__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


Este disco no habría sido posible sin la ayuda de todos vosotros, que en cada concierto nos animáis a seguir adelante. En especial queremos agradecer a nuestras familias su apoyo incondicional siempre. ¡Muchas gracias!

This album would not have been possible without your help. Thanks so much for encouraging us in every concert. We would like to say a special thanks to our families for their continuous unconditional support. Thank you!

For English translations see: Deutsche Übersetzungen auf: https://silentoduo.com/libreto-piedra-y-camino


1. Caminando (Víctor Lidio Jara Martínez) * [5:25] Título original: Caminando caminando Coda Ediciones Musicales, Manuel Quiroga Ediciones S. L.

2. Alfonsina y el mar (Ariel Ramírez / Félix César Luna) * [5:12] Lagos Editorial / Canciones Warner Internacional

3. Wild mountain thyme (tradicional escocesa) * [4:12] 4. Durme, durme (tradicional sefardí) * [6:08] 5. Canción del fuego fatuo (Manuel de Falla Matheu / Gregorio Martínez Sierra / María de la O Lejárraga García) * [3:14] Perteneciente a El Amor Brujo Manuel de Falla Ediciones S. L. / UME International / Chester Music

6. Balderrama (Gustavo “Cuchi” Leguizamón / Manuel José Castilla) * [3:50] Lagos Editorial / Canciones Warner Internacional

7. Cucurrucucú, paloma (Tomás Méndez Sosa) * [6:56] Peermusic Española S. A. / Edit. Mex. de Música Int. S. A.

8. Volver a los diecisiete (Violeta Parra Sandoval) * [5:15] Lagos Editorial / Canciones Warner Internacional

9. Tatuaje (Manuel López-Quiroga Miquel / Rafael de León Arias de Saavedra / Alejandro Rodríguez Gómez) * [5:55] Manuel Quiroga Ediciones S. L.

10. Pequeño vals vienés (Leonard Cohen / Federico García Lorca) [7:08]

Sony ATV Music Publishing Acquisition I. N. C. / SM Publishing Iberia S. R. L. / EMI Songs España S. R. L.

11. Piedra y camino (Héctor Roberto Chavero (Atahualpa Yupanqui)) * [2:29] Tierra-Linda Editorial Musical / Warner Chappell Music Spain S. A.

* Arreglos originales de Ana Ferrer y Celina Jiménez, Silento.


Caminando Uh uh… Ah hey… Caminando, caminando, voy buscando libertad, ojalá encuentre camino para seguir caminando, ojalá encuentre camino para seguir caminando. Caminando, caminando… Es difícil encontrar en la sombra claridad cuando el sol que nos alumbra descolora la verdad, cuando el sol que nos alumbra descolora la verdad. Caminando, caminando… Hey hey… Cuánto tiempo me habré ido, desde cuándo estoy llegando, cuánto tiempo caminando, desde cuándo caminando, cuánto tiempo caminando, desde cuándo caminando. Caminando, caminando… Ah hey…

Caminando, caminando… Caminando, caminando…


Alfonsina y el mar Por la blanda arena que lame el mar su pequeña huella no vuelve más, un sendero solo de pena y silencio llegó hasta el agua profunda, un sendero solo de penas mudas llegó hasta la espuma. Sabe Dios qué angustia te acompañó, qué dolores viejos calló tu voz para recostarte arrullada en el canto de las caracolas marinas, la canción que canta en el fondo oscuro del mar la caracola. Te vas Alfonsina con tu soledad, ¿qué poemas nuevos fuiste a buscar? Una voz antigua de viento y de sal te requiebra el alma y la está llevando, y te vas hacia allá como en sueños, dormida, Alfonsina, vestida de mar. Cinco sirenitas te llevarán por caminos de algas y de coral, y fosforescentes caballos marinos harán una ronda a tu lado, y los habitantes del agua van a jugar pronto a tu lado. Bájame la lámpara un poco más, déjame que duerma, nodriza, en paz y si llama él no le digas que estoy, dile que Alfonsina no vuelve, y si llama él no le digas nunca que estoy, di que me he ido. Te vas Alfonsina con tu soledad, ¿qué poemas nuevos fuiste a buscar? Una voz antigua de viento y de sal te requiebra el alma y la está llevando, y te vas hacia allá como en sueños, dormida, Alfonsina, vestida de mar.


Wild mountain thyme O the summer time has come and the trees are sweetly bloomin’, the wild mountain thyme grows around the bloomin’ heather. Will ye go, lassie, go?

