Issuu on Google+

Una mirada a mi historia en Preadic

 Silvia Arredondo Ramírez

Intervención Pedagógica Profesional

Profesora Guadalupe García Abán

Grupo 1702

1


Índice A manera de prologo…………………………………………………………………3 El ¿porqué? y el ¿para qué? de mi elección……………………………………...4 Una mirada hacia mi pasado……………………………………………………….5 Hacer foto es ir más allá de lo simple evidente…………………………………10 Cartel “Lo que el pedagogo no se puede permitir”……………………………11 Resúmenes de documentos………………………………………………………...12 Apropiaciones……………………………………………………………………….24 Participando en foros……………………………………………………………...33 Mitos y realidades………………………………………………………………….37 Ensayos……………………………………………………………………………...48 Recuento de las experiencias: Fotografías…………………………………….56

2


A manera de prologo En la presente revista se hace un recorrido a lo largo de mi trayectoria en el proyecto de Prevención de Adicciones, si bien comenzó como una materia se ha ido convirtiendo en un semillero de experiencias que me han permitido crecer no solo como persona sino también como profesional, pues en este proyecto se me han presentando dificultades, obstáculos, pero tan conocimientos y gratificaciones que compensan todo lo demás. El proyecto PREADIC a la sacado a la luz, mis más principios los cuales trata de llevar día a día en mi intervención pues de otra manera no podría ser pues tengo claro de debo responder a los estudiantes de las primarias y secundaria a las que vamos a desarrollar nuestros talleres, al DIF Tlalnepantla, a la UNAM y por ende a la FES Acatlán, pero sobre todo a mi misma para que en mis posteriores intervenciones se realizasen de la mejor manera todo en beneficio del prójimo.

3


Las adicciones han estado en nuestras vidas incluso antes de nacer, pues todos tenemos un familiar ya sea padre, madre, abuelo, tía, sobrino que fuma o bebe alcohol y que sin embargo no las consideramos como drogas. Elegí este proyecto por ser uno de los que presentan mayor dificultad al intervenir en el campo pues se presentan múltiples situaciones que nos van floqueado como personas y como profesionales. En este proyecto he tenido la oportunidad de como dice Freire releer la realidad en la que he estado inmersa toda mi vida y que sin embargo no me había percatado de diversas problemáticas que existen y que están presentes por vivir en mi mundo rosa de fantasía. De esta manera puedo responder el ¿para qué? Pues con el compromiso que me debo y que debo a la sociedad es preciso que yo devuelva aunque sea algo de lo que se me ha dado a mí, y en ese devolver implica el apoyar a personas que estén en situación de riesgo o de vulnerabilidad pues son ellas mi motor para como dice mi madre: “Ser mejor cada día”

4


Una mirada hacia mi pasado…

Mi nombre es Silvia Arredondo Ramírez, actualmente soy una chica de 21 años, cuyas características físicas son las siguientes: No soy muy alta, estoy en la estatura promedio de las mexicanas, mi complexión es media, mi piel es blanca y mi cabello negro, con relación a mi cara tengo ojos café oscuros y un poco chicos, mi nariz no es ni grande ni chica, mi boca es pequeña y mis mejillas también. Dentro de mis características psicológicas están que suelo ser buena persona con los demás, aunque tiendo a ser explosiva cuando me enojo, no me gustan las injusticias y no soporto a la gente que se cree que está por encima de los demás. Debo reconocer que en ocasiones soy una persona a la que no le gusta convivir con los demás, tiendo a ayudar a las personas que son buenas conmigo pero si no lo son les cierro las puertas para cualquier cosa que necesiten, por otra parte me considero una persona tranquila y risueña, con firmes convicciones que guían mi forma de ver la vida y por consiguiente mi forma de actuar. En este punto debo proceder a dar una mirada a mi historia de vida lo cual va a contribuir en cierta medida a comprender la persona que soy hoy en día. Nací un día 28 de enero del año del 1991, en el seno de una familia humilde compuesta en ese entonces por mis padres y dos hermanos. Mi padre se dedicada a la albañilería y mi madre era ama de casa, asimismo, tenía dos hermanos de los cuales la mayor era mujer y el siguiente hombre, lo cual me convertía en la hija más pequeña. Así pasaron los años y mis recuerdos se remontan hasta la época en la cual ingrese al kínder, para ese tiempo los problemas económicos propiciaron que mi madre tuviera que salir a trabajar ya que el trabajo de mi padre era intermitente, había temporadas en las cuales tenía mucho trabajo pero también había otras en las que escaseaba, esas eran las épocas en la que vivíamos día a día, sin saber si comeríamos al día siguiente.

5


Mi madre trabajaba en una fábrica como obrera, por lo cual mis hermanos y yo tuvimos que empezar a desarrollar hábitos de autonomía, desde hacernos la comida, hasta lavar nuestra ropa. En esos tiempos recuerdo que en las mañanas tenía que levantarme y arreglarme para ir al kínder ya que pasaba a recogerme una de mis primas que también llevaba a su hija al mismo kínder. Esos tiempos fueron buenos ya que me gustaba ir a la escuela porque mi maestra era muy buena aunque a veces para ser honesta no me levantaba y me quedaba dormida, lo cual me descontrolaba, cabe mencionar que eso me sucede hasta la fecha. El entrar a la primaria fue difícil ya que mi mejor amiga de ese entonces estaba en otra escuela, así, comencé a adaptarme, aunque ese primer año batalle mucho para aprender a leer, de ahí que la maestra no me dejaba salir a los recreos, me quedaba junto con otros compañeros que tenían el mismo problema. Recuerdo que de tanto que repasaba los textos me los aprendía de memoria y cuando iba a leérselos a la profesora se daba cuenta y me daba otro, por ese motivo fueron contados los recreos que salí, lo cual me represento sufrimiento ya que veía a mis compañeros jugando y divirtiéndose, aunque ahora es algo que le agradezco a mi maestra ya que evito que pasara a otros grados sin saber leer. Segundo año fue de altibajos ya que obtuve una de mis mejores calificaciones, pero también sucedió algo que me dejo marcada, en ese entonces tenía “una amiga” que cuando vio que yo saque buenas calificaciones se puso como meta superarme y yo lo permití fácilmente, no hice nada para evitarlo, y cuando me supero ella me lo presumía sin ningún tiento, aun recuerdo como me sentí, y aunque es redundante ese sentimiento es el que no me ha dejado darme por vencida ante otros, porque de verdad es muy humillante para mi saber que no he dado lo mejor y que otros puedan llegar a pisotearme. De los siguientes años no tengo grandes recuerdos hasta llegar a cuarto año, ahí comencé a tener problemas por mi aspecto descuidado lo cual me represento ser excluida por mis compañeros e incluso ser el blanco de burlas, pienso que mi profesora de ese entonces no supo manejar la situación por lo cual me sentí expuesta ante todo el grupo, así, como este año pasaron los demás, hasta que ingrese a la secundaria. La secundaria ha sido la época dorada de mi vida, cuando ingrese tuve miedo porque era enfrentarme algo desconocido además implicaba un nuevo inicio, el volver a socializar y adaptarte a nuevos maestros. El primer año comencé a juntarme con una amiga con la cual hasta la fecha tengo contacto, recuerdo que a la semana de haber ingresado a la escuela se unió una chica que comenzó a juntarse con nosotras por invitación de mi amiga, en ese entonces la chica nueva me cayo un poco mal, pero al pasar del tiempo se convirtió en mi mejor amiga, una a la que le tengo mucho cariño, aunque ya casi no tenemos contacto. 6


