__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)


proponemos un camino: ¡A desbordar la fech! Es el momento de que quienes creemos y confiamos en que el poder y la fuerza del movimiento estudiantil está en las y los propios estudiantes y, apostamos por la construcción de un poder organizado dentro de la universidad, superemos un clásico programa de propuestas aisladas, que muchas veces no llegan a concretarse.

Desbordar la FECH es construir un verdadero Proyecto de Lucha, el cual nos permita superar nuestras debilidades, trazar un camino consecuentemente revolucionario y transformador, para así superar los límites de nuestra propia Federación, que hoy es un órgano externo a nuestros propios compañeros y compañeras. Es momento de dejar de repetir las mismas recetas añejas de cada año de movimiento estudiantil y, construir una FECH bajo nuevos términos. Desbordar la FECH significa transformar sus formas y su contenido, pero con la acción organizada de sus estudiantes. Año tras año las diferentes organizaciones políticas han utilizado la presidencia de la federación, prometiendo su refundación, una nueva cultura federativa y, un acercamiento a sus estudiantes e intereses. Estos análisis olvidan convenientemente la responsabilidad de las propias fuerzas políticas en reproducir la desorganización y el alejamiento de la Federación del conjunto de sus estudiantes, sin propiciar durante todo el año la participación efectiva, las decisiones colectivas y el control estudiantil de sus propios organismos representativos.

1


NUESTROS OBJETIVOS 1 Retomar la importancia, actividad y sentido en sus propios estudiantes y, para ello desbordar los límites que se ha impuesto, superando su actual rol, acotado a pequeñas pugnas del activo político, abordando la integralidad de la vida estudiantil universitaria. 2 Aportar a ser un actor realmente protagónico en el escenario nacional, y para ello, acabar con el espiral descendente de participación, en que nuestra fuerza organizada como estudiantes ha sido reemplazada por el efectismo mediático y el lobby parlamentario, bajo una falsa ‘oposición critica’, que en los hechos ha implicado la colaboración y legitimación de las reformas educacionales de la Nueva Mayoría. 3 Dejar la pasividad y funcionalidad respecto del rol que ocupa actualmente nuestra universidad, profundamente elitizada en su sentido y rol del conocimiento. El desarrollo académico y nuestra formación se encuentran cercenados por el negocio educacional, siendo la rentabilidad mercantil y la competencia los únicos criterios claros para definir el quehacer universitario. Incluso, la bullada “extensión universitaria”, que supone ser el vínculo entre universidad y sociedad, hoy se ve acotada a columnas, seminarios y charlas aisladas, y nuestra propia Federación se ha mantenido en silencio.

2


EJE 1: LA FECH, UNA HERRAMIENTA DE SUS ESTUDIANTES La fuerza capaz de cambiar la educación reside en sus estudiantes, organizaciones y luchas que se dan año a año en las diversas carreras, así como las iniciativas que propician y potencian la vida estudiantil, sean estas culturales, científicas o deportivas. La FECH debe sostenerse en un soporte, donde la conducción legítima del movimiento, se afirme en la participación y control de sus estudiantes. Proponemos que iniciado el mandato de la nueva FECH 2018 comiencen los cambios: 1 El Poder a las y los estudiantes: las Bases al pleno de Federación Es necesario socializar la organización estudiantil. Proponemos que la mesa sea una instancia ejecutiva, residiendo todo el peso de las decisiones de universidad en el Pleno de Federación y en la validación del accionar de las dirigencias desde las organizaciones de base, eliminando las ponderaciones especiales de la mesa de federación. El cargo de Concejeros Fech deben dejar de entenderse como contrapesos de fuerzas políticas para pasar a ser Delegados de sus espacios. 2 Revocabilidad de los cargos: Proponemos un control político de la federación desde las bases estudiantiles, los representantes, sean estos de la mesa directiva, consejeros, delegados y senadores, deben rendir cuentas constantes de su quehacer y, poder ser removidos en tanto no cumplan con sus responsabilidades. 3 Levantar una nueva Área FECH de Organización: La FECH no debe excusarse de su rol por la baja participación en Secretarías o Centros de Estudiantes, debe asumir un rol ofensivo en estimular, potenciar, apoyar y entregar herramientas para que estas instancias sean una real expresión de participación local. Proponemos abrir un área para el fortalecimiento organizativo y de participación de las bases estudiantiles. 4 No más despilfarro de recursos: La FECH recibe un presupuesto millonario, dentro del cual se destina una minoría de recursos en fortalecer las organizaciones estudiantiles. Proponemos que cada facultad y carrera discuta los lineamientos estratégicos de la federación, el cual ordene el presupuesto, que se valide participativamente y que exista un control riguroso, público y permanente desde sus estudiantes.

