Issuu on Google+


editorial #

contenido Editorial . . . 03 // Cuento . . . 05 // Gráfica Extraños personajes . . . 06 // Biblioteca Revistas pinamarenses II . . . 07 // Fotografía Vamos a jugar con los cristales . . . 08 // En otro idioma Silencio y erotismo . . . 10 // Historias de Ostende Otoño . . . 11 // Taller de historieta Todos tenemos deseos . . . 14 // Música Sweet derams . . . 15 // Taller de historieta . . . 16 // Secretos . . . 18 // Cuentos con arena Distintos pero iguales ( o al revés) . . . 19 // Cine Un perro andaluz . . . 20 // Arenas y arenitas Privacidad, intimidad. . . 21 // Fotografía Retratos . . 22

editorial

ver números anteriores en: silencioenlacosta.blogspot.com

“En el futuro, todos tendrán sus 15 minutos de fama”, dijo Andy Warhol, allá por los ‘60. El futuro llegó, hace rato, y esos 15 minutos se transformaron en una eternidad donde la fama se mide en pulgares levantados de ciberpopularidad. La ciencia ficción nos advirtió hace mucho sobre el peligro del Gran Ojo. Hoy sin embargo, esta amenaza abre y cierra su párpado en nuestros televisores, y recopila data de nuestras computadoras, como total normalidad. Los límites de la privacidad, la intimidad y el anonimato se van lavando, como el borde de la orilla en la playa, y cambian de lugar sin aviso. Ya no somos tan anónimos, y al mismo tiempo, camuflados en la repetición, lo somos más. Virilio y Petit lo describieron muy bien: “Acabamos por amar lo lejano y por odiar lo cercano porque este último está presente, porque huele, porque hace ruido, porque molesta, a diferencia de lo lejano que se puede hacer desaparecer con el zapping”. Bienvenidos al futuro. El número 7 de Silencio en la Costa se desnuda para ustedes. ¿No es eso lo que estaban esperando? ¡También ustedes han perdido sus ropas y sus nombres!

staff

Se permite la reproducción total o parcial con la autorización de los autores y mencionando la fuente. Impreso en MDQ * Ostende 2015 *

Dirección y volantazos: Muriel Frega / Corrección de textos: Gustavo Dos Santos Colaboran en este número:

Paola Ippolito, María Cabanne, Vanesa Tricanico, Marta Alaieddine, Marcela Lescinskas, Zara, Michel Froidevaux (Suiza), Alejo Garmendia, Marina Ferri, Maxi Mola, María Luz Bresesti, Cris Faes, Ale Di Giusto, Leticia Paolantonio, Alejandra Cornide, Alejandra Erbiti, Bernardo Monteagudo, Rogelio Ferreyra, Mariel Galarza, Daniel Fernández, Pablo Blasberg, Lorenzo Junyent. taller El Rinconcillo. Silencio en la costa 3


4 Silencio en la costa


cuento #

Privacidad por Paola Ippolito Nunca una paradoja más actual. En tiempos de hiper comunicación, el silencio y la soledad son las etiquetas de la nueva depresión. Del prozac al rivotril, del avatar y el anonimato a la hiper exposición. La ironía de que nuestros derechos innegables de privacidad e intimidad estén más vulnerados que nunca, a veces por nosotros mismo y una imperiosa necesidad de ser vistos, otras por la tecnología que avanza más rápido de lo que podemos procesar. Irrefenablemente proveemos información que nos compromete, que delata nuestros puntos débiles y dejamos sobre el mantel las migas y las fotos, pintamos modelos vivos de nuestras miserias y a veces osamos pretender que lo privado sea privado cuando tomó estado público. Amparamos la sombra en un baile de máscaras, exponemos el alma, la piel y los deseos en una vitrina de museo, con vidros biselados Nos envuelve una ola de datos encriptados Y la soledad terca nos adhiere los sueños Estado : anestesiado de tanta intimidad al descubierto.