Ese primer año de la secundaria fue bueno aunque en términos de calificaciones no fueron de excelencia, el segundo fue muy bueno, ya que en ese año comenzamos a juntarnos mi amiga, otras chicas y yo, a ellas de igual manera les guardo mucho cariño, porque vivimos muchas aventuras, travesías y demás, por el simple hecho de que éramos amigas. Recuerdo que en este año se realizo una carrera de atletismo, en la que participo toda la escuela, cuando hago memoria y recuerdo esa anécdota, no puedo evitar que una sonrisa se escape de mi boca, ya que al inicio de la carrera todos estábamos llenos de energía y emoción, todos querían ganar, y cuando dieron el banderazo de salida en su totalidad salimos disparados, empleando todas nuestras energías ya que nadie se quería quedar atrás, como a los 100 metros había una esquina en la que teníamos que dar la vuelta, pero al cruzar como de arte de magia todos comenzaron a pararse ya que no daban para mas, yo intente seguir pero nada más pude trotar, debo confesar que en algunas partes camine porque ya no tenía energías, como pude seguí pero al llegar a una subida bastante inclinada me esforcé con todas las fuerzas que me quedaban, me agarraba de lo que podía para poder seguir, hasta que en mi mente comencé a pensar ya no puedo, esa frase se repetía constantemente hasta que deje de avanzar y me conforme, me deje vencer. De esta anécdota aprendí que los límites de la mayoría de las cosas que podemos hacer esta en nuestra mente y que hay veces en la cuales nos damos por vencidos al pensar que ya no podemos seguir adelante, lo cual no es cierto, porque como dijo Einstein: “hay una fuerza más grande que la máquina de vapor o la energía atómica y esa es la fuerza de voluntad” es por eso que los limites solo están en nuestra mente. En esa carrera cuando estaban premiando al ganar comencé a sentir un dolor muy agudo en estomago, así, que le pedí al orientar me dejara regresar a mi casa debido a que ya no aguantaba más. El orientador accedió y puede irme a mi casa, ese mismo día acudí con el doctor, el me dijo que era una infección en el estomago y me receto medicinas, con el paso de los días iba cada vez peor así es que regrese de nuevo con él, y me volvió a decir lo mismo, de esta manera pasaron los días hasta llegar al siguiente viernes, ese día ya no pude aguantar mas así es que mi mama y mi hermano me llevaron a un hospital del IMSS, ahí estuve esperando por 4 horas, hasta que puede ingresar para que me revisaran, la doctora con solo revisarme pudo darse cuenta que era apendicitis lo cual requería una operación de emergencia. En la madrugada me ingresaron y salí bien de la operación, los días posteriores en el hospital fueron muy tristes ya que el ambiente es en cierto modo lúgubre, a los pocos días salí y me llevaron a mi casa. Como a las dos semanas de recuperación regrese a la escuela, pues todo el trabajo se me había acumulado, en uno de esos días el orientador acudió al salón de clases para informarles a las personas que habían sido merecedores de un 7


diploma por calificaciones. El día de la entrega de reconocimientos llego, y todos estábamos en el homenaje, cuando de repente mis amigas comenzaron a decirme que me iban a entregar un reconocimiento ( yo no pensaba lo mismo ya que el orientador ya les había informado a los que recibirían este honor) sorpresivamente escuche mi nombre por el micrófono no lo podía creer, hasta que mis amigas me aventaron hacia delante para que fuera a recoger mi reconocimiento, así fue como lo recibí y como viví una de las mejores experiencias de mi vida. Mi tercer año académicamente paso como los anteriores, aunque lo relevante de esta época fue que conocí al hombre que hasta la fecha considero el amor de mi vida, a pesar de que nunca hubo nada entre nosotros, en ese entonces pensaba que el tenia todo lo que yo quería de una persona, así, me pase todo el año suspirando por él y cuando se llego el día de salir de la secundaria fue difícil porque sabía que no lo volvería a ver y hasta la fecha eso se ha cumplido. Al ingresar al Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Azcapotzalco, las cosas cambiaron para mi, los primeros años fueron de decadencia porque me dedique a divertirme y deje de lado la escuela, aunque me pesaba que mis compañeros no me consideraran de las mejores seguía en una posición de confort, tuve que pasar por varias humillaciones, desilusiones y tristezas para poder tomar conciencia de mi situación ya que no me sentía contenta con lo que estaba viviendo, de esta manera el ultimo año deje en cierto modo mis amistades y me dedique a estudiar, de esa manera me demostré de lo que puedo llegar a lograr con fuerza de voluntad, así, termino otra etapa de mi vida. La universidad plantea un reto para todo estudiante que pretende cursarla ya que pone sobre la mesa la necesidad de reflexionar hacia donde quieres conducir tu vida, es por eso que cuando comencé a pensar sobre lo que quería estudiar, empecé a investigar sobre las diferentes carreras, y a irlas eliminando conforme a criterios que tenía en ese momento, es así como escogí la pedagogía, la cual debo decir, he ido descubriendo y me ha mostrado y convencido de que es la carrera que quiero seguir. Cuando comencé a asistir a la universidad como las veces anteriores fue todo un reto era iniciar de nuevo el juego de la socialización e introducirte a un mundo nuevo. Pero esta vez salió todo bien para mí ya que conocí a unas buenas amigas y perdí otras que a lo mejor no merecían ese título. Pude redescubrirme y pensarme de otra manera, no solo cambie en el interior sino también en el exterior, pienso que todo para bien. Hasta la actualidad la universidad se ha convertido en una nueva época dorada en la cual he podido sacar a flote mis potencialidades, aunque sé que me hace falta mucho camino por recorrer. 8


Es as铆 como he dado una mirada hacia mi pasado, he podido revivir recuerdos que estaban en un rinc贸n de mi memoria y es que es muy grato, poder repensarme y verme desde otra 贸ptica distinta a la que ten铆a en los distintos momentos de mi vida.

9


Hacer foto es ir más allá del simple evidente

“Cuando los aprendizajes de la vida pesan más que los aprendizajes de la escuela” Silvia Arredondo Ramírez

10


Lo que el pedagogo no se debe permitir es… DESTRUIR LA ESPERANZA Y LOS SUEÑOS pues los pedagogos son vendedores de esperanza y mercaderes de sueños. Una persona sólo se da por vencida cuando sus sueños se evaporan y su esperanza se disipa. Sin sueños no hay aliento. Sin esperanza no hay coraje para vivir. 11


12


EL ESTÚPIDO ENCANTO DE LA VIOLENCIA Desde sus inicios el psicoanálisis ha puesto de manifiesto que la violencia se encuentra en el núcleo mismo de lo humano. En 1905 en el libro Tres ensayos de teoría sexual surge el concepto de pulsión. Hay violencia en la pulsión porque esta ni esta no asegura una armonía natural al sujeto con el objeto; al con este ultimo lo consagra a una eterna decepción con relación a lo que puede prometer la satisfacción, a un desencuentro con el objeto buscado que es fuente de constante violencia. En su el sujeto no busca esencialmente el bien del otro; está regido más bien por el propósito de alcanzar un goce-“retorno a lo inorgánico” (pulsión de muerte), le llama Freud mas allá de todo bienestar , armonía o equilibrio. La cultura para Freud es la organización simbólica de la vida humana que procura lograr una regulación del mismo intentando de un modo hasta cierto punto infructuoso hacerlo compatible con el mantenimiento de los lazos sociales. La cultura es el resultado del permanente esfuerzo de la llamada pulsión de vida. El fracaso del ideal del yo-punto de identificación simbólica que establece el sentimiento de “comunidad” entre los sujetos-para mantener unidas a las sociedades. El goce de la pulsión de muerte retorna desde lo real para atentar contra los lazos que sostiene en ese significante amo encargado de imponer el orden social. La Constancia de este fracaso llevo a Freud a plantear que la violencia es inherente a la cultura en tanto esta es la encarnación de la eterna lucha entre eros y la pulsión de muerte. Ese antagonismo es el motor de la vida de los hombres y la historia, Eros no podría existir sin la pulsión de muerte ni viceversa. Para Lacan la violencia es inherente a la existencia de aquello que está en la base misma de la cultura: el símbolo y la ley causantes de un trastorno radical. La ley y violencia no se oponen sino que constituyen dos caras de un mismo fenómeno. El “crimen” es la alteración irreversible de toda relación “natural” entre el hombre y su mundo. Por lo tanto la ley es un producto de la violencia. 13


Hay una paradoja en la ley pues al pretender limitar el goce para fundar los lazos sociales tiene que nombrar al goce y de este modo, promoverlo. Debe haber Otro identificado como el mal que sea segregado. La segregación es el efecto de la fascinación insoportable que ejerce el goce supuesto a la otra, esta otra encarna al padre primordial. El hecho de que este goce quede “fuera” del campo simbólico se confunde con el mal que determina la única alternativa que tiene la comunidad para ejercer cierto dominio sobre él es hacerlo factor. El goce está presente en la complejidad que establecen para efectuar la segregación violenta de aquel a quien no se quiere saber pero se realiza en ese acto de exclusión. En su primera elaboración de una explicación teórica sobre la paranoia, Lacan platea la existencia de tensiones sociales que encarna “el mal de ser dos”: el otro como semejante provoca una tensión insoportable que puede llevar al asesinato. Hay dos vertientes opuestas: eliminar al otro o confundirse plenamente con el porqué su imagen es “yo mismo”. El conocimiento paranoico caracterizado por el desconocimiento de sí mismo. El desconocimiento de si lleva a ubicar en el otro el mal que no puede percibir en sí mismo. Lacan responde que si se puede coexistir por la puesta en juego de la fusión simbólica que se concreta en el pacto como prenda de paz. Símbolo significa la conjunción de dos piezas fragmentarias que pertenecen a una unidad originaria que servían para sellar un pacto o una alianza entre dos grupos o personas. El símbolo media entre dos partes y posibilita el reconocimiento. La palabra es el símbolo por excelencia que instituye el acuerdo que puede evitar el enfrentamiento a muerte. El símbolo tiene un estrecho vínculo con la muerte. La palabra que nos introduce a la vida nos mata de alguna manera al introducirnos al orden simbólico. La existencia tiene una doble característica “inefable y estúpida”, en primer lugar es inefable porque no se puede nombrar, solamente se puede representar, en segundo lugar. La existencia es estúpida por su carácter inefable.