3


EJE 2 UNA NUEVA VIDA UNIVERSITARIA PARA FORJAR UNA NUEVA SO Si decimos que la FECH debe representar y expresar la voluntad de los estudiantes, canalizando inquietudes, defendiendo sus intereses y viabilizando iniciativas; la participación y protagonismo estudiantil, debe estar situada también en el conjunto de la Vida Universitaria. Proponemos promover el desarrollo y búsqueda permanente del conocimiento para nosotros y para el pueblo, entendiendo a este en sus diversas dimensiones, como ciencia, arte, cultura y actividad deportiva. La FECH debe promover y estimular el desarrollo integral de las iniciativas estudiantiles, transformando cada espacio de la universidad en un campo de creación, critica y debate de ideas. 1 Desde las y los estudiantes a contribuir un movimiento científico: Proponemos construir un área de trabajo que permita estimular la actividad científica y la cultura investigativa de pre-grado y post-grado, con foco en la intersectorialidad de las ciencias, naturales y sociales. Esta área de trabajo deberá realizar ciclos de eventos por temática o área científica y un gran evento de corte nacional que promueva la presentación intersectorial de investigadores jóvenes. 2 La Promoción de las Humanidades, la Cultura y las Artes de forma Permanente: La FECH debe promover un movimiento cultural humanista y de artistas universitarios, que permita generar organización articulando las diversas expresiones, promoviendo sus acciones a nivel universitario y nacional. Proponemos además estimular la institucionalización anual de un Festival de Artistas que permita generar una tribuna para el talento estudiantil emergente. De igual forma la FECH debería financiar una publicación periódica que recopile la creación humanista, histórica y cultural estudiantil, siendo difundida al interior y fuera de la universidad.

4


EJE 3 POR UNA VERDADERA REVOLUCIÓN UNIVERSITARIA Proponemos recuperar las fuerzas vitales de la juventud universitaria, con una nueva dirección estudiantil, que supere la pasividad de los últimos años e inicie la lucha por una verdadera revolución universitaria. Los cambios parciales y graduales sólo contribuyen a maquillar la mercantilización y, es necesaria una ruptura con el orden educacional que sólo ha beneficiado a un puñado de empresarios y ha profundizado la precarización y elitización del conocimiento. No basta con oponerse a la supuesta actitud contrareformista de un posible gobierno de derecha, sino que también al maquillaje de la centro-izquierda neoliberal, ya que, en los hechos, son dos caras de una misma moneda. 1 Por un sistema educacional nacional, unificado y al servicio del desarrollo social y material del pueblo: Proponemos que la FECH se convierta en un actor protagónico, junto a trabajadores de la educación, académicos y el pueblo en general, en una lucha permanente por un nuevo sistema educacional, que parta por el control estatal de la educación a través de políticas centrales de planificación de la educación superior, que elimine el mercado y la competencia como ejes rectores. 2 Por Condiciones Dignas de Estudio y Trabajo: La Universidad de Chile debe asegurar las condiciones para que las y los estudiantes puedan formarse y desarrollar al máximo sus capacidades profesionales y, para que trabajadores, académicos y no académicos, tengan estabilidad y desarrollo laboral real. Proponemos luchar porque estas políticas sean universales: a cada estudiante se le debe proveer de sus herramientas de estudio, de sus materiales, de bienestar, un techo digno donde vivir para todo el que lo necesite. Por otro lado, debemos acabar de raíz, y sin excepciones, con toda lógica de precariedad laboral, estableciendo un contrato único de trabajadores, promoviendo la carrera funcionara universal y la superación profesional gratuita.