Cartas de papel

por María Cabanne

Una carta tiene un hilo de palabras que borda el papel. Se quedan ahí contando la historia que mañana cambiará. Pero no importa. Hoy es así, con esa pena o esa alegría. El amigo que escribe en los cafés de Paris moja el dedo en la taza y tiñe el renglón para recordarle al otro todos los cafés de la calle Corrientes. Mi madre me enviaba pétalos de las flores que cuidaba en su jardín, y el recorrido botánico era una demostración de mi infancia que se quedó debajo del limonero recogiendo azahares. Cada sobre que reabro trae el perfume de sus manos y de sus flores. Una carta que escribe el enamorado deja impregnada la hoja de una pasión que ya no podrá ser efímera. La doblamos, la leemos, la guardamos. Cuando la nostalgia nos cerca la desdoblamos, la releemos, la guardamos. Las cartas de mis viajes que mi madre guardó en sus cajones entre jabones perfumados, realimentan mis recuerdos y las leo y me vuelvo a encontrar con treinta años menos, mirando la vida de otra manera. La historia cotidiana, la de la familia y los amigos, es la historia grande del país. Y se escribía en las cartas. Los miedos, los disensos, las esperanzas. Mi madre también guardó las cartas que mi padre le escribía mientras navegaba describiendo la luna y la Cruz del Sur. Hoy vivo en la calle Cruz del Sur y aún recuerdo a mi vieja que salía al jardín a mirar la luna y descubrir las estrellas. La noche, un silencio quebrado por el recuerdo de las cartas. Silencio en la costa 5


# gráfica

Serigrafía

En el número anterior hablamos sobre la xilografía, esta técnica gráfica que utiliza planchas de madera grabadas a punta de gubia o buril, con la que luego se imprimen series de estampas en papel. Otro método de impresión serial es la serigrafía, una técnica del grabado mediante la cual se obtienen estampas seriadas (dibujos, imágenes o formas) sobre distintos tipos de soportes, y consiste en transferir tinta a través de una gasa tensada en un marco. El paso de la tinta se bloquea en las áreas donde no habrá imagen mediante una emulsión fotosensible, quedando libre la zona donde pasará la tinta. El sistema de impresión es repetitivo, es decir, que una vez que el primer modelo se ha logrado, la impresión puede ser repetida cientos y hasta miles de veces sin perder definición.

Extraños personajes

Las estampas que se adjuntan en la revista, fueron hechas por los alumnos del ciclo 2014 del Curso y también por la docente a cargo, Vanesa Tricanico. Algunas se realizaron de manera colectiva y otras, formaron parte de una propuesta individual, que surgió a partir del tema “Extraños personajes” propuesto desde Silencio en la Costa como forma de comunicación entre talleres, alumnos y artistas. Vanesa nos cuenta: “A partir del año 2014 funciona en Villa Gesell un Curso / Taller de Serigrafía Artística y Textil, que está articulado con el Municipio de la localidad (y por lo tanto es gratuito), donde los alumnos pueden aprender las técnicas y herramientas necesarias para poder realizar sus propias estampas en Serigrafía, ya sea para el desarrollo de su imagen personal, o para utilizarlo con un fin comercial. www.facebook.com/SerigrafiaGesell

6 Silencio en la costa


biblioteca #

Revistas pinamarenses II En el número 2 de Silencio en la costa, publicamos una nota con pequeñas reseñas sobre publicaciones que durante el siglo pasado circularon por Pinamar y alrededores. ¿Suena demasiado decir siglo pasado? Bueno, digamos antes del año 2000. En este número y a modo de juego les mostramos las tapas y esperamos sus comentarios en nuestra casilla de email! Escribinos! silencioenlacosta@gmail.com

Se publicó para festejar los 80 años de Ostende, y cuenta su historia en forma de poesía. El libro de Emilio llegó a mi casa por equivocación... o por destino. ¿Lo conocías?

