Page 1

Pintura de la segunda venida de Jesús que refuerza la esperanza en la comunidad universitaria

“Esta pintura no es un suceso, es una pintura de un sentimiento” Daniel Gallardo

Durante el programa de clausura de la semana de oración universitaria fue develada la obra “La Segunda Venida de Jesús”, en el cual participaron más de 300 personas, entre alumnos y empleados de la institución. La obra fue realizada por el artista visual Daniel Gallardo, fusionando las técnicas de fotografía y pintura. El Pr. Adán Pérez García, doctor en Ministerio Pastoral, egresado de esta universidad nos dijo: “La segunda venida de Cristo es parte esencial de nuestra identidad como Adventistas del Séptimo Día porque enmarca el centro de todas nuestras esperanzas. Como adventistas creemos que la verdadera solución para los problemas que aquejan a nuestro mundo la pondrá Cristo en ocasión de su segunda venida”. Daniel Gallardo es Diseñador Gráfico egresado de la Universidad de Montemorelos, oriundo del estado de Chiapas. Actualmente se desempeña como director de la oficina de Pulso de la misma. Desde sus años de preparación académica como artista, Gallardo sostuvo la idea de plasmar la segunda venida de Jesús en una pintara, donde estuviera retratada la comunidad universitaria como modelo. Por motivo del 75 aniversario de la universidad, existía la necesidad de realizar una obra que representara la misión y visión de la iglesia, fue ahí cuando surgió la propuesta y esta se aprobó. Una de las personas clave en el proyecto fue Norma Fragoso, encargada del departamento de egresados de la Universidad de Montemorelos, la cual trabajó en conjunto con Daniel para llevar a cabo la realización del proyecto.


En el proyecto participaron 272 personas que simularon estar en la tierra y 198 personas que simularon ser ángeles. Todos los participantes son alumnos y empleados de la Universidad. En función de que el cuadro tenía que estar acorde con las creencias y posturas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, los bocetos fueron revisados y aprobados por el Consejo Técnico de la Facultad de Teología, el Centro White, la administración de la Universidad de Montemorelos y pastores de la Iglesia Universitaria. En cuanto al tiempo, se necesitó aproximadamente un año de trabajo hasta la develación de la obra. El software utilizado para la edición fue photoshop, también se utilizó una técnica que consiste en la inclusión de fotografía con la ilustración, para así lograr una percepción realista. La fotografía fue realizada en las oficinas de Pulso, que se encuentra en el edificio de Vicerrectoría Académica. La parte de la ilustración estuvo a cargo de su hermano Josue Gutierrez egresado de la carrera de Artes Visuales.

Daniel Gallardo (Izquierda) junto a su hermano Josué Gutiérrez (Derecha)

Gallardo agregó que, los ángeles fue una de las partes más complicados de fotografiar. En el proceso de edición se tuvo que retocar el pecho del ángel, ponerles alas y retocar el semblante. El El tiempo estimado para el retoque por cada persona fue de aproximadamente dos horas. La toma de las fotografías abarcó casi la mitad del tiempo de realización de la obra. Los edificios fueron fotografiados a la misma hora para que salieran iguales.


El desafío era incluir a más de 300 personas en una sola obra, que se apreciará a todos como si fueran fotografiadas en el mismo lugar, jugando con la perspectiva y la iluminación. Dentro de la pintura está su esencia, su técnica, su idea, su propia forma de percibir el cuadro; también sus mejores amigos y todas las personas que han influido en su vida. El costo del proyecto fue de 220,000 pesos y fue financiado por egresados que residen en Montemorelos, la Iglesia Universitaria y la administración de la Universidad. La empresa que se contrató para imprimir, montar y develar la obra fue Expomex, con un costo de 100,000 pesos.

Una historia en particular es la inclusión de una fotografía tomada hace 8 años del fallecido pastor Josué Tirado, estando en la Iglesia el expositor preguntó, a cuántos les gustaría estar en el cielo y él alzó sus manos como pudo por su avanzada edad. El cuadro fue recibido con gran aceptación por la comunidad universitaria, en entrevista Antelmo Gonzalez Valenzuela egresado de la carrera de Químico en la generación 1987 a 1993 nos dijo: “Como adventistas, nos regocija mucho saber que confiamos en un Dios que prometió volver por nosotros y esa esperanza se mantiene vigente, percibo en la pintura que Dios ha desplegado muchos recursos y medios para alcanzar a los que por su gracia serán salvos”. Por último Gallardo concluyó, “Esto es arte y el arte es bien complicado de entender, solo lo entienden pocas personas, aunque sea un tema tan sabido como es la Segunda Venida de Jesús. No es una pintura de un suceso, es un sentimiento de amor, está dirigida a lo que sentimos, todo será un caos pero aquel que esté viendo a Jesús descendiendo en las nubes, se va a olvidar de todo lo que está pasando y eso es lo que pinte, una esperanza”.

Reportaje- Daniel Gallardo  
Reportaje- Daniel Gallardo  
Advertisement