Oh, el verano ya ha llegado y los árboles florecen dulcemente, el tomillo salvaje de la montaña crece alrededor del floreciente brezo. ¿Vendrás, muchacha, vendrás?

Mm Mm Mm Mm Mm

Mm Mm Mm Mm Mm

I will build my love a bower by a yon crystal fountain and around it I will pile all the wild flow’rs of the mountain. Will ye go, lassie, go?

Le construiré una casita a mi amada al lado de una fuente cristalina y alrededor de ella reuniré todas las flores salvajes de la montaña. ¿Vendrás, muchacha, vendrás?

And we’ll all go together to pull wild mountain thyme all around the bloomin’ heather. Will ye go, lassie, go?

E iremos todos juntos a recoger el tomillo salvaje de la montaña que rodea el floreciente brezo. ¿Vendrás, muchacha, vendrás?

Uh Uh Uh Uh Uh

Uh Uh Uh Uh Uh

And we’ll all go together...

E iremos todos juntos...

If my true love, she’ll not come then I’ll surely find another to pull wild mountain thyme all around the bloomin’ heather. Will ye go, lassie, go?

Si mi verdadero amor no viene, entonces seguro que encontraré otro para recoger el tomillo salvaje de la montaña que rodea el floreciente brezo. ¿Vendrás, muchacha, vendrás?

And we’ll all go together... And we’ll all go together... And we’ll all go together...

E iremos todos juntos... E iremos todos juntos... E iremos todos juntos...


Durme, durme Durme, durme, mi lindo hijico, durme, durme con sabor.

Durme, durme mmm Durme, durme mmm

De la cuna salirás, a la scola tú te irás. De la cuna salirás, a la scola tú te irás. Y ahí, mi querido hijico, Álef-Bet ambezarás.* Y ahí, mi querido hijico, Álef-Bet ambezarás. Durme, durme, hermoso hijico, durme, durme sin ansia y dolor. Durme, durme, hermoso hijico, durme, durme sin ansia y dolor. Serra tus lindos ojicos, durme, durme con sabor. Serra tus lindos ojicos, durme, durme con sabor. De la scola salirás, novia hermosa tomarás. De la scola salirás, novia hermosa tomarás. Y ahí, mi querido hijico, criaturas tinirás. Y ahí, mi querido hijico, criaturas tinirás.

*Álef-Bet ambezarás se refiere a aprender el alfabeto hebreo.


Canción del fuego fatuo Fffff ¡Malhaya, malhaya! Fffff Lo mismo que er fuego fatuo, lo mismito es er queré. Lo mismo que er fuego fatuo, lo mismito es er queré. Le juyes, y te persigue, le llamas y echa a corré. ¡Lo mismo que er fuego fatuo, lo mismito es er queré! Malhaya los ojos negros que le alcanzaron a ver. Malhaya los ojos negros que le alcanzaron a ver. ¡Malhaya er corazón triste que en su llama quiso ardé! ¡Lo mismo que er fuego fatuo se desvanece er queré! Fffff


Balderrama A orillitas del canal cuando llega la mañana, sale cantando la noche desde lo de Balderrama, sale cantando la noche desde lo de Balderrama. Adentro puro temblor el bombo con la baguala, y se alborota quemando, dele chispear la guitarra, y se alborota quemando, dele chispear la guitarra. Lucero solito, brote del alba. ¿Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama? ¿Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama? Si uno se pone a cantar un cochero lo acompaña, y en cada vaso de vino tiembla el lucero del alba, y en cada vaso de vino tiembla el lucero del alba. Zamba del amanecer, arrullo de Balderrama, llora por la medianoche, canta por la madrugada,

llora por la medianoche, canta por la madrugada. Lucero solito, brote del alba. ¿Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama? ¿Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama? ¿Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama?


Cucurrucucú, paloma Dicen que por las noches no más se le iba en puro llorar, cuentan que no comía no más se le iba en puro tomar, juran que el mismo cielo se estremecía al oír su llanto, cómo sufría por ella que hasta en su muerte la fue llamando. ¡Ay, ay, ay, ay, ay!, cantaba. ¡Ay, ay, ay, ay, ay!, gemía. ¡Ay, ay, ay, ay, ay!, lloraba, de pasión mortal moría. Que una paloma triste muy de mañana le iba a cantar a su casita sola con sus puertitas de par en par, juran que esa paloma no es otra cosa más que su alma, que todavía la espera a que regrese la desdichada. Cucurrucucú, paloma. Cucurrucucú, no llores. Las piedras jamás, paloma, ¿qué van a saber de amores? Cucurrucucú, cucurrucucú, cucurrucucú… No llores.