Y ya dentro del segundo milenio, tenemos a la más grande de las chiquitas: La petit + grand. En sus comienzos fue mensual y como toda publicación a base de avisos publicitarios y distribución gratuita, tuvo que enfrentar los desniveles de nuestra economía. Y así a mediados del 2012 hizo una pausa. Hoy podés volver a encontrarla con otro nombre: EXPRESSA-TU. La dirige Gilda Ciavardelli con el mismo espíritu jovial, contiene notas sobre deportes, ecología, música y cultura en general. Les recomendamos darse una vuelta por el sitio web, que se mantiene bien actualizado con noticias y novedades pinamarenses y generales. Silencio en la costa 7


# fotografía

Vamos a jugar con los cristales en el año de la cristalografía Lo que la cristalografía puede hacer por ti. Así se presentaba el concurso de fotografía nacido en las aulas de la Escuela Secundaria Nº2 de Ostende. Este proyecto creció de la mano de Marta Alaieddine, profesora de Arte y Plástica, y varios profesores como Marta Gosende, Nazareno Lora y Diego Roquero.

Ellos trabajaron el tema en sus áreas, y los alumnos investigaron la relación cotidiana que tenemos con los cristales para luego convertirlas en imágenes usando cualquier aparato que pudiese sacar una foto: cámaras fotográficas, celulares, webcams... Se plantearon dos modalidades, una para los alumnos de 1º a 3º año con fotos comunes en blanco y negro, sepia o color, y otra para los alumnos de 4º a 6º año con fotos modificadas con programas de manipulación de imágenes. Hubo un jurado formado por un directivo, un preceptor, un profesor del área, un miembro de la cooperadora y un alumno del centro de estudiantes, quienes actuaron en forma neutral porque las fotos sólo estaban identificadas con números. Algunos profesores participaron fuera de concurso.

1

El resultado del proyecto se expuso en las Salas de Exposiciones del Teatro de laTorre en 2014 y en el HCD de Pinamar durante el mes de abril de 2015.

2 3

4 8 Silencio en la costa


biblioteca #

“El pedazo de sol que va en la voz del que cuenta un cuento” por Marcela Lescinskas Participé en el 20º Encuentro Internacional de Narración Oral “20 vueltas alrededor del cuento” en la Feria Internacional del Libro de Bs.As y traigo para nuestro pueblo de arena mis impresiones, para compartirlas.

LAS FOTOS

5 Jesica Mamani (1) , de 4º año, descubrió que la mayoría de sus compañeros fotografiaron vidrios rotos, y valoró la búsqueda de ángulos personales, o tratamiento de la imágen para hacer propia una imagen que todos vemos. Bianca Alvarez (2), egresada, se sorprendió al ver que en la foto se reflejaba la calle sobre la vidriera de la virgencita, Darxin Martinez (3) y Noelia Correa (5) trabajaron con cristales rotos, cada uno desde su punto de vista. Connie Paileman (4), de 3º año, hizo una mezcla de agua de mar y témperas para darle color a la transparencia de sus copas. Marta, la generadora de este proyecto, nos cuenta: “La enseñanza me ha atrapado, me apasiona, tal vez porque mi materia le gusta a la mayoría de los chicos. Soy una agradecida y favorecida, por que los alumnos me dan grandes satisfacciones. Este año lanzamos el segundo concurso de fotografía “Descubramos la Luz en el año Internacional de la Luz y las aplicaciones de las Tecnologías basadas en la Luz que mejoran la calidad de vida”. Las expectativas superaron las del año pasado. Tenemos grandes ambiciones con este segundo concurso. Hemos tenido una buena producción y los chicos tienen una capacidad creadora fantástica. ”

Tenemos las historias en las células, todos nosotros. Las transmitimos a través de la voz, fenómeno físico y colectivo. Las damos, nos conectamos con el universo y con los otros. Tenemos en cuenta la importancia del silencio y de la palabra sabia. La palabra sabia de los cuentacuentos primigenios. Si digo agua y acequia se huele el agua fresca y cantarina, si digo viento se escucha la canción del viento, si digo carrillones heridos se ve la sangre secreta e invisible. Se ve, se escucha, se huele siempre y cuando la palabra dada es palabra sabia y auténtica, no un recitado de memoria, no un producto mental. Fueron tres días de absorber ideas, entusiasmo, energía y conocimientos de personas de mi pertenencia sensible. La invitación a buscar y compartir la voz auténtica, “la palabra sabia” al decir de la investigadora y cuentera mexicana Beatriz Falero, la voz propia y las de los otros. Nuestras voces. Esta invitación implica algo más: reconocer y rechazar las voces falsas, las que memorizan para “impresionar”, las vacías de sentido o cuyo único sentido es “mandarse la parte”.