14


Para Lacan ya no es posible que el mal sea el de “ser dos”; el mal esta mas bien en la ex-sistencia misma, inmunda por depender del orden simbólico, existencia que se confunde con un real que siempre retorna.

15


La adicción a sustancias químicas ¿Puede ser efectivo un abordaje psicoanalítico?

En los últimos años el consumo de drogas y alcohol se ha ido transformando en un tópico de salud en el mundo. Al hablar del consumo de sustancias adictivas, es necesario distinguir entre el fenómeno del consumo de ellas, el fenómeno de la intoxicación y el fenómeno de la adicción. La adicción se puede caracterizar como una relativa falta de control relativa sobre la conducta del consumo de sustancias. Es relativa en el sentido de no ser continua, pues el sujeto puede no consumirla siempre. Aunque siempre vuelve a irrumpir. El sujeto se encuentra en una tendencia en sí mismo a consumir las sustancias, puede ejercer su decisión, pero será dentro del conflicto con esta tendencia. Una segunda característica de la adicción seria el que los distintos tipos de lo que se podría llamar interesen en la vida de la persona, pasan a quedar influidos de manera más o menos importante, por el vínculo del sujeto con la sustancia. La sustancia comienza a ocupar un sitio privilegiado en el psiquismo lo que lleva a que la vida conductual, cognitiva, emocional, relacional comiencen a girar en torno a ella. Existe la posibilidad de dependencia de sustancias sin tener dependencia fisiológica, lo que abandona la idea de encontrar una base orgánica en las adicciones. Para diagnosticar una adicción debe tomarse en cuenta la manera de relacionarse el sujeto con la sustancia y el lugar que ocupa en el psiquismo. Freud En Freud no existe un abordaje teórico de la adicción a sustancias. Solo hay alusiones que tienden a pensar la adicción como efecto de algo que sucede en el plano de lo sexual. En una carta a Flies de 1897 Freud plantea que la adicción a sustancias químicas serian simples sustitutos de la que llamo la adicción primordial, es decir, la masturbación. 16


Posteriormente pone en tela de juicio esta relación entre adicción y sexualidad, marcando una diferencia cualitativa entre la forma de relacionarse del objeto sexual y la forma de relacionarse con la sustancia química en el contexto de una adicción. Posteriores a Freud hubo muchos autores que trataron el tema de las adicciones desde distintas perspectivas, aunque todas ellas incluyen la hipótesis de algún tipo de mecanismo inconsciente actuando a la base de las adicciones. La idea central general seria la existencia de una condición que pudiera llamarse “pre adictiva”, es decir, los sujetos que desarrollan una adicción tendrían algo en común en su condición pre adictiva, ya sea de nivel de estructura, de fijación a etapas pre-genitales, de contenidos de conflictos inconscientes, etc., que podría explicar su relación particular con las sustancias químicas. Lacan y la definición de la droga En 1975 dice lacan que la única definición que hay de la droga, y este es el motivo de su éxito, es que la droga es aquello que permite romper el matrimonio del cuerpo con el pequeño-pipi, el matrimonio del sujeto con el falo. Con esto lacan estaría planteando el efecto de la droga en el psiquismo como lo que se podría llamar una formación de ruptura en lugar de una formación de compromiso. Terapia Implica el paso del paciente por una primera etapa consistente en lograr que este rectifique su relación con la realidad de la adicción tomando una posición distinta a ella. En algún momento esto implicaría la toma de una decisión de detener el consumo de drogas. Esta decisión podría implicar en algunos casos, la incorporación de formas de intervención fuera del ámbito de la palabra. En el caso de que el paciente sea llevado por terceros, estos podrían participar en instancias terapéuticas que busquen facilitar el inicio y mantenimiento de un cuestionamiento del sujeto en relación con el consumo de drogas.

17


18


El estúpido encanto de la violencia.

1. ¿Por qué Freud plantea que la violencia es inherente a la existencia de la cultura? Es inherente a la cultura en tanto la violencia es la encarnación de la eterna lucha entre Eros y la pulsión de muerte. Es decir, tanto Eros como la pulsión de muerte son el motor de la vida de los hombres y la historia, pues el antagonismo entre el afán de uno por reunir, ligar, hacer lazos y la acción de disgregadora del otro es la causa del proceso de transformación permanente que caracteriza a la cultura, y en ella la violencia de este enfrentamiento de manifiesta en ambas fuerzas, tanto en las fuerzas destructivas como en la innovación y la creación. 2. ¿Cuál es la con concepción que Lacan tiene del sujeto? El sujeto es entendido como efecto del lenguaje que va a constituirse en la medida que asume una oposición singular respecto del deseo, el goce y la muerte. 3. ¿Por qué Lacan plantea que la violencia es inherente a la existencia de aquello que está en la base misma de la cultura: El símbolo y la ley? Para Lacan tanto la ley como la violencia no son caras que se oponen sino que constituyen dos caras de un mismo fenómeno. La ley en este sentido, es producto de una violencia constitutiva del mundo humano: La violencia del lenguaje y el orden simbólico que vienen a fundar la cultura y la historia como un orden antinatural. De modo qué, la ley tiene su lado obscuro que es la violencia, lado que no es su “otro” sino que es a lo que Freud llamaría como Superyó, que pretende erradicar el goce para fundar los lazos sociales.

4. ¿Cómo explica Lacan aquello que puede llevar a un sujeto al acto asesino? En su primera elaboración teórica sobre la paranoia, Lacan plantea la existencia de “Tensiones sociales” que encarnan en “El mal de ser dos”, es decir, el otro como semejante provoca una tensión insoportable que puede llevar al acto asesino. En esté, se conjuntan dos vertientes opuestas, por un lado se pretende eliminar la presencia que invade y despoja: “o tú o yo”, y simultáneamente, confundirse plenamente con él, porque su imagen es “yo mismo”, el objeto del amor narcisista con el que hay que hacerse uno. 5. ¿Cómo se explica la agresión en la relación Yo- Otro (modo que será llamado después imaginario)?

19


Según Lacan, hay un mal que amenaza al yo: es el Otro, el semejante. El otro se va a percibir como el mal en la medida en que es y a la vez no es yo, esto porque sea semejante y por esto puede ser yo, o sea porque no es idéntico y hace por lo tanto presente una pequeña diferencia, lo que exacerba la rivalidad narcisista, rivalidad que tenderá a resolverse en la agresión que es simultáneamente autoagresión. Este modo imaginario de relación es para Lacan, lo propio que denomina “conocimiento paranoico”, caracterizado por el desconocimiento de sí, que percibe en el otro la causa del desorden del mundo y por la acción suicida con la que pretende eliminar el mal que está en el otro golpeando la propia imagen. 6. ¿Hay alguna posibilidad de que la coexistencia entre la relación Yo- Otro sea más pacífica? Jaques Lacan, nos respondería que sí, esto es a través de el símbolo, que significa la conjunción de dos piezas fragmentadas que pertenecen a una unidad originaria. El símbolo, tiene la función de mediar entre dos partes fragmentadas. Esto es que puede evitar el enfrentamiento a muerte, a través de una negociación de paz. Sin embargo, al símbolo le es inherente la violencia, pues la palabra así como nos introduce a la vida no mata de alguna manera al inscribirnos al orden simbólico. Esto se dará, en la medida en que somos excluidos por el significante que nombra, bautiza, inscribe al sujeto. Es decir “El ser”, solamente representado y por esto mismo ausente. 7. ¿Por qué la existencia al ser posibilitada solo por el lenguaje, tiene una doble característica: inefable y estúpida? De acuerdo con Lacan, el calificativo inefable, corresponde al hecho de que el significante solo puede representar al sujeto, así inefable es “lo que no se puede expresar con palabras”, por lo tanto, la existencia es inefable porque el ser como tal, es innombrable, sólo puede ser representado. Por otro lado, la existencia es estúpida, por su carácter inefable, la falta de significante que la signifique determina que la primera reacción ante ella sea de asombro, pues de acuerdo a la etimología de estúpido, este proviene de stupere, que significa asombrarse, admirarse. 8. De acuerdo con los avances en estudios posteriores de Jaque Lacan y la introducción del orden simbólico, la perspectiva de este se modifica, ahora el mal ya no está en el “ser de dos” sino que al mal está más bien en la existencia misma. ¿cómo explica esto? El mal está en la existencia misma por depender del orden simbólico, existencia que se confunde con un real que siempre retorna. Esto es que, la dimensión violenta de la existencia es resultado de un carácter que siempre retorna una y otra vez para trastornar el orden establecido que pretende preservar una presunta armonía como por el hecho de que este mismo orden, amenazado siempre por el posible retorno de lo inmundo, ejerce una encarnizada violencia para evitarlo. 20