Volver a los diecisiete Volver a los diecisiete después de vivir un siglo es como descifrar signos sin ser sabio competente, volver a ser de repente tan frágil como un segundo, volver a sentir profundo como un niño frente a Dios, esto es lo que siento yo en este instante fecundo.

Lo que puede el sentimiento no lo ha podido el saber ni el más claro proceder ni el más ancho pensamiento, todo lo cambia el momento, cual mago condescendiente, nos aleja dulcemente de rencores y violencias, sólo el amor con su ciencia nos vuelve tan inocentes.

De par en par la ventana se abrió como por encanto, entró el amor con su manto como una tibia mañana, al son de su bella diana hizo brotar el jazmín, volando cual serafín al cielo le puso aretes y mis años, diecisiete, los convirtió el querubín.

Se va enredando, enredando como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra, como el musguito en la piedra ay, sí, sí, sí.

Se va enredando, enredando como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra, como el musguito en la piedra ay, sí, sí, sí.

Se va enredando, enredando como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra, como el musguito en la piedra ay, sí, sí, sí.

Mi paso ha retrocedido cuando el de ustedes avanza, el arco de las alianzas ha penetrado en mi nido, con todo su colorido se ha paseado por mis venas y hasta las duras cadenas con que nos ata el destino, es como un diamante fino que alumbra mi alma serena.

El amor es torbellino de pureza original, hasta el feroz animal susurra su dulce trino, detiene a los peregrinos, libera a los prisioneros, el amor con sus esmeros al viejo lo vuelve niño, y al malo sólo el cariño lo vuelve puro y sincero.

Se va enredando, enredando como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra, como el musguito en la piedra ay, sí, sí, sí.

Se va enredando, enredando como en el muro la hiedra y va brotando, brotando como el musguito en la piedra, como el musguito en la piedra ay, sí, sí, sí.


Tatuaje Él vino en un barco de nombre extranjero, lo encontré en el puerto un anochecer, cuando el blanco faro sobre los veleros su beso de plata dejaba caer. Era hermoso y rubio como la cerveza, su pecho tatuado con un corazón, y en su voz amarga había la tristeza doliente y cansada del bandoneón. Y ante dos copas de aguardiente sobre el manchado mostrador, él fue contándome entre dientes la vieja historia de su amor: “Mira mi brazo tatuado con este nombre de mujer, es el recuerdo de un pasado que nunca más ha de volver. Ella me quiso y me ha olvidado en cambio, yo, no la olvidé, y para siempre voy marcado con este nombre de mujer”. Él se fue una tarde con rumbo ignorado en el mismo barco que lo trajo a mí, pero entre sus labios se dejó olvidado, un beso de amante, que yo le pedí. Errante lo busco por todos los puertos, a los marineros pregunto por él, y nadie me dice si está vivo o muerto y sigo en mi duda buscándolo fiel. Y voy sangrando lentamente de mostrador en mostrador,

ante dos copas de aguardiente donde se ahoga mi dolor. “Mira tu nombre tatuado en la caricia de mi piel, a fuego lento lo he marcado y para siempre iré con él. Quizá ya tú me has olvidado, en cambio, yo, no te olvidé, y hasta que no te haya encontrado sin descansar te buscaré”. “Escúchame marinero, y dime qué sabes de él, era gallardo y altanero y era más rubio que la miel. Mira su nombre de extranjero escrito aquí, sobre mi piel. Si te lo encuentras, marinero, dile que yo muero por él”.


Pequeño vals vienés En Viena hay diez muchachas, un hombro donde solloza la muerte y un bosque de palomas disecadas. Hay un fragmento de la mañana en el museo de la escarcha. Hay un salón con mil ventanas. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals, este vals, este vals con la boca cerrada. Mm Mm Mm Y este vals, este vals, este vals, este vals, de sí, de muerte y de coñac que moja su cola en el mar. Te quiero, te quiero, te quiero, con la butaca y el libro muerto, por el melancólico pasillo, en el oscuro desván del lirio, en nuestra cama de la luna y en la danza que sueña la tortuga. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals, este vals, este vals de quebrada cintura. En Viena hay cuatro espejos donde juegan tu boca y los ecos. Hay una muerte para piano que pinta de azul a los muchachos. Hay mendigos por los tejados. Hay frescas guirnaldas de llanto. ¡Ay, ay, ay, ay!