Elenita Monumento Histórico 02254 - 494007 www.elenita.com.ar Desde 1955 en la Playa Histórica de Ostende Silencio en la costa 9


# en otro idioma Amor y ruido Besos y sonidos Coïtus y sonorïdadus… ¿Es mejor el amor en la sombra? ¿¿Sin luz, sin voz, sin palabras ?? Pues, a cada uno según sus ganas, a cada una según sus deseos…

silencio

y erotismo por Michel Froidevaux

En nuestra Fundación F.I.N.A.L.E. (Fondation Internationale d’Arts et Littératures Erotiques, Lausanne, Suiza), es mejor que haya un cierto silencio dentro de nuestras estanterías, porque con 16 mil libros, miles de películas, miles de revistas, fotografías, dibujos,… si toda este memoria produjera sonido al mismo tiempo, generaría un caos-libido, una cacofonia-erotica, una leonera-pornografica… De la misma manera, que se puede gustar el humor, reír o no a carcajadas, a mandíbula batiente, o bien divertirse interiormente, el erotismo puede necesitar sonidos. Una orgia, por cierto, se desarrolla con mas intensidad cuando se difunden suspiros, gemidos; al igual las risas de los espectadores, en una sala de teatro, entrañan más y más risas… También, para ayudar su cliente a alcanzar al placer, y para abreviar el acto, la prostituta puede recorrer a palabras salaz y a gruñir con voluptuosidad… En la naturaleza, donde se dice en principio, que los animales no tienen el sentido del erotismo, no es óbice para que los gatos o las perras proclaman con pasión sus necesidades de amor… Y quizás que se podría formular la hipótesis que buena parte de las canciones no sirven a nada mas que celebrar el deseo y favorecer el encuentro de los cuerpos… 10 Silencio en la costa


historias de ostende #

Silencio en la costa 11


# historias de ostende

12 Silencio en la costa


historias de ostende #

Silencio en la costa 13


# taller de historieta Todos tenemos deseos por Alejo Garmendia

14 Silencio en la costa


música #

Un dibujante y una canción. Mix de Silencio en la Costa.

Sweet dreams

A Dave McKean le domina un talento de tal calibre que no se conforma con dedicarse al cómic y a la ilustración. De ahí que este creador de sueños se haya forjado una personalidad independiente como portadista, diseñador gráfico, cineasta, músico y fotógrafo.

En los 90 trabajó haciendo las portadas de discos para Tori Amos, The Counting Crows , Dream Theatre y Alice Cooper. Si querés saber más, te recomendamos este link: www.thecult.es/Tendencias/ el-arte-de-dave-mckean. html

Who am I to Disagree? Por Ale Di Giusto Un sinte, una caja de ritmos y voces hacen del tema Sweet Dreams de Eurythmics un viaje. No guitarras, no bajo, no un super baterista. ¿Lo pensaste alguna vez? La letra es tan sencilla como la descripción inicial. Todo esto sin embargo es hipnótico, oscuro y profundo, tanto lo es, que ha sobrevivido mas de 30 años sin oxidarse (y lo seguirá haciendo). Si hay que hacer una versión, ¿qué camino tomar entonces? Quizás no haya sido lo que se preguntó Marilyn Mason a la hora de elegir esta canción, pero alli está. Con una primera guitarra al frente arpegiando incansablemente y en el primer bridge metiéndose una batería rabiosa más otra guitarra bien distorsionada (lindo cocktail). A esto sumamos creatividad vocal para crear distintos climas y voilá! Los dulces sueños están hechos de esto, quién soy yo para disentir? Silencio en la costa 15


# taller de historieta

¿Sabías que

Gray es un exhibicionista que tiene costumbre a quedarse en ropa interior repentinamente, habiendo estado vestido unos instantes antes?

por Marina Ferri

Jedog por Maxi Mola

Gray Fullbuster es un mago de hielo del manga Fairy Tail. Tiene esta costumbre por la forma en que su maestra, Ur, lo obligaba a acostumbrase al frío intenso durante su entrenamiento, desnudándose en las montañas con temperaturas bajo cero. Se acostumbró a despojarse de sus ropas y empezó a hacerlo todo el tiempo de manera inconsciente. Gray tiene el cabello y ojos azul oscuro. Usa ropa variada, aunque se la saca para luchar. Su emblema de Fairy Tail es de color azul oscuro y se encuentra en su pecho.

La Biblioteca hace ruido con Silencio en la Costa. 02254 48 5555 - De las Medusas 1230 - PINAMAR 16 Silencio en la costa


taller de historieta #

Comecoco por Luz Bresesti

El hombre con sombrero

por Cris Faes Iba con su sombrero por todos lados, sin ĂŠl no podia vivir. Intimidad, mi privacidad, el hombre siempre mostraba su encanto (a las chicas les gusta el hombre con sombrero). Con ese sombrero podia hacer cualquier cosa ... por ejemplo... magia.

Silencio en la costa 17


# secretos

El secreto de Paulina secreto de Alejandra Cornide * ilustrado por Leticia Paolantonio

Por las noches, Paulina vive debajo del mar. Paulina sabe el idioma de los peces, juega a la payana con los erizos, come chocolate con una familia de pulpos, mira películas con los calamares pelirrojos y, mientras el delfín toca la guitarra, ella canta con las algas canciones que hablan del sol. Su mejor amiga, que es una medusa llena de pecas, siempre le presta libros y le regala figuritas antes de que Paulina vuelva a la tierra. Cuando amanece, Paulina disimula. Se levanta, desayuna con tostadas y se va a la escuela en su bicicleta. Pero a veces sucede algo y Paulina tiene que disimular, porque es bastante difícil que sus compañeros comprendan por qué razón el patio comienza a llenarse lentamente con el agua de mar que le cae como una cascada de los bolsillos del guardapolvo. Paulina no dice nada y escondida detrás del mástil de la bandera, saluda disimuladamente a los erizos que se trepan a las ventanas y a los caracoles que se quedan bailando sobre las baldosas coloradas del patio de la escuela. Paulina sabe que el mar entra en el bolsillo de su guardapolvo. Éste es el secreto de Paulina.

18 Silencio en la costa


cuentos con arena #

Cuentos con arena y una sirena En el número 5 de la revista les contamos sobre un proyecto que se realizó en el Jardín 902 de Pinamar y dió como resultado un hermoso compilado de cuentos, que podés leer completo en este link

www.issuu.com/ silencioenlacosta/docs/ cuentosconarena Aquí abajo los convidamos con el cuento que Alejandra hizo para el dibujo de ROMINA que lo disfruten!

Distintos pero iguales (o al revés) por Alejandra Erbiti

Una tarde, me di cuenta de que el mar y el cielo son la misma cosa. Sí, son distintos, pero iguales. Lo entendí cuando jugaba con ellos y flotaba entre los dos. Y como los dos se volvían un rato verdes y un rato azules; un poco turquesa, un poco celeste ¡y tan profundos! me pareció que nadar era lo mismo que volar (o al revés). Y ya no sabía si estaba en el agua o en el aire. Pero ¿qué me importaba? ¡Si nadaba y volaba en un lugar todo enrulado de brisas y de olas, con olor a gaviotas y a focas! Y había dos soles, el de arriba y el de abajo, y los dos brillaban mientras pasaban las nubes y los pájaros; mientras los peces y los delfines me acariciaban los pies y se escapaban ¡ellos también jugaban! Y estuve tanto tiempo en esa mezcla de mar y cielo, que me salió cola de pez y me crecieron alas de plumas livianas. Al anochecer, cuando ya tenía la cara rosa de camarón y el cuerpo cubierto de escamas, volví a la playa y les expliqué todo a todos. Pero, me parece que casi nadie entendió nada. Silencio en la costa 19