9. ¿Qué es lo que el goce determina como fantasma fundamental? Se define como una entidad traumática en tanto articula de un modo singular la relación del sujeto con el goce como eso real de lo que no puede sustraerse, su relación con ese núcleo indecible del ser, el fantasma fundamental, es la forma singular como un sujeto es capturado por una modalidad de goce inconfesable, por ser real. Por eso el goce es ante todo, goce del uno ajeno al lazo social, pero la función del fantasma es proponer un objeto externo en lugar de lo real para hacer posible de este nodo algún tipo de relación. 10. A partir de los años ’60 Lacan comienza a introducir los conceptos de goce, fantasma. Lo que lleva al autor interpretar al acto violento no como eliminar el mal sino como: El acto violento ahora se trata de la búsqueda de liberarse de un goce que amenaza la satisfacción antiasmática del sujeto, que es su manera singular de elaborar el goce que lo determina, de integrar siempre de manera menos fallida el núcleo de su ser. Amenazado, intentará por la vía de la violencia restablecer la diferencia significante allí donde la presencia del goce insoportable del otro pone en riesgo su estabilidad y puede enfrentarlo al terror de su desaparición del orden simbólico.

21


La adicción a sustancias químicas: ¿Pude se efecto del abordaje psicoanalítico? 1.- Cuándo se habla del tema del consumo de sustancias adictivas es necesario distinguir entre tres tipos de fenómenos ¿Cuáles son? El fenómeno de consumo de ellas, el fenómeno de la intoxicación y el fenómeno de la adicción. 2.- ¿Por qué la adicción se puede caracterizar en un primer momento como “una falta de control relativa? Se caracteriza como la falta de control relativa en el sentido de no ser continua, ya que el sujeto puede en la gran mayoría de los casos decidir no consumirla o consumirla en pequeñas cantidades. Sin embargo al pasar un tiempo puede volver a consumir. 3.- ¿Cómo afecta la adicción a los “intereses” del sujeto? Los intereses en la vida de la persona pasan a quedar influidos de manera más o menos importante, por el vínculo del sujeto con la sustancia. La sustancia ocupa un lugar privilegiado afectando el psiquismo a nivel conductual, cognitivo, emocional, etc. 4.- ¿Freud tiene una teoría sobre las adicciones? No, ya que solo hizo alusiones a las adicciones que no tiene una teoría como tal. 5.- ¿En que coinciden las teorías psicoanalíticas sobre las adicciones? Todas coinciden en la hipótesis de algún tipo de mecanismo inconsciente actuando a la base de las adicciones. 6.- ¿Cuál es la definición que hace Lacan de las drogas? En 1975 dice lacan que la única definición que hay de la droga, y este es el motivo de su éxito, es que la droga es aquello que permite romper el matrimonio del cuerpo con el pequeño-pipi, el matrimonio del sujeto con el falo. 7.- ¿Características que menciona el texto sobre la terapia psicoanalítica? Implica el paso del paciente por una primera etapa consistente en lograr que este rectifique su relación con la realidad de la adicción tomando una posición distinta a ella. En algún momento esto implicaría la toma de una decisión de detener el consumo de drogas. 22


Esta decisión podría implicar en algunos casos, la incorporación de formas de intervención fuera del ámbito de la palabra. En el caso de que el paciente sea llevado por terceros, estos podrían participar en instancias terapéuticas que busquen facilitar el inicio y mantenimiento de un cuestionamiento del sujeto en relación con el consumo de drogas

23


Apropiaciones

24


Intervención Pedagógica Profesional HISTORIDAD DEL SUJETO Y CONSTRUCCIÓN DE SABERES PEDAGÓGICOS

Núm. de practica

01

Fecha

09-08-12

Apropiación Primeros acercamientos: Incertidumbre ante la complejidad del psicoanálisis. Autor (a):

Silvia Arredondo Ramírez

1.- Comentario sobre lo sucedido en la sesión Durante esta sesión, se dio pasó a trabajar con uno de los varios textos que nuestro coordinador nos ha facilitado para acercarnos al enfoque que maneja el programa de PreAdic. En esta ocasión, revisamos la lectura “La agresividad en psicoanálisis”, misma que expone varias tesis centrales sobre la agresividad. Asimismo, a lo largo de la sesión nuestro coordinador fungió como tutor en esta área de conocimiento tan compleja, así, por un lado se dio apertura a la participación por parte de las integrantes del proyecto a través de comentarios; y por otro lado, se aclararon dudas.

2.- Aspecto que despertó tu interés pedagógico sobre lo sucedido en la sesión Desde el primer momento, mi interés se enfoco en la densidad y complejidad que representa el contenido de la lectura que manejamos durante esta sesión, y que en general, se manifiesta como una limitación para nuestra comprensión sino hay una verdadera aprehensión, aprehensión que si inexistente, puede afectar nuestra labor en PreAdic. De tal modo, que surgen en mi las siguientes cuestiones:

25


3.- Puesta en pregunta y argumentación pedagógica sobre algún aspecto que despertó tu interés sobre lo sucedido en la sesión (desarrollar por lo menos media cuartilla; arial 12 interlineado 1, incluir 3 citas: dos pedagógicas y 1 temática)

¿De qué manera representa el psicoanálisis un reto para la pedagogía?; ¿Estamos preparados para asumirlo en nuestra área de intervención: PreAdic? Desde el inicio, PreAdic nos ha vinculado con la experiencia real, pero también, nos ha vinculado de una manera especial con un nuevo enfoque, mismo que se ha convertido en un reto. Así, a lo largo de nuestro acercamiento con lo real, el psicoanálisis ha generado particularmente en mi, cierta incertidumbre y angustia, ambos que podrían convertirse en una limitante para nuestro quehacer pedagógico, sino se tiene bajo mirada una forma positiva de ambas. Inicialmente debo decir qué, el psicoanálisis no es en particular sólo reto de la pedagogía, sabemos bien, que desde sus inicios ha sido reconocida como una teoría polémica, pues ha venido a cambiar esquemas pre-establecidos, modificando la manera de estudiar y leer la realidad de hombres y mujeres. Pero, la duda en realidad surge al hablar de la relación que puede existir entre este y la pedagogía, y de qué manera a su vez se convierte en un reto para la misma. Pues bien, sabemos que la pedagogía tiene como objeto de estudio a la educación “…que como objeto de estudio, la educación es un problema epistemológico que merece de un abordaje riguroso, serio, por parte de la pedagogía” (Thierry, David, p. 264) y que evidentemente ha sido revisado por diferentes lógicas como lo político, lo sociológico, antropológico, psicológico, entre otras; facilitando que sean ellas quienes asuman el papel de estudiar a la educación y no la pedagogía, es decir, se han encargado de escribir sus fantasmas en nuestra disciplina. Es entonces, un hecho que nuestro objeto de estudio, se convierte así, también en una limitante, pues es tal su complejidad y su universalidad que quiera ser sostenida y resuelta por todos. Sin embargo, aunque esto parece ser trágico, no lo es, pues es aquí, cuando se manifiesta nuestra práctica, ya que es evidente que nuestro trabajo (y como ejemplo, respondiendo a los fantasma que la psicología transcribe en la pedagogía) no sólo se queda en el puro conocimiento y en tal caso podemos decir qué, si bien “Nuestros sujetos e indagación no se tiran a un diván, no hacen asociación libre en sus entrevistas, no son observados en cámaras Gesell. Los datos que se nos presentan así son “ configuraciones vivas, singulares, en una palabra, demasiado humanas, que tienden a imponérsenos como estructuras de objeto” (Remedi Eduardo, p. 88) 26


Lo que nos lleva a pensar, que es en este tipo de situaciones singulares, que se manifiesta nuestra capacidad de trabajar bajo la inter y multidisciplinariedad, lo que permite que en nuestro caso, el saber psicoanalítico se presente si bien, como un reto, también como una posibilidad de desenmascarar aquello que es aparente o natural para nuestra mirada, reconociendo que nos constituimos por subjetividades, por deseos conscientes e inconscientes. Ahora bien, ¡que si estamos preparados para asumirlo en PreAdic! por supuesto que sí. Desde el momento en que nos integramos al programa PreAdic, nos enfrentamos a diferentes particularidades cotidianas en la vida de diferentes sujetos. Así, nuestra propuesta pedagógica es vincular nuestros conocimientos con tales particularidades, pero además, incorporar y articular nuevos esquemas para comprender aún más, estos espacios. Pues somos capaces de incluir el uso de nuevas teorías, lo que implica “…delimitar a la educación como un campo de problemas que vaya más allá de la información, la organización curricular basada en la transmisión de contenidos y la instrucción, con el objeto de ser capaces de llevar a cabo una recreación teórica en situaciones problemáticas” (Gómez, Sollano,1998, p.21) Por último y ante esta lógica, es entendible que se generé en nosotros cierta angustia ante lo nuevo y lo desconocido, más no como algo perdurable, más bien, es aquí cuando la angustia y la incertidumbre se transforman de ser inicialmente un obstáculo a ser un impulso al conocimiento. Pues al menos, y puedo decir que en lo personal me ha invitado a esforzarme aún más para cumplir con mi compromiso y quehacer pedagógico. Siendo tal, ahora el reto se convierte a su vez en esa posibilidad epistemológica de potenciar mis conocimientos y dirigirlos hacia algo positivo, principalmente “para pensar la relación entre la realidad y la formas de razonamiento que posibiliten comprender a su complejidad e historicidad” (Gómez, Sollano, p.20)