3

A luchar de forma consciente y decidida: Nuestras movilizaciones muchas veces comienzan de forma reactiva o rutinaria dependiendo de los ritmos del Gobierno de turno. Es necesario definir colectivamente propósitos, demandas claras, estrategias de lucha y planes de movilización en espacios participativos y articulados, que contemplen la discusión y el debate, así como también el fortalecimiento de nuestro contenido y demandas.

5


EJE 4 A PINTAR NUESTRA UNIVERSIDAD DE PUEBLO Nuestra Universidad debe jugar un rol estratégico en el desarrollo material, social, científico y cultural de un nuevo país. La universidad no debería ser patrimonio de ningún estamento en particular, ni de estudiantes, ni de un claustro académico, debe pertenecer al pueblo y orientarse en base a un verdadero modelo de desarrollo y de justicia social. El compromiso como estudiantes y futuros profesionales debe estar puesto en un nuevo rol social de La Chile y la educación, así como de las necesarias transformaciones radicales para la sociedad. Por esto, la frase abstracta de articulación entre estudiantes y sociedad debe traducirse en construir un movimiento organizado, que logre ser un aporte a las luchas populares, y al mismo tiempo, impulsar procesos de lucha interna, sin concesión alguna, por poner la universidad al servicio del desarrollo nacional. 1 Que la Chile le sirva a Chile: La FECH debe incluir dentro de su programa la lucha por el conocimiento, confrontando las lógicas mercantiles que definen el contenido de nuestras carreras, la actividad académica, investigativa y de extensión. Proponemos iniciar un proceso de discusión crítica y cuestionamiento de lo que aprendemos y cómo nos formamos, de los perfiles, los planes y programas de estudio y las líneas investigativas. No puede existir reforma educacional sin que se cuestione el trasfondo y el propósito del conocimiento que recibimos. 2 No más Extensión Universitaria de Mercado: El rol social de la universidad que pone el conocimiento al servicio del desarrollo nacional se debe contraponer a la falsa vinculación con la sociedad, o extensión, que propone Rectoría: venta de servicios, la difusión cultural elitista y el logo de la universidad como ‘sello de garantía’. Proponemos luchar por una verdadera política de extensión, planificada en líneas prioritarias, fuertemente vinculada a la realidad social, curricularizada, crítica y comprometida, que aporte a resolver las problemáticas sociales y construir una nueva sociedad. 3 ¡A Trabajar! Acabemos con el paternalismo universitario: Las acciones de extensión estudiantil deben dejar de ser iniciativas aisladas, expresiones transitorias de asistencialismo. Proponemos dotar de un contenido transformador del Trabajo Voluntario, poner nuestro proyecto profesional en la vereda del pueblo. Ser Voluntario no puede ser una mera anécdota de nuestra vida universitaria, sino que un elemento más de nuestra formación, uniendo el estudio y el trabajo, la teoría y la práctica. A nivel transversal, y en todas las facultades, debemos levantar acciones permanentes de vinculación, interdisciplinariedad y construcción en

6


CON UN NUEVO SENTIDO PARA LAS CONCEJERÍAS ¡A DESBORDAR LA FECH! El cargo de Concejero/a FECH fue creado con un sentido completamente ajeno a la representación real de los intereses estudiantiles, centrado en una mera representación de fuerzas políticas. La tarea principal de nuestras Concejerías FECH es transformar la lógica y sentido tras este cargo.