# cine

Un chien Andalou es un cortometraje mudo de diecisiete minutos. Escrito, producido, dirigido e interpretado por Luis Buñuel en 1929, con la colaboración de Salvador Dalí en el guión. El rodaje duró quince días, y el guión fue escrito en menos de una semana, siguiendo una regla muy simple: no aceptar idea ni imagen que pudiera dar lugar a una explicación racional, psicológica o cultural

Un perro andaluz Es considerada la película más significativa del cine surrealista. Transgrediendo los esquemas narrativos canónicos, la película pretende provocar un impacto moral en el espectador a través de la agresividad de la imagen. Remite constantemente al delirio y al sueño, tanto en las imágenes producidas como en el uso de un tiempo no lineal de las secuencias. El nombre fue elegido porque no guardaba relación alguna con los temas del filme. Con respecto a la escena del ojo cortado, Buñuel declaró que “Se trata de un cegar la mirada convencional para que surja la mirada asomada al interior”. Esto es lo que promovía el surrealismo, como se puede apreciar en estos versos de su poeta favorito, Benjamin Péret: Si existe un placer es el de hacer el amor el cuerpo rodeado de cuerdas y los ojos cerrados por navajas de afeitar 20 Silencio en la costa

Influencia posterior Alfred Hitchcock incluyó en su film de 1945 Spellbound (conocida como Cuéntame tu vida en Argentina) una escena creada por Dalí , donde unas tijeras gigantes cortaban un ojo pintado en una cortina. En su gira de 1976 David Bowie proyectaba la secuencia del ojo cortado para iniciar sus conciertos. En el cartel de la película El silencio de los corderos (1991), se utilizó la imagen de la mariposa en la versión de la fotografía de Philippe Halsman In voluptate mors (1951), que retrata a Dalí con una calavera formada por cuerpos desnudos de mujer. Luis Alberto Spinetta y Charly García, han proyectado en sus recitales el film Un perro andaluz, como parte de su espectáculo. García, incluso compuso un tema titulado «Perro andaluz» que formó parte del repertorio de la superbanda Seru Giran, incluido en La Grasa de las Capitales.


arenas y arenitas # Quienes utilizamos programas y aplicaciones online aceptamos condiciones de uso que en general son absolutamente invasivas, y lo hacemos sin leerlas, y de alguna manera nos acostumbramos a aceptar .. Idea y producción: Mariel Galarza / Fotografía: Daniel Fernández

Privacidad, intimidad por Rogelio Ferreyra Para la privacidad levanto murallas y cercos de espinas: no quiero que sepan lo que hay en mi cabeza. Desconfío de que sepan qué cosas de las que hacemos todos hago yo también. Prefiero esconderme detrás de mi cara ilegible y que nadie conozca mis pensamientos. Es fácil esconder: a fin de cuentas, aún queriendo explicar mi sentir es imposible que otra persona lo capte. Sólo yo puedo sentir lo que me toca sentir, del mismo modo que sólo yo puedo estar en mis zapatos y sólo yo puedo ver desde mis ojos. Estoy solo dentro de mi cabeza, así que es fácil ocultar y tener privacidad. Para la intimidad en cambio, extiendo sábanas y lechos de ramas: es necesario un lugar donde relajarse, para que dos soledades inevitables converjan en un presente, para que dos sensibilidades perciban el mismo momento y seamos todos, momento y personas, parte de una misma cosa facetada en miradas y mirados, en perceptores, perceptibles y percibidos. Por un rato somos todos lo mismo, parte de algo más grande, de un momento sistémico en el que las membranas de nuestras conciencias se tocan y se apoyan mutuamente, construyendo el momento. También es fácil, abrirse a lo más grande y dejarse acunar.

Silencio en la costa 21


# fotografía Quienes y dónde: 1-Bernardo Monteagudo en el taller de Jorge Peyrano, por Muriel Frega.

2-Jorge Peyrano en su taller, por Bernardo Monteagudo.

3- Marcela Melfi en el taller de dibujo, por Manuela Parra.

Artistas de estas playas

Tuvimos en algún momento la intención de coleccionar retratos de artistas de Pinamar, Ostende, Valeria y Cariló. La vida nos fue desviando y sin embargo, algo llegamos a hacer... Seguiremos intentatdo.

22 Silencio en la costa



Silencio en la Costa #7