4.- Aporte cognitivo para el desarrollo del proyecto Con base a lo anterior, el aporte cognitivo que Preadic nos ha brindado hasta el momento, se caracteriza por el acercamiento a nuevos andares, que si bien en su momento puede generarnos cierta incertidumbre, nos abre paso a la posibilidad de enriquecer nuestros conocimientos y con ello de enriquecer nuestro trabajo. Es decir, lo que parece desconocido (psicoanálisis) hoy forma en nosotras el criterio suficiente para entablar nuevas relaciones desde una mirada más rica con la realidad. 5.- Fuentes documentales utilizadas 27


Gómez Sollano, Marcela. (1998) Discurso educativo y epistemología del presente potencial, Construcción y resoluciones pedagógicas.

Remedi, Eduardo. El psicoanálisis en la investigación educativa.

Thierry, David René. El pedagogo, su objeto de estudio y su campo profesional: Un asunto epistemológico.

Gómez Sollano, Marcela. Investigación, formación y conocimiento en educación. De lo parametral a la potenciación.

Intervención Pedagógica Profesional

28


HISTORIDAD DEL SUJETO Y CONSTRUCCIÓN DE SABERES PEDAGÓGICOS

Núm. de practica

05

Fecha

06-09-12

Apropiación Un bache en mi formación profesional: primeros acercamientos al proyecto PREADIC Autor (a):

Silvia Arredondo Ramírez

1.- Comentario sobre lo sucedido en la sesión En esta ocasión no hubo sesión en PreAdic, por lo que no se dio paso a trabajar en nuestras respectivas instituciones. Así qué, las integrantes del proyecto llegamos a acuerdos y determinamos que avanzaríamos con la planeación de nuestros talleres y con la revisión de los mismos, con la finalidad de integrar y corregir aquellos elementos necesarios que nos permitan la aplicación de los mismos de manera más adecuada. Asimismo, en lo personal me dedique a la revisión de diferentes lecturas con el objetivo de orientar de la mejor manera mi trabajo. Por otro lado, realicé una indagación sobre como estructurar pláticas y talleres.

2.- Aspecto que despertó tu interés pedagógico sobre lo sucedido en la sesión El principal aspecto que despertó mi interés pedagógico surge a partir de la indagación que realicé respecto a cómo estructurar un taller. Por un momento, al no conocer lo suficiente respecto al tema se manifiesta en mí una preocupación inicial: el sentirme limitada y rezagada en mi formación. Así, durante una reflexión surgen en mi las siguientes cuestiones:

29


3.- Puesta en pregunta y argumentación pedagógica sobre algún aspecto que despertó tu interés sobre lo sucedido en la sesión (desarrollar por lo menos media cuartilla; arial 12 interlineado 1, incluir 3 citas: dos pedagógicas y 1 temática)

¿De qué manera enfrenta el pedagogo en su formación la aparente deficiencia en cierto ramo de su disciplina? y con base a esto, ¿Podrá intervenir adecuadamente en los espacios que brinda PreAdic? Uno de los rasgos que caracteriza al pedagogo (y que es bien conocido por nosotros debido a la formación que hasta el presente hemos llevado) es que funciona como un todo logos, pues su quehacer requiere de un amplio conocimiento en diferentes áreas. Pero el problema no se centra en que tan amplio debe ser su conocimiento, pues sabemos que otra de sus cualidades es trabajar bajo la mirada de diferentes perspectivas, según lo requieran las necesidades educativas y con ello las sociales. El problema entonces se encuentra en realidad, en cómo nos miran los otros, y con ello la manera en que se ha encasillado a la misma pedagogía, es decir, se le ha encarcelado en algunas áreas de trabajo, reduciendo su aportación al conocimiento e incluso encasillando a los mismos pedagogos, haciendo creer que este último puede desarrollar sólo algunas y ciertas habilidades, o realizar propuestas de trabajo vinculadas siempre a lo más obvio (y que en dado caso, es importante revisar). Para empezar, sabemos bien, que el mismo objeto de estudio es tan polémico que sea lógico que se requiera de un abordaje desde distintas áreas de la pedagogía, así, a su vez, “la pedagogía utiliza pedagógicamente a las otras disciplinas, obtiene de ellas los aspectos que requiere para un ideal de formación. Convierte conceptos, problemas o métodos que tiene otra finalidad (criticar, describir, conocer, analizar, etcétera) en instrumentos educativos, ya sea para argumentar las bondades del ideal pedagógico o para asignarles funciones educativas” (Pasillas, M. A., p.20) Así qué, mi idea del problema, surge a partir del momento en que comenzamos a preparar los talleres para nuestra intervención, y con base a lo anterior, me parece que comúnmente la sociedad nos enmarca en limitantes como: los buenos maestros, los que manejan grupos, los que aplican talleres con actividades lúdicas y recreativas, los niñeros, en fin, varios más. Y qué bueno, a partir de estas ideas tan remotas que la gente tiene sobre nuestro saber hacer, surge en mi la preocupación de entender, por qué esto es así, y es más, al no poder estructurar siquiera una plática o un taller; ¿Debo dudar acaso de mi formación? Y sino es así, y para continuar con el desarrollo de un buen proyecto: ¿Cómo enfrentamos a tal incertidumbre en el desarrollo de nuestra intervención? Pues bien, a partir de la reflexión encuentro que la solución inmediata esta en: 30


Primero reconocer los diferentes planos en los que opera la pedagogía y desde luego en los que nosotros hemos decidido operar. Esto nos lleva a deducir, que a lo largo de nuestra formación, si bien se nos prepara en distintas áreas, será el mismo pedagogo quien decida y apueste sobre el área en el que se concentrará. Esto, para el logro de proyectos que a futuro sean innovadores para la realidad social existente, pues como mencioné inicialmente, nuestro objeto de estudio es tan complejo, cambiante, constante etc. que requiere de un abordaje igual de diverso. Pero aquí viene lo verdaderamente significante durante nuestra intervención, pues realizaremos un abordaje que será, sin olvidar que nuestra naturaleza y nuestro reto aun en el área en el que nos encontremos se dirige siempre en la búsqueda de: “armonizar conocimientos de diferente naturaleza con las demandas e intereses sociales que también pueden ser encontrados, y traducir todo ello en una propuesta educativa coherente, lógicamente articulada” (Pasillas, M. A., p.278). Lo que a su vez abre a la vista, que sí, somos capaces de enfrentar nuestra intervención en PreAdic, porque aunque en ocasiones nos aturda un pensamiento de deficiencia en nuestra formación o a lo que llamo: un bache en nuestra formación (al no saber qué hacer o cómo hacer algo) no debemos dejar pasar por alto y que me parece importante rescatar es que: nos han formado si bien para dominar principios teóricos, también se nos ha fortalecido “para desarrollar habilidades y actitudes para el pensamiento crítico y creativo, el trabajo multidisciplinario y colaborativo y el aprendizaje autónomo” (UNAM, 2007). Esto último, es decir sobre el aprendizaje autónomo, da cuenta de que nuestra formación no se limita en una institución, sino que a partir de nuestros acercamientos con la realidad, se genera en cada uno de nosotros el impulso a conocer más, y que de acuerdo a esto, se desarrolla una facultad aún mucho más importante, la facultad de investigador, misma que nos permite realizar “acciones sistemáticas… apoyados en cuerpo teóricos… actuando sobre la realidad educativa, organizando nuevos conocimientos, teorías, métodos, medios, modelos, y procedimientos educativos o modificando los existentes” (Delgado, Colmenares, p. 76) Así, la idea que se tiene, que deberíamos ser especialistas en ciertas áreas, como en nuestro caso, que se requieren de aportaciones didácticas y habilidades para manejo de grupo, no pasan a segundo plano, pues consideró, que su utilización y por lo tanto especialización, dependerá de las necesidades que se nos presenten.

