Issuu on Google+

Salones con capacidad para 1.000 comensales Bodas, Bautizos, Convenciones Reuniones de Empresa y Sociales Terraza de verano. Zonas de columpios. Parking. 2 piscinas: Olímpica e infantil

Camino del Zute, 36 - 18198 HUÉTOR VEGA - Telf. 958 500 159 - Fax: 958 500 367 E-mail: info@restauranteelguerra.com www.restauranteelguerra.com

Complejo Hostelero EL GUERRA

En Sierra Nevada, en pleno corazón del Parque natural un lugar para descansar y degustar la mejor cocina granadina en nuestro Restaurante La Montaña

2009 Ctra. de la Sierra, Km. 21,3 - 18160 SIERRA NEVADA - Telf. 958 484 836 - Fax: 958 340 921 E-mail: info@hotelelguerra.com www.hotelelguerra.com

EJEMPLARO GRATUIT


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:57

Página 1

Huétor Vega Gráfico

2009 REVISTA ANUAL N.º 38 - JULIO 2009 N.I.F. G-18253799 N.º 1.776 - Secc. 1.ª IMPRIME: Gráficas Alhambra DEPOSITO LEGAL: GR. 265 - 1972 “HUÉTOR VEGA GRÁFICO” no se responsabiliza de la opinión de sus colaboradores, ni se identifica, necesariamente, con los trabajos publicados.

Colabora: Ayuntamiento de Huétor Vega

Sumario

Autor Portada: Emilio Peregrina

Editorial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

3

De las vueltas que da la vida. . . . . . . . . . .

5

Reflejos de un pasado . . . . . . . . . . . . . . .

7

Los derechos fundamentales de los españoles . . . . . . . . . . . . . . . . .

9

Saluda del Alcalde . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

13

El ladrón de ideas femeninas . . . . . . . . . .

15

Pretérito perfecto. . . . . . . . . . . . . . . . . . .

16

En busca de la luz . . . . . . . . . . . . . . . . .

21

Para una madre muy especial . . . . . . . . . .

22

Me mandaron un día claro y aromado de primavera, al Carmen de San Rafael.- «Emilio, vamos a arreglar unos bancos y la casita de muñecas», me dijo el entrañable amigo Juan (Juanito el del agua). Seguidamente nos fuimos al Carmen, allí estuve unos días arreglando pequeños desperfectos.

Un pueblo y su historia . . . . . . . . . . . . . . .

24

Huétor Vega con sabor . . . . . . . . . . . . . . .

30

VIII Concurso relato corto Huétor Vega Gráfico . . . . . . . . . . . . . .

33

Para mí, albaicinero de cuna, era como volver a mi niñez, a los paseos empedrados, a la vegetación florida y los frescos olores que retuve en la memoria ya para siempre; estar allí era un privilegio que me transportaba a los paseos de cuando era niño: por los callejones, plazoletas, e iglesias de mi Albaicín; a los olores de jazmines, de arrayanes, y donpedros.

VI Concurso cartas de amor y/o despedida 1.er premio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.º premio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

46 48

Callejeando . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

43

C.D. Huétor Vega . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

50

Huétor Vega según. . . . . . . . . . . . . . . . . .

52

El tenis de mesa y el desarrollo motriz. .

53

XIX Certamen poesía “Cruz de piedra” . .

57

X Concurso pintura “Rafael Gurrea”. . . .

58

Entrevista a Inés Molina . . . . . . . . . . . . .

59

Aerofobia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

62

Carta de amor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

64

Esta primavera he vuelto con la necesidad de plasmar en el lienzo algunos de sus rincones, y he sentido lo mismo que hace años, cuando estuve arreglando aquellos bancos y aquella casita de muñecas. Con la portada de este año, quisiera transmitir a los hueteños/as con todo mi corazón, mis sensaciones y sentimientos más profundos. Gracias. Emilio Peregrina Sampedro

1


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:57

Página 2

Huétor Vega Gráfico

ASESORÍA HUÉTOR VEGA Amalia Martín Márquez Luis Manuel Martín Vargas ABOGADO ESPECIALIZADO EN SEGUROS Y RESPONSABILIDAD CIVIL

JURÍDICO, LABORAL, FISCAL – – – – –

Gestión Catastral Gestión de Escrituras - Herencias Testamentarias Declaraciones de Renta, EOS - IVA S. Sociales, Pensiones, Nóminas Seguros Vehículos, Hogar, Accidentes, Plan de Pensiones

Real, 33 - Teléfono 958 50 12 55mmnnHUÉTOR VEGA (Granada) ameliaasesoriahv@iservicesmail.com 2


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:57

Página 3

Huétor Vega Gráfico

Editorial Renovarse o morir dice el refrán, y más en estos tiempos que corren, que podemos añadir nosotros... Pues bien, la Asociación Huétor-Vega Gráfico ha renovado su Junta Directiva y su línea editorial. La primera, por petición propia –a nuestro pesar- de los que durante estos últimos años –tantos ya- han llevado sobre sus hombros estoicamente el peso y la responsabilidad de que la Asociación y su Revista siguieran viendo la luz verano tras verano; peso y responsabilidad que conllevan muchos sinsabores y algunas alegrías. Con esto -huelga decirlo- no desmerecemos la labor del resto de los colaboradores. Así pues, vaya desde aquí nuestro agradecimiento a Jesús García y a Manuel Ruiz por su labor como presidente y tesorero, y nuestro ánimo a Antonio Martín y José Luis Iglesias Santos como sus respectivos sucesores en dichos cargos; y por supuesto vayan ambas cosas –agradecimiento y ánimo- a Miguel Ángel Cañaveral por resistir en el puesto de secretario una temporada más. Y la segunda -la línea editorial-, porque queremos devolverle a la revista el espíritu con el que fue concebida allá en 1972. Y algunos dirán ¿y esto es renovarse? SÍ, pues ese espíritu sigue siendo tan vigente como hace casi cuatro décadas. Porque queremos volver a ser un vehículo de expresión cultural, histórica, literaria y social de interés general para TODOS los habitantes de Huétor-Vega.

Y para conseguirlo hemos dado tres pasos significativos. El primero, excluir la política de los contenidos. Entendemos que en Huétor-Vega todas las tendencias políticas mayoritarias tienen una publicación en la que reflejar sus ideas, críticas o denuncias, a la que cualquier persona puede dirigirse para expresar sus inquietudes, según sea su convicción política. El segundo, ampliar la tirada de la revista y difundirla gratuitamente. Nuestra intención con este gesto es hacerla llegar a todas las familias de nuestro pueblo, sin que éstas tengan que desembolsar un euro. Ya sabemos que para muchos son duros estos tiempos de crisis que nos toca vivir. Y tercero, hemos querido adelantar su aparición a principios del mes de julio, de este modo podremos disponer de ella antes de marcharnos de vacaciones. La revista sigue abierta a cualquier persona que quiera colaborar con nosotros, ya sea en su gestación o en sus contenidos, por lo que os animamos desde aquí a que contribuyáis con vuestras experiencias e inquietudes. Huétor-Vega Gráfico quiere servir de atril para que la voz de nuestro pueblo -su historia, sus gentes, su gastronomía, su proyección de futuro, etc.- quede plasmada en la memoria de esta publicación que ya es la decana del municipio.

Rosario Továr Velázquez 3


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

17:13

Página 4

Huétor Vega Gráfico

Complejo Turístico

Camping Ruta del Purche Categoría: 2.ª ** Ctra. de la Sierra. km. 16 Monachil 18193 Granada - España info@rutadelpurche.com www.rutadelpurche.com

958 340 407 - 08 4


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 5

Huétor Vega Gráfico

De las vueltas que da la vida

5


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 6

Huétor Vega Gráfico

Hace 34 años, en plena crisis de los 70, se publicaba en esta revista un artículo de José Molina Guerrero, un hueteño que residía en Suiza y que, a la petición de colaboración de Huétor-Vega Gráfico, contribuyó con un texto sobre un tema candente en aquel país y que en aquel momento estaba afectando a muchos españoles como él. Sorprende a estas alturas cómo cambian los tiempos y las vueltas que da la vida para llevarnos al mismo sitio, esta vez con otros actores, pero con las mismas dificultades y la misma miseria. Reproducimos aquí el artículo completo, que se publicó en el número de 1975, pues creemos que invita a una reflexión profunda. Nos sitúa en una posición de perspectiva sobre el país que fuimos un día y el que somos ahora, sobre nuestros emigrantes de entonces y nuestros inmigrantes de hoy, y sobre los vaivenes cíclicos de la economía, que con sus crisis siempre golpean a los más débiles.

Rosario Tovar Velázquez 6


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 7

Huétor Vega Gráfico

Reflejos de un pasado Queridos amigos y amigas. Iniciamos una nueva sección a la que hemos denominado “Reflejos de un pasado Escrito”. Este apartado lo que pretende es rememorar aquellos artículos y colaboraciones que por el momento en que se escribieron, por el sentimiento de lo expuesto o incluso por las circunstancias en que se vivían los hechos relatados,nos han llamado la atención. Se trata de llevar a la practica una idea que surgió hace un par de años de publicar las colaboraciones mas interesantes plasmadas en esta revista desde el año 1972, vivencias e inquietudes que a modo de pequeñas pinceladas queremos ofreceros. Para ello hemos decidido, entiendo que con muy buen criterio comenzar con la primera editorial y por tanto el primer trabajo que se publicó nada más y nada menos que hace treinta y siete años. Esta aportación fue firmada por el famoso escritor granadino José G. Ladrón de Guevara y se titula “CERCANÍA DE LO LEJANO”, espero que lo disfrutéis.

Miguel Ángel Cañaveral de la Paz

CERCANÍA DE LO LEJANO “En la misma medida que se deshumanizan las ciudades, los pueblos, –algunos pueblos-, acentúan su interés para el hombre que, acorralado y hostigado por la agresividad de una civilización como la nuestra, huye de sus infiernos urbanísticos hacia la libertad del campo. Granada se está convirtiendo rápidamente, en una ciudad incómoda, donde los ruidos y la contaminacion de la atmósfera ya empiezan a resultar intolerables para cualquier persona de mediana sensibilidad. Pero en Granada, afortunadamente, y por ahora, tenemos a cuatro pasos de la Puerta Real un pueblo como Huétor Vega, un lugar donde al cabo de un pequeño viaje en ese delicioso tranvía de la Zubia, llegamos rápidamente a los pies del aire puro y a la orilla del silencio redondo. Nunca estuvo tan cerca lo lejos. Quiero decir que jamas podríamos obtener, por cinco pesetas de tranvía, y a menos valor de tiempo, tantas diferencias de calidad como la que ganaremos yéndonos a respirar en Huétor Vega.

7


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 8

Huétor Vega Gráfico Cuando algunas tardes, y con más frecuencia ahora, en verano, nos encontramos los amigos –escritores, artistas, y otros desertores de la titulada sociedad del consumo-, y tratamos de reunirnos a la puerta de una tabernilla, a la sombra de una higuera, para echar un rato de charla, y bebernos unos vinos en paz, siempre terminamos por coger el tranvía y venirnos a Huétor Vega; porque es preciso decir que en Granada, ni siquiera en el Albaicín, ya no encontramos fácilmente un lugar donde pararnos y entretenernos, sin sufrir la constante agresión del ruido y los gases, y la fastidiosa presión de las multitudes. Y por eso nos venimos a Huétor. Y aquí estamos. Granada humea al fondo. La Sierra nos entrega, aquí, un aire limpísimo. Y en el vaso, coloreando su cristal, subiendo hasta la redondez de su boca, crece como un amanecer el vino de Huétor. Luego nos iremos por sus callejuelas. Ascenderemos por la cuesta de las cabras, hasta la cúspide del Mundo Nuevo; hasta la altura desde donde nos desempolvaremos los ojos mirando hacia los confines de la Vega.

8

Que nadie se llame a engaño. Algún día, acaso muy pronto, valdrá mucho más una casa en el pueblo que un piso en la Gran Vía de la enorme ciudad. Algún día los hombres, como un ejército derrotado, huirán hacia el campo, hacia los pueblos; hacia la verdad de la naturaleza. Y ahí me tienen ustedes. Prófugo de una ciudad que ya empieza a dolerme demasiado por todo el cuerpo y parte del alma. Viajero al amor de la tierra, al calor del vino, al sabor y olor de los campos de trigo. Aquí estoy, y estaré otras muchas veces, gloriosamente vivo frente al monumento del aire, casi a los pies de la nieve, conversando con mis amigos, respirando las azules lejanías del paisaje. Los pájaros nos acompañan. Allá, hacia la extrema derecha, las torres de la Alhambra levantan, dificultosamente, sus almenas por encima de la neblina que oscurece la ciudad, casi borrándola del mapa. Nosotros estamos en Huétor Vega. Parece mentira, pero es cierto que nunca estuvimos tan cerca de lo muy lejos.”

José G. Ladrón de Guevara


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 9

Huétor Vega Gráfico LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DE LOS ESPAÑOLES No cabe duda que una de las grandes desconocidas para el ciudadano medio español es la propia Constitución, y esto lo digo porque a pesar de que tanto en medios de comunicación como en infinidad de foros de opinión se hace continua referencia a los derechos fundamentales recogidos en la Carta Magna, se desconocen la mayoría de ellos. En primer lugar habrá que decir que estos derechos llamados fundamentales son los recogidos por nuestra primera norma en el Titulo I, capitulo II, sección 1ª llamados DERECHOS FUNDAMENTALES Y LIBERTADES PUBLICAS. (Artículos 14 al 30,1) Hay que decir que estos derechos están especialmente protegidos a diferencia de otros que recoge nuestra Constitución, estas garantías especiales serían: En primer lugar todos los poderes públicos están vinculados a estos derechos fundamentales reconocidos en este apartado Constitucional. En segundo lugar, sobre estos derechos recae la Reserva de Ley, es decir, sólo pueden desarrollarse a través de una Ley, nunca con reglamentos u otras disposiciones.

En tercer lugar para reclamar el cumplimiento de estos derechos se podrá plantear ante los tribunales ordinarios un Recurso preferente y sumario (el juez dará preferencia y deberá dictar rápidamente sentencia). Se podrá presentar Recurso de Amparo ante el Tribunal Constitucional en el caso de que cualquier ciudadano crea que ha sido conculcado o violentado alguno de estos derechos fundamentales. Y por ultimo se podrá acudir en cualquier momento ante el Defensor del Pueblo. Dicho esto ya no queda otra cosa más que exponer estos derechos que repito deben velar los poderes públicos por su especial protección. Me gustaría comenzar por mi favorito que es el que refleja el art. 14 de la Constitución que dice: “Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Pues bueno a pesar de todas esas garantías que comento con anterioridad, es con diferencia, el que más se incumple. Siguiendo con los derechos sobre las libertades personales está “El derecho a la Vida”. Se protege con este derecho la vida en general frente a toda forma de destrucción de la misma., consecuentemente con el reconocimiento de este derecho , La Constitución prohíbe la Pena de Muerte. Continuamos con “El derecho a la Integridad Física y moral”, que debe ser entendido como el derecho que tiene toda persona a no ser torturado. “La Libertad Ideológica”, Es una forma de libertad de conciencia, es un derecho intimo de la persona de ahí que se indique que nadie podrá ser obligado a declarar sobre su Ideología. 9


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 10

Huétor Vega Gráfico En cuanto a la “Libertad Religiosa y de Culto” esta implica la protección no sólo del fuero confesional de cada ciudadano, sino de las manifestaciones rituales de cada confesión religiosa. En este sentido la Constitución española impone la aconfesionalidad del Estado o llamado de otra manera la separación entre la Iglesia y el Estado. “El derecho a la Libertad y a la Seguridad”, todo individuo goza de la garantía constitucional frente a la detención o prisión arbitraria por parte de las autoridades. Se deja claro que la prisión Preventiva y la Provisional habrán de tener siempre un carácter excepcional, debiendo ser entendido en sentido restrictivo y no como facultad discrecional de la policía(detención preventiva) o del Juez (prisión provisional). La detención preventiva no podrá durar más de 72 horas. A cada detenido le asiste los siguientes derechos: • El derecho a ser informado de los hechos que le imputan • El derecho a no declarar y no declararse culpable. • El derecho a designar Abogado y solicitar su presencia en las dependencias judiciales. • El derecho a reconocimiento por un Médico forense. “El derecho a la intimidad personal y familiar”, busca ante todo la protección de la intimidad personal y familiar frente a los medios de comunicación (este derecho mantiene una particular pugna con el derecho a la información que siendo este último también un derecho fundamental, afecta especialmente a los llamados personajes públicos). “La Inviolabilidad del domicilio”, la protección del domicilio alcanza a la agresiones exteriores tanto de terceras personas como de la autoridad pública. De aquí que la entrada en el domicilio requiera las garantías judiciales más rigurosas (Orden judicial) , o un supuesto de hecho ineludible(delito flagrante). 10

