, suave, de placer generalizado, difundido por todo el cuerpo.


El placer del contacto caracteriza la erótica femenina Sensibilidad corporal “Anestesia” genital Emocionalidad Percepción sexual global fantasías y juegos con lo permitido – prohibido, lo genital y lo romántico Cultivo del espacio erótico interior, lo clandestino, oculto, secreto. El placer por el placer

Este placer no se reprime pues desde una visión genitalista de la sexualidad no se considera sexual


• Las fantasías eróticas marcadas por la globalidad de su erotismo, se nutren mucho del placer de amar y sentirse amadas, del placer de las miradas, la voz, el olor, las caricias. • Otras fantasías más genitales son más reprimidas u ocultadas.

Represión genital resistencia a autosensibilizarse autorresponsabilizarse con su placer fantasías


factores que pueden contribuir a la globalidad • órganos sexuales de la mujer se sitúan externa e internamente y su cuerpo sufre cambios periódicos • roles tradicionales hacen que la mujer se involucre en una diversidad de tareas • práctica social que ayuda a la sensibilización de nuestro cuerpo a la vez que provoca un cierre genital • represión sexual genital


En los hombres... Lo masculino asignado está asociado a roles instrumentales (la razón, la excelencia, la cultura, el intelecto), a la virilidad, a la potencia, eficacia y placer sexual, a la agresividad y homofobia, a la seguridad, independencia, solvencia económica y capacidad resolutiva en el ámbito público así como a la condición de emprendedor, dominador, competitivo y al rechazo por lo emocional y afectivo


los hombres... • La identidad se conforma en buena medida alrededor de sus genitales que se asocian inconscientemente con la idea de poder • La sexualidad masculina permite a cada hombre nutrir su autoestima a través de sus experiencias y éxitos sexuales. • de modo predominante, viven su erotismo y sexualidad en los genitales propios y ajenos donde focalizan la sensibilidad, las fantasías y el placer sexual. • “anestesia”, “insensibilidad” en el resto del cuerpo en una suerte de psicoerotismo genital, siendo su mapa erótico prácticamente desconocido. • entre ellos no existe la práctica de tocarse, no expresan entre sí la ternura.


Sin embargo‌ sensaciones globales o genitales aunque diferentes, pueden formar parte a la vez de las vivencias de mujeres y de hombres

Se trata de un condicionamiento cultural.


socialización • cristalizan la sociedad en general, las tradiciones culturales y las subculturas de género • la construcción de una subjetividad diferente para mujeres y hombres que se identifican con lo femenino y lo masculino respectivamente. • satisfaciendo los patrones exigidos socialmente y desarrollando una manera de autopercibirse


Cada mujer u hombre sintetiza en la experiencia de sus propias vidas el proceso sociocultural e hist贸rico que les hace ser precisamente ese hombre y esa mujer, con l铆mites impuestos a su existencia por esa construcci贸n que es el g茅nero.


El androcentrismo, la sexualidad genitalizada y ciertos tabúes con respecto al sexo y al contacto corporal ocasionan desencuentros en la pareja, falta de entrega, incapacidad para comunicarse, dificultades sexuales en la relación, en la intimidad psicológica así como para el disfrute erótico. En este espacio tan privado se pone de manifiesto el antagonismo de género. (cuerpos y sibjetividades vividas de modos diferentes) Sostener la idea de la pasividad erótica de las mujeres es reciclar los valores patriarcales, legitimar el placer fálico y el orden de poder entre los géneros. Ambos salen restringidos en sus posibilidades de disfrute erótico a la vez que sale fortalecido el poder protagónico del erotismo del varón


• Autoconocerse, favorece la intimidad consigo mismo (a) elemento indispensable para el desarrollo de la intimidad psicológica. • Reencontrarse con la propia erótica propicia el crecimiento personal. • Vivir con mayor flexibilidad, alternancia e integración lo que de masculino y femenino cada cual tenemos favorece el vínculo.

Tomar conciencia de la propia individualidad y cultivar el arte de amar en su sentido más amplio.


Genero y Psicoerostismo