Con un nuevo sentido para las concejerías, ¡a desbordar la FECH!: 1.- Propondremos de forma inmediata una reforma a la FECH para cambiar la figura a Delegado de Base, bajo principios de control directo de los estudiantes y revocabilidad. 2.-En la práctica desarrollaremos programas locales, desde los que se iniciará una discusión en todos los espacios a comienzos de año, de modo de trazar una Hoja de Ruta común de las carreras y facultades, con desafíos locales, de universidad y nacionales. 3.-Generaremos un canal permanente de comunicación, que permitan no solo acercar la FECH a sus estudiantes, sino que desbordarla y conectar las realidades locales.

7


EL BIENESTAR ESTUDIANTIL, OTRO CAMPO DE LUCHA En el modelo educativo chileno, tanto el conocimiento, como nuestra formación son un negocio que se distribuye de manera desigual. La misma situación se replica a la interna de nuestra propia universidad, que pese a ser estatal, la rentabilidad y posición en el mercado, determina los recursos humanos, materiales e infraestructurales con que contarán las disciplinas para su desarrollo y formación de futuros profesionales. Actualmente el Bienestar sigue siendo asumido como asistencialismo, replicando el modelo de focalización que tanto se critica en las políticas públicas nacionales. Las políticas de bienestar han hecho vista gorda a cómo estas múltiples carencias y precariedad afecta la formación y desarrollo profesional de múltiples estudiantes, que no entran a la Universidad con los conocimientos o condiciones para estudiar por su propia cuenta, dependiendo de lo poco que proveen sus facultades y apoyándose en beneficios monetarios, o claramente insuficientes, como las políticas de Hogares Universitarios, apoyo a SIPEE o las distintas becas de mantención, insuficientes en sus montos y regularidad.

LOS PRINCIPIOS DEL BIENESTAR ESTUDIANTIL 1.- Desarrollo Integral de los estudiantes Confiamos en el pleno desarrollo de las facultades humanas de las y los estudiantes como futuros profesionales que contribuirán con su conocimiento a la resolución de las necesidades sociales, el desarrollo material, social y el bienestar colectivo. Esto incluye el aseguramiento de un espacio social de respecto, colaboración, solidaridad y fraternidad. 2.- Dignidad para Estudiar La Dignidad para estudiar estará en el centro de nuestra lucha, como la condición mínima -material, y formativa- para el desarrollo de los futuros profesionales y la elevación del conocimiento que la universidad y sus miembros aportan a la sociedad. 3.- Acceso e Igualdad de Condiciones para el desarrollo formativo Acceso y desarrollo igual del conocimiento en la universidad para cada uno de sus estudiantes, desarrollando la igualdad de condiciones para estudiar como base para el libre desarrollo de la formación.

8


NUESTRA PROPUESTA PARA BIENESTAR ESTUDIANTIL

*

Proponemos superar la lógica asistencial y clientelar del bienestar estudiantil, reducido a la entrega de becas y ayudas estudiantiles.

*

Proponemos un sistema de aseguramiento para estudiantes y toda la comunidad universitaria, que contemple condiciones y apoyo material y psico-social para estudiantes y trabajadores (académicos y no académicos) bajo un principio de universalidad. La institucionalidad universitaria debe hacerse cargo de esto velando por el financiamiento de una política de bienestar general a nivel de condiciones dignas de trabajo, condiciones dignas de estudio, salud laboral y estudiantil, cuidado personal y colectivo.

*

Lucharemos para que, sin importar la condición socio-económica, los estudiantes puedan desarrollarse plenamente a nivel formativo y social, exigiendo a la institucionalidad universitaria que asegure condiciones de igualdad y que promueva a su vez la nivelación necesaria.

El rol de nuestra delegada de bienestar está en la visibilización de estos problemas y en un trabajo en pos de articular y construcción de una plataforma de lucha de todas y todos aquellos estudiantes que busquen hacer de la universidad un espacio igualitario.

Soy Alicia Ulloa, soy estudiante de Artes Plásticas. He trabajado como Presidenta y Concejera FECH de mi carrera y facultad, además de organizarme en Plataforma Colectiva. Luego de tres años en la universidad, ver el nivel organizativo y las diferentes movilizaciones transcurridas, sigue siendo clara la necesidad de armar fuerza y lucha real para que podamos estudiar con dignidad, como el único camino para ser los profesionales que nuestro pueblo necesita. Me postulo como Delegada de Bienestar junto al Vamos Construyendo, para desbordar la FECH de sus estudiantes, para llevar el cargo donde nuestra formación se ve mermada, donde existe la precariedad, desigualdad y despreocupación de nuestras autoridades. Vamos por un bienestar estudiantil, ¡vamos a luchar!

9


LOS PRINCIPIOS TRAS NUESTRA APUESTA FEDERATIVA Impulsar un proyecto de federación, que ponga en el centro la incorporación activa de sus estudiantes para transformar nuestra educación, sociedad e identidad, en pos de disponernos a aportar a la sociedad con nuestros conocimientos y luchas, debe sostener un trabajo colectivo orientado bajo principios comunes, sobre qué queremos para la federación y cómo materializarlo. 1 La Dignidad, entendida como horizonte de una Vida Digna y Plena. Es necesario posicionar un horizonte que guíe nuestro actuar como Federación. No se trata simplemente de luchas de corto plazo, no se trata solamente de ‘mostrarnos’ como estudiantes en contra de un presidente de turno. Se trata de construir la fuerza, la conciencia y la disposición de lucha por una sociedad y educación dignas, en que la superación de la desigualdad, injusticias y la competitividad del mercado, sean reemplazados por la justicia y dignidad para todas y todos. 2 Rebeldía, el motor de una lucha sin transar Destacamos como principio la Rebeldía, una actitud y sentimiento necesario para luchar como estudiantes contra las raíces de nuestro modelo educativo: cuestionar aquello que hoy se acepta; luchar por un conocimiento digno y de calidad, que nos permita servir a la sociedad; cuestionar el rol actual de la educación y de nuestra universidad, que se dice pública, pero que en la práctica desarrolla nulas acciones para posicionar el conocimiento como un verdadero bien social; y, ser autocríticos de nuestras propias formas de organización y procesos de lucha. Estos elementos son necesarios para mantener una lucha consecuente, hasta las últimas consecuencias, en cuanto no sólo cuestiona expresiones aisladas, o lo que nos afecta hoy como estudiantes, sino que pretende también luchar contra el sentido mercantil de nuestra educación, sin transar ante pequeños avances. 3 Trabajo y Compromiso, para devolverle el sentido a nuestra propia organización. La falta de participación estudiantil muchas veces se ve acentuada por la carencia de sentido de las propias instancias y organizaciones estudiantiles, dejamos de comprender el para qué organizarnos y, los más importante, cómo la organización puede ser un aporte. Es necesario devolver el sentido de nuestra federación en cada uno de nosotras y nosotros como estudiantes, superando la participación pasiva, o la mera asistencia, por el involucramiento activo. Nuestra Federación solo podrá proyectar ese compromiso y trabajo, en la medida en que sean sus propios estudiantes quienes lo asuman de manera constante, con su organización, claridad en los propósitos de cada una de las acciones y procesos que se impulsan, terminando con un hacer por hacer aislado de las y los estudiantes.