“El Secreto de las Comunicaciones”, Queda totalmente prohibida la interceptación de correspondencia, interceptación de las telecomunicaciones o escuchas telefónicas. “La Libertad de Circulación y de Residencia”. Esta Libertad incluye libre elección de domicilio y la libre circulación por el territorio nacional. “La Libertad de Expresión”, sería el cauce para que se desarrollen la pluralidad de las opiniones y pensamientos, y por ello, la garantía de una institución fundamental como es la Opinión Pública. “El derecho a la Creación Literaria ,Científica y Técnica y a la Libertad de Cátedra”, sería la concreción de la genérica libertad de expresión en las artes y en las ciencias así como en la función docente. “El derecho a comunicar y recibir comunicación veraz”, se trataría en principio de la libertad de prensa, esta preferencia por la publicidad de lo publico se expresa por un lado, en el reconocimiento de la cláusula de conciencia y el secreto profesional de los periodistas, y por otro, en la prohibición de toda clase de censura previa. “El derecho de Reunión y manifestación”, es uno de los clásicos del Derecho Constitucional , es un derecho de ejercicio colectivo, y por tanto derecho de libertad frente a los poderes públicos, la Constitución también indica que siempre que se trate de reuniones pacificas y sin armas. “El derecho de Asociación”, está vinculado íntimamente con el derecho de reunión, es un derecho de libre ejercicio y por tanto recoge la libertad positiva y negativa de asociarse. “El derecho de Participación Política”, recoge dos derechos importantísimos: El de Sufragio (Sistema que permite la participación de todos los ciudadanos en los asuntos públicos indirectamente a través de representantes), y el derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos. “La Libertad de Enseñanza”, está incluido juntamente con el derecho a la creación de Centros docentes, y el derecho de los padres a


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 11

Huétor Vega Gráfico

elegir la formación moral y religiosa para sus hijos. “El derecho de Petición”, expresa la facultad de toda persona de dirigirse a los poderes públicos para hacerles conocer un hecho o un estado de cosas y reclamar su intervención. Facultad que nuestra Constitución configura como un derecho tanto individual como colectivo. Se establecen algunas restricciones para ciertos colectivos profesionales, ni las fuerzas Armadas ni los Cuerpos sometidos a disciplina militar (Guardia Civil), podrán ejercer este derecho de manera colectiva, sólo individual. “Libre acceso a las Tribunales”, este incluye el derecho a Juez ordinario predeterminado por la ley. “Derecho a obtener un fallo de los Tribunales”, incluye el derecho a un proceso público sin “retrasos indebidos” (colocamos esto entre comillas porque resulta evidente que no se está cumpliendo), y con todas las garantías . “Derecho a que el fallo se cumpla”, se trata de la obligatoriedad de que las sentencias se ejecuten (esto refleja la gravedad del famoso caso de la pequeña Mari Luz). Por último afrontaremos uno de los derechos fundamentales más importantes como es “el derecho a la educación“, la Constitución recoge este derecho como un verdadero servi-

cio público, la consideración de la enseñanza como servicio público comporta el derecho de participación de todos los sectores afectados en la programación educativa y por tanto la intervención de los distintos colectivos en el control de la gestión de los centros educativos sostenidos por los centros públicos (profesores, padres y alumnos). Como indicaba al principio nuestra Constitución es la gran desconocida y por ello me gustaría invitaros a que hicierais un esfuerzo por acercase a ella y sobre todo reflexionéis sobre la necesidad de incluir otros derechos reconocidos en esta Carta Magna y que sin embargo no gozan de las excepcionales garantías que disponen ante los poderes públicos los derechos anteriormente citados. Y que a modo de ejemplo citaré a continuación: Artículo 35.- Todos los españoles tienen el derecho al trabajo. Artículo 45.- Todos tienen derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo. Artículo 47.- Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada...

Miguel Ángel Cañaveral de la Paz 11


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 12

Huétor Vega Gráfico

Restaurantes Las

Perdices HHH

HHH

HHH

HHH HH H CAJAR

HHH HH H HUETOR VEGA

MANCOMUNIDAD RIO MONACHIL en SIERRA NEVADA

REGAMAM

Cmno. Real de Los Neveros, 75 (LOS REBITES) • HUETOR VEGA Tlfs.: 958 500 562 - 958 502 930 perdices@restaurantelasperdices.com

Restaurante Las Perdices I

Restaurante Las Perdices II Avenida Andalucía, 24 • HUETOR VEGA Tlfs.: 958 502 716 - 958 302 264 perdices@restaurantelasperdices.com

Restaurante Las Perdices II

DISCOTECA 12

KARAOKE Las Perdices

H HH

LA ZUBIA

H HH

Restaurante Las Perdices I

HHH HH H

H HH

H HH

HHH HH H

MONACHIL

HHH

• SALON PARA BODAS, BAUTIZOS, BANQUETES, ETC. • SALONES PRIVADOS CLIMATIZADOS • COMIDA TIPICA GRANADINA


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 13

Huétor Vega Gráfico

Saluda del Alcalde EN AÑOS DE CRISIS... MÁS TRABAJO. Llegamos al ecuador del mandato municipal. Segundo año de gobierno ejercido en unas circunstancias sociales y económicas especialmente duras, adversas y contrarias como nunca en la política municipal democrática.. ¡Precisamente el año que se cumplen 30 años de Ayuntamientos Democráticos! Año duro de gestión donde el principal reto ha sido mantener los servicios prestados a la ciudadanía y hacerlo con el nivel de calidad al que está acostumbrada y que demanda. Las distintas medidas tomadas: actualización de tasas e impuestos municipales, aprobación de un presupuesto realista, posible y austero, reorganización de servicios…..han ido en esa línea. Los ingresos han seguido disminuyendo drásticamente y se hace necesario actuar en consecuencia. Por un lado con un recorte drástico de gastos no esenciales. Por otro optimizando la gestión de los ingresos para eliminar bolsas de fraude y conseguir que todos los ciudadanos paguen lo que les corresponde por norma. Este año, a pesar de todo, se han ido concretando proyectos iniciados en 2008: el ayuntamiento, ampliado y renovado, permanece cerrado a la espera de que las posibilidades económicas permitan dotarlo de mobiliario y medios para su apertura y puesta al servicio de la ciudadanía. Las obras del Centro de Educación Infantil 0-3 años (Guardería municipal) continúan a muy buen ritmo y harán posible su apertura en los próximos meses, haciendo realidad un gran proyecto para este municipio y con un coste mínimo gracias a la acertada gestión política desarrollada ante la Junta de Andalucía y Ministerio de Bienestar Social.

Las Viviendas de Protección Oficial están en fase de terminación para ser una magnífica realidad Se han urbanizado de forma integral varias calles, entre ellas cinco en el Barrio de San Miguel y la Calle Carretería, dando respuesta a las demandas vecinales y para potenciación del comercio local. Sin duda la consecuencia más dura y terrible de esta crisis que padecemos es el paro, el desempleo, y sus efectos en las familias que lo sufren. Son muchas las personas que acuden al ayuntamiento en búsqueda de ayuda ante tal situación. Petición básica de un puesto de trabajo pero también de ayuda económica para salir adelante. En ambos casos se está haciendo un gran esfuerzo con los escasos medios disponibles. Para luchar contra el paro hemos tenido la ayuda del Gobierno central y de la Junta de Andalucía. Los Fondos de Inversión Local estatales y del Programa de transición al Empleo ( Proteja) suponen 1.929.700 € y 358.742 €, respectivamente, para inversiones en infraestructuras en el municipio, con el objetivo prioritario de crear empleo mejorando al mismo tiempo la calidad de vida de sus habitantes. La consecución y aplicación de estos fondos ha supuesto un enorme trabajo y esfuerzo de gestión para planificar y desarrollar todos y cada uno de los proyectos presentados ante la administración para no perder un solo Euro , dada la brevedad de los plazos y la urgencia con la que ha habido que trabajar. Todos los proyectos que hemos presentado han sido aprobados y a lo largo de los próximos meses hasta final de año se irán haciendo realidad. OBRAS FINANCIADAS CON CARGO A LOS FONDOS DE INVERSIÓN LOCAL Adecuación y acondicionamiento de espacios libres en el Polideportivo municipal La Libertad. / 848.524’41 euros. 13


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 14

Huétor Vega Gráfico Acondicionamiento de acerado y alumbrado público en calle Gustavo Adolfo Bécquer y colindantes. / 261.693’47 euros. Renovación del alumbrado público en calle España y colindantes. / 225.908’38 euros. Instalación de placas solares en Piscina Municipal La Libertad. /202.660’99 euros. Mejora de accesibilidad peatonal en calle Balcón de la Vega./111.760 euros. Mejora de infraestructuras en calle Virgen del Rosario. /73.824’05 euros. Mejora de acceso peatonal y rodado en Avenida Doña Juana y calle Solana. /68.427’48 euros. Formación de acerado y alumbrado en calle Rebite. / 51.655’66 euros. Rotonda de entrada a Huétor Vega en Avenida de Andalucía desde Granada. /44.205’09 euros. Formación de acerado y alumbrado público en Avenida del Sol. / 40.511’97 euros. OBRAS CON CARGO AL PROGRAMA DE TRANSICIÓN AL EMPLEO DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA (PROTEJA) Acondicionamiento de los paseos del Parque de la Nava. /230.668’32 euros Peatonalización y mejora de la accesibilidad de la Plaza de la Iglesia y eliminación de barreras arquitectónicas del entorno. /128.073’42 euros. Estos fondos van a suponer que 2009, en plena crisis, sea el año de mayor inversión pública en la historia de Huétor-Vega. Constatan además que, en los momentos difíciles, los ayuntamientos adquirimos más importancia y visibilidad por nuestra proximidad a la ciudadanía y a sus problemas. Además de la mejora indiscutible en las infraestructuras que van a suponer , es seguro que van a tener una notable incidencia en el descenso del desempleo a nivel municipal dado el compromiso de contratación de personal local adquirido por las empresas adjudicatarias ,. 14

Incidencia en la contratación de desempleados que estamos aumentando con recursos propios y acogiéndonos a otros planes de la Junta (Plan MEMTA) para contratar personal administrativo y de obras para realizar pequeños proyectos (rotondas, riego del Parque La Nava, ……). Seguimos trabajando , además , para hacer realidad otros proyectos recogidos en los programas del Equipo de Gobierno. Concretamente trabajamos con la ilusión de hacer posible un Nuevo consultorio Médico que responda a las necesidades actuales y futuras de nuestros ciudadanía permitiendo ofertarle nuevos servicios de los que hoy carecemos (Fisioterapia, rayos X, …..) . Asimismo daría respuesta a la razonable y reiterada petición de los comerciantes de un aparcamiento público en el centro. No quiero olvidar el magnífico trabajo que día a día realizan las distintas áreas del ayuntamiento , que este año cuentan con el inconveniente añadido de reducción drástica de sus presupuestos que dificulta aún más su gestión que han de encarar con más esfuerzo, ilusión y creatividad para compensarla. Las circunstancias están siendo muy duras y el reto, como decía más arriba, es intentar mantener los servicios que venimos prestando y su nivel de calidad y ver como afrontar la financiación de los que en un futuro próximo vamos a ofertar (Piscina pública), sin olvidar nuestra obligación de poner todos los medios que podamos para luchar contra el desempleo y, en todo caso, paliar al menos sus graves consecuencias en muchas familias de nuestro municipio. Habrá que seguir tomando decisiones coherentes con estas circunstancias extraordinarias que vivimos para las que esperamos contar con vuestra comprensión y ..si es posible con vues-

tra complicidad. Entre todos haremos que nuestro futuro sea el mejor posible.

Placido Hurtado Caballero Alcalde de Huétor Vega


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 15

Huétor Vega Gráfico

El ladrón de ideas femeninas Todavía, en nuestros tiempos, existe un género masculino singular procedente de aquellos hombres antepasados que escondían a las mujeres en las oscuras cavernas del olvido para que no fuesen vistas y apreciadas, para que no fueran percibidas por el resto de los mortales, para matarlas en vida... Eran y son hombres tristes y apagados, hombres grises, sin ideas, sin fuerza, sin talento, prácticamente sin nada... que se imponen, dictadores, con el látigo de la palabra refugiados en la sombra del ciprés, quizás demasiado alargada. Pobres hombres tristes, trasnochados, tremendistas, trapecistas de sus truculentas vidas, protagonistas de tropelías femeninas, troncos gastados de cansadas vidas. Transeúntes sin pena ni gloria que pasan por el mundo usurpando sonrisas en nombre de lo que siempre serán, obtusos depredadores con lenguas viperinas, ladrones de espacios femeninos, mediocres sin ideas, sin palabra, sin nada más que barro polvoriento en los cerebros de neuronas desgastadas. Tristes, triste, tristísimo... un hombre sin rumbo cabalga entre lobos herido de muerte al alba... ¿Qué es el alba? apenas dos años sin mañanas... Los ojos transparentes del destino han sido forjados en aguas diáfanas que vestirán el futuro de suaves ideas en color malva... Afortunadamente esos hombres residuales de épocas argáricas son pocos, son especies a

extinguir en un mudo igualitario, afortunadamente existen muchos otros hombres diferentes, progresistas, tolerantes, amigos, cómplices de un destino compartido... Afortunadamente, somos audaces mujeres valientes y tú... contra eso... no puedes hacer nada, robarás las ideas, robarás los espacios... pero nunca podrás robar nuestra alma.

Carolina Higueras Moyano 15


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 16

Huétor Vega Gráfico

Prretérito perfecto ”La memoria es el único paraiso del que no podemos ser expulsados” Paul Richter Nuestra vida es una inmensa botella que vamos llenando con el líquido precioso de lo que nos va pasando y el denominador común del lugar en el que está esa botella o sitio donde existamos. Huetor Vega es un pueblo de la provincia de Granada que ya prácticamente es un barrio de la capital porque el crecimiento de los asentamientos humanos es inexorable desde que el mundo es mundo y desde que los ayuntamientos descubrieron los PGOUs. Bromas aparte, espero que el intento de mirar al retrovisor de la historia, salga lo mejor posible, pues no es empresa pequeña. He de decir que desde que Manuel Ruiz Vilchez, miembro destacado de esta revista, me captara para escribir allá por el año 97, cuando me sorprendió perpetrando la objeción de conciencia en la antigua sede de Radio Contadero, no me he dignado a hablar mucho sobre Huetor Vega aunque sea someramente como ahora reseñaré, recordando hasta donde me alcance la memoria, mis años de escuela en este pueblo. Es justo decir que no voy a hablar del pueblo en sí mismo sino de la imagen que tengo de Huetor Vega cuando estaba en la escuela. Por eso es una impresión subjetiva y personal y que el paso del tiempo ha difuminado y coloreado en sepia como una vieja foto. Si tuviésemos que describir esta foto solo podríamos contar lo que vemos en ella. Ni más, ni menos. Lo que captó la cámara en un determinado momento. Así es la memoria. Como embrión de recuerdo primigenio, mi contador a cero en este pueblo se puso cuando, con dos años de edad vine con mi familia de la Zubia, mi otra patria chica. Una reseña importante a la hora de que el ser humano haga una introspección en busca de sus orígenes, autobiografiarse y acordarse de cosas lejanas en el tiempo, es el paso por la escuela. Este, marca indeleblemente el corazón y la cabeza de los hombres desde la niñez y formará parte de sus vidas para siempre. 16

La Educación General Básica, muy a posteriori, aparte de aprender a leer, a escribir y a convivir con mis semejantes, me sirvió como un fichero donde clasificar esos recuerdos. Un gran archivador. Una escala, en la que ponemos el curso en el que estábamos y nos sale lo que nos pasó en esa época y con qué edad más o menos aconteció. Hacia 1978, mi aula de párvulos (entonces se llamaba así a la educación infantil de hoy) estaba en el gimnasio del colegio Virgen de las Angustias. Empezábamos la vida escolar a una edad más tardía que ahora, es un tiempo en el que los de mi generación todavía hablábamos muy mal, gritábamos, llorábamos, jugábamos y reíamos. Así todos los días. Teníamos los sentidos atrofiados con la omnipresente plastilina, esa especie de barro de interior de olor aceitoso con el que juegan los niños. Me sirvió de munición de innumerables guerras, materia prima de muñecos y de uñas sucias. De esa época también me acuerdo de unos cojines de color caqui con forma cúbica que teníamos en clase a los que, ordenados unos encima de otros en la pared, nos lanzábamos como arietes contra ellos en cuanto la maestra se descuidaba. Medio segundo después había que pagar el impuesto revolucionario en forma de chichón al dios de la ley de Murphy, por nuestro atrevimiento. Había una cuerda gordísima colgada del techo y llena de nudos desde la que nos lanzábamos un racimo de niños gritando con la cara sucia y nos columpiábamos como si fuésemos piratas al abordaje de un barco enemigo. De cursos inmediatamente posteriores solo recuerdo cosas puntuales. Recuerdo por esa época ver a mi padre leyendo el libro de la autoescuela para sacarse el carnet de coche. Ese seat 850 blanco, en el que íbamos una familia de cinco personas a todos los sitios, era una máquina. En primero, ya estábamos en las escuelas de abajo (actual aulario de infantil que está junto a la iglesia), había hasta tercero y en cuarto ibas ya a las escuelas de arriba. Para ir a las escuelas de abajo había que pasar por los bancales, calle