4.- Aporte cognitivo para el desarrollo del proyecto El aporte cognitivo en esta ocasión es sumamente enriquecedor, pues ahora la 31


directriz que habrá que seguir es la siguiente: en el momento que creamos se presenta la existencia de alguna carencia, responderemos sin sentimiento de conflicto, con nuestras capacidades de investigación y autonomía, ambos que finalmente se convierten en una ventaja, pues modifican y enriquecen nuestro conocimientos y con ello nuestra experiencia en PreAdic.

5.- Fuentes documentales utilizadas 

Delgado, Colmenares, Flor. (s/f). El retorno del sujeto en la investigación educativa. Una aproximación crítica. Universidad de los Andes.

Pasillas, M. A. (s/f). Dos miradas sobre la pedagogía como intervención.

UNAM, FES Acatlán. (2007) Plan y Programa de Estudio de la Licenciatura en Pedagogía 2007.

32


33


Foro 2: Prevención de adicciones en Jóvenes. PREADIC. DIF: un enfoque psicoanalítico OBJETIVO: este foro 2 tiene como objetivo ayudarlos a esclarecer la(s) posturas que cada de los integrantes del equipo tienen ante su proyecto Mediante la revisión del libro de José Saramago pude reflexionar entorno a mis primeros acercamientos a las prácticas profesionales y pude percatarme que durante toda mi estancia dentro de la universidad podría decirse que estaba en un sueño o ciega porque adolecía de los elementos que te proporciona el desenvolverte dentro de la realidad concreta. Estando dentro de la institución del DIF o del lugar a donde fuéramos a realizar nuestras prácticas me sentía como dice el libro de Saramago "sabia que estaba en mi casa pero era como que todo estuviera diluyéndose sin bajo ni alto" lo que significa que aunque estoy en un ámbito donde la pedagogía puede, y debe ampliarse, me sentía como en un lugar extraño en donde no encontraba la forma ni manera de cómo desarrollarme, en donde lo que aprendí perdió un tanto de significado y tomo otro, y que sin embargo tenía y tengo la obligación de encontrar ese bajo y ese alto que significa encontrar el sentido a lo que estoy haciendo dentro de la institución y que citando a Saramago " el miedo no me ciegue" y no me deje seguir aportando y apoyando a personas que lo necesitan.

Foro 1 debate 2: ¿Qué consideraciones teórico-prácticas hay que hacer para hablar de una intervención ética? Las consideraciones que debemos hacer es como ya lo había mencionado partir de la concepción que tiene cada uno de lo que es la intervención pues de ahí va a partir nuestro posicionamiento y la manera en que nos desarrollamos dentro de la institución a la que le prestamos nuestros servicios por intervención puede entenderse como lo dice Félix Guastara: “nos introduce en principio en esta equivocidad. Intervenir (del latín interventio) es venir entre, interponerse. Por esta razón, en el lenguaje corriente, está palabra es sinónimo de mediación[1], de intercesión, de buenos oficios, de ayuda, de apoyo, de cooperación; pero, también, al mismo tiempo o en otros contextos, es sinónimo de intromisión, de injerencia, de intrusión en los que la intención es violenta, o cuando menos correctiva, se puede convertir en mecanismo regulador, puede asociar la coerción y la represión para el mantenimiento o el restablecimiento del orden establecido” por lo cual debemos tomar un posicionamiento para intervenir con sentido y no como se diría coloquialmente como dios nos dé a entender.

[1] Cursivas y negritas mías. Respecto de este concepto no tengo acuerdo, pues creo que no es sinónimo de intervención, 34 dado que emerge para otro tipo de función, la mediación nace como estrategia de la resolución de conflictos, en el caso de México con el discurso de la impartición de justicia para resolver controversias en los tribunales. Tampoco se le puede hacer equivalente de participación, dado que viene de relación en lo común, los griegos utilizaban la palabra


Foro 1 debate 6: ¿Por qué resulta controvertido y pertinente hablar de intervención en el ámbito pedagógico? Algunos de mis compañeros considera que hay que profundizar mucho más en los conceptos que se están manejando en la pregunta pues hay que tenerlos claros para poder dar respuesta a esta pregunta, en primer término debemos tratar el concepto de intervención el cual es entendido de acuerdo con Félix Guattari como "una introducción, en principio en esta equivocidad. Intervenir (del latín interventio) es venir entre, interponerse. Por esta razón, en el lenguaje corriente, está palabra es sinónimo de mediación[1], de intercesión, de buenos oficios, de ayuda, de apoyo, de cooperación; pero, también, al mismo tiempo o en otros contextos, es sinónimo de intromisión, de injerencia, de intrusión en los que la intención es violenta, o cuando menos correctiva, se puede convertir en mecanismo regulador, puede asociar la coerción y la represión para el mantenimiento o el restablecimiento del orden establecido” por lo cual no se puede hablar de intervención tan a la ligera pues como sucede con la pedagogía se requiere de un posicionamiento para su uso. Por otra parte debemos clarificar también que es lo pedagógico por lo que vamos a entender que "es el espacio de interpelación por excelencia para dar posibilidad de elección y decisión a los sujetos en constitución y que, de alguna manera, modifica el proyecto inicial que imaginaron o crearon en el espacio y el tiempo". (GONZALEZ,D.M., 2008) Debate 3: lo que como pedagogos no nos podemos permitir en la intervención profesional

Habiendo revisado estos dos conceptos podemos decir que resulta controvertido el hablar de intervención en el ámbito pedagógico pues tiene varias implicaciones que van desde como entendemos estos conceptos hasta como se da esa intervención en sí misma, pues como podría pensarse nuestra intervención como pedagogas (os) es sobre los sujetos lo cual me atrevería a decir es falso pues " intervenimos mediante la activación estratégica de dispositivos, sobre los procesos sociales que los sitian desde el orden simbólico y subjetivo lo que posibilita un impacto directo sobre las fuerzas[1] que modificarán sus prácticas sociales desplegadas.(GONZALEZ, D. M), lo cual va en concordancia con el concepto de lo pedagógico pues es el sujeto quien decide si modifica o no el proyecto que ya tenía establecido. Ahora bien en este punto lo pedagógico no solo se aplica a quien vamos a interpelar sino a nosotros mismos pues mediante los procesos que vivenciamos dentro de la intervención nosotros también decidimos si modificamos el proyecto que inicialmente teníamos como pedagogos.

35


Debate 3: lo que como pedagogos no nos podemos permitir en la intervención profesional

Mediante la revisión de las lecturas arriba mencionadas he podido percatarme de la transformación que ha tenido la escuela en cierto forma por los cambios que también a tenido la sociedad, por lo cual me condujo a preguntarme ¿en qué condiciones esta la escuela y si está cumpliendo con labor primordial? a lo que podríamos contestar que va a depender de los intereses que responda va a ser la respuesta de esta pregunta. En el caso de los pedagogos no podemos sucumbir al tren en el que se ha montado la instrucción, pues esta responde a intereses que solamente son favorables a unos cuantos y ¿Donde queda la mayoría? En el caso del proyecto PREADIC podemos hablar de varios tópicos que competen a este debate el primero de ellos es la exclusión, como en alguna ocasión mi compañera Yadira decía con en qué criterios se basaban los profesores para mandar a los estudiantes ciertos a talleres que les ayudarían a reducir las problemáticas que presentaban, tal vez porque solamente un niño no está dentro de los estándares que marcan lo que es portarse bien o quien dice que los demás alumnos no tienen problemas porque solamente están sentaditos en sus butacas. En segundo lugar vamos a encontrar que lo que tenemos que hacer los pedagogos es distinguir, recuperar y hacer notar las diferencias entre aprendizaje, instrucción y educación que como menciona el documento de Violeta Núñez "El aprendizaje (instrucción, en la palabra de los clásicos de la Pedagogía) consiste en las adquisiciones de bienes culturales que un sujeto ha de realizar. Y la educación no puede existir sin esa función instructiva. Sin embargo, no se confunde con ella. No puede haber educación sin que el niño aprenda: el niño debe aprender (Kant: 1983xi; Lacan: 1973xii). La educación requiere de aprendizajes: de una buena relación con la palabra, con los otros, con los libros, con los conocimientos y las técnicas; para poder abrir –en algún momento–nuevas inquietudes y lanzar a la búsqueda de otros horizontes. No se pueden subsumir ambas dimensiones. No son homologables. La educación va más allá del aprendizaje. El acto educativo reenvía a lo−porvenir. Se inscribe en un lugar más allá de cualquier finalidad; en un instante breve, efímero, del que tal

36


37


“Mitos y realidades sobre lo que articula lo educativo en las prácticas socioculturales”

En el primer tipo de representaciones encontramos los rasgos y los residuos de posiciones idealistas y espiritualitas, que suelen sacralizar a la educación abstrayéndola de cualquier determinación material. De esta manera los procesos educativos suelen verse como neutrales, más o menos estables en el tiempo, invariables en su definición y cargados de positividad; es decir, de “valores” y “practicas positivas” socialmente.

El fenómeno educativo no puede comprenderse si no se sitúa en un tiempo y un espacio determinado, pues no es universal. Lo que se considera bueno en una sociedad en otra es malo.

38


Siempre se ha ligado de manera necesaria y casi excluyente a la educación y a lo educativo con los procesos (que se viven dentro de la escuela) de transmisión de conocimientos y de habilitación para funcionar socialmente.

En las sociedades no modernas esta concepción entra en crisis.  Pues anteriormente era un núcleo que tenia otras orientaciones 

 Un

proceso educativo consiste en que a partir de una práctica de interpelación, el agente se constituya como sujeto de educación activo incorporando de dicha interpelación algún nuevo contenido valorativo, conductual, conceptual, etc., que modifique su práctica cotidiana en términos de una reafirmación más fundamentada.

39


MITOS

Parten de la nada.

Son mensajes aislados.

Su constitución se ve limitada a un espacio determinado.

REALIDADES

Parten del reconocimiento del universo vocabulario, intereses particulares y se implantan, desconocimiento del contexto o del espacio social existente.

Son conjuntos textuales

Pueden constituirse en un espacio u organización visible en un contexto social o en estrategias más particulares, acciones y prácticas de agentes determinados

MITOS

Son mecanismos para mantener al sujeto pasivo

Están constituidas saberes

REALIDADES

Son llamados a hacer determinadas cosas, a ser de una manera y actuar de otra forma, lo que implica cierta perdida de la identidad.

Están constituidas quehaceres

Pueden estar encarnadas en referentes o pueden ser referencias.

Directa o indirectamente las interpelaciones le otorgan significados a determinadas ideas.

por

por

40


 Interpelaciones

contienen  Matrices

de identificación

 Nota:

A veces no nos identificamos con todos los elementos propuestos por la interpelación.

MITOS

El reconocimiento es solo el conocimiento de la interpelación.

REALIDADES

Se puede conocer la interpelación pero no por eso interpela.  Se da a nivel de adhesión.  Tiene relación con el proceso de identificación

41


 El

reconocimiento tiene relación con las identidades, estas se constituyen por cuatro rasgos:

 Pertenencia

a un nosotros  Atributos comunes  Narrativa histórica común  Proyecto común

42


“Mitos y realidades sobre teoría, método e historia en la formación profesional”

Por : José Paulo Netto

El positivismo continua impregnando profundamente nuestra visión de la ciencia y de la teoría.

43


Un conocimiento objetivo sobre un objeto

 Tiene

dos características: control sobre el objeto y la previsión del desenvolvimiento del mismo.

Sin estas dos condiciones el concepto de ciencia se desvanece. No hay ciencias exactas

Cuando hablamos de ciencia de la sociedad se realiza uno de tres movimientos que se citan a continuación: Primero

reducción del fenómeno social

Con ello se marginaliza su complejidad, por lo que es posible hablar de control y previsión. Cuando no se hace ese reduccionismo se pone peor ya que se hace una analogía entre el ser social con el ser natural.

44


En tercer lugar se hace la pregunta ¿Existe una ciencia social? La respuesta es si pero hay una diferencia pues no es la misma ciencia de la naturaleza, sino un concepto de ciencia aplicado a la sociedad.

La diferencia radica en sacar de ese concepto el control y la previsión.

Es ilegitimo defender el conocimiento social en tanto sea verificable.

Defensa de un conocimiento social estrictamente teórico.

El conocimiento teórico es un complejo sistemático de proposiciones verificables concernientes a la estructura dinámica, al modo de ser y de reproducir de un ser social por la preponderancia del modo de ser capitalista, y el ser social burgués.

45


Las teorías sectoriales están subordinadas a una matriz teórica mayor que intenta explicar este modo de ser y de producirse a si mismo como ser social. La teoría social no es una materia, disciplina o ciencia específica pues concierne a la compresión de la totalidad social.

El método es una relación necesaria entre el sujeto que investiga y el objeto investigado.

1)

En nuestra cultura existen fundamentalmente dos vertientes metodológicas: Positivismo: es una tendencia que tiene la sociedad capitalista.

Los fenómenos adquieren la apariencia de cosas. El fenómeno social es un fenómeno global

46


2) La otra vertiente es la inspirada por Marx 

Estas dos intercambian y últimos.

tendencias coalicionan, se interpenetran en los

Lo que esta detrás de la noción de teoría de servicio social es la idea de que el objeto de conocimiento es puesto por el sujeto. Sintetizar la practica no es hacer teoría

1)

2)

3)

Anteriormente se confundía método de investigación con método de exposición. Marx desecho esta equivocación. Ese supone que el método es una pauta determinada para conocer alguna cosa, de ahí la idea de “aplicar” del método.

Confusión entre el método y una pauta de intervención.

47


Ensayos

48


¿Por qué los otros si y yo también? A lo largo de la historia de la humanidad la pedagogía ha estado presente en la formación de los seres humanos y junto con ellos a evolucionado hasta llegar a lo que es ahora. Es indudable que la pedagogía ha ido tomando diferentes formas dependiendo el contexto dentro del cual ha estado inmerso. Por lo que en la actualidad ha tenido que adoptar el molde de las diversas tendencias que orientan a la humanidad. Por esta razón la carrera de pedagogía ha venido modificándose, pues los requerimientos del mercado laboral la han llevado hacia diversos puertos. De esta manera la Facultad de Estudios Superiores Acatlán toma esos planteamientos y los coloca sobre los planes de estudios que son impartidos a los estudiantes que forman parte de esta institución siempre respetando los principios éticos que la orientan. De ahí que en especial la materia de Intervención pedagógica profesional en sus tres divisiones presente características que apoyen a los estudiantes en su formación como profesionales de la pedagogía. Esta área de intervención busca que el pedagogo caracterice su práctica profesional con una visión crítica-social en donde “articule el saber, el saber hacer y el deber ser pedagógicos para la construcción de su identidad profesional.” 1 Esto se logra por medio de la modalidad didáctica de prácticas profesionales en donde el alumno incursiona en situaciones concretas de la profesión por medio de su actuación en diversos proyectos llevados a cabo dentro de instituciones. Pero cabe cuestionarnos sobre los fines del plan de estudios y más específicamente de la materia de intervención pedagógica profesional en donde haciendo la comparación con el texto “Consideraciones en torno al acto de estudiar” de Paulo Freire encontramos que el plan de estudios no debe convertirse en un recetario de pautas que deben seguirse para convertirse en pedagogo. Solamente consumiendo contenidos sin cuestionarse sobre ellos por lo que la educación de esta manera es bancaria en donde solamente se debe memorizar para que se considere que él alumno posee conocimientos. En este sentido debemos replantearnos la orientación que hemos seguido para poder transformar lo que hemos venido haciendo, por lo cual debemos rescatar al sujeto potencializando su curiosidad y desafiándolo para que valla mas allá de lo simple evidente, por lo que la actitud crítica juega una papel preponderante pues a partir de ella adopta un postura frente al mundo, la realidad y la existencia.

1

Plan de estudios 2007 de pedagogía FES Acatlán en http://es.scribd.com/doc/52433092/aPEDAGOGIA-TOMO-I-Fundamentacion consultado 12-06-12

49


Es de esta manera que la materia de intervención no debe quedar en simplemente realizar acciones dentro de una institución sino que deben extraerse todos los elementos posibles del enfrentamiento del pedagogo con la realidad. Porque a partir de su formación dentro de las aulas y de su incursión en la instrucción se va configurando el hábitos pedagógico dentro del cual se termina de dar forma al futuro pedagogo Según Bourdieu el “Hábitus es un proceso de socialización desde la infancia que simultáneamente es generado por estructuras objetivas a la vez generador de esquemas y prácticas de conducta que se traducen en acción.”2 De esta manera al transpolar esto al plan de estudios encontramos que desde la formación básica que hemos recibido hasta la incursión a las problemas concretos de la realidad mediante las prácticas profesionales se va configurando el hábitus pedagógico que finalmente repercute en las acciones que llevamos a cabo en nuestra práctica profesional. Por lo que es preciso dar una mirada sobre esas acciones, porque no es actuar por actuar sino también reflexionar sobre lo que hace, esto se va a lograr por medio de la pregunta que necesariamente se vincula con la problematización del ser humano sobre sí mismo y sobre la realidad social dentro de la cual está inmerso. Ese cuestionamiento trae consigo la idea de que nos somos seres inacabados por lo cual nos construimos día con día, en nuestro caso somos pedagogos en construcción que debemos tener claro lo que hacemos, como lo hacemos y porque lo hacemos, pues tenemos un compromiso con la sociedad y con nosotros mismos. Por lo cual nadie debe quedar fuera porque cuando nos preguntamos ¿Por qué los otros si y yo también? Se pone de manifiesto la ética que debemos tener hacia los demás y hacia nosotros mismos pues como profesionales debemos ser consientes, creativos, curiosos, responsables y comprometidos hacia nuestra acción profesional.