Toma este vals, este vals, este vals que se muere en mis brazos. Porque te quiero, te quiero, amor mío, en el desván donde juegan los niños, soñando viejas luces de Hungría por los rumores de la tarde tibia, viendo ovejas y lirios de nieve por el silencio oscuro de tu frente. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals, este vals, este vals del “te quiero siempre”. Y este vals, este vals, este vals, este vals, de sí, de muerte y de coñac que moja su cola en el mar. Y este vals, este vals, este vals, este vals, de sí, de muerte y de coñac que moja su cola en el mar. En Viena bailaré contigo con un disfraz que tenga cabeza de río. ¡Mira qué orillas tengo de jacintos! Dejaré mi boca entre tus piernas, mi alma en fotografías y azucenas, y en las ondas oscuras de tu andar quiero, amor mío, amor mío, dejar, violín y sepulcro, las cintas del vals. Quiero, amor mío, amor mío, dejar, violín y sepulcro, las cintas del vals. ¡Ay, ay, ay, ay! Toma este vals, este vals, este vals.


Piedra y camino Del cerro vengo bajando, camino y piedra, traigo enredada en el alma, viday, una tristeza, traigo enredada en el alma, viday, una tristeza. Me acusas de no quererte, no digas eso, tal vez no comprendas nunca, viday, por qué me alejo, tal vez no comprendas nunca, viday, por qué me alejo. Es mi destino, piedra y camino, de un sueño lejano y bello, viday, soy peregrino, de un sueño lejano y bello, viday, soy peregrino. Por más que la dicha busco vivo penando y cuando debo quedarme, viday, me voy andando, y cuando debo quedarme, viday, me voy andando. A veces soy como el río, llego cantando y sin que nadie lo sepa, viday, me voy llorando,

y sin que nadie lo sepa, viday, me voy llorando. Es mi destino, piedra y camino, de un sueño lejano y bello, viday, soy peregrino, de un sueño lejano y bello, viday, soy peregrino.


Piedra y camino, un proyecto que brota de nuestro caminar conjunto Con estos 11 temas hemos querido condensar la esencia de lo que somos. Durante los últimos dos años hemos ido eligiendo algunas de las canciones que más nos emocionan y hemos ido puliéndolas hasta hacerlas nuestras. Estos arreglos han ido surgiendo y nutriéndose de ensayos, improvisaciones, desaciertos e intuiciones, y muestran nuestro universo sonoro, formado por nuestras voces, la guitarra y pequeñas percusiones. Todas las canciones han sido grabadas en formato acústico, como en un concierto en directo, buscando la sencillez e intimidad. Además hemos tenido la gran suerte de poder colaborar durante todo el proceso de creación con la artista Paloma Ferrer Fornes y con ella, la música y las ilustraciones han ido creciendo de la mano. Cada una de ellas se basa en cada tema del álbum, y han sido concebidas desde un principio con el fin de llevar a cabo una edición de obra gráfica original mediante la técnica de impresión serigráfica. Todas las ilustraciones evocan el estilo de boceto lineal del natural, y cobran sentido tanto en su conjunto como por separado, junto a cada canción en la que se inspiran y a la que quieren inspirar. En cada ilustración se puede observar, a través de dos tintas de distintos colores, dos elementos relacionados con el significado poético de cada tema. La tinta verde esmeralda es común en todas las ilustraciones, mientras que la otra varía de unas a otras, siendo roja, ocre o azul. A partir de ellas, la artista ha realizado a mano una cuidada edición impresa original.


© Mark Kagan

Silento Tras una larga amistad desde nuestra infancia cantando juntas en el coro y haciendo música juntas, en 2016 decidimos dar nombre al dúo. Así surgió Silento, como un espacio para dar salida a nuestra creatividad musical conjuntamente. Desde entonces, con un pie en Berlín y el otro en Valencia hemos movido nuestra música de aquí para allá en diferentes escenarios. Además hemos tenido la enorme suerte de colaborar con artistas de distintas disciplinas, uniendo nuestras canciones con la pintura en un live-painting, o el baile flamenco.


Silento Ana Ferrer Fornes Guitarra Celina JimĂŠnez Haro Voz Paloma Ferrer Fornes Ilustraciones y diseĂąo

www.silentoduo.com

Profile for silentoduo

Piedra y camino - Silento (ESP)  

Libreto en castellano del primer disco de Silento, Piedra y camino, que combina las letras de cada una de las canciones con ilustraciones or...

Piedra y camino - Silento (ESP)  

Libreto en castellano del primer disco de Silento, Piedra y camino, que combina las letras de cada una de las canciones con ilustraciones or...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded