Page 1

No. 53

Arte - Cultura - Literatura - Historia - Sociedad

grabado : esmeralda tobón

Nuestra más amplia solidaridad con el poeta Efraín Bartolomé por el atropello del que fue objeto él y su familia suplementoalebrije.blogspot.com Colaboran: Ricardo Limón, Armando González, Gina Lizeth y esmeralda tobón


12 de Agosto 2011•Pág II

Pe r i ó d i c o C ó m o ? • D i r e c t o r E d i t o r i a l : J o s é L u i s B e n í t e z A .

Alebrije• Director: Gerardo Pérez Muñoz

BREVES REFLEXIONES SOBRE EL DERECHO A LA CULTURA, EL ACCESO Y SU EXIGIBILIDAD Ricardo Limón Romero.

S

egún Jesús Prieto de Pedro, jurista español, especialista en derechos culturales, la Constitución Política Mexicana de 1917 fue la primera en el mundo que incluyó en su redacción el término cultura. México es, uno de los países latinoamericanos con mayor patrimonio e infraestructura cultural. Sin embargo nuestra Constitución no incluyó los derechos culturales en su articulado y tampoco vemos la generación de políticas públicas de cultura basadas en el derecho a ésta. Se han dado reformas constitucionales (artículos 4 y 73 Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos), a fin de incluir el reconocimiento del derecho ciudadano al acceso y disfrute de los bienes y servicios culturales, así como la inclusión de la cultura en los medios de comunicación. Pero aún falta mucho respecto a la institucionalidad de la cultura, el patrimonio cultural tangible e intangible, la educación cultural, los medios y la cultura, etc., y adecuaciones al marco normativo local. Sin embargo no es sólo el reconocimiento de un derecho en nuestro marco jurídico sino como lograr la exigibilidad del derecho a la cultura y el derecho de acceso a ésta, a la apropiación y la socialización de ese patrimonio y la infraestructura, que genere un vínculo entre el ciudadano y el Estado y lograr que la cultura esté

a la mano que sea accesible, de pronto la cultura es cara, es elitista en algunas ocasiones. En “La Encuesta Nacional de Hábitos, Prácticas y Consumo Culturales”, presentada en agosto del 2010. 75% de personas que han ido a un espectáculo de danza, no han pagado, 29 por falta de tiempo y dinero. 48% tiene poco o nada de interés en la cultura. 73% no adquirió nada relacionado con ésta (música, libros, cine). 80% no visitó algún monumento histórico. 27% de la población ha leído un libro 86% nunca ha ido a una exposición 57% nunca ha ido a una librería. De los que sí lo han hecho, sólo el 7% adquirió un ejemplar (siendo los más recurrentes los de superación personal, libros religiosos e infantiles). 43% no ha ido a una biblioteca 6% ha escrito algún texto de creación literaria en su tiempo libre 24% no tiene ningún libro en casa 67% nunca ha ido a una presentación de teatro La promoción de una política cultural no debe ser tarea sólo de partidos políticos, pues resulta imposible que el Estado y sus políticas, en caso de que las tenga, pudieran cambiarse cada vez que gane uno de éstos. Esto nos lleva al diseño de políticas culturales de Estado y a la creación de programas de largo plazo, pues la cultura

es una cuestión de Estado, no de gobierno, debemos asumirnos dentro de una política pública. Se debe generar un nuevo pacto sociocultural entre Estado, mercado y sociedad civil que implique la armonía entre la democracia y la diversidad cultural y así general una cultura política y una política cultural. Es muy importante determinar con objetividad las implicaciones de que la cultura dependa de la educación, pero también de las implicaciones de su independencia, es decir no por contar con una Secretaría la cultura se fortalecerá, pero no por contar con un consejo la cultura se fortalecerá. En principio, la iniciativa que se comenta, es un paso importante para la apertura de una agenda de carácter jurídico y de política pública que le dé sentido y realidad a un derecho fundamental que además tiene que cobrarle al Estado el rezago en el que se encuentra, es decir el estado tiene una deuda, en general, con los derechos y libertades ciudadanas, pero también con el derecho a la cultura, su acceso y su exigibilidad, en tiempos donde la cultura es uno de los sectores más dinámicos, pero también, tiempos, donde hacen falta políticas de inclusión y desarrollo social, de reconocimiento y promoción de las culturas de los pueblos originarios, así como el impulso a una mayor, pero verdadera participación social.

12 de agosto: Día Mundial de la Juventud

grafitti español : sfir kohe, madrid 2006

• C o n s ej o E d i t o r i al • Gregorio Cervantes, Joel Merino, Miguel Ángel Andrade, Araceli Toledo, Karen R. Kauffman, Judith Castañeda y Gina Lizeth • d i s e ñ o ed i t o r i al • Martha García


12 de Agosto 2011•Pág III

grafitti español : madrid 2005

José Joaquín Fernández de Lizardi (1776-1827), El pensador mexicano, ¿fue nuestro primer Secretario de Educación Pública? Armando González Morales