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 17

Huétor Vega Gráfico del Tesorillo, que era como un circuito de motocross, cuesta abajo, pero que tenía en medio una miniselva de zarzas por la que cruzaba una acequia. Para complicar la cosa, en invierno se ponía impracticable y más de una vez patinábamos con esas botas de goma que tenían la huella del tacón en forma de herradura y llegábamos al colegio perdidos de barro. Era una gymkana diaria. En cambio por la Cruz de Piedra hacia el colegio recuerdo paseos agradables por una carretera gris y otoñal, cubierta por las hojas de los muchos árboles que la flanqueaban. Esa carretera siempre la recuerdo en otoño y solitaria aunque a lo lejos siempre hay un 600 alejándose. Recuerdo a don Juan que tras rezar todos en pie, un Padrenuestro, ponia en la pizarra el nombre del pueblo y la fecha con letra cursiva muy bonita. Lo de rezar en primero es una suposición porque con seis años no sabíamos mucho y aquel coro de querubines y serafines rezando era un galimatías y una orquesta desafinada, sin partitura. Todas las tardes teníamos dos horas de clase con las que cumplíamos a pies juntillas. Aparte del aprendizaje, que es algo eterno, empezábamos a descubrir algunos conceptos, valores y principios pero no nos enterábamos mucho porque solo vivíamos para jugar. Nuestra vida era puro juego. Desde primero, es donde también nace el concepto de respeto que puliremos poco a poco y que ya nos servirá para siempre. Además empiezas a conocer la amistad, curiosamente uno de mis mejores amigos hasta hoy, lo conocí en primero de EGB. El concepto de rivalidad, de enemigo, uno de los más cristalinos para nosotros y fáciles de distinguir se presentó sin avisar, al igual que la conciencia de grupo, colectivo o patrulla, como nosotros lo llamábamos que era una fuente de conflictos y batallas. Por ejemplo, cuando queríamos captar a alguien para el grupo le decíamos, aunque tuviésemos que mirar hacia arriba para preguntar: ¿te vienes a mi patrulla o te reviento la cabeza? Sabíamos aplicar como maestros un toque disuasorio y gansteril a nuestra vida. Recuerdo cómo nos asomábamos por la ventanilla de los coches aparcados para ver en el velocímetro a cuanto

corrían. Otra cosa curiosa era el rico vocabulario del que nos íbamos empapando que daría para escribir dos tesis, una de lingüística y otra de psicología. Por ejemplo tú oías a alguien mayor por la calle que decía a modo de saludo “diohgüerdahté” y sin entender nada estuve atravesando el desierto de la ignorancia hasta que supe que significaba “Dios guarde a usted”, unos años después. Como Wittgenstein decía, “los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente”. Pues eso. También aprendí en mi infancia que cuando se cruzan dos personas por la calle y recíprocamente se hacen un levantamiento de cejas simultaneo a un cerrar de ojos, todo esto sin decir ni mú, significaba, hola. Estas vivencias como la mayoría de los de mi generación las vivíamos como adormecidos por lo que veíamos, en un estado de vigilia cercano a la hipnosis. Bocas entreabiertas de espectador de documental de National Geographic a cámara lenta. Un compadre mio del mismísimo barrio de la Viña en Cádiz diría acarajotaítos vivos, hasta que te daban un balonazo, si era de cuero el balón mejor o hasta el dichoso primer día de instituto o día de las borregadas (costumbre en extinción afortunadamente) en que despertabas y salías de la burbuja. Como en las escuelas de abajo, no había timbre ni sirena, un niño de cualquier curso, pero de no más de tercero, mandado por un maestro, se encargaba de correr alrededor del colegio soplando un silbato a la hora de entrada, recreo y salida. De segundo solo recuerdo que una mañana apareció una culebra enroscada en la pata de una silla y oímos el grito de la niña que la descubrió, otro niño, Aniceto, se encargó de tirarla a la carretera y todos, incluida la maestra, nos quedamos espectantes a ver como la aplastaba un coche. En tercero lo que mejor recuerdo era una maestra demasiado vieja para ser maestra y con el pelo blanco que se quedaba traspuesta echada sobre la mesa y se despertaba con el estruendo que dan cuarenta niños y niñas gritando. Cuarenta, el doble que en una clase de hoy en día en cualquier aula de primaria. Imagínense. En tercero fue donde recibí el único cas17


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 18

Huétor Vega Gráfico tigo físico que me llevé de un docente en todos mis años de estudio. A un compañero de travesuras y a un servidor nos ajusticiaron al amanecer con un buen garrotazo justo entre la espalda y el trasero por una travesura de cuyo nombre no quiero acordarme. Todavía recuerdo como el dolor me subía hasta la garganta. La bendita mujer tenía una tabla de aglomerado para impartir justicia y poner orden dando palos sobre la mesa. En los recreos jugábamos al pilla pilla, a la pelota, a contar el último capítulo del comando G, a cambiar cromos o a jugar a las bolas en los márgenes del colegio que eran de tierra. Como inciso curioso diré que elaboré una teoría sobre el juego de las bolas en Huetor Vega, en los primeros años de la década de los ochenta. Observé una especie de isla lúdica o variante de dicho juego que no se daba en ninguna otra parte. No es que jugásemos a la verdad o a la mentira, que era una cobardía dicho sea de paso, sino que al hoyo se jubaba muy poco y a la raya mucho más. Te ibas a Granada o a La Zubia y nadie conocía la variante hueteña. Todo el mundo jugaba al hoyo. Hoy desgraciadamente creo que el juego de las bolas está muerto, enterrado y extinguido, me temo que víctima de la tecnología. Ni a la raya ni al hoyo. Por no hablar de los trompos. El golpe de estado del 23-F se produjo a las seis y veinte de la tarde. Al día siguiente cuando llevábamos una hora en el colegio nos echaron a nuestras casas. No entendíamos nada y todo el día hubo en la tele dibujos animados y películas de risa. Qué ironía. Nos enteramos que hubo un golpe de estado bastante tiempo después. Sin embargo, si hubo un antes y un después, una panacea y punto de inflexión de mis recuerdos y que me tuvo alucinado vivo con nueve años, aparte de la primera comunión, fue el Mundial 82. Esas hordas de tíos que con gran algarabía, por las mañanas jugaban a las charpas y por las tardes se juntaban para ver los partidos dando gritos en el bar el Curro, que estaba junto a plaza de la Constitución y la casa de mis abuelos. Ese veinte de junio, esa calor, (calor en género femenino porque en masculino se atenúa el 18

efecto de esta palabra, por to menos en estas latitudes), ese estadio Luis Casanova repleto, ese gol de Saura en el minuto 66 que dió la victoria a España ante Yugoslavia por dos a uno. Días después nos eliminó Irlanda del Norte por uno a cero. Inenarrable. Ya era imparable para mi cerebro de nueve años, esa cascada de merchandising de Naranjito y de su familia, cromos, camisetas, dibujos animados, balones tango adidas, carpetas, mochilas, calzoncillos y hasta en la goma que había bajo los tapones de las mirindas y de las cocacolas venían las caras de los futbolistas. Era un bombardeo incesante, fue una de las mayores campañas de marketing en la historia de la publicidad. Imagínense si la mayoría de mis primos y amigos hicieron la comunión ese año, pensábamos más en buscar a Arconada, a Satrústegui y a López Ufarte en el banquete, que en lo que había dicho el cura. La huella del mundial 82 se redibujó el 21 de diciembre de 1983 cuando España le metió doce goles a uno a Malta. Curiosamente lo que me viene con más fuerza a la mente es la voz cascada de Jose Angel de la Casa cuando Señor marcó el gol número doce y parecía que todos estábamos en el campo celebrándolo. Fiebres futbolísticas aparte también recuerdo que, entre otras muchas cosas, en segundo me pusieron gafas. Otro punto de inflexión de la época es la foto de la primera comunión de la mayoría de la gente de mi edad que conozco. Sálvese quien pueda. También tengo grabada la imagen impactante de unos niños en el recreo jugando a fútbol con una calavera que encontraron unos albañiles trabajando en el solar colindante al colegio, lo que hoy es el


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 19

Huétor Vega Gráfico salón parroquial. Una foto de premio Pulitzer. Cuando eras mayor te pasaban a las escuelas de arriba (actual colegio Virgen de las Angustias), aunque por razones de espacio mis compañeros y yo hicimos cuarto de EGB en lo que hoy ocupa un supermercado en la avenida de los Almendros, junto a donde estaba antes Fotocolor León y hoy es un videoclub. En cuarto lo que más me llamó la atención es que la profesora era una monja vestida de calle, pero no quería que nos enterásemos que era monja, algo que llevaba con extraordinario celo, ya que supimos años después que era religiosa. Era como en las películas cuando un superhéroe o un agente secreto del Mossad o incluso del CNI, no quiere que nadie conozca su otra identidad. Una monja secreta qué cosas. De quinto de EGB la paradoja que recuerdo era una maestra que escribía con faltas de ortografía y la muerte de Paquirri. Un compañero de clase vino llorando la mañana del 27 de septiembre de 1984 y decía que se había muerto Paquirri. Yo no sabía ni quién era, pero este amigo del cole era el más avezado de la clase y nos llevaba mucha ventaja en las cosas de los mayores como el fútbol y los toros. Allí nos veíamos todos compungidos y con el corazón encogido, en un lay!, mirando al suelo y sin saber quién era Paquirri. Se tiró un buen rato llorando sin consuelo. Antes éramos muy sentidos para todo. Creo, sin temor a errar, que los niños, hoy están más “deshumanizados” que los de hace un cuarto de siglo, es decir, jugábamos más en la calle que ahora porque no existía la pandemia de los videojuegos, o internet. Nos relacionábamos más, nos socializábamos más. Esta tendencia, por otro lado es natural y crece, para bien o para mal, paralela e inexorable con el avance de los tiempos y de la tecnología. Aunque no me pesa en la conciencia que algunas tardes me quedara en casa haciendo los deberes, viendo dibujos animados de Spiderman, los payasos de la tele o leyendo tebeos y libros de Julio Verne. Afición que por fortuna, todavía conservo como oro en paño en el espacio siempre exiguo del tiempo libre. En honor a la verdad, la mayoría de las veces venía de clase por la tarde y dejaba las tareas del colegio para

el final, porque me iba a jugar a fútbol a la era de la Casería. Los partidos eran épicas, batallas con honor y todo, lo malo es que a veces el balón caía sobre una enorme montaña de estiércol humeante que había detrás de la portería norte o se iba rodando para abajo y había que ir a buscarlo hasta la Huerta Cercada. Aquí aplicabamos, sin dudarlo ni un segundo, la ley de la botella. Teníamos jurisprudencia de sobra. Otra imagen impactante que tengo de la era de la Casería es mi amigo José Francisco y yo andando con la nieve hasta las rodillas algún que otro día de invierno o ya en primavera todos los 25 de abril, en la fiesta de San Marcos si hacía buen tiempo, celebrábamos el día de rodar el huevo. La gente se iba a comer y a jugar al campo. Nos perdíamos por la era, en expediciones hasta casi la frontera con Granada, a los Cahorros o hacia el Purche. Los que estábamos sentados en las primeras filas de clase éramos grandes fumadores pasivos y ya distinguíamos cuando el maestro fumaba Kaiser o cuando fumaba Ducados. Y digo distinguíamos porque había veces que no veías al maestro, intuías que era su voz la que salía de detrás de la nube de humo que teníamos ante nosotros. Algunos hasta lo divinizaron. Cuando llegamos a sexto ya empezaban a gustarnos las niñas y nos distraíamos más, pero a parte de eso, me llamó la atención que para cambiar de materia teníamos que cambiar de clase o de maestro. También me sorprendieron las aulas de plástica, que estaban llenas de cacharros y el laboratorio con multitud de cachivaches y de grifos. Lo cortas que se nos hacían las clases de don José Haro, que eran la personificación misma del respeto entre un profesor y sus alumnos. Su forma práctica, amena y didáctica de explicar las ciencias naturales eran magistrales. Nació también la dicotomía entre francés e inglés, semilla de rivalidades entre el grupo A, el B y el C, nos sentíamos incluso más responsables y con una actitud condescendiente hacia los cursos inferiores pero llena de bisoñez. Fascinación y devoción como pocas sinceramente, fue cuando abrieron la biblioteca del colegio. Yo iba dos veces por semana y ahí 19


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 20

Huétor Vega Gráfico encontré, no ya el placer de la lectura, que lo traía de serie, sino el descubrimiento que hice de libros como La isla del Tesoro, Moby Dick, autores como Asimov, Tolkien, Verne o libros de arqueología. De la asignatura de religión y más en concreto de los libros de catequésis (que era

como dar matemáticas con coloquio pero dentro de las matemáticas) recuerdo títulos de perlas tan convincentes y subliminares como “Haced lo que Él os diga” que parecía que le= faltaba la coletilla “...pero ya!” También aparte de los debates en catequésis recuerdo excursiones antológicas a la Alhambra o a la fuente de la bicha, bajando por el Balcón del Genil en las que más de uno nos caímos al río. Me viene a la mente que metimos una culebra de agua en un bote de cristal para ver como se comía unos renacuajos y cómo asustábamos a las niñas. También jugábamos al balón con los catequistas que eran buena gente. No nos aburríamos. Don Pedro el cura, tenía un 127 blanco pero se recorría el pueblo andando. La gente lo saludaba por la calle y le tenía mucho respeto. Venía a clase a darnos una charla dos o tres veces por semana y al finalizar siempre llegábamos a obviedades tales como que teníamos que hacer el bien e ir más a misa y se quedaba con una sonrisa de oreja a oreja. Nosotros nos quedábamos con una carica diciendo oiga esto no es lo 20

que pone en la factura o para este viaje... Terminaba pasando de puntillas por el tema de los novios, las novias y la semillita. El orégano, como lo llamaba un repetidor que siempre se sentaba en la última fila. Había también gente que iba de sobrada aunque te cayera simpática o permítaseme el eufemismo, adelantada a su tiempo e independientemente de la asignatura, docentes incluidos. Séptimo y octavo se me pasaron volando. Algunas tardes de primavera en vez de quedarnos en clase nos íbamos de excursión a la era de la Nava, sobre todo con la maestra de francés, jugábamos al balón o a hacer el cabra un poco hasta la hora de irnos. También fue por esta época, no sé si antes o después, que el polideportivo del colegio en la calle Martín Recuerda, amaneció, el día de su inauguración, con un balón en el centro mismo del campo, pero un balón de alguien que con nocturnidad y alevosía, cagó para la posteridad. Uno de los últimos recuerdos que tengo de esta época como una de las últimas fotos de una gran colección, es que vendíamos lotería de navidad, mantecados, ambientadores con forma de pino para coches y alguna que otra rifa para sufragar el viaje de fin de curso a Salamanca y Madrid. Me dejo en el tintero miles de cosas y matices. Briznas de hierba que se las ha llevado el viento esquivo y pendenciero de los recuerdos que nunca están ahí cuando te hacen falta. Desaparecen así los trozos de memoria, pedazos de una tarta golosa repleta de mil sabores y mil vivencias. El paso por la escuela nos ha enseñado que el valor fundamental y nucleo de la sociedad en la que vivimos y que procuramos sea lo más perfecta posible, es la convivencia y el respeto. Aunque esto sea una utopía. Al finalizar octavo nos preguntaron algunos maestros si haríamos BUP o FP y según les dijeras, te miraban de una forma o de otra y ya empezaba otro nudo gordiano en tu cabeza y en tu vida. Todavía no sabíamos lo que se nos venía encima. Verídico. Pero esa es otra historia.

José Miguel Casado


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 21

Huétor Vega Gráfico En busca de la luz Andaba yo por el espacio virtual buscando sabiduría efímera y mortal que ampliara el joven vaso del conocimiento que aún poseo, cuando me encontré al filo de la palabra “cianotipia”... uhmmm! Su sonido casi enfermizo, más cerca de la locura incierta de un ajado hospital que del origen etimológico de su cuna, me agradó, sin saber que recuerdo matizado y preciso de mi vida se emparejaba oculto a este sentimiento contrariado.., y entonces sentí con fuerza el tono azul intenso que acuarela mi vida desde hace tanto tanto tiempo. Azul de mi alma erguida de guerrera en las tinieblas calladas, azul de la victoria libre de ser lo que amo, de amar lo que quiero y buscar la luz en ese recuerdo... Y entonces me vi en una tarde anochecida, me recordé de pronto en esa infancia paterna que forjó en mí un perfil casi masculino con bravucones aires de libertad, me vi dormir junto a mi padre, en los trigos sesgados, con ese olor al agua que viene sin avisar en la noche cálida del estío... y recuerdo que aquel cielo noctilocuo, inmensamente grande y de un azul imposible, bullía entre millones de estrellas que danzaban inquietas sembradas en ese manto divino, tan perfecto que no me atrevía a respirar...

En esa infancia, cuando yo era una niña, mi padre me miraba de reojo y suplicaba a ese cielo infinitamente bello que no creciera más... ¡Qué sabio y que padre más padre fue, es y será! Desde entonces, busco otros mundos y culturas, otras lenguas y otras gentes, otros pasos, huellas y caminos que me hagan soñar... que me permitan aprender en libertad... Pd.: La Cianotipia es un sistema de impresión inventado en 1842 por Sir. John Herschel que otorga un intenso fondo de color azul en la fotografía. El nombre procede del griego cyanos, azul oscuro.