10


4 Nuevas relaciones sociales, para una nueva sociedad. Un proyecto de federación debe poner en el centro principios rectores de cómo nos relacionamos, y junto con ello, qué acciones y conductas rechazar en función de construir relaciones fraternas, de respeto e igualdad plena al interior de la organización estudiantil. Es importante asumir el desafío más allá del discurso oportunista, con autocrítica y trabajo, partiendo por la propia relación entre compañeros y compañeras. Si queremos construir una nueva sociedad basada en los valores de justicia e igualdad, debemos ser capaces de revisar de manera constante nuestras propias relaciones, apuntando a encarnar los valores por los que luchamos, rechazando activamente actitudes que atenten contra la dignidad y confianza que necesitamos para desarrollarnos plenamente como sujetos. Asumimos este principio como una necesidad para la construcción de proyecto para una nueva sociedad, y con humildad ante el trabajo ya realizado en pos de la visibilización y desnaturalización de este tipo de prácticas.

11


Mesa FECh 2018 Soy Mattias Gallegos Novoa, estudiante de quinto año de Ingeniería Comercial. Durante este año trabajando en la FECh pude constatar que, a pesar de las grandilocuentes promesas en períodos de campañas, las dirigencias terminan por reproducir y profundizar el alejamiento de la federación con sus estudiantes. Hoy urge transformar radicalmente nuestra federación, devolver a las y los estudiantes su rol protagónico y desbordar la FECh con toda nuestra energía, conocimiento, alegría y ganas de transformar nuestra realidad, ese es el potencial que tenemos como estudiantes. Soy Rodrigo Espinoza Reyes, estudiante de Geología en Beauchef y me presento como candidato a la mesa de la federación con una convicción clara: su estado actual no resiste más y debe cambiar completamente. Para esto, como estudiantes debemos desbordar la FECh y las disciplinas que estudiamos tienen un rol claro: son transformadoras. Avancemos hacia construir como estudiantes un Movimiento Científico, que nos permita planificar y darle conducción al rol que queremos y confiamos, las Ciencias de todo tipo y la Ingeniería, deben tener con Chile y su pueblo. ¡Vamos! Mi nombre es Daniela y soy estudiante de antropología. Entré a mi carrera con la convicción de querer servir a la sociedad con las herramientas de las ciencias sociales, pero en el camino encontré muchas más preguntas de parte de mi disciplina, que respuestas. Me he organizado en mi carrera, facultad y campus, y mis principales aprendizajes han sido que solo la organización y el trabajo colectivo nos pueden aportar a resolver esas múltiples preguntas, y que nuestra organización estudiantil tienen el desafío de aportar en la lucha y construcción de un conocimiento y estudiantes al servicio del pueblo. Compañer@s, me llamo Isaura Becker y estudio geografía en la FAU. Participo en las Brigadas Territoriales, y con todo el compromiso que conlleva me postulo a la Mesa FECh. Necesitamos desbordar la FECH de sus estudiantes y, ¡pintarla de pueblo! Estoy segura de que para que la educación cambie es necesario eliminar al mercado educativo, repensar el rol de la universidad en la sociedad, del estudiante y el profesional, construir conocimientos desde las contradicciones de nuestra realidad y así disputar una nueva manera de hacer universidad. Por eso vamos con todo, vamos construyendo un proyecto Compañeros y compañeras, mi nombre es Ernesto Aguila, estudiante de segundo año de Química de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas, donde me organizo en el colectivo Potencial Químico y me postulo a la mesa FECh junto el Vamos Construyendo, proyecto que se propone pensar y construir con la una federación desde abajo, con y para los estudiantes, para así, desbordar la FECh de participación y organización estudiantil. ¡A pintar la federación de pueblo! Vamos construyendo universidad para una nueva sociedad.

12

Profile for Colectivo Siembra FEN

¡A Desbordar la FECH! Vamos Construyendo - Lista B  

Programa Completo de la Lista B a la FECH 2018 - ¡A Desbordar la FECH! Vamos Construyendo

¡A Desbordar la FECH! Vamos Construyendo - Lista B  

Programa Completo de la Lista B a la FECH 2018 - ¡A Desbordar la FECH! Vamos Construyendo

Advertisement