Fuentes de información PAULO, Freire. La importancia del acto de leer y el proceso de liberación SAUL, A. María (coord.). “El acto de preguntar en la pedagogía freiriana” en Paulo Freire y la formación de educadores: múltiples miradas VALLERIANI, Antonio (coord.). “La educación como apropiación” en Emancipación y tragedia en filosofía de la educación

2

Capital cultural en http://sociologiac.net/biblio/Bourdieu-LosTresEstadosdelCapitalCultural.pdf consultado 12-06-12 50


Internet Capital cultural en http://sociologiac.net/biblio/BourdieuLosTresEstadosdelCapitalCultural.pdf consultado 12-06-12 Plan de estudios 2007 de pedagogía FES Acatlán http://es.scribd.com/doc/52433092/a-PEDAGOGIA-TOMO-I-Fundamentacion consultado 12-06-12

en

51


Intervención Pedagógica Profesional

Capitales pedagógicos en la transición del aula al escenario profesional

Cambio y transformación

Proyecto. Prevención de Adicciones en jóvenes. Un enfoque psicoanalítico (PREADIC) Institución. Desarrollo Integral de la Familia. (DIF, Tlalnepantla) Equipo    

Arredondo Ramírez Silvia Ascensión Vidal Ana Karen Morales Medina Laura Calderón Cervantes Yadira 52


HACIA UNA PEDAGOGÍA CRÍTICA, ÉTICA Y REFLEXIVA. FORMARSE ES TRANSFORMARSE. En la actualidad la tendencia hegemónica positivista es la que prevalece en los sistemas educativos de los países a nivel mundial. Esto tiene como consecuencia una visión rígida y técnica de la práctica profesional en la mayoría de las instituciones universitarias que orienta a los alumnos en su quehacer profesional. Lo anterior nos lleva a plantear un serio cuestionamiento entorno a los principales lineamientos que guían a cada profesión sobre la cual se construye una identidad y, por lo tanto, una manera de ver y actuar en la realidad. La pedagogía no se encuentra exenta a todos estas problemáticas, sin embargo, hay instituciones que intentan lidiar con las exigencias del contexto y, al mismo tiempo, no dejar de lado el planteamiento de las condiciones necesarias para que el alumno construya una mirada crítica, reflexiva y propositiva, y de esta manera no limitar su práctica, sino que la enriquezcan por medio de la convergencia entre una autonomía y sus saberes teóricos. En el caso de la UNAM, específicamente en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, se establece en el plan de estudios que la intervención profesional tiene como propósito general: “…que el alumno caracterice la práctica profesional del pedagogo egresado de la FES-Acatlán como una práctica sustentada en saberes teórico metodológicos y técnico instrumentales, con una visión crítico social de la profesión aludiendo a un sentido ético humanístico para que logre articular el saber, el saber hacer y el deber ser pedagógicos para la construcción de su identidad profesional”3 Con esto se puede ver que se cuenta con una visión integral en la formación, sumando por ejemplo modalidades didácticas que atienden diferentes aspectos proporcionando una participación que, si bien, es teórica, no olvida que lo social es una responsabilidad y se debe ser competente a la hora de utilizar las herramientas proporcionadas a lo largo de su formación con las cuales se hace frente a problemas que exigen creatividad, autonomía, ética, respeto, empatía, entre muchos otros valores que reflejen un alto nivel de compromiso profesional y personal. Por lo tanto, se trata de no enfrascarse en la visión positivista y rígida de la realidad que presentan a los problemas sociales como algo concreto a los que se debe atender con base a las teorías y metodologías aprendidas en el aula, sin

3

UNAM. Plan y Programa de Estudio de la Licenciatura en Pedagogía 2007. p.53 53


hacer uso de la capacidad subjetiva de cada alumno, lo que lleva a una crisis de confianza en los profesionales 4. Las implicaciones son diversas, por ejemplo “los profesionales de la práctica que son rigurosos resuelven problemas instrumentales bien estructurados mediante la aplicación de la teoría y la técnica que se derivan del conocimiento sistemático, preferiblemente científico”5 Ahora bien, la crítica principal es que los problemas que se enfrentan no se presentan de manera concreta, unívoca, sino que su complejidad se da por su carácter multifacético, inestable y diáfano, por lo que los profesionistas formados de manera positivista muchas veces no saben cómo enfrentarse a los retos de la práctica profesional independientemente de la visión que se maneje de acuerdo a la profesión que se ejerza. El hecho de que el profesionista deba utilizar herramientas subjetivas nos puede llevar a retomar esta reflexión desde otro punto de vista. Por ejemplo, si el profesional mexicano retoma su historia puede encontrar elementos que le ayuden de manera indirecta en el ejercicio de su práctica profesional. Uno de ellos es el OLLIN palabra azteca que significa “moverse o actuar de inmediato con todo tu corazón” por lo cual el actuar en el mundo o en la realidad no solo es teórico, ni solo con lo dictaminado en las tendencias hegemónicas en los sistemas educativos, sino que implica todo un ejercicio de reflexión y crítica que lleva al alumno a un quehacer en la práctica profesional mucho más amplio, con una dirección más consciente y definido. También la práctica y el compromiso son más cercanos al problema porque no se limita a esa rigidez teórica en la postura, sino que se ve de cara a la realidad de la que se es parte y no sólo como un actor extraño o ajeno. De manera que, debemos tener presente a lo largo de nuestra formación que nuestras sociedades actuales están constituidos por espacios sociales (entre ellos las instituciones) ya estructurados, en constante dinamismo y que desde una mirada crítica podemos dar cuenta de que son estructuras que funcionan a partir de mecanismos de reproducción, valores, normas etc., que mediatizan su sentido de vida. Respecto a esto, Pierre Bordieu describe “El espacio social tiende a funcionar como un espacio simbólico, un espacio de estilos de vida y de grupos de estatus, caracterizados por diferentes estilos de vida”6. A partir de esto último, entendemos que los sujetos inmersos en tales espacios se van a posicionar de acuerdo al capital que poseen, a lo que Bordieu agrega que se distinguen tres tipos de capitales: social, económico y el cultural. El primero conformado por las relaciones, contactos, parentescos etc., el segundo conformado por los recursos monetarios y financieros como dinero, bienes, propiedades e inversiones, y el tercero conformado por saberes, información, conocimientos. Capital definido además en diferentes variantes, por un lado, 4

Según Donald Schön en La formación de profesionales reflexivos. Edit. Paidós Ibídem. pág.17 Vizcarra, Fernando. Habitus y poder simbólico en Premisas y conceptos básicos en la sociología de Pierre Bordieu. México, Universidad de Colima, 2002. pág. 65 5

6

54


caracterizado por ser adquirido en forma de educación y conocimiento y por el otro, capital formado por el juicio y la percepción que permite definir valores culturales y morales. Así, concebir estos espacios como multidimensionales en donde lo simbólico tiene una importante función, y en donde el capital que poseamos permitirá nuestra participación en la estructura social, debemos antes recuperar la importancia de nuestro quehacer y nuestra práctica, ya que a partir de nuestra formación profesional, seremos capaces o no de enfrentar nuestra realidad. Así también, la importancia radica en ver a la formación más allá del desarrollo de habilidades, y conocimiento teórico, pues debe ser vista como un proceso que posibilite la capacidad de los estudiantes para reflexionar, generar conocimiento y formar conciencia para ubicarse en el contexto social en el que se circunscribe.

Referencias 

Shön, Donald. La formación de profesionales reflexivos. Hacia un nuevo Diseño de la enseñanza y el aprendizaje en las profesiones. Edit. Paídos. pp. 17-30.

UNAM. Plan y Programa de Estudio de la Licenciatura en Pedagogía 2007. Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

Vizcarra, Fernando. Premisas y conceptos básicos en la sociología de Pierre Bordieu. Estudios sobre las cultura contemporáneas. México, 2002.

55


56


“Un muy buen grupo”

En esta sesión fuimos a la secundaria "Felipe Villanueva" y a la primaria "Ana Bishop" esta foto es de la primaria, cabe mencionar que este es un muy buen grupo pues emocionan por participar, cooperan y se apoyan entre sí. Este grupo me ha cambiado la idea que tenia del trabajo con grupos pues son totalmente diferentes a los grupos con los que había trabajado. Fue una muy buena experiencia.... es un muy buen grupo.

57


58


“La amistad es el ingrediente más importante en la receta de la vida.”

“Familia es destino”

“La experiencia nunca es un fracaso, pues siempre viene a mostrarnos algo”

59


Equipo PreAdic… Muy buenas compañeras!!!

60


“Ser mejor cada día, por ti, por mí, por ellos”

61


Revista intervención pedagogica profesional