Carolina Higueras Moyano 21


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 22

Huétor Vega Gráfico

Para una madre muy especial GRACIAS! Gracias por todas aquellas poesías y canciones que no olvidaré en la vida, gracias por la primera vez que me mostraste una puesta de sol, y acompañarme bajo la lluvia, por pisar playas en invierno, gracias por dejarme llevar a casa pedruscos, conchas y ramas secas, gracias por tolerar a mis ranas, gracias por la alegría de vivir. Gracias por decirme: “Prueba hacerlo. Trabaja firme. Y, si no lo consigues, dedicate a otra cosa”. Me ahorró muchas angustias, gracias por no decirme nunca: “Ya te lo advertí”, al menos, no muchas veces, gracias por estar siempre allí. Sin estorbar, sin exigir.Allí. Disponible en cualquier momento para un consejo sobre la tos, la ortografia, los buenos libros, las manchas, Mozart, los regalos a los amigos, orientándome en una biblioteca o en una palabra del crucigrama. Y tantas otras cosas, siempre dispuesta cuando sea necesario. Al instante, un hombro en donde llorar, alguien a quien dar una noticia, alguien con quien reír de algo divertido, alguien con un amor inagotable hiciera lo que yo hiciese. Siempre.

UN CIELO En los miedos de mi niñez, encendías la luz del dormitorio y me mostrabas todos los objetos familiares, luego la apagabas y te sentabas a mi lado en la oscuridad hasta convencerme de que las sombras no se movían. Papá insistía en que cerrases la puerta al salir, pero tú dejabas siempre una rendija por donde penetraba la luz en la oscuridad, sólo la suficiente para que yo viese que nada acechaba junto a la cama. En cierto modo, nada ha cambiado, ahora son más grandes mis temores y menos firme mi mundo, pero dejas que entre un poco de luz para que pueda ver mis problemas tal como son. Cuestiones que abordar, no de las que huir. Una madre es la persona que te oye cuando sollozas calladamente sobre la almohada. Si la pena te abruma, llama a casa. El amor es apasionante. Pero a veces necesitas una cocina en silencio, una taza de café y a tu propia madre. Una madre puede enjugar tus lágrimas por teléfono. Una madre posee el mágico pegamento que une las piezas rotas.

Adolfo Padilla Alcalá 22


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 23

Huétor Vega Gráfico

23


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 24

Huétor Vega Gráfico

Un pueblo y su historia La fiebre del oro en Huétor Vega [El presente texto está extraído del artículo escrito por Tomás Sabau y Dumas1, titulado T e r r e n o s a u r í f e r o s d e G r a n a d a y que fue publicado en 1851 en la Revista Minera. En él se describen los terrenos auríferos de nuestro pueblo y la fiebre del oro que éstos dieron lugar en el siglo XIX.] “Aun aquellas personas, que al visitar la célebre Alhambra no se ocupan mas que de admirar los primores de delicada arquitectura [...] no podrán menos de recordar haber observado, aunque involuntariamente, que aquellas pintorescas colinas, no son mas que montones de cantos de todos tamaños mezclados con un poco tierra mas ó menos rojiza. [...] Si el observador, desde las colinas de la Alhambra, sube al cerro del Sol, lo encontrará constituido por los mismos materiales, y notará que el aspecto rojizo se extiende no solamente por todo el cerro de este nombre y las colinas adyacentes, sino mas allá del Genil por Huetor-Vega, Cajar, La Zubia y Dílar hasta encontrar los primeros estribos de Sierra-Nevada [...]. Además, en la cuesta del Marrano, término de Huetor-Vega, donde hay un gran corte natural, producido por las aguas, se observa que el terreno que se encuentra inmediatamente debajo de esa capa rojiza se compone de gruesos mantos de arcilla, alternando con otros de arenas mas ó menos gruesas, pero sin que jamás presenten ese color rojo que caracteriza la parte superior, y que estas capas tienen una inclinación de unos 40-50 grados hacia poniente. Este mismo terreno...,

© Goggle Earth. Zona norte de Huétor Vega

se prolonga hasta unirse con los primeros estribos de la Sierra, como se puede observar muy bien yendo desde Granada a Guadix, ó Guejar-Sierra ó Quentar, ó tomando el camino que llaman de los Neveros que desde Granada conduce a Sierra-Nevada, por la parte del norte de Monachil, el cual creemos uno de los puntos mas a propósito para observar las relaciones de este terreno con los antiguos que constituyen la Sierra. [...] Tierras y arenas auríferas Esas pequeñas colinas y esos cerros que en la vega de Granada principian a formar el relieve del terreno por la parte oriental; esos montones de cantos y alguna tierra rojiza que constituyen el cerro del Sol, las colinas de la Alhambra, y de Huetor-Vega, y que hasta mas allá de Dilar, hasta el pie mismo de SierraNevada, se observan aunque en trozos aislados formando como grandes manchas rojizas [...], ese es el terreno aurífero, que durante el primer tercio del año 50 [1850], constituyó el objeto de la multitud capital. En el artículo preliminar escrito con fecha 7 de Mayo último, quisimos dar una idea de la agitación que en esa provincia y muy particularmente en su capital produjo esto que llamaban

1 SABAU Y DUMAS, Tomás. “II. Terrenos auríferos de Granada”. Revista Minera, II. Madrid, 1851, pp. 1-25 y 33-39. Texto completo disponible en: http://www.igme.es/internet/sistemas_infor/RevistaMinPDF/revista%202.pdf

24


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 25

Huétor Vega Gráfico nuevo descubrimiento, y aun de pintar la exaltación de los ánimos de algunos, que no viendo mas que oro en todos aquellos cerros, forjaban en su imaginación aparatos de una potencia enorme con el objeto de invertir y nivelar en cuatro días todos aquellos cerros y colinas. ¡Tan grandes, y aún tan ridículas son las ilusiones que se hacen los hombres, cuando su imaginación se exalta y se deslumbra! La tradición y la historia demuestran que desde muy antiguo se sabia que el cerro del Sol y las colinas de la Alhambra contenían oro: la experiencia directa corrobora los mismo. Demostrado esto, cualquier iniciado en los principios de la geología, por la sola inspección del terreno, inferiría desde luego que los terrenos rojizos de Huetor-Vega ó Colorado, contienen oro lo mismo que el cerro del Sol. Por esto se ha dicho, que científicamente considerado, no es ningún descubrimiento nuevo el haber encontrado oro en el barranco llamado de Doña Juana, término de aquel pueblo. Sin embargo, el ser las arenas de este barranco un tanto mas ricas que las de los arroyos del cerro del Sol, hizo que se diese como un gran descubrimiento, con el objeto de dar mas importancia a las negociaciones auríferas. La voz de que en el barranco de Doña Juana se sacaba mucho oro, se propagó casi con mas rapidez que el sonido, y los lavadores, que para ganar su sustento se diseminaban por los arroyos del cerro del Sol, corrieron veloces á ejercer su industria en aquel barranco, con la esperanza de mejorar luego su triste fortuna. A estos, se unieron otros, que atraídos por el precioso metal, abandonaban su oficio por ir a lavar arenas; y aquel barranco, cuyo nombre se pronunciaba en tales momentos con cierta admiración, se cubrió luego de una multitud de lavadores, que afanosos trabajaban a porfía. Bien

Grieta en el Tajo de las Lomas

pronto alguno de estos, por casualidad, ó por especulación, hizo algún ensayo de las tierras que constituyen las colinas cuyas vertientes forman las arroyadas, que reunidas toman el nombre de barranco de Doña Juana, y no fue pequeña su sorpresa al ver que aquellas tierras contenían también oro. Creíase que este metal solo podría encontrarse en las arenas de los barrancos, y aunque a las tierras de

Otra perspectiva del Tajo de las Lomas que evidencia el color rojho de la tierra.

25


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 26

Huétor Vega Gráfico aquellos cerros y colinas, se les atribuyese desde luego la mágica propiedad ó facultad de criarlo, suponíase que era precisa, que fuesen arrastradas a los barrancos, para que con el agua de estos se desarrollase el germen aurífero, bien así como se vivifican los huevos de pescado sumergidos en las arenas del mar. Entonces fue, cuando la exaltación de los ánimos llegó a tal punto, que muchos no veían en aquellos cerros sino montones de oro, enmascarado por un poco de tierra y mezclado con algunas piedras. Vengan máquinas, que separen esas tierras y piedras, decían muchos con una especie de frenesí, y nos dejarán a un lado hermosas y encantadoras colinas formadas de oro puro. Entonces fue cuando como por encanto apareció esa improvisada multitud de químicomecánicos, a la manera que, cuando estando la tierra seca y caldeada por el ardiente sol del estío, al caer las primeras gotas de una tempestad, aparece en el suelo una multitud de sapos, que vivificados por el líquido elemento corren al parecer sin dirección ni designio determinado. [...] No se necesita mas que no participar de esa preocupación tan vulgar, tan tosca, tan grosera, de que los minerales se desarrollan a la manera que los seres orgánicos, para inferir inmediatamente que las colinas, que forman las vertientes de los barrancos en que se saca oro, contienen también este metal, aunque no en tanta cantidad como en los barrancos donde se encuentra concentrado por las aguas. El primer indicio de la presencia del oro, el síntoma digámoslo así mas fácilmente perceptible, es el aspecto rojizo que presentan las tierras: así es que fuera del terreno rojizo todos los ensayos que se han hecho hasta ahora demuestran la inutilidad de las investigaciones. Pero aun dentro de este terreno rojizo, hay puntos en que es mas rico que en 26

otros: los granates y granos de hierro oligisto y magnético, a que los lavadores llaman lapinos, abundan siempre en las tierras que contienen oro [...]. Al lavar la tierra, lo primero que se separa es la arcilla rojiza que diluyéndose en el agua se marcha por decantación: sepáranse inmediatamente con las manos las arenas mas gruesas [...] y al final de la operación no queda en el fondo de la gamella mas que granates, y cantitos rodados de hierro oligisto y magnético, que siendo de mayor peso específico, inmediatamente que se comunica un movimiento circular alternativo a la gamella para que todo esté por un momento en suspensión en el agua, ganan el fondo con las partículas de oro. Este se presenta en general en granos irregulares algo aplastados, como cariados de la manera mas caprichosa y de un tamaño bastante pequeño, aunque de cuando en cuando se encuentran algunos del peso de un gramo, y aun alguna vez como una rareza se han encontrado de medio adarme y aun algo mas. [...] Las capas de arcilla blanquecina de arenas y de cantos, que se encuentran inmediatamente debajo del aluvión aurífero, no contienen oro: al menos este es el resultado de los repetidos ensayos que nosotros mismo hemos practicado. En la cuesta del Marrano, en cuyo corte natural se observa perfectamente el orden de superposición de las capas, hemos hecho diversos ensayos de cada una de ellas y no pudimos obtener una sola partícula de oro. [...] Este punto de la cuesta del Marrano es uno de los que mas producen en clase de tierras y de él se han sacado los granos de mas tamaño. En el corte de aquella cuesta se observa muy bien que la línea de separación, o la de contacto del aluvión aurífero y de los terrenos inferiores es muy irregular... [...] Todas las observaciones y ensayos que hemos practicado y presenciado, tienden pues a demostrar que el oro se encuentra única-


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 27

Huétor Vega Gráfico mente en el aluvión [...], y que las arenas de barrancos y arroyos son siempre más ricas que las tierras de las colinas que forman sus vertientes. A la verdad, este último hecho es una cosa tan natural que tiene una explicación bien sencilla. Si hay oro en esas colinas, de donde proceden las arenas de los barrancos, arrastradas, lavadas y concentradas por las aguas ¿puede darse cosa más natural que el que estas arenas contengan más oro que las tierras de las colinas donde proceden? Esto es lo que desde luego nos dirá cualquier persona de mediano criterio. Pero no nos detengamos aquí: sigamos y observemos a uno de esos lavadores experimentados, que con su gamella y almocafre metido en una espuerta se introduce en uno de esos arroyos o barrancos para buscar su sustento. Silencioso, y como meditabundo, le vemos seguir

la dirección del arroyo, deteniéndose de cuando en cuando un momento, para interrogar a las arenas acerca de su solicitud: párase por fin en una de las mayores sinuosidades del arroyo al pié de un ángulo saliente formado por un borde escarpado: deja su espuerta y tomando el almocafre, principia a escarbar y amontonar alguna arena, de la cual va separando las piedras y arenas más gruesas: al cabo de un poco de tiempo endereza su cuerpo para descansar y mientras tanto dirige una mirada investigadora por todo el barranco que alcanza su vista: observa una porción de gruesos cantos y peñascos medio enclavados en las arenas, y al momento recoge sus instrumentos y se dirige a este último punto. Inmediatamente pone mano a la obra, principiando a escarbar al pie de los peñascos, apartando toda la arena de su alrededor [...] Llena luego su espuerta de aquellas

Panorámica de los terrenos de secano de Huétor Vega tomada desde las Lomas Altas


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 28

Huétor Vega Gráfico arenas que casi ha arrancado debajo de los peñascos, y se va con ella al paraje más próximo en que encuentre el agua que necesita. Después de arreglar convenientemente una poza, sumerge en ella su gamella llena de arenas, y no bien ha ejecutado cuatro o cinco decantaciones, cuando se le ve fijar la vista en el fondo y reflejar sus ojos la satisfacción que experimenta su corazón al contemplar cinco a seis partículas de oro que diseminadas entre la negra arenilla de hierro oligisto brillan cual otros tantos luceros sobre el negro fondo de una noche oscura. [...] [...] Abrase la historia, se nos dirá, y se verá que se beneficiaron en tiempos antiguos... [...] Los progresos de las ciencias y de las artes han hecho que la explotación en general sea hoy día mas fácil y económica que en aquellos tiempos, es verdad pero también lo es que entonces el oro representaba una cantidad de trabajo mucho mayor que en el día: entonces, por ejemplo, se podrían emplear trescientos jornales en obtener una onza de oro, y hoy no se pueden pagar mas allá de cincuenta; y he aquí la razón capital por que esos terrenos no son ahora beneficiables aun cuando lo fuesen en aquellos tiempos. Podrá volver, una época, en que escaseando mas el oro, se le dé mas valor, y entonces estos terrenos podrán volver a ser beneficiables. Adviértase sin embargo que no hay que confundir las tierras con las arenas. Éstas, atendida la cantidad de oro que contienen, indudablemente serían beneficiables, si las hubiese en cantidad bastante para alimentar una explotación en escala tan grande como se necesita para que sea ventajosa. [...] El [barranco] mas extenso de todos es del de Doña Juana, el cual formado por arroyos, que todos nacen en terrenos auríferos, corre por ellos en una extensión de cerca de mil varas. La parte superior de éste es una porción de surcos con bastante pendiente en los cuales 28

se detiene muy poca arena, en la confluencia de todos esos surcos, en el puentecillo acueducto de dicho barranco, fue donde se encontraron arenas mas ricas, lo cual tiene una explicación tan sencilla como la riqueza de las arenas que se hallan alrededor de los peñascos que hay en los barrancos. Allí fue donde las gentes de Huetor-Vega lavando sacaban todas un mediano jornal; pero luego que apurado aquel punto se diseminaron por otros, se convencieron de que era mas ventajoso aceptar un jornal, que trabajar por su cuenta. Sin embargo, para cuando esa clase no encuentra trabajo, las arenas de estos barrancos son un gran recurso, porque el que quiera trabajar, podrá al menos sacar de allí para proporcionarse un pedazo de pan. [...] Máquinas que se han ensayado para beneficiar estas arenas [...] La segunda máquina se ensayó en el celebrado Barranco de Doña Juana, uno de los puntos en que las arenas son más ricas. No sabemos quien sea el inventor de ella: se tiene por una gloria científica y artística de Granada, hija en un principio del ingenio de un abogado, y después de un carpintero [...]. Pero sea esto lo que quiera, lo cierto es que la tal máquina se anunció mucho tiempo como la cosa más perfecta y portentosa que ha salido de la mano del hombre. [...] Llegó por fin la hora de hacerse el ensayo definitivo y oficial. [...] Al oír el ruido del aparato, todos lo contemplaban con cierta admiración, sin embargo de que no veían mas que las tablas que forman el cajón que la encierra. Las arenas se echaban en abundancia dentro de una tolva: la máquina las arrebataba con avidez, y mezcladas con agua las expelía con fuerza por uno o más agujeros, según lo tenía por conveniente el inventor, quien con cierto aire misterioso regulaba todos aquellos movimientos. “Ni una sola partícula de oro, ni un solo átomo queda en las arenas”, decía el


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 29

Huétor Vega Gráfico inventor apostrofándonos; “esto es admirable”, repetía con cierto aire de completo triunfo. [...] Cansados ya de oír y ver tonterías, determinamos sacar a toda aquella gente de su error por medio de un argumento material, palpable, práctico e irrecusable. Metidos en el agua hasta la rodilla, hicimos veinte y tantos ensayos consecutivos y el resultado de cada uno de ellos demostró que las arenas después de trabajadas por la máquina contenía casi el mismo oro que antes de entrar en ella. [...]. En una de las arroyadas del Barranco de Doña Juana, se ha montado últimamente otra máquina que nosotros creemos idéntica a la anterior con la adición de una criba de suspensión, por la que pasan las arenas antes de entrar en la máquina. [...] Sin embargo nos atrevemos a asegurar que con poca diferencia [el resultado] será el mismo que la anterior. [...]

Las máquinas de lavado son muy buenas para concentrar las arenas hasta cierto punto y nada más: el querer completar el beneficio por medio de ellas, no puede ser conveniente, porque se pierde casi todo el oro que se encuentra en pequeñas partículas y que es lo que constituye la mayor parte de la riqueza. [...] Si pues el principio mecánico por si solo no puede conducir a buen término, llámese en su auxilio a algún principio químico, el cual en el estado presente de la ciencia no puede ser otro que la amalgamación. Por medio de máquinas de lavado, concéntrense las arenas hasta el punto que las observaciones prácticas demuestren conveniente, y luego entréguense a las máquinas de amalgamación para que completen la obra. [...]”. Selección del texto y fotografías:

Rosario Tovar Velázquez Nuevo sistema informático de reducciones para jugar más números dobles y triples por menos dinero

Lotería y

Apuestas del Estado San

Roque

C/. Ermita, 23. Telf. 958 500 625. Fax: 958 303 626 • Admón. N.º 1 info@loteriasanroque.com • www.loteriasanroque.com 29


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 30

Huétor Vega Gráfico Huétor Vega con sabor Hoy nos encontramos en un local de restauración muy típico y con mucha solera de Huetor Vega, estamos en el Restaurante “EL GUERRA”, nos atiende muy gentilmente D. Mario Del Paso Castro, uno de los cinco hijos del matrimonio formado por Pepe y Rosario, a él queremos hacerle algunas preguntas sobre la trayectoria de su familia, y de su empresa. Mario, ¿cómo empezó todo? Nuestro grupo empresarial, Complejos Hosteleros el Guerra, tiene una arraigada tradición en la restauración desde 1967, nuestros padres D. José del Paso Guerra y Dª Rosario Castro Fuentes, disponían de unas pequeñas instalaciones en Huétor Vega, donde venían a visitarnos todo tipo de clientela, para degustar los productos de la zona. Productos realizados con nuestros propios medios, nos hizo alcanzar una fama, calidad y garantía, de que lo que se consumía, era totalmente natural. Año tras año, hemos tratado de mejorar nuestros servicios, ampliando nuestras instalaciones, y tratando de mantener siempre nuestra

30

solera y tradición, manteniendo una típica cocina granadina. Aquel pequeño merendero para no más de 200 personas, hasta la actualidad, han pasado más de 40 años. Actualmente, ese afán por mejorar, nos hace contar en la actualidad con unas instalaciones con capacidad para más de 1.000 comensales y más de 12.000m2. ¿Hay algo que quisieras destacar en este tiempo transcurrido? Sí, construimos una piscina casi olímpica, que, independientemente del negocio, le tenemos un especial cariño, pues en ella han aprendido a nadar prácticamente todos los jóvenes de la zona, ya que desde hace años se organizan e imparten distintos cursos de natación por el Ayuntamiento de Huétor Vega, para todas las edades y categorías. ¿Qué modificaciones más relevantes habéis tenido que realizar? Ante la expansión del restaurante, y la cada vez más afluencia de clientes, nos vimos en la


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 31

Huétor Vega Gráfico obligación de adquirir diversos terrenos y acondicionarlos para aparcamiento, actualmente tenemos uno de los mayores aparcamientos de este tipo en Granada, totalmente gratuito. ¿El negocio ha ido bien?. Habéis crecido e incluso con la puesta en marcha de un Hotel, ¿No es así? Adquirimos el antiguo “Hostal El Nogal” en Sierra Nevada, actualmente “Hotel El Guerra”. Con la adquisición del Hotel, se nos plantearon diversas dudas, sobre si reformarlo parcialmente, darle ciertos retoques y abrirlo, si derruirlo por completo y levantar un edificio nuevo, optamos por la opción intermedia, para no romper la estética que siempre ha caracterizado la zona. Todas las instalaciones, habitaciones, salones, restaurante, etc., están completamente remodeladas. Somos el primer hotel de la provincia en instalar un proyecto de climatización y agua caliente sanitaria, mediante una caldera de biomasa, contribuyendo notoriamente con el medio ambiente, la contaminación con este tipo de calderas es nula. De todos los platos típicos que ofrecéis, ¿cuál nos recomendarías? Evidentemente, y coincidiendo con estas fechas de recolección, sin duda recomendaría

nuestras exquisitas habas con jamón y huevo. Después de tantos años plantando, recolectando y cocinando este apetecible plato, a todos nuestros clientes lo sugerimos como una elección indiscutible para comer. De hecho hemos realizado una serie de menús cuyo plato principal es la haba verde de nuestra vega, que acompañada con un buen vino granadino, hace las delicias de nuestro paladar. ¿Cuál es el mayor aval de la empresa? El mayor aval sin duda, ha sido y es, el potencial humano, formado por nuestros padres y hermanos. Actualmente hay más de 30 personas en empleo directo, más las contratadas puntualmente en fechas señaladas, que forman parte del equipo humano encargado de que todos los servicios ofrecidos sean lo mejor posible. Tantos años de ejercicio de la profesión, nos sirven para poder garantizar la mejor calidad, siendo el mejor reflejo de ello el aumento de clientela que se produce año tras año. ¿Qué le pides al futuro? Una pregunta tan simple, resulta difícil de contestar, pero creo que como todo el mundo. Como empresario, evidentemente espero una mejora de la situación económica actual y mejores ayudas para las empresas. Como persona, ya se sabe: “salud, dinero y amor”.

Manuel Ruiz Vílchez 31


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

Huétor Vega Gráfico

32

09:58

Página 32


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 33

Huétor Vega Gráfico VIII Concurso de relato corto Huétor Vega Gráfico 1.er PREMIO LOS ARCO IRIS DE JOSÉ Cada vez que contemplo un arco iris, sus colores me transportan al colegio, azuzan a mis recuerdos para que yo vuelva a revivirlos en el presente y, como si me echara un vistazo en un espejo, frente a mi acontece la cara sucia de José, envuelta en los colores límpidos y lúcidos del espectro deslumbrante. Juré hacerme maestro para que nunca jamás ninguna criatura en edad de aprender pensara que un aula es como un cuarto oscuro. Las clases deben ser terrenos para el aprendizaje; nunca territorios de miedo. Mis días de escuela vienen de una época, hoy hibernada en mi alma y agarrada a mis huesos como ramas de madreselva, donde el sabor imperante es el de la leche en polvo; donde el

tacto dictatorial es el roce con la palmeta del maestro; donde los sonidos reverberantes no son otros que los gritos de la chiquillería en el recreo; donde las vistas infantiles agonizan en la pizarra; donde los olores arrogantes son los de la tiza impregnando el borrador. Todos nuestros sentidos encorsetados, enclaustrados entre las cuatro paredes de la escuela mientras en la calle jugueteaba el libre albedrío. Aquel era, es, un tiempo de escuela con... sentido, lleno de percepciones sencillas en un tiempo difícil, que bien podría estar confinado en el cuarto oscuro. Ha pasado mucho tiempo desde que invoqué a mi natural tendencia a la vagancia para que esta me abandonase de una vez por todas; el trabajo siempre perdía frente a los juegos. Yo sabía que tendría que emplear grandes dosis de esfuerzo personal para dar cumplida

33


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 34

Huétor Vega Gráfico cuenta de mi promesa, una palabra sagrada que di a mi amigo José un día lejano en el patio del colegio, cuya esencia presiento tan cercana aun. Aquel era nuestro secreto, mi manera de mostrar solidaridad con él por los malos ratos que pasaba en el cuarto oscuro. Hasta que aquella mañana... Mi amigo José, era un chiquillo ilusorio que vivía con la pobreza en un remedo luctuoso de vivienda: una estancia con techumbre de hojalata y muros de piedra encalada. Junto a sus padres y sus dos hermanos pequeños, compartía aquel espacio con un burro destartalado, con una cabra, más que loca, hambrienta -se comía los cuadernos y libros al mínimo despiste de José- y con varias gallinas que dejaban sus restos orgánicos, pero también sus huevos, descuidados por cualquier rincón sucio de aquellas siniestras paredes llenas de hollín, que servían para apaciguar sus sueños por las noches y para agudizar sus pesadillas cotidianas nada más despertar. La pobreza nunca huye mientras duermen quienes la padecen; si acaso, se adormila a la vera de sus víctimas para ser la primera en darles los buenos días. Don Rogelio era un maestro muy serio, de maneras agrestes, casi brutales. Nos hacia que le mostrásemos las manos al entrar en clase; revista de limpieza, como él decía. Siempre estaba dispuesto a soltar unos palmetazos a quien no superase la prueba del algodón, como hoy se diría. Don Rogelio, más que maestro, a todos nos parecía un hombre pegado a una palmeta, que sabía algunas cosas más que nuestros padres -quienes conocían apenas las cuatro reglas-, lo que le otorgaba pábulo a su autoridad. Por él no sentíamos respeto; eso es cosa que sólo se destila desde la admiración. El sentir su proximidad nos causaba 34

aprensión; nos estremecíamos con la estela de su cuerpo al pasar por nuestro lado. Nos lo hacía pasar mal en clase, siempre con su muletilla preferida: la letra con la sangre entra. Zás! Más estudiábamos por miedo que por ansias de aprender. ¡Zas! Incluso los fines de semana nos tenía en vilo a todos sus alumnos. Él era forofo del Atlético de Madrid. Si el equipo de sus amores ganaba, pasteles para todos el lunes por la mañana; pero si perdía... los buenos días eran tantos palmetazos para cada uno de nosotros como goles había encajado el equipo rojiblanco, sin contar a nuestro favor los que hubiese marcado. Curiosa forma de empezar la semana. Aunque lo peor de sus maneras acontecía el primer día de curso. Siempre hacía la misma jugada, con una cuidada puesta en escena: en una caja de zapatos llevaba una rata. De un cajón de su escritorio sacaba una gran llave, tan grande como llave de caserón de abuela. Golpeaba sobre la tapa de su mesa de madera brillante por el uso, reclamando nuestra silenciosa atención. No decía palabra, sus pequeños ojos centelleando. Se atusaba el bigote y lanzaba un bufido ininteligible. Con parsimonia cansina, se dirigía hacia un cuarto oscuro pequeño. Golpeaba con la llave todas las cabezas que se encontraba a su paso. Abría aquel receptáculo concebido para el susto. Liberaba en él a la rata. Cerraba la puerta con tres sonoras vueltas de llave; nos estremecíamos con ellas. No nos atrevíamos a mirar ni de sos-


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 35

Huétor Vega Gráfico

layo. Regresaba a su pulpito, dejando caer algún que otro pescozón sin venir a cuento; marcaba su poderío. Ya sobre la tarima de madera, paseaba de un lado a otro, con paso militar. Nos lanzaba una mirada sulfurosa. Acontecía el sermón: «quien no estudie, quien no sea limpio, quien no se porte bien, quien no... se las verá con ella». Reía, mientras señalaba el cuarto oscuro, llave en mano, como dedo acusador de hierro. Al día siguiente, don Rogelio encerró a José en el cuarto oscuro, porque no había hecho sus deberes; porque descubrió bajo sus uñas rastros de suciedad... Porque cualquier razón era válida con tal de perderlo de vista. Mi amigo entró en él llorando; salió con una sonrisa de oreja a oreja. El desconcierto de don Rogelio fue mayúsculo. José me contó que la había cazado, y que había estado mirando, embelesado, uno tras

otro, los arcos iris que había dentro del cuarto. Me hizo prometer que no se lo contaría a nadie. No lo creí. -Tú estás loco; pero si aquí apenas llueve. Y para que te enteres: sin lluvia y sol no hay arco iris que valga, listo. Y ahí adentro.., ya me dirás tú. -Me burlé de él.- Además, tú no has cazado la rata; se habrá escapado, mentiroso. Se encogió de hombros, mostrando desdén por mi respuesta. Nunca trató de convencerme de lo contrario. A partir de aquel día, José se las ingeniaba para que don Rogelio lo castigase nada más empezar las clases; su horario escolar, la soledad del cuarto oscuro. Entraba con una sonrisa; salía feliz. Así estuvo todo el curso, en un pulso con don Rogelio, quien un día lo amenazó con mandarlo a su casa en lugar de al cuarto oscuro. 35


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 36

Huétor Vega Gráfico

JIMEST Movimiento de tierras, transporte y demoliciones Teléfono: 958 30 37 30 Fax: 958 50 01 40 Móvil: 678 38 38 17 Persona de contacto: Luis Jiménez 36


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 37

Huétor Vega Gráfico El último día de clase, me abracé llorando a él. Le dije que me marchaba del pueblo, que mi padre tenía trabajo en la ciudad. Al despedirse me dijo: -Cuando veas el arco iris, acuérdate de mí. Y así ha sido siempre. Desde aquel día no ha habido arco iris en mi vida cuyo arbotante no enmarcase el recuerdo de la cara de mi amigo José, con sus ojos llorosos en el instante en que nos despedimos en el patio del colegio. Han pasado quince años. Las vueltas que da la vida: hoy regreso al pueblo. Llego para sustituir como maestro a don Rogelio, hombre al que apenas nadie estima; los recuerdos de la niñez pasan factura. Entro en el colegio. Las aulas están desiertas. Mi clase.., la misma de cuando niño. Dejo mi maletín sobre mi mesa. Tiro del cajón hacia mí. Aun está la llave. La tomo, mis dedos trémulos. Me dirijo hacia el cuarto oscuro; mis pasos titubeantes. Mi mano, con pulso titubeante, apenas acierta con la llave en la cerradura. Al fin, atino. Abro. Todo está sombrío. La suciedad y las telas de araña hablan del tiempo que lleva sin abrirse aquella puerta. Quizá José fue el último alumno que allí estuvo castigado; quiero pensarlo así. Despliego las portezuelas de un pequeño armario. Sobre un anaquel polvoriento descubro una caja alargada. Debió ser en sus buenos tiempos el estuche de unas diapositivas, que ahora están desperdigadas, y cubiertas por un velo de limaduras del tiempo transcurrido. La destapo. ¡Por Dios! La tiro al suelo, usando un acto reflejo. Dentro de ella, duermen el tiempo de los justos los restos momificados de una rata; la que cazó José. Nunca di crédito a su hazaña. Debí hacerlo; se codeaba a diario con ellas en su casa. Mis dedos, estremecidos por la vuelta a un tiempo dormido en los dominios de José, toman una diapositiva. La miro al trasluz de

una rendija que hay en la pared del cuarto oscuro; otra, otra y otra más, mi vista nublada por las lágrimas. Emocionado, abandono el colegio, las diapositivas y el estuche en mi maletín. Busco a José. Un antiguo compañero de clase me reconoce. Al preguntarle, me cuenta. Más emoción. Compro un gran recipiente de cristal. Lo lleno de agua. Lo deposito sobre la tapa de mármol. Aguardo el momento mágico que destapará más agitación a mis recuerdos. Cuando los rayos de luz inciden en el envase, y atraviesan el agua que contiene, dibujan un arco iris sobre su nombre. Inmediatamente después, a un lado, en la tierra, deposito la caja, ataúd de cartón para los restos de la rata. Junto a ella planto una de las diapositivas. Las cubro con tierra. Descansa en paz José. De vez en cuando proyecto sobre la pared las diapositivas, los arcos iris de José. Y entonces, su rostro sucio e infantil, lleno de vida, acude a mí para llenarme de amistad.

Juan Carlos Pérez López 37


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 38

Huétor Vega Gráfico

Estructuras diamantinas Recuerdo, como si mirase un álbum de fotos, el día que decidieron cambiarme de colegio. No se me olvida mi último día de clase en Huétor Vega. Fue una lección que me dio la vida a muy pronta edad, una lección que muchas personas aprenden después, cuando abandonan el pueblo con más años, para ir a la universidad, o se van por motivos de trabajo. Mis compañeros de clase, sobre todo mis mejores amigos de entonces, como Angel Luis, Andrés, Miguel, incluso Lucas o Inmaculada, me miraban raro, entre nostalgia y una sonrisa extraña. No pasa nada, nos volveremos a ver. Es mentira, pero en ese momento uno de verdad piensa que sí que mantendrá el contacto con esos camaradas. Pasaron años y creo que salvo por las casualidades, jamás nos topamos los unos con los otros. No es culpa de ellos, ni creo que sea culpa mía, supongo que es el resultado de escoger caminos distintos. Lo peor es, al cabo de un tiempo, cuando por el pueblo alguna vez nos hemos visto, a años luz del tiempo en que corríamos por el patio del colegio, cuando nos confesábamos nuestros primeros secretos o soportábamos las clases en los albores del conocimiento; ese saludo incómodo a veces, esa alegría contenida, ahora que, mucho más altos y gordos que cuando éramos uña y carne, con una vida desconocida que parte del punto exacto en que nos dejamos de ver, de pronto, en un saludo inmediato y torpe, no se puede expresar, no se puede albergar sentimiento alguno. No se puede comunicar un…, qué putada que te fueras, no me llamaste cabrón, o mira no me importa lo que hayas hecho en este tiempo cuenta conmigo…, aquí en la pantalla de mi ordenador puedo formular estas frases pero después cara a cara no sale así. Los disculpo y espero que ellos me disculpen a mi cuando alguna vez nuestras miradas se cruzaron en una calle, en una tienda o en un bar y simplemente se ha resumido todo a un gesto… No sé qué tipo de desgaste sufre el ser humano cuando se hace mayor, esa especie de pudor estú38

pido que se nos pega como si fuese una baba invisible, pero que nos hace parcos en demostraciones de sentimientos, provoca ese tipo de encuentros algo incómodos en los que pasamos apuros y que finalmente tratamos muchas veces de evitar. Yo dejé atrás a mi gente del pueblo y conocí en Granada otros amigos y, aunque como está visto que nunca olvidé a los que fueron llevé aprendida la lección y puse especial cuidado en no volver a perderlos cuando tuve que separarme de ellos para ir a la Facultad, o cuando comencé a trabajar. No es fácil en esta vida apreciar el valor exacto de una amistad, ni es cosa que pueda medirse. Dani, Alberto, Kino…, quizá los amigos con los que más tiempo he compartido, han sido para mí una salvación. La sociedad se vuelve cada vez más individualista y la amistad sin más interés que la mera compadrería, la máxima apuesta de ser simplemente compañeros de camino, sin esperar del otro más que esa especie de compañía fiel, se precia más cuando uno advierte que en este lustro, en estos tiempos venideros el camino parece que va a ser más oscuro. Por ende, cuando además de amistad uno comparte un origen, como ser del mismo pueblo, se mezclan varias fuerzas poderosamente influyentes. Estoy seguro que nadie me puede comprender mejor que aquellos para los que mi vida es una galería familiar de recuerdos. Creo que si me vuelvo a encontrar con ellos, con aquellos compañeros que tuve cuando era niño y que tanto tiempo estuvieron a mi lado, aunque ahora sea un tiempo amarillento y lejano, aunque me pincho el estómago cuando pienso en ello, como si tuviera que vencer el pudor más íntimo de regresar a mi infancia, a cuando yo estaba incompleto, cuando mi mente y mi alma no eran más que estructuras diamantinas sin apenas contenido…, espero poder estrechar sus manos y que al menos en mi mirada encuentren algo de aquel niño.

Antonio Martín Morales


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 39

Huétor Vega Gráfico

GASOLINERA

MARTIN, S.L. Carretera de Granada a Huétor Vega Teléfono 958 50 01 14 - HUÉTOR VEGA

39


HUETOR VEGA 2009

13/7/09

Huétor Vega Gráfico

40

13:11

Página 40


HUETOR VEGA 2009

13/7/09

13:11

Página 41

Huétor Vega Gráfico

Restaurante

Paseo de la Estrella Telf.: 958 500014 - 958301042 Fax: 958 3030 10 Móvil: 607 525243 HUÉTOR VEGA (Granada)

LA ESTRELLA

41


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 42

Huétor Vega Gráfico

Avda. de los Rebites 21, Huetor Vega w w w . m u e b l e s e b a n 42

958 300111 o . c o m


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 43

Huétor Vega Gráfico

Callejeando CALLE ALBÉNIZ Este año, 2009, celebramos el centenario de la muerte de Isaac Albéniz, gran pianista y compositor español que da nombre a una de las empinadas calles del barrio de Caicena de nuestro querido pueblo “Huétor Vega”. (Entrada por Casasola y salida por Avda. de los Coloraos) Han sido muchos los actos organizados desde los foros artísticos y musicales rememorando la obra de éste sobresaliente autor, iniciativa a la que nosotros, desde estas páginas, queremos sumarnos relatando parte de su vida y obra y, de esta forma, rendir nuestro particular homenaje a la genialidad de tan célebre personaje. Camprodón, provincia de Gerona, fue la localidad en la que vino al mundo Isaac Manuel Francisco Albéniz un 29 de mayo de 1860. Aprendió las distintas notas musicales casi a la vez que sus primeros pasos, pues con sólo cuatro años su padre, Ángel Albéniz, lo presentó en el teatro Romea de Barcelona en su primer concierto. Pronto se dedicaría a la música, realizando una gira por América: Argentina, Brasil, Cuba, Puerto Rico y E.E.U.U. Sus aptitudes le valieron para obtener una beca del rey Alfonso XII (1876) y seguir sus estudios en el Conservatorio de Bruselas, donde obtuvo el primer premio de piano al graduarse en 1879. Desde entonces se dedicaría a componer y dirigir, trabajando como director de una compañía ambulante de zarzuelas y escribiendo alguna obra de éste género. En 1889 viajó a Paris apareciendo junto a la Colonne Orchestra en un concierto fantástico que incluía su concierto para piano, op. 78, recibiendo inmejorables críticas y elevándolo como el mejor compositor español del siglo

XIX. De París el éxito le siguió hasta Inglaterra donde fue contratado por el empresario Henry Lowenfeld, trasladándose junto con su familia a Londres (1890) y dedicándose al teatro musical. Posteriormente trabajó para Francis Burdett Money-Coutts, un rico poeta y dramaturgo, interesado en escribir libretos que se convirtió en un mecenas dispuesto a pagar un sueldo para que Albéniz exclusivamente compusiera. Dedicándose en los años siguientes a la creación y producción de música para el escenario y viviendo entre Londres y Paris. En “la ciudad de la luz” entró en contacto con un grupo de compositores de la vanguardia europea entre los que se encontraban Claude Debussy y Gabriel Fauré que influyeron en su técnica compositiva. Su precaria salud lo devolvería a su tierra natal buscando la calidez de su clima (1900), dedicando su tiempo a promocionar trabajos líricos catalanes junto a Enrique Morera. Poco fue el tiempo que permaneció en España, 43


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 44

Huétor Vega Gráfico regresando a Paris donde era un músico y compositor aceptado y aplaudido. Convirtiéndose su casa en residencia de artistas españoles como Joaquín Turina y Manuel de Falla. Sus aptitudes le valieron para obtener una beca del rey Alfonso XII (1876) y seguir sus estudios en el Conservatorio de Bruselas Su estilo fue evolucionando desde sus principios hacia un arte más complejo, presentando su música un acusado estilo impresionista revelado en sus obras de inspiración española. De su prolífera obra hay que destacar sus composiciones para piano: Suite española (1886), Recuerdos de viaje, Caprichos andaluces y Rapsodia española (1887). La comedia lírica “El Ópalo Mágico” (Londres, 1893) traducida al castellano como “La Sortija” (Madrid, 1895). La ópera “Pepita Jiménez” (Barcelona, 1896). La suite orquestal “Catalonia”, de carácter nacionalista (1899), zarzuelas, canciones… El piano le inspiró su última y gran obra “Iberia” (1908), composición virtuosística y musicalmente compleja compuesta en Niza.

44

El 18 de mayo de 1909 Albéniz moría en Cambo-les-Bains, en los Pirineos franceses, a causa de una dolencia renal, y a título póstumo recibió del gobierno francés la Gran Cruz de la Legión de Honor. La celebración de ésta efeméride ha propiciado todo tipo de actos en diversas ciudades europeas. Así Londres, ciudad en la que residió entre 1889 y 1893, revivió el espíritu de Albéniz con la Royal Philarmonic Orchestra interpretando “El concierto fantástico”, una de las piezas menos conocidas y más románticas de su repertorio. En Madrid se ha ofrecido un ciclo de conferencias sobre la aportación de Albéniz a la historia de la música, se ha interpretado su música y se ha proyectado la película “Iberia” de Carlos Saura. En otras ciudades españolas se han hecho exposiciones, se han proyectado documentales y hasta se han digitalizado las partituras del precursor de la creación de “música española con acento universal”.

María del Carmen Ortega García. Historiadora


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 45

Huétor Vega Gráfico

¿Por qué la evolución? • Por el nuevo diseño • Por su servicio de distribución • Por sus ofertas de contratación • Por su servicio de atención al cliente • Por el ahorro

La evolución

MAFAGAS, S.L. Polígono Industrial Asegra. Avda. Asegra, s/n. Peligros (Granada)

Telf.: 901 51 21 10 45


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 46

Huétor Vega Gráfico VI Concurso de cartas de amor y/o despedida PRIMER PREMIO: Ginés Mulero Caparrós INFIDELIDAD MENOR Todo lo que es hermoso tiene su instante, y pasa. Luis Cernuda. Querida esposa: La tentación tenía varias vertientes y quiso cuajar cuando me pusieron delante de los ojos la zanahoria excitante de que publicarían toda mi obra poética que sabes cuánto la amo. Aquí te dejo la narración de los hechos y una pequeña prueba de mi amor pellizcado. Sucedió así: Cuando Luci Fernández se presentó en la Taberna de los Escritores con su casco de moto adosado a la altura de una cadera contoneante e hipnótica y fue directamente a

46

por mí, ya intuí que algo no cuadraba igual que una circunferencia amarilla con rayos bajando por el tetris. Su moto de 500 c.c. brillaba diamantina a través de la cristalera, reverberando rayos de luna. Cómo un bellezón como aquel podía acercarse a mi mesa y hacerme una oferta de tal magnitud, tenía que haber gato encerrado. Recuerdo que elevé la barbilla de raposa, me acodé en el respaldo de la silla y miré a los cuatro ángulos del antro por si habían puesto cámaras donde mi persona fuera el objetivo. ¿Dónde estaba el truco? Observé a Nachito, el barman que había sido en su juventud jinete de una 250 c.c. Pude leer con meridiana claridad en sus labios mudos que definía a aquella belleza extraterrestre con un “¡Vaya jaca!” endiosado. Yo estaba naufragando en cábalas, tranquilamente, sin hacer daño a nadie, como la mitad de los poetas jóvenes recién casados que allí acudíamos, algunos con hijos como yo, otros en la lista de espera, en ese tiempo detenido,


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 47

Huétor Vega Gráfico aferrado con una mano al tronco frío, sin corteza, de una estrella dorada, y, con la otra, al teclado del anacrónico portátil admirando la página web Los amantes del motor. —Hola, me llamo Luci Fernández y vengo de la Editorial… Mentó la palabra Editorial con unos labios jolienanos y una enjundia entusiasta que, unido a su escultural presencia, desintegraría a cualesquiera de los hombres íntegros que nos reuníamos todos los jueves del santo año en nuestro mini Café Gijón o Café de Oriente para hacer tertulia de lo humano y lo divino. Qué morena, la verdad, no sé si de ésas, las polisémicas, que le das una huella y de una dentellada obscena se llevan el dedo y hasta el muñón. Escena lenta, dantesca: su cabello caracoleado y oscuro suspendido sobre sus hombros en bifurcada cascada, moviendo su rostro oleaginoso a derecha e izquierda intentando desestabilizar la armonía, en un mohín efímero y fugaz, de una sensualidad ecléctica que invitaba al mayor de los desasosiegos hormonales. —¿Cómo has descubierto mi obra poética?— eché un trago frío de cerveza directamente de la boca de la botella para mitigar el ardor en la sangre, para atesorar de nuevo la calma truncada que rompió su presencia.

dirían los poetas del romanticismo. Llegaré… –se descruzó las alargadas piernas y noté cómo sus rodillas bajo la mesa, chocaban con las mías abriéndose camino, electrizando mis ramificaciones nerviosas y prometiendo edenes- hasta dónde haga falta. No podía creerlo. Ya bebía de los cuarenta. Había escrito en alguna revista inadvertida, publicado en algún municipio, premiado incluso. Toda una vida vertiendo versos tangentes al ultraísmo, hurtando horas al sueño, postergándole viajes a mi esposa con la excusa mastuerza de estar tocado por las musas, perdiéndome la infancia de mis hijos sin preguntarles la lección, estacionando a mis amigos moteros en la esquina del recuerdo y queriendo recompensarlos con esas ruedas de e-mails con adjunciones: power points sobre la naturaleza con citas de clásicos, ignorando fiestas apoteósicas para ganar unos latidos de luz… y ahora se presentaba una oportunidad: mi obra completa difundida con promesas proselitistas de tiradas estratosféricas. Empecé a leer en diagonal el contrato editorial intentando amortiguar la apariencia física de aquella criatura, de aquella efigie bañada en pan de oro, bañada en la hermosura del pandemonio. Números

—Nuestra nueva empresa no necesita googlear para saber de talentos— se sentó en frente bajándose sibilina la cremallera de la cazadora negra a la altura del voluminoso pecho y mostrando lo que era para ella la globalidad sostenida-. Tu obra será publicada en doce países y mi Jefe me ha ordenado que no regrese sin tu rúbrica en este contrato –lo estampó sobre la mesa con vehemencia artificiosa, al lado del casco; sus ojos negros y rotundos chispeaban astillas ígneas-. En el fondo, aunque suene chabacano, es algo comercial, es una compra-venta que nos generará sus-tan-ti-vos beneficios, pingües, 47


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 48

Huétor Vega Gráfico de siete cifras. La gloria. La fama. La popularidad. Latinoamérica. Traducciones al francés, al inglés, al polaco… La adrenalina en efervescencia, qué momento: inenarrable. La vanidad se hacía espuma grumosa, cuajarones que se disparaban, me inflamaba benefactoramente las meninges, sin renuencias al principio. Escuché cómo se descalzaba. Su pie de seda se ancló en el territorio de mi ingle. ¿Quería distraerme de la lectura? Seguí leyendo con la marea de la vergüenza prístina amaneciendo en mis pómulos lívidos. Fue en ese impás perspicuo que vi la cláusula, en letra pequeña, gótica, para más señas: Obligatorio, condición sine qua non, pasar antes por des-

Segundo premio: Antonio de Paco Domingo Esta nunca será una carta de amor Acaso se quedará en el borde de un quejido, tentando una caricia o atrapada en un recuerdo de tonos plomizos. Poco a poco, irá perdiendo su color e instalándose en un tiempo indefinido, pendiente de ser rescatada de un baúl, donde las instantáneas adquieren ese color sepia que nos moja los ojos. Pretendo decirte que el polvo terminará cubriéndolo todo. Y aún así, ahora mismo, te escribo desde las brasas, sobre las cenizas, frente a la estación calcinada del recuerdo, un paisaje yermo que todavía no anula tu nombre. Yo sé que el tiempo correrá, que aplastará todo lamento. Sé que terminaré instalándome en otras caricias y otros ojos, que otras miradas harán todo el resto. Lo que ahora me 48

florar el ardiente santuario de Luci Fer… Lo siento, soy un humilde poeta de principios difíciles de tunear, enamorado hasta el tuétano de su esposa, llámenme chapado en la mecánica de lo antiguo si quieren, de los que no creen en milongas seductoras; aparté su pie de mi cabildo y le ultimé un máximo mercantil: — Cómo no me vendas la moto… He estado viajando en motocicleta las últimas dos semanas sin avisar. La obra poética…, ya habrá oportunidad, si se tercia. Discúlpame por haberme enamorado ciegamente de su moto: tranquila, ése es mi mayor pecado. Te quiere…

mueva no será el rencor, tu olor terminará siendo un recuerdo inasociable, una constancia leve de lo que un día fue. Estas palabras frágiles serán zarandeadas por el viento, arrancadas de ese tálamo cálido, donde pudimos querernos tantas noches, cuando burlábamos la tiranía de todos los relojes, con esa vocación perpetua que depositamos en las caricias y los besos cuando nos enamoramos. No quisiera asociar el tiempo, con esa falacia triste que termina devorándolo todo. Quisiera ser feliz y que tú seas feliz, si es que los días que restan pueden llegar con esa ilusión eterna que nos llena los ojos. Ahora agarro la esperanza y brindo mi ofrenda y mi futuro a la creencia de que toda experiencia dolorosa nos hace crecer. No habrá intención de quedarme instalado en ese rencor que se nos agarra a las orillas del pantalón y trepa hasta secarnos los ojos. Quisiera que permaneciéramos inmunes a las espinas del tiempo, que no se enquistara la llaga que me quemó las


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 49

Huétor Vega Gráfico manos, éstas mismas que descendían sobre tu vientre, casi imaginando la vida en sus adentros. Este niño no nacerá. Se quedará esperando, en un lugar y un tiempo indefinidos. Mi simiente deambulará callada, perdida y torpe, temerosa de volver a errar, cobarde y desconfiada de toda experiencia venidera. Es el precio que nos dejan los pequeños fracasos. Quisiera no tener nada más que decir, pero cómo acallar las palabras que nacen de adentro y se precipitan hacia los labios, esos mismos que todavía hoy, te buscan desesperadamente en medio de la noche, con la pátina húmeda que nos deja la costumbre y el jergón tibio que nunca ha de volver. Es precisamente esa constancia la que golpea a veces; cómo esquivar el proyectil que rompe en medio de la frente. Ninguno de los dos hemos de volver ahora a ese instante en el que andamos ya naciendo en forma de recuerdo. Es precisamente el recuerdo lo que nos hace

ascender al punto álgido donde la tristeza encuentra fórmulas que invitan al insomnio: entonces se callan las palabras. Me sumerjo en el centro de la oscuridad, me pierdo y hago tabula rasa al dolor, vuelvo a morir y a despertar y de nuevo muero y saco la cabeza en medio del dolor, porque el dolor renace cada vez que el recuerdo se empeña en negar toda razón. Es necesario, al fin y al cabo que sepas que el dolor penetra en mi cuerpo, me debes ese reconocimiento, mi sufrimiento es la tímida venganza que ahora te confieso, por encima de todo raciocinio. No habrá continuación, ni siquiera un leve gesto que me devuelva tu nombre en medio de este invierno. Descenderé al centro del dolor y volveré a resurgir. De alguna forma pretendo verbalizar el dolor, expurgar mediante la palabra. Una vez fui poeta, ese mismo estúpido poeta, fabricante de sueños, ese al que ahora, el sueño se le seca y se hace sarmiento estéril, el sueño, el sueño, el sueño. Poesía inútil que me quema los ojos, orgullo estéril, consciencia tormentosa de que la lágrima ha de llegar, ese torrente inmenso que podría inundar todos los océanos del mundo. No habrá palabra suficiente que pueda contener la venida del llanto. Te ofrezco mi impotencia como último testimonio, mi vulnerabilidad humana y el reconocimiento del dolor, por encima de todo el dolor, mi dolor presente por encima de la razón. Entre la impotencia y el recuerdo siempre llega el dolor; el dolor y este continuo empeño que busca nombrarlo todo para aniquilarlo todo. Mis palabras piden a gritos un descanso en medio de esta noche, y a la vez se alzan y se me enredan al pecho, y es un dolor antiguo y un desvelo y una caricia que no ha de volver. Ni tú, ni yo, volver a ese lugar donde fuimos felices.

SEUDÓNIMO- Amedeo Wolf 49


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 50

Huétor Vega Gráfico

C.D. Huétor Vega OTRO ASCENSO “HISTORICO Y CONSECUTIVO” DEL C.D. HUETOR VEGA El trabajo incondicional y bien hecho de un grupo de personas, junto a un buen plantel de jugadores, técnicos y colaboradores, ha dado su fruto y se ha conseguido bastante mas de lo esperado, hemos logrado un nuevo ascenso, esta vez a primera división andaluza. No ha sido un camino fácil ya que hace tres temporadas el C.D. Huetor Vega estuvo al borde de la desaparición, y en este tiempo se ha pasado de primera provincial a primera andaluza, es decir, dos ascensos consecutivos y los dos como campeones de los grupos, este hecho es histórico pues el “Huetor” en esta nueva categoría no había militado antes, ni que decir tiene la gran satisfacción que todos estamos viviendo, pero no olvidamos las grandes dificultades que se nos avecinan, tanto en lo económico como en lo deportivo. En lo económico vamos a competir con muchos

50

clubes con un presupuesto muy superior al nuestro, en una categoría donde los gastos se disparan, habrá que viajar a la provincia de Almería, al menos en seis o siete ocasiones además de toda la provincia de Granada. En lo deportivo estamos tratando de hacer un equipo de garantías para no pasar demasiados apuros, para ello se ha contratado a José Antonio Martínez entrenador que la temporada pasada dirigió al Arenas de Armilla, equipo de tercera división al cual le han ofrecido la renovación y el a preferido venir a entrenar al C.D. Huetor Vega, parece ser que le ilusiona nuestro proyecto y confía en la seriedad de nuestros dirigentes, es una persona que tiene las ideas muy claras y le gusta este nuevo reto. En cuanto a jugadores nos gustaría dejar la que consideramos base de temporadas anteriores, pero tenemos que reforzar el equipo en bastantes puestos, serán nueve o diez incorporaciones nuevas de un total en plantilla de veinte con las consiguientes bajas.


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 51

Huétor Vega Gráfico Ante todo esto estamos trabajando sin parar para buscar ayuda de cualquier tipo, contamos con nuestro Ayuntamiento y estamos seguros que van a entender que es ocasión única de pasear el nombre de Huetor Vega, por muchos municipios y estar en medios de comunicación, etc. Por eso estamos convencidos de que nos van a ayudar al máximo, muy importante será también la ayuda que nos siguen prestando todos aquellos que lo hacen , y animar a todos aquellos que no han tenido oportunidad para que lo hagan, para estos los visitaremos e intentaremos nos ayuden en cualquier modo. Como responsable de este nuestro Club quiero agradecer a todos los que han trabajado incansablemente para conseguir la transformación del C.D. Huetor Vega, directivos, colaboradores, socios, etc ... GRACIAS A TODOS

Fdo. Francisco Megias Presidente del C.D. Huetor Vega

El Presidente Paco Mejías con el equipo de cinco años de las Escuelas Deportivas, futuras promesas del C.D. Huétor Vega

HAZTE SOCIO DEL “HUETOR” ¡TE NECESITAMOS! Avda. Gustavo Adolfo Bécquer TeIf. 958 502 660 18198 Huétor Vega. Granada

NOVEDAD LITERARIA En librerías, prensa y multiprecios de Huétor Vega puedes adquirir el libro

“Caminante sí hay camino” recientemente editado, tras la publicación de la “Historia de Huétor Vega” en el año 2006, de nuestro vecino Paco Pérez Rejón. D.ª M.ª Teresa Mérida Rivera, licenciada, ha hecho el siguiente comentario sobre el mismo: “Este libro lo he leído, releído y paladeado y quiero felicitar a su autor por la empresa que ha llevado a cabo. Se requiere mucho fondo de conocimientos del Antiguo Testamento (cosa a la que no estamos acostumbrados los cristianos de a pie) para estructurar los textos, las meditaciones, las vivencias propias y arremolinarlos todos alrededor de un concepto fundamental: el de “Camino”. Creedme, hace falta no sólo un saber literario, un arte para escribir, sino también una profundidad de vida, un ahondamiento en nuestro propio interior, para conseguir sacar a la luz esta obra. Creo que el que la lea, se beneficiará mucho de ella en su espíritu. A mí, al menos, me ha beneficiado.”

51


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 52

Huétor Vega Gráfico

Huétor Vega según... ALCALÁ ZAMORA

52


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 53

Huétor Vega Gráfico

El Tenis de Mesa y el desarrollo motriz I. INTRODUCCION

II. REVISION DE LITERATURA

El propósito de esta revisión es sostener la hipótesis que “la práctica del Tenis de Mesa acelera el desarrollo motriz en los niños” y para determinar por qué mecanismos esto podría ocurrir. Como profesor de Educación Física con 20 años de experiencia jugando Tenis de Mesa, incluyendo entrenamientos en China y Japón, y también como entrenador regional diplomado, me siento cualificado para realizar esta declaración. La ejecución de las técnicas del Tenis de Mesa en un nivel de club intermedio requiere coordinación motriz fina y compleja. En orden de responder adecuadamente a los cambiantes velocidad, efecto, fuerza y trayectoria de la pelota que llega un niño debe aprender a ajustar movimientos de paleta y reaccionar rápidamente. De esta investigación se concluye que la práctica de las técnicas de Tenis de Mesa, dadas por la abundancia de tiempo de interacción con el objeto-estímulo, aumentará la tasa normal de aprendizaje motriz en niños hasta los 14 años de edad. En esta edad el desarrollo motriz de los niños disminuye debido a los cambios de crecimiento asociados con la adolescencia.

Al revisar la literatura sobre los niveles de desarrollo y clasificación de las capacidades motrices como fueron definidas por Sage (1984), uno puede hacer inferencias acerca de la práctica del Tenis de Mesa y la tasa de desarrollo motriz. Por ejemplo, el nivel de desarrollo de la infancia media (6-9 años) se caracteriza por un desarrollo motriz desigual con los músculos largos mejor desarrollados que los músculos finos (Sage, 1984). En el nivel último de la infancia y preadolescencia (9-14 a��os), un niño alcanza coordinación incrementada de los músculos finos y destreza en manipularlos. Las características de clasificación de las habilidades psicomotrices son: control de precisión, multi-coordinación de miembros, orientación de respuesta, tiempo de reacción, velocidad del movimiento de brazo, tasa de control, destreza manual, estabilidad brazo-mano, velocidad muñeca-dedo y puntería (Sage, 1984). Estos son los factores en desarrollo motriz, y todos son utilizados en la práctica de las técnicas del Tenis de Mesa.

El centro de esta hipótesis y resultado de la investigación se focaliza en los mecanismos que controlan la coordinación del movimiento en un niño en desarrollo. Este crítico nivel del crecimiento en el desarrollo motriz de los niños es un período formativo en el aprendizaje motriz a medida que el sistema nervioso madura, el cual envía información a los músculos para controlar el movimiento. Durante este período de la coordinación madura desde movimientos motrices que son simples y gruesos hasta la coordinación que está también capacitada para movimientos finos y complejos (Sage, 1984)

El desarrollo de destreza neuromuscular, reflejos condicionados y concentración (atención) es necesario para la práctica técnica de Tenis de Mesa. En un sentido, el sistema cerrado del control de movimientos se computa para la realimentación de información (proprioceptivo, estímulo visual) y hace algunos ajustes necesarios durante el movimiento (Tyldesley, 1976). Un proprioceptor es un nervio especialmente sensorizado localizado en los músculos y tendones que transmite información al sistema nervioso central para coordinar la actividad muscular. En otro sentido, el sistema abierto requiere que los impulsos sean enviados a los músculos apropiados en la secuencia adecuada, tiempo y fuerza, como predeter53


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 54

Huétor Vega Gráfico

minó el sistema motriz, de acuerdo al estudio sobre el Tenis de Mesa de Keele (1973), Tyldesleyy’s (1976) las técnicas tienen que resolver el problema de determinar “el modo exacto de control en un tiempo dado durante el curso de un movimiento multifase complejo”. Los cambios en la forma y los detalles del modelo de movimiento grabado (el golpe de derecha se usa para devolver pelotas alimentadas desde un robot en un blanco sobre una mesa normal de Tenis de Mesa) entre niveles técnicos comparados con variaciones ambientales conocidas y controladas proveen la base para inferir el modo de control. Análisis de videos, fue utilizado para determinar el desplazamiento de datos sobre las velocidades horizontales y verticales y aceleraciones de diferentes rasgos anatómicos. Una computadora fue utilizada para trazar los parámetros de desplazamiento, velocidad y aceleración contra tiempo. Los resultados muestran una alta consistencia de copia sobre los tres parámetros entre los ejecutantes intermedios y expertos de este estudio. A partir de la investigación de Tyldesley (1976) se construyó un modelo compuesto 54

para explicar e integrar control de movimientos en los niveles muscular, percepción motriz y movimiento consecuencia. El modelo proponía que los movimientos estaban controlados por un sistema alternado de porciones de circuito cerrado y abierto. Desde una perspectiva neuropsicológica, Wise y Desimone (1988) discutieron estimulación visual, atención y sistemas coordinados de movimiento. Ellos hicieron la hipótesis de dos niveles de estimulación visual. El primer nivel conducente al movimiento, tal como una paleta golpeando una pelota, requiere “separación figura-fondo” distinguiendo entre figuras a partir de su fondo. El segundo nivel envuelve selección de objetos ó rasgos distintivos, en la cual “la atención se piensa operando serialnie site sobre uno ó dos objetos en el tiempo”. Wise y Desimone ulteriormente expusieron que “la atención sirve para ambos, controlar el acceso a la memoria y para facilitar las respuestas de conducta”. Esta hipótesis apoya la exposición de Fitts (1951) acerca de la importancia relativa de la realimentación interna (porprioceptores, control nervioso) versus externa (visual,


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 55

Huétor Vega Gráfico entrada sensorial) y la combinación óptima de ambas en la ejecución motora. Las altas tasas de respuestas asociadas con el repetido golpe de un pelota durante la práctica de Tenis de Mesa provee una gran cantidad de realimentación visual en un corto tiempo. Ambos, Fitts (1951) y Fleishman y Rich (1963) hipotetizaron que “el control visual es importante mientras un individuo está aprendiendo una nueva tarea de percepción motora”. A medida que la ejecución se transforma en habitual, sin embargo, es como si la realimentación proprioceptiva ó “sensación” llega a ser más importante. Por ejemplo, la investigación de Fleishman y Rich (1963) comparando sensibilidad kinestética (control interno, proprioceptores) y habilidad visual-espacial (control externo, sensorial) de 49 alumnos masculinos por graduarse de Yale de un curso de psicología apoyaron esta hipótesis. Los resultados confirmaron la hipótesis que los aspectos de la sensibilidad proprioceptiva son más importantes posteriormente en el aprendizaje de la percepción motriz mientras que los aspectos de la sensibilidad externa (visual-espacial) son más críticas en la faz temprana del aprendizaje. III. CONCLUSION A partir de mi experiencia como instructor y profesor de educación física, las técnicas de Tenis de Mesa y apropiada capacidad motriz puede desarrollarse efectivamente desde temprana edad, 6 años. La paleta y pelota de Tenis de Mesa son suficientemente livianas para que los niños puedan balancearlas y golpear la pelota. También, la distancia entre e! contacto con la pelota y la profundidad del campo de juego no son tan grandes como en otros deportes de paleta. Además, la práctica del Tenis de Mesa provee un gran monto de tiempo de interacción, considerando que la pelota es golpeada aproximadamente cada 1.5 segundos si se alimenta continuamente. Por esta razón,

la práctica del Tenis de Mesa puede aumentar el proceso y la adquisición de técnicas de tareas motoras similares y el mecanismo que gobierna el control motriz complejo y fino. Al observar la secuencia de eventos para el aprendizaje de una tarea en Tenis de Mesa, uno puede ver el desarrollo en un niño (5-8 años) de la capacidad motriz y el aprendizaje perceptivo motor. La destreza más fundamental en Tenis de Mesa es golpear un objeto en movimiento (pelota) lo cual requiere coordinación para cada golpe. Basado sobre esto revisar los mecanismos que controlan la coordinación son desde la entrada sensorial y e! sistema nervioso. Por ejemplo, al aprender el golpe de derecha, cuando una paleta y una pelota son introducidos por primera vez, el alumno debe encontrar el objeto a ser golpeado (separación figura-fondo). Luego, la información del estímulo visual se procesa por los sistemas de circuito abierto y cerrado, y se envían impulsos para activar la respuesta apropiada para balancear la paleta y golpear la pelota. Al principio, el niño no golpea la pelota a menudo, y la pelota rara vez va en la dirección deseada sobre la mesa cuando es golpeada. A través de prueba y error la respuesta de salida mejora rápidamente, llegando a ser más consistente y segura por medio del filtrado de la información no deseada. Con guía y práctica el esquema del movimiento de derecha llega a ser un movimiento suave, consistente y eficiente. De acuerdo con las investigaciones de Fitts (1951) y Fleishman & Rich (1963) inicialmente el desarrollo de técnicas está primariamente apoyada por la realimentación externa (visual-espacial) la cual modula finamente la tarea. Dado que la información indeseable es filtrada por el movimiento un programa motor (circuito abierto de control) puede desarrollarse y almacenarse en la memoria, mecanismos de circuito cerrado están ahora disponibles para ajustar e! movimiento para alcanzar un nuevo y más alto nivel técnico. 55


HUETOR VEGA 2009

13/7/09

13:13

Página 56

Huétor Vega Gráfico La meta siguiente con el ataque de derecha es la capacidad para ejecutar este esquema bajo condiciones variadas, cambiando el efecto, la velocidad, trayectoria y ubicación de la pelota a ser golpeada. Variando estas condiciones de la pelota entrante, el niño adapta su respuesta al cambiante entorno aplicando conocimiento de ángulos, velocidad, fuerza, tiempo y relaciones espaciales y kinestéticas. La respuesta exitosa a estos ajustes complejos apoya la investigación de Glencross y Cibich (1976) que por medio de la práctica el flujo de señales es diferenciada y clasificada para poder realizar un respuesta adecuada. Esta adquisición técnica también demuestra las características de las capacidades psicomotrices en relación con el golpe de derecha en Tenis de Mesa, la cual es productiva en el proceso de desarrollo estas habilidades para otras tareas. Dada la abundancia de golpes en la práctica, el Tenis de Mesa provee mayor interacción con esta técnica psicomotriz que cualquier otro deporte

en un ambiente seguro y divertido. La práctica de las técnicas de Tenis de Mesa desarrolla capacidad de aprendizaje de percepción motora y eleva la tasa de desarrollo motriz en niños comparada con otras actividades deportivas de raqueta. La hipótesis original de este estudio es referente a niños en el primer nivel del aprendizaje motriz. Los adultos utilizan los mecanismos de coordinación en toda su vida activa. La practica en aplicar estos mecanismos puede solamente lubricar este proceso y proveer estimulación para hacer más diestra y fluida la coordinación en cualquier edad. De esta forma, esta investigación implica que mayores investigaciones están indicadas para revisar los beneficios de la coordinación motriz fina, los mecanismos por los cuales ella ocurre y que actividades promueven su mantenimiento en adultos de cualquier edad.