A

sí lo nombra uno de los más implacables y conocedores de nuestras letras: Emmanuel Carballo, al auto-denominado Pensador Mexicano, José Joaquín Fernández de Lizardi, quien tomara posesión de su cargo antes de que México se proclamara país independiente. Este nombramiento de Carballo, se debe a la tarea que emprendió con plena convicción, a partir de la libertad de imprenta que promulgó la Constitución de Cádiz en 1812. Pues todo el tiempo transmitía la idea y necesidad de tener una formación sólida y fundada en conocimientos humanistas y científicos. En efecto, antes que un artista debemos de verlo como un pedagogo y clarividente por su crítica mordaz, que le costó varias veces pisar la cárcel. María Rosa Palazón Mayoral ha señalado que “muchas de las críticas lizardianas van dirigidas al superyó de los ricos”, pues les preocupa más enseñarles a sus hijos hábitos superficiales, como tratar con desdén a los pobres y gastar en lujos estúpidos, que forjarse una formación sólida en conocimientos sustentados. Desde su primera gran obra El Periquillo Sarniento (1816) se lanza contra esa elite que tiene muchas pretensiones de grandeza pero una talla muy pequeña para dirigir la construcción de una nación y menos aún un imperio, como pretendió Iturbide (1821-1822) y quienes lo secundaron, pues aceptaron y creyeron que estaban formando en verdad el Imperio Mexicano, el cual duraría diez meses y, años más tarde perderíamos (1846-1848) la mitad del territorio con Estados Unidos de América. Críticos literarios como Luis Leal han señalado que en dicha obra podemos distinguir la presencia de la forma de hablar de los indios a través del personaje del Payo, así como una serie de costumbres entre las clases pudientes y menesterosas de entonces, siendo fácil deducir lo mal preparados que se encontraban todos para asumir las responsabilidades civiles que implicaba convertirse en ciudadanos. Pero su mayor reproche se dirige contra la falta de oportunidades que sufría la gran mayoría, en un país con enormes recursos. Su sentido crítico lo inicio contra la corona española, al fundar el periódico El Pensador Mexicano (1812-1814), de donde tomara su seudónimo. Pero su crítica plena contra esa elite protomexicana, en su obra maestra El Periquillo Sarniento (1816), bajo una burla sarcástica por sus actitudes y sentimientos de grandeza que los hacían, no sólo creer, sino vivir como nacidos para “asumir la soberanía del destino” nacional, en lugar de prepararse para ello. El pensador mexicano es una especie de clarividente o predestinador porque hasta la fecha estas actitudes siguen presente en nuestra clase dirigente y demás que buscan imitarlos; fincando sus sueños en vivir al estilo americano, como ir a jugar a las Vegas, mientras que para el siglo XIX era vestir a la moda francesa, y sin recato alguno lo ostentan como “nuestros” parámetros de éxito. Despreciando las manifestaciones populares, y solamente

Fotografía 1. J.A. Paz, La coronación de Iturbide (1822) reconocibles por ellos, cuando un extranjero descubre la genialidad de la artesanía y demás cosas de “indios” y “gente indigna”; puesto que en sus mentes jamás cruza la idea de llegar a ser en verdad una nación autónoma y plenamente independiente, por lo menos a mediano o largo plazo. Por lo antes dicho, ¿qué sucedería si nuestros secretarios de educación se llegaran a preguntar y reflexionar estas ideas de José Joaquín Fernández de Lizardi?: “Y, si por un caso imposible, aun siendo ricos, si un día se conjuraran contra vosotros todos éstos y no os quisieran servir a pesar de vuestro dinero ¿no andaríais descalzos? Sí, porque no sabéis hacer zapatos. ¿No andaríais desnudos y muertos de hambre? Sí, porque no sabéis hacer nada para vestiros, ni cultivar la tierra para alimentaros con sus frutos. Con que si en realidad sois unos inútiles, por más que desempeñéis en el mundo el papel de los actores de aquella comedia

titulada Los hijos de la fortuna, ¿Por qué son esas altiveces, esos dengues y esos desprecios con aquellos mismos que habéis menester y de quienes depende vuestra brillante suerte? Si lo hacéis porque son pobres los que se ejercitan en estos oficios para subsistir, sois unos tiranos, pues sólo por ser pobres miráis con altivez a los que os sirven y quizá a los que os dan de comer…y si no, pregunto: vosotros ¿de qué vivís? Tu minero; tú, hacendero; tu comerciante; te murieras de hambre y perecieras entre la indigencia si Juan no trabajara tu mina, si Pedro no cultivara tus campos, y si Antonio no consumiera tus géneros, todos a costa del sudor de sus rostros, mientras tú, hecho un holgazán, acaso, acaso no sirves sino de escándalo y peso a la república”.


12 de Agosto 2011•Pág IV

grafitti español : ávila españa 2005

Gina Lizeth

HUMUS

Somos Una, Uno. Olemos que la Tierra va gestando nuestro clima; lo palpamos en el Agua del Otro, de la Otra: manos entretejidas en un manto de hierba incalculable, cuyo aroma es el viento. Somos –palma arriba y abajo- cuerpo sin dimensión; lecho vertido en las praderas del aura. Nos desarticulamos aire, crecemos marea, y nos sembramos flor.

grabado : esmeralda tobón

DE ACUARELAS…

Sale de aquí, el ruido de la calma pernocta, regenera tulipanes…y amanezco, de acuarelas en ti. Cuántos hilos de puerto en mi escalera. Qué gota de septiembre en los umbrales. Algún nombre que todo lo mueva podría tocarse un día de orquesta, por la boca; podría verse lo incontenible de las cuencas; nadie sabría si es una lágrima, o el insondable fuego que no encendimos. Nadie diría que es el alma, tejiéndose, palpable, al otro lado.

grafitti español : ávila españa 2005

todos los

El Vuelo del Colibrí MIÉRCOLES DE 19 A 21 HRS VOCES DE LA DIVERSIDAD

que se transmite por www.sabersinfin.com

Alebrije 0053