John B. Allen

Si desea participar en el próximo número de la Revista Huétor Vega Gráfico puede enviar sus escritos o colaboraciones a la siguiente dirección:

Apar tado de Correos, n.º 33 jegarciafe@hotmail.com miguelac20@terra.es 18198 HUÉTOR VEGA (Granada) Los escritos deberán ir firmados y con una extensión máxima de 3 folios en soporte informático, si es posible a doble espacio. Recomendable acompañarlo de fotografías referentes al tema. 56


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 57

Huétor Vega Gráfico

XIX Certamen de Poesía “Cruz de Piedra”

El teatro El teatro al completo se llenó sin ella. Y vacío de todos empezó la función. En voz de los actores la escuchaba. Respiraba, cercana, su presencia; casi notaba sus manos invisibles palpitando en las mías. Se me nubló la vista y desaparecimos los dos sin decir nada. La soledad es una calle triste, mojada, con arritmia en las aceras, y esqueletos de cabra que no paran de gritarle a los pies sus alternancias. Hay esencias que tiemblan si aparecen y tiemblas, y después de temblar desaparecen y te quedas temblando. El teatro a mí siempre me transporta hasta mí mismo, y allí te encuentro en páginas del tiempo, que repiten y repiten la magia de la historia. Seudónimo, Henry Poquetín Autor, José Pejó Vernis 57


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 58

Huétor Vega Gráfico

X Concurso de pintura “Rafael Gurrea” Tres premios en el X Concurso de Pintura ‘Rafael Gurrea’ Un año más asumo la labor de dar cuenta de los ganadores del Concurso de Pintura ‘Rafael Gurrea’ correspondiente a la X edición convocada en 2008 y organizada por la Asociación ‘Huétor Vega Gráfico’. Dieciséis fueron las obras presentadas el pasado año, una cantidad no demasiado alta pero sí razonable, atendiendo a la cuantía económica de los premios. En esta ocasión el jurado, que estuvo integrado por David ‘Zaafra’, Emilio Peregrina y Judith Silver coincidió rápida y unánimemente en cuál era la obra ganadora, pero tuvo verdaderos problemas para decidirse por el segundo premio ya que había dos trabajos que gustaron por igual. Finalmente los responsables de la asociación

58

adoptaron la decisión ‘salomónica’ de otorgar excepcionalmente dos segundos premios. Por tanto el reparto de premios quedó de la siguiente manera: Primer premio: Francisco Herrera Baca de Atarfe (Granada) Segundo premio: Joseph Gutiérrez Webb de Fuensanta de Martos (Jaén) Jesús Díaz Menárguez de La Zubia (Granada) El concurso contó nuevamente con el patrocinio de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Huétor Vega y la colaboración de la emisora municipal Radio Contadero. Según me ha informado la Asociación ‘Huétor


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 59

Huétor Vega Gráfico Vega Gráfico’, lamentablemente este año no se convoca el concurso de pintura debido a un recorte de las subvenciones municipales como consecuencia de la crisis, aunque tienen la firme intención de retomarlo en cuanto la situación económica así lo permita. Espero sinceramente que sea lo más pronto posible para que tenga continuidad este hermoso proyecto que ha cubierto con éxito este periodo de diez años.

Moisés C. García Chacón

Entrevista a Inés Molina Inés Molina se ha convertido en una de las jóvenes más célebres de Huétor Vega con su éxito televisivo como señora indiscutible de la magia en el panorama nacional. Es lista, guapa, versátil… LO TIENE TODO. En su magia se destila clase, elegancia y habilidad. No se la pueden perder. Ahora tiene un libro donde explica para principiantes algunos juegos de magia, de forma didáctica. Magia… Inés…plicable está a la venta en cualquier librería (yo lo he visto hasta en los aeropuertos)… Inés... la televisión, la fama..., ¿da vértigo, o estás como pez en el agua? No me da vértigo porque no la tengo idealizada. Para mí es un camino para mostrar lo que hago, pero no una meta. Tampoco estoy como pez en el agua porque no me atrae el mundo del famoseo. Tienes el privilegio de llevar razón. Te propusiste ser maga, la televisión, ahora un libro, etc... y lo has conseguido. ¿Cuál es tu meta ahora? Me gustaría escribir un libro para enseñar a hacer sombras chinescas. También estoy recopilando juegos para una futura segunda parte de Magia Inés...plicable. En cuanto a TV, tengo

pendientes algunos proyectos más de magia mezclada con cámaras ocultas. Si un día te quedas fuera..., ¿te da miedo dejar de estar en el candelero? El candelero viene y va, es pan para hoy y hambre para mañana. Lo que hay que hacer es trabajar día a día lo mejor que puedas. ¿Por qué te has decidido a escribir Inés... plicable? Hay muy pocos libros que expliquen a los principiantes de forma amena y efectiva cómo hacer magia. Siempre que actúo se me acercan muchas personas para preguntarme cómo empezar... Creo que había un hueco y espero que mi libro lo haya cubierto. Tu nombre da mucho juego... es un nombre mágico. Inés... timable, inés... table, inés... timada, y tú, si me lo permites, eres muy camaleónica. ¿Qué te gustaría hacer de mayor? Yo estudié Psicología -que es una carrera seria- casi como hobbie. Y aprendí magiaque para mucha gente es una afición- como profesión. No me imagino haciendo otra cosa que no sea magia, pero no tendría miedo de volver a empezar en otra cosa si fuese necesa59


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 60

Huétor Vega Gráfico

rio. Ahora estoy terminando mi segunda carrera, Gemología, y también me apasiona. Cuéntame cómo una niña consigue su sueño. Siendo cabezona y buscavidas. ¿Has tenido algún problemilla por ser mujer en un gremio, el de los magos, bastante poblado por hombres? No, nunca, todo lo contrario. Siempre me he sentido arropada y apoyada por mis compañeros. Además, piensa que muchos se meten en la magia sólo para ligar, así que están encantados con que haya alguna maga de vez en cuando. He visto en tus programas, algunos de tus trucos..., yo no entiendo mucho, pero creo que técnicamente eres muy buena; haces una magia muy limpia y elegante... ¿en qué crees que debes mejorar? Es cierto que me encanta la técnica y ensayar juegos muy difíciles para que luego parezcan fáciles y fluidos. ¿Qué debería mejorar? Quizá tendría que ser más gamberra. ¿Si te dan a elegir, dejarías la magia por volverte presentadora o actriz? He hecho algunos cursos de interpretación para mejorar mi magia en el escenario. Gracias a ello he conocido la profesión del actor, 60

y es muy dura y difícil. Bastante competencia hay ahí como para que los magos nos metamos como intrusos. En Colga2… con Manu estoy como maga y también presento vídeos, pero es porque hay tan poco presupuesto en TV que tenemos que hacer un poco de todo: presentar, hacer sketches, trucos… lo que surja.

Preguntas cortas: Comida favorita... el foie. Momento más feliz del día... al ensayar y aprender nuevos trucos. Cuando me enfado... se me pasa pronto. Mi mejor arma de seducción... mi acento granaíno. Odio... la cobardía. Me encanta... viajar y los animales. Admiro a... a mi hermano Álvaro Molina (Seis veces Campeón de Europa de Motociclismo). Momento clave en mi vida... Cuando fui a Madrid a buscarme la vida. Una fantasía... trabajar en Las Vegas. La magia perfecta... que la declaración de la renta te salga a devolver. Me aburro cuando... no tengo planes.

Antonio Martín Morales


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 61

Huétor Vega Gráfico CARTA PREDICCIÓN Dentro del Ilusionismo, la Cartomagia es todo un género, quizás el más amplio. Abarca la exposición cómica y elegante de Juan Tamariz o Pepe Carrol, las manipulaciones malabarísticas de Jeff McBride, la poesía sobre el tapete de René Lavand o las extrañas trampas de póker de Lennart Green. Hay tantas técnicas, tantos juegos y tantos trucos de magia con cartas que abarcarlos todos excedería la capacidad de cualquier libro. En éste hemos seleccionado seis juegos que no necesitan mucha técnica, logran un gran efecto y pueden hacerse con cualquier baraja. El público mezclará una baraja cuanto quiera. Después pondrás una carta boca abajo que servirá de predicción. Pides a un espectador que coja las cartas que quiera y luego le indicas que haga dos montones con total libertad. Al revelar las cartas que el espectador ha dejado sobre cada montón resulta que una coincide en el número y la otra en el palo de la carta que has dejado a modo de predicción.

Figura 02

[Fig. 02]. Las primeras que dejarás son, precisamente, el 5 de corazones y el 2 de picas. El espectador, obedeciéndote, añadirá unas cuantas cartas más, da igual cuántas, si son de arriba, de abajo o de en medio, porque la trampa ya está hecha.

Lo más poderoso de este juego es la sensación de libertad y azar, pues sólo tocas las cartas en un par de instantes, y siempre con la justificación necesaria.

Una vez que el espectador se detenga, el resto del mazo se deja aparte. Le indicas que cuadre el montón de cartas seleccionadas, siempre con los naipes boca abajo, lo coja en sus manos y vaya poniendo cartas alternativamente en dos montones. De esa forma se invierte el orden de las cartas, y nuestro 5 de corazones y 2 de picas quedarán como primera carta de cada montón.

Saca tu baraja, o pide una baraja en el lugar donde estés. Ofrécela a barajar y deja que la mezclen a conciencia. Al recuperarla di que vas a utilizar una carta como predicción sin que nadie la vea. ¿Qué carta? ¡Ésa es la clave! Cuando te den la baraja extiéndela para demostrar que está bien mezclada. Fíjate en qué cartas son las dos últimas. Imaginemos que son el 5 de corazones y el 2 de picas [Fig. 01]. Vuelve a cuadrar la baraja y busca la carta que coincida con el número de la última (5) y el palo de la penúltima (picas). Pon el 5 de picas boca abajo sobre el tapete: ésa será la carta que servirá de predicción y que sólo tú conoces.

Ahora resumes lo acontecido. Remarca que la “carta predicción” lleva ahí durante todo el juego. Debes reforzar la idea de que el público ha barajado libremente y el espectador ha seleccionando las cartas como ha querido. Vuelve la carta del primer montón. Es el 5 de corazones, pero tú dices: “En el primer montón has dejado un cinco”. Vuelve la carta del segundo montón. “En el segundo montón has dejado una carta de picas” [Fig. 03]. Sería muy improbable que la carta que lleva en el tapete desde el principio fuese precisamente… ¡El cinco de picas! Disfruta de tu éxito y no te deprimas pensando en que ya nadie querrá jugar al póker contigo.

Entrega el mazo de cartas dorso arriba a un espectador y pídele que eche sobre la mesa unos cuantos naipes. La libertad es tal que puede echar cartas de cualquier parte de la baraja, de arriba, de abajo, de en medio... Mientras se lo explicas, a modo de ilustración tú mismo dejas unas cuantas cartas sobre la mesa

Texto: Inés. Ilustraciones: David Roldán. Extraído del libro MAGIA INÉS... PLICABLE, Ed. Aguilar.

Figura 01

Figura 03

61


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 62

Huétor Vega Gráfico

Aerofobia ¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un recosquilleo en el estómago, y un sudor frío cada vez que pisa el aeropuerto? Tengo amigos que solo han viajado en coche o a lo sumo en tren por el pánico que tienen a hacerlo en avión. He volado muchas veces y reconozco que cada vez que lo hago, me cuesta un poco mas. Por más que los medios se afanen en afirmar que la probabilidad de accidente en un avión es muy pequeña, comparándola con la de un vehículo terrestre, esto no nos convence, sobre todo cuando estas a punto de aterrizar o de despegar. En ese preciso momento solo piensas que el suelo está ahí esperándote y que si caes, ni lo cuentas. He aterrizado en aeropuertos cuyas pistas terminaban en el mismo mar, tales como el de Lanzarote, Madeira, etc. Cuando ves desde el aire la pista, te dices, ¿pero ahí tenemos que aterrizar? ¡Si la pista acaba en el agua!... También creo que algunas veces ocurre que la pista es muy corta, y la velocidad que lleva al aterrizar el avión hace que se acelere tanto y el piloto tiene que retener el avión a base de

62

frenar, pues si no termina saliéndose de la pista. Esto ocurre en el aeropuerto de mi querida Granada. Puedes terminar el viaje recolectando plantas de tabaco en Santafé. En otras ocasiones como cuando viajé desde Assuán a ABU SIMBEL, en un avión-taxi, el avezado piloto quería que desde el avión contemplaran los turistas las bellezas del antiguo templo de Ramses II, y para la ocasión, hacia girar el aparato 45º sobre nosotros. No sé quien le diría a ese sujeto “gracioso”. Lo único que consiguió fue que algunos de los viajeros estuviéramos viendo las estrellas del mareo hasta que pisamos tierra firme. Por mi parte nada mas que bajarme besé el suelo y acto seguido anduve sin rumbo fijo hasta encontrar el equilibrio, pero sin soltar la bolsa, claro. Eso sin contar cuando se producen las temidas turbulencias. En el año 1992 viajamos a Méjico para unas vacaciones. Al terminar el viaje nos encontramos con la desagradable sorpresa de un ciclón activo en el Golfo de Méjico, el bautizado con el nombre de “Andrew”. Pues bien, se cerró el aeropuerto al tráfico aéreo aproximadamente 7 horas, durante las cuales, algunos permanecimos medio paralizados, presa de la incertidumbre. Esto dio


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 63

Huétor Vega Gráfico lugar a nerviosismo, y diarreas entre los turistas expectantes; aparte de algunas borracheras de algunos que aprovecharon para alzar el codo y olvidar las penas, en concreto un gaditano se atiborró de ron, y para cuando iba a pasar por el embarque, muy flamenco y cantarín el, queriendo propasarse con la azafata, fue obligado a ducharse y después a tomarse un tranquilizante ante la amenaza de las autoridades de quedarse en tierra firme hasta que se le pasara el “lobazo”. Ni que decir tiene que hizo un viaje la mar de tranquilo, durmiendo todo el rato como “un niño chico”. Después, ya en el airé, los baches aéreos nos hacían recordar una carretera de tercera clase donde ha caído el agua a cantaros, y hay que ir sorteando los socavones. Se oían gritos de vez en cuando, que eran acallados por los auxiliares de vuelo, mientras los compartimentos de los equipajes se abrían todos a la vez, dejando caer toda suerte de maletines, sombreros mejicanos y demás abalorios para turista. ¡Tranquilos! ¡Que esto es normal! dice la azafata mientras va recogiendo los objetos por el suelo, y cerrando compartimentos.Las luces

se apagan y se encienden constantemente, y el clín-clán del: “Abróchense los cinturones” no para de sonar. Una vez que llegas a Barajas, te prometes que no volverás a montar en avión mientras te acuerdes. ¡Si lo sabrá Dios! pero el deseo de aventura es mas grande que el pánico que se diluye con el tiempo, y sabes que a mucho tardar al siguiente año volverás a hacerlo, claro está, siempre que te lo permita la economía... ¡estamos apañados! ¡Que bonito es volar!............, sí, pero, no lo haré mientras me acuerde. Ossú, qué susto madre!!!!!!!!!!!.

Amalia Martín Márquez.

63


HUETOR VEGA 2009

7/7/09

09:58

Página 64

Huétor Vega Gráfico CARTA DE AMOR LA ÚLTIMA DESPEDIDA Hoy, arañando en las entrañas de mi pasado más presente, te encuentro masticando despedidas. Te miro y, casi alcanzando un sueño, desapareces, fugaz y rotundo, como el humo del cigarro que ni siquiera me fumo. Te fuiste, te eché… da lo mismo, pero no estás desde hace tiempo. Intento tocar tu nombre pero me vuelve el veneno del recuerdo y se me clava tu olor en la memoria. Intento huir de ese por qué, pero me alcanza y viene ahí, arrasador, un silencio que me grita todo lo que no quiero saber: sí, siguen en mí tus ojos, mirándome mieles, dejándome en la pupila el único sabor dulce que recuerdo de ti. El fin y por fin… un sin fin de incongruencias y solo una verdad… ya no eres pero existes ahí, en algún rincón de mi vida que no logro recuperar. Déjame soñar con nada, márchate a aquel lugar oscuro que yo visité primero y permíteme abrazar tu ausencia tan sólo una vez cada mil noches…

64

Llévate tras de ti tu sabor a anhelo; quiero mirar de frente a la vida y gritarle que ya no te echo de menos… ¿mentira?... no sé, pero es lo único que le diré cada vez que me pregunte. No quiero comparar lo que te quise cada vez que me enamore, porque así jamás dejaría de amarte… …Exhibías tu triunfo y mi derrota, viril y orgulloso, con las manos manchadas de mis ilusiones rotas, por tanto, ¿a qué esperas? Deja de intentar clavarme el puñal de tu recuerdo…tus ojos mieles solo son algo que ya fue. Entonces… márchate, o quédate, da lo mismo. Formas parte de una vida alquilada en mi memoria a la que la humedad de tu abandono, pronto desahuciará de mi alma por derribo. Sólo me queda decirte que ya no te amo, es cierto, pero que, tal vez te sigo queriendo…” es tan corto el amor y tan largo el olvido”, que cuando tenga frío, tan sólo tendré que acercar un recuerdo para que prenda, de nuevo, la llama.

Marta Romo Cáceres


Huétor Vega Gráfico 2009